EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS

14jun11


Sexta requisitoria de elevación a juicio contra oficiales navales por la comisión de crímenes contra la humanidad y organización criminal


Índice:

I. OBJETO
II. DATOS PERSONALES DE LOS IMPUTADOS
III. HECHOS POR LOS CUALES SE REQUIERE ELEVACION A JUICIO Y VALORACION DE LA PRUEBA

IV. AUTORIA; CALIFICACION LEGAL Y PARTICIPACION DE LOS IMPUTADOS V. PETITORIO

REQUISITORIA DE ELEVACION A JUICIO

SR. JUEZ:

CESAR RAUL SIVO, abogado, inscripto en el Tomo 59, Folio 356 de la C.F.A.M.d.P, en carácter de apoderado de JULIETA MIRA, MATIAS HORACIO RUSSIN, ASOCIACION DE FAMILIARES DE DETENIDOS DESAPARECIDOS Y VICTIMAS DEL TERRORISMO DE ESTADO DEL CENTRO Y SUR DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES y EQUIPO NIZKOR, organismo internacional de derechos humanos, con el patrocinio letrado de ALDANA MICAELA BALSI, abogada, inscripta en el Tomo 701, Folio 494, de la C.F.A.M.d.P, en los autos caratulados "Investigación de Delitos de Lesa Humanidad (Armada Argentina)", Expte. Nro. 04/07, de trámite ante el Juzgado Federal de Primera Instancia Nº 1, de la cuidad de Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires, a V.S. manifestamos:


I.- OBJETO.

Que venimos por el presente, en legal forma y tiempo oportuno, a responder la vista conferida requiriendo formalmente la elevación a juicio de la presente causa, por los hechos y con relación a las personas que seguidamente se detallan, todo ello de acuerdo a lo establecido por los artículos 346 y sgtes. del C.P.P.N.


II.- DATOS PERSONALES DE LOS IMPUTADOS.

Las personas respecto de las cuales se requiere la elevación a juicio son:

1.- Guillermo Félix BOTTO, de nacionalidad argentina, titular de M 5.177.381, nacido el 03 de julio de 1939 en la ciudad de Miramar, Provincia de Buenos Aires; hijo de Guillermo José (f) y de Antonio Lucía Barreiro (f), Capitán de Navío (RE) de la Armada Argentina, casado, con último domicilio conocido en calle Franco nro. 3668 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, actualmente excarcelado por haberse efectivizado la caución real impuesta en el incidente N 04/07/inc. 14;

2. Carlos Alberto César BÜSSER, de nacionalidad argentina, titular de DNI 7.023.048, nacido el 10 de enero de 1928 en la ciudad de Rosario Provincia de Santa Fe; hijo de Felipe Carlos Alberto (f) y de Elena Nogueras Oroño (f), Contralmirante de Infantería de Marina (R) de la Armada Argentina, Licenciado en Administración, casado, domiciliado en Paraguay 1278 Piso 9no. C de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, actualmente excarcelado por haberse efectivizado la caución real impuesta en el incidente N 04/07/inc. 64;

3. Manuel Jacinto GARCÍA, de nacionalidad argentina, titular de CI 2.166.678, nacido el 22 de septiembre de 1924 en la ciudad de Lincoln, Provincia de Buenos Aires; hijo de Manuel GARCÍA FERNÁNDEZ (f) y de Luisa TALLADA (f) -ambos españoles-, Contralmirante (RE) de la Armada Argentina, casado, domiciliado en Pacheco 271 de la localidad de Martínez, Provincia de Buenos Aires, encontrándose cumpliendo detención domiciliaria por disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 12 -sito en Comodoro Py 2002 Piso 4º de la Ciudad Autónoma de Buenos Aries (Tel: 48917190)- a cargo del Dr. Sergio Gabriel TORRES, Secretaría Nº 23 en razón del auto de procesamiento dictado el 23/06/09 en la causa 14217/03 (ex 761) caratulada: "Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA); ACOSTA Jorge Eduardo; ASTIZ Alfredo Ignacio; AZIC Juan Antonio entre otros s/ Delito de Acción Pública" cuya copia certificada se encuentra agregada en autos;

4. Hernán Lorenzo PAYBA, de nacionalidad argentina, titular de DNI 7.455.026, nacido el 23 de octubre de 1935 en Resistencia, Provincia de Chaco; hijo de Lorenzo (f) y de Aurora Amalia Zaragoza (f), Capitán de Navío I.M.(RE) de la Armada Argentina, viudo, domiciliado en Maure 1740 Piso 1 "A" de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, actualmente excarcelado por haberse efectivizado la caución real impuesta en el incidente N 04/07/inc. 69;

5. Alberto Gerardo PAZOS, de nacionalidad argentina, titular de DNI 4.278.198, nacido el 31 de enero de 1939 en la ciudad de Buenos Aires; hijo de Gerardo Alberto (f) y de Irene María Murchio (f), Capitán de Navío (RE) de la Armada Argentina, profesor universitario en el Instituto Universitario Naval, casado, domiciliado en el Barrio Santa Ana, Lote 1 Manzana 26, Ruta 24 y Puerto Madryn (CP 1744) localidad de Moreno, Provincia de Buenos Aires, actualmente excarcelado por haberse efectivizado la caución real impuesta en el incidente N 04/07/inc. 76;

6. Enrique De LEÓN, de nacionalidad argentina, titular de DNI 4.640.975, nacido el 26 de febrero de 1945 en Necochea; hijo de Enrique (f) y de Elena Mercedes Corregido Lillio (f), Capitán de Navío (RE) de la Armada Argentina, ocupación actual docente en la Universidad del Salvador, casado, domiciliado en Av. Quintana 293, piso 3ro. de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, actualmente excarcelado por haberse efectivizado la caución real impuesta en el incidente N 04/07/inc. 54;

7. Hugo Andrés José MAC GAUL, de nacionalidad argentina, titular de DNI 6.099.795, nacido el 19 de diciembre de 1927 en Casilda, Provincia de Santa Fe; hijo de Hugo (f) y de María Pía Buceta (f), Capitán de Navío (RE) de la Armada Argentina, casado, domiciliado en Billinghurst 1796 Piso 6to. B de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, actualmente excarcelado por haberse efectivizado la caución real impuesta en el incidente N 04/07/inc.74;

8. Ángel Lionel MARTÍN, de nacionalidad argentina, titular de DNI 4.470.727, nacido el 30 de agosto de 1926 en la Capital Federal, hijo de Francisco (f) y de Virginia Bozzetto (f), Contralmirante (RE) de la Armada Argentina, casado, con último domicilio conocido en Arenales 3745, Piso 13 Depto. "B" de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, actualmente excarcelado por haberse efectivizado la caución real impuesta en el incidente N 04/07/inc. 24;

9. Domingo Ramón NEGRETE, de nacionalidad argentina, titular de DNI 5.127.640, nacido el 09 de abril de 1930 en la ciudad de Salta Provincia del mismo nombre; hijo de Eduardo María (f) y de Rebeca Irene Visich (f), Capitán de Navío Aviador Naval (RE) de la Armada Argentina, casado, domiciliado en Sarmiento 94 Piso 15 "A" de la ciudad de Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires, actualmente excarcelado por haberse efectivizado la caución real impuesta en el incidente N 04/07/inc. 68;

10. José Luis RIPA, de nacionalidad argentina, titular de DNI 5.155.680, nacido el 13 de julio de 1935 en La Plata, Provincia de Buenos Aires; hijo de Heleodoro Narciso (f) y de Rosa Maggi (f), Capitán de Fragata (RE) de la Armada Argentina, divorciado, domiciliado en calle 166 y 84 "La Santa Rita", de la ciudad de La Plata, Provincia de Buenos, actualmente excarcelado por haberse efectivizado la caución real impuesta en el incidente N 04/07/inc. 75;

11. Héctor Luis SELAYA, de nacionalidad argentina, titular de DNI M5.356.191, de 77 años de edad, nacido el 16 de agosto de 1932 en la ciudad de Azul, Provincia de Buenos Aires; hijo de Casimiro SELAYA (f) y de Justiniana CASTINEIRAS (f); Jubilado del Servicio Penitenciario de la Provincia de Buenos Aires con el cargo de Prefecto Mayor y abogado, casado, con domicilio en Calle 36 N 783 Piso 4to. B (entre 10 y 11) de la ciudad de La Plata, Pcia. de Buenos Aires, se encuentra procesado en la causa nro. 05/07 caratulada "Investigación de delitos de Lesa Humanidad cometidos bajo control operacional del Comando V Cuerpo de Ejército", a disposición del Juzgado Federal Nº 1 de esta ciudad a cargo del Dr. Alcindo ÁLVAREZ CANALE y excarcelado por haberse efectivizado la caución impuesta en el incidente N 05/07/inc. 93 del mencionado principal.


III.- HECHOS POR LOS CUALES SE REQUIERE ELEVACION A JUICIO Y VALORACION DE LA PRUEBA.

De acuerdo a la prueba colectada a lo largo de esta instrucción, ha quedado acreditada la existencia de los hechos que se desarrollan en los apartados siguientes y respecto de los cuales se requiere elevación a juicio, correspondiendo a los Casos de ALDECOA, NN (A) "Chacho", Regoli Rodolfo CANINI, Edgardo Daniel CARRACEDO, Ramón DE DIOS, Hugo Mario GIORNO, Nestor Alberto GIORNO, Jorge Osvaldo IZARRA, Rubén Adolfo JARA, Aedo Héctor JUÁREZ, Norman Oscar OCHOA, Anibal Héctor Armando PERPETUA, Graciela Susana SEBECA, Raúl SPADINI, Norberto Eduardo ERALDO, Eduardo ERALDO, Laura Susana MARTINELLI de OLIVA, Carlos Alberto OLIVA, Jorge Eleodoro DEL RIÓ, Silvia Haydee LARREA, Héctor Nestor LARREA, Guillermo Anibal AGUILAR, Horacio RUSSIN, Patricia Magdalena GASTALDI, Gerardo Víctor CARCEDO, Maria Josefina ERRAZU, Nestor Rubén GRILL, Diana Silvia DIEZ, Martha Nelida MANTOVANI de MONTOVANI, Cora Maria PIOLI, Daniel Osvaldo CARRA, Leonel Eduardo SAUBIETTE, Helvio Alcides MELLINO y Diana Miriam Fernandez.


III.A.- EL MARCO HISTÓRICO Y NORMATIVO COMÚN A TODOS LOS SUCESOS.

III.A.1.- Existencia de un plan sistemático con finalidad delictiva.

El carácter sistemático de los crímenes cometidos en Argentina durante la Dictadura militar que gobernó el país entre 1976 y 1983, en los cuales se enmarcan los Casos de ALDECOA, NN (A) "Chacho", Regoli Rodolfo CANINI, Edgardo Daniel CARRACEDO, Ramón DE DIOS, Hugo Mario GIORNO, Nestor Alberto GIORNO, Jorge Osvaldo IZARRA, Rubén Adolfo JARA, Aedo Héctor JUÁREZ, Norman Oscar OCHOA, Anibal Héctor Armando PERPETUA, Graciela Susana SEBECA, Raúl SPADINI, Norberto Eduardo ERALDO, Eduardo ERALDO, Laura Susana MARTINELLI de OLIVA, Carlos Alberto OLIVA, Jorge Eleodoro DEL RIÓ, Silvia Haydee LARREA, Héctor Nestor LARREA, Guillermo Anibal AGUILAR, Horacio RUSSIN, Patricia Magdalena GASTALDI, Gerardo Víctor CARCEDO, Maria Josefina ERRAZU, Nestor Rubén GRILL, Diana Silvia DIEZ, Martha Nelida MANTOVANI de MONTOVANI, Cora Maria PIOLI, Daniel Osvaldo CARRA, Leonel Eduardo SAUBIETTE, Helvio Alcides MELLINO y Diana Miriam Fernandez, por su carácter sistemático y además generalizado, constituyen crímenes contra la humanidad.

Entre 1976 y 1983 en Argentina se perpetraron una serie de actos, enmarcados en un plan común con fines delictivos, esto es, un plan sistemático con finalidad criminal, consistente en la concepción, diseño y ejecución de actividades delictivas encaminadas a la eliminación de aquellas personas percibidas como "subversivas", o lo que es lo mismo, encaminadas a la comisión de una serie de actos que constituyen crímenes contra la humanidad, entre ellos: asesinato, exterminio, encarcelamiento, tortura, persecuciones por motivos políticos y otros actos inhumanos.

Los hechos objeto de la presente causa se incardinan en el contexto del ataque generalizado y sistemático, en ejecución de ese plan común con fines delictivos, que se produjo contra la población civil, esto es, en el contexto de los crímenes contra la humanidad cometidos en Argentina durante el periodo mencionado y en la etapa previa de preparación del mismo.

La planificación del exterminio y demás actos delictivos llevados a cabo de manera sistemática o a gran escala (en este caso ambas), forma parte también de los hechos probados en la Sentencia de la Causa nº 13/84, causa oficialmente caratulada como "Causa originariamente instruída por el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas en cumplimiento del Decreto 158/83 del Poder Ejecutivo Nacional".

Tales hechos se refieren a los siguientes extremos:

a) Plan Sistemático
b) Metodología de las desapariciones
c) Centros Clandestinos de Detención
d) Metodología de la tortura
e) Custodia de los lugares clandestinos de detención
f) Destino de las víctimas
g) Eliminación física de los secuestrados
h) Secuestros
i) Habeas Corpus y gestiones ante las autoridades
j) Organización Criminal: "...cada comandante se encargó autónomamente de la planificación, ejecución y control de lo realizado por la fuerza a su cargo" - "secreta derogación de las normas en vigor" y "modo criminal de lucha contra el terrorismo" - Órdenes ilegales - Operaciones encubiertas y de contrainteligencia, incluyendo el uso de colaboradores.

A tales efectos fácticos, remitimos a esta sentencia.

III.A.2.- El marco normativo del Plan sistemático: órdenes secretas, directivas y decretos.

La existencia de un plan criminal común se halla además acreditada mediante el elenco de órdenes secretas, directivas y decretos que fueron promulgados con la finalidad de ejecutar tal plan. Estas Órdenes Secretas constituyen herramientas legislativas de lo que se puede denominar, en palabras empleadas por el Gral. Guillermo Suárez Mason en el transcurso del interrogatorio que le fue efectuado ante un juez de Estados Unidos, "State of Siege of Law", esto es, estado de excepción en términos de teoría del estado, y por lo tanto, las órdenes secretas son en realidad y en la práctica las leyes del sistema de planificación y ejecución de las políticas de represión y exterminio.

Tales órdenes fueron transmitidas al Honorable Judge Lowell Jensen (N. D. Cal.) -ante quien se sustanció el procedimiento de extradición del entonces Gral. Suárez Mason- por parte de Ricardo Gil Lavedra, quien a la sazón se desempeñaba como Presidente Interino de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal de la República Argentina.

Esas órdenes, desde el 23 de septiembre de 2004, se hallan también en el Juzgado Federal No. 3, Secretaría No. 6, de Buenos Aires, habiendo sido aportadas por la organización internacional de derechos humanos Equipo Nizkor en la mencionada fecha.

Las mismas reúnen el carácter de prueba indubitable ante un tribunal por haber sido certificadas:

a) Por las autoridades militares
b) Por el pleno de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal de la República Argentina
c) Por haber superado el principio de contradicción y haber sido aceptadas como prueba por la propia Corte Suprema de los Estados Unidos de América en el marco del procedimiento: "In the Matter of the Requested Extradition of Carlos Guillermo Suarez-Mason, 694 F. Supp. 676 (N.D. Cal. Apr. 27, 1988)".

El listado de tales órdenes es el siguiente:

1. Directiva del Consejo de Defensa Nro. 1/75 (Lucha contra la subversión).Documento Secreto. [Copia Nro. 2. Consejo de Defensa. Buenos Aires. 151600 Oct 75 MY - 25].

2. Directiva del Comandante General del Ejército Nro. 404/75 (Lucha contra la subversión). Documento Secreto. [Cdo Grl Ej (EMGE - Jef III - Op) Buenos Aires 281700 Oct 75 MXP - 099]

3. Orden Parcial Nro. 405/76 (Reestructuración de jurisdicciones y adecuación orgánica para intensificar las operaciones contra la subversión).Documento Secreto. [Cdo Grl Ej (EMGE - Jef III-Op) Buenos Aires 211800 May 76 CPM - 234]

4. Rectificaciones y agregados a introducir a la Directiva del Comandante en Jefe del Ejército Nro. 504/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977/78). Documento Secreto. [Cdo J Ej (EMGE-Jef III-Op) Buenos Aires 101200 May 78 CBD - 42].

5. Apéndice I (Jurisdicción Cdo Cpo Ej I - Zona 1) al Anexo 6 (Jurisdicciones a la Directiva del Cje Nro 504/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977/78). Documento Secreto firmado por Cristino Nicolaides en calidad de General de Brigada, Jefe III-Operaciones. [Cdo J Ej (EMGE-Jef III-Op) Buenos Aires 101200 May 78 CBD - 46].

6. Anexo 6 (Jurisdicciones) a la Directiva del CJE Nro 504/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977/78). Documento Secreto. [Cdo J Ej (EMGE-Jef III-Op) Buenos Aires. Abril 79 IUR - 90].

7. Apéndice I (Jurisdicción Cdo Cpo Ej I - Zona 1) al Anexo 3 (Jurisdicciones a la Directiva del Cje Nro 604/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977/78). Documento Secreto firmado por Cristino Nicolaides en calidad de General de Brigada, Jefe III-Operaciones. [Copia Nro 01. Cdo J Ej (EMGE-Jef III-Op) Buenos Aires 101200 May 78 ZUR - 90/1].

8. Apendice 4 (Jurisdicción Cdo IIMM - Zona 4) al Anexo 3 (Jurisdicciones) a la Directiva del Cje. Nro. 604/79 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977/78). Documento Secreto formado por Luciano Adolfo Jauregui en calidad de General de Brigada, Jefe III-Op-EMGE. [Cdo J Ej (EMGE-Jef III-Op) Buenos Aires. HDR-193. ZUR-90/4].

9. Anexo 13 (informes a elevar) a la Directiva del CJE Nro 504/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977/78). Documento Secreto. [Cdo J Ej (EMGE-Jef III-OP) Buenos Aires. 201200 Abril 77 EAS - 227].

10. Apéndice 1 (Esquema de informe para reunión de comandos superiores) al Anexo 13 (Informes a elevar) a la Directiva del CJE Nro 504/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977/78). Documento Secreto. [Cdo J Ej (EMGE-Jef III-OP) Buenos Aires. 201200 Abril 77 MGP - 624].

11. Apéndice 2 (Esquema del Informe Diario) al Anexo 13 (Informes a elevar) a la Directiva del CJE Nro 504/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977/78). Documento Secreto. [Cdo J Ej (EMGE-Jef III-OP) Buenos Aires. 201200 Abril 77 OIC - 155].

12. Apéndice 3 (Esquema del Parte Circunstanciado) al Anexo 13 (Informes a elevar) a la Directiva del Cje. Nro. 504/77 ((Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977/78). Documento Secreto. [Cdo J Ej (EMGE-Jef III-OP) Buenos Aires. 201200 Abril 77 OAC - 193].

13. Directiva del Comandante en Jefe del Ejército Nro 604/79 (Continuación de la ofensiva contra la subversión). Documento Secreto [Copia Nro 1 Cdo J Ej (EMGE-Jef III-Op) Buenos Aires. 181000 May 79 ZUO - 87]

14. Apéndice 1 (Jurisdicción Cpo Ej I - Zona 1) al Anexo 3 (Jurisdicciones) a la Directiva del CJE Nro 604/79 (Continuación de la ofensiva contra la subversión). Documento Secreto. [Copia Nro 02 Cdo J Ej (EMGE-Jef III-OP) Buenos Aires. 241000 Dic 81 ZUR - 90/1].

15. Apéndice 6 (Jurisdicción Cdo IIMM - Zona 6) al Anexo 3 (Jurisdicciones) a la Directiva del CJE Nro 604/79 (Continuación de la ofensiva contra la subversión). Documento Secreto. [Cdo J Ej (EMGE-Jef III-OP) Buenos Aires. 241000 Dic 81 ZUR - 90/6].

16. Anexo 15 (Informes) a la Directiva del CJE Nro 604/79 (Continuación de la ofensiva contra la subversión). Documento Secreto. [Copia Nro 1 Cdo J Ej (EMGE-Jef III-OP) Buenos Aires. 181000 May 79 ZVD - 03].

17. Apéndice 1 (Informe diario) al Anexo 15 (Informes) a la Directiva del Comandante en Jefe del Ejército Nro 604/79 (Continuación de la ofensiva contra la subversión). Documento Secreto. [Copia Nro 1 Cdo J Ej (EMGE-Jef III-OP) Buenos Aires. 181000 May 79 ZVD - 03/1]. Nota: El punto 2.d de este Informe lleva por título "Secuestros y desapariciones").

18. Apéndice 2 (Parte circunstanciado) al Anexo 15 (Informes) a la Directiva del Comandantes en Jefe del Ejército Nro. 604/79 (Continuación de la ofensiva contra la subversión). Documento Secreto. [Copia Nro 1 Cdo J Ej (EMGE-Jef III-OP) Buenos Aires. 181000 May 79 ZVD - 03/2].

19. Orden de Operaciones Nro 9/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977). Documento Secreto emitido por Carlos Guillermo Suárez Mason, General de División, Cte Z 1. [Cdo. Z 1 Buenos Aires 131200 Jun 77 MOR - 72].

20. Anexo 4 (Ejecución de blancos) a la Orden de Operaciones Nro 9/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977). Documento Secreto. [131200 Jun 77 VMO - 51]

21. Apéndice 1 (Acta acuerdo entre el Cdo Z 4 y Cdo Z 1) al Anexo 4 (Ejecución de blancos) a la Orden de Operaciones Nro 9/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977). Documento Secreto. [131200 Jun 77 QHT - 47]

22. Apéndice 2 (Formulario de requerimiento de "Area libre" para operar) al Anexo 4 (Ejecución de blancos) a la Orden de Operaciones Nro 9/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977). Documento Secreto.

23. Apéndice 3 (Solicitud de blanco de oportunidad) al Anexo 4 (Ejecución de blancos) a la Orden de Operaciones Nro 9/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977). Documento Secreto.

24. Anexo 6 (Bases Legales) a la Orden de Operaciones Nro. 9/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977). Documento Secreto. [Buenos Aires, 131200. Jun 77. ME - 25]

25. Anexo 8 (Logística) a la Orden de Operaciones Nro. 9/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977). Documento Secreto. [Buenos Aires, 131200. Jun 77. GUR - 51]

26. Anexo 12 (Otras misiones y funciones de las FFSS, FFPP y del Servicio Penitenciario) a la Orden de Operaciones Nro 9/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977). Documento Secreto. [131200 Jun 77 RIE - 09]

27. Apéndice 1 (Orden a la Policía de a Provincia de Buenos Aires) al Anexo 12 (Otras misiones y funciones de las FFSS, FFPP y del Servicio Penitenciario) a la Orden de Operaciones Nro 9/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977). Documento Secreto. [131200 Jun 77 ICT - 36]

28. Apéndice 1 (Modelo de Informe Diario) al Anexo 15 (Informes) a la Orden de Operaciones Nro 9/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977). Documento Secreto. [131200 Jun 77 JCV - 15].

29. Apéndice 2 (Informe semanal) al Anexo 15 (Informes) a la Orden de Operaciones Nro 9/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977). Documento Secreto. [131200 Jun 77 RAY - 16?].

30. Suplemento 1 (Modelo de plantilla para computar Operaciones de Seguridad - Operaciones Realizadas) al Apéndice 2 (Informe semanal) al Anexo 15 (Informes) a la Orden de Operaciones Nro 9/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977). Documento Secreto. [131200 Jun 77 MAV - 12].

31. Suplemento 2 (Modelo de plantilla para computar Operaciones de Seguridad - Operaciones Realizadas) al Apéndice 2 (Informe semanal) al Anexo 15 (Informes) a la Orden de Operaciones Nro 9/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período 1977). Documento Secreto. [131200 Jun 77 VTV - 78].

32. Anexo 15 (Informes) a la OO Nro. 9/77 (Continuación de la ofensiva contra la subversión)

Y también:

33. Exhorto del Juez Nacional de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Federal a cargo del Juzgado Nº 2 de la Capital Federal de la República Argentina, Miguel Julián del Castillo, de fecha 24 de febrero de 1987.

34.Resolución de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal de la República Argentina, de fecha 2 de marzo de 1987

35.Exhorto al Honorable Lowell Jensen, Juez Federal del Distrito Norte de California, firmado por Ricardo Gil Laavedra, interinamente a cargo de la Presidencia de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal de la República Argentina, de fecha 11 de junio de 1987.

36. Declaración del General de División (R), José Montes

37. Declaración del Gral. de Brigada (R), Andrés Aníbal Ferrero

38. Declaración del Comandante de la Décima Brigada de Infantería (R), Adolfo Sigwald.

39. Declaración del Gral. de Brigada (R), Ramón Juan Alberto Camps

40. Declaración del ex Jefe de la Policía Federal Argentina, Edmundo Renee Ojeda

41. Declaración del ex Comisario del Parque Automotor, Lorenzo Luis Silistria.

La existencia de un plan criminal común ha sido también confirmada y detallada por la sentencia Núm 16/2005, de 19 de abril de 2005, de la Audiencia Nacional española, recaída en el Caso Adolfo Scilingo, sentencia ratificada en cuanto a los hechos y su calificación, por la sentencia de 1 de octubre de 2007 del Tribunal Supremo español. La sentencia Núm 16/2005 establece en cuanto al plan común:

"Una vez conseguido el objetivo de extender en la sociedad argentina la sensación generalizada de vivir en un estado de absoluto desastre institucional, económico y social, el siguiente paso en el esquema diseñado fue presentar a la Presidenta de la Nación como una persona incapaz de dirigir el país, situación que ésta aceptó, permitiendo de facto que los militares dirigiesen la situación y diesen cobertura "legal" a la represión, iniciada con el Decreto número 261/75, de 5 de febrero de 1.975 (tomos 52 y 94 de la Pieza Separada de Documentación), en el que se establecía una estructura funcional para todos los organismos de inteligencia y por el que se autorizaba al Ejército de Tierra a ejecutar las operaciones necesarias para neutralizar o aniquilar toda acción de los elementos subversivos que actuasen en la Provincia de Tucumán; y la Orden secreta de 5 de febrero de 1.975 (tomo 94), del General Jorge Rafael Videla, en la que se dió luz verde a las operaciones de represión en esa Provincia y al llamado "Operativo Independencia", que se inició el día 9 de febrero de 1.975, dirigido por el General Vilas, y, que constituyó el inicio de lo que un año después desembocaría en el golpe militar.

Esta cobertura se consumó con los Decretos que, a instancia de los responsables militares -que de hecho gobernaban el país-, firmó el Presidente interino Italo Luder, el 6 de octubre de 1.975, con los números 2.770/75, por el que se constituyó el Consejo de Seguridad Interior y Consejo de Defensa (tomo 94); número 2.771/75, por el que se dispusieron los medios necesarios para la lucha contra la subversión (tomo 94); y número 2.772/75, por el que se libraron órdenes de ejecución de operaciones militares y de seguridad para eliminar o aniquilar la acción de todos los elementos subversivos en todo el territorio del país (tomo 94) –continuación, por tanto, del Decreto 261/75, de 5 de febrero–.

[...] a partir de aquella fecha –6 de octubre de 1.975– los responsables militares máximos de los tres ejércitos y los policiales y de los Servicios de Inteligencia ultimaron los preparativos en forma coordinada para la toma del Poder y el desarrollo a gran escala del plan de eliminación y desaparición sistemática de personas de los diferentes bloques de población, clasificándolas bien por su profesión, adscripción ideológica, religiosa, sindical, gremial o intelectual, e incluso étnica y que afectaría a estudiantes, trabajadores, amas de casa, niños, minusválidos o discapacitados, políticos, sindicalistas, abogados, judíos y, en general, cualquier persona o sector que entendían opuesto a la selección realizada, so pretexto de desarrollar o participar en actividades supuestamente terroristas [...]

En los días inmediatamente previos al golpe, hacia el día de 10 de marzo de 1.976, el almirante Luis María Mendía, Comandante de Operaciones Navales, siguiendo órdenes del Comandante en Jefe Emilio Eduardo Massera, y con conocimiento y conformidad de la alta jerarquía de la Armada, en desarrollo del plan previamente establecido por los responsables de las Fuerzas Armadas, convocó a toda la Plana Mayor del Area Naval de Puerto Belgrano, en número de 900 marinos aproximadamente, y los arengó en el sentido de que el país estaba lleno de "delincuentes subversivos" y que se les debía combatir para conseguir, según decía Horacio Hernán Berdine —compañero y asesor de psicología de Massera—, un país distinto, pacificado, con orden y economía espectacular.

Pocos días después del golpe militar el mismo almirante Mendía convocó una nueva reunión en el cine de Puerto Belgrano en la que marcó los lugares en los que se encontraban los "subversivos" y le comunicó a la Plana Mayor que la Armada no iba a ser ajena al combate antisubversivo y que integraría el Grupo de Tareas 3.3.2, constituido por la Compañía de Ceremonial reestructurada, con un área de operaciones que se extendería a la zona norte de Capital Federal y Gran Buenos Aires. [...]

En esa reunión Mendía explicó el método de "lucha contra la subversión" e indicó que se actuase con ropa civil, operaciones rápidas, interrogatorios intensos, práctica de torturas y sistema de eliminación física a través de los aviones que, en vuelo, arrojarían los cuerpos vivos y narcotizados al vacío, proporcionándoles de esta forma una "muerte cristiana". [...]

Inmediatamente producido el golpe militar, el General Viola ordenó "que la evacuación de los detenidos se producirá con la mayor rapidez, previa separación por grupos: jefes, hombres, mujeres y niños, inmediatamente después de las capturas". [...]

Desde el 24 de marzo de 1.976 -fecha del golpe de Estado- hasta 10 de diciembre de 1.983, las Fuerzas Armadas argentinas usurparon ilegalmente el gobierno y pusieron en marcha el llamado "Proceso de Reorganización Nacional" (P.R.N.) y la denominada "Lucha contra la subversión" (L.C.S.), cuya finalidad, en realidad, era la destrucción sistemática de personas que se opusiesen a la concepción de nación sostenida por los militares golpistas [...].

Tales designios se exponían y detallaban extensamente en el denominado Plan General del Ejército, que desarrollaba el Plan de Seguridad Nacional, y que se definía en la Orden Secreta de Febrero de 1.976, en la que se contenía la doctrina y las acciones concretas para tomar por la fuerza el poder político e imponer el terror generalizado a través de la tortura masiva y la eliminación física ó desaparición forzada de miles de personas que se opusieran a las doctrinas emanadas de la cúpula militar.

Tal manera de proceder suponía la secreta derogación de las normas legales en vigor, respondía a planes aprobados y ordenados a sus respectivas fuerzas por los Comandantes militares, según las disposiciones de las Juntas Militares y se tradujo en la implantación de todo un organigrama de grupos, organizaciones y bandas armadas, que, subvirtiendo el orden constitucional y alterando gravemente la paz pública, cometieron toda una cadena de hechos violentos e ilegales que desembocaron en una represión generalizada y en un estado de absoluto terror de toda la población.

En el apartado "Detención de Personas", punto 4 (Fases: 2) de la referida Orden Secreta de febrero de 1.976 se disponía que:

    "La operación consistirá en detener... a todas aquellas personas que la Junta de Comandantes Generales establezca o apruebe para cada jurisdicción...

    La planificación respecto a los elementos a detener... deberá contar con la aprobación de la Junta de Comandantes Generales".

En la referida Orden se plasmaba una metodología clandestina e ilegal en la siguiente forma:

    "La incomunicación caracterizará todo el proceso de detención de los inculpados y solamente podrá ser levantada por la Junta de Comandantes Generales.

    No se permitirá la intervención de personas extrañas a las FF.AA. en defensa de los detenidos.

    La composición de los equipos especiales de detención, y todo el accionar de los mismos será registrado en documentos secretos, a elaborar dentro del más estricto marco de seguridad y de secreto militar.

    Dichos documentos deberán estar permanentemente a disposición de la Junta de Comandantes Generales y elevados toda vez que ésta los requiera.

    Ningún integrante del equipo está facultado para suministrar información alguna a la prensa y vinculada al cumplimiento de esta operación, ello será facultad exclusiva de la Junta de Comandantes Generales".

Por tanto, el secuestrado perdía toda conexión con el exterior. Paralelamente, nadie podía conocer en qué Centro Clandestino de Detención se hallaba el mismo.

El Plan del Ejército fue complementado por la Orden de Operaciones nº 2/76 (tomo 150), que disponía:

    "1) DETENCIÓN DE PERSONAS: se continuará con la detención de personas que aun se encuentren prófugas, según las listas.... Las de prioridad ...estará a cargo del Servicio de Inteligencia del Estado (S.I.D.E.), Policía Federal Argentina (P.F.A.) y Policía Provincial: Delincuentes comunes y económicos insertos en lista de prioridad 1;

    "En cuanto a los Delincuentes subversivos: además de los organismos citados... en la detención de este tipo de delincuentes intervendrán los elementos técnicos de Inteligencia del Ejército".

    2) OCUPACIÓN Y CLAUSURA DE EDIFICIOS PÚBLICOS Y SEDES SINDICALES... se desalojará a todo el personal que se encuentre en el edificio... sobre este personal se deberá ejercer un rígido control... apostará un guardia militar para el acceso... se efectuará un estricto control de todo movimiento... Toda persona de cualquier índole que transgreda estas normas será detenida y puesta a disposición del Gobierno Militar...

    3) CONTROL DE GRANDES CENTROS URBANOS Y CIERRE DE AEROPUERT0S, AERODROMOS Y PISTAS: La finalidad es... impedir la salida del país de personas que el Gobierno Militar disponga sean investigadas.

    4) VIGILANCIA DE FRONTERAS: ...se ejecutarán las acciones militares necesarias para impedir la salida del país a través de la frontera terrestre..."

    5) SEGURIDAD DE ESTABLECIMIENTOS CARCELARIOS... Se deberá impedir todo tipo de comunicación con el exterior por parte de los detenidos...

    8) CONTROL DE ACCESO A SEDES DIPLOMÁTICAS. Se ejercerá la vigilancia exterior del edificio que ocupa la representación diplomática seleccionada a efectos de impedir el acceso de personas ajenas a la misma, con el propósito de solicitar asilo político".

En el Anexo 2 (INTELIGENCIA) del Plan del Ejército (tomo 150) se incluían como oponentes activos o potenciales a todo el espectro social:

    1.- Las organizaciones político militares.
    2.- Las organizaciones políticas y colaterales.
    3.- Las organizaciones gremiales.
    4.- Las organizaciones estudiantiles.
    5.- Las organizaciones religiosas.
    6.- Las personas "vinculadas", descritas como aquellas «relacionadas al quehacer nacional, provincial, municipal o a alguna de las organizaciones señaladas: existen personas con responsabilidad imputable al caos por el que atraviesa la Nación e igualmente podrán surgir otras de igual vinculación que pretendieran entorpecer y hasta afectar el proceso de recuperación del país.

    A tales elementos, debidamente individualizados, se los encuadrará conforme a las previsiones establecidas en el documento "Detención de personas" o normas que específicamente pudiera establecer la Junta de Comandantes Generales».

El Reglamento RC-9-1 (1.977) especificaba que no se utilizará jamás la denominación de "guerrilla ni guerrillero". "Quienes participen en sus acciones serán considerados delincuentes comunes (subversivos). Las organizaciones que integren serán calificadas como bandas de delincuentes subversivos, a los que hay que eliminar".

La Orden Parcial nº 405, de 21 de mayo de 1.976 (tomo 150, f. 29832 a 29854), de reestructuración de jurisdicciones y adecuación orgánica para intensificar las operaciones contra la subversión, reiteraba la necesidad de centralizar la conducción de las acciones de inteligencia en las operaciones con unidad de comando.

La Directiva del Comandante en Jefe del Ejército nº 504/77 (tomo 150) ("Continuación de la ofensiva contra la subversión durante el período de 1.977-78") expresaba:

    "3) La acción militar directa ha producido un virtual aniquilamiento de las organizaciones subversivas, con un desgaste aproximado al 90% de su personal encuadrado, mientras la acción militar de apoyo a las estrategias sectoriales de cada Ministerio, actuando sin la conveniente orientación que le hubiera dado un planeamiento adecuado del sector gubernamental en lo que hace a la Lucha contra la Subversión, ha conseguido sólo una temporaria normalización de los ámbitos prioritarios, donde, precisamente ha reforzado su accionar el oponente".

    "4) Este cambio de la delincuencia subversiva y la existencia de problemas económico-laborales que aún inciden negativamente sobre la población, exige de la acción de gobierno una preferente atención para superar frustraciones que el oponente esgrime como causas de lucha, y de la acción militar".

Y a estos efectos, en los Anexos (tomo 150) se ordenaba la persecución de los oponentes, que ahora pasan a denominarse "delincuentes terroristas", en los ámbitos educacional, religioso, barrial y de la comunicación social, estableciendo (Anexo 5 bis) que ‘la estrategia global del oponente dirige su esfuerzo principal a la acción insurreccional de masas como una vía económica, aunque más lenta que la armada, en la que la población hábilmente instrumentada se levanta contra el orden legal y alcanza el poder luego de producir una "crisis revolucionaria.

La acción es realizada en todos los ámbitos, pero prioritariamente en el educacional para reclutar futuros dirigentes; en el industrial para paralizar la economía, en el religioso para confundir y neutralizar las virtudes morales e ideas filosóficas y quitar la mayor base de unión y en el territorial o barrial, para conquistar a las masas populares, ponerlas sentimentalmente de su parte y enfrentarlas al orden legal existente.

El ejército accionará selectivamente sobre organizaciones religiosas, culturales, deportivas de fomento y otras formas de nucleamientos de tipo barrial, en coordinación con organismos estatales, especialmente de nivel municipal, para prevenir o neutralizar situaciones conflictivas explotables por la subversión, detectar y erradicar sus elementos infiltrados y apoyar a las autoridades y organizaciones que colaboran con las Fuerzas Legales, a fin de impedir la agitación y acción insurreccional de masas y contribuir de esta forma al normal desenvolvimiento de las actividades de gobierno y al logro de la adhesión de la población’.

Además, se estableció un sistema de delación y control absoluto en todo el ámbito educativo y cultural, ordenando el general Albano Harguindeguy, Ministro del Interior, al asumir interinamente el Ministerio de Cultura y Educación en 1.978, que «las autoridades educativas, culturales y de ciencia y tecnología deberán informar las novedades sobre la detección de agentes o presuntas actividades subversivas a que diera origen el personal a sus órdenes, a las autoridades militares de su jurisdicción...».

El citado Reglamento RC-9-1 (1.977) establecía, en su página 86: "El concepto es prevenir y no "curar", impidiendo mediante la eliminación de los agitadores, posibles acciones insurreccionales masivas. En tal sentido, la detención de los activistas o subversivos localizados deberá ser una preocupación permanente en todos los niveles del comando. Ellos deben ser capturados de inmediato en el lugar en que se encuentren, ya sea el domicilio, la vía pública o el trabajo (fábrica, oficina, establecimiento de enseñanza, etc.)... El ataque permite aniquilar la subversión en su inicio y mostrar a la población que las tropas son las que dominan la situación". Recomendando «aplicar el poder de combate actuando con la máxima violencia para aniquilar a los delincuentes subversivos donde se encuentren. El logro de la adhesión de la población, aspecto fundamental en el ambiente operacional subversivo, se consigue no sólo guardándole todas las consideraciones, sino también infundiéndoles respeto.

El ciudadano debe saber que las FF.AA. no molestan a quien cumple la ley y es honesto, pero aplican todo su poder de combate contra los enemigos del país. Respecto a éstos y a los proclives a serlo, es necesario que comprendan que es más conveniente apoyar a las fuerzas legales que oponérseles. Se debe tener presente que los agitadores o subversivos potenciales pueden abandonar posturas pasivas y adoptar procederes activos, si no perciben una firme actitud que les inspire respeto y temor.

La acción militar es siempre violenta y sangrienta, pero debe tener su justificación y el apoyo de operaciones psicológicas. Para graduar la violencia están las fuerzas de seguridad y policiales. El concepto rector será que el delincuente subversivo que empuña armas debe ser aniquilado, dado que cuando las FFAA entran en operaciones contra estos delincuentes, no deben interrumpir el combate ni aceptar rendiciones».

La regulación de la acción represiva se completaba, con relación a la Armada, con el Plan de Actividades de Comandos de Operaciones Navales, de 1976.

Por último, se completaba la estrategia global de terror y exterminio mediante la aplicación del "Manual de Acción Psicológica" (RC-5-1) (tomo 94), que propugnaba la utilización de información y propaganda falsas. Ha sido puesto de manifiesto la existencia de numerosos supuestos de enfrentamientos que, posteriormente, se determinaron inexistentes, y solamente aducidos por la propaganda militar para justificar el asesinato de opositores.

El propio Manual de Acción Psicológica reconocía que la finalidad de la propaganda era "permitir un encubrimiento natural de los fines" (artículo 2.010, inciso 5), expresando que "la presión insta por acción compulsiva, apelando casi siempre al factor miedo. La presión psicológica generará angustia, la angustia masiva y generalizada podrá derivar en terror y eso basta para tener al público (blanco) a merced de cualquier influencia posterior" (artículo 2.004).

La estructura represiva organizada funcionó según estaba proyectada, respetándose en todo momento la jerarquía de la escala de mando. Así, los propios comandantes reconocieron en el juicio al que fueron sometidos al fin de la dictadura (Causa 13/84), haber tenido el control efectivo de sus fuerzas. Los jefes y oficiales, que la lucha anti-subversiva se ajustó estrictamente a las órdenes de los comandantes superiores, y que el sistema operativo puesto en práctica fue sustancialmente idéntico en todo el territorio de la nación y prolongado en el tiempo, sin que fuera posible la instalación de centros de detención en dependencias militares o policiales sin existencia de órdenes superiores que lo permitieran, así como tampoco la asignación o movimiento del personal, arsenal, vehículos y combustibles a las operaciones anti-subversivas, que se desarrollaron aprovechando la estructura funcional preexistente de las Fuerzas Armadas.

Finalmente, fueron las Fuerzas Armadas quienes se atribuyeron la "victoria" sobre la subversión, explicándola mediante el concepto de "guerra sucia o atípica" y emitiendo un llamado "Documento Final", donde se trataba de dar una explicación a la ciudadanía acerca de la suerte de los desaparecidos, admitiendo, a través de un lenguaje oscuro, que fue necesario utilizar "procedimientos inéditos" e imponer el más estricto secreto sobre la información relacionada con las acciones militares, ratificando que todo lo actuado fue realizado en cumplimiento de las órdenes propias del servicio. [...]"

III.A.3.- PLACINTARA

Este Plan dio comienzo en 1972 y se mantuvo con modificaciones hasta el final de la Dictadura. Su aplicación era similar a las órdenes secretas, pero en el ámbito estrictamente de la Marina de Guerra, la cual operaba desde Puerto Belgrano. Arranca con la Directiva COAR (DEM-PC-MI-72).

De conformidad con el documento probatorio "PLAN DE CAPACIDADES: Placintara C.O.N. nº 1 ‘S’ 75 (Contribuyente a la Directiva Antisubversiva COAR nº 1 ‘S’/75)", documento que obra en los presentes autos, la Misión tal cual se especificada en el mismo era como sigue:

"Las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Policiales y demás organismos puestos a disposición de este Consejo de Defensa, a partir de la recepción de la presente Directiva, ejecutarán la ofensiva contra la subversión , en todo el ámbito del territorio nacional, para detectar y aniquilar las organizaciones subversivas a fin de preservar el orden y la seguridad de los bienes, de las personas y del Estado".

Y en el apartado "MISIONES PARTICULARES", en lo referido a la Armada:

"Operar ofensivamente, a partir de la recepción de la presente Directiva, contra la subversión en el ámbito de su jurisdicción y fuera de ella en apoyo a las otras FF.AA., para detectar y aniquilar sus organizaciones subversivas a fin de preservar el orden y la seguridad de los bienes, de las personas y del Estado.

Además:

1) Satisfará con máxima prioridad los requerimientos operacionales que formule la Fuerza Ejército para la lucha contra la subversión.

2) Proporcionará el apoyo de inteligencia que le sea requerido por la Fuerza Ejército para posibilitar la conducción centralizada del esfuerzo de inteligencia para la lucha contra la subversión.

3) Ejercerá control operacional sobre los elementos de la policía territorial del TERRITORIO NACIONAL DE TIERRA DEL FUEGO.

4) Ejercerá sobre los elementos policiales y penitenciarios nacionales y provinciales la relación de comando que resulte de los acuerdos a establecer con la Fuerza Ejército. [...]"

En cuanto a la coordinación de las operaciones:

"a. Jurisdicciones

Los Comandos Generales están autorizados a adecuar, previo acuerdo, las actuales jurisdicciones territoriales con la finalidad de lograr un empleo más rentable de los medios disponibles y a establecer las relaciones de comando locales a efectos de asegurar la unidad de acción"

Y en lo referido a la ORGANIZACIÓN:

"a. FUERTAR 1 - FLOTA DE MAR
FLOTA DE MAR
Comandante Naval
más:

  • BASE NAVAL PUERTO BELGRANO
  • HOSPITAL NAVAL PUESTO BELGRANO
  • ESCUELA PARA OFICIALES DE LA ARMADA [...]

    b. FUERTAR 2 - FUERZA DE APOYO ANFIBIO
    Comandante de la Fuerza de Apoyo Anfibio

    - FUERZA DE APOYO ANFIBIO
    más:

  • ESCUELA PARA OFICIALES DE LA ARMADA
  • CENTRO DE INCORPORACIÓN Y FORMACIÓN DE CONSCRIPTOS DE MARINERIA
  • Dependencias con asiento en BAHIA BLANCA y PUNTA ALTA
  • PREFECTURA ZONA ATLÁNTICO NORTE
  • PREFECTURA BAHÍA BLANCA

    C. FUERTAR 3 - AGRUPACION BUENOS AIRES
    Jefe de Operaciones del Estado Mayor de la Armada
    - BATALLON DE SEGURIDAD DE LA SEDE DEL COMANDO GENERAL DE LA ARMADA
    - ESCUELA DE MECANICA DE LA ARMADA
    - BASE AERONAVAL EZEIZA
    - ARSENAL DE ARTILLERIA D EMARINA ZARATE
    - APOSTADERO NAVAL BUENOS AIRES
    - APOSTADERO NAVAL SAN FERNANDO
    - Organismos y Dependencias con asiento en la CAPITAL DEFERAL Y GRAN BUENOS AIRES [...]

    i. FUERTAR 9 - RESERVA TERRESTRE
    Comandante de la Infantería de Marina
    - Unidades del Comando de la I.M. [...]

    La sentencia de la conocida como Causa 13 (Causa Nº 13/84), en sus capítulos VIII (Legislación contra elementos subversivos) y XX (Plan Sistemático) se refiere también al Placintara:

    "La Armada, por su parte, emitió, como complementaria a la directiva 1/75 del Consejo de Defensa, la directiva antisubversiva 1/75S COAR, en la que fijó su jurisdicción para la lucha antisubversiva como la natural de la Armada, comprendiendo el mar, los ríos navegables, sus riberas, zonas portuarias y la zona territorial circundante a las bases y unidades de tierra, manteniendo el control operacional de la Policía territorial de Tierra del Fuego.

    Posteriormente, el 21 de noviembre de 1975, dicha Fuerza dictó como contribuyente de la directiva, el Plan de Capacidades -PLACINTARA 75- que mantuvo el esquema de 11 fuerzas de tareas, preexistente en la Armada, y fijó los conceptos de la acción propia."

    "La relevancia que se asigna a la tarea de inteligencia aparece también reflejada en las disposiciones de la Armada (v. Placintara/75, Apéndice 3 del Anexo C, "Propósito", y Apéndice 1 del Anexo F en cuanto regla que la detención debe prolongarse el tiempo necesario para la obtención de inteligencia -punto 2.4.1.)."

    Se hizo en la jurisdicción de la Armada y bajo la jurisdicción del FUERTAR 1, en el que coinciden además los Comandantes en Jefe de la Armada y cuyo jefe jerárquico era el Almirante Massera, conocido como comandante 0 por ser la máxima autoridad jerárquica de las fuerzas de tarea.

    También dicha sentencia recoge lo siguiente en relación con las declaraciones prestadas por el entonces procesado Emilio Eduardo Massera ante el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas:

    "Explicó que los comandos, organismos y dependencias de la Armada previstos dentro de la organización ‘Placintara 72', constituían una sola zona de defensa, y de acuerdo a lo que en su momento debió haber formulado el Comandante de operaciones navales en su ‘Placintara 75', tenían que contribuir a ejecutar el plan general de la misma directiva antisubversiva aclaró que del Comando en Jefe de la Armada dependían el Comandante de Operaciones Navales, que tenía subordinados los Comandantes de Fuerzas de Tareas, que coincidía en general con el asentamiento geográfico de los grandes organismos para emitir directivas a las distintas Fuerzas."

    A la Armada desde su sede en Puerto Belgrano y en aplicación del Placintara 72 , el Estado le cedió el control de la educación superior, concretamente de las universidades nacionales; con el Placintara 75 esto se extendió al Ministerio de Educación y al Ministerio de Relaciones Exteriores, de manera que desde el Alto Mando naval con sede en Puerto Belgrano se dirigieron las acciones de exterminio contra las Universidades Nacionales y se organizó y dirigió toda la política exterior argentina, especialmente en Bolivia y Centro América. Los grupos de tareas de la Marina actuaron en Europa y África.

    III.A.4.- Los Grupos de Tareas

    La misma sentencia Núm 16/2005, de 19 de abril de 2005, de la Audiencia Nacional española, condenatoria del entonces Capitán de Corbeta Adolfo Scilingo, en lo referido a la estructura de la represión halló lo siguiente:

    "[E]structura vertical y fuertemente jerarquizada.

    El esquema represivo respondía a una estructura férrea y estrictamente militar.

    El sistema funcionaba verticalmente, según la estructura jerárquica de las Fuerzas Armadas, de Seguridad e Inteligencia, y horizontalmente, por armas o clases, pero con rígida coordinación, impuesta, en última instancia, por los componentes de las sucesivas Juntas Militares, Estados Mayores del Ejército, Armada, Fuerza Aérea y sus equivalentes en la Policía y demás Fuerzas de Seguridad e Inteligencia.

    En el desarrollo del operativo general diseñado, los denominados Grupos Operativos o Grupos de Tareas o Unidades de Tareas estaban integrados por personal militar, civil y de inteligencia y actuaban organizadamente en el seno mismo de las "Fuerzas del Orden", con arreglo al sistema de "comandos", que no respondía necesariamente a unidades militares preexistentes, sino que podían estar compuestos por miembros de diferentes unidades, armas y ejércitos, basándose en criterios de operatividad y homogeneización ideológica, fuera de las normas y manuales de uso en los ejércitos regulares, y siguiendo el mismo esquema de funcionamiento que los "einsatzgruppen" organizados durante la II Guerra Mundial por el ejército alemán bajo las instrucciones del partido nacional socialista.

    Funcionaron cinco grupos de tareas: el GT1 (Policía Federal), GT2 (Batallón de Inteligencia 601), el GT3 (Armada Nacional), el GT4 (Fuerza Aérea Argentina) y el GT5 (Side).

    Este diseño se contenía en Directivas secretas o en las denominadas Órdenes de Batalla, y los responsables inmediatos eran los respectivos Comandos en Jefe.

    Utilización de las previas estructuras militares.

    Para ejecutar materialmente el proyecto criminal dibujado, los máximos responsables militares y los jefes de los correspondientes Comandos aprovecharon la propia estructura militar de la Nación, dividida en seis Zonas, a su vez divididas en subzonas y áreas.

    Zona 1, con sede en la Capital Federal, era controlada por el Comando del Primer Cuerpo del Ejército, y extendía su jurisdicción a la Capital Federal y a la provincia de Buenos Aires, excepto los partidos de Adolfo Alsina, Guaminí, Coronel Suárez, Saavedra, Puán, Torquinst, Coronel Pringles, Adolfo González Chaves, Coronel Dorrego, Tres Arroyos, Villarino, Bahía Blanca, Patagones, Escobar, General Sarmiento, General San Martín, Pilar, San Fernando, Tigre, Tres de febrero y Vicente López. Hasta finales de 1.979, esta zona abarcaba también toda la provincia de La Pampa. [...]

    Zona 5, controlada por el Comando del Quinto Cuerpo de Ejército, con sede en Bahía Blanca, que era la más extensa del territorio argentino, ya que comprendía la parte sur de la provincia de Buenos Aires, y la totalidad de la Patagonia, integrada por las provincias de Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra de Fuego, destacando el Batallón de Comunicaciones 601 de Bahía Blanca y la Brigada de Infantería número 6 de Neuquén.

    Se establecieron "grupos de tareas" con la única finalidad del exterminio y que quedan fuera de la cadena de mando. Esta existencia al margen de la cadena de mando permite la selección de personal de diferentes especialidades militares y civiles, pero con una previa homogeneización ideológica que realiza el Comandante en Jefe, de ahí que los grupos de tareas conocidos estén dirigidos por la máxima autoridad de la cadena de mando y que se garantice la aceptación de los principios criminales pero con soporte ideológico."

    El Comando del Quinto Cuerpo de Ejército, con sede en Bahía Blanca estaba pues bajo jurisdicción de la Marina, tal cual prueban las operaciones conducidas en el Universidad Nacional del Sur y la intervención de la Marina en las municipalidades de la zona de influencia de la Base Naval de Puerto Belgrano.

    El precedente jurisprudencial que mejor permite comprender el modus operandi de estos grupos de tareas viene dado por la Sentencia del caso United States v. Otto Ohlendorf, et al. (Caso No. 9), conocido como caso "Einsatzgruppen". [Ver: Trials of War Criminals Before the Nuernberg Military Tribunals Under Control Council Law No. 10. Nuernberg, Volume IV, Nuernberg, October 1946 - April 1949. United States Government Printing Office. Washington: 1951].

    Este proceso acabó siendo conocido como Caso Einsatzgruppen porque la conducta criminal en virtud de la cual se acusaba a todos los procesados se derivaba de sus funciones en cuanto miembros de los Einsatzgruppen. El término alemán "Einsatzgruppen", puede traducirse como "Fuerzas de tareas Especiales" (o "Grupos de Tareas Especiales" o "unidades especiales"). Cuatro de estas unidades especiales se constituyeron en mayo de 1941, justo antes del ataque alemán sobre Rusia, y fueron establecidas bajo la dirección de Hitler y Heinrich Himmler, Jefe de las SS y de la Policía alemana.

    Las unidades fueron organizadas por Reinhardt Heydrich, Jefe de la Policía de Seguridad y del SD (Servicio de Seguridad) y operaban bajo el control directo de la Oficina Principal de Seguridad del Reich (RSHA). El personal de los Einsatzgruppen provenía de las SS, el SD la Gestapo (Policía Secreta del Estado) y otras unidades policiales. La Fiscalía alegó que el propósito básico de los Einsatzgruppen era acompañar al ejército alemán a los territorios ocupados del Este y exterminar a judíos, gitanos, oficiales soviéticos y otros elementos de la población civil tenidos por inferiores "racialmente" o "políticamente indeseables". Aproximadamente un millón de seres humanos fueron víctimas de este programa.

    El Caso Einsatzgruppen se sustanció en el Palacio de Justicia de Nuremberg. El acta de acusación se introdujo el 3 de julio de 1947 y la sentencia es de fecha 8, 9 de abril de 1948.

    El Cargo 1, Crímenes contra la Humanidad, de que eran acusados los procesados, fue enunciado del siguiente modo:

    1. Entre mayo de 1941 y julio de 1943 todos los acusados en esta causa cometieron crímenes contra la humanidad, tal cual aparecen definidos en el artículo II de la Ley 10 del Consejo de Control, en la medida en que fueron los autores principales de, cómplices en, ordenaron, promovieron y consintieron, estaban vinculados con planes e iniciativas que contemplaban, y eran miembros de organizaciones o grupos vinculados a, crímenes y atrocidades, incluyendo pero no limitados a, persecución por motivos políticos, raciales o religiosos, asesinato, exterminio, encarcelamiento, y otros actos inhumanos cometidos contra la población civil, tanto contra nacionales alemanes como de otros países.

    2. Los actos, conductas, planes e iniciativas imputados en el parágrafo 1 de este acta, fueron ejecutados como parte de un programa sistemático de genocidio que tenía por finalidad la destrucción de naciones extranjeras y grupos étnicos a través del exterminio por asesinato.

    3. Desde mayo de 1941, siguiendo órdenes de Himmler, se formaron fuerzas de tareas especiales conocidas como "Einsatzgruppen" a partir de personal de las SS, el SD, la Gestapo y otras unidades de policía. El propósito básico de estos grupos era acompañar al ejército alemán a los territorios ocupados del Este y exterminar a judíos, gitanos, oficiales soviéticos y otros elementos de la población civil tenidos por inferiores "racialmente" o "políticamente indeseables".

    4. Inicialmente se constituyeron cuatro Einsatzgruppen, cada uno de ellos supervisaba las operaciones de un número de unidades subordinadas llamadas"Einsatzkommandos" o "Sonderkomandos". Además, algunosEinsatzgruppentenían otras unidades para fines especiales. Cada Einsatzgruppen, junto con sus unidades subordinadas, lo componían de 500 a 800 personas. El Einsatzgruppen A, que operaba principalmente en la región Báltica, incluía los Sonderkommandos 1a y 1b y los Einsatzkommandos 2 y 3. (...)

    6. Einsatzgruppe A y las unidades bajo su mando perpetraron asesinatos y otros crímenes que incluyeron, pero no estaban limitados a, los siguientes:

    (A) Durante el período entre el 22 de junio de 1941 y el 15 de octubre de 1941 en Lituania, Letonia, Estonia y la Rutenia Blanca, el Einsatzgruppe A asesinó a 118.430 judíos y 3.398 comunistas

    El tribunal dejó claro que hasta el tiempo de la caída de Alemania la pertenencia a las SS y al SD era totalmente voluntaria. Asimismo, ante la alegación de algunos de los acusados de que se les impidió dejar la organización en un momento posterior, por ejemplo durante la guerra, el Tribunal estableció que esto no era obstáculo alguno para condenarles por pertenencia a organización criminal ya que el consentimiento para entrar en esta organización fue dado voluntariamente al margen de las que hubieran sido las razones de tal decisión. El propio TMI distinguió, al establecer la criminalidad de las SS, entre la pertenencia voluntaria y "aquéllos que habían sido llamados por el Estado". Sólo si este llamamiento obedece a una ley o decreto válidos promulgados por el Estado alemán puede ponerse en duda el carácter voluntario de la pertenencia a la organización criminal.

    En lo que se refiere al conocimiento de los actos o fines criminales de la organización, ha de señalarse que es del todo irrelevante el que el miembro en cuestión conociera del carácter criminal de la organización el día en que se unió a la misma. Sin lugar a dudas éste es responsable penalmente si continuó siendo miembro de la misma después de conocido el hecho. No cabe duda de que se le puede condenar, no sólo por lo que sabía, sino por todo lo que razonablemente debiera haber sabido.

    En cuanto al conocimiento general de las actividades criminales, basta con exponer las conclusiones siguientes del Tribunal Militar Internacional:

    "El Tribunal considera que el conocimiento de estas actividades criminales fue lo suficientemente general como para justificar la declaración de que las SS eran una organización criminal en la medida descrita hasta ahora. Parece que se intentó mantener en secreto algunas fases de sus actividades, pero sus programas criminales fueron tan generalizados e implicaron matanzas a tan gran escala, que sus actividades criminales tienen que haber sido ampliamente conocidas. Más aún, debe reconocerse que las actividades criminales de las SS eran una deducción lógica de los principios que regían su organización".

    Por lo tanto, el Tribunal, a la hora de condenar a un acusado por pertenencia a organización criminal tuvo en cuenta el carácter criminal de estas organizaciones ya declarado por el Tribubal de Nuremberg y dos aspectos adicionales: a) que el acusado se hubiera unido a, o continuara siendo miembro de, la organización criminal en cuestión voluntariamente y a partir del 1 de septiembre de 1939, y b) que conociera o estuviera directamente implicado en la comisión de actos declarados criminales bajo el artículo 6 del Estatuto.

    Conforme a estos parámetros fueron condenados Otto Ohlendorf y veintiún acusados más.

    Los siguientes extractos de la sentencia son definitorios del funcionamiento de los Einsatzgruppen en cuanto Grupos de Tareas dedicados al exterminio de prisioneros de guerra y población civil:

    III. Alegato inicial de la Fiscalía.

    [...]

    Una unidad normal de los Einsatzgruppen la componían entre 500 y 800 personas. Los oficiales de los Einsatzgruppen procedían del SD, las SS, la Policía Criminal (Kripo) y la Gestapo. Las fuerzas alistadas provenían de los Waffen SS, la policía regular, la Gestapo y la Policía reclutada localmente. De ser necesario, los comandantes de la Wehrmacht reforzarían la fuerza de los Einsatzgruppen con su propio personal. Los Einsatzgruppen estaban divididos entre Einsatzkommandos y Sonderkommandos. Estas sub unidades se distinguían solamente por sus nombres. En los casos en que una misión requería sólo un grupo de tareas muy pequeño, los Einsatz o los Sonderkommandos se podían a su vez subdividir en grupos más reducidos conocidos como Teilkommando.

