EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS

02jun10


La banca obliga a Prisa a avalar su deuda con La Ser, Digital + y Tele5


La banca quiere más garantías para reestructurar la deuda de Prisa. El grupo de medios tendrá que poner en prenda sus acciones en Unión Radio, su participación en Digital Plus y su 18,3% en Telecinco si quiere certificar la refinanciación de sus créditos hasta 2013. Según consta en la información remitida por la compañía de los Polanco al regulador americano (SEC), también es imprescindible que se haya cerrado la venta de un porcentaje de Media Capital y el beneficio repartido proporcionalmente entre las entidades acreedoras. Todo dentro de un calendario que marca un auténtico tour de force para Prisa en los próximos meses.

El pasado 18 de mayo, Prisa detallaba las condiciones para su refinanciación, un día después de que este periódico adelantara que la prórroga al vencimiento de sus créditos anunciada a bombo y platillo tres semanas antes sólo llegaba hasta el 30 julio y estaba pendiente de que el grupo cumpliera una serie de condiciones. Y no pequeñas. La primera, cerrar la desinversión en Media Capital, su filial lusa, o al menos alcanzar un compromiso con un banco de inversión para lanzar una oferta pública de venta de esa participación minoritaria.

No era el único requisito. También dependía de una inyección de capital de al menos 450 millones, que en condiciones normales debería venir de Liberty Acquisitions Holdings Corp., el fondo americano con el que Prisa negocia su integración en la sociedad previa entrega de 900 millones de dólares. Además, los Polanco precisaban en su hecho relevante que estaban obligados a dar garantías sobre la participación indirecta de Prisa en Telecinco y Digital Plus, así como a aplicar "en los términos acordados con los bancos" los beneficios obtenidos en la venta del 25% de Santillana al fondo sudamericano DLJ South American Partners.

Si finalmente Prisa cumple todas esas condiciones en fecha, será cuando entre en vigor las citadas garantías adicionales. "En la fecha de la ejecución del acuerdo marco de refinanciación, Prisa debe otorgar a las entidades acreedoras una garantía sobre las acciones de Unión Radio que posee Prisa", reza el documento. Del mismo modo, "en esa fecha o antes del 31 de diciembre, la transacción de Media Capital debe haberse consumado y Prisa haber reembolsado pro rata a sus entidades acreedoras () los beneficios de esa transacción".

Un rosario de obligaciones

No terminarán ahí las obligaciones de los Polanco. Tiene un mes después de cerrar el acuerdo de venta de sendas participaciones del 22% de Digital Plus a Telefónica y Telecinco para proporcionar a sus entidades financieras la "garantía de las acciones que representan el 56% de DTS". Esas siglas responden a la sociedad Distribuidora de Televisión por Satélite, que engloba Digital Plus. Del mismo modo, "Prisa pondrá en garantía las acciones (...) en Telecinco, en el mes posterior a que Prisa suscriba las acciones en la ampliación de capital de Telecinco tal y como se contempla en la transacción". Según esta operación, los Polanco se quedarán con un 18,3% en el nuevo grupo de Mediaset, ya con Cuatro integrado.

Estas nuevas garantías liberarían sólo una parte de las filiales puestas en prenda por Prisa en relación con el plan de desinversiones planteado por la banca. Simplemente se dispensa la parte que vaya a ser vendida a un tercero. Como adelantó en su día este periódico, para lograr en marzo de 2009 el waiver a sus créditos, la sociedad admitía haber tenido que "constituir prenda sobre las acciones de Sogecable, sobre las acciones del Grupo Prisa en Grupo Media Capital y sobre las acciones de Grupo de Ediciones Santillana". Si los Polanco no cumplen con todas y cada de una de las obligaciones recogidas en el acuerdo marco, la banca podrá "declarar el default y en consecuencia dar por terminado" el compromiso.

La deuda de Prisa está concentrada en dos créditos. En primer lugar, un préstamo sindicado, encabezado por el HSBC y suscrito en 2005, junto con La Caixa, Caja Madrid y una pléyade de entidades como City, Calyon o Royal Bank of Scotland. Y, después, un préstamo puente suscrito el 20 de diciembre de 2007 para afrontar la opa por el 100% de Sogecable y que tiene como bancos acreedores al HSBC, Santander, Banesto, Caja Madrid, La Caixa, BNP Paribas y Natixis. Según el acuerdo alcanzado con la banca acreedora, el plácet al crédito sindicado supone automáticamente la extensión hasta 2013 del crédito puente. La deuda total del grupo a 31 de diciembre de 2009 rozaba los 5.000 millones de euros.

Será clave para Prisa cerrar definitivamente el pacto con Liberty, una tabla de salvación que se ha complicado por la caída de la acción de la firma española, próxima al 35% desde que se anunciara la operación el pasado 5 de marzo. "La situación obligará a que se revisen de nuevo las condiciones del acuerdo antes de que voten los accionistas de Liberty", aseguraban recientemente a El Confidencial fuentes de mercado, que actualmente ven "técnicamente imposible" llevar adelante la operación en los términos planteados. El tipo de cambio tampoco ayuda a hacer atractiva la ecuación de canje. Prisa cerró ayer en 2,015 euros, tras caer un 1,95%.

[Fuente: El Confidencial, Madrid, 02jun10]

Donaciones Donaciones Radio Nizkor

Informes sobre DESC
small logoThis document has been published on 08Jun10 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.