EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS

11mar10


Feijóo pierde el apoyo del PP nacional para la fusión de las cajas gallegas


El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se ha quedado sin el último apoyo que le quedaba para su proyecto de fusión de las dos cajas gallegas: el de su propio partido. Según confirman varios dirigentes del PP, Génova ha decidido no apoyar fusiones de cajas que obedecen principalmente a motivos políticos, aunque sean de comunidades donde gobierna el partido, en aras de buscar una solución global a la reestructuración del sistema financiero español. Lo cual deja la fusión Caixa Galicia-Caixanova en vía muerta.

"No es momento de defender el terruño, sino de tener altura de miras y de buscar una solución a nivel nacional para el problema de las cajas. Hay que buscar fusiones con lógica económica y que sirvan para que el crédito vuelva a fluir, no uniones que se basen en criterios territoriales y que no resuelvan los problemas de las entidades", asegura uno de los cargos consultados. Las fuentes aseguran que Mariano Rajoy ha asumido esta tesis, a pesar de que el perdedor sea su paisano Núñez Feijóo. No obstante, un portavoz del PP matizó a El Confidencial que no hay ningún enfrentamiento entre la dirección nacional y el presidente de la Xunta de Galicia.

Recientemente, Cristóbal Montoro, portavoz económico popular, se mostró partidario de utilizar "la vía dura del FROB", es decir, la intervención de entidades por parte del Banco de España, en vez de ayudar a las fusiones. A su juicio, es muy dudoso que las operaciones de fusión de cajas financiadas con este fondo sean viables, e incluso a corto plazo, por las limitaciones que ha impuesto Bruselas y por el alto coste de las ayudas. "A quién le sale la cuenta?", se preguntó.

Asimismo, el documento elaborado por el PP en la negociación del pacto de Estado contra la crisis contenía una propuesta para modificar la Lorca (la ley de cajas) "para facilitar fusiones entre cajas de diferentes comunidades autónomas". Y abogaba además por eliminar el "veto autonómico" para las operaciones de fusión que requieran dinero público.

Cambio de actitud de Rajoy

Esta actitud supone un giro radical respecto a unas declaraciones que hizo Rajoy el 31 de enero en las que dio su apoyo explícito a la fusión de las dos cajas gallegas impulsada por la Xunta. Según las fuentes consultadas, el presidente del PP ha comprendido que es necesario adoptar una visión más amplia del problema del sector financiero y facilitar las fusiones interregionales aunque los barones autonómicos del partido pierdan poder en los órganos de gobierno de las cajas.

"El problema está en los barones del PSOE, que no quieren renunciar al control de 'sus' cajas y ni el Gobierno ni el Banco de España son capaces de meterlos en cintura", afirma un alto cargo popular. Según esta fuente, el inmovilismo del Ejecutivo es el que ha llevado al PP a plantear la modificación de la Lorca para dinamizar las fusiones y desbloquear el estancamiento actual del proceso de integración de las cajas.

Tampoco hay que perder de vista que existe un proyecto de fusión interregional de tres cajas controladas por el PP, Caja Madrid, CAM y la propia Caixa Galicia, que daría al partido un poder mucho mayor en el sector financiero que la unión de las dos cajas gallegas. Esta operación le vendría muy bien a la entidad madrileña, presidida a la sazón por el ex vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato.

Feijóo tendrá que resignarse

La falta de apoyo de Génova explicaría por qué Feijóo no ha cumplido su amenaza de recurrir el FROB ante el Tribunal Constitucional después de que el Gobierno central suspendiera sine die las negociaciones con la Xunta para buscar un acuerdo que permitiera desbloquear la Ley de cajas gallega. El Ejecutivo ha recurrido esta norma ante el alto tribunal y ha conseguido la suspensión cautelar de la misma. Sin la nueva ley en vigor, no se pueden renovar los órganos de gobierno de Caixanova (controlada por el Ayuntamiento socialista de Vigo) y Feijóo no cuenta con una mayoría suficiente para aprobar la unión con Caixa Galicia.

El respaldo de su partido era prácticamente el único que le quedaba a Feijóo en su batalla por fusionar las dos cajas gallegas. En contra tiene al PSOE de Galicia, la propia Caixanova, el Gobierno central y el Banco de España. A su favor cuenta con el Bloque Nacionalista Galego, los sindicatos y otras fuerzas sociales de la región, aunque no parecen apoyos suficientes para sacar la fusión adelante.

"Feijóo tendrá que resignarse a que la fusión no se haga, y ahora lo que tendrá que hacer es tratar de salvar la cara de la mejor manera posible", opina una fuente conocedora del proceso. Cómo? "Seguramente intentará aparecer como víctima, decir que él ha hecho todo lo posible para que Galicia no pierda sus cajas de ahorros pero que no le han dejado y que más no puede hacer", añade.

[Fuente: Por Eduardo Segovia, Cotizalia, Madrid, 11mar10]

Donaciones Donaciones Radio Nizkor

Informes sobre DESC
small logoThis document has been published on 06May10 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.