    Las actividades de los Einsatzgruppen no se limitaron a la población civil, sino que se extendieron a los campos de prisioneros de guerra, en total violación de la leyes de la guerra. Los soldados estuvieron bajo la supervisión de personal de los Einsatzkommandos en lo que hace a la búsqueda y asesinato de judíos y comisarios políticos. [...]

    Se hará patente que seguían métodos comunes en la ejecución de su empresa conjunta.

    Lo idéntico del objetivo y del alto mando se reflejaba en un mismo patrón de funcionamiento. Se dispuso de algunas víctimas de manera un tanto improvisada. A los funcionarios políticos se les fusilaba allí donde se les encontrara. Los prisioneros de guerra que caían en la categoría de oponentes al nacionalsocialismo eran entregados por la Wehrmacht a los Einsatzgruppen y asesinados.

    Estos métodos rápidos se aplicaban también a la hora de disponer de los judíos, los gitanos y las personas que caían bajo la vaga denominación de "indeseables". Pero estas últimas clases de seres humanos tenidas por blanco de asesinato eran muy numerosas - demasiado numerosas como para poder ocuparse de ellas por la vía del asesinato fortuito. Su cuantía exigía que fueran asesinados en masa. Consecuentemente, hemos hallado planes y métodos que se ajustan a esta necesidad.

    TEORÍA DE LA RESPONSABILIDAD INDIVIDUAL

    [...]

    Cada hombre en el banquillo tenía pleno conocimiento de la finalidad de su organización. No podemos creer que ningún miembro de un grupo involucrado en miles de asesinatos podía ignorar su finalidad criminal. No asumimos la carga de demostrar que cualquiera de los acusados sabía de antemano los contornos precisos del crimen cometido. En ninguna parte del mundo exige la ley semejante obligación. Cada acusado desempeñó un cargo de responsabilidad o mando dentro de una unidad de exterminio. En virtud de su puesto tenía el poder de ordenar ejecuciones. No es concebible que hechos de esta gravedad fueran actos independientes de algunos subordinados despistados. [...]

    6. Los Einsatzgruppen tenían las siguientes tareas: Tenían a su cargo todas las tareas de seguridad política dentro de la zona operativa de las unidades del ejército y las zonas de retaguardia en la medida en que éstas últimas no recaían bajo la administración civil. Además tenían la tarea de limpiar la zona de judíos, oficiales comunistas y agentes. Esta última tarea debía cumplirse mediante el asesinato de todos los elementos capturados racial o políticamente indeseables y considerados un peligro para la seguridad. [...]

    Observaciones realizadas y medidas adoptadas por la Policía de Seguridad

    Aparte de la minuciosa liquidación de la organización del Partido y las operaciones encaminadas a limpiar el país de judíos, que constituyen el peor factor de desintegración, las operaciones ejecutivas del Einsatzgruppe C en estos momentos incluyen, especialmente, la lucha contra los elementos políticos molestos, desde la banda bien organizada y el francotirador individual, hasta el alcahuete sistemático.

    No obstante, dado que, principalmente en los pueblos grandes, las cada vez mayores tareas de seguridad no pueden ser resueltas sólo por los Einsatzkommandos, ya que son demasiado débiles para ello, se atribuye cada vez más importancia a la creación y organización de un servicio de policía regular. A estos efectos, se están empleando ucranianos especialmente fiables, bien investigados; también se ha puesto en marcha con mucho éxito una red de agentes confidenciales, en su mayoría compuesta de alemanes étnicos. [...]

    ACUSADO OHLENDORF: Ya he explicado que las unidades de los Einsatzgruppen eran básicamente órganos auxiliares del oficial de inteligencia. El ámbito funcional definitivamente establecido debía lograr una colaboración segura con el ejército. Éste fue el marco general de la orden y dentro del marco de esta orden estaba la que frecuentemente se ha debatido aquí, esto es, la liquidación de ciertos grupos de personas para conseguir el objetivo de garantizar la seguridad dentro de este territorio. Mi autoridad consistía en salvaguardar las líneas de comunicación del ejército y también la policía de seguridad y en decidir si los Einsatzgruppen debían realizar dichas ejecuciones o no. [...]

    El precedente alemán en lo que hace a la Doctrina de las Órdenes Superiores.

    ... Ningún soldado debería sentirse humillado por no participar en una batalla contra un enemigo sin defensa. No se podría acusar a ningún soldado de cobardía por haber evitado un deber que, después de todo, no es el deber de un soldado. No se puede considerar que un soldado u oficial que intenta escaparse de semejante tarea esté intentando eludir una obligación militar. Sencillamente está pidiendo que no lo conviertan en asesino. Si los líderes de los Einsatzgruppen hubieran indicado su falta de voluntad para desempeñar el papel del asesino, esta página oscura en la historia alemana no habría sido escrita. [...]

    Si la historia ha enseñado algo, lo que ha demostrado en términos devastadores, es que la mayoría del mal del mundo se ha debido al servilismo cobarde de personas subordinadas a hombres quiénes, a través de una ambición sin límite y sin conciencia, han diseñado planes que, propuestos por cualquier otro, habrían sido rechazados por aberrantes.

    Los Grupos o Fuerzas de Tareas a sí constituidos, como los que operaron en la jurisdicción de Bahía Blanca bajo el mando de la Armada, tuvieron en sí mismos una finalidad delictiva y, quienes planificaron y ejecutaron estos planes criminales, con finalidad claramente delictiva, forman parte de una organización criminal en el sentido que el Tribunal de Nuremberg le dio a esta forma de organización.

    Nuremberg establece la responsabilidad penal individual, no sólo por la comisión de uno o varios de los crímenes de su competencia, sino también por motivo de pertenencia a una organización criminal que tuviera precisamente como finalidad la comisión de los crímenes del Artículo 6 (crímenes contra la paz, crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad), estando derivado su carácter criminal precisamente de esa finalidad.

    Art. 6 in fine del Estatuto de Nuremberg dispone:

    Los dirigentes, organizadores, instigadores y cómplices participantes en la elaboración o en la ejecución de un plan común o de una conspiración para cometer cualquiera de los crímenes antedichos [crímenes contra la paz, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad] son responsables por todos los actos realizados por todas las personas en ejecución de tales planes.

    Las disposiciones relativas a la responsabilidad por pertenencia a una organización criminal quedaron finalmente incorporadas al Estatuto del Tribunal de Nuremberg como Artículos 9, 10 y 11:

    "Artículo 9. Al procesar a cualquier individuo miembro de un grupo u organización, el Tribunal podrá declarar (en relación con cualquier acto por el cual el individuo pudiera ser condenado) que el grupo u organización del/de la que el individuo fuese miembro, es una organización criminal.

    Recibido el Acta de Acusación, el Tribunal hará las notificaciones que considere pertinentes respecto del propósito de la acusación de solicitar al Tribunal que formule tal declaración y cualquiera de los miembros de la organización tendrá derecho a solicitar al Tribunal ser escuchado por el Tribunal sobre la cuestión del carácter criminal de la organización. El Tribunal estará facultado para aceptar o rechazar la solicitud. En caso que aceptase la solicitud, el Tribunal podrá dictaminar la manera en que los solicitantes deberán estar representados y ser oídos.

    Artículo 10. En todos los casos en que el Tribunal haya proclamado el carácter criminal de un grupo u organización, la autoridad nacional competente de cualquiera de los Países Signatarios tendrá derecho a procesar a los individuos por su pertenencia a la misma ante las tribunales nacionales, militares o de ocupación. En tal caso, la naturaleza criminal del grupo u organización se considera probada y no podrá ser puesta en duda.

    Artículo 11. Cualquier persona condenada por el Tribunal podrá ser acusada ante un tribunal nacional, militar o de ocupación, a los que se hace referencia en el Artículo 10 de estos Estatutos, de un delito que no sea el de pertenencia a un grupo u organización criminal y dicho tribunal podrá, después de condenarla, imponerle un castigo independiente y adicional al castigo impuesto por el Tribunal por su participación en las actividades criminales de dicho grupo u organización".

    Partiendo del artículo 6 del Estatuto del Tribunal, la contextualización y exposición que hace la Fiscalía de este cargo es la siguiente:

    Durante el período de años que preceden al 8 de mayo de 1945, todos los acusados, junto con diversas otras personas, participaron como líderes, organizadores, instigadores o cómplices en la formulación o ejecución e un plan o conspiración común para cometer, o que conllevaba la comisión de Crímenes contra la Paz, Crímenes de Guerra y Crímenes contra la Humanidad, tal como se les define en el Estatuto de este Tribunal y, de acuerdo con las disposiciones del mismo, son responsables, a título individual, por sus propios actos y por todos los actos cometidos por cualesquiera personas en la ejecución de tal plan o conspiración. [...] El plan o conspiración común contemplaba, y llegó a abarcar, como medios típicos y sistemáticos, y así lo decidieron y llevaron a cabo los acusados, Crímenes contra la Humanidad, tanto en Alemania como en los territorios ocupados, incluyendo el asesinato, el exterminio, la esclavitud, la deportación y otros actos inhumanos cometidos contra las poblaciones civiles antes y durante la guerra, y persecuciones por motivos políticos, raciales o religiosos..."

    El Fiscal Jackson, en lo que se refiere a la aplicación de la figura de organización criminal, aclara lo siguiente:

    La pertenencia a organización que el Estatuto y la Ley del Consejo de Control convierten en criminal implica, por supuesto, implica la existencia de una auténtica pertenencia que lleve aparejada la voluntad del miembro. El acto de afiliación a la organización deberá haber sido intencional y voluntario. Nunca se ha pensado que la obligación legal o coacción ilícita, el engaño o trampa efectiva del que alguien sea víctima, sea un delito de la víctima, y no deberá deducirse un resultado tan injusto. La medida del conocimiento que el miembro tenga de la naturaleza criminal de la organización es, sin embargo, otro asunto. Es posible que no lo supiera en el momento de afiliarse, pero podría haber seguido siendo miembro después de conocer este hecho. Y será imputable no sólo por lo que era de su conocimiento sino también por todo aquéllo que razonablemente pudo conocer...

    Por supuesto, los miembros de organizaciones criminales o conspiraciones que cometan personalmente crímenes son imputables a título individual por tales crímenes tal como lo son quienes cometan similares delitos sin un respaldo organizativo. Pero lo fundamental en el delito de conspiración o de pertenencia a una organización criminal es la responsabilidad por los actos que una persona no comete personalmente pero que se ven facilitados o instigados por los actos de esa persona. El delito reside en unirse a otros y participar en una acción común ilícita, por inocentes que sean los actos personales del participante al considerárseles por sí mismos.

    La sentencia del Tribunal de Nuremberg señala que "Una organización criminal es análoga a una conspiración criminal en cuanto la esencia de ambas es la cooperación para fines criminales. Debe existir un grupo unido y organizado hacia un propósito común. El grupo deberá estar formado o ser usado en relación con la comisión de los crímenes previstos en el Estatuto."

    El Estatuto del Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente, conocido como Tribunal de Tokio, promulgado el 19 de enero de 1946, penalizó también la "participación en un plan o conspiración" para la comisión de los crímenes contra la paz que se habían enumerado.

    Tras el juicio principal de Nuremberg, la Ley 10 del Consejo Aliado de Control se promulgó el 20 de diciembre de 1945 para hacer efectivos los términos de la Declaración de Moscú de 30 de octubre de 1943 y el Acuerdo de Londres de 8 de agosto de 1945, así como el Estatuto del Tribunal, y ello con vistas a establecer una base legal uniforme en Alemania para el enjuiciamiento de los criminales de guerra y los responsables de crímenes contra la humanidad que no fueron enjuiciados por el Tribunal Militar Internacional. El Consejo Aliado de Control inició sus trabajos el 30 de agosto de 1945 y terminó el 18 de junio de 1948. El caso expuesto relativo a los Einsatzgruppen se incardina en estos procesos al amparo de la Ley 10.

    El Principio VI de los Principios derivados del Estatuto y la Sentencia de Nuremberg, publicados oficialmente por las Naciones Unidas en 1950, prevé específicamente como crimen contra la humanidad la participación en un plan común que implique la comisión de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

    Este modalidad delictiva, de la que se derivan también los criterios de determinación de la responsabilidad penal individual de los distintos partícipes en la empresa criminal conjunta, está siendo aplicada en sus sentencias actualmente por Tribunales Penales Internacionales como el de Ruanda, y sobre todo, el establecido para la ex Yugoslavia.

    En el caso de los actos de exterminio cometidos en Bahía Blanca y que afectaron a las principales instituciones de esa ciudad, como son la Universidad Nacional del Sur y la Municipalidad de Bahía Blanca, existió un elemento coadyuvador del control político social en toda la ciudad y que era además un órgano de asesoramiento y ejecución del plan criminal, con el agravante de que la ideología predominante en el mismo era claramente antidemocrática, como es el nacionalsocialismo. El órgano ideológico de la Marina se expresaba a través de la Nueva Provincia. La sentencia mencionada recaída en el caso Scilingo, ilustra este aspecto a partir de las declaraciones de Adolfo Scilingo: "Interrumpida la declaración, en su reanudación Scilingo continua relatando, cuando en 1975 se encontraba destinado en el Destructor "Storming" en Puerto Belgrano, la importancia que tenía el diario "Nueva Provincia", editado en Bahía Blanca, en el ámbito naval. En dicho diario se relataba con tremendo dramatismo las bombas y atentados ocurridos en Buenos Aires, además del desprestigio del Gobierno de Isabel Martínez. Se toma la decisión de introducir el cargo de contrainteligencia en todas las unidades y todos los miércoles se reunían la Plana Mayor de Oficiales para recibir información y adoctrinamiento, lo que provoca una situación de alerta y de mutua desconfianza por la posible existencia de infiltrados..."

    Precisamente el proyecto del Almirante Massera, que no era otro que el proyecto de la Marina de Guerra surgido a principios de 1970 en Puerto Belgrano y reflejo sin duda de las ideas nacionalsocialistas, fue defendido denodadamente desde las páginas del Diario "La Nueva Provincia" por los dueños y directores del mismo, como su directora Diana Julio y su sucesor y director, Vicente Massot. Massot y La Nueva Provincia eran una referente obligado para cualquier oficial de marina en aquella época y asesoraron directamente al Almirantazgo desde la aplicación del Placintara 72.


    III. B. CENTROS CLANDESTINOS DE DETENCIÓN:

    La sentencia de la Causa 13 da por probado lo siguiente:

    Los principales centros clandestinos de detención se encontraban distribuidos en diversas zonas del país, dependiendo de las Fuerzas Armadas y Organismos de Seguridad, y en la forma que a continuación se detalla:

      I) CENTROS DEPENDIENTES DEL EJERCITO [...]

    9) LA ESCUELITA- BAHÍA BLANCA- Situado sobre el camino de Cintura detrás del Quinto Cuerpo de Ejército en la ciudad de Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires.

    Refieren la existencia de este centro clandestino de detención Gustavo Darío López al manifestar ante este Tribunal que el lugar donde estuvo clandestinamente detenido se llamaba "La Escuelita", donde permaneció en esas condiciones hasta su traslado para ser interrogado al Comando del Quinto Cuerpo de Ejército.

    Se agrega a ello la inspección ocular que del sitio en cuestión efectuara junto a miembros de la CONADEP, Nilda Esther Delucci, Sergio Voitzuk, Horacio Alberto López, Claudio Callazos, Emilio Rubén Villalba y el ya nombrado Gustavo Darío López, quienes reconocieron el área como el que otrora fuera centro clandestino de detención ilustrándose ello con diversas fotografías del lugar, todo lo cual obra en fotocopias en el Anexo Nº 20 aportado por la citada Comisión al Tribunal.

    Por último, corroborando lo expuesto, constan los dichos que en la causa Nº 166 del Juzgado Federal de Bahía Blanca, caratulada "González, Héctor Osvaldo y otros s/ denuncia", prestaran Oscar Amílcar Bermúdez, Jorge Antonio Arce y Héctor Osvaldo González, quienes expresaron que luego de haber sido privados ilegalmente de su libertad fueron conducidos a "La Escuelita" donde permanecieron por distintos períodos en cautiverio. [...]

    11) REGIMIENTO Nº 181 DE COMUNICACI0NES -BAHÍA BLANCA- Situado en las adyacencias del Comando del Quinto Cuerpo de Ejército en la Ciudad de Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires.

    Al respecto, manifiestan ante este Tribunal el testigo Hipólito Solari Irigoyen el haber sido llevado a dicho lugar luego de haber sido privado ilegalmente de su libertad, permaneciendo en el mismo en cautiverio durante cierto lapso.

      II) CENTROS DEPENDIENTES DE LA ARMADA

    1) ESCUELA DE MECANICA DE LA ARMADA Situada en el Casino de Oficiales ubicado en la Avenida del Libertador General San Martín, lindante con la Escuela Industrial Raggio, en Capital Federal. [...]

    [A] fs. 257/258 de la causa instruída por el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas caratulada "Hechos ocurridos durante la lucha contra la subversión que...constituirían presuntos ilícitos imputables a personal militar de la Armada", prestó declaración indagatoria el Vicealmirante Chamorro, quien refirió que mientras fue director de la Escuela de Mecánica de la Armada, entre 1976 y 1979, las personas detenidas por su personal eran inmediatamente llevadas a la ESMA e interrogadas, luego de lo cual, también en forma inmediata, recuperaban su libertad, pasaban a otra Fuerza o se incorporaban como agentes de inteligencia en el Grupo de Tareas 3.3, mencionando al respecto los casos de Susana Burgos, Alfredo Bursalino, Carlos Caprioli, Andrés Castillo, Pablo Gonzalez de Langarica, Martín Gras, Graciela García Bonpland, Ana María Martí, María Alicia Milia de Pirles, Nilda Horaci, Susana Jorgelina Ramos y Sara Solarz de Osatinsky, quienes fueron detenidos y aportaron una información sumamente importante sobre la forma de actuar del grupo "Montoneros", colaborando en otras operaciones de inteligencia del Grupo de Tareas 3.3., en virtud de lo cual, cuando el declarante culminó su mandato, dispuso la liberación de los antes nombrados.

    2) BASE NAVAL MAR DEL PLATA Dependiente de la Armada, se halla probado que la misma fue utilizada como centro clandestino de detención.

    Precisamente en el marco de los crímenes cometidos en este último Centro el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata condenó el 21 de diciembre próximo pasado a prisión perpetua al ex militar Alfredo Manuel Arrillaga y a los ex marinos Justo Ignacio Ortiz y Roberto Luis Pertusio.

    En el momento histórico y procesal de la Causa 13, no se tenía un conocimiento profundo de la organización naval y no se tuvo en cuenta que la sede legal, tanto desde el punto de vista de la jurisdicción militar y de la cadena de mando, como del principio del juez natural, estaba en las instalaciones de la Base Naval de Puerto Belgrano, incluyendo el Buque ARA 9 de Julio, dado que desde la misma se dirigieron todas las operaciones criminales en la zona de Bahía Blanca y en todas las jurisdicciones navales, incluidas sin excepción las universidades nacionales y las operaciones en el exterior.

    Las actividades de esta organización criminal cuya sede estaba en Puerto Belgrano, y de la que dependían tanto los grupos de tareas dedicados al exterminio como los centros de detención en toda la jurisdicción naval (v. gr., Base Naval de Mar del Plata., Base Naval de Río Santiago, Comando General de la Armada en Buenos Aires, etc.) y que tenía como finalidad la comisión de actos que por su carácter sistemático y/o a gran escala constituyen crímenes contra la humanidad, se planificaban y se dirigía su ejecución desde Puerto Belgrano. Por tanto, cuantos actuaron en la cadena de mando desde al menos 1972 hasta el fin de las acciones criminales, son responsable de crímenes contra la humanidad, es decir, de una serie de actos tales como asesinato, exterminio, tortura, persecución por motivos políticos, encarcelamiento arbitrario, desaparición forzada de personas y otros actos inhumanos, que dado su carácter sistemático y a gran escala constituyen crímenes contra la humanidad.


    III.1.- CASO ALDECOA N.N. "CHACHO"

    Secuestrado en el mes de marzo de 1976 y detenido en CCD que funcionaba en la Base Naval Puerto Belgrano y alojado en el buque ARA "9 de Julio", nunca fue liberado, permaneciendo como desaparecido por lo que es indudable que fue asesinado por sus captores, utilizando algunos de los métodos de exterminio de los que habitualmente se valían.

    Mientras estuvo cautivo, sufrió diversos padecimientos, como ser: amenazas de muerte y de tortura constantes, golpes e insultos, escuchar los gritos desgarradores de los torturados, estuvo maniatado, y encapuchado, sin poder hablar, moverse, dormir, y toda clase de torturas que derivan de la condicion de cautiverio.

    Corrobora lo narrado las siguientes pruebas colectadas en la Causa:

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial de Jorge Osvaldo IZARRA, en la audiencia del día 5 de septiembre 2007 ante el Fiscal General Dr. Hugo Omar CAÑÓN, en la que manifesto:

    Acredita la presencia del Sr. Aldecoa en el buque ARA 9 de julio, y los tormentos a los que eran sometidos:

    "… Que desde allí, y ya en horas de la noche, fueron trasladados al crucero "9 de Julio", al cual accedieron atravesando la cubierta del buque carguero ya mencionado, por lo cual el declarante tenía pleno conocimiento del lugar donde se encontraba. Asimismo, por haber estado durante dos años en el crucero "General Belgrano", el cual era mellizo del "9 de Julio", conocía muy bien la ubicación de las instalaciones de los buques. Que una vez en el buque "9 de Julio", le sacaron la capucha y fue ubicado en un camarote reacondicionado como celda, ya que le habían sacado el picaporte y se cerraba con cadena y candado, conservando las cuchetas propias de ese habitáculo. Que en el camarote de al lado fue alojada una persona de nombre "Chacho" Aldecoa, ya fallecido. Que en forma diaria el dicente era retirado del barco, previo ser nuevamente encapuchado, y conducido en un vehículo a la dependencia policial ya descripta, donde era constantemente golpeados con puños y patadas, especialmente en los oídos, al tiempo que se le aplicaba corriente eléctrica con un "mega", el cual es un aparato que genera electricidad al hacer girar una manivela. Asimismo era interrogado sobre su participación política y social. Que entre los interrogadores había alguno que evidenciaba más conocimiento y dirigía la operación. Que durante estas sesiones el declarante era amenazado con ser arrojado al agua, y en alguna ocasión le fue gatillada un arma en la cabeza simulando una ejecución. Que estando en la celda del barco, en una oportunidad fue visitado por dos personas vestidas de médicos, quienes lo examinaron y le controlaron el pulso. Que en algunos de los traslados entre el barco y la dependencia policial donde era interrogado, el declarante pudo advertir que se encontraba junto a él, el abogado fallecido Ramón de Diós, y una persona llamada "Chiquito" Ochoa. Que también se encontraba detenida en el crucero una mujer de apellido Cornago…".


    III. 2.- CANINI REGOLI RODOLFO

    El Sr. Canini fue Presidente del Consejo Deliberante de Coronel Rosales, e interinamente, durante algunas semanas estuvo al frente del municipio por enfermedad del señor José Alonso, quien en esos momentos ocupaba el Departamento Ejecutivo. Asimismo fue interventor del Partido Justicialista.

    Es secuestrado en el mes de marzo de 1976. Desde fines de marzo de ese año, permaneció detenido en un camarote del buque "A.R.A. 9 de Julio", el que se encontraba en la Base Naval Puerto Belgrano, siendo sometido a todo tipo de tratos crueles, inhumanos y degradantes.

    El 13 de abril de 1976 fue trasladado hasta el Batallón de Comunicaciones 181 dependiente del Comando V cuerpo del Ejército, junto con los hermanos Hugo y Néstor GIORNO, Aedo JUÁREZ y Edgardo CARRACEDO.

    El 26 de mayo del mismo año fue alojado en la Unidad Penitenciaria N 4 de Bahía Blanca, posteriormente trasladado a la Unidad Nº 9 de La Plata, para ser finalmente liberado.

    Corrobora lo anterior las siguientes pruebas colectadas en la causa:

    Testimonial:

    1. Corrobora el secuestro, las condiciones de cautiverio y los traslados sufridos por Canini, las declaraciones de Carracedo, Hugo Giorno y Aedo Juarez.

    a)- Declaración Testimonial de Primera instancia de Edgardo Daniel Carracedo, en la audiencia del 9 de octubre de 2007, a fs. 880/885 en la que manifestó:

    "...PREGUNTADO cuanto tiempo estuvo allí CONTESTA hasta el 13/04 que nos traen al regimiento Vto. Encapuchados, con Néstor Giorno, Hugo Giorno, Aedo Juárez, Rodolfo Canini, y yo. Cuando estábamos arriba del camión, nos agarran del brazo y nos llevaban. La persona que nos agarró me dijo "quedate tranquilo que aca vas a estar bien". Cuando llegamos a la escalera, alguien dijo "sáquenle la capucha". Una persona del ejército sin identificaciones nos dice que vamos a estar con compañeros. Había camas con cuchetas. Estaban Valenberg, Quiroga, Sañudo, Barcia. Había sindicalistas, y políticos. Ahí Canini nos corta el pelo y nos pudimos bañar y afeitar… : el día 13 de abril, nosotros fuimos trasladados en un camión sentados en una rueda desde el buque hasta el Comando Vto. Cuerpo de Ejército. Ahí nos hicieron bajar y una persona nos agarró del brazo y creo que cruzamos un cantero. Nos decían "quedate tranquilo", pero teníamos mucho miedo. Caminamos uno cincuenta metros. Subimos una escalera hasta un piso superior. Una persona que estaba tras un mostrador le dice al que nos llevaba que nos saque la capucha. No recuerdo quién estaba a mi lado, pero recuerdo que le dí un abrazo cuando lo vi. Nos dijo que íbamos a estar bien y le pedí agua, que nos trajeron. Nos metieron por la puerta a una cuadra. En el fondo de la cuadra se veían taquillas dadas vuelta, la parte de atrás. Había personal armado sin jinetas pero con uniforme. Nos hacen pasar para atrás y vemos a Valemberg, y otros compañeros que nos convidan con cigarrillos y mate. Nos bañamos en unos piletones y nos afeitamos. Canini me cortó el pelo. Eso era la fanfarria… PREGUNTADO por el Sr. Fiscal quién lo recibe en la cárcel CONTESTA la guardia. Nos llevan al calabozo que está en el patio y allí lo veo a Víctor Benamo y le quiero dar de comer polenta. De ahí a un pabellón que está en el fondo arriba y nos alojan de a dos. Me ponen con Rodolfo Canini. Como a los dos días nos bajan de a uno al mismo lugar, la guardia, y nos preguntan nombre, apellidos, para saber la familia que nos podía visitar. PREGUNTADO por el Sr. Fiscal cuánto tiempo estuvo en la cárcel CONTESTA del 26 de mayo al 26 de noviembre que fuimos trasladados a la Unidad 9 de la ciudad de La Plata…".

    b)- Declaración testimonial de Hugo Mario GIORNO, en la audiencia del 29 de junio de 2007 ante el Fiscal General Dr. Hugo Omar CAÑÓN a 828/834 dijo:

    "…Que al cabo de un trecho, lo hacen descender del vehículo, reconociendo el declarante que se encontraba cerca del mar por los sonidos y el olor, como así también que había sido llevado a alguna de las dársenas de la Base Naval Puerto Belgrano. Que en ese momento tratan de despistarlo, simulando el traspaso de un buque a otro, lo cual no ocurrió. Que lo hacen pasar por un tablón, advirtiéndole que tuviera cuidado porque se iba a caer al mar, ingresando a lo que el declarante ya suponía que era el buque "9 de julio"… Que advirtió que en el buque también estaba su hermano por el sonido de su tos. Que recuerda que en el camarote de al lado se encontraba detenida una persona aproximadamente de la edad del declarante, de apellido Eraldo, a quien conocía ya que militaba en la Universidad en Bahía Blanca. Luego hubo un cambio y Eraldo dejó de estar en el camarote contiguo, y alojaron allí al contador Aníbal Perpetua, a quien conocía por su actividad gremial portuaria. Que también, preguntando a las personas que se encontraban en los camarotes contiguos, se enteró que estaba allí el doctor De Dios, abogado recientemente fallecido, Aedo Juárez, concejal del PJ y Rodolfo Canini, presidente del Consejo Deliberante de Coronel Rosales. Que luego de ser liberado se enteró por comentarios, que a bordo del buque se encontraban detenidas también algunas mujeres… Que a los 21 días de estar detenido, lo cual recuerda con precisión ya que llevaba la cuenta, es subido encapuchado a un camión junto a otras 4 personas, y a medida que subían les iban diciendo el nombre y los hacían sentar sobre una rueda de auxilio, espalda con espalda. Que los nombrados fueron Aedo Juárez, Rodolfo Canini, Edgardo Carracedo y el hermano del declarante. Que el camión que los transportaba salió de la Base Naval y tomó la ruta hacia Bahía Blanca, permaneciendo los detenidos siempre encapuchados. Que en un determinado momento el camión atravesó un control militar, deteniéndose unos metros después. Que los hacen descender del vehículo, en un sitio en donde se evidenció que era una dependencia militar por los cargos con que se designaban. Que luego los 5 detenidos fueron introducidos en una oficina, donde les sacan la capucha, y los colocan de cara contra una pared, advirtiéndoles que no se den vuelta. Que el dicente estima que podría ser la oficina de ingreso al Vto. Cuerpo de Ejército. Que fueron dejados solos en la oficina, y en un momento un cabo del Ejército les preguntó "¿Por qué no se dan vuelta?". Que los detenidos se dan vuelta y les pregunta "¿De dónde vienen ustedes?", sorprendido por la actitud y la apariencia de los detenidos. Que el testigo aprovechó para saludarse con los detenidos, y el cabo les preguntó si sus familias sabían dónde se encontraban y les ofreció hablar por teléfono, lo cual hicieron. Que el testigo se comunicó con la casa de sus padres, avisándoles que estaba vivo y que se encontraba en el Comando del Vto. Cuerpo de Ejército, lo cual sabían por dichos del mencionado cabo, quien les confirmó el lugar donde se encontraban… En este acto se le exhibe al declarante, una copia de una página del Diario La Nueva Provincia del 27 de mayo de 1976 en la que se ven fotografías de personas detenidas a disposición del PEN bajo una nota titulada "Quinto Cuerpo: Nueva Nómina de Detenidos". PREGUNTADO para que diga si reconoce a las personas fotografiadas, las identifica por orden como: Benamo, Juárez, mi hermano, yo, y en la línea de abajo: Canini, Barcia, Berardi y Carracedo...".

    c)- Declaración testimonial de Aedo Héctor JUÁREZ, en la audiencia del día 16 de agosto de 2007 ante el Fiscal General Dr. Hugo Omar CAÑÓN -agregada a fs. 855/861- dijo:

    "…Que desde el año 1953 el declarante se desempeñaba como docente del Colegio Nacional de Punta Alta, y a partir del año 1973 accede a una banca de concejal por el partido justicialista en el Concejo Deliberante del Partido de Coronel Rosales. Que durante su desempeño como concejal, no tuvo inconvenientes mayores, y su gestión transcurrió con normalidad, compartiendo el espacio político, entre otros, con Rodolfo Canini quien presidiera el Concejo Deliberante de Punta Alta, Eduardo Carracedo, Rodolfo Canini y otros. Que entre finales del año 1975 y principios de 1976, junto a Canini, ante la cúpula del Partido Justicialista, concretamente ante el interventor del partido Guillermo Deber, denunció que en la Base Naval Puerto Belgrano se estaba preparando a las tropas para combatir a la población civil, entrenando a los miembros de la fuerza con odio hacia los civiles, lo que constituía una "escuela de asesinos"… A fines de mayo de 1976, junto a Benamo, los hermanos Giorno, Canini, Barcia, Berardi y Carracedo fue trasladado hasta la Cárcel de Villa Floresta, el traslado fue realizado en forma violenta y denigrante, a bordo de un camión del ejército que los dejó en el interior de la cárcel. Al tiempo de estar allí, llegó a la cárcel un grupo grande perteneciente a la Universidad Nacional del Sur, también estaba detenido allí el Dr. Massolo…".

    Documental:

    1. Copia del Diario La Nueva Provincia: Se encuentra agregado en la causa el ejemplar del diario La Nueva Provincia edición del día jueves 27/05/76 que bajo el titulo "Ocho personas a disposición del P.E.N. - Quinto Cuerpo de Ejército - Nueva nómina de detenidos" señalaba:

    "...Las autoridades militares de la ciudad informaron ayer que otras ocho personas se encuentran detenidas habiendo sido puestas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional...

    ...Un comunicado suministrado a medido día por el Comando de V Cuerpo de Ejército consigna la nómina que incluye también a Rodolfo Canini, quien ejerció interinamente, entre otras funciones la de intendente municipal del distrito de Coronel Rosales...

    ...El Comunicado: El Texto de la información es el siguiente: "El Comando del V Cuerpo de Ejército (Subzona 51) comunica que han sido detenidos, interrogados e investigados en dependencias militares , un nuevo agrupamiento de personas que por hallarse comprendidos en lo establecido en el art. 23 de la Constitución Nacional han sido puestas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional. Las nóminas de las mencionadas personas, es la siguiente: Víctor Benamo; Julio Alberto Berardi; mariano Bacha; Edgardo Daniel Carracedo; Rodolfo Canini Aédo Héctor Juárez, Alberto Giorno y Hugo Mario Giorno

    2. Memorandum de la Prefectura Zona Atlántica Norte: De los informes de la Comisión Provincial por la Memoria obrantes a fs. 3032/3033vta., 3165/3169 3524/3525 y copias certificadas de los documentos de fs. 3015/3164; fs. 3401/3523 y fs. 4701/494 -grabados en el "DVD 2 Prefectura Naval Argentina Greestone 2.72" remitido por la misma- surgen impresas las TIF números 20655 y 20656 que contienen el Memorandum 8687-IFI 42 "ESC"/976 producido por el Jefe Servicio Inteligencia de la Prefectura de Zona Atlántico Norte (Sección Información) fechado el 30/04/76 que dice:

    "...Asunto: Procedimiento efectuado por FUERTAR 2 en el domicilio de Aedo Héctor JUÁREZ (ex-Consejal del FREJULI)...

    Fuente: División Contra Inteligencia B.N.P.B.

    Firmado y sellado por el Perfecto Mayor Félix Ovidio CORNELLI en su calidad de Perfecto de Zona del Atlántico y por el SubPrefecto Francisco M. MARTÍNEZ LOYDI como Jefe Sección Informaciones..."

    "...30 de Abril de 1976... Se informa al Servicio, que FUERTAR 2 efectuó un allanamiento en el domicilio del ex-Consejal del FREJULI AEDO HECTOR JUÁREZ sito en calle San Martín 182 de PUNTA ALTA... Se hace notar que el citado JUÁREZ fue entregado al Comando V Cuerpo de Ejército a disposición del Poder Ejecutivo... 1. Corrupción durante su permanencia en el Honorable Consejo Deliberante de Punta Alta. Juntamente con RODOLFO CANINI (sin antecedentes y a disposición del P.E.N.) puso en funcionamiento el local "Caño 14" en esa localidad donde se ejercía la Prostitución... Año 1973. Participó activamente con RODOLFO CANINI para presionar a los propietarios de Whiskerías y locales nocturnos, con el fin de lucrar con la inmoralidad..."

    3. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria: A fs. 3165 la Perito del Archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) gestionado y desclasificado por la Comisión Provincial por la Memoria a partir de la aplicación de la Ley Provincial 12642, informó respecto a CANINI lo siguiente:

    "...se localizó una ficha personal con la siguiente información:

    Apellido: CANINI Nombres: RODOLFO Localidad Punta Alta Profesión: Peluquero Fecha de elaboración de la ficha: 23-10-62

    Los legajos consignados en la ficha, con información anterior a 1983, y los localizados en base a la búsqueda en la documentación digitalizada hasta el momento, son los siguientes:

    Mesa "B", Carpeta 32, Legajo N 5, Coronel Rosales, caratulado "Centro de Peluqueros Unidos". El Legajo posee una serie de Registros Estadísticos de Entidades Gremiales en los que figura la participación de Rodolfo CANINI en el gremio: desde 1962, cuando era vocal suplente, hasta 1972, cuando es designado Secretario General del Sindicato.

    Mesa "DS", Capeta Varios, Legajo N 5.304, caratulado "Comunicado a la opinión pública del Comando del Quinto Cuerpo del Ejército (Bahía Blanca) acerca de la nómina de personas que están a disposición del Poder Ejecutivo Nacional". El mismo ya fue reseñado anteriormente. Los "antecedentes" referidos a Rodolfo CANINI indican que este se desempeño como concejal en el Consejo Deliberante de Coronel Rosales. Se señala que con fecha 25 de septiembre de 1974 ocupo el cargo de Intendente interino de Coronel Rosales por encontrarse enfermo el Intendente José ALONSO..."

    4. Legajo DIPBA: Se agrega a fs. 3111 el Legajo 5 de CANINI Rodolfo.

    5. Ficha Individual de la Unidad Nº 4 respecto de Canini: En la Ficha Individual de la Unidad Penitenciaria 4 Villa Floresta consta que Canini ingresó detenido el 26/05/76 por disposición del PEN Decreto 571/76 procedente del Ejército Argentino, figurando que la unidad que había efectuado su detención era la "...Marina de Guerra Zona 5... Subzona 51..." (fs. 1561/1569).

    En dicho legajo se encuentra agregado una nota del Ejército Argentino fechada el 26/05/76 comunicando la internación de detenidos bajo este texto:

    "...Al Señor Jefe de la Unidad Carcelaria Nro. 4 Bahía Blanca. DO Del Comandante de la Subzona de Defensa 51 procederá a internar en esa UC a los siguientes delincuentes subversivos a disposición del PEN... CANINI RODOLFO... Firma y Sello: Hugo Daniel Suaiter Coronel...Cdo. Cpo. Ej. V " (fs. 1563)

    6. Memorandum de la Prefectura Naval (Fs. 5005/5007, Cuerpo 25): En el Memorándum 8687 - IFI Nº 95"ESC"/976 enviado el 23 de agosto de 1976 al Jefe Servicio Inteligencia, CORNELLI y MARTÍNEZ LOYDI indicaban:

    "...Corresp. al Men. 8687 - IFI Nº 95"ESC"/976 NÓMINA DE DETENIDOS SUBVERSIVOS ALOJADOS EN LA UNIDAD CORRECCIONAL Nº 4 (U-4) AL 15-8-1976 FUENTE: UNIDAD CORRECCIONAL Nº 4.

    APELLIDO Y NOMBRE - DOC. IDENT. - FECHA DETENCIÓN - LUGAR - MEM 8687 - IFI Nº - AUT. QUE INTERVIENE...

    CANINI, Rodolfo L.E. 2.976.488 24-3-1976 B.Blanca 35 y 36/976 PEN Decreto 571/76..."

    7. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria: A fs. 3165/3168 la Perito del Archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) gestionado y desclasificado por la Comisión Provincial por la Memoria informó lo siguiente:

    "...El Legajo N 2.703 de la Mesa "DS", caratulado "Detenidos disposición del Poder Ejecutivo Nacional", esta constituido por un listado de las personas detenidas en diversas unidades penales y fue elaborado por la Jefatura de Inteligencia Naval en julio de 1980. Allí constan datos respecto de Hugo GIORNO, Néstor GIORNO, Rodolfo CANINI, Aedo JUÁREZ. Según la planilla los mismos fueron puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional el 26 de Mayo de 1976 en la Unidad 4 de Bahía Blanca..."

    8. Informe al Juzgado: En la Ficha carcelaria consta que el 13/09/76 Canini había sido sobreseído provisoriamente en las causas 52700 y 52701 caratulada: "Morilla, Carlos denuncia malversación de caudales públicos y falsedad de instrumento público en Punta Alta" ante el Juzgado Penal 2 de Bahía Blanca a cargo del Dr. Francisco BENTIVEGNA, Secretaría 4 del Dr. Elsio TARABELLI iniciada el 22/01/75 y sobreseída en forma definitiva el 22/09/77.

    Por esa razón el 02/12/76 el Prefecto SELAYA Héctor Luís de la UP4 comunicó por nota firmada al mencionado Juez el traslado de CANINI a la Unidad Penitenciaria 9 de La Plata, siendo su texto el siguiente:

    "...Bahía Blanca (U4) 2 de diciembre de 1976 al Señor Juez en lo Penal Dr. Francisco Bentivegna... Tengo el agrado... para poner en su conocimiento que con fecha 26 del mes ppdo., fue trasladado a la Unidad 9 de la ciudad de La Plata, el detenido subversivo Canini Regoli Rodolfo... Héctor Luís Selaya - Perfecto Jefe Unidad 4..." (fs. 1569).

    9. Memorandum de la Prefectura Naval (5008/5009): En el Memorándum 8687 - IFI Nº 123"ESC"/976 girado al Jefe Servicio Inteligencia el 26 de noviembre de 1976, CORNELLI y MARTÍNEZ LOYDI expresaban:

    "...Corresp. Mem. 8687 - IFI Nº 123 "ESC"/976 Bahía Blanca 26 de noviembre de 1976.

    ASUNTO: COMUNICAR TRASLADO DE DELINCUENTES SUBVERSIVOS

    INFORMACIÓN: Para conocimiento de ese Servicio, informo que con fecha 26 de noviembre del corriente año, fueron trasladados de la Unidad Correccional Nº 4 (U-4) de Bahía Blanca a la Unidad Correccional Nº 9 (U-9) de La Plata, los detenidos subversivos que se detallan a continuación:

    CANINI, Rodolfo argentino, MI 2.976.488 (Mem. 8687 - IFI "ESC" 95/976)...

    De la prueba recolectada en autos se encuentra acreditado que Rodolfo Canini fue secuestrado el 24/03/76, y detenido en CCD que funcionaba en la Base Naval Puerto Belgrano, siendo alojado en el buque ARA "9 de Julio" allí amarrado, luego trasladado al Batallón de Comunicaciones 181 dependiente del Comando Quinto Cuerpo de Ejército de Bahía Blanca, más tarde remitido a la Unidad Carcelaria 4 de Villa Floresta del Servicio Penitenciario de la Pcia. de Buenos Aires y finalmente a la Unidad Carcelaria 9º de La Plata, desde donde fue liberado.


    III.3.- CASO CARRACEDO EDGARDO DANIEL

    El día 24 de marzo de 1976, alrededor de las 06:00 hs. fue detenido en su domicilio de Juan José Paso N 925 de Punta Alta, por un grupo que irrumpió en forma violenta en la vivienda de la víctima. El grupo estaba conformado por entre 8 y 10 personas, las que se encontraban vestidas con prendas de fajina, de color verde, sin insignias visibles y portando armas largas.

    Carracedo, al tiempo que era encañonado, fue sacado de su domicilio. Una vez en el exterior, pudo observar que en la calle se encontraban varios vehículos y personal de la Armada Argentina. Luego, fue conducido hasta la esquina de las calles Paso y 9 de Julio de Punta Alta, donde lo introdujeron en una camioneta de la Armada, de color verde, en la que se encontraban otros sujetos armados, procediendo los captores a encapucharlo una vez a bordo del vehículo.

    En la camioneta referida fue trasladado hasta la Base Naval Puerto Belgrano, ingresando por el Puesto N 1. En el patio de la Comisaría que se encuentra a pocos metros del puesto, lo hicieron descender para introducirlo en el interior del edificio, donde fue colocado contra una pared; luego le ataron las manos con una cadena y un candado. Unas horas después lo llevaron nuevamente al patio, junto a otros detenidos, y lo hicieron subir a la caja de un camión y conduciéndolo hasta la dársena de la Base Naval.

    Desde dicha dársena, lo hicieron subir a un buque y lo introdujeron en un camarote, donde le sacaron la capucha. CARRACEDO pudo observar allí que el ojo de buey estaba tapado. Unas horas después de la llegada del nombrado CARRACEDO al camarote, fue introducido en el mismo sitio Raúl SPADINI, permaneciendo ambas víctimas juntas durante algunas horas. Durante ese tiempo la luz del camarote permaneció continuamente encendida.

    En varias oportunidades CARRACEDO fue trasladado encapuchado a la comisaría en la que había permanecido tras ser detenido, donde fue interrogado y le tomaron una fotografía.

    Asimismo, permaneció detenido en el buque hasta el 13 de abril de 1976, fecha en la que, también con una capucha colocada, fue trasladado en la caja de un camión -sentado sobre una rueda- hasta el Batallón de Comunicaciones 181 del Ejército, junto con otros secuestrados, entre los que se encontraban los hermanos Hugo y Néstor GIORNO, Aedo JUÁREZ y Rodolfo CANINI.

    En el Batallón de Comunicaciones 181 CARRACEDO fue ubicado en una dependencia ubicada en planta alta, donde también se encontraban otros detenidos; manteniéndoselo en el lugar hasta el 26 de mayo.

    En esa fecha fue trasladado a la Unidad Carcelaria N 4 de Villa Floresta en la que permaneció hasta el 26 de noviembre de 1976, cuando fue nuevamente trasladado, en esa oportunidad a la Unidad N 9 de La Plata..."

    Corrobora lo narrado las siguientes pruebas colectadas en la causa:

    Testimonial:

    1. Declaración Testimonial de Primera instancia de Edgardo Daniel Carracedo, en la audiencia del 9 de octubre de 2007, a fs. 880/885 en la que manifestó:

    Secuestro:

    "...yo trabajaba en el Taller Naval Central como Oficial Motorista Aeronáutico. Había ascendido a esa categoría en el mes de noviembre o diciembre del 73 por examen. Jamás se me dijo nada de mi actividad gremial. Yo estaba en ATE de Punta Alta. Era presidente de la comisión de cultura, secretario administrativo del cuerpo directivo de delegados, delegado del taller naval central, secretario personal del secretario general de ATE Punta Alta, Aldebrán Bergecio, que vive aún. Era coordinador de estudio y reglamentación laboral de SADOS de Punta Alta. Fui representante por mandato de la asamblea ante ATE Buenos Aires, integrante de la Comisión de Estudios del Estatuto de las Fuerzas Armadas de Punta Alta. PREGUNTADO por el artículo del estatuto que permitía echar a las personas sin causa que fuera mencionado en declaraciones anteriores CONTESTA ese artículo siempre existió en la Armada, siempre estuve en contra, pero nunca tuvimos suerte. En este acto el declarante entrega como parte de su declaración, fotocopias que trajo a esos efectos. Y continúa el declarante: fui detenido el 24/03/76 entre las 06.00 y 06.15 de la mañana, de mi domicilio en el que vivía con mis padres, en Juan José Paso 925 de Punta Alta. Esa mañana me levanto como todas las mañanas para tomar el micro en la esquina de San Martín y Brown, con otros compañeros entre ellos Martini, veíamos pasar coches particulares con un triángulo blanco pintado en la puerta. A esa hora regresamos porque el micro de la Armada no pasaba. Cuando regreso a mi casa me pongo a tomar mate y escuchar la radio, y de repente, entran como 8 o 10 tipos, con armas largas, arriba las manos, póngalas en la nuca, de pie, pega el grito -todos de verde de fajina sin insignias- yo calculo que eran de Marina porque estaban vestidos con la ropa de fajina que normalmente usaban en la Marina. Yo tenía alrededor de 30 años. Uno grita "vení Mascarita" y entra una persona petiza flaco, con sobretodo de paño, largo, y dice "ése es". Entonces me dicen "saca los documentos". Yo los saco de una campera. Se llevan la cédula y la TIN (Tarjeta de Identificación Naval) que era el permiso para entrar en la Base y me llevan apuntándome. En todos lados había autos y gente de la Armada. A mí me sacan de mi casa. La calle San Martín estaba cerrada y me llevan a Paso y 9 de Julio, y una camioneta de Marina, verde, con la puerta abierta, esperaban armados y me hacen subir. El que estaba con un revolver y me grita "capucha". Me pusieron una capucha y me hicieron poner las manos entre las piernas. Después de un rato de esperar en silencio arrancan. Van por Paso, agarran por San Martín hasta Brown y doblan a la izquierda hasta 9 de Julio. En 9 de Julio paran y suben una o dos personas. Me dicen "correte". Seguimos hasta calle Colón. Doblamos a la izquierda y pasamos el badén del Puesto 2. Yo reconocía el trayecto por ser nacido y criado en Punta Alta…"

    Traslado a la BNPB

    "…Pasamos y llegamos al Puesto número 1; cuando se dobla a la derecha, hay un monolito, doblan a la izquierda y se entra por atrás de la comisaría de la base. Salíamos todos los días por ahí. EXHIBIDA que le es una vista aérea de la zona que describe -la que se identifica con el N 1-, el declarante señala el Puesto 1, el Puesto 2, y la comisaría. Continúa el testigo: me bajaron y me llevaron a un patio que ya conocía por haber ido a buscar pases. Siempre encapuchado me tuvieron parado contra la pared con las manos atrás. Después nos ataron las manos con una cadena con candado. Estuvimos unas dos horas. Yo sentí que había gente pero no sabría decir cuántos. Atrás nuestro nos decían "quietos"…"

    CCD Buque ARA 9 de Julio

    "… Como a las dos o tres horas no agarran del brazo y nos llevan calculo que para el mismo lado que entramos, nos suben a la caja de un camión cerrado con alguna lona. Nos sientan sobre una rueda y yo siento que estoy al lado de una persona pero siempre sin ver. Arranca el camión y sale por donde habíamos entrado pero dobla hacia la derecha, que es el camino que va a Baterías. Cuando hacemos unos mil metros dobla nuevamente hacia la derecha que pasa por una panadería, es una recta. Yo calculo que llegamos a la dársena, nos bajan del brazo, nos suben a un buque, y bajamos una escalera y me meten en un camarote. Yo después me enteré que era el buque 9 de julio. Cuando estoy en el camarote me hacen poner de espalda y me sacan la capucha. En este acto se exhibe al declarante la vista aérea con el N 2 y señala el lugar donde estaba el buque y con una línea el trayecto realizado para llegar hasta él. PREGUNTADO cómo supo que era el buque 9 de Julio CONTESTA por los comentarios de los mismos compañeros que estuvieron conmigo. PREGUNTADO si estuvo solo en el camarote CONTESTA de entrada sí. Pasadas unas horas me dicen que agache la cabeza, abren y entra una persona. Cuando me doy vuelta me encuentro con Raúl Spadini, compañero del mismo taller, que actualmente vive en Mitre 496 de Punta Alta. Estuvo tres o cuatro horas conmigo. Este compañero tiene cigarrillos, fumamos uno cada uno, y me regala el atado de él que quedaban dos cigarrillos y un fósforo. Como yo tenía frío me prestó su campera. Vuelven a golpear la puerta de nuevo, de nuevo gritan "contra la pared" y "las manos en la nuca", y le dicen a Spadíni, que ponga las manos hacia atrás y lo encapuchan y se lo llevan y vuelven a cerrar la puerta. Quedo solo…"

    Torturas e Interrogatorios

    "…Las veinticuatro horas del día con la luz prendida. PREGUNTADO si el camarote tenía ojo de buey. CONTESTA si, tenía. Al segundo o tercer día me puse a mirar y había una ranura donde ví el muelle. El declarante señala con una cruz la escollera que divisaba desde el ojo de buey, en la vista con el N 3. CONTINÚA: se ve que se dieron cuenta porque entraron, me hicieron poner arriba de la cama boca abajo con un pie a cada lado mío y sellaron con más fuerza el ojo de buey. No entraba la luz del día por ese ojo de buey. PREGUNTADO cuanto tiempo estuvo allí CONTESTA hasta el 13/04 que nos traen al regimiento Vto. Encapuchados, con Néstor Giorno, Hugo Giorno, Aedo Juárez, Rodolfo Canini, y yo. Cuando estábamos arriba del camión, nos agarran del brazo y nos llevaban. La persona que nos agarró me dijo "quedate tranquilo que aca vas a estar bien". Cuando llegamos a la escalera, alguien dijo "sáquenle la capucha". Una persona del ejército sin identificaciones nos dice que vamos a estar con compañeros. Había camas con cuchetas. Estaban Valenberg, Quiroga, Sañudo, Barcia. Había sindicalistas, y políticos. Ahí Canini nos corta el pelo y nos pudimos bañar y afeitar. Cuando estuve en el buque nos llevaron a la comisaría a declarar y me preguntaron por mi actividad gremial. No me golpearon. Lo mío fue todo psicológico. Me sacaron del buque otro día y me sacaron una foto. Me hicieron cerrar los ojos, y luego me dieron la orden de abrirlos para la foto y enseguida me volvieron a poner la capucha. PREGUNTADO a qué comisaría se refiere CONTESTA a la que está en el Puesto 1. El que es nacido y criado en Punta Alta conoce mucho esos lugares. PREGUNTADO por la comida que le dieron en el camarote CONTESTA si, tenía una cama y una cobija. La luz prendida permanentemente me hacía perder el cálculo del tiempo. De pronto me traían la comidas muy juntas y de pronto muy separadas. PREGUNTADO por el baño CONTESTA había un retrete en el camarote. PREGUNTADO si siempre estuvo el buque amarrado en el mismo lugar CONTESTA no se movió para nada, siempre estuvo en la Base. PREGUNTADO por ruidos, voces, olores que haya percibido CONTESTA no pude identificar nada concreto. En el camarote estuve solo y si me sacaban era encapuchado. PREGUNTADO si su familia sabía donde se encontraba CONTESTA no, a mi madre la ví por primera vez en Villa Floresta. Mi familia se enteró por el diario La Nueva Provincia que salió la foto. Sé que me estuvieron buscando pero nunca me contaron nada y yo tampoco quise hablar con ellos de lo que me pasó. PREGUNTADO por el edificio aledaño al lugar donde estaba el buque, que se le indica en la fotografía N 3 CONTESTA ese edificio era de Subintendencia PREGUNTADO cuántos niveles tiene ese edificio CONTESTA no lo conozco por adentro. Para mí se accede por la escollera misma. PREGUNTADO si tuvo conocimiento de otro centro de detención CONTESTA no. PREGUNTADO si los utensilios tenían alguna identificación CONTESTA eran de aluminio. No recuerdo si tenían alguna identificación. PREGUNTADO quién era el oficial a cargo del ARA 9 de Julio CONTESTA ni idea. PREGUNTADO quiénes lo interrogaron en la comisaría CONTESTA para mí eran militares por la forma, pero no lo puedo asegurar. No creo que la policía de la base tenga categoría para hacer un interrogatorio de esas características. Lo que me preguntaban sobre la ATE eran personas que sabían muy bien lo que yo hacía, eso es de inteligencia naval. Mas tratándose de Punta Alta, al lado de la Base Naval. PREGUNTADO si sufrió alguna persecución luego de su liberación CONTESTA la única noticia que tuve de la Armada después de eso fue un llamado para ir a la guerra con Chile, PREGUNTADO si solicitó ser reincorporado, CONTESTO estuve reunido con un montón de gente, Menem, Duhalde, pero nunca conseguí nada. En este acto el declarante entrega para ser agregadas a esta declaración, fotocopias en setenta y siete (77) fs., que describen los trámites que ha efectuado, que suscribe junto al actuario, disponiendo S.S. que se reserven en Secretaría, en Bibliorato identificado con el N 3…"

    Traslado al Ejército

    "…Invitado el Sr. Fiscal Federal a realizar alguna pregunta, solicita más precisión en la descripción del lugar en que estuvo alojado en el Comando Vto. Cuerpo de Ejército, a lo cual CONTESTA el testigo: el día 13 de abril, nosotros fuimos trasladados en un camión sentados en una rueda desde el buque hasta el Comando Vto. Cuerpo de Ejército. Ahí nos hicieron bajar y una persona nos agarró del brazo y creo que cruzamos un cantero. Nos decían "quedate tranquilo", pero teníamos mucho miedo. Caminamos uno cincuenta metros. Subimos una escalera hasta un piso superior. Una persona que estaba tras un mostrador le dice al que nos llevaba que nos saque la capucha. No recuerdo quién estaba a mi lado, pero recuerdo que le dí un abrazo cuando lo vi. Nos dijo que íbamos a estar bien y le pedí agua, que nos trajeron. Nos metieron por la puerta a una cuadra. En el fondo de la cuadra se veían taquillas dadas vuelta, la parte de atrás. Había personal armado sin jinetas pero con uniforme. Nos hacen pasar para atrás y vemos a Valemberg, y otros compañeros que nos convidan con cigarrillos y mate. Nos bañamos en unos piletones y nos afeitamos. Canini me cortó el pelo. Eso era la fanfarria. El comentario era que ahí ensayaba la orquesta. Había un balconcito que se podía salir, pero se veía todo verde. Lo único que un día un señor me llama me pregunta el nombre, lo que hacía, si sabia por qué estaba, le dije que no, que no tenia ni idea, que no me habían acusado nunca de nada. Me dijo que me quedara tranquilo. Se levantó y se fue. Como a la semana volvió y me dijo que lo que le dije era verdad, que a mi me había mandado la Armada y el Ejército no tenía nada contra mi. No lo podría identificar si lo vuelvo a ver. Antes de ir a la cárcel me sacaron una foto que es la que salió en La Nueva Provincia. PREGUNTADO por el Sr. Fiscal por las condiciones de salud de sus compañeros CONTESTA todos estábamos con la tensión de lo que pasamos. No recuerdo haber visto a nadie golpeado. Recuerdo a Coste, que era de la UOCRA y también a Di Francesco. Coste decía: "que nos pasen a la cárcel porque acá estamos regalados". Yo no entendía qué quería decir que estábamos regalados. Uno de mis compañeros me explicó que no figurábamos en ningún lado…"

    Unidad Nº 4 de Bahía Blanca:

    "…PREGUNTADO por el Sr. Fiscal quién lo recibe en la cárcel CONTESTA la guardia. Nos llevan al calabozo que está en el patio y allí lo veo a Víctor Benamo y le quiero dar de comer polenta. De ahí a un pabellón que está en el fondo arriba y nos alojan de a dos. Me ponen con Rodolfo Canini. Como a los dos días nos bajan de a uno al mismo lugar, la guardia, y nos preguntan nombre, apellidos, para saber la familia que nos podía visitar. PREGUNTADO por el Sr. Fiscal cuánto tiempo estuvo en la cárcel CONTESTA del 26 de mayo al 26 de noviembre que fuimos trasladados a la Unidad 9 de la ciudad de La Plata PREGUNTADO por el Sr. Fiscal si tuvo contacto con otros detenidos en la UP4, CONTESTA había políticos, dirigentes gremiales, de todo PREGUNTADO por el Sr. Fiscal si vió alguno torturado CONTESTA: ví a Solari Irigoyen y a Amaya, pero los ví caminando. En la cárcel ví a Benamo y le quise dar de comer pero no quería porque estaba mal y se iba a descomponer. PREGUNTADO por el Sr. Fiscal si conoció el nombre o sobrenombre de quien recibía a los detenidos del Comando en la cárcel CONTESTA no, nunca supe. El preso común que hacía la limpieza era el que nos hacía el favor de alcanzar un cigarrillo de uno a otro. Lo único que se nos permitía era arreglar el colchón y estar sentados. PREGUNTADO por el Sr. Fiscal si supo de un centro de detención en el Comando Vto. Cuerpo CONTESTA supe después. Ninguno de los muchachos que estuvo conmigo pasó por un centro clandestino de detención ni fue torturado…".

    2. Declaración Testimonial de Raúl Spadini, en la audiencia del 26 de octubre de 2007, a fs. 1132/1133vta en la misma da cuenta de haber compartido cautiverio con Carracedo, así manifiesta:

    "Que en el año 1974… por ese entonces trabajaba en la Municipalidad de Coronel Rosales, y decidió volver a su trabajo en la Armada Argentina, desempeñándose en la que se conocía como "aviación vieja", siendo uno de los operarios de ese lugar el Señor Edgardo Carracedo… dos o tres días después del golpe de estado del 24 de marzo de 1976… se hace presente en el lugar de trabajo del declarante, aproximadamente a la hora 13.00, un automóvil Ford Falcon de la Policía de Establecimientos Navales… que a bordo del automóvil fue llevado al Puesto de la BNPB, a la dependencia de la Policía de Establecimientos Navales… a la media hora de permanecer allí, le colocaron una capucha y en esas condiciones fue introducido en un automóvil, advirtiendo el dicente que se dirigían hacia el muelle de la BNPB…el declarante fue conducido hacia arriba de un buque… luego se enteraría que era el ARA 9 de Julio… fue colocado en un camarote acondicionado para calabozo… al llegar a ese lugar al declarante le sacaron la capucha y pudo ver que allí se encontraba Edgardo Carracedo, a quien conocía por haber sido compañeros de trabajo, con quien hablo en ese momento… permaneció un día mas en el calabozo junto a Carracedo y recién al otro día, luego de escuchar que se mencionara su apellido, los guardias abrieron la puerta del calabozo, encapucharon al dicente y lo hacen bajar del barco… fue preguntado donde prefería ser liberado…".

    3. Declaración Testimonial de primer instancia de Raúl Spadini, en la audiencia del 17 de diciembre de 2007, a fs. 1132/1133vta en la misma ratifica en todo la declaración anterior, y además reconoce a Carracedo:

    "Exhibida –ampliada- la imagen del Diario La Nueva Provincia del jueves 27 de mayo de 1976, en donde hay varias fotografías, es Preguntado para que diga si reconoce allí a Carracedo, a lo cual el testigo señala con el Nº 1 la fotografía que reconoce como de Carracedo".

    Documental

    1. Copia del Diario La Nueva Provincia: Se encuentra agregado en la causa el ejemplar del diario La Nueva Provincia edición del día jueves 27/05/76 que bajo el titulo "Ocho personas a disposición del P.E.N. - Quinto Cuerpo de Ejército - Nueva nómina de detenidos" señalaba:

    "...Las autoridades militares de la ciudad informaron ayer que otras ocho personas se encuentran detenidas habiendo sido puestas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional...

    ...El Comunicado: El Texto de la información es el siguiente: "El Comando del V Cuerpo de Ejército (Subzona 51) comunica que han sido detenidos, interrogados e investigados en dependencias militares , un nuevo agrupamiento de personas que por hallarse comprendidos en lo establecido en el art. 23 de la Constitución Nacional han sido puestas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional. Las nóminas de las mencionadas personas, es la siguiente: Víctor Benamo; Julio Alberto Berardi; mariano Bacha; Edgardo Daniel Carracedo; Rodolfo Canini Aédo Héctor Juárez, Alberto Giorno y Hugo Mario Giorno..."

    2. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria: A fs. 3165/3168 del Cuerpo 16, la Perito del Archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPBA) gestionado y desclasificado por la Comisión Provincial por la Memoria informó lo siguiente:

    De acuerdo al Legajo DIPBA de Néstor Giorno, se localizo una ficha personal, con la siguiente información, entre otras:

    "...Mesa "DS", Capeta Varios, Legajo N 5.304, caratulado "Comunicado a la opinión pública del Comando del Quinto Cuerpo del Ejército (Bahía Blanca) acerca de la nómina de personas que están a disposición del Poder Ejecutivo Nacional". El Legajo se inicia con un Comunicado de Prensa del Quinto Cuerpo del Ejército, publicado en el periódico La Nueva Provincia el 27 de mayo de 1976, indicando que "han sido detenidos, interrogados e investigados en distintas dependencias policiales un nuevo agrupamiento de personas por hallarse comprendidos en lo que establece el artículo 23 de la Constitución Nacional, [y] han sido puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional". La nómina de los detenidos mencionados en el Comunicado de Prensa son: Víctor BENAMO, Aedo JUÁREZ, Néstor GIORNO, Hugo GIORNO, Rodolfo CANINI; Mariano BARCIA, Julio BERARDI, Edgardo CARRACEDO..."

    Asimismo de acuerdo al Legajo DIPBA de Rubén Jara, se localizo una ficha personal, con la siguiente información, entre otras:

    "...Finalmente, el Legajo N 17.381 de la Mesa "REFERENCIA", caratulado "Cámara, Mario y otros" posee un Memorando producido por el Departamento de Informaciones Policiales (D2) de la Policía de Río Negro, con fecha 27 de agosto de 1976 y rubricado por el Jefe de D2, Comisario Inspector Carlos RAMOS, en el que solicita a la DIPBA información acerca de "los antecedentes que posean los ciudadanos que se mencionan en las planillas anexas". Entre los citados se encuentran las siguientes personas que, según indican las planillas, fueron detenidas por el 5 Cuerpo del Ejército.: Víctor BENAMO, Mariano BARCIA, Julio BERARDI, Edgardo CARRACEDO, Néstor GIORNO, Aedo JUÁREZ; Rodolfo CANINI, Hugo GIORNO, Luís DENETT, Enrique HERMIGA, Néstor BARI, Héctor FERNÁNDEZ. Los "antecedentes" brindados por la DIPBA son los mismos que fueron mencionados con anterioridad en el análisis de los Legajos sobre los detenidos por el 5 Cuerpo del Ejército..."

    3. Ficha Individual de la Unidad Nº 4 de Carracedo: En la Ficha Individual de la Unidad Penitenciaria 4 Villa Floresta consta que ingresó detenido el 26/05/76 por disposición del PEN Decreto 57176 procedente del Ejército Argentino, figurando que la unidad que había efectuado su detención era la "...Marina de Guerra..." (fs. 1570/1574, Cuerpo 8).

    En dicho legajo se encuentra agregada una nota del Ejército Argentino fechada el 26/05/76 comunicando la internación de detenidos bajo este texto:

    "...Al Señor Jefe de la Unidad Carcelaria Nro. 4 Bahía Blanca. DO Del Comandante de la Subzona de Defensa 51 procederá a internar en esa UC a los siguientes delincuentes subversivos a disposición del PEN... CARRACEDO Edgardo Daniel… Firma y Sello: Hugo Daniel Suaiter Coronel...Cdo. Cpo. Ej. V " (fs. 1563)

    4. Nota del 22/06/76 con objeto "Comunicar números de Decretos": A fs. 1591/1592 también se encuentra la nota fechada el 22/06/76 firmada por el SubPrefecto (S) Ernesto BEISTEGUI en su carácter de 2do. Jefe de la Unidad 4 dirigida al Jefe de la Regional de la S.I.D.E. -Cte. Gral. (RE) Carlos GOLETTI WILKINSON- comunicando:

    "...que el Comando del Cuerpo Vto. del Ejército con asiento en esta ciudad, mediante nota Nro. 21.813, comunica los números de Decretos que corresponde a los detenidos subversivos alojados en esta Unidad, los que se consignan seguidamente:

    Decreto 571/76 de fecha 26/5/1976

    3. Edgardo Daniel CARRACEDO MOAR..."

    5. Memorandum de la Prefectura Naval (Fs. 5005/5007, Cuerpo 25): En el Memorándum 8687 - IFI Nº 95"ESC"/976 enviado el 23 de agosto de 1976 al Jefe Servicio Inteligencia, del Jefe de la Prefectura Zona Atlántica Norte CORNELLI y el Jefe de su Sección Información MARTÍNEZ LOYDI indicaban:

    "...Corresp. al Men. 8687 - IFI Nº 95"ESC"/976 NÓMINA DE DETENIDOS SUBVERSIVOS ALOJADOS EN LA UNIDAD CORRECCIONAL Nº 4 (U-4) AL 15-8-1976 FUENTE: UNIDAD CORRECCIONAL Nº 4.

    APELLIDO Y NOMBRE - DOC. IDENT. - FECHA DETENCIÓN - LUGAR - MEM 8687 - IFI Nº - AUT. QUE INTERVIENE...

    CARRACEDO, Edgardo Daniel L.E. 5.512.011 24-3-1976 B.Blanca, 35 y 36/976 PEN Decreto 571/76…".

    6. Memorandum de la Prefectura Naval (Fs. 5008/5009, Cuerpo 25): En el Memorandum 8687 - IFI Nº 123"ESC"/976 girado al Jefe Servicio Inteligencia el 26 de noviembre de 1976, CORNELLI y MARTÍNEZ LOYDI expresaban:

    "...Corresp. Mem. 8687 - IFI Nº 123 "ESC"/976 Bahía Blanca 26 de noviembre de 1976.

    ASUNTO: COMUNICAR TRASLADO DE DELINCUENTES SUBVERSIVOS

    INFORMACIÓN: Para conocimiento de ese Servicio, informo que con fecha 26 de noviembre del corriente año, fueron trasladados de la Unidad Correccional Nº 4 (U-4) de Bahía Blanca a la Unidad Correccional Nº 9 (U-9) de La Plata, los detenidos subversivos que se detallan a continuación:...

    24. CARRACEDO, Edgardo Daniel, argentino MI 5.512.011 (Mem. 8687 - IFI "ESC" 95/976)...".

    7. Informe del Estado Mayor General de la Armada: de fs. 2104/2105, Cuerpo 11, se encuentra agregado el informe fechado en Buenos Aires el 9 de mayo de 2008 elevado por el Jefe del Estado Mayor General de la Armada -Almirante Omar GODOY- al Ministerio de Defensa que dice:

    "...Los Agentes Civiles Raúl SPADINI y Raúl Edgardo Daniel CARRACEDO (D.N.I. N 5.512.011) prestaron servicios como Personal de Producción, Clase I Oficial - Mecánicos Motoristas Especializados en el Taller Aeronaval Central (TAC)... procediéndose al cese del segundo, con fecha 01 de abril de 1976, a tenor del artículo 38, inciso 3, del Estatuto del Personal Civil de las Fuerzas Armadas ("Razones de seguridad para las Fuerzas Armadas")...".

    8. Legajo Personal de Edgardo Daniel Carracedo: A fs. 3169/3170 el Ministerio de Defensa remite su legajo Personal que corrobora su desempeño en la Armada Argentina.

    9. Reconocimiento. Inspección Ocular en la Base Naval Puerto Belgrano, del 19/10/07, de fs. 962/965, cuerpo 5:

    "… Siendo las 10.10hs se comienza con el ingreso al Puesto Nº 1 por la izquierda. Prestan sus testimonios los Sres. Carracedo y Néstor Giorno. Se ingresa en un salón que posee numerosos cuadros en el que los testigos Izarra y Carracedo relatan con el Sr. Hugo Giorno y la Sra. Larrea sus experiencias. A indicación de Carracedo se ingresa por una puerta y se recorren las habitaciones realizando algunos reconocimientos en piso y paredes. Indican los testigos que el edificio a sufrido modificaciones… el testigo Carracedo conduce al Sr. Juez hacia otro sector del edificio donde reconoce un baño exterior. Seguidamente, los testigos Izarra, Carracedo, Hugo Giorno y Néstor Giorno conducen a la comitiva hasta un puesto policial de control que lleva a los barrios, indicando los testigos que en esa dirección puede irse a la darse y baterías… se arriba a Zona Reservada, y a la dársena, por la guardia que se halla cercana al centro naval. Los testigos describen sus apreciaciones y en particular el Sr. Carracedo explica sus percepciones desde el ojo de buey del camarote donde estaba. Se traslada el Sr. Juez con los testigos que indican el lugar de la escollera donde estaba el buque donde se encontraban en especial Giorno, Carracedo y Pellegrini, quien señala además el edificio de 3 plantas… se ingresa al salón de los deportes donde el testigo Carracedo refiere era su lugar de trabajo…".

    10. Presentación por el beneficio de la Ley 24043, ante el Ministerio del Interior, por la victima Edgardo Daniel Carracedo, el cual le es concedido, de fs. 1051/1069, cuerpo 6.

    En síntesis de la prueba colectada queda acreditado que Edgardo Carracedo fue secuestrado el 24/03/76 en horas de la mañana en su domicilio de Juan José Paso 925 de Punta Alta y llevado detenido al buque ARA "9 de Julio" allí amarrado, luego trasladado al Batallón de Comunicaciones 181 dependiente del Comando Quinto Cuerpo de Ejército de Bahía Blanca, más tarde remitido a la Unidad Carcelaria 4 de Villa Floresta del Servicio Penitenciario de la Pcia. de Buenos Aires y finalmente a la Unidad Carcelaria 9º de La Plata, siendo finalmente liberado el 26/11/76.


    III.4.- RAMÓN DE DIOS

    En marzo de 1976, en horas de la madrugada, y en oportunidad en que se encontraba en su casa de la calle Urquiza en Punta Alta, junto a su mujer y sus hijos descansando, irrumpen un grupo de mas de 10 personas, portando armas, las que procedieron a encapucharlo y secuestrarlo.

    De allí es trasladado a la BNPB, mas precisamente al Buque ARA 9 de julio, permaneciendo allí en condiciones infrahumanas, junto a varias personas más, entre ellas Hugo y Nestor Giorno, Jorge Izarra, y Chacho Aldecoa. Posteriormente fue liberado.

    Mientras estuvo cautivo, sufrió diversos padecimientos, como ser: amenazas de muerte y de tortura constantes, golpes e insultos, escuchar los gritos desgarradores de los torturados, estuvo maniatado, y encapuchado, sin poder hablar, moverse, dormir, fue sometido a simulacros de fusilamiento.

    Corrobora lo anterior las siguientes pruebas colectadas en la causa:

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial de Ramón Ernesto DE DIOS: En la audiencia testimonial de fs. 2359/2360 celebrada el 22 de julio de 2008 manifestó:

    "...MANIFESTANDO SER Y LLAMARSE RAMÓN ERNESTO DE DIOS… A continuación es preguntado el compareciente, a tenor del interrogatorio presentado por la Fiscalía a fs. 2267, para que diga qué conocimiento tiene acerca de la detención ilegal denunciada, que sufriera su padre Ramón Francisco De Dios, CONTESTA el conocimiento que tengo es el siguiente: en el año 76 o 77 en oportunidad en que vivíamos en el domicilio donde tenemos el estudio, en Urquiza 725 de Punta Alta, en horas de la madrugada –dos o tres de la mañana- la familia: mi madre, mi padre, yo y mis dos hermanos estábamos durmiendo y sentimos pisadas en el techo y ruidos en el patio. Ante eso mis padres se despiertan y nosotros también. Cuando abren una especie de ventana que se abría con paneles, observan que había varias personas apostadas sobre la medianera con la casa vecina y se prenden luces que iluminan toda la casa. Estas personas, a pesar del tiempo lo recuerdo, tenían una especie de mascara, o maquillaje porque no estaban a cara descubierta. Irrumpen en la casa por la fuerza, por atrás, y varios de ellos toman a mi padre de los brazos, obviamente ante la preocupación, gritos y llantos de la familia, y lo llevan por la casa hasta la salida a la calle. Estacionado frente a la casa había un camión verde que pertenecía a la Armada. A mi padre antes de salir de la casa lo encapucharon, y durante aproximadamente tres días no supimos nada de él. Nadie hacía preguntas ni sabia nada. A los tres días mi padre apareció en mi casa. En ese momento contó que había estado detenido en una especie de buque con celdas o camarotes individuales, con varias personas detenidas, dijo que eran todos de Punta Alta, de partidos políticos. Los conocía y pese a estar individual podían hablar. Lo maltrataron sicológicamente. En la madrugada lo encapuchaban y lo llevaban y escuchaba: "preparen, apunten, fuego" y luego le sacaban la capucha y lo fotografiaban, simulando un fusilamiento. Mi padre siempre sostuvo que el motivo de su detención era que prodigaba ideas socialistas, contrarias al régimen que había en ese momento. Le decían que se le iban a ir las ganas de pensar como pensaba. Yo tenía 8 ó 9 años y no recuerdo más. La gente que estuvo con él eran de Punta Alta y del partido peronista. No recuerdo los apellidos. PREGUNTADO por S.S. si luego de este episodio fue molestado CONTESTA después de que nos mudáramos del estudio, en calle Urquiza, a mi padre le tiraron unos tiros en una especie de jardincito que tiene al frente, y pusieron una bomba casera, que hizo estruendo. Debe haber sido unos cuantos meses después. Mi padre hasta que se murió no pudo entrar a la Base. Solo fue una vez hace poco para un casamiento. Durante los gobiernos de Alfonsín y de Menem no podía entrar. PREGUNTADO por S.S. si alguno de sus hermanos podría aportar algún dato más CONTESTA podría ser mi hermano mayor, que en ese entonces tenía unos diez años. La familia vive en Blandengues 771 de esta ciudad, y el teléfono es 454-6458. Mi hermana era muy chica, dos o tres años menor que yo. En este acto el compareciente hace un croquis de la casa a mano alzada, el que es agregado a esta declaración por disposición de S.S. Señala el testigo con resaltador amarillo lo correspondiente al personal militar y con verde el recorrido de sus padres cuando sienten los ruidos. Preguntado por S.S. cuántas personas secuestraron a su padre CONTESTA eran muchos, más de diez. Era un operativo. Fue sincronizado. La calle Urquiza no era muy transitada, había que ir. PREGUNTADO por S.S. si su padre tenía actividad política CONTESTA era profesor en el Colegio Nacional de Punta Alta y lo habían echado por manifestar y defender sus ideas..."

    2. Declaración testimonial de Jorge Osvaldo IZARRA, en la audiencia del día 5 de septiembre 2007 ante el Fiscal General Dr. Hugo Omar CAÑÓN, en la que manifesto:

    Acredita la presencia del Dr. De Dios en el buque ARA 9 de julio, y los tormentos a los cuales eran sometidos:

    "…Que desde allí, y ya en horas de la noche, fueron trasladados al crucero "9 de Julio", al cual accedieron atravesando la cubierta del buque carguero ya mencionado, por lo cual el declarante tenía pleno conocimiento del lugar donde se encontraba. Asimismo, por haber estado durante dos años en el crucero "General Belgrano", el cual era mellizo del "9 de Julio", conocía muy bien la ubicación de las instalaciones de los buques. Que una vez en el buque "9 de Julio", le sacaron la capucha y fue ubicado en un camarote reacondicionado como celda, ya que le habían sacado el picaporte y se cerraba con cadena y candado, conservando las cuchetas propias de ese habitáculo. Que en el camarote de al lado fue alojada una persona de nombre "Chacho" Aldecoa, ya fallecido. Que en forma diaria el dicente era retirado del barco, previo ser nuevamente encapuchado, y conducido en un vehículo a la dependencia policial ya descripta, donde era constantemente golpeados con puños y patadas, especialmente en los oídos, al tiempo que se le aplicaba corriente eléctrica con un "mega", el cual es un aparato que genera electricidad al hacer girar una manivela. Asimismo era interrogado sobre su participación política y social. Que entre los interrogadores había alguno que evidenciaba más conocimiento y dirigía la operación. Que durante estas sesiones el declarante era amenazado con ser arrojado al agua, y en alguna ocasión le fue gatillada un arma en la cabeza simulando una ejecución. Que estando en la celda del barco, en una oportunidad fue visitado por dos personas vestidas de médicos, quienes lo examinaron y le controlaron el pulso. Que en algunos de los traslados entre el barco y la dependencia policial donde era interrogado, el declarante pudo advertir que se encontraba junto a él, el abogado fallecido Ramón de Diós, y una persona llamada "Chiquito" Ochoa. Que también se encontraba detenida en el crucero una mujer de apellido Cornago…"

    3. Declaración testimonial de Hugo Julio FRATTI, en la audiencia del 29 de abril de 2008, a fs. 1902/1903, expreso:

    Acredita el secuestro sufrido por Ramón De Dios:

    "… En ese momento también detuvieron a Ramón De Dios a fines de marzo del 76, y la mujer vino a hablar conmigo porque yo en ese entonces era Director de Asuntos Legales de la Municipalidad, conversé el tema con el capitán Ferrer que era el comisionado municipal, quien me dijo que no me preocupara que si no tenía nada que ver salía enseguida, y así fue, salió…".

    De la prueba recolectada en autos se encuentra acreditado que Ramón De Dios fue secuestrado en el mes de marzo de 1976, y detenido en CCD que funcionaba en la Base Naval Puerto Belgrano, siendo alojado en el buque ARA "9 de Julio" allí amarrado, para ser posteriomente liberado.


    III.5.- CASO GIORNO HUGO MARIO

    La noche del 23 de marzo de 1976 Hugo Mario GIORNO partió desde Buenos Aires en ómnibus a la ciudad de Punta Alta. Unos 20 Km. antes de arribar a destino, siendo aproximadamente las 7:00 hs. del día 24 de marzo, el colectivo en que viajaba fue detenido en la intersección de las rutas 3 y 249, por un operativo de la Armada Argentina, realizado por personal uniformado.

    Los militares hicieron bajar a todos los pasajeros para su identificación, indicándole a GIORNO que subiera a la caja de una camioneta tipo Ford F-100 que formaba parte del operativo, siendo custodiado por dos soldados con armas largas. Desde allí, y tomando por la ruta 249, fue trasladado en el vehículo a la ciudad de Punta Alta, ingresando luego a la Base Naval Puerto Belgrano por el puesto N 1, alrededor de las 8:30 de la mañana.

    El mismo día 24 de marzo de 1976 su domicilio fue allanado.

    Una vez dentro de la Base, Hugo Mario GIORNO fue conducido al patio de la Comisaría que se encuentra en las inmediaciones del puesto mencionado. Allí le colocaron una capucha y lo trasladaron a un cuarto ubicado en el interior de la Comisaría, donde fue interrogado por al menos tres personas, siendo a la vez golpeado y amenazado con ser llevado a un buque del que, le advertían, no volvería nunca más.

    Desde allí, siempre encapuchado, GIORNO fue subido a un camión o camioneta, que realizó un recorrido por el interior de la Base Naval Puerto Belgrano. Al cabo de un trecho, lo hicieron descender del vehículo en una de las dársenas de la Base, y lo trasladaron al interior del Crucero " A.R.A. 9 de Julio". Allí fue colocado en uno de los camarotes del buque, donde le sacaron la capucha y lo dejaron encerrado.

    A los tres días de ingresar al buque, fue llevado nuevamente hasta la entrada de la Base Naval, donde volvió a ser interrogado, golpeado y amenazado.

    Durante el tiempo que permaneció en el navío fue llevado en dos o tres oportunidades a bañarse a un vestuario similar al de un club, donde pudo advertir que las toallas tenían el ancla característica de la Armada Argentina.

    El 13 de abril de 1976 fue sacado del buque y subido -encapuchado- a un camión junto con otros secuestrados entre los que se encontraban Aedo JUÁREZ, Rodolfo CANINI, Edgardo CARRACEDO y su hermano Néstor Alberto GIORNO, siendo todos trasladados a dependencias del Vto. Cuerpo de Ejército en Bahía Blanca.

    Allí fueron llevados a un lugar donde se encontraban detenidas varias personas, entre ellas Reinaldo Reiner, Abertano Quiroga, Cándido Romero, Jorge Valemberg y Hugo Costa, junto con otras de apellido Coste, Di Francisco, Cruz, Galíndez, y Tassara. Al día siguiente fueron trasladados a un primer piso, al que llamaban gimnasio, lugar custodiado en forma permanente, donde permaneció hasta el 26 de mayo de 1976. En una ocasión GIORNO fue llevado a una oficina e interrogado por el suboficial Santiago Cruciani.

    Unos días antes de ser retirado del lugar, se hizo presente un militar que se identificó como SUAITER, quien hizo colocar a todos los detenidos contra una pared y les tomaron fotografías, las cuales fueron publicadas días después en el diario "La Nueva Provincia".

    El día 26 de mayo, GIORNO junto con las cuatro personas que habían sido trasladadas desde la Base Naval y dos personas más, fueron llevados hasta la Unidad Carcelaria N 4 de Villa Floresta en una camioneta del servicio penitenciario, siendo alojados en el pabellón de presos políticos.

    A mediados de diciembre de 1976 fue conducido junto con otros 20 o 30 detenidos a la Base Aeronaval Comandante Espora, donde debieron abordar un avión y fueron trasladados a la ciudad de La Plata, siendo muy golpeados en el transcurso del viaje. Al llegar a dicha ciudad son introducidos en un camión y trasladados a la unidad carcelaria N 9 de La Plata.

    El 24 de diciembre de 1977, aproximadamente a las 19:00 hs. fue liberado, regresando a la ciudad de Punta Alta el día 25 de diciembre del mismo año.

    Corrobora lo anterior las siguientes pruebas colectadas en la causa:

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial de Hugo Mario GIORNO, en la audiencia del 29 de junio de 2007 ante el Fiscal General Dr. Hugo Omar CAÑÓN a 828/834 dijo:

    Situación Previa:

    "...Que desde su nacimiento su domicilio fue la casa de sus padres, ubicada en Espora N 624 de la misma ciudad, donde vivía junto a sus padres y un hermano de nombre Néstor Alberto. En el año 1970 contrajo matrimonio con Susana Mabel Baralda, con quien tuvo dos hijos, de nombre Lorena, nacida en 1973, y Virginia, nacida en 1975, siendo en aquel entonces el domicilio del matrimonio el de la calle Espora, en los fondos. Que para ese entonces el declarante tenía militancia política y gremial en la Juventud Peronista y en el Sindicato Luz y Fuerza. En este sindicato los referentes y compañeros de militancia eran Adalberto Wimer, quien por ese entonces era secretario de prensa de la CGT nacional, Victorio Colubri, de empleados de comercio, Osvaldo Rigoni de la Unión Ferroviaria. Otros compañeros son Antonio Coria y Everardo Fachini, quien por aquella época estaba en la conducción de la UTN en Bahía Blanca y en el año 1976 tuvo que exiliarse. Que como consecuencia de su militancia política, en el año 1970 sufrió el allanamiento del domicilio de sus padres, como así también en el domicilio de sus suegros. Que estos procedimientos fueron ejecutados por personal de la Policía Bonaerense, a cara descubierta y uniformados, quienes secuestraron libros, se supone que buscaban armas, y realizaron destrozos en los domicilios. Los efectivos que realizaron el procedimiento eran personas conocidas del ámbito de Punta Alta. Uno de ellos era el suboficial o subcomisario Bordón. Que en este momento también recuerda mencionar como compañeros de militancia, a su hermano Néstor Alberto Giorno y a Jorge Izarra, todos relacionados con la actividad del padre Segovia, sacerdote, quien actualmente estaría en una capilla en Mar del Plata. Que se realizaban reuniones en el domicilio particular del sacerdote, en calle Murature, donde antes del golpe de estado del 24 de marzo de 1976 sufrió un atentado con una bomba. Que recuerda que sobre el final del gobierno de Isabel Perón el clima político se enrarece, con colocación de artefactos explosivos en los domicilios de Colubri y del doctor Carrillo, médico y militante peronista, sin que nadie se adjudicara los atentados. Que en la noche en que la CGT le hace un planteo por intermedio de Wimer al gobierno, en particular contra López Rega, esa noche colocan una bomba en la casa de Wimer, ubicada en la calle Belgrano de Punta Alta. Que los días previos al golpe de estado de marzo de 1976, era comentario generalizado entre los trabajadores de la Armada que se estaba preparando el buque "9 de Julio", el cual estaba radiado de servicio, para alojar detenidos. Que dicho buque era la nave más importante de la Armada y sería mellizo o similar al crucero General Belgrano. Que dicha nave se encontraba debajo de la grúa más importante de la Base Naval Puerto Belgrano, donde hoy está el buque Irizar. Que en este acto se solicita al declarante si puede dibujar un croquis del lugar, a lo cual accede. Que manifiesta que podría, en otra ocasión, aportar un plano de la Base Naval, con detalle de las dársenas. Que días antes del golpe, el comentario generalizado era que se iba a dar el golpe y que iban a caer todos, en referencia a las personas con militancia política. Que el personal civil de la Base Naval fue el utilizado para acondicionar el buque mencionado como lugar de detención, quienes relataban que ponían cerrojos y candados en las puertas y accesos a los camarotes…

    Secuestro:

    "…Que el día 23 de marzo de 1976 el declarante se encontraba en Buenos Aires, en una reunión del sindicato de Luz y Fuerza. Esa tarde en Buenos Aires ya se evidenciaban los movimientos del inminente golpe de estado. Que la reunión en la que se encontraba se levanta por ese motivo, y cada uno de los militantes vuelve a su lugar de radicación. Que esa noche, a las 22:00 hs parte en micro desde Buenos Aires a la ciudad de Punta Alta. Que unos 20 kilómetros antes de arribar a la ciudad de destino, en la intersección de las rutas 3 y 249, y siendo aproximadamente las 7:00 hs. del día 24 de marzo, el colectivo en que viajaba es detenido por un operativo de la Armada Argentina. En este momento, el declarante efectúa un croquis del lugar donde se realizó el operativo, en el reverso de la hoja donde dibujó el croquis de la Base Naval. Que los que llevaban a cabo el operativo estaban uniformados. Que hacen bajar a todos los pasajeros para su identificación, quienes volvieron a subir al micro, con excepción del declarante, a quien luego de exhibir su documento, le indicaron que subiera a la caja de una camioneta tipo Ford F-100 que participaba del operativo, donde había un asiento, siendo custodiado por dos soldados con armas largas. Que no iba esposado ni le expresaron el motivo de su detención, pero que el declarante sabía que era por motivos políticos.

    Traslado a la BNPB, arribo a la Comisaría:

    "…Que desde allí, y tomando por la ruta 249, el vehículo que lo transportaba ingresa a la ciudad de Punta Alta por calle Espora hasta Rosales, ingresando a la Base Naval Puerto Belgrano por el puesto N 1, alrededor de las 8:30 de la mañana. Que este recorrido fue realizado a la vista de los transeúntes que se encontraban en las veredas. Que el declarante sentía la necesidad de hacer alguna seña para hacer conocer su situación de detenido. Que después supo que los vehículos utilizados tanto por la Armada como por el Ejército en los operativos de secuestro de personas estaban camuflados para no ser identificados, pero que el vehículo en el que fue trasladado no se hallaba encubierto. Que al llegar al puesto N 1 y ya dentro de la Base, se dirigen a la comisaría que está en las inmediaciones del puesto mencionado. Que lo llevan al patio de la comisaría, encontrándose con que había muchas personas paradas contra una pared, de espaldas. Que el declarante es ubicado allí, estimando que le colocaban algún tipo de identificación por el hecho de que a partir de allí los llamaban por el nombre. Que cree recordar que fue despojado de todas las pertenencias que llevaba consigo durante el viaje.

    Que en el patio de la comisaría estuvo largo tiempo, luego le colocaron una capucha y lo trasladaron a un cuarto ubicado en el interior de la comisaría, donde comienzan a interrogarlo sobre "dónde están las armas", "cuántas armas tenés", "las dejaste en tu casa". Que en ese momento lo indagaban acerca de si las armas las tenían sus compañeros de militancia, dictándole nombres de personas conocidas y otras que no conocía. Que en ese interrogatorio recibió golpes de puño en el estómago y era amenazado con ser llevado a un buque, de donde, le advertían, no volvería nunca más. Que los interrogadores eran al menos tres, de acuerdo a las diferentes voces.

    CCD Buque ARA 9 de Julio:

    "…Que desde allí, siempre encapuchado y siendo tomado de las manos por alguno de sus captores, es subido a un camión o camioneta y comienza un recorrido que el declarante reconoció que era por el interior de la Base. Que en ese vehículo iban más personas, desconociendo si era personal de la Armada u otros detenidos, ya que permanecían en silencio. Que al cabo de un trecho, lo hacen descender del vehículo, reconociendo el declarante que se encontraba cerca del mar por los sonidos y el olor, como así también que había sido llevado a alguna de las dársenas de la Base Naval Puerto Belgrano. Que en ese momento tratan de despistarlo, simulando el traspaso de un buque a otro, lo cual no ocurrió. Que lo hacen pasar por un tablón, advirtiéndole que tuviera cuidado porque se iba a caer al mar, ingresando a lo que el declarante ya suponía que era el buque "9 de julio". Que una vez ubicado en uno de los camarotes del barco, le sacan la capucha y lo dejan encerrado. Que en este momento, el declarante efectúa un croquis del camarote donde se encontraba, en el reverso de la hoja donde dibujó el croquis de la Base Naval. Que la mayor preocupación del dicente era si su familia conocía su destino. Que permaneció en el buque aproximadamente 21 días…

    Torturas e Interrogatorios:

    "…Que durante dicho tiempo, a los tres días de ingresar, tuvo otro interrogatorio del mismo tenor que el anterior, advirtiéndole siempre que "sería boleta" si no respondía. Que para dicho interrogatorio fue llevado nuevamente hasta la entrada de la Base Naval. Que las condiciones de detención dentro del buque eran de absoluto aislamiento, ya que no se escuchaba nada. Que recuerda que a partir de las 14:00 hs., cuando finaliza la actividad laboral en la Base, no se escuchaba ruido alguno. Que durante el tiempo que en estuvo en el buque, siempre lo mantuvieron encerrado en el camarote, habiéndolo llevado a bañarse en dos o tres oportunidades, deduciendo que el lugar donde lo llevaron a bañarse era el casino de suboficiales de la Base Naval, por la similitud con los vestuarios de un club y porque las toallas con las que se secaba tenían el ancla característica de la fuerza. Que para ir al baño, tenían que golpear la puerta, tras lo cual aparecía un guardia que lo encapuchaba y lo llevaba a otra dependencia del buque. Que en una de las oportunidades en que lo llevaron a baño, por el ojo de buey que a veces estaba descubierto, pudo identificar la ubicación exacta del buque, advirtiendo que el baño se encontraba orientado hacia la dársena donde había otros buques. Que en uno de los traslados al baño, uno de los guardias le pregunta en voz baja y desde atrás "¿vos sos Hugo?", lo cual despertó la desconfianza del testigo, agregando luego el guardia que era el marido de una compañera de trabajo de una prima del declarante, de nombre Marta, y pidió que lo llamara José. Que esta persona Marta, en ese momento, trabajaba en el supermercado SADOS, que se encuentra en el ingreso de la Base Naval Puerto Belgrano. Que con posterioridad a su liberación, se enteró que el guardia José, simulando estar arreglando una moto en la vereda de la casa del padre del dicente, le susurraba a su padre "su hijo está bien". Que el testigo recuerda en este momento que por un hueco en la parte superior del camarote, variaba la entrada de luz, de acuerdo a las mareas, divisando cuando la marea estaba baja la pared de un dique. Que advirtió que en el buque también estaba su hermano por el sonido de su tos. Que recuerda que en el camarote de al lado se encontraba detenida una persona aproximadamente de la edad del declarante, de apellido Eraldo, a quien conocía ya que militaba en la Universidad en Bahía Blanca. Luego hubo un cambio y Eraldo dejó de estar en el camarote contiguo, y alojaron allí al contador Aníbal Perpetua, a quien conocía por su actividad gremial portuaria. Que también, preguntando a las personas que se encontraban en los camarotes contiguos, se enteró que estaba allí el doctor De Dios, abogado recientemente fallecido, Aedo Juárez, concejal del PJ y Rodolfo Canini, presidente del Consejo Deliberante de Coronel Rosales. Que luego de ser liberado se enteró por comentarios, que a bordo del buque se encontraban detenidas también algunas mujeres. Preguntado el testigo si se escuchaban sonidos de torturas, responde que no. Que una o dos oportunidades se hizo presente en el buque un médico, que se identificó como tal, quien se encontraba encapuchado. Que estima que podría tratarse de una persona de unos 35 años, de contextura robusta y baja estatura, que en ese momento se encontraba con ropa de civil. Que luego de presentarse como médico, preguntó al dicente si necesitaba algo, cómo se sentía de salud y que cualquier cosa le avisara. Que todas las capuchas eran de color negro, de una tela similar a los gabanes que utiliza la Marina, diferenciándose en que las que utilizaban los captores tenían dos agujeros a la altura de los ojos, y las de los detenidos eran totalmente cerradas. Que en relación a la comida, manifiesta el testigo que le llevaban un desayuno que consistía en mate cocido, el cual se servía en una taza gris de chapa. Que el almuerzo era servido en las bandejas con compartimentos, típicas de cuartel. Que luego se les suministraba una merienda, y la cena. Que como sonido de fondo únicamente se escuchaba, en forma diaria, el sonido de una radio sintonizada en LU2, alcanzando a percibir en una ocasión un partido de la selección argentina y el noticiero del mediodía…

    Traslado al Ejército:

    "…Que a los 21 días de estar detenido, lo cual recuerda con precisión ya que llevaba la cuenta, es subido encapuchado a un camión junto a otras 4 personas, y a medida que subían les iban diciendo el nombre y los hacían sentar sobre una rueda de auxilio, espalda con espalda. Que los nombrados fueron Aedo Juárez, Rodolfo Canini, Edgardo Carracedo y el hermano del declarante. Que el camión que los transportaba salió de la Base Naval y tomó la ruta hacia Bahía Blanca, permaneciendo los detenidos siempre encapuchados. Que en un determinado momento el camión atravesó un control militar, deteniéndose unos metros después. Que los hacen descender del vehículo, en un sitio en donde se evidenció que era una dependencia militar por los cargos con que se designaban. Que luego los 5 detenidos fueron introducidos en una oficina, donde les sacan la capucha, y los colocan de cara contra una pared, advirtiéndoles que no se den vuelta. Que el dicente estima que podría ser la oficina de ingreso al Vto. Cuerpo de Ejército. Que fueron dejados solos en la oficina, y en un momento un cabo del Ejército les preguntó "¿Por qué no se dan vuelta?". Que los detenidos se dan vuelta y les pregunta "¿De dónde vienen ustedes?", sorprendido por la actitud y la apariencia de los detenidos. Que el testigo aprovechó para saludarse con los detenidos, y el cabo les preguntó si sus familias sabían dónde se encontraban y les ofreció hablar por teléfono, lo cual hicieron. Que el testigo se comunicó con la casa de sus padres, avisándoles que estaba vivo y que se encontraba en el Comando del Vto. Cuerpo de Ejército, lo cual sabían por dichos del mencionado cabo, quien les confirmó el lugar donde se encontraban. Que luego un militar, al que llamaban "teco" en referencia a su grado, dio la orden de que los trasladaran a un lugar donde había sindicalistas y otros detenidos provenientes de Río Negro. Que arriban a un "dormitorio de tropa", donde se encuentran con Reinaldo Reiner, del gremio URGARA, Cándido Romero del gremio de panaderos, Abertano Quiroga de la UOM, Jorge Valemberg, presidente del Consejo Deliberante de Bahía Blanca, y también Coste, Di Francesco, Cruz y Galíndez, todos de la UOCRA. Que entre las personas de Río Negro se encontraban Tassara y Hugo Costa, secretario de prensa de la Gobernación. Que estima que al otro día los trasladan a todos a un primer piso, al que llamaban gimnasio, donde permaneció aproximadamente unos 40 días, hasta el 26 de mayo. Que encontrándose en ese lugar, en una ocasión, el declarante fue llevado a una oficina, en la que se encontraba una persona de civil, que reconoce por la fotos publicadas en los medios actualmente, que se trababa del suboficial Santiago Cruciani, ya a pesar del transcurso del tiempo, las características fisonómicas particulares de Cruciani, entre las que se destacan la estatura y la calvicie, le permiten reconocerlo. Que al entrar a dicha oficina, esta persona, que luego resultaría ser Cruciani, se identificó como "Perico" y comenzó a interrogarlo acerca de dos hechos relacionados con su actividad sindical, refiriendo el interrogador -que contaba con documentación- que la Armada le indicaba que era responsable de haber quemado una bandera norteamericana en la plaza Belgrano de Punta Alta, y de bajar la palanca en el conflicto entre Luz y Fuerza y la cooperativa eléctrica. Que al identificarse, el interrogador comentó que había estado en Tucumán con Vilas. Que mientras lo interrogaba, tomaba notas con una máquina de escribir. Que el hecho de la bandera norteamericana fue admitido por el dicente, ya que estaba certificado por fotografías. Que recuerda el testigo que encontrándose en el gimnasio, en una ocasión fueron ingresadas tres personas de sexo masculino provenientes de Pehuen Co, que habían sido detenidas por poseer armas tipo escopeta, una de ellas de apellido Delrieux, quien ha fallecido, y otro de ellos se apellida Cipoloni. Que en una ocasión siendo de noche, estas tres personas de Pehuén Co fueron sacadas del lugar y regresadas al día siguiente, refiriendo que habían estado encapuchadas en un lugar donde había otras personas y habían escuchado lamentos y torturas. Que en otra ocasión, Reiner fue sacado del lugar, y a su regreso comentó que lo habían golpeado y le habían aplicado picana eléctrica. Que el gimnasio estaba custodiado en forma permanente, había un puesto con un suboficial armado. Que también había conscriptos que hacían guardia. Que también había un baño, y que les proporcionaban como comida el rancho del Ejército, y también por parte del concesionario de la cantina que se encontraba en las inmediaciones, la cual estaba a cargo de "Cholo" Tunessi, amigo de Valemberg. En este momento, el testigo realiza un croquis del lugar de detención. Que en una ocasión ante un ataque cardíaco que sufrió Quiroga, se hizo presente un médico cardiólogo, quien le hizo un electrocardiograma y lo medicó. Que durante su estadía ese lugar, hacía aparición el mencionado "teco", quien era pelado, y preguntaba cómo se encontraban. Que unos días antes de ser trasladado del lugar, apareció un militar que se identificó como Swaiter, hizo colocar a todos contra una pared y les tomaron fotografías, no recordando el declarante si en forma personal o a través de un asistente. Que dichas fotografías fueron publicadas días después en el diario "La Nueva Provincia".

    Traslado a la Unidad Nº 4:

    "…Que el día 26 de mayo, el testigo junto con las 4 personas que habían sido trasladadas desde el buque "9 de Julio" y dos personas más, fueron llevados a la unidad penitenciaria N 4 de Villa Floresta, para lo cual fueron retirados del cuartel mediante una camioneta del servicio penitenciario. Que una vez arribados a la cárcel, ingresan a una celda de los pabellones más antiguos, donde se encuentran con Víctor Benamo, a quien ven muy deteriorado, con desgarros en la zona de las axilas, con el puente nasal muy infectado, quien refería que casi no podía ver, y con un estado general muy afectado. Que Benamo les refirió que venía de "la chanchería", en referencia a un centro clandestino de detención del Ejército. Que preguntado acerca del integrante del servicio penitenciario Núñez, refiere el testigo que cree recordar que era el jefe del penal y quien más contacto tenía con los presos políticos. Que el mismo día de su arribo a la cárcel los trasladaron al pabellón de presos políticos, donde se encontraban Rubén y René Bustos, el "negro" Mansilla, Sañudo. Que estando detenido, arribaron detenidos varios profesores de la Universidad, entre ellos Villar, Squilicci, Safardini, Barrera, Sfacia, el doctor La Plaza. Que más tarde llegaron también los doctores Amaya y Solari Irigoyen, quienes arribaron en muy mal estado de salud, este último con las piernas destruidas, recordando el testigo que Amaya era asmático. Que otro de los miembros del servicio penitenciario que trataba con los detenidos era de rango inferior que Núñez, de baja estatura. Que en una ocasión, antes de diciembre de 1976, recuerda el testigo que se hicieron presentes en la cárcel personal del Ejército, uniformados, quienes procedieron a realizar una violenta requisa que consistió en hacer desnudar a todos los que se encontraban en el pabellón de presos políticos, a quienes hicieron tirar al piso. Que en un momento se escuchó un tiro, lo que causó un gran temor entre todos los detenidos. Que entraron celda por celda, tiraron todo lo que había dentro, les pasaban por arriba. Que durante su permanencia en la unidad penitenciaria fue que volvió a ver a su esposa y a sus padres, quienes pusieron en su conocimiento las gestiones que habían realizado para dar con su paradero. Que en dicha búsqueda, su familia había acudido a la entrada de la Base Naval Puerto Belgrano, donde les negaban la presencia del testigo en ese lugar. Que en esos contactos con su familia se enteró que el día de su detención, su domicilio y el de su hermano, habían sido allanados con el fin de detenerlos. Que aclara el testigo que su hermano no se hallaba en su domicilio por razones de seguridad, resultando detenido en las cercanías de su lugar de trabajo…

    Traslado a la Unidad Nº 9 de La Plata:

    "…Que el 13 de diciembre es trasladado a la unidad carcelaria N 9 de La Plata, junto con otros 20 o 30 detenidos. Que para hacer efectivo dicho traslado, fueron llevados a la Base Espora, donde abordan un avión. Que en el transcurso del viaje fueron golpeados, creyendo recordar el testigo que el traslado estaba a cargo del servicio penitenciario federal. Que al llegar a La Plata los hacen abordar un camión, siempre en el marco de un trato riguroso, y los hacen ingresar a la unidad N 9 de La Plata. Que desde su detención a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, esto es, el 26 de mayo de 1976, su familia gestionó ante autoridades militares la liberación del testigo, para lo cual trataba con el Mayor Delmé en la sede del Comando Vto. Cuerpo de Ejército. Que esta persona les refería que Marina no otorgaba la libertad, información que brindaba consultando algún registro. Que en estos encuentros Delmé le explicó a la esposa del declarante que había reuniones periódicas del Comando de Subzona, de las cuales participaba Vilas por el Ejército, Zabala de la Armada, y que por la aludida negativa no lo liberaban…

    Liberación:

    "… Que el 24 de diciembre de 1977 en horas de la madrugada fue anoticiado de su liberación de la unidad carcelaria N 9, la cual se concretó a las 19:00 hs. Que el testigo refiere que la salida de la cárcel, en algunos casos implicaba que los mataran en presuntos enfrentamientos, como ocurrió en varias oportunidades. Que se reencontró con su familia el día 25 de diciembre a la noche, en Punta Alta. Que el 26 de diciembre, en horas de la mañana, se hace presente en su domicilio una persona que se identificó como suboficial de la Armada, de apellido Rodríguez, quien lo citó para una entrevista en la Base Naval Puerto Belgrano ese mismo día. Que el declarante acude a la Base con incertidumbre y es entrevistado por el Jefe de Informaciones Navales de ese momento, que podría tratarse de alguien de apellido LINARES, y por el Teniente PONS. Que en el transcurso de la entrevista, este último se hace cargo de haber sido uno de los ejecutores del allanamiento que sufrió en su domicilio y de su detención. Que asimismo le preguntaron si le habían robado cosas y si necesitaba trabajar, para lo cual se pusieron a disposición del dicente. Que en una ocasión, luego de su liberación, se acercó a su domicilio el mencionado guardia José, con quien acordaron encontrarse unos días después en el domicilio de este último, ubicado en la calle Espora aproximadamente a la altura del 1500, aunque actualmente no sigue viviendo allí, aunque sí en Punta Alta. Que en el encuentro en el domicilio de "José", éste explicó al declarante -intentando justificar su actuación- que se había visto obligado a custodiar a los detenidos en el buque. Que luego de este hecho se cruzó en diversas oportunidades con esta persona, en la ciudad de Punta Alta..."

    2. Declaración testimonial de Primera instancia de Hugo Giorno, en la audiencia del 3 de octubre de 2007 a fs. 840/846 en la sede del Juzgado ratifico lo declarado anteriormente, y manifestó:

    "... el día 24 de marzo de 1976 alrededor de las 7 de la mañana, en el cruce de las rutas 3 y 249, el micro en el que yo viajaba desde Buenos Aires, volvía de la reunión de Secretarios Generales del gremio Luz y Fuerza, yo era Secretario General del sindicato Luz y Fuerza de Punta Alta-, detienen al micro, fuimos bajados todos los ocupantes, se nos pidió documentación. Era una patrulla militar, uniformados y con armas. Una vez identificados todos, los hacen subir menos a mí que me dijeron que me quedara. El micro sigue y me hacen subir a la camioneta de la Armada, color verde, con asiento de madera en la parte trasera, como usaba la patrulla militar. Desde ahí vamos a Punta Alta, ingresa a la Base Naval por el puesto de calle Alberti. Ingresa a la Comisaría de la Base Naval y se me hace poner mirando a la pared en el patio de la comisaría donde ya había otras personas en la misma posición. A los pocos minutos, me colocan una capucha desde atrás. No recuerdo cuánto tiempo, se me traslada en un camión dentro de la Base Naval hasta el buque. En este acto, siendo las 9.40 hs., se recibe de la Fiscalía General copia certificada del testimonio prestado por el testigo con fecha 29/06/07, el que se le exhibe y es PREGUNTADO si la ratifica o rectifica y CONTESTA: la ratifico, con la salvedad de que el nombre del oficial de la Armada que participaba en las reuniones con Vilas no era Zabala, sino Iglesias, probablemente Capitán. El error al mencionar el nombre Zabala fue mío al declarar en la Fiscalía. Mi señora me lo hizo notar porque ella iba a averiguar a la Base por mí y la atendía este oficial Iglesias. Fue quien al poco tiempo de quedar en libertad, le aseguró que para fin de año iba ser liberado. Con respecto al cargo de Pons que menciono en mi declaración, era Teniente, porque me lo dijo. PREGUNTADO por las características físicas del médico cardiólogo que atendió a Quiroga en el Comando, y si se presentó uniformado, CONTESTA no estaba uniformado ni encapuchado. De su descripción física no puedo recordar nada. PREGUNTADO respecto de Cruciani, si efectuó a solas el interrogatorio CONTESTO si, él escribía a máquina. Me preguntó sobre dos casos concretos, que se ve que la Armada había enviado la información. PREGUNTADO si volvió a ver a alguna de las personas que lo detuvieron o custodiaron, CONTESTO cuando estaba en el buque, cuando no estábamos encapuchados nosotros, estaban encapuchados ellos, y de Bahía no conozco a nadie. En el 77 vuelvo a Punta Alta cuando salgo en libertad. PREGUNTADO si sufrió alguna persecución luego de su liberación CONTESTA no PREGUNTADO si continuó su actividad gremial CONTESTO no PREGUNTADO si volvió a ver a alguno de sus compañeros de cautiverio, CONTESTO si, a algunos ví PREGUNTADO si realizó alguna denuncia o presentación en organismos de Derechos Humanos o en la Justicia CONTESTA no fui citado nunca. La única vez que me presenté fue cuando se publica la posibilidad de indemnización creo que fue en el 94 o 95, con Alicia Pierini en la Secretaría de Derechos Humanos. Entonces hice el trámite. PREGUNTADO por las constancias que posee en su poder CONTESTA el decreto de mi pase a disposición al PEN es el nro. 571 del 76. Además el 26 de mayo salió publicada mi detención en el diario La Nueva Provincia. PREGUNTADO cómo se entera su familia de que estaba detenido CONTESTA hasta que no estuve en el Vto. Cuerpo, mi familia no sabía dónde estaba. Al primer lugar que fueron a buscarme, fue a la comisaría y luego a la Base. Mi hermano fue detenido camino al trabajo por una camioneta de la Armada, por eso me fueron a buscar a la Base. PREGUNTADO si conoce el domicilio actual de Edgardo Carracedo CONTESTA vive en Punta Alta, creo que en calle Ing. Luiggi al 600. PREGUNTADO para que diga si puede ubicar a su hermano, CONTESTA vive en La Plata en calle 8 al 600 entre 47 y 48, en el 3ro. D de un edificio cuyo número exacto no recuerdo. Su teléfono es 0221-424-8513. En pocos días viene a declarar a la Fiscalía General. PREGUNTADO cómo supo que se trataba del ARA 9 de Julio CONTESTA por lo que se comentaba. Cuando uno ingresaba aunque estaba encapuchado se notaba que estaba en una nave importante. Era muy hablado en Punta Alta que el buque se estaba acondicionando como lugar de detención. PREGUNTADO si nunca escuchó que algún oficial estuviera a cargo de ese buque CONTESTA el único que conozco es el que me detiene, el Teniente Pons. Cuando fui puesto en libertad, ya estando en Punta Alta, me mandaron a llamar de la Base Naval Puerto Belgrano. Ahí él mismo me dice que hizo el allanamiento en mi casa la noche anterior. PREGUNTADO por Eraldo y Carracedo CONTESTA en el Comando supe que Carracedo estuvo también en el buque. Eraldo se fue de Punta Alta. El hijo, Bocha, desapareció. PREGUNTADO: para que diga dónde se efectuó el segundo interrogatorio al que hizo referencia al declarar ante la Fiscalía. CONTESTO: en el mismo lugar que el primero, en la Comisaría que está a la entrada de la Base. PREGUNTADO: para que diga si durante ese interrogatorio fue golpeado. CONTESTO: en el primero fui golpeado, en el segundo interrogatorio no. PREGUNTADO: para que diga si mientras estuvo en un camarote del buque estuvo encapuchado o esposado CONTESTO: no estuve ni encapuchado ni esposado en el camarote. Me ponían capucha para sacarme o venían ellos encapuchados a traer la comida. PREGUNTADO: para que diga si la comida que recibía era suficiente. CONTESTO: sí. PREGUNTADO si los utensilios tenían alguna identificación CONTESTA eran de aluminio y todos conocíamos los jarritos con el logo de la Armada. A continuación, el Sr. Juez EXHIBE al declarante tres fotografías aéreas de la Base Naval Puerto Belgrano y un mapa, así como una copia de una página del Diario La Nueva Provincia que son agregadas a la presente. Se le PREGUNTA si reconoce los lugares. En la fotografía que se identifica con el N 1, el declarante señala con una cruz el lugar donde entiende se encontraba apostado el buque donde estuvo detenido. En las fotografías N 2 –ampliación de la N 1- y N 3, señala el mismo lugar. En el Mapa, identificado con el N 4, indica con una cruz el lugar donde entiende se encontraba apostado el buque. En este acto se le exhibe al declarante, una copia de una página del Diario La Nueva Provincia del 27 de mayo de 1976 en la que se ven fotografías de personas detenidas a disposición del PEN bajo una nota titulada "Quinto Cuerpo: Nueva Nómina de Detenidos". PREGUNTADO para que diga si reconoce a las personas fotografiadas, las identifica por orden como: Benamo, Juárez, mi hermano, yo, y en la línea de abajo: Canini, Barcia, Berardi y Carracedo..."

    3. Declaración testimonial de Susana Mabel BARANDA de GIORNO, en la audiencia del 12/11/09 a fs. 10176 ante el Sr. Fiscal Federal subrogante Dr. Abel Darío CÓRDOBA, en la misma es conteste con lo narrado por Hugo Giorno:

    "...El 24 de marzo Hugo regresaba de buenos Aires por que era Secretario General de Luz y Fuerza, yo me preparaba para ir a la escuela y Hugo no llegaba, no apareció. El me relata posteriormente que detienen el colectivo y que hacían bajar a todos los pasajeros de un lado, a el lo separan, lo cargan en una camioneta y se lo llevan. Pasaron unos días, no sabíamos donde estaba. Yo vivía con mis suegros, y una persona vestida de civil llamada José se acercó a mi en la vereda, después supe que era personal de Marina, simulaba que arreglaba una moto, y me dijo que mi marido estaba en la Base, en un buque. Después supe por mi esposo que el buque estaba preparado especialmente para detener personas. Luego de su detención, íbamos al Destacamento Puesto 1, donde no nos dieron nunca información. Estando allí, incluso le informaron a mi esposo que había sido padre, pero en realidad quien había sido padre era su hermano. Nosotros pasábamos de la guardia, nunca nadie nos atendió y negaban su presencia allí. Todos los operarios de la Base veían el buque, era un secreto a voces que el mismo funcionaba como un buque cárcel. En ese momento nadie se jugaba por nadie. El 24 de marzo, hubo un allanamiento simultáneo en la casa de mis suegros de calle Espora, y la casa de mis padres de calle Luiggi. Yo presencié el allanamiento de calle Espora. No sé si estas personas que realizaron el operativo siguen en Punta Alta, lo que me quedó grabado es que alguien conocido estaba apuntando a la casa. Irrumpieron personal de Marina, no se si eran de infantería. Revolvieron todo, se llevaron material de lectura. Luego, mi marido pasó al V Cuerpo de Ejército. Eduardo Goy, militar del Ejército le llevaba alimento a Hugo, y se jugó bastante, hasta llegó a decirme que no le enviara tanto alimento porque le costaba pasarlo, también le llevaba cartas. Esto habrá sido aproximadamente en abril, dado que en mayo aparece en el diario y es trasladado a la UP 4. Estando en el comando, pudo verlo a través de un conocido de un primo mío, "Cacho" Salaberry, de la orquesta. Fui al V Cuerpo, no recuerdo dónde, a un costado, y él estaba ahí, yo no sé de donde lo sacaron. Ahí ya recibía mejor trato, aunque su estado no era óptimo. PREGUNTADA LA TESTIGO PARA QUE DIGA SI REALIZÓ GESTIONES ANTE AUTORIDADES MILITARES PARA SABER EL PARADERO DE SU MARIDO. CONTESTA si, íbamos al Comando. Iba con mi cuñada, siempre nos atendieron bien, creo que era el Mayor Delmé. En el 77 sale, y de tantas veces que fui al comando, me decía que ellos lo proponían pero salir, pero lo tachaban con verde. Yo le dije que eso lo iba a transmitir a la Base. Y se lo dije al Servicio de Informaciones, a Iglesias, cuya esposa era docente. Y él me dijo que "Marina también tenía palabra, su marido va a salir para diciembre" del 77 y salió. Fuimos también a Federación de Luz y Fuerza, donde estaba el Capitán Boya, y de ahí fuimos no se adonde. Ellos te subían a un auto y te llevaban. Cuando íbamos a la UP 4 la visita era muy tensionante. De golpe salía uno y te tenías que aprender el número de documento de uno. Si no lo sabías no entrabas. Y todas cosas que creaban tensión. Cuando lo vi aparecer con un uniforme de interno con las manos atrás, me acuerdo que me decía, ni se te ocurra tocarme, porque los castigarían. Las requisas eran horribles. En la UP 4 no recuerdo los nombres de quienes nos atendían. Después me enteré que el castigo para quienes están a disposición del PEN es trasladarlos sin avisarle a sus familias. Un día fui a visitarlo, y un policía joven me dijo por lo bajo que lo habían trasladado a la UP 9 de La Plata. Se a través de mi cuñado que el traslado fue fuerte. También supe que hacían simulacros, y cualquier cosa era buena para suspender la visita. Tiempo después, trasladado a la UP 9, íbamos a visitarlo. Siempre me quedó grabado el ruido de las puertas y de las llaves. Yo trabajaba en un establecimiento privado laico católico que dependía de la Curia y así pude gestionar una entrevista con Monseñor Ogñenovich, pero se limitó a recibir el descargo y no hizo nada. Iglesias me dice que iba a salir en diciembre del 77, le avisé a Hugo, y efectivamente así fue. Teníamos un primo ya fallecido, que lo fue a buscar el 24 de diciembre. Fue a la casa de ellos y volvió a Bahía en tren. Tiempo después fue a visitar al hermano a la UP 9, dado que Néstor Giorno sale al año siguiente. Cuando el salió fue llamado por Servicio de Informaciones de la Base Naval, pero no se que hablaron. Mucho tiempo después, cuando Hugo fue intendente, en vínculos de ceremonia ha visto gente como por ejemplo "José". Una vez en el supermercado lo vi a José, quien me detuvo y me preguntó por la familia. Y luego el año pasado, en diciembre, se presentó en mi casa con necesidad de hablar con Hugo, pero Hugo le dijo que concurriera a la fiscalía. Yo no escuché la conversación, parecía que quería hacer un descargo, explicar su actuación, me parece que el hijo de José le dijo "andá a hablar con Giorno si te sentís mal". Cuando iba al servicio de informaciones, siempre fui sola, porque se pedían audiencias. Al Destacamento iba mi suegro, obteniendo las mismas respuestas que yo. Preguntada la testigo si conoce a MARTA GIORGETTI DE SERENELLI. RESPONDE que es la prima de mi marido. Marta y la señora de José trabajaban juntas en el supermercado. Luego de ser liberado, no fuimos perseguidos. Cuando fuimos a Buenos Aires, nos hablaban de los libros, nos decían que no leíamos, que ellos leían, y cosas similares, como haciendo referencia a la cantidad de libros que se llevaron de casa en el allanamiento. Y luego en algún interrogatorio Hugo me comentó que le mencionaban los libros..."

    4. Declaración testimonial de Primer instancia de Susana Mabel BARANDA de GIORNO, en el Juzgado en la audiencia del 04/10/10, ratificó sus dichos ante la Fiscalía y agrego:

    "...PREGUNTADA para que diga a quién se refiere cuando menciona a Hugo CONTESTA soy la esposa de Hugo Giorno. PREGUNTADA para que diga si recuerda el apellido o algo más sobre quien refiere ser José CONTESTA en la citación que me enviaron con la fotocopia del oficio a la policía, figura el nombre y la dirección. Es José Alberto Girbau, por la altura de la dirección. Sé que vivía ahí, pero el apellido nunca lo pude grabar. El es militar y trabajaba en la Base. Es la persona que me vino a decir que mi esposo estaba en el buque. Que después cuando mi esposo era intendente, en una ceremonia, mi esposo le hace entrega de un sable y en ese momento lo reconoció. En diciembre del 2008 lo vino a ver a casa. Sus intenciones eran transmitirle a Hugo un descargo, pero le dijo que no era la persona indicada, que se dirigiera a la justicia. En cuanto a los libros que me refiero, yo era estudiante de Psicología y Filosofía, por eso tenía tantos libros, y más que nada que en la escuela yo estaba a cargo de la mapoteca, y a Hugo le preguntaban por los mapas de la ría que yo tenía en casa. En este estado el Dr. Galvez solicita la palabra para efectuar preguntas, y S.S. dispone la realización de un cuarto intermedio siendo las 11.30 hs., que se reanuda a las 11.55 hs. En este estado S.S. PREGUNTA a la testigo para que diga si otras fuerzas aparte de la Armada Argentina participaron del allanamiento a la casa de sus suegros CONTESTA en ese momento para mí era todo Marina. Estaban tapados con su ropa, con cascos, con uniformes, entraron por el pasillo a mi casa y yo estaba sola con mis dos criaturas, y empezaron a revolver. Era mucha gente pero no sé. Era un tumulto. Yo agarré a las nenas. Me decían que acalle a la perra. PREGUNTADA para que diga en qué estado físico se encontraba su marido Hugo Giorno en la UP4 cuando lo iba a visitar CONTESTA el estuvo en el buque, después en el comando, y después pasa a la UP4. Yo lo ví aparentemente bien. Cuando hablo con él, ya estaba mas o menos informada por las cartas clandestinas que me mandaba. Él me contaba que estaba en un gimnasio donde funcionaba la banda de música, en el Comando. Al Vto. Cuerpo yo le mandaba comida. Cuando lo pasó mal fue en el buque. En el Comando estaban en grupo, no en una celda solo como en el buque. No recuerdo qué comida le daban. Después del traslado de la UP4 a la UP9 mi marido nunca habló. Yo lo sé por mi cuñado..."

    5. Declaración testimonial de primera instancia de Aníbal Perpetua, del 14/12/07, de fs. 1253/1257vta.

    Corrobora lo narrado por Hugo Giorno, y manifiesta haber compartido cautiverio con el mismo.

    "estuve detenido en un buque… me entero que los militares de Prefectura me habían ido a buscar en el mañana… le dije a mi señora a mi señora que iba a mi casa a cambiarme y comer algo y que me iba a presentar en Prefectura porque no podía estar huyendo en mi propio país… y me presente en Prefectura de Ingeniero White… alrededor de las diez de la noche trascendió que nos iban a trasladar a la BNPB… después me condujeron a otro lugar… escuche un ruido de puertas que se cerraban y me anime a mirar… había un placard metálico, en una esquina un laboratorio pero no salía agua, y abajo del lavatorio la pared metálica estaba rota y escucho un cuchicheo como que me llamaban, entonces me acosté en el suelo y la otra persona me pregunto "¿sos el mismo que estaba aquí o sos otro?" "no te entiendo". Me repitió la pregunta y le dije "recién llego". Pero tenia miedo de hablar. No sabia quien era el otro. Le pregunte y me dijo que era Giorno. Le digo "¿el de luz y fuerza?" "si, estoy desde el día del golpe. Vine de Buenos Aires y me detuvieron en la Terminal". Me di a conocer y el se acordó que nos habíamos visto en el cementerio de Punta Alta cuando enterramos a un dirigente del Secretariado Nacional que era oriundo de Punta Alta. Giorno entonces era Secretario General de la filial Punta Alta del gremio Luz y Fuerza. El me recomendó que hablare como un susurro, porque si no, nos iban a castigar… me costo dormirme por el frío y ahí me di cuenta que estaba en un buque porque la ventana tenia ojo de buey, estaba tabicada, se movía mucho, y se escuchaba el viento… la pared por la que me comunique con Giorno estaba herrumbrada y había sido levantada, doblada… solo lo pude oír, pero no lo pude ver a Giorno… conoció sobre otras personas detenidas… los hermanos Giorno, Rolando Báez, que era compañero de YPF…".

    6. Declaración testimonial de Reinaldo Reiner, de Fs. 94814/9486 del 06/10/09.

    En la misma declaró haber compartido Cautiverio con los hermanos Giorno y con Aedo Juárez en el V Regimiento del Ejercito, en este sentido manifiesta:

    "... ratifico lo manifestado respecto a que fui compañero de cautiverio de Giorno, pero fue un período breve… a Hugo Giorno lo conozco a través del peronismo, y cuando yo estaba ya detenido a él y a otras personas mas de Punta Alta de acuerdo a lo manifestado por él, lo había detenido la Armada. A el y a varios más. Los llevaron a Villa Floresta. Estuvimos pocos días en el Regimiento V. Yo fui detenido a fines de marzo de 1976, el 30 ó el 31, por que después de la revolución de 1976 yo era Secretario del Consejo Deliberante de BAHÍA BLANCA y hasta que se efectuó todo el inventario, estimo que mi detención fue a fin de marzo. Yo ya estaba detenido cuando Giorno fue. Me detuvo el Ejército en mi domicilio de Pueyrredon 5 piso 12. Fue una comisión de uniformados. Creo que era el jefe de la dependencia militar, donde funcionó el Hotel de Inmigrantes. Se que era un Mayor pero no me acuerdo el nombre. La comisión era de dos vehículos y un camión. Yo fui trasladado en una camioneta. No se si había otros detenidos. No me encapucharon ni esposaron. Hicimos un recorrido por la ciudad. Para buscar a otros que no encontraron. Entonces me trasladaron al Regimiento... A Hugo Giorno no me acuerdo de haberlo visto en la cárcel. Solamente lo vi en el Regimiento. Quede en la cárcel hasta un día antes o después de la primavera.... Yo ya estaba en el Regimiento cuando vinieron ellos. Yo los conocía a los Giorno de antes, por la actividad política, más que otra cosa, porque militaban en el peronismo de Punta Alta y yo en el de Bahía Blanca. Ellos estaban en el gremio de Luz y fuerza y yo en el de Recibidores de Granos. Siempre hay algún contacto… de Punta Alta eran los dos hermanos, inclusive en la cárcel lo ví a uno de los Giorno, no sé cuál; un peluquero del Consejo Deliberante Gianetti o Gianini. Se que también estuvo Juárez, el rematador, pero no me acuerdo cuándo vino. Teníamos una relación no de amistad pero de mucho conocimiento...".

    7. Declaración testimonial de Jorge Izarra, del 05/09/07 ante el Fiscal General Hugo Omar Cañon, de fs. 825/827, cuerpo 5:

    En la misma corrobora lo narrado por Hugo Giorno, en cuanto a las circunstancias del cautiverio y de las personas que se encontraban allí en ese momento como por ejemplo el Dr. De Dios.

    "…el 24 de marzo de 1976 a la mañana en su domicilio, llega un grupo de militares de la Armada, uniformados y armados… estos individuos le manifiestan que los debía acompañar…pudo ver que era llevado al puesto Nº 1 de la BNPB, a las instalaciones de la policía de la Base… que allí pudo comprobar que había hombres y mujeres en la misma situación… que en horas de la noche fueron trasladados al crucero ARA 9 de Julio… el declarante pudo advertir que se encontraba junto a el, el abogado fallecido Ramón de Dios y una persona llamada Chiquito Ochoa. Que también se encontraba detenida en el crucero una mujer de apellido Cornago…".

    La misma es ratificada por declaración en primera instancia, el 08/10/07.

    8. Declaración testimonial de Ramón Ernesto De Dios (hijo), de primer instancia de fecha 22/07/08, de fs. 2359/2360, cuerpo 12:

    En la misma da cuenta del secuestro de su padre y del cautiverio en el Buque ARA 9 de julio, corroborando lo narrado por Hugo Giorno y Jorge Izarra.

    "en el año 76 o 77 en oportunidad en que vivíamos en el domicilio donde tenemos el estudio, en Urquiza 725 de Punta Alta, en horas de la madrugada… sentimos pisadas y ruidos en los techos… había varias personas apostadas sobre la medianera con la casa vecina… varios de ellos toman a mi padre de los brazos, y lo llevan… estacionado frente a la casa había un camión verde que pertenecía a la Armada… a los tres días mi papa apareció en mi casa. En ese momento contó que había estado detenido en una especie de buque con celdas o camarotes individuales, con varias personas detenidas, dijo que eran todos de Punta Alta, de partidos políticos. Los conocía y pese a estar individual podían hablar… no recuerdo los apellidos…".

    Documental:

    1. Copia del Diario La Nueva Provincia: Se encuentra agregado en la causa el ejemplar del diario La Nueva Provincia edición del día jueves 27/05/76 que bajo el titulo "Ocho personas a disposición del P.E.N. - Quinto Cuerpo de Ejército - Nueva nómina de detenidos" señalaba:

    "...Las autoridades militares de la ciudad informaron ayer que otras ocho personas se encuentran detenidas habiendo sido puestas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional...

    ...El Comunicado: El Texto de la información es el siguiente: "El Comando del V Cuerpo de Ejército (Subzona 51) comunica que han sido detenidos, interrogados e investigados en dependencias militares , un nuevo agrupamiento de personas que por hallarse comprendidos en lo establecido en el art. 23 de la Constitución Nacional han sido puestas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional. Las nóminas de las mencionadas personas, es la siguiente:.. Hugo Mario Giorno..."

    2. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria: A fs. 3165 la Perito del Archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) gestionado y desclasificado por la Comisión Provincial por la Memoria a partir de la aplicación de la Ley Provincial 12642, informó respecto a Hugo Mario GIORNO lo siguiente:

    En el Legajo DIPBA de Hugo Giorno, se localizo una ficha personal, con la siguiente información:

    "...Mesa "DS", Capeta Varios, Legajo N 5.304, caratulado "Comunicado a la opinión pública del Comando del Quinto Cuerpo del Ejército (Bahía Blanca) acerca de la nómina de personas que están a disposición del Poder Ejecutivo Nacional". El Legajo se inicia con un Comunicado de Prensa del Quinto Cuerpo del Ejército, publicado en el periódico La Nueva Provincia el 27 de mayo de 1976, indicando que "han sido detenidos, interrogados e investigados en distintas dependencias policiales un nuevo agrupamiento de personas por hallarse comprendidos en lo que establece el artículo 23 de la Constitución Nacional, [y] han sido puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional". La nómina de los detenidos mencionados en el Comunicado de Prensa son:... Hugo GIORNO... Seguidamente se encuentran los "antecedentes" de cada uno de los detenidos..."

    "...Mesa "REFERENCIA", Legajo N 16.171 sin carátula... Respecto de, se localizó una ficha personal con la siguiente información:... Apellido: GIORNO Nombres: HUGO MARIO Hijo de Darío Roque y de... Nacido el 22 de octubre de 1949 Nación: Argentina Provincia Buenos Aires Pueblo Punta Alta Domicilio Espora N 624 Localidad Punta Alta Fecha de elaboración de la ficha: 10-11-71..."

    "...Mesa "REFERENCIA 7880", Carpeta 1, Legajo N 273, Capital Federal, caratulado "Cristianismo y Revolución". El Legajo posee un Memorando remitido por la Dirección de Informaciones de la Gobernación a la SIPBA, con fecha 14 de octubre de 1971 y rubricado por el Subdirector de la Dirección, Capitán Roberto LACABANNE, solicitando información por pedido de la SIDE, acerca de los habitantes de una casa quienes serían parte del grupo que distribuye la revista "Cristianismo y Revolución" en Bahía Blanca. La respuesta, remitida por Memorando el 27 de octubre de 1971, firmada por el Comisario José NELLO TRUJILLO, indicando que los habitantes de la casa serían Antonio Ángel CORIA y Juan Carlos VILA y que junto a ellos trabajaría Hugo GIORNO, ligado al "Grupo Carricajo" y al sacerdote Hugo Walter SEGOVIA, perteneciente al Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo..."

    "...Mesa "B", Carpeta 32, Legajo N 19, Punta Alta, caratulado "Sindicato de Luz y Fuerza". El Legajo posee una serie de Registros Estadísticos de Entidades Gremiales en los que figura Hugo GIORNO como Secretario General del Sindicato desde julio del año 1973. Según se desprende de la lectura del Legajo, durante los primeros meses de 1976, cuando GIORNO era Secretario del gremio, se tomaron una serie de medidas tendientes a reclamar una recomposición salarial. El conflicto finalizó el 7 de febrero de 1976, pero los informantes de la DIPBA registraron las resoluciones de las asambleas del Sindicato y la actuación de sus dirigentes...."

    Asimismo en el Legajo DIPBA de Rubén Jara, se localizo una ficha personal con la siguiente información:

    "...El Legajo N 2.703 de la Mesa "DS", caratulado "Detenidos disposición del Poder Ejecutivo Nacional", esta constituido por un listado de las personas detenidas en diversas unidades penales y fue elaborado por la Jefatura de Inteligencia Naval en julio de 1980. Allí constan datos respecto de Hugo GIORNO, Néstor GIORNO, Rodolfo CANINI, Aedo JUÁREZ. Según la planilla los mismos fueron puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional el 26 de Mayo de 1976 en la Unidad 4 de Bahía Blanca...".

    "...Finalmente, el Legajo N 17.381 de la Mesa "REFERENCIA", caratulado "Cámara, Mario y otros" posee un Memorando producido por el Departamento de Informaciones Policiales (D2) de la Policía de Río Negro, con fecha 27 de agosto de 1976 y rubricado por el Jefe de D2, Comisario Inspector Carlos RAMOS, en el que solicita a la DIPBA información acerca de "los antecedentes que posean los ciudadanos que se mencionan en las planillas anexas". Entre los citados se encuentran las siguientes personas que, según indican las planillas, fueron detenidas por el 5 Cuerpo del Ejército.: Víctor BENAMO, Mariano BARCIA, Julio BERARDI, Edgardo CARRACEDO, Néstor GIORNO, Aedo JUÁREZ; Rodolfo CANINI, Hugo GIORNO, Luís DENETT, Enrique HERMIGA, Néstor BARI, Héctor FERRÁNDEZ. Los "antecedentes" brindados por la DIPBA son los mismos que fueron mencionados con anterioridad en el análisis de los Legajos sobre los detenidos por el 5 Cuerpo del Ejército...."

    3. Legajo DIPBA: Se agrega a fs. 3073/3081, el Legajo 273 de Hugo GIORNO.

    4. Ficha Individual de la Unidad Nº 4 de Hugo Giorno: En la Ficha Individual de la Unidad Penitenciaria 4 Villa Floresta consta que ingresó detenido el 26/05/76 por disposición del PEN Decreto 571/76 procedente del Ejército Argentino(fs. 1582/1594, Cuerpo 8).

    En dicho legajo se encuentra agregado una nota del Ejército Argentino fechada el 26/05/76 comunicando la internación de detenidos bajo este texto:

    "...Al Señor Jefe de la Unidad Carcelaria Nro. 4 Bahía Blanca. DO Del Comandante de la Subzona de Defensa 51 procederá a internar en esa UC a los siguientes delincuentes subversivos a disposición del PEN...GIORNO Hugo Mario... Firma y Sello: Hugo Daniel Suaiter Coronel...Cdo. Cpo. Ej. V " (fs. 1584)

    5. Nota del 22/06/76 con objeto "Comunicar números de detenidos": A fs. 1591/1592 se encuentra la nota fechada el 22/06/76 firmada por el SubPrefecto (S) Ernesto BEISTEGUI en su carácter de 2do. Jefe de la Unidad 4 dirigida al Jefe de la Regional de la S.I.D.E. -Cte. Gral. (RE) Carlos GOLETTI WILKINSON- comunicando:

    "...que el Comando del Cuerpo Vto. de Ejército con asiento en esta ciudad, mediante nota Nro. 21.813, comunica los números de Decretos que corresponde a los detenidos subversivos alojados en esta Unidad, los que se consignan seguidamente:

    Decreto 571/76 de fecha 26/5/1976

    1. Hugo Mario GIORNO CARULLI..."

    6. Memorando de la Prefectura Naval (Fs. 5005/5007, Cuerpo 25): En el Memorándum 8687 - IFI Nº 95"ESC"/976 enviado el 23 de agosto de 1976 al Jefe Servicio Inteligencia, CORNELLI y MARTÍNEZ LOYDI indicaban:

    "...Corresp. al Men. 8687 - IFI Nº 95"ESC"/976 NÓMINA DE DETENIDOS SUBVERSIVOS ALOJADOS EN LA UNIDAD CORRECCIONAL Nº 4 (U-4) AL 15-8-1976 FUENTE: UNIDAD CORRECCIONAL Nº 4.

    APELLIDO Y NOMBRE - DOC. IDENT. - FECHA DETENCIÓN - LUGAR - MEM 8687 - IFI Nº - AUT. QUE INTERVIENE...

    GIORNO, Hugo Mario L.E. 7.695.511 24-3-1976 B.Blanca 35 y 36/976 PEN Decreto 571/76..."

    7. Memorandum de la Prefectura Naval (Fs. 5008/5009, Cuerpo 25): En el Memorándum 8687 - IFI Nº 123"ESC"/976 girado al Jefe Servicio Inteligencia el 26 de noviembre de 1976, CORNELLI y MARTÍNEZ LOYDI expresaban:

    "...Corresp. Mem. 8687 - IFI Nº 123 "ESC"/976 Bahía Blanca 26 de noviembre de 1976.

    ASUNTO: COMUNICAR TRASLADO DE DELINCUENTES SUBVERSIVOS

    INFORMACIÓN: Para conocimiento de ese Servicio, informo que con fecha 26 de noviembre del corriente año, fueron trasladados de la Unidad Correccional Nº 4 (U-4) de Bahía Blanca a la Unidad Correccional Nº 9 (U-9) de La Plata, los detenidos subversivos que se detallan a continuación:...

    GIORNO, Hugo Mario, argentino, MI 7.695.511(Mem. 8687 - IFI "ESC" 95/976)..."

    8. Reconocimiento. Inspección Ocular en la Base Naval Puerto Belgrano, del 19/10/07, de fs. 962/965, cuerpo 5:

    "… Siendo las 10.10hs se comienza con el ingreso al Puesto Nº 1 por la izquierda. Prestan sus testimonios los Sres. Carracedo y Néstor Giorno. Se ingresa en un salón que posee numerosos cuadros en el que los testigos Izarra y Carracedo relatan con el Sr. Hugo Giorno y la Sra. Larrea sus experiencias. A indicación de Carracedo se ingresa por una puerta y se recorren las habitaciones realizando algunos reconocimientos en piso y paredes. Indican los testigos que el edificio a sufrido modificaciones… el testigo Carracedo conduce al Sr. Juez hacia otro sector del edificio donde reconoce un baño exterior. Seguidamente, los testigos Izarra, Carracedo, Hugo Giorno y Néstor Giorno conducen a la comitiva hasta un puesto policial de control que lleva a los barrios, indicando los testigos que en esa dirección puede irse a la darse y baterías… se arriba a Zona Reservada, y a la dársena, por la guardia que se halla cercana al centro naval. Los testigos describen sus apreciaciones y en particular el Sr. Carracedo explica sus percepciones desde el ojo de buey del camarote donde estaba. Se traslada el Sr. Juez con los testigos que indican el lugar de la escollera donde estaba el buque donde se encontraban en especial Giorno, Carracedo y Pellegrini, quien señala además el edificio de 3 plantas… se ingresa al salón de los deportes donde el testigo Carracedo refiere era su lugar de trabajo…".

    9. Informe del Secretario General del Sindicato Luz y Fuerza de Punta Alta informando sobre Hugo Giorno, de fs. 1835, cuerpo 10:

    "Julio Emilio Aparicio, Secretario General del Sindicato Luz y Fuerza de Punta Alta… informa que efectivamente el SR. Hugo Mario Giorno… revistaba como Secretario General del Gremio desde el 11 de julio de 1975, con un mandato por dos años, que finalizaba el 11 de julio de 1977…".

    10. Presentación por el beneficio de la Ley 24043, ante el Ministerio del Interior, por la victima Hugo Mario Giorno, el cual le es concedido, de fs. 1051/1069, cuerpo 6.

    De la prueba colectada y de las demás constancias obrantes en autos queda acreditado que Hugo Giorno fue secuestrado el 24/03/76, cuando el colectivo en el que viajaba fue detenido por un operativo llevado a cabo por personal uniformado de la Armada Argentina que hicieron bajar a todos sus pasajeros para su identificación y a quienes volvieron a subir al micro, con excepción del mencionado, que fue forzado a subir a la caja de una camioneta tipo Ford F-100 que participaba del operativo y bajo la custodia de dos soldados con armas largas, siendo inmediatamente llevado por la Ruta 249 a la Base Naval Puerto Belgrano ingresando por el Puesto N 1, alrededor de las 8:30 hs. y detenido en CCD que funcionaba en el buque ARA "9 de Julio" amarrado en su muelle, siendo liberado el 24/12/77 luego de haber estado detenido en dependencias del Comando del V Cuerpo de Ejército y en la Unidad Penal Nº 4 de Villa Floresta y Unidad Penal Nº 9 de La Plata.


    III. 6.- CASO GIORNO NESTOR ALBERTO

    El 24 de marzo de 1976 en horas de la mañana, Néstor GIORNO se dirigió a su domicilio de Murature 1084, Punta Alta, siendo alertado por una vecina que personal de la Armada había estado en su vivienda. Al llegar al domicilio, constató que las puertas habían sido destrozadas y el interior revisado, y que habían sustraído libros y apuntes varios, tras lo cual se dirigió al domicilio de sus suegros y luego al Sindicato de Luz y Fuerza. En la esquina de las calles Brown y 9 de Julio, GIORNO fue detenido en un operativo efectuado por personal de la Armada, donde personas encapuchadas le pidieron documentos, lo hicieron subir a un automóvil Ford Falcón, en el que le colocaron una bolsa en la cabeza, le ataron las manos y acostaron en el piso del vehículo.

    En esas condiciones fue conducido hasta el puesto N 1 de la Base Naval Puerto Belgrano, ubicado en las calles Alberdi y Colón. Allí lo hicieron descender del automóvil en forma violenta y lo introdujeron en el hall central del puesto de la Policía Militar de la Base Naval, donde le ataron las manos con cadenas y le cambiaron la bolsa por una capucha de paño naval oscuro.

    Permaneció varias horas en el lugar, hasta que junto con otros detenidos que se encontraban allí, fue introducido en la parte posterior de un camión y conducido al interior de la Base. Lo hicieron descender del vehículo en cercanías del muelle comercial donde se encontraba el buque "ARA 9 de Julio", lo condujeron a través de un navío hasta llegar a otro en el cual quedó detenido.

    Una vez en el interior de la embarcación, le sacaron la capucha y lo colocaron frente a una persona que tenía la cabeza íntegramente cubierta y que le tomó una fotografía, siendo conducido luego a un camarote de reducidas dimensiones, que contaba con un camastro, una pileta y un placard. La puerta de acceso tenía algún tipo de cerrojo o candado, y el ojo de buey estaba tapado.

    Ese mismo día fue conducido nuevamente, junto con otros detenidos, hasta la comisaría en la que había permanecido al ingresar a la Base, donde fue interrogado.

    Varios días después de ser alojado en la embarcación, fue sacado de la misma y llevado hasta un vestuario amplio similar al de un gimnasio deportivo, con boxees y duchas, donde pudo bañarse.

    En el buque estuvo privado de su libertad hasta el 13 de abril de 1976, cuando fue encapuchado nuevamente y subido a un camión junto a otros detenidos, entre ellos su hermano Hugo GIORNO, Edgardo CARRACEDO, Aedo JUÁREZ y Rodolfo CANINI, y trasladado a una cuadra ubicada dentro del Batallón de Comunicaciones 181 del Ejército Argentino, siendo conducido al día siguiente a un gimnasio dentro de dicho Batallón.

    En dicha unidad militar le tomaron una fotografía y fue interrogado, permaneciendo allí durante 42 días, tras los cuales fue trasladado junto con otros detenidos a la Unidad Carcelaria N 4 de Villa Floresta.

    En ese lugar estuvo detenido hasta fines del año 1976, cuando fue trasladado en un avión tipo Focker a la Unidad Carcelaria N 9 de La Plata junto con otras víctimas, partiendo desde la Base Aeronaval Comandante Espora. Durante el viaje y permanencia en dicha Unidad Carcelaria fue objeto de continuos golpes y malos tratos. Fue liberado a fines de febrero de 1978.

    Corrobora lo anterior las siguientes pruebas colectadas en la causa:

    Testimonial

    1. Declaración testimonial de Néstor Giorno, en la audiencia del 08/10/07 ante el Fiscal General Dr. Hugo Omar CAÑÓN obrante a fs. 942/945 en la misma dijo:

    Situación previa:

    "...Que desde los 16 años el declarante militó en la Juventud Peronista, luego pasó a integrar el Sindicato de Luz y Fuerza, del cual su padre había sido fundador, teniendo en el año 1973 un cargo que no recuerda en el sindicato mencionado. Aproximadamente en el año 1972, sufrió el allanamiento de su domicilio por parte de la policía de la provincia de Buenos Aires, en calle Espora 624. Como producto de dicho allanamiento, le sustrajeron libros, condujeron al dicente hasta la comisaría de dónde fue inmediatamente liberado. Entre los años 1973 y 1976, su hermano Hugo era el Secretario General del sindicato, Jorge Vogel era el secretario adjunto. A partir del año 1975, luego del conato de la Aviación, se recrudeció mucho la situación que se vivía, que ya era muy grave, ya que en Punta Alta se vivía prácticamente en estado de sitio, sobre todo desde que alojaron en la Base Naval Puerto Belgrano los sobrevivientes de la masacre de Trelew, ya que por entonces hubo un movimiento para interesarte por la situación de los detenidos y tratar de evitar que los mataran, no por ser allegados sino en tanto militantes, ya que no coincidían en algunos de los postulados. Tal es así que el declarante en el cierre de campaña de 1973, mencionó a los "Mártires de Trelew", lo cual fue un dato que constaba en los servicios de información del Ejército ya que estando detenido se lo mencionaron. Quienes fueron blancos de atentados fueron, entre otros, el padre Hugo "Coco" Segovia, el Dr. Juan Carlos Carrillo, Victorio Colubri y cree recordar que el Dr. Crochito..."

    2. Declaración testimonial de Reinaldo Reiner, de Fs. 94814/9486 del 06/10/09.

    En la misma declaró haber compartido Cautiverio con los hermanos Giorno y con Aedo Juárez en el V Regimiento del Ejercito, en este sentido manifiesta:

    "…Yo fui detenido a fines de marzo de 1976, el 30 ó el 31, por que después de la revolución de 1976 yo era Secretario del Consejo Deliberante de BAHÍA BLANCA y hasta que se efectuó todo el inventario, estimo que mi detención fue a fin de marzo. Yo ya estaba detenido cuando Giorno fue. Me detuvo el Ejército en mi domicilio de Pueyrredon 5 piso 12. Fue una comisión de uniformados. Creo que era el jefe de la dependencia militar, donde funcionó el Hotel de Inmigrantes. Se que era un Mayor pero no me acuerdo el nombre. La comisión era de dos vehículos y un camión. Yo fui trasladado en una camioneta. No se si había otros detenidos. No me encapucharon ni esposaron. Hicimos un recorrido por la ciudad. Para buscar a otros que no encontraron. Entonces me trasladaron al Regimiento... A Hugo Giorno no me acuerdo de haberlo visto en la cárcel. Solamente lo vi en el Regimiento. Quede en la cárcel hasta un día antes o después de la primavera.... Yo ya estaba en el Regimiento cuando vinieron ellos. Yo los conocía a los Giorno de antes, por la actividad política, más que otra cosa, porque militaban en el peronismo de Punta Alta y yo en el de Bahía Blanca. Ellos estaban en el gremio de Luz y fuerza y yo en el de Recibidores de Granos. Siempre hay algún contacto… de Punta Alta eran los dos hermanos, inclusive en la cárcel lo ví a uno de los Giorno, no sé cuál; un peluquero del Consejo Deliberante Gianetti o Gianini. Se que también estuvo Juárez, el rematador, pero no me acuerdo cuándo vino. Teníamos una relación no de amistad pero de mucho conocimiento...".

    Documental:

    1. Copia del Diario La Nueva Provincia: Se encuentra agregado en la causa el ejemplar del diario La Nueva Provincia edición del día jueves 27/05/76 que bajo el titulo "Ocho personas a disposición del P.E.N. - Quinto Cuerpo de Ejército - Nueva nómina de detenidos" señalaba:

    "...Las autoridades militares de la ciudad informaron ayer que otras ocho personas se encuentran detenidas habiendo sido puestas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional...

    ...El Comunicado: El Texto de la información es el siguiente: "El Comando del V Cuerpo de Ejército (Subzona 51) comunica que han sido detenidos, interrogados e investigados en dependencias militares , un nuevo agrupamiento de personas que por hallarse comprendidos en lo establecido en el art. 23 de la Constitución Nacional han sido puestas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional. Las nóminas de las mencionadas personas, es la siguiente: Víctor Benamo; Julio Alberto Berardi; mariano Bacha; Edgardo Daniel Carracedo; Rodolfo Canini Aédo Héctor Juárez, Alberto Giorno y Hugo Mario Giorno..."

    2. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria: A fs. 3165/3168 la Perito del Archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) gestionado y desclasificado por la Comisión Provincial por la Memoria a partir de la aplicación de la Ley Provincial 12642, informó respecto a Néstor Alberto GIORNO lo siguiente:

    "...Respecto de Néstor Alberto Giorno se localizó una ficha personal con la siguiente información:

    Apellido: GIORNO

    Nombres: NÉSTOR ALBERTO

    Domicilio Espora N 624 Localidad Punta Alta

    Antecedentes Sociales: Intendente de Coronel Rosales - Pertenece al PJ Fecha de elaboración de la ficha: 08-08-65.

    Los legajos consignados en la ficha, con información anterior a 1983, y los localizados en base a la búsqueda en la documentación digitalizada hasta el momento, son los siguientes:

    Mesa "referencia", Legajo N 10.777 caratulado "Actos realizados el 17 de octubre de 1970". El Legajo pose información suministrada por la Delegación SIPBA-Bahía Blanca, en Memorandum de fecha 21 de octubre de 1970 y rubricado por el Comisario Juan NELLO TRUJILLO, en el que se indica que Néstor Alberto GIORNO habría participado del acto en conmemoración del 17 de octubre de 1945.

    Mesa "DS", Capeta Varios, Legajo N 5.304, caratulado "Comunicado a la opinión pública del Comando del Quinto Cuerpo del Ejército (Bahía Blanca) acerca de la nómina de personas que están a disposición del Poder Ejecutivo Nacional". El Legajo se inicia con un Comunicado de Prensa del Quinto Cuerpo del Ejército, publicado en el periódico La Nueva Provincia el 27 de mayo de 1976, indicando que "han sido detenidos, interrogados e investigados en distintas dependencias policiales un nuevo agrupamiento de personas por hallarse comprendidos en lo que establece el artículo 23 de la Constitución Nacional, [y] han sido puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional". La nómina de los detenidos mencionados en el Comunicado de Prensa son: Víctor BENAMO, Aedo JUÁREZ, Néstor GIORNO, Hugo GIORNO, Rodolfo CANINI; Mariano BARCIA, Julio BERARDI, Edgardo CARRACEDO. Seguidamente se encuentran los "antecedentes" de cada uno de los detenidos. Sobre Néstor Alberto GIORNO el informe policial señala que hacia 1964 formó parte de la Juventud Peronista de Punta Alta y en 1966 estaría ligado al Partido de Vanguardia Popular. Finalmente, se puede destacar que en el informe de antecedentes se indica que con fecha 25 de mayo de 1976 el "Comando del 5to Cuerpo del Ejército da a conocer que el causante fue puesto a disposición del PEN".

    Mesa "REFERENCIA", Legajo N 16.171 sin carátula... La Ficha referida a Néstor GIORNO posee datos relativos a su actuación en el distrito de Coronel Rosales con posterioridad a la dictadura militar que tuviera lugar entre los años 1976-1983..."

    "...Finalmente, el Legajo N 17.381 de la Mesa "REFERENCIA", caratulado "Cámara, Mario y otros" posee un Memorando producido por el Departamento de Informaciones Policiales (D2) de la Policía de Río Negro, con fecha 27 de agosto de 1976 y rubricado por el Jefe de D2, Comisario Inspector Carlos RAMOS, en el que solicita a la DIPBA información acerca de "los antecedentes que posean los ciudadanos que se mencionan en las planillas anexas". Entre los citados se encuentran las siguientes personas que, según indican las planillas, fueron detenidas por el 5 Cuerpo del Ejército.: Víctor BENAMO, Mariano BARCIA, Julio BERARDI, Edgardo CARRACEDO, Néstor GIORNO, Aedo JUÁREZ; Rodolfo CANINI, Hugo GIORNO, Luís DENETT, Enrique HERMIGA, Néstor BARI, Héctor FERRÁNDEZ. Los "antecedentes" brindados por la DIPBA son los mismos que fueron mencionados con anterioridad en el análisis de los Legajos sobre los detenidos por el 5 Cuerpo del Ejército...."

    3. Legajo DIPBA: Se agrega a fs. 3034/3072 el Legajo 7880 de Néstor GIORNO.

    4. Ficha Individual de la Unidad Nº 4 de Néstor Giorno: En la Ficha Individual de la Unidad Penitenciaria 4 Villa Floresta consta que ingresó detenido el 26/05/76 por disposición del PEN Decreto 571/76 procedente del Ejército Argentino (fs. 1575/1581).

    En dicho legajo se encuentra agregado a fs. 1577 una nota del Ejército Argentino fechada el 26/05/76 comunicando la internación de detenidos bajo este texto:

    "...Al Señor Jefe de la Unidad Carcelaria Nro. 4 Bahía Blanca. DO Del Comandante de la Subzona de Defensa 51 procederá a internar en esa UC a los siguientes delincuentes subversivos a disposición del PEN...GIORNO Néstor Alberto... Firma y Sello: Hugo Daniel Suaiter Coronel...Cdo. Cpo. Ej. V " (fs. 1563)

    5. Nota del 22/06/76 con objeto "Comunicar números de Decretos": A fs. 1591/1592 también se encuentra la nota fechada el 22/06/76 firmada por el SubPrefecto (S) Ernesto BEISTEGUI en su carácter de 2do. Jefe de la Unidad 4 dirigida al Jefe de la Regional de la S.I.D.E. -Cte. Gral. (RE) Carlos GOLETTI WILKINSON- comunicando:

    "...que el Comando del Cuerpo Vto. de Ejército con asiento en esta ciudad, mediante nota Nro. 21.813, comunica los números de Decretos que corresponde a los detenidos subversivos alojados en esta Unidad, los que se consignan seguidamente:

    Decreto 571/76 de fecha 26/5/1976

    2. Néstor Alberto GIRONO CARULLI..."

    6. Memorandum de la Prefectura Naval (Fs. 5007/5008, Cuerpo 25): En el Memorándum 8687 - IFI Nº 95"ESC"/976 enviado el 23 de agosto de 1976 al Jefe Servicio Inteligencia, CORNELLI y MARTÍNEZ LOYDI indicaban:

    "...Corresp. al Men. 8687 - IFI Nº 95"ESC"/976 NÓMINA DE DETENIDOS SUBVERSIVOS ALOJADOS EN LA UNIDAD CORRECCIONAL Nº 4 (U-4) AL 15-8-1976 FUENTE: UNIDAD CORRECCIONAL Nº 4.

    APELLIDO Y NOMBRE - DOC. IDENT. - FECHA DETENCIÓN - LUGAR - MEM 8687 - IFI Nº - AUT. QUE INTERVIENE...

    GIORNO, Néstor Alberto L.E. 5.503.758, 24-3-1976 B.Blanca 35 y 36/976 PEN Decreto 571/76..."

    7. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria: A fs. 3165/3168 la Perito del Archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) gestionado y desclasificado por la Comisión Provincial por la Memoria informó lo siguiente:

    "...El Legajo N 2.703 de la Mesa "DS", caratulado "Detenidos disposición del Poder Ejecutivo Nacional", esta constituido por un listado de las personas detenidas en diversas unidades penales y fue elaborado por la Jefatura de Inteligencia Naval en julio de 1980. Allí constan datos respecto de Hugo GIORNO, Néstor GIORNO, Rodolfo CANINI, Aedo JUÁREZ. Según la planilla los mismos fueron puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional el 26 de Mayo de 1976 en la Unidad 4 de Bahía Blanca..."

    8. Memorandum de la Prefectura Naval (Fs. 5008/5009, Cuerpo 25): Memorándum 8687 - IFI Nº 123"ESC"/976 girado al Jefe Servicio Inteligencia el 26 de noviembre de 1976, CORNELLI y MARTÍNEZ LOYDI expresaban:

    "...Corresp. Mem. 8687 - IFI Nº 123 "ESC"/976 Bahía Blanca 26 de noviembre de 1976.

    ASUNTO: COMUNICAR TRASLADO DE DELINCUENTES SUBVERSIVOS

    INFORMACIÓN: Para conocimiento de ese Servicio, informo que con fecha 26 de noviembre del corriente año, fueron trasladados de la Unidad Correccional Nº 4 (U-4) de Bahía Blanca a la Unidad Correccional Nº 9 (U-9) de La Plata, los detenidos subversivos que se detallan a continuación:

    GIORNO, Néstor Alberto, argentino, MI 5.503.758, (Mem. 8687 - IFI "ESC" 95/976)..."

    9. Reconocimiento. Inspección Ocular en la Base Naval Puerto Belgrano, del 19/10/07, de fs. 962/965, cuerpo 5:

    "… Siendo las 10.10hs se comienza con el ingreso al Puesto Nº 1 por la izquierda. Prestan sus testimonios los Sres. Carracedo y Néstor Giorno. Se ingresa en un salón que posee numerosos cuadros en el que los testigos Izarra y Carracedo relatan con el Sr. Hugo Giorno y la Sra. Larrea sus experiencias. A indicación de Carracedo se ingresa por una puerta y se recorren las habitaciones realizando algunos reconocimientos en piso y paredes. Indican los testigos que el edificio a sufrido modificaciones… el testigo Carracedo conduce al Sr. Juez hacia otro sector del edificio donde reconoce un baño exterior. Seguidamente, los testigos Izarra, Carracedo, Hugo Giorno y Néstor Giorno conducen a la comitiva hasta un puesto policial de control que lleva a los barrios, indicando los testigos que en esa dirección puede irse a la darse y baterías… se arriba a Zona Reservada, y a la dársena, por la guardia que se halla cercana al centro naval. Los testigos describen sus apreciaciones y en particular el Sr. Carracedo explica sus percepciones desde el ojo de buey del camarote donde estaba. Se traslada el Sr. Juez con los testigos que indican el lugar de la escollera donde estaba el buque donde se encontraban en especial Giorno, Carracedo y Pellegrini, quien señala además el edificio de 3 plantas… se ingresa al salón de los deportes donde el testigo Carracedo refiere era su lugar de trabajo…".

    10. Presentación por el beneficio de la Ley 24043, ante el Ministerio del Interior, por la victima Néstor Giorno, el cual le es concedido, de fs. 1051/1069, cuerpo 6.

    De la prueba colectada es dable tener por acreditado que Néstor Giorno fue secuestrado el 24/03/76 y detenido en el CCD que funcionaba en la Base Naval Puerto Belgrano, particularmente en el buque ARA "9 de Julio" amarrado en su muelle, luego trasladado al Batallón de Comunicaciones 181, siendo sometido a malos tratos y vejaciones, y posteriormente liberado en el mes de febrero de 1978, luego del paso por el servicio penitenciario.


    III.7.- JORGE OSVALDO IZARRA

    El 24 marzo de 1976 a la mañana, en su domicilio de la calle Roca N 464 de Punta Alta, irrumpe un grupo de militares de la Armada, uniformados y armados, algunos de los cuales se encontraban encapuchados, el declarante se encontraba con su esposa y su hijo de un año de edad. Estos individuos le manifiestan que los debía acompañar, a lo que se negaba, aunque debió acceder ante las violentas intimaciones de los militares. Fue llevado hasta la esquina de las calles Yrigoyen y Roca, quedando algunos militares en su domicilio, revisando las instalaciones. Al llegar a la esquina mencionada le colocan una capucha de color blanco, lo atan y lo suben a un vehículo tipo camioneta.

    Fue llevado al puesto N 1 de la Base Naval Puerto Belgrano, a las instalaciones de la Policía de la Base. Que al llegar a ese lugar, le sacan la capucha y pudo reconocer a algunos policías, entre ellos uno de apellido Bachman. Dentro de una de las habitaciones de dicho lugar le colocaron una capucha de color oscuro, de tela fina con un refuerzo sobre la zona de los ojos, y fue sacado a un patio cubierto, en el mismo edificio. Que allí pudo comprobar que habían hombres y mujeres en la misma situación que el declarante. Que luego los sacaron de dicho lugar, los hicieron subir a un camión y los sentaron sobre una cubierta ubicada en la caja del vehículo, que estaba cerrado con una lona.

    De allí es trasladado dentro de la BNPB, al Buque ARA 9 de julio, permaneciendo allí en condiciones infrahumanas, junto a varias personas más, entre ellas Chacho Aldecoa, Ramón De Dios, Norman Ochoa, siendo posteriormente liberado.

    Mientras estuvo cautivo, sufrió diversos padecimientos, como ser: amenazas de muerte y de tortura constantes, golpes e insultos, escuchar los gritos desgarradores de los torturados, estuvo maniatado, y encapuchado, sin poder hablar, moverse, dormir, fue sometido a simulacros de fusilamiento y tortura con picana eléctrica.

    Corrobora lo anterior las siguientes pruebas colectadas en la causa:

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial de Jorge Osvaldo IZARRA, en la audiencia del día 5 de septiembre 2007 ante el Fiscal General Dr. Hugo Omar CAÑÓN, en la que manifesto:

    Situación Previa:

    "...Que en el año 1963 aproximadamente ingresó a la escuela de aprendices operarios, de nivel secundario, ubicada en la Base Naval Puerto Belgrano. Al culminar sus estudios, alrededor del año 1966 comenzó a trabajar en el Departamento de Óptica Control Tiro de dicha Base Naval. Que desde muy joven militaba en el partido justicialista. Que también participaba en Acción Católica, con los sacerdotes Hugo Segovia, Néstor Navarro y Miguel Sarmiento, en la Iglesia Cristo Rey, donde desarrollaba trabajos solidarios en Punta Alta y en Bahía Blanca junto con un grupo de jóvenes que luego fueron víctimas de la dictadura militar de 1976. Que en el mes de junio de 1972, luego de hacer el servicio militar en el polígono de tiro de Punta Alta, se produjo un robo en dicho polígono, por miembros del ERP, luego del cual el declarante fue secuestrado en la puerta de la casa de sus padres, donde se domiciliaba, por personas vestidas de traje que se desplazaban en un automóvil Torino color negro, quienes se llevaron al dicente diciendo ser policías y que tenían que hacerle algunas preguntas. Al subir al vehículo fue esposado y encapuchado y trasladado a la ciudad de Bahía Blanca, cree el dicente que al barrio de Villa Mitre. Allí fue alojado hasta el día siguiente en un edificio que podría ser una dependencia policial, donde fue torturado e interrogado sobre el polígono de tiro, su militancia política y sus actividades en Acción Católica. Fue liberado en horas de la madrugada en cercanías de la actual terminal de ómnibus de Bahía Blanca. Que durante los años setenta, con anterioridad al golpe de estado, el declarante participaba también en el cuerpo de delegados del gremio ATE, como personal civil de la Base Naval Puerto Belgrano, y asimismo participaba en la comisión del Automóvil Club de Punta Alta; en la escudería de Illacqua, corredor de Speedway; en el club Rosario Puerto Belgrano; en la Asociación Bahiense de Speedway; y en la Iglesia San Pablo y en la Iglesia del centro y Cristo Rey, entre otras actividades. Que el 19 de junio de 1974 contrajo matrimonio con Ana María Opperisano.

    Secuestro:

    "… Que en el año 1976 se desempeñaba como Oficial control tiro en la Base Naval Puerto Belgrano, siendo a la vez secretario de la delegación del gremio, con lo cual tenía que desplazarse por dicha Base, lo que debía hacer a escondidas. Que durante la jornada laboral, en horas de la tarde el declarante cumplía tareas en un buque carguero, que se encontraba en la dársena del puerto de la Base Naval, ubicado en forma paralela al raleado Crucero "9 de Julio". Estima el declarante que unos 35 días antes del golpe de estado del 24 de marzo, con motivo de verificar la existencia de un torno, accedió a las instalaciones del crucero. Que el 24 de marzo de 1976 a la mañana, en su domicilio de la calle Roca N 464 de Punta Alta, llega un grupo de militares de la Armada, uniformados y armados, algunos de los cuales se encontraban encapuchados. Que primero ingresaron al domicilio de su padre, ubicado en el frente del inmueble, siendo acompañados hasta la casa del declarante, ubicada en el fondo del terreno, donde el declarante se encontraba con su esposa y su hijo de un año de edad. Que estos individuos le manifiestan que los debía acompañar, a lo que el declarante se negaba, aunque debió acceder ante las violentas intimaciones de los militares. Que el testigo fue llevado hasta la esquina de las calles Yrigoyen y Roca, quedando algunos militares en su domicilio, revisando las instalaciones. Al llegar a la esquina mencionada le colocan una capucha de color blanco, lo atan y lo suben a un vehículo tipo camioneta. Que en razón de que la capucha era blanca y tenía una cinta de refuerzo a la altura de los ojos, el dicente comenzó a morder la capucha a fin de correrla y poder ver a través de la tela más fina. Que de esa manera pudo ver que era llevado al puesto N 1 de la Base Naval Puerto Belgrano, a las instalaciones de la Policía de la Base. Que al llegar a ese lugar lo hacen descender del vehículo, lo hacen ingresar a las dependencias de la Policía Naval (al que llaman centro de informaciones), le sacan la capucha y de ese modo pudo reconocer a algunos policías, entre ellos uno de apellido Bachman. Dentro de una de las habitaciones de dicho lugar le colocaron una capucha de color oscuro, de tela fina con un refuerzo sobre la zona de los ojos, y fue sacado a un patio cubierto, en el mismo edificio. Que allí pudo comprobar que habían hombres y mujeres en la misma situación que el declarante.

    Buque ARA 9 de julio:

    "…Que luego los sacaron de dicho lugar, los hicieron subir a un camión y los sentaron sobre una cubierta ubicada en la caja del vehículo, que estaba cerrado con una lona. Que desde allí, y ya en horas de la noche, fueron trasladados al crucero "9 de Julio", al cual accedieron atravesando la cubierta del buque carguero ya mencionado, por lo cual el declarante tenía pleno conocimiento del lugar donde se encontraba. Asimismo, por haber estado durante dos años en el crucero "General Belgrano", el cual era mellizo del "9 de Julio", conocía muy bien la ubicación de las instalaciones de los buques. Que una vez en el buque "9 de Julio", le sacaron la capucha y fue ubicado en un camarote reacondicionado como celda, ya que le habían sacado el picaporte y se cerraba con cadena y candado, conservando las cuchetas propias de ese habitáculo. Que en el camarote de al lado fue alojada una persona de nombre "Chacho" Aldecoa, ya fallecido. Que en forma diaria el dicente era retirado del barco, previo ser nuevamente encapuchado, y conducido en un vehículo a la dependencia policial ya descripta, donde era constantemente golpeados con puños y patadas, especialmente en los oídos, al tiempo que se le aplicaba corriente eléctrica con un "mega", el cual es un aparato que genera electricidad al hacer girar una manivela. Asimismo era interrogado sobre su participación política y social. Que entre los interrogadores había alguno que evidenciaba más conocimiento y dirigía la operación. Que durante estas sesiones el declarante era amenazado con ser arrojado al agua, y en alguna ocasión le fue gatillada un arma en la cabeza simulando una ejecución. Que estando en la celda del barco, en una oportunidad fue visitado por dos personas vestidas de médicos, quienes lo examinaron y le controlaron el pulso. Que en algunos de los traslados entre el barco y la dependencia policial donde era interrogado, el declarante pudo advertir que se encontraba junto a él, el abogado fallecido Ramón de Diós, y una persona llamada "Chiquito" Ochoa. Que también se encontraba detenida en el crucero una mujer de apellido Cornago. Que en el procedimiento realizado en su domicilio, cuando fue secuestrado, se encontraban marineros o conscriptos que le informaron a su familia que iba a ser trasladado a la Base Naval. Que el padre del dicente, que era personal civil de la Base, comenzó a recorrer las instalaciones de la Base Naval en busca del declarante, siéndole negada sistemáticamente la presencia del declarante, hasta que se encontró con un Capitán de apellido Linares, que era peronista, y quien sentía un gran afecto por el padre del dicente. Que este Capitán, que habría sido Jefe de Seguridad de la Base, auxilió al padre del testigo en su búsqueda, y habría intercedido para lograr la liberación del dicente, la cual se produjo unos 10 días después de su secuestro, de la siguiente manera: encontrándose en su camarote, fue llevado hasta un Jeep en medio de amenazas de muerte, le decían "se te terminó la joda", siendo finalmente liberado en la esquina de las calles Humberto Primo y Rivadavia de la ciudad de Punta Alta. Que al día siguiente, el declarante concurrió al puesto N 1, a fin de presentarse a trabajar, donde le comunicaron que había sido dado de baja..."

    2. Declaración testimonial de Jorge Osvaldo Izarra, en la audiencia en el Juzgado del 8 de octubre de 2007, a fs. 868/878, en la misma manifestó:

    "...MANIFESTANDO SER Y LLAMARSE Jorge Osvaldo IZARRA... INVITADO a que relate los hechos que menciona el Sr. Fiscal General en su presentación, que en este acto, se exhibe al testigo la copia certificada de su testimonio prestado en fecha 05/09/07, y es PREGUNTADO si la ratifica o rectifica y CONTESTA: la ratifico. PREGUNTADO para que diga si su padre trabajaba en la Base Naval cuando fue detenido CONTESTA ya estaba jubilado, pero luego de mi detención lo reincorporaron. PREGUNTADO por la recorrida por la Base Naval CONTESTA estaba mal visto que trabajáramos por la democracia. Antes del 73 fuimos un grupo que nos manejábamos dentro de las actividades políticas institucionales y pacíficas. PREGUNTADO cómo lo relacionaban con el ERP CONTESTA tal vez porque yo fui conscripto en el polígono. También me preguntaron por mi trabajo en grupos católicos, que por supuesto estábamos contra la dictadura. Por ejemplo al padre Segovia le pusieron una bomba PREGUNTADO si era sabido que algún buque era utilizado como lugar de detención CONTESTA se decía que lo estaban preparando al 9 de Julio pero las semanas anteriores al golpe yo me había ido a Córdoba. A continuación, el Sr. Juez EXHIBE al declarante la fotografía (N 1) del buque ARA 9 de Julio y el testigo MANIFIESTA que lo reconoce; la fotografía N 2 -vista aérea de la Base Naval- donde SEÑALA el lugar en el que se encuentra la grúa fija y considera que se encontraba apostado el ARA 9 de Julio, y un buque carguero a la par; en la fotografía N 3, señala el declarante el dique seco, y ubica al buque mencionado. En el croquis de la Base Naval Puerto Belgrano -N 4- señala los Puestos 1 de la Policía de Establecimientos Navales, y el Puesto N 2 donde está el Museo Naval; antes era la estación de ferrocarril. Se imprime con el N 5, detalle de vista aérea, donde el declarante ubica el Puesto N 1, una oficina de Establecimientos Navales, y el Puesto N 2 PREGUNTADO qué otro lugar significativo recuerda relacionado con su detención CONTESTA solamente los que mencioné PREGUNTADO si siempre estuvo el buque amarrado en el mismo lugar CONTESTA no sé PREGUNTADO por el edificio aledaño CONTESTA allí se guarda mercadería que va al sur PREGUNTADO cuántos niveles tiene ese edificio CONTESTA creo que tiene tres o cuatro. Tiene una rampa. PREGUNTADO si tuvo conocimiento de otro centro de detención CONTESTA Vecinos decían que en el Km. 7 se escuchaban gritos. Estaba junto a la pista de aterrizaje de aviones que va a Baterías. EXHIBIDA la vista aérea a la que se señala con el N 7, es PREGUNTADO para que indique las vías de ferrocarril CONTESTA señalando el trazado de dichas vías, y MANIFIESTA: el tren llegaba al pueblo llamado Baterías. Hay una mujer que declara que el tren llegaba a su lugar de detención en Baterías. Yo creo que se trata del pueblo y no de las baterías. PREGUNTADO para que localice Punta Ancla en la foto N 8, el dicente señala el lugar entre un camping y unas instalaciones a las que se llega por Baterías y por la ruta del Km. 7. Además, señala una pista de aterrizaje de aviones actualmente abandonada. PREGUNTADO quién era el oficial a cargo del ARA 9 de Julio CONTESTA supongo que habría alguno pero no lo conozco PREGUNTADO si fue torturado en el buque CONTESTA solo en el Puesto PREGUNTADO por la comida CONTESTA era normal PREGUNTADO si los utensilios tenían alguna identificación CONTESTA no recuerdo. PREGUNTADO si estaba atado o tabicado dentro del camarote CONTESTA no PREGUNTADO si podía ver por un ojo de buey CONTESTA no, porque estaba en el centro del buque PREGUNTADO por el policía Bachman CONTESTA los policías tienen un nivel inferior a la Armada, controlan el tránsito, y otras cosas menores. Los que interrogaban eran oficiales, te dabas cuenta por la forma de hablar. A donde me llevaron tenía una alfombra color mostaza. No me acuerdo si estaba techado. PREGUNTADO si reconocería el Puesto N 1 CONTESTA si, PREGUNTADO si podría confeccionar un croquis en el lugar CONTESTA no tendría problema. PREGUNTADO si podría marcar en el croquis al que se le da el N 6, el trayecto que hizo de la base al buque, el declarante traza una línea y señala el puesto y la denominada "zona reservada". PREGUNTADO con cuántas personas iba en el camión CONTESTA con cinco o seis alrededor de la rueda que estaba volcada en el piso. Ahí reconocí a Ramón De Dios y a Chiquito Ochoa, que trabajaba en la Compañía Eléctrica. Está jubilado. PREGUNTADO si alguna vez habló con Ochoa sobre estos hechos CONTESTA más con De Dios. PREGUNTADO si Ochoa tenía militancia política CONTESTA creo que estaba en el gremio de Luz y Fuerza. Yo sentí que le preguntaron quién era. PREGUNTADO qué función tenía el Capitán Linares CONTESTA creo que estaba a cargo de la seguridad. Era jefe de Polvorines cuando trabajaba mi papá. Después supe que lo mandaron a Francia a raíz de algunos problemas que tuvo. Con el tiempo me enteré del Capitán Jorge Vildoza, que era Aeronaval, y se decía que se había ido a le embajada de Francia y que era uno de los que hacía los Vuelos de la Muerte. Estuvo escondido un tiempo en la Triple Frontera, donde tenía un casino, o máquinas tragamonedas, en un pueblo que creo se llama Pedro Juan Caballero. PREGUNTADO si fue publicada su detención CONTESTA salió en La Nueva Provincia una nota que me hicieron cuando fui intendente de Punta Alta, entre el '96 y el 2003. PREGUNTADO si su familia realizó alguna denuncia o presentación CONTESTA mi familia no sabía dónde estaba. Yo una vez hice un reclamo, porque yo quería una certificación de servicios, ya que trabajaba en la Base y me echaron. PREGUNTADO si sufrió alguna persecución luego de su liberación CONTESTA durante dos años no encontré trabajo. En ese momento busqué un abogado para denunciar que me habían echado de la Base, pero ninguno me defendió. El gremio no me defendió. El que me ayudó mucho fue Carracedo, de ATE. Me hizo firmar muchos papeles para que me reincorporaran. Nos echaron a catorce alegando un estatuto que decía que por seguridad la Armada podía prescindir del personal. Era del año '75, más o menos. PREGUNTADO si los catorce estaban en el ARA, CONTESTA no lo sé, pero estaba lleno de detenidos. El centro de informaciones estaba en el Puesto 1 donde se centralizaba toda la información, incluso la que venía de Trelew. Cuando teníamos que entrar a la base como había listas negras, nos decían que no podíamos entrar. Yo era concejal en el año 90/91, y todavía no me dejaban entrar. Con Pedro del Río, que luego fue funcionario mío cuando fui intendente, no nos dejaban entrar. En este acto el declarante exhibe un Pase que le fue entregado siendo Intendente de Punta Alta, ordenando el Sr. Juez se extraiga una fotocopia debidamente certificada para ser agregada a esta declaración. El declarante MANIFIESTA antes la Base Naval era territorio federal, y actualmente es jurisdicción del Partido de Coronel Rosales, de la Provincia de Buenos Aires. PREGUNTADO por el padre de Eraldo CONTESTA yo lo puedo ubicar. También recuerdo que Jorge Molina estuvo preso pero no me acuerdo dónde...".

    Documental:

    1. INFORME DE LA ARMADA SOBRE LA RAZON DE LA BAJA DEL AGENTE CIVIL: A fs. 2104 se encuentra agregado el informe fechado en Buenos Aires el 9 de mayo de 2008 elevado por el Jefe del Estado Mayor General de la Armada -Almirante Omar GODOY- al Ministerio de Defensa que dice:

    "...Me dirijo a usted, con relación a su nota MD N 13620/08 - DDHH N 344/08 del 09 De abril de 2008, remitida en el marco de la causa N 04/07, caratulada "Investigación de delitos de Lesa Humanidad (Armada Argentina)", que tramita por ante el Juzgado Federal 1 de Bahía Blanca, Secretaría de Derechos Humanos:...

    El Agente Civil Jorge Osvaldo IZARRA (D.N.I. N 5.399.926) ingresó como alumno a la Escuela de Aprendices, Operario de Nivel Secundario, en el año 1963, desempeñándose luego, en 1966, en el Departamento de óptica Control Tiro de la BASE NAVAL PUERTO BELGRANO y continuando en ese destino en el año 1976 como Personal de Producción, Clase 11/2 Oficial, Montador Eléctrico Naval; asimismo, es dable destacar que pertenecía a la categoría 4 - Montaje de Electrónica Naval y que su cese fue dispuesto el 24 de marzo de 1976 de conformidad al precitado artículo 38, inciso 3..."

    2. LEGAJO DE LA ARMADA: A fs. 3169/3172 el Ministerio de Defensa remite el Legajo de Servicios de Jorge Osvaldo IZARRA que contiene su actuación en la Armada Argentina.

    3. ASOCIACION DE TRABAJADORES DEL ESTADO: Los dichos de IZARRA se corroboran con lo informado a fs. 2031 por la Asociación de Trabajadores del estado (Seccional Punta Alta)

    De la prueba colectada en la causa se encuentra acreditado que Jorge Osvaldo Izarra fue secuestrado el 24/03/76, y detenido en el CCD que funcionaba en la Base Naval Puerto Belgrano, particularmente en el buque ARA "9 de Julio" amarrado en su muelle, fuertemente torturado y liberado el 04/04/76.


    III.8- RUBEN ADOLFO JARA

    El 28 de marzo de 1976 en horas de la mañana mientras el dicente estaba trabajando en su oficina de calle 2 de julio, se presenta Fogelman que era oficial de la policía bonaerense y le dijo que debía llevarlo al dicente unas horas para tomarle una declaración en la Base Naval. Luego lo suben a un auto Ford Falcon.Desde su domicilio lo llevaron sin vendas ni esposas directamente a la Base Naval Puerto Belgrano, el auto entró por el puesto 1 sin registrarse, y luego fue a la parte posterior de la sede de policía militar que está en cercanías del puesto 1. Una vez que llegaron, antes de bajar Fogelman le puso una capucha oscura.

    Horas mas tarde es trasladado al Buque ARA 9 de julio, permaneciendo allí en condiciones infrahumanas, junto a varias personas más, entre ellos los hermanos Giorno y Pedro o José Luro, siendo posteriormente liberado.

    Mientras estuvo cautivo, sufrió diversos padecimientos, como ser: amenazas de muerte y de tortura constantes, golpes e insultos, escuchar los gritos desgarradores de los torturados, estuvo maniatado, y encapuchado, sin poder hablar, moverse, dormir, fue sometido a simulacros de fusilamiento y tortura con picana eléctrica.

    Corrobora lo anteriormente narrado la siguiente prueba recolectada en la causa:

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial de Rubén Adolfo JARA, en la audiencia del día 19 de marzo de 2008 ante el Fiscal General Dr. Hugo Omar CAÑÓN -agregada a fs. 1788/1794- dijo:

    Situación previa:

    "...Que en el año 1959 contrajo matrimonio con María Esther Zimmerman, naciendo sus hijos en el año 1963, 1964 y 1969. Desde el año 1968 era propietario de una empresa de informes comerciales llamada "OMPA" con domicilio comercial en Punta Alta, con dicha empresa daba informes y hacía cobranzas, en general los deudores eran en general militares, quienes veían cerrado su acceso a los créditos. Que en el año 1973 el dicente fue electo presidente del Consejo Escolar de Coronel Rosales, en su función recuerda que suspendió en sus funciones a un director de Jardín de Infantes que luego resultó ser familiar, quizás yerno, del Jefe de la Base Naval de Puerto Belgrano según se enterará durante su cautiverio. Otra actividad relevante que llevó a cabo durante su período en el Consejo Escolar, es presentarse en Bariloche cuando un contingente de chicos de Punta Alta estaba allí y tras hablar con un comandante de gendarmería, se detuvo a unos diez choferes que estaban a cargo de los chicos que no estaban en buenas condiciones. Más allá de eso, desde el año 1960 aproximadamente es afiliado al partido justicialista. Otras autoridades del consejo escolar de Coronel Rosales fueron Hermenegildo González que era tesorero y vive en la actualidad en Punta Alta, Silvia Flores era secretaria administrativa y no recuerda otros nombres. Al momento de producirse el golpe de estado del 24 de marzo de 1976 tenía domicilio junto con su familia en calle 2 de julio Nro. 229 o 230 de Punta Alta. El día del golpe de estado el consejo escolar fue intervenido, al llegar el dicente a su trabajo se encontró con que estaba tomado por la miembros de la armada. Luego se dirigió a la Municipalidad donde el dicente era secretario técnico, lugar que también estaba tomado por la armada y posteriormente se dirigió a su domicilio a trabajar a sus oficinas. En su empresa "OMPA" trabajaban algunas personas por ese entonces, sus nombres son Norma Caramelli, Mabel Sweich, Mirta Becerra, Ricardo Arrizabalaga, Silvia Becerra que actualmente es su pareja y el Dr. Hugo Frati que estaba a cargo de la parte judicial. A partir de ese momento comenzaron a amenazarlo telefónicamente, también varias personas militares que trabajaban en las cooperadoras de Punta Alta. Uno de ellos era Benafri que falleció, también Federico Merodio también fallecido y el oficial de justicia Victorino Real que falleció hace tres años…

    Secuestro:

    "… El 28 de marzo de 1976 en horas de la mañana mientras el dicente estaba trabajando en su oficina de calle 2 de julio, una de sus empleadas le comunica que estaba Fogelman y que quería hablar con el dicente. Fogelman era oficial de la policía bonaerense el dicente lo conocía ya que jugaban juntos al futbol, así que lo hizo pasar en forma amigable, diciéndole "pasá, pasá" ante lo cual pudo ver que Fogelman estaba muy serio, lo trataba de usted y le dijo que debía llevarlo al dicente unas horas para tomarle una declaración en la Base Naval. Ante esto el dicente dijo "cagamos" y le pidió a Fogelman que lo dejara cambiarse y abrigarse en su domicilio de la planta baja de sus oficinas ya que suponía que iba para largo, ya que se comentaba que había gente detenida, los Giorno por ejemplo, así que no creyó que fuera a volver inmediatamente. Fogelman accede, aunque le dice que corría peligro la vida del declarante si intentaba escaparse y se quedó en la puerta. Luego suben a un auto Ford Falcon que si bien no era patrullero era sabido que era de la comisaría de Punta Alta, ya que no tenía patente. Desde las oficinas de planta alta, Silvia Becerra vio que se lo llevaban. A bordo del automóvil estaba el Comisario Rusticain, el cabo Núñez y luego el oficial Fogelman. Al momento del secuestro del dicente haría un mes que la señora de Núñez había dejado de ser servicio doméstico del declarante. En el caso de Rusticain por rumores sabe que participaba de secuestros, era algo que hacía con gusto, se prestaba a eso. Desde su domicilio lo llevaron sin vendas ni esposas directamente a la Base Naval Puerto Belgrano, el auto entró por el puesto 1 sin registrarse, y luego fue a la parte posterior de la sede de policía militar que está en cercanías del puesto 1. Una vez que llegaron, antes de bajar Fogelman le dijo "tengo que ponerle una capucha", y le puso una capucha oscura. Sin violencia lo hicieron descender del vehículo y salió alguien de la comisaría militar y pronunció su nombre. Lo hicieron entrar a un dependencia y le dijeron "manos arriba y si las baja considerese muerto". Estima el dicente que los tres policías que lo fueron a buscar ya no estaban con él, ya que eran otras voces, pero esto lo supone…

    Buque Ara 9 de julio:

    "… En ese lugar estuvo aproximadamente media hora tras lo cual lo esposaron y le dijeron que lo iban a llevar a un camarote. Luego lo hacen subir a una camioneta o jeep descubierto. Luego de un trayecto, lo hacen descender y le dicen que camine por un tablón y pasó por una lancha o barco antes de llegar al que sería el lugar de su detención. Al entrar al barco, en la primer puerta el dicente se golpeó contra una puerta y ahí quien lo llevaba le dijo que se agachara que estaban en un barco. Llegaron hasta un camarote, donde ingresa el dicente el custodio lo hace poner contra una pared de chapa, le saca las esposas y le dice que cuando escuche cerrar la puerta y golpear se saque la capucha. Hasta ese momento el dicente estaba como en el aire, no sabe si era miedo o no. Habrá pasado un lapso de tiempo, cuando le dejaron una jarra de aluminio con agua y un poco de comida aunque sin utensillos. Luego le trajeron una colchoneta. La rutina de los primeros días era que a la noche o madrugada lo venían a buscar, el dicente se hacía chiquito para que no lo buscaran. Esos primeros días sólo lo paseaban, escuchaba de noche muchos gritos productos de torturas y golpes. Los camarotes estaban muy preparados para estar detenidos, no tenían ninguna entrada de luz. La comida le era llevada a veces en lapsos muy cercanos de tiempo. Allí adentro llegó a pedir permiso para llorar. A veces sacaban la colchoneta y tiraban agua en el piso, le decían que la humedad era buena. En una ocasión lo llevaron a bañarse a una construcción de material, eran varias duchas, unas diez o quince, pero estaba el dicente solo. Entre los guardias recuerda que había dos, por las voces. Aproximadamente una semana lo llevaron a pasear, en una ocasión lo sacaron del barco, pasó por un tablón, y lo hicieron subir a un vehículo y a bordo del mismo lo trasladaban, estima el dicente que podría ser a la sede de la policía militar donde había estado al ingresar. Recuerda haber leído en un vidrio "Para no equivocarse. Desconfiar siempre"…

    Torturas e Interrogatorios:

    "… En el interrogatorio había varias personas pero el que preguntaba era uno solo. En el primer interrogatorio ya le pasaron la factura por el director suspendido, por los choferes que habían estado treinta días detenidos, lo acusó de ser montoneros y muchas cosas inventadas. La forma de interrogar variaba entre ser tratado de usted y tratarlo de "che". La voz de la persona que lo interrogaba era gruesa, muy militar, hacía alusión a lo sucio que estaba el dicente. En esta ocasión lo golpearon con algún empujón, algún cachetazo. Recuerda que ese día le preguntaron por los hermanos Giorno. Habrán pasado dos días hasta que lo llevaron nuevamente. El dicente para no volverse loco multiplicaba mentalmente, rezaba. Una o dos veces lo llevaron a lo que estima que era un lugar cercano a las oficinas de la policía militar, lo ataron a un elástico de cama, sólo con calzoncillos y le aplicaron electricidad con picana eléctrica. La voz que interrogaba era la misma, aunque había más gente. A uno le decían "doctor" y a otro le decían "padre" y decía "hijo mio di la verdad, confiesa" aunque el dicente no sabe si era un cura, no le contestaba. El médico lo auscultaba y luego decía "dale más" o "basta". En estas sesiones ha llegado a orinarse encima. Al cabo de los días de detención y torturas el dicente se preguntaba porqué lo hacían de esa forma, porqué no era a cara descubierta ya que el dicente no tenía nada que ocultar. El dicente tiene la seguridad de que la gente que estaba en las sesiones de tortura disfrutaba de que hacer lo que hacían. En dos o tres ocasiones al declarante lo sacaron del barco y le dijeron que lo iban a fusilar, en la primer ocasión el dicente se orinó encima, en las otras oportunidades ya los insultaba, quería que lo maten. En una sola ocasión pudo advertir que había una persona en el camarote de al lado, una persona le dijo que era de Pedro Luro, no recuerda si se llamaba Pedro o Juan, quien le dijo que lo iban a llevar al sur, lo que el declarante escuchaba siempre era ruido de aviones y de camiones durante la noche, en el día, eran martillazos, sirenas, y ruidos de trabajo…

    Liberación, Situación posterior:

    "… En una ocasión lo condujeron hasta una oficina estima el dicente que de la policía militar, y le dijeron que liberarían si el dicente cerraba la oficina y desaparecía de Punta Alta, devolviendo toda la documentación. El declarante aceptó todo salvo que no tenía donde llevar a la familia, entonces le dijeron que no había arreglo y lo ingresaron nuevamente al buque. A los dos o tres días aproximadamente lo volvieron a llevar y le dicen, siempre le hablaba la misma voz, que iban a hacer una concesión y el dicente les pregunta donde se puede radicar ya que tenía la madre en Bahía Blanca, allí hubo un cuchicheo y le dicen que viva en Bahía pero que por Punta Alta ni se acerque. Recuerda el dicente que en una ocasión el declarante pudo pedir ropa a su familia y le llevaron ropa suya. Luego de su liberación su mujer le dirá que la carta se la llevó un marino y que ella entregó la ropa en la Base Naval Puerto Belgrano. Luego lo ingresan nuevamente al barco y al cabo de unos días la misma voz particular gruesa que lo interrogaba le dijo que se ponga dos pantalones porque lo iban a tirar al mar y hacía frío. Lo pasearon por la Base y luego le sacaron la capucha y se encontró en una de las salidas de Puerto Belgrano, no la principal, era una de las lateral. Desde allí el declarante fue directamente a su casa, se reencontró con su familia. Su mujer le dijo que hasta diez o quince minutos antes había habido custodia en su domicilio. El cautiverio del declarante duró hasta el 8 de mayo aproximadamente. En los días posteriores el dicente fue cerrando sus oficinas, quemó sus ficheros como le habían pedido, se radicó en Bahía Blanca y publicó en el diario La Nueva Provincia el cierre de sus oficinas. En la actualidad tiene en su poder un ejemplar del diario. Recuerda que las cajas fuertes que tenía en sus oficinas las bajó con la grúa de la Base Naval Puerto Belgrano. Estima el declarante que alrededor de agosto o septiembre de 1976 le dijo a su mujer que estaba por conseguir un trabajo para vender filtros "purolatro" pero necesitaba vender en Punta Alta. Su mujer habló con el Capitán Molina, quien le dijo que el declarante podía ir a hablar con él, el dicente asistió a la Base Naval Puerto Belgrano, concretamente al edificio de la policía militar. En esa ocasión el declarante estaba en una oficina con Molina, hablando cordialmente, hasta que una asistente se anunció diciendo que el "Teniente Carrizo quiere hacer una consulta". Molina dio la orden de que lo hagan pasar. El declarante estaba de espaldas a la puerta, y cuando escuchó que Carrizo saludaba escuchó que era la voz que lo interrogaba en las sesiones de torturas y que lo liberó. El declarante se dio vuelta y pudo ver que el Teniente Carrizo medía un metro setenta y cinco, de unos treinta y pico de años, uniformado, no tenía bigotes, de contextura normal. Al darse vuelta el dicente y mirarlo, Carrizo se sobresaltó, y Molina advirtiendo algo, le ordenó que a Carrizo que se fuera, y siguió la entrevista. Luego, en el mes de noviembre o diciembre de 1976 el declarante fue a Buenos Aires a hablar con Antonio Vañek para ver si podía recomendarlo para algún trabajo y comentarle lo que le había pasado. Vañek lo recibió en el Congreso y le dijo que "la marina no puede admitir que se equivocó" y ante el pedido del dicente, Vañek le entregó una carta de recomendación. El declarante se volvió a Bahía Blanca y al bajar en la estación de trenes, al instante advirtió que lo estaban siguiendo. Dos personas en el hall de la estación le indicaron que subiera a un auto falcon verde. Una vez adentro del auto le sugieron que nunca más molestara el Almirante Vañek, ni molestara a nadie. A Vañek lo conocía de su gestión en el consejo escolar y en ese momento lo maldijo. Fue dejado en el parque de mayo y desde allí se dirigió a su domicilio de Moreno 45 donde pudo constatar que le habían dejado la carta de Vañek, la que por el susto que tenía pensó que se la habían sacado. El declarante quiere manifestar que una persona no es la misma al entrar y al salir de esas experiencias...".

    2. Declaración testimonial de Rubén Adolfo Jara del 5 de mayo de 2008, a fs. 1912/1917 declaró:

    "...manifestando ser y llamarse: Rubén Adolfo JARA… PREGUNTADO: si le comprenden las generales de la ley que se le explican, CONTESTA: que no le comprenden porque va a prestar testimonio bajo juramento. En este estado el declarante MANIFIESTA: Cuando yo me presento y le mando a Alicia Pierini que era Directora Nacional de Derechos Humanos, eso es en enero de 1992, mando la carta documento en ese momento porque yo después de un montón de tiempo con una recomendación que parece irónico del Vicealmirante Antonio Vañek comencé a trabajar. Acá está la comunicación del cierre de la oficina que tenía, con veintinueve empleados. En este estado el declarante exhibe el ejemplar de la Nueva Provincia del día 08 de mayo de 1976, y de la pág. 22 de esa misma edición, entregando fotocopias de las cuales pide se agreguen previa certificación por el Actuario. Y CONTINÚA: Yo me radiqué en Punta Alta trabajando en el Banco Nación en el año 67́ por traslado de una huelga famosa que hubo y como años anteriores había fallecido mi padre, me habían trasladado a Lamadrid estando trabajando en el Banco Nación Bahía Blanca y como una recompensa al fallecimiento de mi padre me trasladaron a la sucursal de Punta Alta. En dicha sucursal por razones que me gustó me dediqué a la parte de la Tesorería y durante año y medio aproximadamente que fue hasta el año 70́ aproximadamente me desempeñé en las oficinas que en ese momento tenía el Banco Nación en Puerto Belgrano. Al cabo de ese tiempo se estilaba presentarse uno para postularse a Tesorero en las sucursales que se producían las vacantes. Me presento para ir a Puerto Deseado, salgo primero con el máximo de puntaje, en esa fecha tenía 29 años, pero las autoridades del Banco Nación por resolución me informan que por considerarme muy joven no tomaban en cuenta haber salido primero pese a que en varias oportunidades, cuando el Tesorero de la Sucursal Punta Alta tomaba vacaciones el declarante abonaba los sueldos de la Base de Puerto Belgrano, así era útil pero con un sueldo de "firma por Tesorero". Ahí comienza mi deseo de irme del Banco, y en Punta Alta ya me había dado cuenta hace años que el problema que tenían los comercios era la morosidad en que cometían los habitantes de dicha ciudad, 95 % aproximadamente militares. Ahí nace un sistema que se me ocurre, que lo registro como OMPA, aún estando en el Banco, una designación comercial que significa Organización Mercantil Punta Alta, donde comienzo a visitar clientes, comercios y armo un fichero donde más del 75 % era personal militar que debía y no pagaba, es decir, sacaba en un negocio, después sacaba en otro, y así se hacía la bola de deudas. Pese a estar la liga de Comercio no había un control. En este estado el declarante exhibe el trámite y el certificado referido al Registro de Designaciones de Establecimientos de Industria, de Comercio o de Agricultura N 40.501, entregando fotocopias de las cuales pide se agreguen previa certificación por el Actuario. Y CONTINÚA: En poco tiempo de un año me encuentro con un movimiento de adhesión del casi 90% de los comercios que superaban los 180, y consistía desde el comienzo a ir registrando los clientes y por formulario cada comerciante adherido, mediante una cuota mensual, pedía si tenía deuda en otro comercio o crédito en otro comercio o garante de alguna persona. Hubo una limpieza, que trascendió tan importante, que hice una pequeña sucursal en Bahía blanca. Llega el momento en que tengo que elegir, seguir en el Banco o dedicarme a la función Particular. Elegí lo último. Se veía tanta seguridad en los créditos, se habían normalizado tanto los pagos, que los comandantes de los Buques y de los Regimientos me solicitaban les informara mensualmente el personal que no cumplía con los pagos en los comercios. El principal apoyo que tuve fue del Almirante Vañek y del Capitán Boliño. Llega un momento que los mismos comerciantes me sugieren que había créditos que se escapaban porque no pagaban, se iba, a raíz de eso hago la apertura del Departamento Judicial donde queda a cargo del Dr. Hugo Fratti. Debo dejar aclarado que en ese momento este Dr. me aconsejó hacer una S.R.L. porque cuando empezaron los juicios no se podía poder OMPA al no ser una SRL entonces los comerciantes me endozaban "en procuración" los documentos y no lo digo con orgullo, era "JARA Rubén Adolfo" contra todo el mundo. Es así que en cada secretaría de los Juzgados de Bahía Blanca tenía un casillero. Los juicios se iniciaron en el año 1971 estimativamente. La cantidad global de juicios estimativa era de 500 expedientes judiciales, a pesar de que me recomendaron que quemara las 35.000 fichas globales, donde tenía el detalle de todos lo juicios. Debo reconocer que me ubiqué en una posición económica muy buena. E sistema que había puesto y por el que jamás hasta el día de la fecha hubo un reclamo por un mal informe era que en el formulario que se les entregaba al comercio solicitante se encabezaba de la siguiente manera "en nuestro fichero figura una persona cuyos datos son…", ese detalle esa información si la tomé y la puse en práctica de lo que me había indicado el Dr. Fratti. Hincha fanático de futbol y como funcionaba con un personal eficiente la oficina estuve en la comisión directiva del Club Rosario de Puerto Belgrano hasta el año 73́. En una temporada las camisetas del club decían OMPA. Instituía premios, aportaba, daba premios, y siempre me identificaba entre los amigos que por una relación muy especial que viví cuando era chico era de Boca Juniors y, acá empieza la cuestión, peronista. Es así que me unió una gran amistad con el señor Victorino Rial, que trabajaba en el Juzgado de Paz de Punta Alta y él era un oficial que hacía diligencias, mandamientos, etc. Este amigo me dice tenés muchos problemas en el Club, renegás, a vos te gustan mucho los chicos, entonces hablé con el Señor Gutiérrez, candidato a intendente que fue en el año 73́ y me gustaría que te postules para el Consejo Escolar y por las cantidad de votos vas a salir presidente del Consejo, y quedate tranquilo que por ser un cargo ad honorem no vas a cobrar nada que eso vos nunca lo quisiste hacer. Le hice caso a mi amigo. Llevo a mi hermano a Punta Alta para que refuerce la parte de Gerencia de OMPA, y yo me dedico a la campaña. Siendo las 09:50 hs. el compareciente solicita autorización para que se le practiquen las curaciones relacionadas con la afección a la que se hace referencia a fs. 1896, a lo cual S.S. accede. Siendo las 10:10 hs. se reanuda la audiencia, y el declarante MANIFIESTA: Inclusive me habían dicho que podía dedicarme a eso una o dos por día. Se ganan las elecciones. En el Consejo Escolar los candidatos me eligen presidente del Consejo Escolar. Al salir presidente los otros miembros me dicen que elija al Secretario y al Tesorero, elijo Secretaria a la persona electa por el Manriquismo, que no recuerdo el nombre, y Tesorero al Señor Hermenejildo González del partido Intransigente. Me echan del partido Peronista por esa decisión, el referente político del partido era el Sr. Raul Rodríguez que resultó ser Presidente del Consejo Deliberante, el Secretario de Empleados de Comercio que no recuerdo el nombre, y no me acuerdo otros. Se empieza a trabajar. Primera resolución que tomo tiene que ver con que la mayoría de los militares las esposas eran maestras, las trasladaban a Bahía Blanca con sus maridos, por ello se producian vacantes. Se nombraba un suplente. Cuando venía la titular de otro lado se sacaba la suplente y se ponía la titular. Sin embargo, la ley decía que no se podía sacar a la suplente hasta que no terminara el ciclo lectivo, y la titular que venía de afuera era designada para realizar actividades administrativas en el Consejo Escolar. En ese tiempo se hacían las vacaciones de invierno donde se llevaban a los chicos carenciados a Bariloche, una vez tuve un problema por eso, eran 10 micros con chofer y acompañante. A los tres o cuatro días me llaman de Bariloche para decirme que volvían porque los habían alojado en un edificio que las ventanas no tenía vidrios, las cloacas no tenía tapas. Entonces y le digo que no venga, el único beneficio que tenía por mi cargo era pasajes para trasladarme. Me tomo el avión, voy para Bariloche y voy al edificio donde estaban alojados. Estaban todo el personal y choferes en la puerta esperándome, les aviso por qué fui. Me dicen que no puedo porque ellos están a cargo, le solicito a un remis que me lleve a Gendarmería y hablo con el Comandante. Me llevan en un jeep de nuevo al edificio y junto con un camión con gendarmes. Levantan a los choferes, yo hablo con las maestras, llega la orden de La Plata y trasladan a los chicos a un edificio sin estrenar y al terminar las vacaciones tienen que venir nuevos choferes porque los otros seguían detenidos todavía. Por otro lado, al lado del Club Rosario Puerto Belgrano hay un jardín. Los días de lluvia el director cerraba la galería y no dejaba entrar a los chicos del jardín y los chicos se mojaban. Voy a la Municipalidad, estaba el intendente Alonso y le solicito un Tractor y un tractorista, lo hago ir a la escuela este hombre pidió que dos personas hicieran de testigos y le dí la orden de arrancar las puertas y entrar a la Galería. Informo a la Inspección de Enseñanza le solicito sanción al Director de esa Escuela N 22, con el abal de la cooperadora, y le aplicaron 10 días. Cuando estoy detenido en la Base de Puerto Belgrano me entero que era familiar del Jefe de la Base. Me entero porque me lo dice ahí. Todo lo que cuento son cosas que me reprocharon el momento de estar detenido. Otro hecho es la remoción de una Escuela que estaba en muy mal estado y era un peligro para los chicos. En diciembre del 75́ el intendente Alonso me nombra Secretario Técnico a la vez que mantenía el cargo en el Consejo Escolar. En febrero del 76́ los nombres no los recuerdo, integrantes de cada cooperadora de las escuelas, que eran militares, me vinieron algunos a decir que era conveniente que me alejara de Punta Alta porque estaba marcado y estaban buscando gente porque era vox populi que iba a haber un golpe de estado. No teniendo nada que ocultar no me fui. El día 24 me fui temprano a trabajar al Consejo Escolar, se presenta un oficial de la Marina, uniformado, teniente de navío sería, estimo, que no recuerdo el nombre, y viene a hacerse cargo del Consejo Escolar por resolución tal y tal. Viene a tomar el Consejo Escolar, acompañado de gente armada que era personal de la Base de Puerto Belgrano. El Consejo Escolar estaba ubicado enfrente a la Plaza Rivadavia en Punta alta, al lado de una escuela. Entrego la llave, no firmo nada, y me voy a mi oficina, y de ahí me voy a la Municipalidad. Esto fue a la mañana. La persona que me toma la llave me indica que debía devolver la patente que tenía en el auto que decía "Consejo Escolar Presidente" y también la credencial que me acreditaba como Presidente del Consejo Escolar. En la municipalidad también había militares. Todos eran marinos, había uniformados y de civil. Después me fui a mi casa. En la semana mi hermano retornó a la sucursal del OMPA de Bahía Blanca y yo empecé a trabajar en OMPA de Punta Alta, a retomar mi actividad. Empecé a viajar a Bahía, ibamos, veníamos, me pararon muchas veces en la ruta por los controles que hacían. Me volvieron a aconsejar que me retire de Punta Alta otras personas también de las cooperadoras de las Escuelas. Tenía mucha relación con la policía, con los oficiales, estaba el Comisario Rustikain, con el oficial Fogelman, y otros con los que jugaba al fútbol. El 27 o 28 de marzo una de las chicas, empleada de OMPA, Mabel Swedich, me dice está el oficial Fogelman que quiere hablar con Ud. Lo saludo y me dice que "vengo a llevarlo a la Base" le digo "cagamos, me estás tratando de UD." Y me responde ""vengo a llevarlo para tomarle una declaración en la Base". Le pido que me acompañe para cambiarme la ropa y le digo "porque esto va para largo" a lo cual accede. Después de esto me suben sin violencia a un Falcon que había afuera de la oficina donde me sientan en el medio, estando a los costados Rusticain, Fogelman y el cabo Núñez y otro más que no me acuerdo. No me dicen nada ni me trataron mal. Entramos por la puerta principal, la grande, por Avenida Colón, ingresando por el Puesto 1. Me sorprende que pasamos como tiro, sin que nos pararan. Ahí paramos a la izquierda, donde está la policía Militar. Ahí Fogelman me dice que me tenían que bajar acá y me dice que hay una novedad "le tengo que poner una capucha". Asi que antes de bajar del auto me ponen la capucha. A partir de ahí no pude ver nada, pero escuché voces. Después viene una persona que me toma del brazo y me conduce al edificio adentro. Escuché muchos movimientos, de autos, gritos. Estaba tranquilo y no me imaginaba que me iban a poner la capucha, ahí se me terminó el mundo. La persona me dice levante los brazos, no los baje porque corre peligro su vida y póngase contra la pared. Me puso contra la pared y estuve ahí no sé cuanto tiempo, 15 minutos. Otra voz me dice "camarote y cena", y me sacan de ahí. Por lo que parece fui en uno de esos camioncitos que hay en la Base que tienen asientos atrás, tipo jeep. Al ratito comienzo a sentir el olor al mar, y el ruido del agua. Me bajaron, me dice "yo lo voy a agarrar de atrás y trate de ir derecho y suave porque vamos a pasar un buque y vamos a llegar a otro buque", cuando paso el tablón me dice, ya estamos en el buque. Supuestamente entramos al buque, me pide disculpas porque me golpeé al entrar. A partir de ahí seguí agachándome. El viaje desde el puesto 1 hasta que me bajé duró aproximadamente no más de 10 minutos. Estoy seguro que estaba en la Base Naval de Puerto Belgrano. Cuando me entran al camarote, me dicen: le voy a sacar la capucha, cuando vea la pared póngase frente a la misma y yo le voy a avisar cuando cierro así se puede dar vuelta. El camarote estaba especialmente condicionado: no había ventanas, era todo de hierro, tenía una lamparita muy chiquita en el medio, la puerta no era puerta de camarote, era como una celda sin barrotes, lo que hacía de pare exterior sí pertenecía al casco original del buque, la puerta era recta, de hierro porque ahí no tuve que hacer el saltito. Había un catre común de los barcos, las dimensiones serían de 2 por 2 metros, había una piletita, sin agua, nada. Yo orinaba ahí. No había claraboyas. La tres paredes del camarote eran ciegas, sin ventanas ni nada. La puerta tengo duda si tenía mirilla. Cuando ingresé ya tenía un plato de comida. Después vinieron, golpearon y yo me tenía que poner contra la pared, luego abrieron y se llevaron el plato y me dejaron el colchón que todavía no estaba. También me avisaron que si quería ir al baño que llamara a la guardia. Me traían agua cuando podía. Dormí y al otro día, por lo general me sacaban de noche –me doy cuenta porque no había ruido, de día se escuchaba gente trabajando-, lo buscaron, lo llevaron el mismo recorrido que al ingresar, por el tablón, me sacaron del buque. Me subieron a una camioneta, pero sentía que daban vueltas y vueltas. En el buque no se interrogaba. No sé si me decían que era un interrogatorio o entrevista. Creo que me llevaban a donde fui la primera vez que entré en la Base, las dependencias de la Policía Militar. La primera vez me hicieron un recuento de todo lo que había hecho en el Consejo Escolar, que era un tipo piola porque a las mujeres de los militares las dejaba en el consejo, no me dejaban explicar nada. Ahí salió lo de los choferes, lo del director que era familiar de militares, que estaba contra el personal de la Armada porque los controlaba para las compras que hacían, y todo lo que ya manifesté. Entonces yo era un estorbo para el desenvolvimiento del personal en el comercio. Ahí apareció esa famosa voz que nunca me la olvido que se identificó como Teniente Carrizo. Después me devolvieron al camarote, ahí no hubo violencia todavía. Después se dedicaron a sacarme el colchón y tirarme agua en el piso para que haya humedad y me vaya deteriorando, dormí muchas veces en el piso, no me dejaban dormir, se acercaban caminando, paraban enfrente a mi celda y seguían. Cuando más débil estaba entonces me venían a buscar. En ese momento ya había perdido la noción de los días, pero sabía que me llevaban de noche. Ahí escuchaba gritos de dolor, puteadas. Los gritos venían del buque y a veces de afuera. Los interrogatorios se los resumo, me han pasado la picana eléctrica, me pegaron, me escupieron, me decían decí, decí, que estaba con los montoneros, que estaba con los Giorno –con los cuales me llevaba muy mal-, y me decían que era terrorista, que era hombre de armas, que era un soldado de Perón. En los interrogatorios supuestamente había un médico que me palpaba, en dos o tres teatros supuestamente me decían que me iban a fusilar y se acercaba un cura que me decía que confiese que Dios me iba a perdonar. La última vez que me hicieron ese teatro los recagué puteando y después no me lo hicieron más. En los interrogatorios estaba sentado en una silla, vestido y me desabrochaban la camisa, no esta esposado ni atado pero me agarraba las manos del miedo. Me golpearon. Siempre el interrogador era el mismo el Teniente Carrizo, que ahora me enteré que se llama Tomas Carrizo, que desgraciadamente vive. Reconozco que esta persona es el que me interrogó porque me lo dijo el Fiscal Córdoba que coinciden los datos con lo que yo sabía y porque reconozco la voz. Después pasó tiempo que estaba adentro, la tortura psicológica, los pasos a al madrugada. Hubo unos cuantos interrogatorios, siempre hablaba el mismo. En uno de los interrogatorios estoy seguro que había un escritorio porque esa vez la capucha era mas clara y pude ver algo. Ahí me dejan parado frente al escritorio, miro hacia arriba y había un cartel que decía "para no equivocarse, desconfiar siempre". Era un cartel que estaba en la pared. Entonces uno dice "está viendo este tipo", por lo que me acomodaron la capucha y después no pude ver más. Pasado un tiempo me dijeron que tenía que cerrar la oficina e irme de Punta Alta. Yo le contesto que cierro la oficina pero me voy yo solo porque la familia no me quería comprometer a llevármelos, por lo que me dijeron que así no se podía hablar y me volvieron a encerrar en el camarote. Ahora recuerdo que antes de mi detención, uno o dos días antes, me llegaron unos mensajes en el teléfono que decían "esta oficina va a desaparecer", "vamos a poner una bomba", "es conveniente irse". Después de una semana aproximadamente, y me volvieron a decir que me vaya yo, que la familia quede, las condiciones son: cerrar la oficina, publicar el cierre, quemar todas las fichas y vender todas las cosas. Yo pregunté donde me tengo que ir, y me dijeron lo más lejos posible, les dije que al único lugar donde podía ir era a Bahía Blanca, se hizo un silencio y finalmente aceptan. Un tiempo antes me hicieron hacer una carta a mi señora donde le solicitaba ropa, esa carta fue y me trajeron ropa a la Base, maquina de afeitar, y me llevaron para bañarme (dos o tres veces en total me llevaron a bañarme). Ese dia vino un marino –yo estaba encapuchado- y me dijo "la farsa ya terminó, quédese tranquilo. Yo soy uno de las cooperadores", me dio la lapicera escribí la nota se la devolví. Todavía no puedo ubicarme donde me llevaron a bañarme. Para bañarme me sacaron del buque. Siempre tenía la sensación de que atravesaba un buque intermedio entre el muelle y el buque donde estaba. Habrán pasado dos días o tres y me dijeron "hay cambio de planes, lo vamos a llevar al Sur así que abríguese". Me puse dos vaqueros. Estaba muy flaco. Me vinieron a buscar, subimos a una camioneta o camión por más de una hora, para. Me bajan. Me dicen "bueno, acá tiene su bolso yo lo voy a sacar la capucha pero a Ud. No se le ocurra mirar para atrás y cuando no sienta más del motor abra los ojos". Me sacan la capucha, yo tengo los ojos cerrados y cuando abro los ojos veo que estoy afuera del Puesto 1 de la Base Naval de Puerto Belgrano. No vi a nadie en la calle. Después me enteré que media hora antes habían sacado la custodia de la oficina. Esa tarde me fui a la casa de mi madre. Pasaron los días, un mes posterior, aparece un aviso para hacer reparto e filtro, me presento y tenía la oportunidad pero el problema es que tenía que ir a la Base. Yo hablo con mi mujer y ella pide una audiencia con el Jefe, creo Mendíaz. Voy a la Base, me estaban esperando, le expliqué la situación y me manifestó "sí ud. está cumpliendo", y me dice "ud. puede venir e irse en el dia, en principio no hay problema". En ese momento, entra un conscripto y le dice a Mendíaz "el Teniente Carrizo le quiere hacer una consulta". Yo siento "Buen día Capitán, permiso", giré la cabeza por lo que creo que se dieron cuenta de mi reacción por lo que Mendíaz dijo "más tarde, más tarde". Se fue Carrizo, y pude arreglar para poder trabajar pero al final no se dio ese trabajo por causas ajenas al problema que tuve. Antes de fin de año del 76́, por la famosa CAL (Comisión Asesora Legislativa) en la que estaba presidente el Vicealmirante Antonio Vañek, que me había apoyado con anterioridad, me voy a Buenos Aires para trabajar, me alojo en una pensión, llamé al congreso y me atiende la secretaria de Vañek que conocía de cuando estaba en la Base. Finalmente fui al congreso, había un montón de gente de Punta Alta, pasaron 10 minutos, y puedo entrevistarme con Vañek. Le explico mi problema de que estuve detenido y me dijo "la Marina no puede decir que se equivocó". Le pedí una recomendación para poder trabajar y me la hizo en el momento de puño y letra, y nos abrazamos. Vuelvo a Bahía, bajo del tren y me dí cuenta que me estaban siguiendo. Cuando llego al hall central se me ponen dos personas a los costados, y me dicen que me suba a un falcon verde que había afuera. Me suben al mismo, sin encapucharme, y me dicen "no moleste a Vañek, válgase por sus propios medios, no ande pidiendo limosna" y me dejaron en el parque. Llego a mi casa, miro la nota y veo el sobre intacto con la nota de Vañek. Ahí me doy cuenta que él no sabía nada de lo que me habían aconsejado estas personas. Con la recomendación de Vañek después conseguí trabajo. En este estado el testigo acompaña documentación que a continuación S.S. ordena agregar al expediente después del presente acta: copia certificada de la nota titulada "Importante Subasta…" en una fs., copia de la declaración prestada el 11/10/07 ante la APDH de Bahía Blanca en tres fs., nota de la Dra. Alicia Pierini del 22/02/93 en relación al expte. 329.079/92 de la Subsecretaría de Derechos Humanos en una fs., dos copias certificadas de la primer cara impar de cartas documentos en dos fs., dos copias certificadas de los testimonios de la Dirección Nacional de la Propiedad Industrial en dos fs., copia certificada de la declaración jurada firmada por el declarante en una fs., copia certificada de nota de la Dra. Alicia Pierini del 10/01/95 en relación al expte. 329.079/92 de la Subsecretaría de Derechos Humanos en una fs., fotocopia fraccionada certificada de la portada del diario La Nueva Provincia del día sábado 08 de mayo de 1976 en dos fs., y fotocopia fraccionada certificada de la pág. 22 de esa edición en una fs., trámite de la "Agencia Labor" en cuatro fs., copia certificada de la presentación ante la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia de la Nación en cuatro fs., y copia certificada de certificado de antecedentes en una fs. A continuación, EXHIBIDAS que son las fotografías obrantes a fs. 994/1010 del expediente de referencia el deponente MANIFIESTA que reconoce las dos fotografías obrantes a fs. 996, porque después que entré me encapucharon y no pude ver mas nada. PREGUNTADO por lo que quiera agregar, quitar o enmendar, CONTESTA Quiero solicitar fotocopia del requerimiento del Fiscal que lo incorpora como vítima a fin de ser presentado en el Ministerio del Interior. Asimismo informo a V.S. que los datos de mi ex esposa son: María Ester Zimmermann, que está domiciliada en calle 2 de Julio 350 de Punta Alta, con quien pueden corroborar mis dichos. A lo cual S.S. hace lugar y dispone que se tendrán en cuenta los datos aportados respecto a la Sra. María ester Zimmermann para su oportunidad. Con lo que no siendo para más se da por finalizado el acto previa lectura en voz alta que de la presente se le hace al compareciente, quien de conformidad firman después de S.S. y por ante mí de lo que doy fe...".

    3. Declaración testimonial de primera instancia de Silvia Noemí BECERRA, en la audiencia del 28 de abril 2008 a fs. 1897/1901 dijo:

    "...MANIFESTANDO SER Y LLAMARSE Silvia Noemí BECERRA... yo trabajaba con Rubén Adolfo Jara, en O.M.P.A. (Organización Mercantil Punta Alta) que era una empresa de cobranzas que se dedicaba a cobrar a morosos, mi función era estar a cargo del fichero de los asociados, la mayoría de Punta Alta, se protestaban documentos, por ello trabajaba el Dr. Fratti. No recuerda si existía el Juzgado de Paz de Punta Alta, yo venía a Bahía Blanca a Tribunales a consultar las causas. Empecé a trabajar en OMPA en el año 73, Jara estaba en política, en el Consejo Escolar de Punta Alta. La mayoría de los morosos del fichero que yo tenía eran militares, recuerdo marineros y algunos suboficiales. PREGUNTADA por SS: si se hacían muchas demandas. CONTESTA: Si, el fichero era muy grande, creo que más de cien. Había muchos, casi todos de la Base Naval de Puerto Belgrano, no sólo militares. PREGUNTADA por los hechos que ocurren en el 76. CONTESTA: en el mes de marzo, no recuerdo si ya se había producido el golpe, suben dos personas, entre ellos el subcomisario de la Policía de la Pcia. de Buenos Aires de Punta Alta, Fogelman, porque yo lo conocía, y bajan con Jara, era la tarde. Por la ventana vi que se trasladaban en un auto Falcon sin patente y lo vi a Jara subir en el medio de dos personas… Ese día a la noche la Sra. de Jara me llama y le relate lo mismo que ahora. Me di cuenta que el Falcon no tenía patente porque lo que me interesaba era saber el número. Yo estudiaba, después del trabajo voy para el Colegio Nacional de Punta Alta, turno nocturno, y al llegar a mi domicilio en calle Irigoyen cerca de las 23 hs. recibo el llamado de la Sra. de Jara. Ella dijo que algo presentía, porque era raro que no supiera nada de él. Yo tenía una profesora de Educación Democrática, en 4 año del nocturno, que era secretaria del Comandante de la Base, más o menos una semana después le pregunté a Coca, la esposa de Jara, si quería que le preguntara a la profesora si podían tener una entrevista. Se concretó la audiencia, la acompañé pero nada mas, no entré. Habrá sido en abril. Supongo que se entrevistó en la oficina del Comandante, creo que era Mendía, en el '76. PREGUNTADA si Coca era hija de Marinos, CONTESTA no recuerdo. PREGUNTADA cuanto duró la entrevista, CONTESTA no se, veinte minutos, yo la esperé afuera. No hubo diálogo sobre la entrevista. PREGUNTADA que pasa después con la oficina. CONTESTA seguimos yendo. Había otro empleado que trabajaba, Benafri. Pasados pocos días, y antes de ir a ver a Mendía, vinieron dos marinos con charreteras de oficiales, subieron a donde estábamos trabajando y me preguntan cual era la oficina de Jara, los llevo y ahí abrieron su caja fuerte, estaba su anillo y dijeron "se hace el solterito". Ahí dijeron que eso quedaba clausurado, y pusieron fajas. Nosotros nos vamos, antes fui a llamar a la Sra. PREGUNTADA si en la calle vio un auto de marina o armada, CONTESTA yo no vi nada de eso, sólo pusieron 2 fajas en dos puertas. PREGUNTADA como se accedía a la oficina, CONTESTA por una escalera, en la puerta pusieron la faja. No recuerdo si había letrero de OMPA en la entrada. Ahí se terminó todo, nos quedamos sin trabajo. Yo quede en permanente contacto con la Sra. de Jara porque como yo era hija de militares, siempre me preguntaba. PREGUNTADA cuanto tiempo después aparece Jara CONTESTA más o menos 40 días después, el 3 o 4 de mayo. Cuando el aparece yo no me acuerdo mucho, pero yo estaba ahí en la casa, en donde estaba Coca y ella le dice cuando llega que él estaba por llegar. Ahí empezó con que se tenía que ir de Punta Alta, apareció muy mal, muy desmejorado. El no vio donde estaba, pero no duda que estuvo en un buque, en la Base. Decía que tenía que cerrar la oficina, lo decía muy mal. Le prohibieron abrir la oficina nunca mas, que se olvide que tenía una oficina. Se fue a vivir a la casa de la madre en Bahía Blanca, Moreno 45, 5 piso, ahí mismo agarró sus cosas y fue a lo de la mama. PREGUNTADA que paso con la oficina CONTESTA se cerró ahí mismo, él me dijo que tuvo que sacar todo porque no querían que quedara nada, que OMPA no estuviera mas. No se que pasó con todas las cosas. PREGUNTADA si el Dr. Fratti estuvo esos días que la oficina estuvo abierta durante el secuestro de Jara CONTESTA que nunca lo vi, no lo veía mucho antes tampoco. PREGUNTADA quienes trabajaban ahí CONTESTA mi hermana Mirta Ester Becerra que vive con mi madre en Buenos Aires, en calle Alberdi al 1400; Benafri, no me acuerdo el nombre, no se si vive; y yo. PREGUNTADA si Norma Caramelli tiene alguna vinculación CONTESTA desconozco. PREGUNTADA si Jara regresa a la Base una vez que vino a vivir a Bahía CONTESTA que no. PREGUNTADA si Jara se quedó con algún aviso del diario CONTESTA que si, lo tiene guardado. PREGUNTADA si Jara había tenido algún conflicto en el Consejo Escolar, peleando con alguien, CONTESTA no me acuerdo. Recuerdo que tuvo un problema con una escuela, porque había hecho arreglar los techos y por eso lo acusaron por malversación de fondos, porque en vez de usar los fondos para otra cosa los uso para arreglar los techos de la escuela que se venían abajo. PREGUNTADA si Jara tuvo alguna entrevista con alguien de Marina CONTESTA que si, creo que con Vañek, por comentarios de él. PREGUNTADA si antes del 19 de marzo de 2008 Jara hizo alguna denuncia del secuestro CONTESTA hace 32 años que hizo la denuncia, no sé donde, pero él tiene un bibliorato. En este acto la testigo exhibe una fotocopia de un testimonio expedido el 6 de octubre de 1994 en la causa 9.725 del año 1994, caratulada "Jara, Adolfo Rubén s/Información sumaria" que tramitó ante el Juzgado de Paz letrado de Punta Alta, justificando que se dictó resolución en esa fecha declarando que el nombrado Jara había permanecido detenido desde el día 28 de marzo de 1976 hasta el día 9 de mayo del mismo año en la Base Naval Puerto Belgrano y al sólo efecto de ser presentado ante las autoridades de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, dejando la copia para el expediente. PREGUNTADA por la dirección de la Sra. Zimerman de Jara, CONTESTA que no la recuerda, pero es en la cortada de 2 de julio, en la mitad de cuadra de donde era la oficina, en Punta Alta. PREGUNTADA por la Sra. Sweich y el Sr. Arrizabalaga CONTESTA que eran empleados de OMPA pero no saben si viven, ni donde. PREGUNTADA si después Jara volvió a Punta Alta CONTESTA que si, a ver a los nietos, pero no muy frecuentemente. Se vivía con miedo, por mas democracia que hubiera. PREGUNTADA si había rumores de desapariciones CONTESTA si, se escuchaban cosas, se vivía feo, mal...".

    4. Declaración testimonial de Hugo Julio FRATTI, en la audiencia del 29 de abril de 2008, a fs. 1902/1903, expreso:

    "...MANIFESTANDO SER Y LLAMARSE Hugo Julio FRATTI… Conocí hace mas de 30 años al Sr. Rubén Adolfo Jara en virtud de que me desempeñaba como abogado de la empresa OMPA que titularizaba el citado Jara, dedicada a la gestión de cobranzas judiciales y extrajudiciales; en el caso de la cobranzas judiciales el mecanismo que se había implementado consistía en el endoso en procuración de los pagarés que los clientes que los distintos comerciantes libraban en el momento de solicitar el respectivo crédito. En caso de mora, si fracasaban las gestiones extrajudiciales, los distintos asuntos se derivaban a los abogados que atendían a OMPA, entre ellos el suscripto. PREGUNTADO por el fichero de deudores, CONTESTA: OMPA disponía de un fichero de dependientes de la Armada Argentina, civiles y militares, que eran deudores de comerciantes clientes de la empresa en el cual se consignaban el domicilio real de cada uno de los dependientes y el destino militar con los datos de identidad y familiar. Datos que eran necesarios para el embargo de sueldos. PREGUNTADO por cual sería el número de deudores CONTESTA: me animo a decir que tendría como 500, porque el volumen de trabajo que tenía justificaba la cantidad de gente que trabajaba allí. No se si tenía información de los deudores solamente o era de toda la Base. Esa era información reservada. PREGUNTADO cuanto tiempo antes del golpe tenía ese fichero CONTESTA: desde mucho antes, porque él venía trabajando hacía tiempo, sin ese archivo no se podría haber trabajado. Yo era uno de los abogados, había otros. PREGUNTADO sobre que supo del secuestro CONTESTA eso no lo tuve muy claro, en ese momento también detuvieron a Ramón De Dios a fines de marzo del 76, y la mujer vino a hablar conmigo porque yo en ese entonces era Director de Asuntos Legales de la Municipalidad, conversé el tema con el capitán Ferrer que era el comisionado municipal, quien me dijo que no me preocupara que si no tenía nada que ver salía enseguida, y así fue, salió. En esos días, el secretario de gobierno, el Capitan Araoz de Lamadrid, que se decía era de inteligencia, me dijo algo asi como "¿asi que ud. es el abogado de Jara?" PREGUNTADO que paso con la empresa después del golpe CONTESTA desapareció, la cerraron, no se que paso con esas causas. Días después del golpe, se que se hizo un allanamiento o como se quiera llamar en OMPA, gente de la Marina, y se llevaron los archivos, y la empresa dejó de funcionar en ese lugar. Jara se fue de la ciudad y se paró todo, pero no puedo recordar que pasó con los juicios en trámite. No sé cuanto tiempo lo detuvieron, ni porqué ni cuando salió. PREGUNTADO si conversó en alguna oportunidad con Jara sobre este tema CONTESTA que no, porque perdió todo contacto con él. PREGUNTADO sobre si OMPA era una empresa importante, CONTESTA que era muy importante, hacía informes comerciales, era una especie de Veraz local. Estaba muy bien organizada, sus informes eran preciso, puntuales y muy veloces. Jara estaba permanentemente en el lugar, había organizado todo muy bien. Después del golpe intenté localizarlo para ver como seguir con los juicios y me fue imposible. Lo volví a ver después de 10 años aproximadamente por primera vez. PREGUNTADO si se sabía en Punta Alta que había detenidos que eran llevados a la Base CONTESTA si, se supo que después del golpe habían sido detenidos De Dios, los hermanos Giorno, el martillero Juárez, Izarra, Gonzalez. Uno no sabía donde estaban detenidos, si era en la Base o en otro lugar...".

    5. Declaración testimonial de Hermenegildo GONZÁLEZ, del 5 de mayo de 2008, a fs. 1941/1942 manifestó:

    "...manifestando ser y llamarse: Hermenegildo González… Yo era Jefe de la Administración de la Cooperativa de Luz y Fuerza de Punta Alta y Jara era cajero del Banco Nación sucursal Punta Alta. Cuando lo nombran a Jara presidente del Consejo Escolar el me designó Tesorero, eso fue en el año 75 aproximadamente. Yo pertenecía a la lista del Partido Intransigente, mientras que los otros eran todos peronistas. El problema de Jara fue que puso una Institución de cobranza de documentos. Cuando se produjo la intervención de los militares personal de la marina me buscó en la despensa Ferreti, antes me habían buscado en la Cooperativa y como no estaba allí me buscaron en la despensa. Esas personas iban con uniforme y con vehículos de marina, con chofer. De ahí me llevan al consejo Escolar a la calle Irigoyen 573 y me piden que abra la caja fuerte. Yo me acordaba la combinación pero en ese momento no me lo acordaba, por lo que llamé a mi señora que me recordó el número. Cuando la abrí me preguntaron qué eran los papeles que había dentro de la caja fuerte, por lo que les expliqué que esos papeles eran de gastos de suministros del Consejo Escolar, cosas que yo había pagado de mi bolsillo. De eso hice un acta donde constaba el detalle de todo lo que ya había pagado. Después me llevaron a la Municipalidad y ahí me dijeron que cuando mandaran el reintegro del Ministerio de Educación, que se hacía trimestralmente, me iban a devolver la plata. Todavía no me han devuelto nada y han pasado treinta años. Después de eso me soltaron y nunca más tuve ningún problema con ellos. Esto fue tres o cuatro días después del golpe. Cuando empezamos a trabajar en el Consejo Escolar Jara me invitó a conocer sus oficinas de OMPA, donde tenía datos precisos privados del personal de la Base, que Jara le manifestó que "yo tengo alguien que me los consigue". Cómo los sacaba de la Base no sabía, ni era problema mío. Con el intendente Guillermo García, Jara tenía problemas por asuntos de cobranzas de documentos y este García tenía vinculación con la Base. García había entrado con la lista de Manrique, que estaba vinculado con los marinos. Aparentemente García lo denunció en la Base de Puerto Belgrano y Jara un día me dijo que "me parece que me van a agarrar porque García anduvo en la Base y me batió". Después que pasó eso me enteré de todo lo que vivió Jara durante su detención. Cuando cerraron OMPA nos dejamos de ver y muy a las perdidas nos hemos vuelto a ver. Un día vino a mi casa y charlamos un poco de lo vivido. Acá en Punta Alta se corrió mucho la bolilla de que el tenía información de la Base, relacionada con deudas o créditos que sacaba personal de la Base al comprar en comercios de esta ciudad. Cuando lo soltaron se fue a vivir a Bahía Blanca, y empezó a vender perfumes por el sur. Se separó y formó una nueva pareja con la que es su mujer actual. En su momento me enteré de carambola que lo habían llevado de noche a Rubén Jara porque me contó su señora. PREGUNTADO por S.S. aparte de Jara conoce a alguna otra persona que haya sido detenida en esa época, CONTESTA a Jara lo agarraron por lo de OMPA. En ese momento también agarraron a Osvaldo Ferreti (el dueño de la despensa, que era presidente de los peronistas en Punta Alta, de la ATE), Hugo y Néstor Giorno, Carracedo, y Adalberto Bilmer (Secretario de la CGT, que está fallecido. En una reunión que tuvo con otros Secretarios sufrió un accidente de auto donde apareció muerto con unos balazos). A los que detenían los llevaban a Ushuaia. Eso lo sé porque me lo contaron los padres de Ferreti que se quedaron a cargo del negocio...".

    6. Declaración testimonial de María Esther ZIMMERMANN, en la audiencia del día 23 de mayo de 2008, a fs. 2100/21003 dijo:

    "...MANIFESTANDO SER Y LLAMARSE MARIA ESTHER ZIMMERMANN… PREGUNTADA qué conocimiento tiene de los hechos de los que fuera víctima Rubén Adolfo Jara, CONTESTA él fue detenido el 2 de abril de 1976, yo no sabía que estaba detenido porque en ese momento había ido a inscribir a mis hijos en música. Cuando regreso a mi casa, que vivía abajo, en 2 de julio 376. Lo espero, se hace tarde y no llega y me empiezo a preocupar. Le hablo por teléfono a Silvia Becerra, que trabajaba en la oficina y me dice "voy para allá". Viene y me dice que lo habían detenido un grupo que no se sabía de qué fuerza era. Mi hijo mayor, que había quedado tocando el piano en mi casa, me dice que le pareció raro que el padre se acercó, lo besó y se fue. A partir de ahí empezamos a averiguar quién lo había detenido. El era Presidente del Consejo Escolar. Habrán pasado unos días. Primero fui a la Base a buscarlo. Como estaba vinculado a la política, pensé que lo iban a encontrar en un zanjón. Como pasaron unos días, y no se sabía nada, resolví ir yo a la Base. La primera vez fui sola y las demás veces -fácilmente cinco veces- fui con Silvia Becerra. Hablé con el Tte. Carrizo y como no me conformó porque negaban que estuviera en la Base, solicité hablar con el Cmte. Vañek. Le dije que si era culpable me dijeran de que se lo acusaba, y si era inocente, que lo liberara. Además, nos pusieron un policía en la puerta de la oficina y la clausuraron. PREGUNTADA qué se hacía en esa oficina CONTESTA era OMPA, cobranzas, judiciales y extrajudiciales; trabajaba mucha gente. Estuvo el policía hasta que lo dejaran libre. Y continúa la dicente: Vañek dijo que iba a averiguar. También conversé con mi vecino, el Cap. Horacio Altamirano, que trabajaba en la Base. Vive pegado a donde yo vivía en la misma cuadra de mi casa, que era al 376. La casa de el sería el 360. el Cap. me dijo que iba a averiguar. Todos eran muy cautelosos. Para esto yo le enviaba cartas, él me contestaba. Le dejaba las cartas en la oficina de entrada, el Puesto 1, y ahí recibía las cartas que me enviaba él. PREGUNTADA si esto era habitual o era un caso aislado CONTESTA no lo sé. Eso sucedió cuando se dio a conocer que ya estaba detenido en el buque, unos 26 ó 28 días. En este estado la dicente exhibe una carta de Rubén Jara y MANIFIESTA es la única que guardé de entre unos seis o siete que recibí de él. Las demás las tiré. Los dejaban libre con condiciones de que debía cerrar la oficina, quemar los ficheros, e irse de la zona. Entonces resolví venir a hablar con el Gral. Vilas. Conversé con él que estaba en una apariencia penosa, porque regresaba de combatir la guerrilla en Tucumán. Demacrado, me contaba que tenía 40 años y parecía un hombre de 60. Estaba avejentado, como quien ha pasado un calvario. Le conté lo sucedido, que lo había dejado en libertad pero con la condición de irse de la zona. Yo tenía tres hijos, el mayor de 12, y el menor de 7. Entonces me dijo que no me preocupe, que se podía quedar en Bahía Blanca, donde vivía su madre en Moreno 45 cuerpo 2, piso cuarto. El solo se mudo a la casa de su madre. En este estado el Sr. Juez con anuencia de la declarante, ordena agregar fotocopia previamente certificada por el actuario, de la carta exhibida. PREGUNTADA si la actividad de Jara en la empresa comercial tuvo vinculación con la detención contesta no, pienso que esa condición no tiene sentido, únicamente porque el 99 por ciento era gente de la base, militares. Eran deudores. Eran deudores de comercios de Punta Alta. PREGUNTADA si su marido tenía información desde la base por la que actualizaba el fichero CONTESTA no, el comerciante nos daba la información. Cuando nosotros mandábamos notas al domicilio particular y no se hacia presente, se enviaba a la Base, por lo que desde allí nos informaban el nuevo destino. PREGUNTADA si acostumbraban mandar un informe periódico a la Base informando la lista de deudores CONTESTA no. Preguntada quien era el abogado que trabajaba con Jara CONTESTA Con nosotros trabajaba el Dr. Frati. Teníamos ocho o nueve empleados. Tres cadetes para llevar el informe al comercio, porque dábamos las referencias comerciales. Ahora con la computadora no hubiéramos necesitado cadetes, por ejemplo. Yo tuve que quemar el archivo. Todos los ficheros. Era un fichero circular con varias bandejas. De unos dos metros de diámetro y alto. En mi casa había un incinerador y ahí se quemaban todos los papeles de la oficina. PREGUNTADA si alguien de la base inspeccionó que el fichero se había quemado CONTESTA Mi casa estaba pegada a la del Cap. Altamirano. Supongo que él sabía que se estaba haciendo el trabajo. Eso fue en 1976, a poco que salió él. Lo otro fue a remate. a partir de su venida a Bahía Blanca, ya no puedo dar testimonio sobre Jara. PREGUNTADA por su conocimiento acerca de las personas que se le mencionan CONTESTA a Norma Caramelli ex empleada, Mabel Suevich era empleada de él. Vive en Punta Alta. Ricardo Arrizabalaga fue empleado nuestro. En Punta Alta vive la ex esposa. El vive en Buenos Aires. Podría conseguir sus direcciones. A partir de mi separación tuve que empezar a trabajar. PREGUNTADA si sufrió alguna forma de persecución o control CONTESTA en absoluto. En esa época mi madre vivía en Bahía Blanca, calle Fitz Roy 137, 4to. piso dto. 2. Ahora no recuerdo, pero en el mes de septiembre del año que ponían bombas en todas partes, anterior a que los militares tomaran el poder, tenía una vecina cuyo departamento daba a la calle Fitz Roy y lindaba con el de mi madre. Esta señora no se encontraba porque tenía un hijo enfermo en Mar del Plata, y en el departamento estaba viviendo su nieto, que era guerrillero. En su momento, el Regimiento Vto. tomó el lugar, mi madre tenía un problema de vista que de noche no veía normal, o sea que al atardecer ya no abría la puerta a nadie. Cuando esa noche le golpearon la puerta para que saliera y no contestó. Al momento siente una explosión infernal. De allí hasta la madrugada, fue un tiroteo infernal. El nieto y sus cómplices tiraban al Regimiento. Pusieron en el balcón los colchones y tiraban al regimiento, y de abajo tiraban arriba. Aparte, las FFAA estaban parapetadas a la salida de las escaleras y del ascensor y tiraban al departamento. Evacuaron el edificio, y las vecinas que sabían que mi madre estaba allí no sabían como hacer para que ella saliera. Paso una noche de terror, porque cuando se acercaba a la puerta sentía el tiroteo y se volvía a la pieza. Nos avisaron a Punta Alta y cuando llegamos, nunca ví el departamento de esta señora. En las paredes había agujeros en las paredes, y estaba totalmente en ruinas. Si esa noche mi madre hubiera muerto, yo no iba a culpar a los militares, porque hacían su trabajo sino que culpaba a la guerrilla. PREGUNTADA si en Punta Alta se sabía que estaban deteniendo personas y las llevaban a la Base CONTESTA en una casa de calle Humberto, se la destruyeron con una bomba. No se sabía quien era. Yo era muy ingenua, vivía para mis hijos. PREGUNTADA si cuando llevaba las cartas vio a otras mujeres haciendo lo mismo CONTESTA nunca ví. Si no hubiera pasado lo de mi marido yo hubiera creído que eso pasaba solamente en Buenos Aires, o en Bahía Blanca...".

    Documental:

    1. Expte. 9725/94 caratulado: "Jara, Adolfo Rubén s/ Información Sumaria" que tramitó ante el Juzgado de Paz Letrado de Punta Alta a cargo del Dr. Manassero Eduardo Emilio.

    2. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria:

    A fs. 3165/3168 la Perito del Archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) gestionado y desclasificado por la Comisión Provincial por la Memoria informó lo siguiente:

    "...Respecto de Rubén Jara se localizó una ficha personal con la siguiente información:

    Apellido: JARA Nombres: RUBEN Localidad Coronel Rosales

    Antecedentes sociales Juventud Sindical Peronista Fecha de elaboración de la ficha: 18-03-75".

    3. Informe de fs. 2108/2128 de la Receptoría de Exptes del Dto. Bahía Blanca, listado de juicios que Rubén Adolfo Jara inicio sobre cobro ejecutivo y/o juicios ejecutivos, entre 1973 y 1976.

    4. Legajo DIPBA de Rubén Jara, de Fs. 3134/3164.

    5. Copias de la Causa 329079/92 "Rubén Jara S/ Ley 24043" contiene documentación de interés Caso Rubén Jara, incluye beneficio ley 24043, fotocopias del diario La Nueva Provincia, de Fs. 1918/2025.

    6. Informe de la CONADEP correspondiente a documentación obtenida de archivos de la Prefectura Naval Argentina, vinculados con la actuación entre los años 1973-1990 en Bahía Blanca, de fs. 3173/3200.

    De la prueba colectada surge que Rubén Adolfo Jara fue secuestrado el 28/03/76 en su oficina, por personal uniformado de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y luego trasladado al CCD que funcionaba en la Base Naval Puerto Belgrano, alojado en el buque ARA "9 de Julio" allí amarrado, siendo brutalmente torturado y posteriormente liberado el 26/03/76.


    III.9.- CASO JUAREZ AEDO HÉCTOR

    Entre los días 23 y 24 de marzo de 1976, Aedo Héctor JUÁREZ se trasladó con su esposa e hijos, desde Punta Alta a la ciudad de Bahía Blanca.

    Su casa de Punta Alta, sita en San Martín 182, fue allanada por personal de la Armada, quienes destrozaron todas las instalaciones y requisaron las pertenencias. También fue allanada su casa de Monte Hermoso, ubicada en Tronador y Los Fresnos, y los domicilios de sus hermanos, situados en la calle Tucumán al 300 de Punta Alta, a quienes requisaron sus efectos personales.

    Ante esa situación, JUÁREZ se puso en contacto con un oficial de la Prefectura Naval Argentina de nombre Mario DI GIORGO, quien le recomendó que se presentara ante la Prefectura, y que desde allí lo acompañarían a la Base Naval Puerto Belgrano.

    Entre el 26 y 27 de marzo de 1976, JUÁREZ fue a la Prefectura en Ingeniero White y desde allí se dirigió junto con Mario Di Giorgo hasta Punta Alta, presentándose en horas del mediodía en el puesto N 1 de la Base Naval Puerto Belgrano. Allí se identificó ante un policía de civil de la Base, quien indicó a DI GIORGO que se retire. Luego hicieron pasar a JUÁREZ a una dependencia interior del puesto N 1, donde le colocaron una capucha y lo llevaron hasta una sala contigua donde fue interrogado con violencia, aplicándole golpes para que respondiera.

    Desde ese puesto, fue introducido en un vehículo, encapuchado y esposado, y trasladado al crucero "A.R.A. 9 de Julio", el que se encontraba en una de las dársenas de la Base Naval. Allí lo alojaron en un camarote y le sacaron la capucha, quedando expuesto a una luz muy potente que nunca se apagaba y que le afectó gravemente la vista.

    Permaneció totalmente aislado, sometido a humillaciones, malos tratos continuos y pésimas condiciones alimentarias y sanitarias.

    El 13 de abril de 1976 fue trasladado -encapuchado y esposado- en un camión de la Armada, junto a los hermanos Hugo y Néstor GIORNO, Rodolfo CANINI y Edgardo CARRACEDO, y una mujer joven encapuchada y esposada, hasta el Batallón de Comunicaciones 181 de Bahía Blanca. Allí fue introducido en un calabozo, junto con cuatro perros que lo custodiaban.

    Luego de permanecer cuatro o cinco días en ese lugar, fue trasladado a una cuadra, donde se encontraban detenidos varios representantes sindicales. Allí sufrió pésimas condiciones de detención, y fue sometido a simulacros de fusilamientos.

    A fines de mayo de 1976, fue trasladado en forma violenta y denigrante, junto con otros detenidos, hasta la cárcel de Villa Floresta, a bordo de un camión del ejército, haciéndose descender a todos en el interior del penal. Allí permaneció detenido hasta el mes de octubre de 1976, fecha en que fue trasladado a la cárcel de La Plata, sufriendo durante el traslado golpes y maltratos constantes. Al llegar al citado establecimiento penitenciario fue nuevamente sometido a golpizas, manteniéndose su privación de libertad hasta marzo de 1977.

    Lo anteriormente narrado se encuentra acreditado por la siguiente prueba:

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial de Aedo Héctor JUÁREZ, en la audiencia del día 16 de agosto de 2007 ante el Fiscal General Dr. Hugo Omar CAÑÓN -agregada a fs. 855/861- dijo:

    Situación previa:

    "...Que desde el año 1953 el declarante se desempeñaba como docente del Colegio Nacional de Punta Alta, y a partir del año 1973 accede a una banca de concejal por el partido justicialista en el Concejo Deliberante del Partido de Coronel Rosales. Que durante su desempeño como concejal, no tuvo inconvenientes mayores, y su gestión transcurrió con normalidad, compartiendo el espacio político, entre otros, con Rodolfo Canini quien presidiera el Concejo Deliberante de Punta Alta, Eduardo Carracedo, Rodolfo Canini y otros. Que entre finales del año 1975 y principios de 1976, junto a Canini, ante la cúpula del Partido Justicialista, concretamente ante el interventor del partido Guillermo Deber, denunció que en la Base Naval Puerto Belgrano se estaba preparando a las tropas para combatir a la población civil, entrenando a los miembros de la fuerza con odio hacia los civiles, lo que constituía una "escuela de asesinos". Dicho información era conocida en Punta Alta por que mucha gente tiene contacto con los marinos. Que en Punta Alta, el día 23 de marzo de 1976, los marinos tomaron todos los edificios públicos de la ciudad, incluido el Concejo Deliberante donde se desempeñaba el dicente. Que ante dicha circunstancia, para proteger a su familia integrada por su mujer y tres hijos, cerró su casa de Punta Alta y se trasladó a Bahía Blanca. Estando en esta ciudad, el declarante toma conocimiento que su casa de Punta Alta, sita en San Martín 182, había sido allanada por los marinos, quienes habían destrozado todas las instalaciones luego de haber requisado las pertenencias; en esos días también fue allanada su casa de Monte Hermoso de la intersección de Tronador y Los Fresnos. Durante esos primeros días de la dictadura militar también fueron allanadas los domicilios de sus hermanos en la calle Tucumán Nro. 300 de Punta Alta, a quienes redujeron para requisar sus pertenencias, para lo cual hasta rompieron los cielorrasos…

    Secuestro:

    "…Ante esa situación, como el testigo entendió que no tenía nada que esconder, por intermedio de un amigo se puso en contacto con un oficial de Prefectura de nombre Mario Di Giorgo, a quien consultó qué hacer, luego de consultar con sus jefes, le recomendó que se presentara ante la Prefectura y que desde allí lo acompañarían a la Base Naval Puerto Belgrano, para tratar de evitar que le pasara algo. Ante dicha recomendación se presenta en Ingeniero White ante Prefectura y desde allí se dirige junto con Mario Di Giorgo, quien iba uniformado, hasta Punta Alta. Estima el declarante que entre el 26 y 27 de marzo de 1976, en horas del mediodía llegaron al puesto 1 de la Base. Al llegar el dicente se identificó ante un policía de civil de la Base, el que tomó nota de los datos y le indicó al Di Giorgo que se retire. En ese mismo lugar, lo hicieron pasar a una dependencia interior del puesto 1, y le colocaron una capucha de color negro, totalmente impermeable. En ese momento empezó el cautiverio que duraría un año, una vez encapuchado, lo llevaron hasta una sala contigua donde fue interrogado, en principio amablemente y luego con violencia ya que lo empezaron a trompear para que respondiera. Las preguntas que le realizaron le resultaban extrañas, y en algunos casos, acerca de personas que no conocía…

    Buque ARA 9 de Julio:

    "…Desde ese puesto, el declarante fue introducido, encapuchado y esposado, en un vehículo y le dijeron que lo iban a llevar al buque. Sabía el declarante que en la Base Naval Puerto Belgrano estaba el "ARA 9 de Julio" y que funcionaba como un buque cárcel. Luego de unos minutos, lo introducen en un buque, custodiado por cuatro personas armadas, los que le ordenan que se saque la capucha y que no los mire. A partir de ese momento, sin capucha, quedó expuesto en el camarote en el que lo aislaron a una luz muy potente, la que nunca se apagaba y que le afectó gravemente la vista, a tal punto que habiendo estado un mes en esa situación tardó varios días en volver a ver con normalidad. El régimen de permanencia en ese lugar, era tener a los detenidos totalmente aislados, para ir al baño había que golpear y asistía un guardia. Le hacían al secuestrado mirar hacia la pared, entraba un guardia armado, lo encapuchaba y luego lo sacaba. En relación a al comida, la misma era incomible, por lo cual estuvo 4 o 5 días sin probar nada, hasta que se le hizo insostenible la situación y comenzó a comer lo que le llevaban. Estando allí detenido, en un camarote del buque, se enteró que estaban los hermanos Giorno a quienes escuchaba comunicarse simulando toser. Durante la mayor parte de la permanencia en el lugar reinaba el silencio. EL declarante manifiesta que durante su permanencia como secuestrado en el buque nunca fue sometido a una sesión de torturas, pero que los tratos humillantes eran permanentes, por la sola permanencia aislado de todo contacto con el exterior. En una oportunidad, la única durante toda la permanencia, le permitieron bañarse y alcanzó a ver a los hermanos Giorno y Carracedo, quienes estaban allí detenidos. Que los guardias del lugar se hacían llamar por apodos, uno de ellos era "el turco" quien había sido alumno suyo en el colegio nacional un par años antes de 1976, y que luego se enteraría que le avisó a la señora del declarante que se encontraba en la Base Naval Puerto Belgrano. Que respecto a otros guardias no recuerda el nombre, pero que era gente que antes del golpe se los conocía como de los servicios, acudían al Concejo Deliberante y todas las reuniones que se hacían, lo cual hacían abiertamente, presentándose como agentes. Recuerda que los jefes de la Base por entonces eran García, Massera, Mendía, y sabía que antes de 1976 también se movía en Punta Alta, quien se hacía llamar "el capitán Astiz", quien se infiltraba en algunos ámbitos de Punta Alta, del mismo modo que luego se conocería en Buenos Aires…

    Traslado al Ejercito:

    "… Que aproximadamente un mes después de estar en el buque, encapuchado y esposado, a bordo de un camión de la marina fue trasladado hasta el Batallón de Comunicaciones 181 de Bahía Blanca. Durante el traslado fue custodiado por personal militar armado con fusiles y al llegar al Batallón pudo ver que también trasladaban junto al dicente a una mujer joven, encapuchada y esposada, con evidencias de haber sido muy maltratada, cuyo nombre nunca supo. Estando en ese lugar fue introducido en un calabozo, junto a cuatro perros que los custodiaban a quienes, a diferencia del dicente, los militares alimentaban. Luego de estar cuatro o cinco días en ese lugar, fue trasladado a una "cuadra", en donde se encontraban muchos sindicalistas, entre los que recuerda a gente de la UOCRA, Pedro Miramonte y el Dr. Valemberg. Algunas de las personas que eran interrogadas allí luego no volvían más y algunas volvían torturadas, entre los cuales recuerda a tres muchachos de Pigüe a quienes los militares del Batallón castigaban fuertemente. Recuerda el declarante que en la banda de música del lugar había conscriptos y algunos militares que simpatizaban con el peronismo, por lo cual tenían algún trato. Mientras estuvo en el Batallón de Comunicaciones, la comida que le daban estaba podrida y en dos o tres ocasiones hubo simulacros de fusilamientos, lo que era antes advertido por algún militar, quien les avisaba que iría Vilas a hacer simulacros de fusilamientos, y al rato empezaba el tiroteo entre varios militares que simulaban matar a los detenidos. Que el declarante era conocido del Padre Vara por haber militado años antes en acción católica, a quien mandó a avisar que estaba allí y que lo fuera a ver, pero no acudió…

    Traslado a la Unidad Nº 4:

    "…A fines de mayo de 1976, junto a Benamo, los hermanos Giorno, Canini, Barcia, Berardi y Carracedo fue trasladado hasta la Cárcel de Villa Floresta, el traslado fue realizado en forma violenta y denigrante, a bordo de un camión del ejército que los dejó en el interior de la cárcel. Al tiempo de estar allí, llegó a la cárcel un grupo grande perteneciente a la Universidad Nacional del Sur, también estaba detenido allí el Dr. Massolo. El dicente permaneció detenido en la Cárcel de Villa Floresta hasta octubre de 1976...

    Traslado a la Unidad Nº 9 de La Plata:

    "… En esa fecha aproximadamente, un grupo de detenidos fue trasladado a Rawson y otro a La Plata. El declarante fue llevado a la cárcel de La Plata. El traslado fue muy duro, siendo continuamente golpeada por militares. Por lo que recuerda, había algún miembro de la Armada. Al llegar a la cárcel de La Plata, fue nuevamente sometido a golpizas. Permanecerá detenido a disposición del Poder Ejecutivo hasta marzo de 1977..."

    2. Declaración testimonial de Primera instancia de Aedo Juárez, en el Juzgado en la audiencia del 3 de octubre de 2007 a fs. 847/854 dijo:

    "... ya presté declaración en la Fiscalía General y quería agregar que deseo ampliar respecto de lo que me preguntaron, sobre los nombres que recordaba. Después recordé que en el Consejo Deliberante había un asiduo concurrente de apellido Rodríguez, y otro García y otro Alvarez, que no sé si serían sus apellidos reales. Eran los llamados buchones, pero aunque lo sabíamos, los dejábamos. Yo quiero denunciar a un personaje. Yo me presenté en el '76. Fui a la Base. Tenía un amigo al que le dije que sabía que me estaban buscando y me presenté con él. Me acompañó hasta la puerta. Era oficial de Prefectura de nombre Mario Di Giorgio. Hace muchos años que no sé nada de él. Ahí quedé. Hay un personaje que teníamos como secretario del Consejo Deliberante que se llama Alberto Alfonsi. Tendría unos veintisiete años en ese momento. Entró a conversar con el Almte. Massera, con todos los almirantes… Considero que esa persona puede saber mucho de lo que pasaba adentro de la Base… cuando me detuvieron, mi esposa vino a este Juzgado, en esta misma casa, y no le dieron cabida para presentar el Amparo que pretendía realizar. A continuación, el Sr. Juez EXHIBE al declarante tres fotografías aéreas de la Base Naval Puerto Belgrano y un mapa, que son agregados a la presente declaración, así como una copia de una página del Diario La Nueva Provincia que son agregadas a la presente. Se le PREGUNTA si reconoce los lugares. En la fotografía que se identifica con el N 1, el declarante señala con una cruz el lugar donde entiende se encontraba apostado el buque donde estuvo detenido. En las fotografías N 2 -ampliación de la N 1- y N 3, señala el mismo lugar. PREGUNTADO si le consta haber estado en el buque ARA 9 de julio CONTESTA yo tenía un ojo de buey por donde miraba. Se le exhibe una fotografía del ARA 9 de Julio, a la que se le da el N 5, en la cual el declarante señala con un círculo el lugar aproximado donde se encontraba el ojo de buey al que refirió. En este acto se recibe de manos de la Dra. Henández, de la Unidad Fiscal de la Fiscalía General, un diskette con la declaración que prestara con fecha 16/08/07, la que se imprime y se da lectura. El testigo ratifica los términos de dicha declaración y la suscribe ante el actuario, aclarando que es Decker el apellido del interventor del Partido Justicialista que menciona. EXHIBIDO el Mapa, identificado con el N 4, indica con una cruz el lugar donde entiende se encontraba apostado el buque. En este acto se le exhibe al declarante, una copia de una página del Diario La Nueva Provincia del 27 de mayo de 1976 en la que se ven fotografías de personas detenidas a disposición del PEN bajo una nota titulada "Quinto Cuerpo: Nueva Nómina de Detenidos". PREGUNTADO para que diga si reconoce a las personas fotografiadas, las identifica por orden como: Benamo, yo, Giorno, el hermano que estuvo recién acá y en la línea de abajo: Canini, Barcia, Berardi y Carracedo..."

    Documental:

    1. Copia del Diario La Nueva Provincia: Se encuentra agregado en la causa el ejemplar del diario La Nueva Provincia edición del día jueves 27/05/76 que bajo el titulo "Ocho personas a disposición del P.E.N. - Quinto Cuerpo de Ejército - Nueva nómina de detenidos" señalaba:

    "...Las autoridades militares de la ciudad informaron ayer que otras ocho personas se encuentran detenidas habiendo sido puestas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional...

    ...El Comunicado: El Texto de la información es el siguiente: "El Comando del V Cuerpo de Ejército (Subzona 51) comunica que han sido detenidos, interrogados e investigados en dependencias militares , un nuevo agrupamiento de personas que por hallarse comprendidos en lo establecido en el art. 23 de la Constitución Nacional han sido puestas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional. Las nóminas de las mencionadas personas, es la siguiente: Víctor Benamo; Julio Alberto Berardi; mariano Bacha; Edgardo Daniel Carracedo; Rodolfo Canini Aédo Héctor Juárez, Alberto Giorno y Hugo Mario Giorno..."

    2. Memorandum de la Prefectura Zona Atlántica Norte: De los informes de la Comisión Provincial por la Memoria obrantes a fs. 3032/3033vta., 3165/3169 3524/3525 y copias certificadas de los documentos de fs. 3015/3164; fs. 3401/3523 y fs. 4701/494 -grabados en el "DVD 2 Prefectura Naval Argentina Greestone 2.72" remitido por la misma- surgen impresas las TIF números 20655 y 20656 que contienen el Memorandum 8687-IFI 42 "ESC"/976 producido por el Jefe Servicio Inteligencia de la Prefectura de Zona Atlántico Norte (Sección Información) fechado el 30/04/76 que dice:

    "...Asunto: Procedimiento efectuado por FUERTAR 2 en el domicilio de Aedo Héctor JUÁREZ (ex-Consejal del FREJULI)...

    Fuente: División Contra Inteligencia B.N.P.B.

    Firmado y sellado por el Perfecto Mayor Félix Ovidio CORNELLI en su calidad de Perfecto de Zona del Atlántico y por el SubPrefecto Francisco M. MARTÍNEZ LOYDI como Jefe Sección Informaciones..."

    "...30 de Abril de 1976...Se informa al Servicio, que FUERTAR 2 efectuó un allanamiento en el domicilio del ex-Consejal del FREJULI AEDO HECTOR JUÁREZ sito en calle San Martín 182 de PUNTA ALTA... Se hace notar que el citado JUÁREZ fue entregado al Comando V Cuerpo de Ejército a disposición del Poder Ejecutivo... 1. Corrupción durante su permanencia en el Honorable Consejo Deliberante de Punta Alta. Juntamente con RODOLFO CANINI (sin antecedentes y a disposición del P.E.N.) puso en funcionamiento el local "Caño 14" en esa localidad donde se ejercía la Prostitución... Año 1973: Participó activamente con RODOLFO CANINI para presionar a los propietarios de Whiskerías y locales nocturnos, con el fin de lucrar con la inmoralidad..."

    3. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria: A fs. 3165 la Perito del Archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) gestionado y desclasificado por la Comisión Provincial por la Memoria a partir de la aplicación de la Ley Provincial 12642, informó respecto a JUÁREZ lo siguiente:

    "...Mesa "DS", Capeta Varios, Legajo N 5.304, caratulado "Comunicado a la opinión pública del Comando del Quinto Cuerpo del Ejercito (Bahía Blanca) acerca de la nómina de personas que están a disposición del Poder Ejecutivo Nacional". El Legajo se inicia con un Comunicado de Prensa del Quinto Cuerpo del Ejército, publicado en el periódico La Nueva Provincia el 27 de mayo de 1976, indicando que "han sido detenidos, interrogados e investigados en distintas dependencias policiales un nuevo agrupamiento de personas por hallarse comprendidos en lo que establece el artículo 23 de la Constitución Nacional, [y] han sido puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional". La nómina de los detenidos mencionados en el Comunicado de Prensa son: Víctor BENAMO, Aedo JUÁREZ, Néstor GIORNO, Hugo GIORNO, Rodolfo CANINI; Mariano BARCIA, Julio BERARDI, Edgardo CARRACEDO.

    "...Mesa "REFERENCIA", Legajo N 16.171 sin carátula... Respecto de Aedo Héctor Juárez se localizó una ficha personal con la siguiente información:

    Apellido: JUÁREZ Nombres: AEDO HECTOR Hijo de Pedro y de Lucía Pozzo Nacido el 11 de septiembre de 1932 Matrícula N 5452871

    Domicilio Muratore N 334 Localidad Punta Alta Fecha de elaboración de la ficha: 21-07-71

    Los legajos consignados en la ficha, con información anterior a 1983, y los localizados en base a la búsqueda en la documentación digitalizada hasta el momento, son los siguientes:..

    Mesa "B", Carpeta 32, Legajo N 19, Punta Alta, caratulado "Sindicato de Luz y Fuerza". El Legajo posee una serie de Registros

    Estadísticos de Entidades Gremiales en los que figura Aedo Héctor JUAREZ como Secretario General del Sindicato en octubre de 1956..."

    "...Mesa "DS", Capeta Varios, Legajo N 5.304, caratulado "Comunicado a la opinión pública del Comando del Quinto Cuerpo del Ejercito (Bahía Blanca) acerca de la nómina de personas que están a disposición del Poder Ejecutivo Nacional". El mismo ya fue reseñado anteriormente. Los "antecedentes" referidos a Aedo Héctor JUAREZ señalan que se desempeñaba como concejal en el Consejo Deliberante de Punta Alta..."

    "...Finalmente, el Legajo N 17.381 de la Mesa "REFERENCIA", caratulado "Cámara, Mario y otros" posee un Memorando producido por el Departamento de Informaciones Policiales (D2) de la Policía de Río Negro, con fecha 27 de agosto de 1976 y rubricado por el Jefe de D2, Comisario Inspector Carlos RAMOS, en el que solicita a la DIPBA información acerca de "los antecedentes que posean los ciudadanos que se mencionan en las planillas anexas". Entre los citados se encuentran las siguientes personas que, según indican las planillas, fueron detenidas por el 5 Cuerpo del Ejército.: Víctor BENAMO, Mariano BARCIA, Julio BERARDI, Edgardo CARRACEDO, Néstor GIORNO, Aedo JUAREZ; Rodolfo CANINI, Hugo GIORNO, Luís DENETT, Enrique HERMIGA, Néstor BARI, Héctor FERNADEZ. Los "antecedentes" brindados por la DIPBA son los mismos que fueron mencionados con anterioridad en el análisis de los Legajos sobre los detenidos por el 5 Cuerpo del Ejercito..."

    4. Legajo DIPBA: Se agrega a fs. 3082/3110 el Legajo 19 de Aedo JUÁREZ.

    5. Ficha Individual de la Unidad Nº 4 de Aedo Juárez: En la Ficha Individual de la Unidad Penitenciaria 4 Villa Floresta consta que ingresó detenido el 26/05/76 por disposición del PEN Decreto 571/76 procedente del Ejército Argentino, figurando que se encontraba "...En poder de las autoridades Militares..." que su "PROCEDENCIA: Ejército Argentino..." y que "...AUTORIDAD QUE EFECTUÓ LA DETENCIÓN: Marina de Guerra..." (fs. 1595/1597vta. Cuerpo 8).

    6. Nota del 22/06/76 con objeto "Comunicar numero de detenidos": A fs. 1591/1592 se encuentra la nota fechada el 22/06/76 firmada por el SubPrefecto (S) Ernesto BEISTEGUI en su carácter de 2do. Jefe de la Unidad 4 dirigída al Jefe de la Regional de la S.I.D.E. -Cte. Gral. (RE) Carlos GOLETTI WILKINSON- comunicando:

    "...que el Comando del Cuerpo Vto. de Ejército con asiento en esta ciudad, mediante nota Nro. 21.813, comunica los números de Decretos que corresponde a los detenidos subversivos alojados en esta Unidad, los que se consignan seguidamente:

    Decreto 571/76 de fecha 26/5/1976

    4. Aedo Héctor JUÁREZ POZZO..."

    7. Nota del Ejercito Argentino, (Ficha de la Unidad Nº 4 de Canini): A fs. 1563 se encuentra agregado una nota del Ejército Argentino fechada el 26/05/76 comunicando la internación de detenidos bajo este texto:

    "...Al Señor Jefe de la Unidad Carcelaria Nro. 4 Bahía Blanca. DO Del Comandante de la Subzona de Defensa 51 procederá a internar en esa UC a los siguientes delincuentes subversivos a disposición del PEN... JUÁREZ AEDO HÉCTOR... Firma y Sello Hugo Daniel Suaiter Coronel...Cdo. Cpo. Ej. V"

    8. Memorandum de la Prefectura Naval (Fs. 5007/5008, Cuerpo 25): En el Memorándum 8687 - IFI Nº 95"ESC"/976 enviado el 23 de agosto de 1976 al Jefe Servicio Inteligencia, CORNELLI y MARTÍNEZ LOYDI indicaban:

    "...Corresp. al Men. 8687 - IFI Nº 95"ESC"/976 NÓMINA DE DETENIDOS SUBVERSIVOS ALOJADOS EN LA UNIDAD CORRECCIONAL Nº 4 (U-4) AL 15-8-1976 FUENTE: UNIDAD CORRECCIONAL Nº 4.

    APELLIDO Y NOMBRE - DOC. IDENT. - FECHA DETENCIÓN - LUGAR - MEM 8687 - IFI Nº - AUT. QUE INTERVIENE...

    JUÁREZ, Aedo Héctor L.E. 5.452.871, Punta Alta 24-3-1976 111/975 PEN Decreto 1235/76..."

    9. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria: A fs. 3165/3168 la Perito del Archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) gestionado y desclasificado por la Comisión Provincial por la Memoria informó lo siguiente:

    "...El Legajo N 2.703 de la Mesa "DS", caratulado "Detenidos disposición del Poder Ejecutivo Nacional", esta constituido por un listado de las personas detenidas en diversas unidades penales y fue elaborado por la Jefatura de Inteligencia Naval en julio de 1980. Allí constan datos respecto de Hugo GIORNO, Néstor GIORNO, Rodolfo CANINI, Aedo JUAREZ. Según la planilla los mismos fueron puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional el 26 de Mayo de 1976 en la Unidad 4 de Bahía Blanca..."

    10. Memorandum de la Prefectura Naval (Fs. 5008/5009, Cuerpo 25): Memorándum 8687 - IFI Nº 123"ESC"/976 girado al Jefe Servicio Inteligencia el 26 de noviembre de 1976, CORNELLI y MARTÍNEZ LOYDI expresaban:

    "...Corresp. Mem. 8687 - IFI Nº 123 "ESC"/976 Bahía Blanca 26 de noviembre de 1976.

    ASUNTO: COMUNICAR TRASLADO DE DELINCUENTES SUBVERSIVOS

    INFORMACIÓN: Para conocimiento de ese Servicio, informo que con fecha 26 de noviembre del corriente año, fueron trasladados de la Unidad Correccional Nº 4 (U-4) de Bahía Blanca a la Unidad Correccional Nº 9 (U-9) de La Plata, los detenidos subversivos que se detallan a continuación:

    JUÁREZ, Aedo Héctor, argentino MI 5.452.871, (Mem. 8687 - IFI "ESC" 95/976)..."

    11. Presentación por el beneficio de la Ley 24043, ante el Ministerio del Interior, por la victima Aedo Héctor Juárez, el cual le es concedido, de fs. 1051/1069, cuerpo 6.

    De la prueba colectada y de las demás constancias obrantes en autos se encuentra acreditado que Aedo Juárez fue secuestrado el 26/03/76 cuando luego de presentarse en la sede de la Prefectura Naval Argentina ubicada dentro del Puerto de Ingeniero White se dirigió junto con Mario Di Giorgo, en horas del mediodía, al Puesto 1 de la Base Naval Puerto Belgrano, siendo alojado en el buque ARA "9 de Julio" allí amarrado, luego trasladado al Batallón de Comunicaciones 181 dependiente del Comando Quinto Cuerpo de Ejército de Bahía Blanca, más tarde remitido a la Unidad Carcelaria 4 de Villa Floresta del Servicio Penitenciario de la Pcia. de Buenos Aires y finalmente a la Unidad Carcelaria 9º de La Plata, siendo finalmente liberado en marzo de 1977.


    III.10.- NORMAN OCHOA

    El 24 de marzo de 1976, aproximadamente a las 6 de la mañana, en circunstancias en que se encontraba en su casa junto a su familia, irrumpen un grupo de personas portando armas, las que procedieron a revisar toda la vivienda y secuestrar a Norman, luego lo encapucharon y lo condujeron a la Base Naval de Puerto Belgrano.

    De allí es trasladado al Buque ARA 9 de julio, permaneciendo allí en condiciones infrahumanas, junto a varias personas más, entre ellos los hermanos Giorno y Jorge Izarra, siendo posteriormente liberado.

    Mientras estuvo cautivo, sufrió diversos padecimientos, como ser: amenazas de muerte y de tortura constantes, golpes e insultos, estuvo maniatado, y encapuchado, sin poder hablar, moverse, dormir, padeciendo toda clase de torturas que derivan de la condición de cautiverio, siendo interrogado constantemente.

    Corrobora todo lo narrado, la siguiente prueba colectada:

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial de Norman Oscar OCHOA, del 27 de noviembre de 2007, de fs. 1157/1160 expresó:

    "...MANIFESTANDO SER Y LLAMARSE NORMAN OSCAR OCHOA… yo el 24 de marzo del 76 a las 6 de la mañana entraron a mi casa militares de la Armada. Revisaron todo, me subieron a un vehículo de la Armada, iba atrás con dos personas con armas. Me encapucharon antes de la entrada a la Base. Yo me dí cuenta de que entrábamos a la Base. Quizás lo de otros ha sido mucho más. Lo mío fueron dos días y pico, tres noches. Una vez que entramos me dejaron en un patio parado varias horas. No sabía donde estaba después supe que era el buque 9 de Julio. Solo en un camarote, chiquito, de dos por dos más o menos. A la noche me interrogaban. Yo estaba con la capucha puesta, y cuando me la sacaban ellos la tenían puesta. No sé quiénes eran. Era una violencia más vale psíquica, porque la primer noche, me sacaron la ropa de la cintura para abajo, me tiraron un balde de agua y otro decía "prepará la picana". Yo escuché un artefacto que sería una perforadora o algo así, pero no pasó nada. Me preguntaban quiénes eran los terroristas de Punta Alta. Lo peor era no tener qué decir. PREGUNTADO para que diga si tuvo actividad gremial CONTESTA yo estaba en el sindicato de Luz y Fuerza. Yo trabajaba en la Cooperativa Eléctrica. Solamente estaba afiliado. Antes sí había tenido actividad gremial, pero al momento de ser secuestrado, no. Después del primer interrogatorio, la segunda noche me pusieron en un camión y nos dijeron que nos iban a matar, "considérense muertos" nos dijeron. Había otras personas, algunos lloraban. Era de noche, y debajo de la lona del camión no se veía nada. Éramos siete u ocho. Nos dijeron "ustedes ya están muertos". Por el itinerario que hizo el camión, yo calculo que no salió de la Base. Da unas vueltas largas y vuelve otra vez al calabozo. PREGUNTADO para que describa el calabozo CONTESTA yo sentía que estaba cerca del mar. Sentía el olor al mar. Me desplazaba siempre horizontal. Subía una plataforma para acceder al buque pero dentro no me acuerdo de alguna escalera. Creo que era todo plano. PREGUNTADO para que diga por la luz dentro del calabozo CONTESTA era hermético pero había luz. No escuchaba ruidos, o eran muy vagos. Otra cosa que recuerdo era que nos hacían caminar sobre unos tambores y nos decían que nos podíamos caer al agua. PREGUNTADO por los utensilios y la comida CONTESTA no recuerdo. Creo que comía sándwiches. PREGUNTADO para que diga por las vestimentas y características de los interrogadores CONTESTA vestían de azul, y eran dos o tres. Me hicieron algunas preguntas groseras. Las sesiones duraron: la primera noche una hora. Yo estuve dos noches y a la tercer noche no hubo nada. A las cinco de la mañana, mas o menos, me sacan, me meten en un vehículo y ahí adentro me sacan la capucha. Sale para Punta Alta. El vehículo tenía un escudito con un ancla, que decía ARA. Era verde. Me doy cuenta que sale de la Base porque pasa sobre las vías del Puesto 1 de Colón y Alberdi. Para mí ingresamos por ahí mismo. PREGUNTADO para que diga dónde vivía en ese entonces CONTESTA en Pellegrini 135. PREGUNTADO para que diga si el vehículo que lo viene a buscar era del mismo tipo que el que lo devolvió CONTESTA que sí. PREGUNTADO para que diga quiénes estaban en el momento en que lo secuestran CONTESTA estaba con mis dos hermanas. Tenía 42 años y me estaba por casar. Era una casa grande con cinco habitaciones. En este momento el declarante realiza un croquis del lugar a pedido de S. S. y MANIFIESTA yo esa noche me había acostado tarde y a las seis de la mañana golpean. Mis hermanas estaban al fondo. Los tipos no las molestaron. Cuando vinieron uno se subió por el techo, y ellas asustadas se quedaron adentro. Revisaron los pasacasetes, revolvieron todo. No se llevaron nada. PREGUNTADO si su familia realizó alguna denuncia o presentación CONTESTA ellas salieron por todos lados pero nadie sabía nada. No presentaron habeas corpus. Tenía amigos que conocían militares, tenían influencia, y fueron a hacer gestiones y les dijeron que no podían hacer nada. PREGUNTADO para que diga a cuántas cuadras de la Base está su domicilio de entonces, en Pellegrini 135. En este acto se exhibe al declarante un plano de la ciudad de Punta Alta, y señala con el nro. 1 su domicilio, el nro. 2 el lugar de ingreso a la Base, y el nro. 3 la calle Ingeniero Luiggi donde es liberado. El nro. 4 señala el recorrido. PREGUNTADO para que describa el edificio al que accede CONTESTA creo que es de la policía. Me bajan y me dejan de pie, afuera, en un patio, con la capucha puesta. De ahí me llevan al calabozo en vehículo. El viaje tardó 15 o 30 minutos hasta el buque, que era zona reservada. PREGUNTADO si reconoció el buque en el momento CONTESTA después hablando con amigos me dijeron que había estado en el 9 de julio. La gente se sorprendía de que llevaran a alguien que no había estado en política. Se llevaron a mis amigos Giorno, Hugo y Néstor. Los tres estábamos en la Cooperativa. PREGUNTADO para que diga el recorrido de su liberación CONTESTA me llevaron por la calle Luiggi y me dejaron cerca de mi casa. El acompañante se baja y me dijo "váyase y no mire para atrás". PREGUNTADO para que diga si con los años lo volvieron a molestar CONTESTA no, para nada. Estuve por irme de Punta Alta pero tenía mis familiares, un buen trabajo, y a dónde me iba a ir. PREGUNTADO si fue publicada su detención CONTESTA no. Cuando vuelvo al trabajo, en Punta Alta hay mucha gente militar. En el Consejo de Administración había muchos militares retirados, y yo pensé que me iban a echar. Pero no. Yo estudiaba Contador en la UNS. No participaba en política pero tenía conocidos que alguna vez me habrán invitado. En el 76 ya era contador. Me recibí en el 72. PREGUNTADO para que diga si tenía relación con algún militante CONTESTA si, pero como eran mayores que yo ya están todos muertos. PREGUNTADO para que diga si las personas que lo detuvieron actuaban a cara descubierta CONTESTA eran oficiales pero no los conocía. Representando a la institución de la Marina, con uniforme. Había uno de civil, ahora que recuerdo. No me torturaron salvo sicológicamente. PREGUNTADO para que diga si supo de alguna otra persona que estuviera detenido en el 9 de julio CONTESTA Izarra, pero después me enteré. En ese momento no supe de nadie. PREGUNTADO quién era el oficial a cargo del ARA 9 de Julio CONTESTA no, nadie institucionalmente dio su nombre. No sabía que estaba el buque. PREGUNTADO si tuvo conocimiento de otro centro de detención CONTESTA no..."

    Documental:

    1. DETENCIÓN: A fs. 3165 la Perito del Archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) gestionado y desclasificado por la Comisión Provincial por la Memoria a partir de la aplicación de la Ley Provincial 12642, informó respecto a OCHOA lo siguiente:

    "...Mesa "REFERENCIA", Legajo N 16.171 sin carátula... Respecto de Norman Ochoa se localizó una ficha personal con la siguiente información:

    Apellido: OCHA Nombres: NORMAN Matrícula CI N 5461940 Domicilio Pellegrini N 135 Localidad Punta Alta Antecedentes sociales Tes. Sine. Luz y Fuerza Punta Alta Fecha de elaboración de la ficha: 04-05-61

    Los legajos consignados en la ficha, con información anterior a 1983, y los localizados en base a la búsqueda en la documentación digitalizada hasta el momento, son los siguientes:

    Mesa "B", Carpeta 32, Legajo N 19, Punta Alta, caratulado "Sindicato de Luz y Fuerza". El Legajo posee una serie de Registros Estadísticos de Entidades Gremiales en los que figura Norman OCHOA como Secretario de Prensa del Sindicato desde 1973.

    Mesa "A", Carpeta 37, Legajo N 24, Tomo II, caratulado "Partido Obrero. (Ex -Revolucionarios Trotskista)". En el legajo hay un Memorando, de fecha 2 de diciembre de 1966 y firmado por el Oficial Ayudante Héctor AMBRUSSI, en el que se anexa un informe que indica que Norman OCHOA participaría de una organización que nuclear individuos de tendencia trotskista..."

    2. Legajo DIPBA: Se agrega a fs. 3128 el Legajo 19 de Norman OCHOA de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas.

    3. Informe de la Cooperativa Eléctrica de Punta Alta: A fs. 1838 la Coop. informa -el 07/04/08- al Juzgado lo siguiente:

    "...Nos dirigimos a Ud. A los efectos de informarle que el Sr. Contador Público Norman Oscar Ochoa era empleado de ésta Cooperativa Eléctrica en su Planta Permanente en el año 1976, desempeñandose como Jefe Area Administrativa y Comercial en La Categoría 22. Ingresó a la Cooperativa el: 01/09/1952 y cesó en sus servicios en Julio de 1999 para acogerse A la Jubilación Ordinaria....".

    En síntesis, de la prueba recolectada y de las demás constancias obrantes en auto, se encuentra acreditado que Norman Ochoa, fue secuestrado el 24/03/76 a las 06:00hs. de la mañana en su vivienda por militares de la Armada Argentina y luego trasladado al CCD que funcionaba en la Base Naval Puerto Belgrano, siendo alojado en el buque ARA "9 de Julio" allí amarrado, posteriormente liberado el 26/03/76.


    III.11.- ANIBAL HÉCTOR ARMANDO PERPETUA

    El 02 de abril de 1976, por la mañana personal de la Armada fue a buscarlo a su domicilio en el que no se encontraba, enterado de la situación y en horas de la tarde se presenta en el Destacamento de la Prefectura Naval Argentina, ubicada en el puerto de Ingeniero White, de donde es secuestrado. Alrededor de las diez de la noche es trasladado a la Base Naval Puerto Belgrano, junto con los hermanos Reynafe entre otros secuestrados, luego de ser encapucharlos y atados con cadenas por el cuello.

    De allí es trasladado al Buque ARA 9 de julio, permaneciendo allí en condiciones infrahumanas, junto a varias personas más, entre ellos los hermanos Giorno, siendo posteriormente liberado.

    Mientras estuvo cautivo, sufrió diversos padecimientos, como ser: amenazas de muerte y de tortura constantes, golpes e insultos, estuvo maniatado, y encapuchado, sin poder hablar, moverse, dormir, padeciendo toda clase de torturas que derivan de la condición de cautiverio.

    Corrobora lo anteriormente narrado, la siguiente prueba recolectada en la causa:

    Testimonial

    1. Declaración testimonial de Aníbal Perpetua, en audiencia del 14 de diciembre de 2007 a fs. 1253/1264:

    "...MANIFESTANDO SER Y LLAMARSE ANIBAL HECTOR ARMANDO JOSE PERPETUA… PREGUNTADO si en marzo de 1976 estuvo detenido en el buque ARA 9 de Julio CONTESTA estuve detenido en un buque y no sabía el nombre. PREGUNTADO yo trabajaba en YPF, y era secretario adjunto de la filial Bahía Blanca del Sindicato Unidos Petroleros del estado -SUPE-, que tenía jurisdicción en los partidos de Coronel Rosales, Bahía Blanca, Villarino, Río Colorado, Pichimahueda, Gral. Roca, Allen, Bariloche, en la Pcia, de Río Negro, y en la ciudad de Cutralcó en la Pcia del Neuquén. Habíamos tenido elecciones hacía quince días antes del golpe. Y casi toda la comisión directiva fue reelecta. Salvo algunos cambios en las funciones, por caso el secretario administrativo pasó a secretario de acción social y turismo. Cuando se inicia el golpe de estado, el sindicato es intervenido por el Ejército que dependía del Comando Vto. Cuerpo y jurisdiccionalmente del Tte. Cnel. Paez. El interventor era el Capitán Villegas. Como la jurisdicción también tenía puertos (Punta Cigüeña, que era el embarque del petróleo e ingeniero White), también Marina tenía jurisdicción, cuyo contacto era el Servicio de Seguridad de YPF. O sea que estábamos bajo dos jurisdicciones militares conjuntas. Las relaciones de comisión directiva y las fuerzas militares eran de mutuo respeto. Yo estaba a cargo de la filial por enfermedad del Secretario Gral. Peregrino González. A la semana del golpe, muy temprano, me llama la esposa de González, diciéndome que en la madrugada lo habían detenido. Yo me fui de inmediato al sindicato en la mañana, donde el militar encargado no sabía nada. De ahí me fui a la CGT, donde el oficial tampoco sabía nada. De ahí me fui al Comando del Vto. cuerpo y me entrevisté con el Tte. Cnel. Paez quien me informó que los miembros de comisión directiva estaban allí detenidos, pero que no me preocupara porque iban a salir en libertad. Volví al centro y me comuniqué con la esposa de Peregrino González para comunicarle la novedad, y también hablé a mi casa con el mismo objeto….

    Secuestro:

    "… Así me entero que los militares de Prefectura me habían ido a buscar en la mañana, después ampliaré detalles de esa operación que fue traumática. Le dije a mi Sra. que iba a mi casa a cambiarme y comer algo y que me iba a presentar en Prefectura porque no podía estar huyendo en mi propio país, y además no tenía nada que ocultar. Así lo hice, y no me dijeron nada de cómo había sido la presencia de mi búsqueda. Después de comer, me cambié, me puse ropa de diaria, unos pesos, una campera, unas hojas en blanco con mi membrete, un lápiz para escribir mensajes, y me presenté en Prefectura, de Ingeniero White, porque yo vivía en la calle J. J. Valle 3032. Una casa construida por gestión del sindicato. PREGUNTADO por S. S. cuál era la ubicación de Prefectura CONTESTA las oficinas están a la entrada del puerto, a mano izquierda. allí mismo están las oficinas administrativas, laboratorio de documentación donde había obtenido una credencial por mi actividad gremial para entrar al puerto, y también los calabozos. No se si actualmente son las mismas instalaciones. Me han dicho que lo remodelaron. Eran instalaciones pobres. Lo que yo conocí era de techo bajo, paredes de chapa. El calabozo era de material. Continúa el testigo: dejé el cinturón y los cordones y fui llevado a una celda donde estaban los hermanos Reynafé, gremialistas del SOMU, y Argimiro Dodero, de la Junta de Granos. Allí permanecimos hasta la noche. Alrededor de las diez de la noche trascendió que nos iban a trasladar a la Base Naval Puerto Belgrano. Nos sacaron de la celda, nos pusieron en fila, cuando me iban a poner la capucha me saqué los anteojos y los puse en el bolsillo de la camisa, nos esposaron con las manos atrás, y nos pasaron una cadena alrededor del cuello para acollararnos unos a otros. En eso una persona me grita preguntando "al primero de la fila, sabe su familia donde esta ud.?" Yo le contesté en voz alta "si, me llamo Aníbal Perpetua. Mi teléfono es 71622 y nos llevan a la Base Naval Puerto Belgrano. 71622, Aníbal Perpetua". Me gritaron que me callara, pero yo había dejado testimonio de mi presencia en ese lugar. Después mi esposa me contó que esa noche hubo tres llamados en que uno decía "su marido está vivo, lo llevan a la base" el otro decía "Aníbal está bien, se va para Puerto Belgrano" y a las dos horas un tercer llamado que decía "Perpetua está vivo. Lo llevaron a la Base Naval de Puerto Belgrano". Ninguno se identificó. Según mi esposa, eran todas voces masculinas. Ella me contó que al día siguiente junto con un montón de gente estaban en el Puesto 1 de la Base donde lo único que escuchaban era "si está aquí está bien, pero no se pueden ver, porque están incomunicados". Cuando salimos al patio en la Prefectura, nos enteramos que nos iban a trasladar en camionetas doble cabina porque no había camión para el transporte. Entonces nos sacaron las cadenas, para separaros en dos grupos y una persona joven –por la voz- nos dijo "no se preocupen, nadie los va a matar en el camino". Uno de mis compañeros vomitó. Y hubo un gesto noble de un carcelero en que le levantó un poco la capucha para que pudiera respirar. Cuando llegamos a destino nos hicieron bajar, nos quitaron las esposas, pero era para esposarnos adelante. Alguien nos preguntó "tienen frío". Nadie contestó y nos dijo "no se preocupen, abajo está calentito". En eso viene una persona y me toca el pecho, donde había un bulto y me dice "que tiene ahí" y yo le dije "mis anteojos de uso permanente, un lápiz y un papel con mi nombre, Aníbal Perpetua y me dijo "cállese la boca", pero yo había dejado testimonio antes de irme que yo había pasado por ahí. Me sacaron los papeles y pedí que me dejaran los anteojos porque soy corto de vista y me los dejaron. Después me dijeron "camine" y me hicieron apoyar las manos sobre algo metálico. Mientras yo escuchaba el mismo ruido que yo hacía cuando hice el servicio militar en 1956 en la Escuela de Artillería en Camino a La Calera, en Córdoba, que era, mover el percutor y colocar y sacar el proyectil del fusil Mauser. Es increíble cómo uno identifica cada ruido con la muerte, en esos momentos…

    Buque ARA 9 de julio:

    "… Me hicieron caminar y noté al pisar que estaba bajando por un declive por un tablón. Me hicieron levantar el pie y entrar a un lugar que se notaba que era más amplio y poner contra lo que después me di cuenta que era un telón, porque al extender las manos toqué tela gruesa. Ahí alguien dijo "levante las manos" y todos levantamos las manos. No se si era para mi o para otro. Yo escuchaba un cuchicheo cuando una persona se acerca y en voz baja me pregunto mi nombre y yo aproveché para contestarle en voz alta Aníbal Perpetua. Dos veces. Mi intención era que quien oyera supiera que yo estaba ahí. Después me condujeron a otro lugar donde la persona que me llevaba me dijo "le vamos a sacar la capucha pero no se tiene que dar vuelta". Así fue. Escuché un ruido de puertas que se cerraban y me animé a mirar. Había una cama con un colchón y una manta que la miré con cariño porque estaba muy cansado. Había un placard metálico, en una esquina un lavatorio pero no salía agua, y abajo del lavatorio la pared metálica estaba rota y escucho un cuchicheo como que me llamaban, entonces me acosté en el suelo y la otra persona me pregunto "sos el mismo que estaba aquí o sos otro?" "no te entiendo". Me repitió la pregunta y le dije "recién llego". Pero tenía miedo de hablar. No sabía quién era el otro. Le pregunté y me dijo que era Giorno. Le digo "el de Luz y Fuerza?" "si, estoy desde el día del golpe. Vine de Buenos Aires y me detuvieron en la terminal". Me preguntó si hubo huelga general, si la CGT había llamado a movilización. Yo le contesté que Casildo Herrera se había escapado del país. Me dí a conocer y él se acordó que nos habíamos visto en el cementerio de Punta Alta cuando enterramos a un dirigente del Secretariado Nacional que era oriundo de Punta Alta. No me acuerdo el nombre. Giorno entonces era Secretario General de la filial Punta Alta del gremio Luz y Fuerza. El me recomendó que hablase como un susurro, porque si no, nos iban a castigar. Decidí conservar mi dignidad, me saqué los pantalones, los doblé, me saqué los zapatos, los puse en el placard, apagué la luz, me acosté, me tapé con la manta, no tenía almohada, cuando escucho golpes fuertes en la puerta que me gritaban "por qué apagó la luz" "Para dormir" "Préndala o se queda sin luz para siempre". Me costó dormirme por el frío y ahí me di cuenta que estaba en un buque, porque la ventana tenía ojo de buey, estaba tabicada, se movía mucho, y se escuchaba el viento. PREGUNTADO por S. S. qué dimensiones tenía CONTESTA tendría de largo y ancho, dos metros y medio; de alto dos metros, porque yo mido 1.80 y me quedaba poquito arriba. Era una habitación entera, de una sola cama. Supongo que sería de personal superior. No eran cuchetas como las de personal subalterno. Lo único era que a la puerta se le había sacado el picaporte y la cerradura y tenía una cadena y quedaba un agujero que permitía al carcelero mirar hacia la cama donde estaba yo. La pared por la que me comuniqué con Giorno estaba herrumbrada y había sido levantada, doblada. El grosor de esa chapa era como el que se usa en un mueble metálico. Parecía que pertenecía al buque. No se me ocurrió que hubiera sido añadida. Se me ocurre que eso estaba herrumbrado por el orín. Recuerdo que en los hoteles de campaña se utilizaba la habitación del huésped donde solía haber lavatorios con el propósito de lavarse las manos y recibir los orines del huésped. Intenté levantar ese doblez pero no pude. Solo pude oír, pero no lo pude ver a Giorno. Continua el dicente: al día siguiente encontré que me habían dejado dentro de la celda un jarro con mate cocido y un Felipe que devoré hasta la última miga porque no quería perder fuerzas. Fue muy doloroso, porque el jarro, cuando yo hice el servicio militar era la herramienta de los momentos gratos en el cuartel, la camaradería de las mateadas, el recipiente de los refrescos cuando nos visitaban los parientes, o cuando alguien tenía dinero para comprar en la cantina, y ahora era traído por la propia tropa que me consideraba su enemigo. Era de aluminio, lo reconocí como "el jarro". Estaba en un ambiente militar, y mi ejército, mis fuerzas armadas, me tenían como enemigo en mi propio país, en mi propia ciudad. Era alienante. Comencé a hacer ejercicios y de pronto me llevaron para otro lugar que al transitar por distintos lugares me hacían levantar el pie para sortear el obstáculo que no era un escalón, porque al otro lado estaba el mismo nivel. Después salimos a la luz del día, que lo noté por la claridad, e hilando detalles me dí cuenta que subía por una planchada hasta un muelle. El aire era marino. Yo lo conocía porque trabajaba en Arroyo Parejas, cerca del mar…

    Torturas e Interrogatorios:

    "… En un camión nos llevaron hasta un lugar para someternos a un interrogatorio. Allí tuve la fortuna que la primer persona que me interrogó, cuando le dije el domicilio fuerte y claro, J. J. Valle, me dijo "vos sos peronista porque te regalaron una casa". Ese insulto me fortaleció porque se mezcló con el miedo y los nervios. Y cuando contesté las primeras preguntas, yo parado con la capucha puesta gesticulé y ahí me dí cuenta que había dos personas paradas a mi lado, por el roce. Eso me permitió tener un cuadro de situación. Me preguntaron qué hacía yo en el aula 72 C del la Universidad del Sur. Le contesté que había ido a clase. Con sorna me contestaron "vamos, vos sabes lo que te queremos preguntar". "Habré ido a rendir un examen" "vos sabes lo que te queremos preguntar". "Habré ido a una asamblea", "viste que sabes lo que te queremos preguntar?". Otra persona dijo "te conviene hablar porque tenemos métodos para enterarnos de todo" y yo le contesté "si ustedes usan esos métodos yo les digo quién mató al cura Droñak. Yo prefiero el método académico". "quién lo mató?" y yo le contesté "San Martín. El General Don José de San Martín, donde tengo que firmar". Entonces otra persona dijo, "sigamos con los métodos académicos, como dice usted". Había una técnica de interrogatorio por la aproximación. Por ejemplo: me preguntaron si yo conocía a un tal Calitaburru. Yo les dije que no. Si yo conocía a un tal Dalitaburru. Yo les dije que no. Y si yo conocía a un tal Carricaburu. Yo les dije que sí. Me preguntó de dónde. Le dije de la universidad. Que siempre discutíamos. Porque pertenecíamos a grupos estudiantiles diferentes. Me preguntaron si lo había visto y dije que hacía mucho que no lo había visto. Mi técnica de respuesta fue contestar todo lo que es público y notorio. Me preguntaron si en el sindicato había algún zurdo. Yo le contesté que sí. Me preguntaron el nombre. Yo le contesté que se llamaba Peregrino González. Uno acotó que González era peronista, y yo le dije que sí, que es peronista, pero me habían preguntado si era zurdo, y Gonzáles escribe con la izquierda. Uno me dijo "no te hagás el vivo" y yo grité ahí diciendo "cómo me voy a hacer el vivo con esta capucha? Por qué no me citaron a declarar. Yo les quiero ver los ojos y les quiero mostrar mi verdad". Después fueron muchas preguntas políticas y discusiones sobre la actuación sindical. Recuerdo que eran días turbulentos y habíamos conseguido que un compañero, Ahumada, que era auxiliar en la Divisional Bahía Blanca de YPF, quien había trabajado en abigeato de la Policía Provincial, Cuatrerismo, obtuviese licencia gremial para estar en el sindicato, de colaborador. Objetaron esa presencia como pérdida de dinero, y yo les contesté que era la misma pérdida de dinero que se realizaba con la guardia del puesto N 1 de la Base. La persona me contestó "touché", como si estuviésemos en una agradable tertulia de amigos. Lo demás fueron discusiones políticas, en que atacaban a Isabel Perón por la pérdida del dinero en nacionalizar las bocas de expendio, y yo le contesté que era la misma pérdida por haber comprado el Warrior, el portaviones de desguace que el Almirante Rojas le compró a Inglaterra. Así siguieron los interrogatorios durante los varios días que estuve detenido. Los momentos más indignos fueron cuando tenía que ir al baño. Yo aprovechaba para llamar en voz alta al cabo cuarto, porque sabía que en esos recintos había mucha gente en medio de tanto silencio. Y de esa manera algún conocido me podía identificar. El carcelero me preguntaba si era mayor o menor. Cuando contestaba "menor" me llevaban por pasillos hasta un lugar y me decían "haga". Yo no sabía si estaba solo o acompañado. Me desabrochaba y hacía sin conocer las consecuencias. Lo mismo cuando era una situación de "mayor". En una oportunidad a través de los tejidos de la capucha, visualicé al carcelero, que también tenía capucha pero abierta, no tabicada. Me dijo "no te hagás el vivo, no me mirés". Comprendí que era una técnica, por eso usaba la voz. Después me enteré que dio resultado. Estuve ocho días detenido. Cuando me presenté a la oficina de datos para darme el alta, antes de quitarme la capucha, leyeron que yo había entrado tal día. Decía "detenido tal día" y la persona que estaba al lado mío dijo "no, poné 'presentado' tal día", pero yo no me acuerdo de las fechas. PREGUNTADO por S. S. por qué supo y dijo a viva voz antes del traslado de varios detenidos desde la Prefectura, que iba a ser trasladado a la Base Naval Puerto Belgrano CONTESTA yo me presenté alrededor de las tres de la tarde. Fue sorpresa del empleado que me atendió, quien pasó a consultar, donde escuché que le dijeron "pasalo". Allí fue donde me encontré en la misma celda con los Reynafé y Dodero. Los cuatro éramos conocidos de Prefectura. los Reynafé del SOMU, Dodero de la Junta de Granos, y yo del SUPE, por eso los Reynafé dialogaban con un marinero y coloquialmente les dijo "los llevan a la Base". PREGUNTADO por S. S. por qué le resultó más tarde beneficioso haberse identificado en los pasillos CONTESTA por ejemplo, Rolando Báez compañero de YPF, escuchó mi voz y fue liberado mientras yo todavía estaba detenido y se comunicó con mi esposa diciéndole que estaba vivo. Los hermanos Reynafé también fueron liberados antes que yo, y también fueron por casa a saludar a mi esposa con el mismo mensaje: que me habían escuchado porque estaba vivo. A la distancia, pienso que eso también pudo haber salvado mi vida, porque había dejado muchas evidencias en muchas personas que yo había pasado por ahí. Yo vivía en Argentina y no ignoraba la convulsión social. Había leído relatos del cónsul inglés retenido por los Tupamaros en Uruguay, y su método de supervivencia. Yo quería volver a casa, y utilicé todo mi saber y entender para lograrlo. Especialmente en los interrogatorios, donde únicamente dije lo que era público y notorio, porque tenía en claro por mi actuación gremial que si yo hablaba del color de las camisetas, y me equivocaba, hacía estéril toda mi verdad, y si acertaba me hacía cómplice de una intimidad que no era propia. En los interrogatorios hablé mucho, casi aturdí, defendiendo al gobierno. Cuando me volvieron a atacar la nacionalización de las bocas de expendio, que eso tenía que haber salido del Parlamento, y yo retruqué diciendo el que dice eso es un ignorante, porque la autorización de las estaciones de servicio se otorga en sede administrativa, y la jefa de la administración es la presidenta de la Nación. Además, si el petróleo y las naftas estaban en manos extranjeras, los ejércitos argentinos no se podrían movilizar sin permiso de los dueños extranjeros. PREGUNTADO por S.S. sobre su respuesta acerca de una asamblea en la universidad, CONTESTA la mayoría de las asambleas se convocaban por temas académicos pero estaban preñadas de planteos políticos. Yo recuerdo puntualmente un áspero diálogo con mis captores o carceleros. Donde yo defendía la tenencia de los yacimientos y los zurdos me criticaban que eso no era lo suficiente. Y yo reclamé a mis captores, ya que tenían anotada la fecha y la hora de la asamblea, por qué no me defendieron cuando yo estaba defendiendo la patria, contra el planteo apátrida de las organizaciones de izquierda. Que la única voz que se levantó para defender la nacionalización de los ferrocarriles, fue la mía en una asamblea. La mayoría de las asambleas tenían tinte político. PREGUNTADO por S.S. quién estaba como rector de la UNS CONTESTA yo cursé mi carrera de Contador Público en once cuatrimestres y me demoré un año en rendir la última materia. Terminé de cursar prácticamente cuando terminó el mandato de Bignone, y me gradué cuando estaba Remus Tetus. Toda la turbulencia política la viví prácticamente en la época de los gobiernos militares. Entre mi última cursada y el examen prácticamente no tuve participación estudiantil, salvo una asamblea en el Salón de Actos de Av. Alem cuando peligraba la intervención de Víctor Benamo, y el secretario del rector el Prof. Pozo Ardizi me dijo "negro, mandá un telegrama del SUPE pidiendo que lo confirmen a Víctor" y yo le contesté que yo soy orgánico y eso lo tiene que resolver la Comisión Directiva. Entré y Hector Porcelli -un compañero de estudios- me pidió que lanzara la marcha Los Muchachos Peronistas, cuando entrara Benamo a la Asamblea, lo quise hacer y fue un fracaso porque no tengo oído musical y otro estudiante veterano me gano de mano entonando el Himno Nacional. Cuando fui a retirar el título yo pensaba en una graduación, había estado ahorrando para comprarle un vestido de terciopelo largo a mi esposa, pero fue llenar un formulario con la fórmula de juramento elegida que fue todo el acto de juramento y la entrega solapada del título como si fuese un indeseable, donde se percibía el miedo en todo el personal. Era la época de Remus Tetus. Preguntado el Sr. Fiscal Federal si desea realizar alguna pregunta, interroga acerca de si conoció sobre otras personas detenidas CONTESTA los hermanos Giorno, Rolando Báez, que era compañero de YPF. PREGUNTADO si se reincorporó al sindicato CONTESTA cuando reingresé estaba a disposición del interventor…

    Liberación, Situación posterior:

    "… Después que lo anotaron en la ficha fui invitado a pasar a la oficina del SIN pero esta vez a cara descubierta, donde el jefe y el segundo jefe me decían que estaba liberado y que por mi carácter gremial me pedían que colaborase, que no hiciera lío en Arroyo Pareja, si no sabía si Casildo Herrera era ladrón y les dije que no sabía. Me dijeron que salió en todos los diarios y yo les dije que no me guiaba por el diario porque también el Almte. Gnavi había salido denunciado por cohecho en los diarios y eso a mí no me constaba. Me pedían colaboración y yo les dije que teníamos los mismos objetivos de una patria justa, libre y soberana. Y se tiró para atrás. Puso cara de contrariedad, y yo le dije "usted no quiere la justicia, la libertad, la soberanía?" y me dijo que si, le dije: "vio que estamos en lo mismo?. Al salir el segundo jefe me dijo "aquí estuvo detenido el cargo, no el señor Perpetua". Yo no lo entendí y me lo repitió, entonces le conteste "pero yo también estuve detenido". PREGUNTADO por el Sr. Fiscal sobre las personas del SIN, CONTESTA puede ser el Cap. Molina, creo recordar. Del otro no me acuerdo. Las consecuencias fueron graves. Mi hijo Aníbal –de los varones el del medio- (tengo seis hijos) tuvo necesidad de asistencia psicológica por cuadros de terror nocturno. Mi esposa vivía alterada y odiando todo lo militar. Teníamos amigos, y los insultaba por teléfono. Yo no la podía calmar. Fui dejado cesante en YPF aplicando la cláusula de subversión, y simultáneamente también fui expulsado de la UNS porque daba clases en las Escuelas Medias. Fui a averiguar el motivo de mi cesantía y cuando me vieron en la oficina de Personal se asustaron entonces bajé e intenté hablar con el rector, un marino, que a pesar de ser anunciado se negó a recibirme. Después me enteré el motivo del susto del encargado de personal, porque yo también figuraba en una lista de personas con acceso negado a los ámbitos de la universidad. Para sobrevivir puse un kiosco en mi casa, y mi señora comenzó a repartir diarios en los monoblocks de Ingeniero White. El barrio tuvo una gran solidaridad, porque durante tres meses me alcanzaron cajas con alimentos. PREGUNTADO por el Sr. Fiscal cómo fue el ultimo tramo de su liberación CONTESTA al salir del despacho del SIN (Servicio de Inteligencia Naval) me ví reflejado en el vidrio de una puerta y me asusté de mí mismo. Estaba sucio, barbudo, despeinado. Realmente, tenía el rostro de un delincuente. Salí solo por un pasillo hasta la puerta, y ahí me apoyé sobre la pared y pude ver el color del cielo, las nubes, el verde de los árboles, la luz del día, la libertad. Me fui caminando despacio, pasé por el Puesto 1, alguien debe haber hecho una seña porque nadie me preguntó nada, y me fui a la casa de unos compañeros de trabajo. La familia Feijoo, desde donde hablé por teléfono a Bahía Blanca para comunicarle a mi esposa que estaba en libertad. Ella me dijo que los muchachos del sindicato estaban esperando las noticias de mi liberación y que les avisara porque me iban a buscar a Punta Alta. Yo esperé allí y cuando vino Daniel Fonti, me llevó y le dije que quería pasar por el Sindicato Luz y Fuerza para saber algo de Giorno, porque ya no estaba en la celda de al lado. Cuando pasé por el frente del sindicato en Punta Alta estaba cerrado y le dije vamos a casa. Cuando llegué, después de abrazar a mi señora y mis hijos, quise ir al baño, Cerrar la puerta y recobrar mi dignidad. Allí me bañe y no me podía sacar el olor del encierro. Mi señora me vio con el rostro hinchado y no me creía cuando le decía que no me habían pegado ningún golpe en la cara ni tampoco en el cuerpo. EXHIBIDAS por S.S. las fotografías obrantes a fs. 996, el dicente señala el lugar donde fue liberado y las oficinas del SIN en la fotografía inferior y MANIFIESTA es el único lugar que ví, porque en el resto estuve tabicado. Reconocí a Báez porque el me habló cuando me escuchó. Así también los demás PREGUNTADO para que diga si calcula que había muchas personas en el lugar donde estuvo detenido CONTESTA después me enteré que estuve en el 9 de julio. Calculo que había mucha gente pero no lo sé. Me dijeron que había dos buques cárcel. Pero son comentarios de la calle, y no puedo precisar quién me lo dijo y no me consta. PREGUNTADO para que diga si tiene algo más que agregar, quitar o enmendar, CONTESTA que ha pasado el tiempo, no guardo rencor, por autoprotección familiar y social, y lamentando que aquella Junta Militar que tenía la suma del poder público, que había instaurado el temor y respeto en la población con el contralor de la documentación en cines, transportes, restaurantes, y vía pública; que tenia el toque de queda, donde mis hijos cuando iban a alguna fiesta tenían que dormir en las casas de los amigos porque no se podía transitar de noche salvo los que tenían salvoconducto, como serenos u obreros de turno diagramado; que tenían una legislación que autorizaba la reclusión por tiempo indeterminado y hasta la pena de muerte, no hubieran realizado juicios públicos acusando a quienes creían culpables y liberando a los inocentes. De esa manera aún con errores hubiésemos aceptado esos dolores sociales, como por ejemplo el asesinato del Gral. Valle, y nos hubiésemos reconciliado. Yo creo que para que exista perdón se necesita confesión, y para que haya confesión se requiere reconocimiento del error cometido. Yo espero que mis hijos vivan en una Patria con armonía, con solidaridad y en libertad. En este acto el testigo hace entrega de un escrito en 7 fojas, ordenando S. S. se agregue a esta declaración...".

    2. Declaración testimonial de Aníbal Perpetua, del 12 de diciembre de 2008, de fs. 4047/4049, en la misma ratifico su anterior declaración y agrego:

    "...En este acto se le exhiben fotografías remitidas a fs. 3742 y 3743 por el Sr. Ministro de Justicia y Seguridad y DDHH de la Nación que se encuentran reservadas en secretaría a fs. 3744 que muestran el inmueble de la antigua ubicación de la Prefectura Bahía Blanca, ubicada hasta el año 1982 en el predio de las calles Rubado y Torres de la localidad de Ingeniero White. A fin de que, el testigo las observe detenidamente y diga si esas fotografías se corresponden con el lugar que según su declaración de fs. 1253/1257vta. y su anexo 1258 y 1264 que también en este acto se le exhiben, fue el de detención en oportunidad que esa testimonial relató CONTESTA reconozco la foto que se indica en su parte superior como "BBLA1 A" y "BBLA2 B". No reconozco las demás. Yo ingresé por el frente y estuve siempre dentro de ese cuerpo dentro de una celda. No salí nunca de ahí. A continuación se exhiben al declarante los planos de el antiguo edificio de la Prefectura Bahía Blanca, de calle Rubrado y Torres, remitidos en la misma oportunidad que las fotografías que se han exhibido. En cuanto el Plano Nro. 60, el Sr. Juez ordena que el declarante indique en una fotocopia extraída a sus efectos, el recorrido que hizo desde que ingresó espontáneamente al inmueble hasta quedar alojado detenido en la celda y CONTESTA señalando con una "E" la entrada y con línea de puntos el trayecto realizado, MANIFIESTA: me parece recordar que esto estaba abierto -y señala con dos guiones en el plano- y el paso es por aquí; y aquí la salida -señalando con guiones-. Yo estaba en una celda que veía un pasillo. Cuando yo salí no había celdas a mi izquierda sino a mi derecha. A la salida había un auto (lo grafica con un rectángulo) donde nos llevaron a los cuatro que estábamos en la misma celda. Los hermanos Reynafé y -que era secretario del gremio de granos- Dodero. No tenia noción, que en las otras celdas que me muestran del plano, hubiesen más detenidos. Uno de ellos conocía a un efectivo de la fuerza que fue quien le comunicó que nos iban a llevar a la Base Naval Puerto Belgrano. A la noche nos sacaron y nos llevaron al lugar donde marco con guiones. Fue pocos días después del golpe, los últimos días de marzo o ya era abril, el uno o el dos. A la salida, había dos vehículos. A todo esto, estoy encapuchado. Nos encapucharon para salir, nos acollaran con cadenas con las manos atrás. La cadena va del cuello a las esposas mías, y de ahí al cuello del otro, y así sucesivamente. PREGUNTADO por S.S. para que diga si tuvo la sensación que se habría una puerta CONTESTA escuché que nos llevaban en doble cabina porque no tenían camión porque los traslados de la Base, desde el buque hasta el lugar del interrogatorio, siempre los hacían en camiones cubiertos, pero el traslado desde Prefectura a la Base Naval lo hicieron en dos doble cabina porque comentaban entre ellos que no tenían un camión para llevarnos a los cuatro. Cuando salimos a la calle antes de subir nos separan en dos grupos. Dos para el primero y dos para atrás. No tengo idea cuántas personas subieron con nosotros aparte del chofer. Pongo las dos flechas en el mapa porque no sé para qué lado salimos. PREGUNTADO por S.S. para que diga cuánto tiempo pasó en el vehículo desde que subió hasta que llegó CONTESTA habrán sido dos horas. Fue directo, no rápido. Hasta un lugar que después nos enteramos que era la Base. Me llamó la atención que no hubo paradas en el trayecto. No pararon en el Puesto 1. hasta el lugar donde nos hicieron bajar. Cuando llegamos, nos sacan las cadenas pero no la capucha. Nos hacen poner las manos adelante y nos vuelven a esposar adelante. Tenían una amplitud de unos 20 centímetros entre una muñeca y otra. Era un mecanismo que no vi pero que identifico como esposas. Lo mismo que lo que me unía pero por el ruido identifico como cadenas. PREGUNTADO por S.S. para que diga lo que sabe sobre los hermanos Reynafé CONTESTA sé que uno murió en un accidente muy trágico y el otro creo que vive todavía, supongo que seguirá viviendo en Ingeniero White. Eran estibadores y pertenecían a ese gremio. Actualmente el Secretario General es Osores. PREGUNTADO por S.S. para que diga lo que sabe sobre Dodero CONTESTA Dodero llega a ser Secretario del Concejo Deliberante, durante un período peronista. Después de eso por referencias no confirmadas, estaba o siendo dueño o regente de un geriátrico. En este estado, S.S. exhibe al declarante las copias de las fichas de la Sección Inteligencia de la Prefectura Zona Atlántico Norte de fojas 3603 y 3646 certificadas en su autenticidad por la Comisión Provincial por la Memoria a fs. 3663 apartado 24, y 3659 apartado 24 y MANIFIESTA el declarante sobre el contenido de la información referente a su persona de fs. 3603: es tal cual. Sobre el contenido de la información referente a su persona a fs. 3646, MANIFIESTA: los hechos que se narran, fueron tal cual. En cuanto a las declaraciones no las recuerdo pero responden en general al pensamiento de Bittel que en aquel tiempo era un candidato presidencial. En este acto, se le EXHIBE al declarante el Tomo I del libro de Resoluciones Registradas 1976 de la UNS remitido por su Rector Guillermo Crapiste con fecha 10 del corriente, en particular la Resolución N I-0134-/76bis de fecha 29 de abril de 1976 vinculada con anterior resolución N I-0134/76 de la misma fecha en virtud de la cual el Interventor Militar de la Universidad Nacional del Sur, Capitán de Navío Raúl González invocando y haciendo uso de los arts. 1 y 2 de la ley 21.274, decretó dar de baja por razones de servicio al personal docente entre los cuales se encuentra el declarante. Es PREGUNTADO si los hechos que se describen en dichas resoluciones se condicen con su vivencia, y CONTESTA esto no se corresponde con la realidad. Este acta contiene el error de involucrarme como no docente (en relación a la mencionada en primer término). La otra es correcta. PREGUNTADO por S.S. para que diga si hizo algún recurso al respecto. CONTESTA no. Era muy difícil hacer recursos en esa época y todo el mundo estaba con mucho susto. Además la ley era muy taxativa. Cuando Perón volvió hizo que todos se reingresaran. Cuando Alfonsín volvió se resuelve posibilitar a los cesanteados por razones políticas reingresados pero con la carga de pagar los aportes jubilatorios por los años cuya antigüedad se reclamaba. En esa época era interventor el Dr. González Prieto y yo solicité mi reincorporación y me la dan en el mes de marzo, no recuerdo el año. Blanca López, me dijo que me reincorporaban doce horas, pero tenían que dejar cesante a otro profesor, entonces le dije que no me interesaba saber quién es, y que me diera solo las seis horas que había vacantes. Después supe que era Chiaradía, que como yo, necesitaba la Obra Social. PREGUNTADO para que diga si tiene algo más que agregar, quitar o enmendar, CONTESTA quiero declarar algo: el peso de la detención no termina cuando uno se va a su casa, sino que la angustia, el dolor y el recuerdo lo acompañan por mucho tiempo..."

    3. Declaración testimonial de Ramón Oscar Reynafe ante la Unidad Fiscal, del 8 de octubre de 2010, de fs. 14094/14095, cuerpo 62:

    En la misma manifiesta haber compartido cautiverio junto a Aníbal Perpetua, y su hermano Ernesto Reynafe, asimismo da cuenta de las situaciones vividas durante el mismo, y los interrogatorios padecidos:

    "Fui a la Prefectura de Ingeniero White, y me comunican que quedaba detenido a disposición del PEN… allí me llevan a un calabozo donde había mas gente detenida, estaba un hermano mio Ernesto Lujan Reynafe, quien esta fallecido… me sacan me colocan una capucha… entramos a un barco… después de unos días nos sacan en un camión a varias personas. Una persona que estaba adelante mio se llamaba Perpetua. Nos llevaban a donde yo creo que era una junta militar, donde me hacían preguntas. También escuche que le hacían muchas preguntas a Perpetua y el respondía que era peronista…".

    4. Declaración testimonial de Argimiro Eduardo Dodero ante la Unidad Fiscal, del 13 de noviembre de 2009, de fs. 10386/10390, cuerpo 49:

    En la misma manifiesta haber compartido cautiverio junto a Aníbal Perpetua y los hermanos Reynafe, asimismo da cuenta de las situaciones vividas durante el mismo:

    "el 27 de marzo de 1976 aparecen en la casa de mi madre… gente de Prefectura… me llevan a la sede de Prefectura… me alojan en un calabozo, y empiezan a llegar otros dirigentes sindicales. Gente de SUPA, eran muchos, los hermanos Reynafe que se los escuchaba porque eran muy gritones, hablaban fuerte, también estaba Aníbal Perpetua… a las 22 hs. aproximadamente se escuchan ruidos y llegan camiones… a medida que vamos saliendo quienes estábamos detenidos, nos agarraban de a uno, nos esposaban nos vendaban los ojos y nos subían a un camión… hicieron un simulacro de fusilamiento… nos tiran adentro de un camarote… tenia las características de un barco… empezamos a cuchichear y estaban algunos de estos muchachos que estaban en Prefectura, Reynafe, Vázquez, el presidente del consejo deliberante de Punta Alta, y se escuchaba por su voz fuerte Aníbal Perpetua…".

    Documental:

    1.Memorándum 8687 IFI Nº 8 "C"/976:

    Los documentos que se transcriben prueban "prima facie" que durante el año 1976 en la sede de la Prefectura Bahía Blanca de calle Rubado y Torres del Puerto de Ingeniero White -cuyos planos y fotografías de época obran a fs. 3742 y 3743- a cargo del Prefecto Principal RIZZO José Oscar F. operó un Centro Clandestino de Detención.

    Esto surge del Memorándum 8687 IFI Nº 8 "C"/976 -agregado con la resolución de fs. 4876/4890- enviado al Jefe de Servicio Inteligencia con un valor "A-1" firmado por el Jefe Sección Información P.Z.A.N. Subprefecto Francisco M. MARTÍNEZ LOYDI y el Jefe de la Prefectura Bahía Blanca Prefecto Principal Oscar José RIZZO

    Allí ambos expresaban:

    "…Bahía Blanca. Fecha: 14-6-1976… INFORMACIÓN:…

    1. SITUACIÓN LEGAL DE CADA SINDICATO:…

    FEDERACIÓN DE SINDICATOS UNIDOS PETROLEROS DEL ESTADO (SUPE): Situación hasta y después del 24-3-976 es normal. Al quedar caducas todas las actividades gremiales, solamente se desarrollan actividades relacionadas con la obra social de sus afiliados. No se prevén conflictos dentro del gremio. Con fecha 1-4-976 es detenido por la Prefectura Bahía Blanca el Secretario Adjunto ANÍBAL HÉCTOR ARMANDO JOSÉ PERPETUA, LE Nº 6.492.628 y puesto en libertad el 8-4-976. Con fecha 4-6-976 fueron dejados cesantes de la empresa Y.P.F., sin haberse podido precisar los motivos hasta la fecha, de las siguientes personas: GONZÁLEZ PEREGRINO, Secretario General del gremio, LE Nº 2.971.694, CI Nº 4.272.164 de la Policía Federal, domiciliado en calle Pradera 1440 de Bahía Blanca; ANÍBAL HÉCTOR ARMANDO JOSÉ PERPETUA, Secretario Adjunto … Se ha tomado conocimiento que los cesanteados, lo fueron a raíz de que no se presentaron a trabajar con posterioridad al 24-3-976, aduciendo encontrarse enfermos, por lo que después de varias citaciones al servicio y otras tantas negativas, es dispuesta su cesantía por el Interventor Militar en el SUPE local, Capitán del Ejército Argentino MIGUEL OMAR VILLEGAS…

    SOCIEDAD DE AMARRADORES AVERSANO Y COMPAÑÍA: Las actividades de esta sociedad, son desarrolladas en forma normal, lo que prestan servicios de amarre en los Puertos de Ingeniero White y Galván. La comisión directiva desarrolla actividades únicamente en lo relacionado a la obra social de sus afiliados, contándose entre estos a RAÚL FLORIDO, el que es considerado como perteneciente a "MONTONEROS". El causante es controlado no observándose que desarrolle actividad política acorde a su ideología, dentro de la zona portuaria. Con fecha 25-3-976 fue detenido por Prefectura Bahía Blanca y entregado a efectivos del Ejército Argentino, posteriormente en los primeros días del mes de abril fue dejado en libertad…

    2. DIRIGENTES QUE CONTINÚAN EN SUS CARGOS O INTERVENTORES QUE LOS REEMPLAZAN: Continúan en su cargo todos los dirigentes que lo estaban haciendo hasta antes el 24-3-76, a excepción del os casos mencionados de U.R.G.A. y S.U.P.E., los que fueron intervenidos.

    2.a. La actividad que desarrollan es exclusivamente de Obra Social...

    RAÚL FLORIDO, amarrador de buques, fue detenido el 25-3-976, argentino, LE Nº 7.8488.529, días más tarde fué dejado en libertad

    ERNESTO DE LUJÁN REYNAFE, jornalero, fue detenido el 31-3-76, argentino, LE Nº 7.650.305, recuperó su libertad el 6-4-76

    RAMÓN OSCAR REYNAFE, jornalero, fue detenido el 31-3-76, argentino, LE Nº 8.623.855 , recuperó su libertad el 6-4-76

    ERNESTO REYNAFE, jornalero, fue detenido el 31-3-76, argentino, LE Nº 8.188.194, recuperó su libertad el 6-4-76

    ANÍBAL MARIANI, jornalero, fue detenido el 31-3-76, argentino, LE Nº 5.477.171 , recuperó su libertad el 6-4-76

    MIGUEL ÁNGEL CHIZU, empleado J.N.G. fue detenido el 31-3-76, argentino, LE Nº 5.517.646, recuperó su libertad el 6-4-76

    MODESTO VÁZQUEZ, empleado en la J.N.G., fue detenido el 31-3-76, argentino, LE Nº 3.035.643, recuperó su libertad el 6-4-76

    ALFREDO ISMAEL OLMEDO, argentino, LE Nº 5.502.953, ex-secretario General de la Asociación del Personal de la Junta Nacional de Granos, detenido el 31-3-76 y puesto en libertado el 6-4-76

    ARGIMIRO EDUARDO DODERO, argentino, LE Nº 5.502.419, empleado J.N.g., detenido el 31-3-76 y puesto en libertad el 6-4-76

    EDGARDO PONCE, argentino, DNI Nº 11.314.953, jornalero, detenido el 31-3-76 y puesto en libertad el 6-4-76

    AMAN PETIT, argentino, LE Nº 5.429.594, jornalero, detenido el 31-3-76,y puesto en libertad el 6-4-76

    ALBERTO MARCELO BARRAGÁN, argentino, LE. Nº 5.488.886, jornalero, detenido el 31-3-76 puesto en libertad el 6-4-76

    CRISÓLOGO SEGUNDO ALFARO, chileno, LE Nº 4.309.116, jornalero, detenido el 31-3-76 puesto en libertad el 6-4-76

    ANÍBAL HECTOR ARMANDO JOSÉ PERPETUA, argentino, LE Nº 6.492.628, afiliado al S.U.P.E., detenido el 1-4-76 y puesto en libertad el 8-4-76

    ORLANDO APUD, argentino, LE Nº 5.482.342, jornalero, detenido el 31-3-76 y puesto en libertad el 6-4-76

    2.b.1. Por considerar que en el momento de producirse el cambio de Gobierno, podrían haber afectado el normal desarrollo de las tareas de la zona portuaria. Todos los detenidos precedentemente lo fueron por la Prefectura de Bahía Blanca..."

    2. UNIVERSIDAD NACIONAL DEL SUR: Sumado al informe de fs. 1889/1893 remitido por la UNS sobre Perpetua, interesa puntualizar que el Capitán de Navío GONZÁLEZ Raúl en su carácter de Interventor Militar de la Universidad Nacional del Sur -por disposición interna de la Junta de Comandantes Generales de las Fuerzas Armadas- desde el 25/03/76 hasta el 30/08/76 firmó 264 resoluciones de cesantías de personal docente, no docente, agentes, contratados etc. que se anotaron en los Libros I, II y III Año 1976 remitidos al Juzgado por el actual rector de la UNS a fs. 3996/3990.

    Algunas de esas cesantías se fundaron en la Ley 21274 de Empleados públicos - Régimen transitorio de prescindibilidad (B.0. 2/IV/76. ADLA XXXVI-B pág. 1039/1040) que establecía:

    "...Art. 1 - Autorízase hasta el 31 de diciembre de 1976 a dar de baja por razones de servicio, al personal de planta permanente, transitorio o contratado, que preste servicios en la Administración pública nacional, en el Poder Judicial, en el Congreso Nacional y en la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, entes autárquicos, organismos descentralizados de cualquier carácter, empresas del Estado y de propiedad del Estado, servicios de cuentas especiales, obras sociales y cualquier otra dependencia del mismo.

    Art. 2 - Las bajas a que se refiere el artículo anterior, podrán ser dispuestas por los delegados de la Junta Militar en las áreas respectivas, las autoridades superiores del Poder Judicial, los ministros, Comandantes Generales de las Fuerzas Armadas, secretarios de Estado, autoridad de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires y autoridades superiores de los demás organismos y empresas mencionados en el art. 1.

    Art. 3 - Las bajas serán efectivizadas teniendo en cuenta la necesidad de producir un real y concreto proceso depurativo de la Administración pública, sin connotaciones partidistas o sectoriales..."

    Entre las cesantías dispuestas por el nombrado Interventor Militar de la UNS y fundada en la ley 21274 figura la de Aníbal PERPETUA anotada a fs. 189 y 192 del Libro 1 Año 1976 que había sido previamente dispuesta en los Exptes. números I-0134/76 y I-0134/76bis del 29/04/76, efectivizada a partir del 01/05/76.

    3. LIBRO DE DETENIDOS DE LA PREFECTURA BAHIA BLANCA:

    La Prefectura Naval Argentina remitió a fs. 5594 el libro donde se anotaban las detenciones efectuadas por la Prefectura Bahía Blanca

    En particular, las fs. 5, 6, 7 y 8 correspondientes a las detenciones del año 1976 -rubricadas por el Jefe de dicha delegación, Prefecto Principal Oscar José Francisco RIZZO- figuran con el número de órden desde el 56 hasta 61, del 64 hasta 65, del 67 hasta 81, 85 y del 136 al 137 como motivos de la detención "Por actividades subversivas", "Tenencia de armas de guerra", "Pedido COFUERTAR 2", "Investigación de antecedentes", "A disposición del C.O.N." y como destino "Comando 5 C.Ej.", "COFUERTAR 2", "B.N.P.B".

    Por pedido de la COFUERTAR2 están las anotadas las detenciones del día 1 de abril de 1976 -entre las 08:45 horas hasta las 12:00 horas- de Miguel Ángel CHIZU, Ernesto de Luján REYNAFE y Ramón Oscar REYNAFE y seguidamente la registrada a las 13:15 hs. de PERPETUA Aníbal "...por averiguación de antecedentes...", tal como lo recordaba en su declaración testimonial arriba transcripta.

    De la prueba colectada en la causa se encuentra acreditado que Aníbal Perpetua fue secuestrado el 02/04/76 al presentarse en el destacamento de laPrefectura Naval Argentina ubicado en el Puerto de Ingeniero White y luego trasladado al CCD que funcionaba en la Base Naval Puerto Belgrano, siendo alojado en el buque ARA "9 de Julio" allí amarrado, y posteriormente liberado el 09/04/76.


    III.12.- CASO SEBECA GRACIELA SUSANA

    El 13 de marzo de 1976, alrededor de las 15:00 hs., Graciela fue secuestrada en la ciudad de Ushuaia junto con su hermana Gabriela Alejandra, en un operativo efectuado por personal de la Armada en la vivienda en que ambas se domiciliaban. Graciela Sebeca y su hermana fueron introducidas en camionetas separadas, pertenecientes a la Base Naval Ushuaia, y trasladadas a la comisaría de dicha ciudad.

    Una vez allí fueron colocadas en distintas celdas e interrogadas, y tras determinar que la persona buscada era Graciela SEBECA, su hermana fue puesta en libertad, mientras que Graciela fue conducida a un calabozo de reducidas dimensiones. Luego se le informó que al día siguiente sería trasladada en un avión de la marina hasta la Base Comandante Espora de Bahía Blanca.

    El 14 de marzo de 1976 en horas de la mañana, dos personas vestidas de civil llegaron a la comisaría y condujeron a Graciela SEBECA hasta el aeropuerto de Ushuaia, donde la hicieron abordar un avión, ubicándola sentada entre los dos individuos que la habían ido a buscar a la comisaría.

    Tras arribar a la Base Aeronaval Comandante Espora, la hicieron descender del avión y la condujeron hasta un lugar descampado donde se encontraba un automóvil Fiat 600.

    Al llegar al vehículo Graciela SEBECA fue encapuchada y golpeada, y luego introducida en el automóvil y tirada en el piso, siendo advertida de que si se movía la matarían, tras lo cual el vehículo se puso en marcha, durante aproximadamente dos horas.

    Finalizado el recorrido, Graciela SEBECA fue descendida del vehículo y trasladada, todavía encapuchada, al camarote de un barco. Durante su permanencia en dicho lugar de detención fue objeto de un continuo trato vejatorio y degradante por parte de los guardias que allí se desempeñaban, quienes la golpeaban y manoseaban. En horas de la noche, los guardias impedían que la declarante durmiera, lo que lograban disparando ráfagas de ametralladoras en cercanías del buque.

    En al menos tres oportunidades, fue sacada del barco en el que se encontraba secuestrada y conducida a una oficina donde fue interrogada.

    Tras permanecer alrededor de un mes en el barco, Graciela SEBECA fue retirada encapuchada, siendo conducida, junto con al menos otro detenido, en la caja de un camión hasta una dependencia del Ejército en la ciudad de Bahía Blanca.

    El camión se detuvo tras aproximadamente una hora y media de viaje y Graciela SEBECA fue descendida del vehículo, en medio de golpes y amenazas. Fue llevada a una especie de sala grande y ubicada contra una pared en la que había otras personas en su misma situación. Luego fue conducida a una habitación contigua, en la que permaneció detenida alrededor de 20 días hasta su liberación.

    Todo esto se encuentra corroborado por la siguiente prueba:

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial de Graciela Susana Sebeca, en la audiencia del día 7 de noviembre de 2007 ante el Fiscal General Dr. Hugo Omar CAÑÓN -agregada a fs. 1097/1101- en la que manifestó:

    Secuestro:

    "...Que en su niñez vivió en el barrio obrero de la ciudad de Punta Alta, estando su familia constituida por 5 hermanos, siendo la declarante la mayor. Que desde muy chica tuvo una relación muy cercana con la familia TULLI, iniciando una relación con Jorge Mario TULLI cuando la declarante contaba aproximadamente con 13 años. Que a fines del año 1972 se trasladó a la ciudad de La Plata, luego de que lo hiciera su compañero Jorge TULLI, habitando en un departamento ubicado en las calles 116 y 61. Que a poco de llegar a La Plata comenzó con su militancia política, TULLI en la facultad de Arquitectura, y ambos en la agrupación denominada FAEP, la que luego se fusionó formando la Juventud Universitaria Peronista (JUP). Que como parte de esa militancia, tanto la declarante como TULLI hacían trabajos "de base" en diferentes sectores de la ciudad de La Plata y las inmediaciones. Que luego el clima político se fue complicando, con la presencia de la Triple A en las facultades, ante lo cual, por el miedo que la dicente sintió por su vida y la de su compañero, decidió a principios de 1976 regresar a la ciudad de Punta Alta junto a su hermano Julio Hebe SEBECA, hoy fallecido, mientras que Jorge TULLI decidió permanecer en La Plata. Que junto con TULLI militaba Alberto IMAZ, también de la facultad de arquitectura. Que una vez en Punta Alta la declarante se traslada en un avión "Electra" de la Armada Argentina a la ciudad de Ushuaia, donde vivía su hermana Gabriela Alejandra SEBECA, junto con su esposo Juan Carlos MONJE, enfermero de la Base Naval Ushuaia, en un hotel ubicado en la calle San Martín de dicha ciudad, propiedad de Nelo Magni. Que luego de llegar a Ushuaia se trasladó junto a su hermana y el esposo de ésta a una vivienda ubicada en el barrio Brown. Que el viernes 13 de marzo de 1976, alrededor de las 15:00 hs., mientras la declarante y su hermana se encontraban en una vivienda ubicada en enfrente a la que habitaban, pudieron advertir la llegada de varios vehículos de la Base Naval, ante lo cual ambas se dirigieron a su domicilio para ver qué sucedía. Que inmediatamente ambas fueron introducidas en camionetas separadas, que integraban el operativo, y conducidas por el personal de la Armada hasta la comisaría de Ushuaia. Que una vez allí la dicente y su hermana fueron colocadas en distintas celdas, donde comenzaron a ser interrogadas. Que el interrogatorio estaba dirigido a determinar quién era la pareja de Jorge TULLI. Una vez que la dicente manifestó que era ella, su hermana fue liberada, en tanto que la declarante fue conducida a un calabozo de reducidas dimensiones, donde le informaron que al día siguiente sería trasladada en un avión de la marina hasta la Base Comandante Espora de Bahía Blanca.

    Traslado al CCD de la BNPB:

    “…Que al día siguiente en horas de la mañana, dos personas de civil llegaron a la comisaría y la llevaron hasta el aeropuerto de Ushuaia, donde la dejaron en un lugar apartado del resto del pasaje. Que una vez que ascendió todo el pasaje, este fue advertido de que en ese vuelo sería trasladada una subversiva, y recién luego la dicente fue introducida en el avión y sentada entre los dos custodios que la habían ido a buscar a la comisaría. Que una vez que llegaron a la Base Comandante Espora, la declarante fue descendida del avión antes que el resto del pasaje, por un costado del aeropuerto, y se dirigieron a un descampado hasta llegar a un automóvil Fiat 600, que estaba detenido y sin ocupantes. Que al llegar al vehículo la dicente fue empujada contra el mismo, encapuchada y golpeada. Que la capucha era de tela de paño grueso, abierta en la zona de la nuca, donde se ataba. Que luego de ser golpeada la declarante fue introducida en el Fiat 600 y tirada en el piso, entre el asiento trasero y los delanteros, y fue amenazada en el sentido de que no se moviera sino sería "boleta". Que el vehículo se puso en marcha y comenzó a dar vueltas, durando el viaje unas dos horas, transitando por caminos de tierra…”

    CCD Buque ARA 9 de Julio:

    “…Que al detenerse el vehículo, la dicente fue descendida y llevada a través de un lugar en que había gran cantidad de tuberías, con las que la hacían tropezar, habiendo advertido también que había como una subida. Que de allí fue trasladada a un lugar en el que fue dejada sola, el cual la dicente pudo comprobar, al levantarse la capucha, que se trataba del camarote de un barco.

    Torturas e interrogatorios:

    “…Que la declarante pudo escuchar los gritos de una persona de sexo masculino, provenientes de algún lugar cercano, que probablemente estaba siendo torturada. Que recuerda que a los dos días de estar en el buque la declarante se indispuso, y al no tener los elementos de higiene necesarios, los guardias disfrutaban llevando a la declarante al baño y observándola. Que también recuerda la declarante que durante la noche los guardias no dejaban dormir a la declarante, disparando ráfagas de ametralladoras en las cercanías del barco. Que recuerda que el camarote tenía aproximadamente dos metros por dos, a la izquierda de la puerta de entrada había una pequeña cama, a la derecha una especie de mesada, hecha del mismo material del camarote. Que la dicente, al momento de ser requisada en el camarote, era habitualmente manoseada por los guardias. Que la comida que le servían era una especie de sustancia líquida, asquerosa, por lo que la declarante prácticamente no comía, pesando al salir liberada sólo 38 kilos. Que la declarante fue llevada en algunas oportunidades a otra parte del barco donde había varias duchas, y donde la dicente era también manoseada por los guardias. Que los guardias en ningún momento hablaban, y de a tres o cuatro ingresaban en el camarote a hacer "requisa" ocasión en que aprovechaban para manosear a la dicente y patear los tobillos con los borceguíes. Que en tres o cuatro oportunidades, mientras se encontraba en el buque, fue sacada del mismo para ser interrogada. El lugar donde ocurrieron los interrogatorios, los que se desarrollaban con la declarante encapuchada, era una especie de oficina administrativa, por el ruido de las máquinas de escribir. Pudo escuchar la presencia de más gente en ese lugar que se refería a las torturas que les aplicaban a otros detenidos. Que los interrogatorios en primer término versaban sobre la vida de la dicente y sus relaciones, dando la sensación de que buscaban nombres. Recuerda la dicente que hacían hincapié en los nombres de sus compañeros que habían ido a visitarla a la Base Naval Puerto Belgrano, dónde vivían sus padres, y que al entrar se habían registrado. Estas personas eran María Rosa Tolosa, Alberto Imaz, Alejandro Ulla y alguno más que la dicente no recuerda. Que cuando la dicente fue detenida la casa de sus padres en el Barrio Puerto Rosales, en el interior de Puerto Belgrano, fue allanada por personal de la marina que buscaba "elementos subversivos". Que recuerda que un día un suboficial de apellido ALTAMIRANO, se hizo presente en el camarote mientras la declarante estaba sin capucha, quien se acercó a la dicente para "sondearla" haciendo el rol de bueno, tratando de convencer a la dicente de que diga la verdad para que no tenga problemas. Era una persona alta, delgada, de pelo castaño oscuro, de entre 40 y 50 años. Recuerda la dicente que ALTAMIRANO vivía calle Espora de Punta Alta. Años más tarde la dicente se encontró trabajando con un hijo de ALTAMIRANO, cree que de nombre José Luís, quien trabajaba en un servicios de emergencias UDEC y estudiaba medicina, quien en charlar informales le comentó dónde vivía su padre y que éste era militar y trabajaba en el buque "9 de Julio". En esa ocasión en que ALTAMIRANO fue al lugar de cautiverio de la dicente, pensó que como le permitían verlo, quizás no saliera con vida de allí. ALTAMIRANO se ofreció para hacer de correo con sus padres y facilitar el intercambio de cartas, lo que efectivamente hizo, recibiendo la dicente las cartas de su padre cuando los guardias entraban al camarote a hacer las requisas. Que estando la declarante encapuchada en el lugar donde era interrogada, la dicente cree haber escuchado la voz de su tío político Luís O. CONTI. Que luego de haber sido liberada supo por dichos de su padre que el referido CONTI actuó en la ESMA como torturador con el alias de "Chispa", el que le había sido asignado por su carácter de electricista. Recuerda la declarante que al ser liberada, junto con su padre se dirigió a la casa de CONTI, quien no la quiso recibir aduciendo que no recibía subversivas. Cuando la declarante le refería a su padre que su tío CONTI se encontraba presente en los interrogatorios, su padre le manifestaba que sin verlo no podría saberlo y que entonces, si no lo había visto, no lo podía acusar de eso, aunque la declarante está casi convencida de que era la voz de él. Que la declarante siempre sospechó que un marino de apellido CASIN, apodado "el gordo" pudo haber brindado datos para la detención de la declarante y la de TULLI, ya que era amigo de la familia de la dicente y siempre estaba preguntando datos de su vida y militancia. Que entre los guardias recuerda la declarante haber visto por la capucha la fisonomía de uno de los más duros de ellos, que era morrudo, de tes mate, petiso de cara redonda y tenía un gran jopo en el pelo, de aproximadamente 35 años.

    Traslado al Batallón de Comunicaciones 181:

    “…Que luego de haber estado aproximadamente un mes en el barco, estima la dicente que en horas de la noche, fue sacada del barco e introducida en la caja cerrada de un camión, que tenía una rueda de camión tirada en la que hicieron sentar a la dicente y a otra víctima más. En la caja había al menos un guardia armado que descargaba y cargaba el arma contínuamente durante la hora y media que duró el traslado. Que el único contacto que tuvo con la otra persona trasladada fue tomarse disimuladamente de la mano, en todo momento la declarante pensó que el traslado era para matarlos, que era el último viaje. No descarta la dicente que en el camión hayan sido trasladadas más víctimas desde el barco. Luego del traslado, el camión se detuvo y bajaron a la dicente a los golpes como siempre y apuntada con armas largas. Al llegar, pusieron a la dicente que seguía encapuchada en una especie de sala grande, contra la pared donde había más gente en su misma situación. Recuerda la declarante que si bajaba los brazos, lo que hacía por el agotamiento, era golpeada para que los volviera a subir. En ese lugar donde se encontraba empezaron a llevarse a todos los otros detenidos quedando última la dicente, que permaneció por dos días más encapuchada, en una habitación contigua a la sala grande. Luego de dos o tres días de estar allí, le permitieron sacarse la capucha, a lo que se negaba la dicente ya que pensaba que si veía a alguien la matarían. El militar que le sacó la capucha recuerda que era el Capitán Feyrer, quien era petiso, un tanto gordo y calvo, quien haciéndose el bueno trataba de seducir a la declarante aunque recuerda que manifestaba ser casado. Freyrer trataba además con su familia cuando el Ejército permitía el ingreso de sus familiares. Que el ingreso al edificio en que se encontraba detenida era por una calle recta, larga y al final de la misma estaba el edificio, el que la dicente estima que podría ser el Batallón de Comunicaciones 181. La sala donde estuvo en un primer momento era aproximadamente de cuatro metros por cuatro metros y no era cuadrada, dando la sensación de ser un hall, a continuación de la misma había un pasillo que a la izquierda, a un metro de iniciado el pasillo, estaba la puerta de la habitación donde fue alojada la declarante, habitación que quedaba cerca de una de las guardias. A la derecha del pasillo había un baño, el que le dejaban utilizar a la declarante previo aviso que debía dar.

    Liberación:

    “…Que estima la declarante que en el Ejército estuvo aproximadamente unos 20 días, cuando fue liberada cuando su madre la fue a visitar. Como sus padres en ese momento vivían en el interior de la Base se dirigió directamente a ese lugar, y desde el puesto de ingreso tras entregar el DNI, fue ingresada en el edificio de Policía Naval donde está la gente de contrainteligencia de la Base Naval Puerto Belgrano, donde le recomendaron que se vaya a Ushuaia porque iba a seguir siendo perseguida. Tras ese episodio no pudo volver a entrar a la Base Naval, pese a que sus padres siguieron viviendo allí. A los pocos días de haber sido liberada, la dicente se trasladó a Ushuaia, ya que no podía entrar a la casa de sus padres, la que al poco tiempo le fue quitada. Que luego de ser liberada se enteró que Jorge TULLI se encontraba trabajando con un tío en Buenos Aires, habiendo tomado luego conocimiento que no aparecía, por lo cual Juan Carlos TULLI y su padre viajaron a Buenos Aires y tiempo después le hicieron saber que había desaparecido sin que pudiera obtener más datos que ese. Como consecuencia del maltrato recibido, y la falta de alimentación, la declarante aún al día de hoy padece algunas consecuencias en su salud tanto física como mental, habiendo querido quitarse la vida en dos oportunidades en Ushuaia, con permanentes estados depresivos y de angustia; padece además enfermedades como artrosis por ejemplo..."

    2. Declaración testimonial de Primer instancia de Graciela Susana Sebeca, en la audiencia del día 9 de noviembre de 2007 -agregada a fs. 1103/1104-, en la que ratifica lo anteriormente narrado, así manifiesta:

    "...MANIFIESTA: ratifico la declaración. Aclaro que el mismo día que llegué a lo que entiendo era un buque en la Base Naval Puerto Belgrano, fui trasladada al mismo lugar al que me refiero en la declaración y me interrogaron. En ese interrogatorio como en los posteriores en ese lugar no me torturaron, estaba encapuchada y me decían que me convenía hablar para que no me pase nada.- PREGUNTADA: para que diga qué participación en su interrogatorio tenía Luís. O. CONTI. CONTESTO: el no me interrogaba. Estaba como a un costado y decía lo que debían de preguntarme. Siempre las preguntas tenían que ver con la actividad de Jorge y sobre otros compañeros. PREGUNTADA: para que diga en qué momento consideró que estaba escuchando la voz de Luís O. Conti. CONTESTO: La 'O' es de Oscar. Yo entendí desde ese mismo momento, cuando estaba detenida, que era su voz. Puedo estar equivocada, pero siempre estuve convencida de que era él. Como ya dije, perdí contacto con él, no me quisieron recibir en su casa. PREGUNTADA: para que diga qué cargo tenía Conti a la fecha de los hechos. CONTESTO: no lo sé. Se por mi papá que era de los servicios de inteligencia, pero nada más. PREGUNTADA: para que diga qué cargo tenía su padre en la Armada. CONTESTO: era Agente Civil. Panadero. PREGUNTADA: para que diga si el Capitán al que hizo referencia se llamaba Feyrer o Freyrer. CONTESTO: no lo podría decir. De una de esas maneras se presentó él y yo podía escuchar a la guardia que lo llamaba así también. PREGUNTADA: para que diga si tomó contacto con otras personas del ejército además de este capitán. CONTESTO: no. PREGUNTADA: para que diga si fue torturada durante su detención en el ejército. CONTESTO: no. El trato fue totalmente opuesto a lo que me pasó en el buque. No me manosearon y la comida era normal. Pude recibir visitas como ya dije. PREGUNTADA: para que diga si recuerda otros datos del Suboficial Altamirano. CONTESTO: no. La dirección que aporté la conocí a raíz de la conversación con el hijo, que fue en la localidad de Ensenada donde yo trabajaba como telefonista del servicio de emergencias médicas, ya en época democrática. Quiero decir que este suboficial conocía a mi familia y me trató bien. No se si quería sacarme alguna información o realmente quería ayudar. Por mi mamá se que le hizo llegar cartas mías e incluso se acercó a hablar con ellos a su casa. Yo a su vez recibí cartas de mis padres a través suyo. Al salir en libertad mis padres me dijeron que yo había estado en el buque '9 de julio' y entiendo el dato preciso lo tuvieron a través de Altamirano. PREGUNTADA: por otros datos que pudiera aportar del marino de apellido CASIN. CONTESTO: era Teniente o Capitán. Estaba como encargado del barrio 'Puerto Rosales' de la Base Naval Puerto Belgrano donde vivían mis padres. Su familia también vivía allí. Ese barrio ya no existe más. PREGUNTADA: para que diga si efectuó en su oportunidad denuncia de su caso a la CONADEP y si tramitó la obtención de algún beneficio por haber sido privada de su libertad. CONTESTO: no efectué presentación a la CONADEP. Efectué un trámite para obtener indemnización de la ley 24.043 pero no me pagaron por haber sido mi detención clandestina y no tener yo forma documentada de probarla. Nadie de mi familia presentó habeas corpus por mí. PREGUNTADA: para que diga si María Rosa Tolosa, Alberto Imaz o Alejandro Ulla viven actualmente. CONTESTO: Ana María Rosa Tolosa -ese es el nombre correcto- y Alejandro Ulla están desaparecidos. Entiendo Alberto Imaz vive pero no sé dónde. Juan Carlos, el hermano de Jorge Tulli, me comentó que lo vio en un acto por los derechos humanos. Juan Carlos ya declaró en la Fiscalía. A raíz de su testimonio yo fui a declarar después..."

    3. Declaración testimonial del Juicio por la Verdad de Alberto Jorge Pellegrini, del 25/06/01, de fs. 1358/1354, Cuerpo 7:

    En la misma da cuenta de las mismas circunstancias de cautiverio relatadas por Sebeca y del trato humillante al que eran sometidas las mujeres, así relata:

    “…Aterriza el avión, de nuevo a un micro, me llevan a un sitio extraño que cuando cierran la puerta y siento que estoy solo me dicen “te podés sacar la capucha”. Era un camarote de un barco, de un barco destruido que estaba como para desguace. Había cuchetas, una pileta y el camarote estaba semiinundado, con aguas pestilentes. En ese lugar estoy durante meses. Había mucha gente en ese barco y había una rutina de higiene muy particular. Yo estaba con la misma ropa con la que me habían detenido y ya había pasado un mes; cuando me hacían duchar lo único que se me ocurría era darme vuelta la camiseta y en este sitio me dan una ropa como de marinero, un traje blanco, mandan la ropa a lavar y me la devuelven. Me habían cambiado las esposas por unas cadenas con dos candaditos que me permitían abrir un poco más las manos y había una rutina que era la siguiente: cuando uno pedía ir al baño venían y golpeaban la puerta, uno tenía que ir a la pared que daba frente a la puerta, ponerse con las manos en la pared, abrir las piernas, entraban, ponían la capucha y me iban guiando por el barco donde es complicado desplazarse porque cada vez que había una puerta hay un escalón, me iban llevando arrastrando con las cadenas y me decían “levantá el pie” y así hasta que llegaba al baño. Pasados unos días en el barco se empezaron a acumular en unos baldes algodones de las mujeres que menstruaban y pasados unos días el olor era insoportable. Ahí empezamos a tener sólo una comida por día y otra cosa impresionante era la convivencia con los roedores. El camarote estaba siempre con un foco encendido porque ellos espiaban permanentemente por la mirilla…

    Cuando a mí me trasladan en avión a Puerto Belgrano no sé por qué cuernos estaba creído que era Rosario y un día cuando estoy en el baño agarro un papel de los que envolvían los algodones y era La Nueva Provincia. Me sentí horrible, como que estuve equivocado dos meses; no tenía la menor importancia pero no sé, me sentí horrible…

    Sr. Juez: Ahí usted tuvo conocimiento firme de que había muchas mujeres por lo que ya comentó. ¿Esas mujeres fueron trasladadas con otros hombres la noche anterior a que a usted le dijeran que iba a recuperar la libertad? ¿Eran muchas personas las que había allí?

    Sr. Pellegrini:Sí, sí, sin duda porque en un momento se juntaban como dos baldes metálicos llenos de algodones envueltos, como para dar una idea de la cantidad. Inclusive cuando me dijeron que me había salvado y que el día anterior se habían llevado la gente, yo pregunté adónde se las habían llevado, me dijeron “distintas suertes, uno están en prisión, otros ya no están”. Eso ligado al comentario de que mi “prontuario” eran dos páginas solamente, digo que existió como una clase de juicio, habían evaluado quién sí y quién no…”.

    Documental:

    1. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria de Graciela Susana Sebeca, y Legajo DIPBA de Graciela Susana Sebeca, de fs. 3327/3348.

    "...Respecto de Graciela Susana Sebeca no se localizó ficha personal, pero se encontró información referida a su persona en la información digitalizada que posee el archivo: Mesa "DS", Carpeta Varios, Legajo N 15.495, caratulado "Solicitud de Paradero de Andisco, Carlos Alberto y 5 personas más". El legajo comprende la solicitud y las respuestas correspondientes de los organismos policiales, efectuadas entre febrero y mayo de 1980, acerca del paradero de Graciela Susana SEBECA. En todos los casos la respuesta es negativa..."

    En conclusión de acuerdo a la prueba colectada, es dable tener por acreditado que Graciela Sebeca es secuestrada el 13/03/76 por personal armado de la Base Naval Ushuaia y trasladada al día siguiente en un avión de la marina hasta la Base Aeronaval Comandante Espora y de allí al CCD que funcionó en la Base Naval Puerto Belgrano, alojada en el buque ARA "9 de Julio" allí amarrado, luego enviada al Batallón de Comunicaciones 181 dependiente del Comando Quinto Cuerpo de Ejército de Bahía Blanca, siendo sometida a vejaciones y tratos inhumanos, para ser finalmente liberada ese mismo año.


    III.13.- RAUL SPADINI

    El 26 de marzo de 1976, mientras se encontraba en su lugar de trabajo, en el Taller Aeronaval Central ubicado en cercanías de la Base Aeronaval Comandante Espora, aproximadamente a las 13.00hs. se hicieron presentes varias personas portando armas, las que procedieron a subir a Spadini a un automóvil Ford Falcon, siendo secuestrado y trasladado a las dependencias de la Policía de Establecimientos Navales en la Base Naval Puerto Belgrano.

    De allí es trasladado al Buque ARA 9 de julio, permaneciendo allí en condiciones infrahumanas, junto a varias personas más, entre ellos , siendo posteriormente liberado el 27 de marzo de 1976.

    Mientras estuvo cautivo, sufrió diversos padecimientos, como ser: amenazas de muerte y de tortura constantes, golpes e insultos, estuvo maniatado, y encapuchado, sin poder hablar, moverse, dormir, padeciendo toda clase de torturas que derivan de la condición de cautiverio.

    Todo lo narrado se encuentra corroborado por la siguiente prueba:

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial de Raúl Spadini, del 26 de octubre de 2007, ante la Unidad Fiscal, de fs. 1132/1133vta, en la misma manifiesta:

    Que en el año 1974… por ese entonces trabajaba en la Municipalidad de Coronel Rosales, y decidió volver a su trabajo en la Armada Argentina, desempeñándose en la que se conocía como “aviación vieja”, siendo uno de los operarios de ese lugar el Señor Edgardo Carracedo… dos o tres días después del golpe de estado del 24 de marzo de 1976… se hace presente en el lugar de trabajo del declarante, aproximadamente a la hora 13.00, un automóvil Ford Falcon de la Policía de Establecimientos Navales… que a bordo del automóvil fue llevado al Puesto de la BNPB, a la dependencia de la Policía de Establecimientos Navales… a la media hora de permanecer allí, le colocaron una capucha y en esas condiciones fue introducido en un automóvil, advirtiendo el dicente que se dirigían hacia el muelle de la BNPB…el declarante fue conducido hacia arriba de un buque… luego se enteraría que era el ARA 9 de Julio… fue colocado en un camarote acondicionado para calabozo… al llegar a ese lugar al declarante le sacaron la capucha y pudo ver que allí se encontraba Edgardo Carracedo, a quien conocía por haber sido compañeros de trabajo, con quien hablo en ese momento… permaneció un día mas en el calabozo junto a Carracedo y recién al otro día, luego de escuchar que se mencionara su apellido, los guardias abrieron la puerta del calabozo, encapucharon al dicente y lo hacen bajar del barco… fue preguntado donde prefería ser liberado…”.

    2. Declaración testimonial de Raúl SPADINI, del día 17 de diciembre de 2007, de fs. 1272/1276 desarrollada en el Juzgado, en la misma manifestó:

    "...MANIFESTANDO SER Y LLAMARSE RAUL SPADINI de nacionalidad argentina, L.E. 5.435.507 -que exhibe y se le devuelve-; nacido el 5/02/1929 en la localidad de Punta Alta, Partido de la Provincia de Buenos Aires, estado civil casado, hijo de Cristóbal (f) y de Aurora Gracia (f), jubilado, domiciliado en Mitre 496 de Punta Alta. PREGUNTADO si le comprenden las generales de la ley que se le explican CONTESTA que no le comprenden. EXHIBIDA que le es su declaración efectuada en la Fiscalía General obrante a fs. 1132/1133 de estos autos, es PREGUNTADO si la ratifica o rectifica, y CONTESTA la ratifico en todo. PREGUNTADO si en esas circunstancias reconoció al algún policía o personal militar CONTESTA no, nada. No recuerdo. PREGUNTADO cómo supo que se trataba del ARA 9 de Julio CONTESTA por haber estado tanto tiempo trabajando en la Aviación Vieja y por comentarios de gente de Arsenal, que se ve que ellos fueron los que han trabajado para preparar el buque, porque estaba radiado de servicios PREGUNTADO para que diga si fue interrogado CONTESTA no, en ningún momento. Me tuvieron ahí y al otro día a la madrugada me sacaron. Entré a la una y media a Espora, me habrán ido a buscar a las dos, y a pasé una noche y media, porque al otro día me largaron a las tres de al mañana, más o menos. Yo hice un curso de inteligencia, que fue una charla de unas dos horas, cuando me trasladé a Inglaterra por casi un año, como personal civil de la Armada. El curso en Inglaterra fue en una fábrica, en la ciudad de Coventry. Yo me defendía con el inglés, mi señora que fue conmigo, sí sabe hablar inglés. PREGUNTADO: para que diga si mientras estuvo en un camarote del buque estuvo encapuchado o esposado CONTESTO: no ni encapuchado ni esposado. PREGUNTADO por Carracedo CONTESTA estaba en el camarote cuando llegué y quedó cuando me fui. PREGUNTADO: para que diga cómo era la comida. CONTESTO: normal, pero comía poquito. PREGUNTADO si los utensilios tenían alguna identificación CONTESTA no. No recuerdo. He visto tantos platos ahí en Marina. PREGUNTADO si tuvo revisación médica y por las características físicas del médico CONTESTA me vio un médico en el mismo camarote, me preguntó si tomaba algún remedio, si era alérgico. Tenía camisa azul y pantalón azul. Me vio a cara descubierta, pero no lo conozco. PREGUNTADO si volvió a ver a alguna de las personas que lo detuvieron o custodiaron, CONTESTO no volví a ver a nadie, porque éramos otro destino nosotros, estábamos en Espora. PREGUNTADO si sufrió alguna persecución luego de su liberación CONTESTA no, nunca. Igual que cuando estaba en actividad. PREGUNTADO si tenía actividad gremial CONTESTO no, nada. Me dijeron que se habían equivocado conmigo. PREGUNTADO si volvió a ver a alguno de sus compañeros de cautiverio, CONTESTO solo ví a Carracedo y después supe de otros. Después de muchos años me volví a encontrar con Carracedo. PREGUNTADO si realizó alguna denuncia o presentación en organismos de Derechos Humanos o en la Justicia CONTESTA no, nunca. Mi mujer estaba por tener familia y estaba en la casa de los padres. PREGUNTADO si nunca hizo un trámite para cobrar una indemnización CONTESTA no, porque no supe nunca sobre eso PREGUNTADO cómo se entera su familia de que estaba detenido CONTESTA porque compañeros de trabajo le fueron a avisar a mi señora que me habían ido a buscar. PREGUNTADO para que diga si el Taller Central está en la Base Aeronaval CONTESTA es otra cosa EXHIBIDA la imagen satelital que se agrega, el compareciente señala con el número 1 el lugar donde se encontraba la garíta de la Policía de Establecimientos Navales al que fue llamado -para que saliera del taller y se presentara- y donde lo esperaba el Ford Falcon en que fue detenido. El testigo señala con el número 2, la ruta que tomó el automóvil hacia Puerto Belgrano. EXHIBIDAS las fotografías obrantes a fs. 994/1010, a fs. 996, reconoce en ellas el Puesto N 1 de la entrada a la Base Naval Puerto Belgrano; en la segunda fotografía de fs. 997, reconoce las oficinas en las que se hace el trámite para sacar pases, el TIN; en las fotografías de fs. 999 reconoce el interior del establecimiento de la Policía Naval. En la imagen satelital que se agrega a continuación, señala las dependencias de la Policía de Establecimientos Navales y MANIFIESTA: ni bien pasadas las vías del ferrocarril a mano izquierda. Una parte del Servicio de inteligencia funcionaba allí. A mí me entraron por donde ahora es la parte de verificación de los automotores. PREGUNTADO sobre el recorrido que hizo el automóvil CONTESTA por el olor al agua salada, no podía ser otro destino que el muelle. PREGUNTADO para que diga si sabía que se estaba acondicionando el 9 de Julio CONTESTA después que me largaron me lo dijo gente que había trabajado en el acondicionamiento PREGUNTADO para que diga que significa acondicionamiento CONTESTA había nada más que dos cuchetas. Tenía una puerta con una cerradura que hacía mucho ruido, eso no es normal en un buque. Se usan trancas como los portones de campo. Era un camarote ciego, cerrado, sin aberturas. Había una lamparita con luz tenue. No hablé nada con Carracedo. Estaba muy nervioso. Cuando me sacan, me sacan encapuchado y me ponen el cinturón. Recuerdo que bajé una escalera cuando me sacaron -no recuerdo muy bien porque estaba muy nervioso-, fue un trayecto corto. EXHIBIDA la foto satelital de las dársenas, el testigo señala el lugar de la grúa con el nro. 1. EXHIBIDAS las fotos de fs. 1006, en la primera, la tercera, la quinta, y la séptima, el testigo señala el lugar donde estaba la grúa y donde estaba anclado el ARA 9 de Julio. En las fotos de fs. 1005, señala en la segunda el lugar donde estaba la grúa a la que hizo referencia y en la quinta: "el edificio que le dicen de víveres secos". PREGUNTADO para que explique sobre el curso de inteligencia que realizó CONTESTA todo estaba en clave, por eso lo tuvimos que aprender. PREGUNTADO para que diga qué oficial le da la libertad en el Puesto 1 CONTESTA Salí encapuchado hasta una cuadra y media antes del destino que pedí que me dejaran. Para mí fui en una camioneta. Me dijeron que caminara para adelante y no me diera vuelta. Eran las tres de la mañana. PREGUNTADO para que diga si reconoció la voz de alguien estando en el buque CONTESTA no. EXHIBIDA -ampliada -la imagen del diario La Nueva Provincia del jueves 27 de mayo de 1976 en donde hay varias fotografías, es PREGUNTADO para que diga si reconoce allí a Carracedo, a lo cual el testigo señala con el nro. 1 la fotografía que reconoce como de Carracedo. PREGUNTADO para que diga por qué supone que fue arrestado CONTESTA después de muchos años, me imaginé que me habrían puesto un micrófono oculto para sacarle algo a Carracedo, pero no deben haber obtenido nada porque no hablamos de nada. Después de muchos años, me imagino eso...".

    3. Declaración testimonial de primera instancia de Edgardo Daniel Carracedo, del 9 de octubre de 2007, de fs. 880/885:

    En la misma da cuenta de haber compartido cautiverio con Raúl Spadini en el Buque ARA 9 de julio:

    “… PREGUNTADO si estuvo solo en el camarote CONTESTA de entrada sí. Pasadas unas horas me dicen que agache la cabeza, abren y entra una persona. Cuando me doy vuelta me encuentro con Raúl Spadini, compañero del mismo taller, que actualmente vive en Mitre 496 de Punta Alta. Estuvo tres o cuatro horas conmigo. Este compañero tiene cigarrillos, fumamos uno cada uno, y me regala el atado de él que quedaban dos cigarrillos y un fósforo. Como yo tenía frío me prestó su campera. Vuelven a golpear la puerta de nuevo, de nuevo gritan "contra la pared" y "las manos en la nuca", y le dicen a Spadíni, que ponga las manos hacia atrás y lo encapuchan y se lo llevan y vuelven a cerrar la puerta. Quedo solo…”

    Documental:

    1. LEGAJO DE SERVICIOS: A fs. 3169/3172: el Ministerio de Defensa remite al Juzgado el Legajo de Servicios de Spadini que es agregado por resolución de fs. 3034/3168.

    2. Informe del Estado Mayor General de la Armada: de fs. 2104/2105, Cuerpo 11, se encuentra agregado el informe fechado en Buenos Aires el 9 de mayo de 2008 elevado por el Jefe del Estado Mayor General de la Armada -Almirante Omar GODOY- al Ministerio de Defensa que dice:

    "...Los Agentes Civiles Raúl SPADINI y Raúl Edgardo Daniel CARRACEDO prestaron servicios como Personal de Producción, Clase I Oficial - Mecánicos Motoristas Especializados en el Taller Aeronaval Central (TAC)... procediéndose al cese del segundo, con fecha 01 de abril de 1976, a tenor del artículo 38, inciso 3, del Estatuto del Personal Civil de las Fuerzas Armadas ("Razones de seguridad para las Fuerzas Armadas")...".

    De la prueba colectada y demás constancias obrantes en autos, se encuentra acreditado que Raúl Spadini fue secuestrado el 26/03/76 mientras se encontraba en su lugar de trabajo, aproximadamente a las 13:00 hs., al hacerse presentes tres sujetos que lo subieron a un automóvil Ford Falcón y lo trasladaron a las dependencias de la Policía de Establecimientos Navales en la Base Naval Puerto Belgrano y detenido en CCD que allí funcionaba particularmente en el buque ARA "9 de Julio" allí amarrado y liberado el 27/03/76.


    III.14.- CASOS NORBERTO EDUARDO ERALDO Y ERALDO EDUARDO ERALDO

    Norberto Eraldo (hijo) fue secuestrado mientras viajaba en un colectivo desde la ciudad de Mar del Plata a Bahía Blanca en abril de 1976. El vehículo fue detenido por un grupo de personas que vestían uniformes de la Armada Argentina (Infantería de Marina), quienes le colocaron una manta en la cabeza y lo subieron a un automóvil. Luego fue trasladado a la Base Naval Puerto Belgrano, donde permaneció detenido solo y encapuchado en un camarote del buque ARA “9 de julio” donde fue interrogado y sujeto a tormentos. Aproximadamente 23 días después fue puesto en libertad.

    El 31 de agosto de 1976 a la madrugada fue nuevamente privado ilegalmente de su libertad, mientras se hallaba en su domicilio de la calle O'higgins 793 de Bahía Blanca, por un grupo de 5 personas encapuchadas y armadas que se identificaron como pertenecientes a “Coordinación Federal”. Tras intimidar a sus padres y hermanos, los individuos lo ataron y lo subieron a un automóvil, llevándolo a un centro clandestino de detención dependiente de la Armada.

    Aún permanece desaparecido, lo que sumado a las numerosas evidencias, tratamientos similares que recibieron otras víctimas, lo probado en el resto de las causas que tramitan en el país y en el extranjero, nos lleva a la conclusión que estando privado ilegalmente de su libertad, fue ejecutado por sus captores utilizando algunos de los medios y métodos de los que habitualmente se valían, ocultando luego su cadáver en procura de la impunidad de sus autores.

    Vale destacar que para llevar adelante este tramo de su ilícito obrar, se valieron de lo que tenian a su alcance, participando de diferente forma varios integrantes de las fuerzas de tareas, grupos y unidades de tareas, últimándolo aprovechando la situación de indefensión que ellos mismos habían causado a partir de la forma en que lo tenían en cautiverio.

    Eduardo Eraldo (padre), fue secuestrado el 06 de octubre de 1976, cuando al regresar a su vivienda en un citroen conducido por Osvaldo Binini y casi al bajarse cerca de la cancha de Olimpo aparecieron 2 personas de civil, portando armas las que por la fuerza lo introdujeron en un vehiculo y lo trasladaron al CCD de la Base Naval de Puerto Belgrano y lo alojaron en la 7º Bateria de Infantería de Marina, donde fue sometido a todo tipo de malos tratos y vejamenes. Siendo posteriormente liberado el 6 de diciembre de 1976.

    Todo esto se encuentra corroborado por la siguiente prueba:

    Documental:

    1. Causa 56065 caratulada: “Rodríguez de Eraldo Florentina denuncia privación ilegal de la libertad en Bahía Blanca” (Legajo 1292) ante el Juzgado en lo Penal Nº 2 del Departamento Judicial Bahía Blanca a cargo del Dr. Francisco BENTIVEGNA, Secretaría Nº 4 del Dr. Enrique José MONTIRONI

    a) Declaración de Vilma Alcira BLANCO de MARTÍN: El 26 de octubre de 1976 compareció Vilma Alcira -argentina, instruida, ama de casa, de 42 años, casada, domiciliada en O'Higgins 787 BBca., LC 3.560.048- a fs. s. 19/19vta. ante el Comisario Enrique Oscar GONZÁLEZ a cargo de la instrucción, declarando a fs. 19/19vta. lo siguiente:

    “...Que desde hace seis años a la fecha que se domicilia en el lugar, juntamente con su familia; que aproximadamente un año después llegó al lugar una familia de apellido ERALDO, integrada por el matrimonio y tres hijos varones, dos de los cuales ya eran grandes, mientras que uno era pequeño.- Que como vecinos le merecían el mejor de los conceptos ya que nunca tuvieron problemas de ninguna índole con nadie en el lugar, aclara que su trato se limitaba solamente a los saludos diarios, no llegando a entablar ningún tipo de amistad.- Que el mas grande de los hijos de aproximadamente 23 años se encontraba estudiando en la Universidad de esta ciudad Ciencias económicas, mientras que el segundo estudiaba secundario, que no puede decir exactamente que clase de persona era el hijo mayor de la familia Eraldo, llamado NORBERTO EDUARDO, al que decían “bocha”, ya que era un muchacho que estudiaba, no tratándose prácticamente con nadie, limitándose solamente a saludar educadamente casa vez que veía a algún conocido.- A esta altura interrogada al respecto del hecho que motivara la presente causa DICE: que no recuerda el mes , pero si que fue en el año 1976, en horas de la noche, y en circunstancia que se hallaba acostada, juntamente con su familia sintió golpes y gritos en la casa vecina, personas estas que manifestaban “abran la puerta que somos del Comando” no recordando nada mas, debido al momento de nervios; que ante este incidente, la dicente y su esposo prendieron la luz no llegando a asomarse a la ventana, ya que del exterior recibieron la orden de apagar la luz y seguir durmiendo, motivo por el cual la que habla y su familia cumplieron la orden dada, enteradas al otro día que esas personas se habían llevado al hijo mayor de la familia Eraldo, no pudiendo saber nada mas al respecto.- Que a los tres meses de ocurrido esto la familia se mudo de barrio, ignorando el actual domicilio. Que lo manifestado es todo cuanto puede decir al respecto...”

    b) Declaración de Horacio Osvaldo CESARI: A fs. 20/20vta, corre agregada la declaración del 26 de octubre de 1976 prestada por Horacio Osvaldo -argentino, instruido, de 38 años, domiciliado en O'Higgins 796 BBca., casado, comerciante, CF 6592310- ante el Instructor

    “...que se encuentra residiendo en el lugar mencionado desde hace diez años a la fecha, juntamente con su familia.- Que en el año 1974, aproximadamente llegó al barrio una familia de apellido ERALDO, integrada por el matrimonio y tres hijos varones, uno de mas o menos 27 años y los otros mas chicos.- Que esta familia le merece buen concepto ya que en ninguna oportunidad tuvieron problemas con nadie en el lugar, no llegando a hacer amistad con ninguna otra familia; que recuerde también la presencia en el hogar de los Eraldo de una chica de aproximadamente 24 o 25 años, ignorando la relación que esta persona tenía con la familia.- Que en varias oportunidades observó que el mas grande de los hijos de esta familia salía con libros, suponiendo el que habla que se dirigía a estudiar, ignorando la carrera seguida y lugar de estudio; sí sabe que esta persona y la chica mencionada en una oportunidad pretendieron venderle pulloveres, ya que parece que se dedicaban a eso, siendo esto lo único que puede decir al respecto, ya que como manifestara anteriormente era una familia que no llegó a entablar amistad en el barrio, no dejando por ese motivo de ser buenos vecinos.- Interrogado con respecto al hecho en sí DICE: Que la noche que ocurrió el incidente que motivara la presente causa, no pude aportar datos de interés ya que esa noche no se enteró de nada, tomando conocimiento del hecho al otro día por comentarios que se hacían en el barrio y que eran diversos...”

    2. Causa 233 (Causa 145 CFABB) “Eraldo Norberto Eduardo s/ Recurso de hábeas corpus”: Ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Jorge Francisco SUTER, Secretaría del Dr. Carlos Octavo MALTA -actuando como Fiscal el Dr. Luis Ramón DARDANELLI ALSINA-, el 17 de julio de 1980 en forma manuscrita Florentina RODRÍGUEZ de ERALDO presentó a fs. 1/1vta. el segundo recurso de hábeas corpus en favor de su hijo Norberto Eduardo ERALDO.

    A fs. 22 con fecha 14/08/80 Florentina Rodríguez de Eraldo declaró ante el Juez SUTER lo siguiente:

    “…Que su hijo Norberto Eduardo Eraldo… (cursaba la carrera de Ciencias Económicas en la Universidad Nacional del Sur) y a la fecha de su desaparición, acaecida en la madrugada del 31 de agosto de 1976, trabajaba junto con su progenitor como concesionario del comedor y del bar del Hotel Belgrano de Bahía Blanca. Que a esa misma fecha su fijo se domiciliaba, junto con la dicente, su padre y dos hermanos más, en cale O'Higgins 793, planta alta, de esta ciudad… Que inmediatamente después de la desaparición de su hijo, efectuó la respectiva denuncia en la Seccional 1ra. de Policía de la Provincia de Buenos Aires, con asiento en esta ciudad. Inmediatamente después se apersonó en la Policía de la Base Naval de Puerto Belgrano y en la Base Aeronaval de Comandante Espora. Que en Puerto Belgrano no levantaron acta alguna en ocasión de su presentación, manifestándolo únicamente que harían las averiguaciones pertinente, las que arrojaron resultado negativo. Que amén de ello escribió al Comandante del Vto. Cuerpo de Ejército solicitando información sobre el paradero de su hijo, siéndole contestado que en dependencias de esa unidad militar, aquél no se encontraba detenido. Finalmente se presentó ante el Ministerio del Interior de la Nación, en las oficinas sitas en calle Hipólito Irigoyen 757 de la Capital Federal, donde inició el trámite tendiente a ubicar el paradero de su hijo. Que esa presentación cree la efectuó en el año 1977. Y hasta el momento no ha obtenido resultado positivo. Pese a ello periódicamente concurre a la dependencia citada donde se le informa sobre las novedades registradas, es decir sobre las averiguaciones realizadas con la finalidad de ubicar el paradero de su hijo…. Que en la madrugada del día 31 de agosto de 1976, siendo aproximadamente la una de la madrugada, y mientras la totalidad de la familia se encontraba en reposo, escucharon timbrazos en la puerta de acceso a la finca, que le llamaron la atención por su frecuencia e insistencia. Que por tal motivo, por las persianas que dan a la calle se fijaron quiénes eran los autores de la llamada, alcanzando a ver a su esposo y su hijo mayor Norberto, que se trataba de varias personas encapuchadas y que portaban armas largas. Ante tal situación su cónyuge e hijo, atemorizados al igual que los restantes componente de la familia por lo que pudiera ocurrir, a través de un patio interior pasaron hasta la casa de un vecino de apellido Martín, y allí solicitaron a la señora que llamara por teléfono de inmediato al Comando Radioeléctrico en procura de ayuda, regresando ambos a su domicilio. Que en ese ínterin el segundo de su hijos había abierto la puerta de calle, previo a interrogar “quién es'“, y serle respondido “Coordinación Federal”. Que penetraron a la casa cinco o seis encapuchados, y apuntándoles con las armas que llevaban obligaron a la deponente a tirarse de boca sobre la cama. Que al llegar su esposo y su hijo mayor, dichas personas apuntaron al segundo de ellos, indicándoles a los restantes miembros del grupo familiar que se encerrasen en uno de los dormitorios, lo que así hicieron. Que posteriormente una de las personas que había ingresado al domicilio le pidió a la dicente que le diera ropa para que su hijo se vistiera. Más tarde volvieron a abrir la puerta del dormitorio y les indicaron que durante quince minutos no debían salir ni gritar ni dar aviso a terceros, bajo la amenaza de volarle la cabeza a su hijo. Instantes más tarde escucharon que las personas se retiraban del lugar, dándoles la impresión por los ruidos que escucharon que eran varios los automóviles que emprendían la marcha. Que al día siguiente la señora de Martín le comentó que efectivamente había llamado al Comando Radioeléctrico, tal como se lo había pedido en la circunstancia ya narrada, y que de dicho Comando le habían contestado que se trataba de un operativo militar y que en consecuencia apagaran las luces y se quedasen adentro. Asimismo el propietario de la casa que habitaban la declarante y su familia, señor Di Noto, quien habita la planta baja del mismo domicilio, le dijo que al sentir el movimiento en horas de la madrugada, había alcanzado a ver por entre las persianas que dan a la calle, que había un automóvil estacionado entre las sombras que dan a los árboles de la calle, y que presuntamente su hijo, atado, había sido introducido en dicho automóvil, que según pudo divisar, era de color celeste. Además de eso, le informó que había más personas encapuchadas en la vereda…”

    3. Otras causas: Lo hasta aquí trascripto se repitió en la Causa 318 L.13 F:104 “Eraldo Norberto Eduardo s/ Averiguación privación ilegal de la libertad u homicidio” iniciada el 16/10/80 ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca, a cargo del Dr. Jorge Francisco Suter, Secretaría del Dr. Daniel José Labastía; en la Causa 09(20) “Eraldo, Norberto Eduardo y Mantovani de Montovani Martha Nélida s/ Privación ilegal de la libertad, torturas” iniciada el 15/06/87 ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Álvarez Canale, Secretaría 2 del Dr. Daniel José Labastía (Expte. 297/87 “Eraldo Norberto Eduardo, Mantovani de Montovani, Martha M. s/ Investigación Privación Ilegal de la libertad, tormentos, etc.” agregado por cuerda a la causa 318; en el Expte. 21449/95 “Eraldo Norberto Eduardo s/ Ausencia por Desaparición Forzada” ante el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil Nº 71 de la Dra. Hortensia D. T. Gutiérrez Poses, Secretaría Única, sito en calle Uruguay 714 P.6º de Capital Federal donde a fs. 58 se dictó sentencia el 22/04/95 declarándose su ausencia por desaparición forzada el día 31/08/76 (v. fs. 1732) y en el Expte. 82954/96 “Eraldo Norberto Eduardo s/ Sucesión Ab Intestato” el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil Nº71 Secretaría Única.

    4. Secuestro y cesantía de su padre: ERALDO Eduardo Eraldo -padre de Norberto Eduardo- concesionario del bar y restaurante del Hotel Belgrano de esta ciudad y Agente Civil del Taller Aeronaval Central (TAC) lindero a la Base Aeronaval Comandante Espora (BACE), fue secuestrado el 06/10/76 cuando al regresar a su vivienda en un Citroen conducido por Osvaldo BININI y casi al bajarse cerca de la cancha de Olimpo aparecieron 2 personas de civil, uno con un arma en la mano, por la fuerza lo empujaron al asiento de de atrás de un coche y lo llevaron al CCD que funcionó en la Base Naval de Puerto Belgrano y alojado en la 7º Batería de Infantería de Marina, siendo liberado el 06/12/76.

    a) Declaración: El 17/10/97 en la Subsecretaría de Derechos Humanos y Sociales del Ministerio de Interior, ERALDO padre bajo juramento de decir verdad manifestó:

    “Todo comenzó cuando al mes de secuestrado por segunda vez mi hijo NORBERTO EDUARDO ERALDO, el día 6 de octubre de 1976, alrededor de la 1 de la madrugada, yo venía con unos muchachos que me traían, era una pareja de novios OSVALDO BININI y su novia de apellido BADIA, hoy en día están casados. Ellos me traían en un citroen del Hotel Belgrano que yo tenía la concesión del Bar y Restaurante. Yo también trabajaba en el Taller Central Aeronaval de Comandante Espora. Los chicos me llevaban del Restaurante a mi casa que estaba al lado de la cancha de Olimpo en ÓHiggins 793de Bahía Blanca. Cuando para el auto antes de bajarme aparecen 2 personas de civil, uno con un arma en la mano, me sacan a la fuerza, me llevan para la parte de atrás, había otro coche y me tiran en la parte de atrás de ese otro coche, había más o menos 5 personas, me meten en el asiento de atrás, me tiran una manta encima y me ponen los pies tres personas encima. A la pareja no le hacen nada. Creo que fueron ellos los que le llamaron después a mi señora para avisarle. Me pasearon con el coche durante una hora aproximadamente. Hicieron algunas paradas así como pantomimas. Cruzamos unas vías, y creo que son las que van para la Base Naval de Puerto Belgrano y, a mi criterio entramos a ese lugar y fuimos hasta la parte que corresponde a Infantería de Marina y fuimos a unas casamatas, lugares subterráneos donde se guarda material bélico. Era la séptima casamata. Mirado desde el aire parecen lomas y no construcciones. Yo conocía el lugar, no debe olvidarse que la primera vez que secuestraron a mi hijo lo tuvieron ahí secuestrado. Con el tiempo, un señor que consulté que se llama Cereijo, el me confirmó que había estado allí y me enseñó un planito porque él estuvo en la séptima batería donde el tiene puesto el lugar exacto donde estuvimos secuestrados. Este señor es el padre de Nancy Cereijo, que la mataron y yo la había conocido en el restaurante. Él es militar retirado y él recuperó el cadáver, salió como un enfrentamiento en la provincia de Buenos Aires. Hace como 15 años él me lo dijo cuando yo fui a verlo especialmente. Yo el lugar lo conocía bien, hasta por el olor de los eucaliptos, y había como una cuesta de arena, porque cuando pasaban los camiones por el ruido se notaba que hacían mucha fuerza. Yo en esa época tenía 46 años pero me decían EL VIEJO. No había duda que me conocían muy bien. Cuando hablaban entre ellos me hacía acordar de mi época de soltero. Eran militares, dijeron una vez, no le preguntes más al viejo porque te va a adivinar hasta el número de matrícula. Los militares tenían matrícula. Cuando llegamos al lugar de detención me desnudan y me vendan los ojos con algodones y vendas. Había columnas yo apoyaba la cabeza contra la columna. Me tienen dos días solo en es lugar, sin darme nada, ni ir al baño. Cuando me quería agachar me golpeaban. Viene uno y me agarra del cuello y me dijo “ahora vas a ir al interrogatorio fuerte. No digas nada porque si decís algo te van a matar.” Me llevan a un interrogatorio, fui interrogado, fueron como dos o tres días, me preguntaban por toda la gente que yo conocía, por un compañero Ulises Gelos que en el 75 le dieron la opción para salir del país, por mi señora, por mis hijos, por todos los compañeros, qué hacía. Yo me hice esta idea yo no sé nada. Si me van a matar, me van a matar lo mismo. Me preguntaron mucho por eso. Me hacían ver fotos. No alcanzaba a verlas, así que yo decía todo no. Me torturaron, estuve en la parrilla y colgado como Cristo en la pared con alambres. Esos fueron los interrogatorios más pesados. Cuando estuve colgado yo vi la muerte de cerquita. Fue como una semana, ya no aguantaba más, las manos lastimadas con los alambres, creo que perdí el conocimiento. Siento que me despierto y siento un pinchazo. Me preguntan porque no dijiste que tenías problemas con el corazón? Yo dije porque ustedes no me lo preguntaron. Pero no era así, yo no tenía nada en el corazón. Ellos me estaban desatando. Yo creo que fue bastante acertado porque me vistieron y me tiraron en las cuevas que habían armado para meter gente adentro. Me empezaron a dar unas pastillitas para las válvulas mitrales, que se llamaban algo de “mitral”. Me llamaron de vez en cuando para interrogarme o mostrarme fotos, me tenían algo más de consideración a pesar de seguir encadenado y esposado. Había mucha gente, veo a Patricia Gastaldi, que ha sobrevivido, se me habían aflojado las vendas, ella tenía 24 o 25 años igual que su marido Horacio Russin, que estaba desaparecido. A Patricia Gastaldi la liberan antes que a mí, estaba embarazada y me contó que la dejaron en una ruta cerca de Torquinst. Le decíamos LA TIERNA. Yo escuchaba y pregunté a uno de los guardias que le decíamos EL TIERNO que donde estaba Horacio y me dijo que lo habían trasladado de estancia. Luego supe que era que los tiraban al mar. Cuando aparecían cuerpos por Mar del Plata, yo pienso que eran ellos. De los que estaban allí al único que conocía era un concejal que lo mataron a golpes, era de barbita, el me decía cómo te fue y me dijo me están matando a golpes. Se llamaba GERARDO GARCEDO. De Garcedo me dijeron lo mismo que de Horacio. A su novia también la habían secuestrado y después la liberaron. También estaba un muchacho de nombre Néstor y de apellido Grill. El apellido me lo dijo después Patricia Gastaldi. También liberaron a una chica que había sido militante cristiana que era amiga de Patricia Gastaldi y se llamaba Diana Diez, le decían LA VIRGEN, ella murió hace unos años pero su padre sigue viviendo en Bahía Blanca. Estaba otra chica, Marta Montovani. Yo fui a declarar en la causa como testigo, Causa 297/87, ante el Juez Federal de Bahía Blanca Dr. Alcindo Álvarez Canale. Había otra pareja que la habían traído de Río Negro o de Neuquén en la caja de un camión. Eran jóvenes, casados. Ellos decían que tenían dos nenas, unos días les decían que se los habían dejado con la madre en Buenos Aires y otro día les decían que las habían matado. Había un matrimonio que era de Bahía Blanca, estaban la madre de unos 45 años, una hija que tendría a lo sumo 23 años, y un hijo joven también. Se conocían mucho con GERARDO GARCEDO. Yo a todos los oía y así los describo, a los únicos que ví fue a GASTALDI y a RUSSIN porque se me habían aflojado las vendas y escuché que decían vení y dale un beso a tu marido. Había pasado más de un mes que yo estaba allí. Yo levanto la cabeza y alcanzo a ver a Patricia de espaldas yendo hacia un muchacho joven, lindo mucho, apoyado a la pared. Ella estaba a un metro del marido para darle un beso. No ví si se lo dio porque me asusté. Cuando me encuentro con ella 19 años después y le pregunto sobre esa escena y ella me dice que cuando está casi cerca del marido la agarran de los pelos y la tiran para atrás. Era una broma. Puedo contar una que me hicieron a mí. A los 20 días de estar allí me suben a un coche y me ponen en el baúl y me dicen te vamos a liberar, me tienen una hora dando vueltas, cuando me sacan del coche hacen como que es la primera vez entraba, me desnudan, me revisan y se ríen entre ellos como si yo recién entrara. Había uno que dicen que era de Villa Mitre, era un muchacho, decía uno de los guardias que lo reconocían. A Patricia la sacaron de allí como 10 días antes que a mí; ella no se animó a decirle a mi mujer que yo estaba. Los guardias le habían dicho que yo iba a salir pronto. Había una chica que le decían la gorda, que se burlaban de lo lindo de ella, la habían secuestrado en Mar del Plata y trabajaba en una casa doméstica y estudiaba. Había otra señora mayor, que no sé quien era pero no recuerdo nada de ella. Un día me agarra uno de los guardianes, me saca la cadena y me hace caminar. Me costaba caminar. Viene una orden de arriba que vos de acá vas a salir caminando. A los días me pusieron en un cuartito una noche, a la madrugada del 6 de diciembre de 1976, me dieron un tarro de mate cocido, pan y cantaban. Una canción de La Libertad, tan fuerte que no puedo volver a oírlo. Me pusieron en la parte de atrás de un auto, con una manta y los pies encima. El mismo recorrido que cuando me traían. Me dejaron cerca de Avenida Arias en un descampado, a 10 cuadras de la entrada de Bahía Blanca. La venda floja y la mano atada con un piolín, contá hasta mil y desatate que está floja y se fueron. Todo lo que tenía puesto era ropa ajena, lo único mío era el sobretodo todo deshilachado. Los zapatos no tenían cordones y me lastimé todo los pies. Me acerqué a Bahía Blanca, primero ví un foquito. Me llevó un mes recuperar la vista. Fui a la casa a buscar a mi señora, el umbral estaba sucio de hojas y dije que mi señora no estaba allí porque no dejaba que se ensuciara. Me fui al Hotel Belgrano y miré por afuera, me acordé de un cuñado mío que vivía en Puntal Alta Francisco García y mi hermana Josefa Eraldo que vivían en Paso 50 de Punta Alta y lo llamé por teléfono. Me costó mucho llamar, yo andaba muy andrajoso y la gente cuando yo pedía una moneda la gente me eludía. Me acordé de la madre de Cachi Badia y fui a la casa y ellos se asustaron mucho. A la chica le dio un ataque de nervios. Les pregunté donde estaba mi señora y me dijo que estaba en una pensión. Pero fui a donde me dijo que estaba y al entrar me dijeron que no conocían a nadie. Me entero después que mi señora ya se había ido de allí. Vuelvo a lo de Badia y me prestaron el teléfono y le hablé mi cuñado. El me citó en la esquina de Brown y Donado. El tenía una camioneta y me vino a buscar. Me dijo que no sabía donde estaba mi señora, ella hacía poco que había tenido que dejar la concesión del bar y del restaurante. Ella, Florentina Rodríguez, estaba en el Restaurante con mis dos hijos Carlos y Alejandro y con la novia de mi hijo desaparecido Norberto, Ana María Regginato. Mi cuñado entró al Hotel a preguntar por mi señora. Un conserje le dijo que mi señora estaba en una pensión a diez cuadras del hotel. Y ahí la encontré con los hijos. Me quedé allí una semana. Mi señora me llevó a un cardiólogo que me dijo que no tenía nada. Mi señora cuando me secuestraron fue a la Comisaría 1 de Bahía Blanca. Fue a la Base Naval Comandante Espora y hizo la denuncia que tomó un suboficial de apellido Carbone o Carbonel que era de Informaciones de Marina. Había un Teniente de navío de apellido Doñati, también de Informaciones. Ellos le dijeron que la seguían para protegerla. Fue al Regimiento 5 del Ejército en Villa Floresta de Bahía Blanca. Un día un señor Risso, personal civil que estaba en Informaciones de Marina la acompañó a mi señora a la Comisaría 1 y retiró la denuncia para beneficiarme le dijo. A la semana de estar con mi señora me fui al campo de Buratovich, con el hermano de mi señora Emilio Rodríguez y ahí me recuperé un poco antes del 24 de diciembre. Me quedo hasta el día 3 de enero con ellos. Me vengo solo para Buenos Aires, a lo de mi hermana que vive en Ramos Mejía, Italia Eraldo y su esposo Antonio Fidel Villarino. Conseguí una quinta en San Miguel para trabajar, traje a mi señora y a mis hijos. Luego, pasado el tiempo vinimos a Buenos Aires y luego de varias mudanzas nos mudamos a donde resido actualmente. Mi señora hizo la denuncia por mi hijo en CONADEP, mi señora fue con las madres de plaza de mayo, presentamos por mi hijo Alejandro al presidente Menem el pedido para que no hiciera el servicio militar, se salvó y también el hijo de Líate. En la semana en que soy liberado me presenté a trabajar al Taller Central Aeronaval Comandante Espora y allí me hacen esperar en una oficina, el comandante del taller, que está a dos kilómetros de la Base Comandante Espora, era el Capitán de Navío Santiago Vignali, al que no le ví la cara porque mandó otro capitán que me preguntó que estuvo haciendo Ud. Yo dije para Uds. que saben lo que pasó estuve secuestrado pero para todos los demás estuve veraneando. Espere acá me dijo a lo mejor lo reincorporamos. Ese capitán que no recuerdo su nombre pero era el encargado de llevar a cabo la construcción del banco de prueba de motores a reacción. Llegó la orden de no sé donde y me sacan la latín que teníamos para identificarnos, llaman a tres soldados con fusiles, todo el personal me vio, de las oficinas a la ruta había como dos cuadras, me llevaron, un suboficial iba atrás, y es para morirse porque es cuñado mío Jorge Atilio Demetrio Panagiotas. Yo no lo puedo culpar del todo, pero pudo haber dicho que no que yo era el cuñado. Es la primera vez que lo digo a esto. Todo el personal salía en ese momento y me vieron. El señor que era el encargado de la entrada y salida del personal civil, era el Sr. Ronce y también me vió. Habían trabajado conmigo en el Taller Morales Carlos, que ya falleció, José Tomás, Justus. También se enteró porque iba al restaurante y había ido a la escuela con mi hijo, el Sr. Nuncio Leo. La razón de mi regreso al taller era ver si podía averiguar donde estaba mi hijo, no tuve esa oportunidad. Yo creo haber reconocido por la voz al médico que estaba en esa base, era el marido del primo de mi señora, DIANA BUNGE era su apellido. Respecto de mi hijo Norberto quiero aclarar que tenía cuando fue secuestrado 24 años, y tenía un defecto en la pierna izquierda por la parálisis infantil del año 1953. Eso lo hacía cojear levemente. Medía alrededor de 1,70 más o menos, de contextura normal, era más bien tirando a rubio y estudiaba Economía en la Universidad del Sur. Leída que le fue la ratifica y firma en el lugar y fecha “ut supra”.

    5. El haber denunciado la desaparición forzada de su hijo Norberto Eduardo como su propio secuestro a las autoridades navales fue la causa de su cesantía -a partir del 12/10/76- como Agente Civil del Taller Aeronaval Central (TAC) de la Dirección General de Material Naval.

    Esto surge del informe de fs. 2104 enviado por el Jefe del Estado Mayor General de la Armada -Almirante GODOY- que textualmente indica:

    “...Buenos Aires, 9 de mayo de 2008... Sra. Ministro de Defensa... El agente Civil Eduardo ERALDO (D.N.I. N 5.444.524) se desenvolvió como Personal de Producción, Clase I Oficial en el Taller Aeronaval Central (TAC) siendo cesanteado el 12 de octubre de 1976, a tenor del artículo 33, inciso 1, apartado j) de la Reglamentación al Estatuto para el Personal Civil de las Fuerzas Armadas (“Falta de lealtad a la Institución, autoridades o superiores”)...”

    6. La relación filial mencionada se encuentra en el Legajo 02307 del ex-Agente ERALDO remitido a fs. 3169/3172 por el Ministerio de Defensa de la Nación, donde a fs. 60/59 del mismo y bajo el título “Ficha Personal” se denuncia entre sus cargas familiares la de su hijo Norberto Eduardo:

    “...Repartición: BASE AERONAVAL COMANDANTE ESPORA... ERALDO... Eraldo Eduardo... Empleo: Plomero... Escalafón: Carrera Personal Obrero Imputación RV-50-122... Personas a su cargo: RODRIGUEZ Florentina fecha de nacimiento 17/06/28 lugar de nacimiento Ayacucho parentesco Esposa - ERALDO Norberto Eduardo fecha de nacimiento 21/03/52 lugar de nacimiento Punta Alta parentesco Hijo - ERALDO Carlos Anselmo fecha de nacimiento 23/12/57 lugar de nacimiento Hospital Naval Puerto Belgrano Parentesco Hijo - ERALDO Alejandro Fabián fecha de nacimiento 08/09/70 lugar de nacimiento Puerto Belgrano parentesco Hijo...”

    Consta en el Legajo 02307 la nota Nº 27 “R”/76 Letra TVCE,PFO de fs. 28 firmada por el Director del Taller Aeronaval Central (TAC) -Capitán de Navío Santiago VIGLIERO- y remitida desde Cte. Espora el 08/11/76 al Director de Armamento de Personal Naval.

    Allí VIGLIERO expresó:

    “...Informo que el día 8 de octubre del corriente año se presentó en este Destino la Sra. FLORENTINA RODRÍGUEZ, esposa del agente civil del Agrupamiento Personal de Producción - Oficial Clase I C Obrero Naval - ERALDO EDUARDO ERALDO - Legajo Nº 02307, quien presta servicios en este Taller.

    La causante ha radicado una denuncia referida a la desaparición por secuestro de su esposo acaecida el día 7 de octubre, del cual existen constancias en la Seccional 1ra. de la Policía de la ciudad de BAHÍA BLANCA.

    A la fecha de su desaparición, el agente ERALDO se hallaba en la siguiente situación administrativa: Licencia Anual 1976 - Cumplida total - 10 Ausentes Injustificados - 2 Justificaciones por art. 22 inc.20 Apart. c) acap. B)

    Por tratarse éste de un caso especial no contemplado en la reglamentación vigente que se aplica al personal civil de las FUERZAS ARMADAS, solicito que esa Dirección indique el temperamento a seguir con el agente mencionado.

    Dejo constancia que a la fecha no ha variado la condición de desaparecido del causante y que su boleta de haberes ha sido devuelta “Impaga”...”

    Mientras se encontraba ERALDO padre secuestrado en baterías, el 12 de octubre de 1976 el Director de la TAC -CN VIGLIERO- labró a fs. 57/56 del Legajo 02307 la siguiente acta:

    “...TALLER AERONAVAL CENTRAL - ACTA DE CESANTÍA - En COMANDANTE ESPORA, a los doce días del mes de octubre del año mil novecientos setenta y seis, y de conformidad con lo establecido en el artículo 34 del Estatuto para el Personal Civil de las Fuerzas Armadas, se procede a labrar la presente acta, por estar incurso el agente Civil ERALDO EDUARDO ERALDO -CL 1930- M.I. 5.444.524 - en lo determinado en el artículo 33 del citado Estatuto, correspondiéndole por tal causa la sanción expulsiva de cesantía.

    Se hace comparecer al causante, quien no comparece de los hechos que se le imputan, que son: Abandono de Puesto de Trabajo.

    Invitado a exponer lo que en su descargo considere, respecto a la medida a aplicar, el imputado expresa: No expone.

    Se dispone la comparencia de los siguientes testigos, quienes manifiestan: Ratifican la causa imputada al causante:

    SSIF - M.r. 100457 - Salvador CARBONE - M.I. 5.466.661

    M.R. 702721 - Arturo Carlos GIOLITTI - CL 1920 - M.I. 1.922.024

    Previa lectura y ratificación de lo expuesto por los comparecientes, firman la presente acta de conformidad, juntamente con el Señor Jefe del Departamento Personal, Teniente de Navío Don AUD Alberto O. DOÑATE...

    De lo expuesto precedentemente, resulta que al agente civil ERALDO EDUARDO ERALDO, le corresponde la sanción de cesantía por estar comprendido en el artículo 33 punto 1º inciso j) del Reglamento para el Personal Civil de las Fuerzas Armadas. Armada Argentina - Firma y Sello: Taller Aeronaval Central - Santiago VIGLIERO Capitán de Navío - Director...”

    El 12 de noviembre de 1976 y en respuesta a la nota de fs. 28 arriba transcripta, el Jefe del Departamento Personal Civil de la Dirección de Armamento de Personal Naval -Capitán de Navío Jorge Alberto ECHAVARRÍA- mediante nota Nº 27”R”/76 Letra TVCE, PFO (N.I. DIAP. LDI 2146/76) ordenó -desde Buenos Aires- al Director del Taller Aeronaval Central (TAC) a fs. 27 lo siguiente:

    “...Tomando conocimiento de lo informado precedentemente respecto a la desaparición del agente civil ERALDO EDUARDO ERALDO, y con relación a lo solicitado en el penúltimo párrafo de la nota cabeza, por orden del señor Director de Armamento de Personal Naval informe que al causante se lo deberá colocar en la situación prevista en el artículo 33 inciso 9 apartado b) del R.P.C., a partir de la fecha en que dejó de presentarse a su puesto de trabajo...”

    Lo anterior quedó en la última línea de la ficha “Anotaciones Varias” de fs. 62:

    “...Por Exp. TVCE PFO Nº 27 “R”/76 de TAC informo que el causante desapareció por secuestro según denuncia de su señora esposa, y solicitó informe la situación reglamentaria en la cual debe ser colocado, al respecto se informa que se lo debe colocar en la situación prevista el art. 33 inc. 9º) apartado b) de RPC (ver ... 2146/76)...”

    A fs. 55 del mencionado legajo se encuentra agregada la Resolución Nº 34”R”/76 Letra TVCE, PFO (DIAP, ATG Nº 224/77) que dice:

    “...BUENOS AIRES... Visto lo informado en el presente expediente y de conformidad con lo establecido en el artículo 33 inciso 1º apartado d) del R.P.C.

    EL DIRECTOR DE ARMAMENTO DE PERSONAL NAVAL DISPONE:

    Artículo 1º Declarar cesante con fecha 12 de octubre de 1976 al agente civil del Agrupamiento Personal de Producción - Clase I Oficial - Cobrero Especializado- , perteneciente al Taller Aeronaval Central: ERALDO EDUARDO ERALDO (M.I. 5.444.524).

    Artículo 2º Vuelva al Departamento Personal Civil para conocimiento, efectos y posterior archivo del mismo... Firma: Edmundo J. SCHAER Capitán de Navío Jefe Dpto. P.Sup. En aus. Sr. Director”

    En la ficha “Ascensos, bajas, etc.” de fs. 63 se anotaron los 23 años de servicios interrumpidos de ERALDO -desde plomero en 1953 hasta su empleo como Oficial Especializado en el Taller Aeronaval Central a partir de 1973- y la cesantía en la primera quincena del mes de octubre de 1976:

    Día Mes Año Empleo Escalafón Dependencia
    22 5 1953 Plomero CL. III “A” C.A.N. (B.A.C.E.)
    28 11 1973 PP CL I Oficial CL. I T.A.C.E.
    12 10 1976 Cesantía

    Artículo 33 1-J RPC Expte. TVCE PFO Nº 34 “R”/76 (DIAP ATG Nº 3841/76)

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial en el Juzgado, en la audiencia realizada el 24/10/09 a fs. 978/979, cuerpo 5, Causa 04/07, de Martha Nélida MANTOVANI, en la misma manifiesta haber compartido cautiverio en el CCD Baterias de la BNPB junto a Diez, Carcedo, Pioli, Russin, y Eraldo Padre:

    “…PREGUNTADA si reconocio a otros detenido CONTESTA especialmente a Diana porque la trataba, a Carcedo y a Cora Pioli y a Russin no. Sabía de la relación de Diana con ellos, que son amigos… En estos días supe que el obispo De Nevares fue a la casa de los Diez, y como el padre de Diana trabajaba en la Base en la parte de Talleres de Espora, es castigado sacándole el personal que tenía a cargo y trasladándolo a los talleres propios de la Base. Esto me lo comentó Perla, la hermana de Diana Diez… Después de los primeros días el único varón que se nota en el grupo era Eraldo padre; lo escuché en el patio, porque decía que sufría del corazón y el sol le hacía mal. Le decían El Viejo. Yo era La Vieja. A Diana le decía La Virgen porque rezaba el rosario….”.

    2. Declaración testimonial de Diana Silvia Diez, en Causa Nº 229, del 22 de octubre de 1987, en la misma manifiesta haber compartido cautiverio en el CCD Baterias de la BNPB junto a Russin, Gastaldi, Mantovani, Grill, Carcedo y Eraldo:

    “…PREGUNTADA para que diga si conoció a Horacio Russin, CONTESTO: -Si, mas o menos desde unos diez años antes.- Éramos amigos pero sin llegar a ser íntimos.- PREGUNTADA para que diga cómo reconoce a Russin en su cautiverio, CONTESTO: -No puedo precisar si fue la noche de mi llegada al lugar de detención o al día siguiente, es que escucho preguntar por Patricia, si había sido liberada y es cuando pregunto si se refieren a Patricia Gastaldi, es cuando una voz masculina que se identifica como Horacio, pregunta quien soy, y cuando le digo que soy Diana uno de los guardias nos expresó que no podíamos hablar por lo que nos callamos.- En los días siguientes seguimos conversando en algunas oportunidades, pero quiero dejar constancia que desde la primera vez yo había identificado la voz de Horacio Russin, el esposo de Patricia Gastaldi.- Para saber que ambos estábamos en el lugar había adoptado la clave de toser y escuché la tos del mismo hasta el martes siguiente al día de mi detención.- Ese día escuché que alguien estaba declarando por la tarde y como yo tosía y Horacio no me respondía en el momento en que nos llevaban al lugar común donde dormíamos, le pregunté a uno de los guardias por Horacio y me contestó que como necesitaban el lugar había sido liberado con urgencia.- A la mañana siguiente escuché comentarios de la gente que estaba detenida, pudiendo identificar a Marta Mantovani entre ellos, que faltaban tres personas, es decir Néstor Grill, Gerardo Carcedo y Horacio Russin y al decirles yo lo que me había informado uno de los guardias, me expresaron que ello era imposible, por cuanto lugar no faltaba y en el supuesto de que así no fuera lo más lógico era que se hubieran llevado a Eraldo, que se encontraba enfermo.- Por otra parte me expresaron que los habían sacado el martes por la noche y que temían por la vida de de ellos por cuanto se los habían llevado a los tres juntos.- Quiero dejar constancia de que pese a lo que expresara el guardia, no ingresó más gente detenida en esos días, sino solamente una persona al jueves siguiente.- PREGUNTADA para que diga si tiene conocimiento que Russin desarrollara alguna actividad política, gremial o estudiantil, CONTESTO: -No me consta.- PREGUNTADA para que diga si puedo en algún momento identificar el lugar donde estuvo detenida junto a Russin, CONTESTO: -Por comentarios de otros detenidos sabíamos que nos tenía Marina…”.

    En síntesis, de las pruebas colectadas y demás constancias obrantes en auto se encuentra acreditado que Norberto Eraldo fue secuestrado dos veces, en abril y en agosto de 1976, conducido al CCD que funcionaba en la Base Naval Puerto Belgrano, fuertemente torturado, para ser luego ejecutado y desaparecido su cuerpo, pese a las incansables gestiones realizadas por la familia en busca de su paradero. Asimismo se encuentra acreditado que Eraldo Eduardo Eraldo, padre de Norberto, fue secuestrado el 6 de octubre de 1976 por personas vestidas de civil, las que por la fuerza lo introdujeron a un vehiculo y lo trasladaron al CCD de la Base Naval Puerto Belgrano y alojado en la 7º Bateria de Infantería de Marina, donde fue sometido a todo tipo de vejamenes. Posteriormente fue liberado el 6 de diciembre de 1976.


    III.15.- CASOS MARTINELLI, LAURA SUSANA Y OLIVA, CARLOS ALBERTO:

    Carlos Alberto OLIVA fue secuestrado el 05/08/76 en el hall de la Municipalidad del partido de Gral. Pueyrredón, en la ciudad Mar del Plata. Horas más tarde, después del mediodía, Laura Susana MARTINELLI –pareja de OLIVA– fue privada de la libertad en el domicilio de Alberto Jorge Pellegrini, ubicado en la calle San Luis N 3089 de Mar del Plata, donde residía temporalmente con OLIVA. La hija de ambos, de 5 meses, fue dejada por los secuestradores en una tintorería, donde más tarde fue recogida por Esther AQUINO, hermana de la madre de MARTINELLI.

    Días antes de los secuestros, el 01/08/76 a la madrugada, un grupo de 5 o 6 personas de civil fuertemente armadas, pertenecientes a la Armada Argentina, había irrumpido en el domicilio de Lucía Natividad AQUINO, hermana de la madre de Laura Susana MARTINELLI, buscando a esta última y a OLIVA. Previamente, habían concurrido al domicilio de Esther AQUINO con el mismo propósito, llevándola luego con ellos hasta el departamento de Lucía Natividad. Revisaron ambos departamentos y al no hallar a MARTINELLI ni a OLIVA, decidieron quedarse en el domicilio de esta última, impidiéndoles desplazarse, controlándolas y amenazándolas con sus armas. Permanecieron en la vivienda hasta el mediodía del 04/08/76.

    Laura Susana MARTINELLI y Carlos Alberto OLIVA fueron trasladados a la Base Naval Mar del Plata, donde fueron sometidos a diversos vejámenes y torturas. Allí permanecieron hasta los primeros días de septiembre de 1976, son llevados via aerea hasta la Base Aeronaval Comandante Espora, siendo luego trasladados a la Base Naval Puerto Belgrano, donde también sufrieron vejaciones y tormentos.

    El 28/12/76 tanto MARTINELLI como OLIVA, por medio del decreto N 3462, fueron puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional.

    El 31/12/76 Laura Susana MARTINELLI fue muerta en un presunto enfrentamiento con fuerzas conjuntas de la Armada y el Ejército, hecho en el que también fallecieron carbonizados dos N.N.

    El 17/01/77, ambas víctimas cesaron en su situación de detenidos a disposición del P.E.N., mediante el decreto N 56.

    Carlos Alberto OLIVA aún permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación, lo que sumado a las numerosas evidencias, tratamientos similares que recibieron otras víctimas (en particular el dado a su compañera Susana Martinelli, lo probado en el resto de las causas que tramitan en el país y en el extranjero, nos lleva a la conclusión que estando privado ilegalmente de su libertad, fue ejecutado por sus captores utilizando algunos de los medios y métodos de los que habitualmente se valían, ocultando luego su cadáver en procura de la impunidad de sus autores.

    Vale destacar que para llevar adelante este tramo de su ilícito obrar, se valieron de lo que tenian a su alcance, participando de diferente forma varios integrantes de las fuerzas de tareas, grupos y unidades de tareas, últimándolo aprovechando la situación de indefensión que ellos mismos habían causado a partir de la forma en que lo tenían en cautiverio.

    Corrobora lo narrado, la siguiente prueba recolectada en la causa:

    Testimonial:

    1. Testimonio de Alberto Jorge PELLEGRINI:

    Da cuenta de la privación ilegal de la que fueron victimas, Carlos Oliva y Susana Martinelli, así como de los padecimientos sufridos por los mismos en el CCD de la Base Naval de Mar del Plata, y su posterior desaparición.

    a) Ante la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas (v. Anexo Inspección a la BNMP): Al realizar el 28/07/84 la CONADEP una inspección ocular en la Base Naval de Mar del Plata, Alberto Jorge PELLEGRINI declaró:

    “...Preguntado si vio a alguna persona conocida entre los prisioneros o entre el personal que lo custodió manifiesta que alcanzó a oír mientras estaba en la base a CARLOS ALBERTO OLIVA y a su esposa de nombre SUSANA, el primero de unos 28 años y la segunda de unos 26 años a los que conocía porque él los había alojado en su casa, estando desaparecido el muchacho y la chica apareció como muerta en un enfrentamiento según la versión dada a los diarios....”.

    b) Ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mar del Plata: Al prestar el 25/06/01 testimonio ante Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mar del Plata manifiestó:

    “....el día 5 de agosto de 1976 luego de almorzar en su casa ubicada en Mitre y Quintana, salió para ir a buscar a su esposa, y al salir observó en la esquina un automóvil Ford Falcón. Que al pasar por la puerta de su casa, advirtió la presencia de dos autos, y las puertas abiertas con gente de civil portando armas largas. Que en esa época estaba hospedando al matrimonio integrado por Carlos Antonio Oliva y Susana Martinelli junto con su bebé de ocho meses, quienes estaban allí porque necesitaban un lugar seguro. Que en el procedimiento se llevaron detenida a la pareja, mientras que al bebé lo dejaron en una tintorería en la esquina de su casa. Que al observar esta situación estacionó a la vuelta de su casa, observó desde la esquina el movimiento que había en su casa y se fue caminando a la casa de unos amigos de su padre y de allí llamó por teléfono a la casa de su padre. Que en ese momento también estaban allanando la casa de sus padres, gente de civil con armas largas quienes le dijeron “sabemos que tu hijo es un perejil, lleválo a la Base”. Que luego de veinte horas de procedimiento su padre lo acompañó hasta la Base y lo dejó allí. Que lo encapucharon, lo subieron a un Renault 12 amarillo, que él reconoció al ingresar a la Base como uno de los que había sido utilizado en el procedimiento de su domicilio, lo trasladaron unos metros hasta un lugar donde lo hicieron dormir en el piso con no menos de quince personas. Que a ese lugar se accedía por una escalera exterior de mampostería, de veintiún escalones. Que allí estuvo veinte o quince días, pudo identificar a Héctor Ferresio, Graciela Dato, Patricia Molinari, Carlos Alberto Oliva y Susana Martinelli. Que esta última era muy hermosa y allí adentro se peleaban para violarla. Que solo le levantaron la capucha para mostrarle fotos tipo carnet, en las que no pudo reconocer a nadie. Que quiere dejar expresa constancia que le sustrajeron durante tres meses su automóvil Ami ocho y que se robaron todas las telas de su taller, ubicado en la calle San Luis 3089. Que un día lo subieron a un colectivo de pasajeros y lo trasladaron al E.S.I.M…. Que luego lo llevaron de regreso a la Base aunque el lugar era distinto porque habían hecho celdas individuales. Estuvo allí un rato y luego lo trasladaron en colectivo hasta la Base Aérea donde lo subieron a un avión hasta la Base General Belgrano. Que luego de aterrizar lo llevaron a un lugar donde le dejaron sacar la capucha, era un barco destruido, le entregaron ropa blanca de marinero. Que el olor de los algodones de la menstruación de las mujeres era insoportable. Que el lugar estaba lleno de ratas, a veces dormía con los ojos abierto, observando como los roedores caminaban sobre la cama… vino un oficial de la marina, lo llevó hasta la terminal de Punta Alta, le sacó pasaje a Mar del Plata y le entregó algo de dinero. Que cuando subió al colectivo con Crespo, todo el mundo se alejaba porque los habían fumigado y su olor era insoportable…. Que increíblemente el Coronel Barda le extendió un certificado a su padre donde consta su detención desde el cinco de agosto hasta el veintiocho de diciembre de 1976 a disposición de esa Jefatura de Agrupación, sub zona militar nro. 15, de averiguación de antecedentes por presuntas actividades subversivas… Que se deja expresa constancia que Carlos Alberto Oliva nunca apareció, mientras que el cadáver de su esposa Susana Martinelli, apareció mutilado cree que por la zona de Bahía Blanca. Que un primo de su madre, era buzo táctico y participó del procedimiento en su casa, su apellido es Willig. Que Patricia Molinari, estuvo internada en el hospital Regional por las violaciones a las que fue sometida...” (fs. 1348/1350)…”.

    c) En el Juicio por la Verdad: El 25/06/01 ante la Cámara Federal de Mar del Plata señaló:

    “...En el año 1976... Tenía en lo que hoy es mi domicilio, San Luis 3089 un pequeño taller textil, en donde trabajaba junto con mi novia -que hoy es mi esposa- y es una vivienda que utilizábamos como taller pero no lo utilizábamos como vivienda. Los primeros días de agosto se me acerca un matrimonio amigo con un bebé, que estaba siendo buscado por las Fuerzas de Seguridad, y le ofrezco la posibilidad de utilizar la vivienda, había comodidad para que pudieran estar. El día 5 de agosto del ́76, en horas del mediodía, estábamos compartiendo el almuerzo, mi novia, yo y este matrimonio, y mi novia tenía una cita como a las 13:30 horas, que hacía un curso de moldería, en el centro, frente donde hoy está Cabrales, había un teatro. Al principio no iba a ir, me dice: “No, voy a ir”. Cinco minutos antes de la hora me dice: “Llevame porque voy”. Tomo el auto y la dejo en el centro. Cuando vuelvo a la vivienda, ya en la esquina vi un Falcón que no me gustó, y cuando paso por la puerta de la casa, estaba el portón abierto de par en par, tenía la particularidad que abría hacia fuera, un movimiento absolutamente extraño. Identifico a no menos de dos o tres autos en la puerta y estaba lo que denominamos “la patota”. No paro en la puerta si no que detengo el auto a la vuelta, bajo caminando y espío desde la esquina. Como confirmo que el movimiento era con armas largas, decido no volver al auto sino irme caminando directamente… hablé por teléfono a la casa de mis viejos y estaban allanando la casa de mis padres en ese momento. Durante el allanamiento a la casa de mis padres los uniformados que lo hacen se identifican como miembros de la Armada y le dicen a mi padre que me entregue, que sabían que era un perejil y que me entregue en la Base Naval. Así es que a las 20 horas me presento con mi padre en la Base Naval en el sector de guardia…. Mi padre se retira y me llevan hacia atrás de la edificación, cuando quedamos al aire libre me ponen una capucha en la cabeza y me suben a un Renault 12 amarillo que yo había identificado como de los participantes en el allanamiento de la casa de la calle San Luis. Este auto hace no más de 200 metros por un camino de ripio, paran, me hacen subir una escalera exterior, ingresamos a una habitación… donde había otras personas en las mismas condiciones, más o menos quince…. En el tiempo que estuve en la Base, que habrán sido quince o veinte días, pude identificar algunas personas que sabía que estaban desaparecidas, inclusive había un par de vecinos de Mitre y Quintana que eran Héctor Ferresio, su esposa Graciela Dato, una prima de ellos llamada Patricia Molinari y también en le sitio estaba el matrimonio que estuvo de invitado en mi casa. Este matrimonio estaba constituido por Carlos Alberto Oliva y Susana Martinelli, tenían un bebé de unos ocho meses. Olvidé decir que cuando allanan la casa y se llevan al matrimonio, dejan al bebé con la gente de una tintorería que había en la esquina de mi casa. Esta persona Oliva era correntino y todas las noches lo único que se escuchaba era una voz que decía “vamos correntino” y se lo llevaban, indudablemente para torturarlo porque cuando lo devolvían decían “a este no le den agua”…Cuando le dijeron que era de la Base Naval lo primero que hizo mi viejo fue pensar a quién conocía en la Base Naval y había un primo de apellido Willig que se desempeñaba como buzo táctico en la Base y en la tarde del 5 de agosto mi viejo fue a la Base y pidió hablar con él. En un momento le dice “yo participé del operativo y a tu hijo (que no sabía quién era) lo vimos cuando se iba y yo lo tenía en la mira del fusil pero justo se movió”. Pasan los días en la Base Naval y un día me cargan en un colectivo, me sientan en el piso, entre los asientos y nos dirigimos al Faro de Punta Mogotes, que es donde funcionaba las ESIM…. A mi me sacan en un auto de la ESIM para devolverme a la Base Naval, iba tirado en el piso de un 504 y cuando llegó a la Base la noté transformada... Empezamos un trayecto muy largo y era para tomar un avión, es decir, íbamos hacia la Base Aérea…. Aterriza el avión, de nuevo a un micro, me llevan a un sitio extraño que cuando cierran la puerta y siento que estoy solo me dicen “te podés sacar la capucha”. Era un camarote de un barco, de un barco destruido que estaba como para desguace… En los primeros días de diciembre... Sr. Juez: ¿Al matrimonio Oliva la última vez que los vio fue en la Base Naval? Sr. Pellegrini: Yo no los vi, pero... Sr. Juez: ¿Intuyó su presencia...? Sr. Pellegrini: Sí, sí, es una certeza en el sentido... Dos cosas. Oliva evidentemente estaba ahí porque decían “correntino, correntino” y la esposa era una mujer preciosa, docente. A mi me decían “flaco, ¿habrás tenido relaciones (no fue esa la palabra) con ella, no?, yo les decía “no, es una amiga”, y me decían “acá se pelean todos por violarla”, así que sin duda ella también ahí. Sr. Juez: Y cuando a usted lo trasladaron a la ESIM ¿ellos todavía estaban ahí? Sr. Pellegrini: Sí, seguramente. Sr. Juez: Aparte de la alusión que hizo usted, ¿fue interrogado en relación al matrimonio y en qué consistía el interrogatorio? Sr. Pellegrini: No, no. Mi apreciación es la siguiente. Cuando allanan la casa de mis viejos les dicen a ellos “es un perejil”; indudablemente a mí me salva la vida Oliva diciendo que yo no tenía nada que ver porque seguramente él ha dicho eso. (...) Sr. Juez: ¿De donde conocía a este matrimonio? Sr. Pellegrini: Los conocí a través de unos amigos; no tenía mucha amistad. Lo mío más que amistad fue solidaridad. Digamos que un matrimonio con una beba de ocho meses... Sr. Juez: ¿Conocía si tenía algún tipo de participación política este matrimonio? Sr. Pellegrini: Sí, sabía que tenía participación aunque no conocía cual era el grado de... Además hay zonas... Digamos que el concepto que teníamos del militante era difícil de determinar. ¿Era de JUP, JP, es Montonero? ¿Cuál es la línea que separa a uno de otro? Sr. Juez: Usted dice que estuvo en la Base con Héctor Ferresio y su mujer. Sr. Pellegrini: Sí, Graciela Dato. (...) Sra. Abogada: Quería preguntarle si sabe si aparecieron los cadáveres del matrimonio Oliva. Sr. Pellegrini: El de Susana sí apareció. Los relatos que me llegaron era que tenía algunas mutilaciones, tenía cicatrices en todo el torso, como hechos con un bisturí. Sr. Juez: ¿Dónde apareció el cadáver? Sr. Pellegrini: No podría decirlo ahora porque no lo recuerdo, podría chequearlo. Sr. Juez: ¿Fue en Mar del Plata o fuera de Mar del Plata? Sr. Pellegrini: No, fuera de Mar del Plata. Sr. Juez: ¿Bahía Blanca podría ser? Sr. Pellegrini: Mentiría si le dijera que sí pero podría recabar el dato. Sra. Abogada: Respecto de la persona conocida o familiar suya que habría participado del operativo y que después se entrevistó con su padre, ¿podría repetir el apellido y la tarea que desempeñaba? Sr. Pellegrini: Willig y era buzo táctico de la Marina...” (fs. 1359/1364)…”.

    2. Testimonio de Héctor Alberto Ferreccio: En la audiencia del 15/11/04 en Mar del Plata en el Juicio por la Verdad declaró:

    Compartio cautiverio junto a Carlos Oliva y Susana Martinelli en el CCD de la Base Naval de Mar del Plata, da cuenta asimismo los padecimientos sufridos por los mismos.

    “...vivo en San Luis 3864 y soy empleado judicial en Provincia... Sr. Ferreccio: Bueno. A mi me detuvieron el 24 de julio del año ́76 por la mañana, me llevaron de casa de mis padres... me pusieron una capucha y me llevaron a lo que yo después creía que era la Base Naval. Ahí en la Base estuve treinta días más o menos y de la Base me llevaron a lo que después supe que era la ESIM. Ahí estuve unos sesenta días más o menos. Ese fue todo el tiempo que estuvimos como desaparecidos... me dieron la libertad en noviembre de 1977... Sra. Abogada: ¿Por qué gente, recuerda alguien por quién le preguntaban? Sr. Ferreccio: A mi me preguntaban por una persona que el sobrenombre era “Calu”, por Susana me preguntaban, por esas personas me preguntaban mucho. Sra. Abogada: ¿Usted las conocía? Sr. Ferreccio: No, no. Yo lo que quiero aclarar es que leí las declaraciones de Pellegrini -que están en Internet- viendo esas declaraciones después saqué conclusiones de que esas personas eran las que él menciona como que estaban en ese momento también. Susana Martinelli y Carlos Oliva. En algún momento yo escuché como que a esta chica Martinelli estaba ahí porque como que hablaban mucho de una “Susana”. Sra. Abogada: ¿Quién hablaba? Sr. Ferreccio: La gente que estaba cuidándonos Sra. Abogada: ¿Y qué decían? Sr. Ferreccio: Tipo patota, como que le hablaban a ella o como que hablaban... a veces uno pensaba que era para que uno se enterara que estaban ciertas personas. Es más, -Susana se llamaba mi hermana- así que en ese momento ese nombre enseguida lo capté pensando que habían detenido a mi hermana. No, no fue mi hermana, mi hermana no estuvo detenida. Sra. Abogada: ¿Y se referían a otras personas además de a Susana Martinelli? Sr. Ferreccio: No, que yo haya escuchado, no, pero no decían el apellido, decían Susana. Sra. Abogada: ¿Cómo se referían, qué es lo que decían? Sr. Ferreccio: Era cómo patoteándola a ella. Yo escuchaba en un momento una mujer que se ve que la habían torturado mucho y creo que pedía agua y le hablaban, como podían hablar ellos... “ (fs. 1394/1398).

    Documental:

    1. Causa 680 caratulada: “Aquino Lucía Natividad de las Mercedes Interpone Recurso de Hábeas Corpus a favor de Martinelli Laura Susana y Oliva Carlos Alberto”: Ante el pedido formulado a fs. 1 el 13/10/76 en la dicha causa -agregada en copia auténtica a fs. 2138 y ss - el Juzgado Federal de Primera Instancia de Mar del Plata a cargo del Dr. José Andrés Meza, Secretaría 2 en lo Penal del Dr. Leónidas E. Fiore- ordenó a fs. 2vta.:

    “...Mar del Plata, 15 de octubre de 1976... líbrense los oficios de estilo a la Base Naval Mar del Plata y a la Agrupación de Artillería de Defensa Aérea 601, para que en el término de 24 horas, informe si se encuentrán detenidos...”

    Dicho requerimiento fue contestado a fs. 5 el 21/10/76 con la firma y sellodel Comandante de la Fuerza de Tareas 6 de la Armada Argentina Capitán de Navío Juan Carlos MALUGANI en estos términos:

    “...Sr. Juez Federal de la ciudad de Mar del Plata.. con referencia al oficio librado en la causa Nº 680... Laura Susana Martinelli y Carlos Alberto Oliva, los mismos han sido detenidos por personal de las Fuerzas Armadas y pasarán a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, por encontrarse incursos en actividades subversivas...”

    Ante tal respuesta el Recurso de Hábeas Corpus fue desestimado por resolución de fs. 8 del 29/10/76

    2. Causa 4502 caratulada: “Aquino, Lucía Natividad de las Mercedes s/ Denuncia secuestro y muerte de Martinelli, Laura Susana - Desaparición de Oliva, Carlos Alberto”: Originalmente en trámite por ante el Juzgado Federal de Primera Instancia de Mar del Plata Nº 1, Secretaría Nº 2 y carátula:“Martinelli, Laura Susana s/ Secuestro y muerte; y Oliva, Carlos Alberto s/ Desaparición” - surge:

    a) Resumen: Al declarar el Sr. Juez Federal Dr. Eduardo Julio PETTIGIANI el 16 de enero de 1987 a fs. 128/131vta. su incompetencia para seguir investigando, dijo:

    “...se inicia con la presentación hecha ante la Sub-Secretaría de Derechos Humanos por Lucía Natividad de las Mercedes Aquino quien denuncia que el 1/8/76 un grupo de hombres vestidos de civil, invocando ser miembros de las Fuerzas de Seguridad exhibiendo uno de ellos un carnet que lo acreditaba como Comisario de la Policía Federal, de apellido Pepe, y que andaban en procura de la detención de la sobrina de la denunciante -Laura Susana Martinelli y del esposo de esta, Carlos Alberto Oliva, habrían ingresado a su domicilio registrándolo y quedándose en el mismo durante tres días, turándose en grupos para tal fin. Señalando asimismo a uno de los intervinientes en el procedimiento como al “Teniente Ruiz”. Y que en ese lapso llevaban bolsas con alimentos con la inscripción “Armada Nacional”. Que el día 4 del mismo la denunciante se habría enterado que Carlos Oliva habría sido detenido en el hall de la Municipalidad local y, al día siguiente, le habrían informado telefónicamente la detención de su sobrina Laura Susana Martinelli. Agregando que por informe verbal del Jefe de la Base Naval de Mar del Plata, los nombrados estarían detenidos y alojados en dicho lugar. Que según sus dichos el 2 de enero de 1977 se difundió un comunicado del V Cuerpo del Ejército según el cual, en la madrugada del 31/12/76, en el Barrio Villa Rosario de Bahía Blanca habrían sido abatidos tres individuos, tratándose uno de ellos de la nombrada Martinelli, habiendo logrado -según tal comunicado- fugarse el citado Oliva. A fs. 12 obra fotocopia del informe producido por el Estado Mayor del Ejército con fecha 31/8/84 mediante el que se comunica que tanto Oliva como Martinelli estuvieron detenidos por Decreto 3462 a disposición del P.E.N. (28/12/76) y cesado tal situación por Decreto 56 del 17/1/77...”

    b) Reconocimiento de la detención por un Oficial Superior de la Armada: Con membrete de Armada Argentina, en la carta agregada a fs. 42 en la causa antedicha, fechada en Mar del Plata el 26/12/77 el Capitán de Navío Juan José LOMBARDO firmó lo siguiente:

    “Al Señor Dn. Pedro Alberto MARTINELLI... Me dirijo a usted, con referencia al Oficio presentado en que se reclaman elementos que habrían pertenecido a Carlos OLIVA y Laura MARTINELLI. Al mismo se deben hacer las siguientes consideraciones: Carlos OLIVA, fue detenido en Oficina Pública y no portaba más que sus elementos personales. Laura MARTINELLI, fue detenida fuera de su domicilio en casa de Alberto Jorge PELLEGRINI. Allí las fuerzas que la detuvieron no retiraron ningún elemento. El domicilio del matrimonio de la calle Berutti, utilizado por la organización, estaba vacío. De la investigación realizada en esta Base no se ha podido determinar la existencia de ninguno de los elementos por ustedes denunciados como faltantes. Se deja constancia que no se dispone de ningún elemento de juicio como para suponer que estos elementos hayan sido retenidos por el personal que detuvo al matrimonio. Sirva la presente de atenta respuesta. Armada Argentina - Fuerza de Submarinos - Firma: Juan José Lombardo - Capitán de Navío - Comandante”.

    c) Detenidos a disposición del PEN desde el 28/12/76 hasta 17/01/77: Se encuentra agregado a fs. 63/63vta. el informe elaborado y firmado el 29/10/86 por el General de Brigada Roberto Atilio BOCALANDRO -Jefe VI - Polit y Estr. Inst.- del Estado Mayor General del Ejército Argentino- expresando:

    “...Con respecto a LAURA SUSANA MARTINELLI (DNI 10.590.800) fué detenida a disposición del PEN por Decreto N 3462 de fecha 28 de diciembre de 1976. Cesó tal situación por Decreto N 56 de fecha 17 de enero de 1977... Con respecto a CARLOS ALBERTO OLIVA (LE 8.404.091), esposo de la nombrada anteriormente, fué detenido a disposición del PEN por Decreto N 3462 de fecha 28 de diciembre de 1976. Cesó en tal situación por Decreto N 56 de fecha 17 de enero de 1977...”

    En relación al texto de BOCALANDRO cabría recordar que al tiempo en que se encontraban a disposición del PEN por el Decreto 3462, MARTINELLI había sido abatida en un supuesto enfrentamiento con fuerzas militares y entregado su cadáver a sus padres el 3 de enero de 1977 -quienes le dieron sepultura en el cementerio de la ciudad de Paso de los Libres de la Provincia de Corrientes, hecho verificado por el certificado de defunción como ocurrido el 31/12/76 a las 3 horas, (v. 15/18 y 37 de la causa 107 “Martinelli, Laura Susana 2 N.N. masculinos s/ Homicidio”)- y su marido OLIVA se hallaba fugado, para luego decretar el PEN el cese de sus detenciones y la puesta en libertad.

    En efecto:

    a) La Nueva Provincia en su edición del domingo 2 de enero de 1977 con un título de primera plana: “Treinta extremistas - Tres de ellos en B.Blanca - Abatidos en distintos procedimientos”, informa en página 4 que:

    “Enfrentamiento en nuestra ciudad: Fuerzas del Ejército abatieron en nuestra ciudad a tres elementos subversivos, pertenecientes a la organización declarada ilegal en segundo término. El hecho ocurrió el viernes último, cuando la patrulla repelió el ataque emprendido por los delincuentes desde un automóvil en momentos en que se practicaba un operativo de reconocimiento en el barrio Villa Rosario. También se recuperó armamento y municiones. En un comunicado, las fuerzas militares dieron cuenta el viernes en horas del mediodía del suceso, expresándose textualmente: “El Comando del Cuerpo de Ejército V (Subzona de Defensa 51) informa a la población que en la madrugada del viernes 31 fuerzas legales que efectuaban tareas de reconocimiento de población y búsqueda de elementos subversivos, sobre la base de información obtenida, sostuvieron un enfrentamiento en proximidades del barrio Villa Rosario, de la ciudad de Bahía Blanca, al ser atacados desde un vehículo. En el hecho fueron abatidos tres individuos pertenecientes a la banda de delincuentes subversivos, autotitulada Montoneros, siendo uno de ellos Susana Martinelli, procurándose la identificación de los otros dos. En la oportunidad lograron fugarse Carlos Alberto Oliva y otros desconocidos ambos pertenecientes a la banda mencionada. En el lugar se encontró armamento y munición” La información expresa más adelante que “un oficial y un suboficial del grupo que efectuó el procedimiento resultaron con heridas que no revisten gravedad” y finalmente destaca “en este evento, como en otros anteriores, la patriótica colaboración de la población, para la localización de los delincuentes subversivos, hechos que demuestra el aislamiento de que son objeto por parte de la misma” (v. ejemplar en la hemeroteca de la Biblioteca de la Asociación Bernardino Rivadavia sita en Avda. Colón 31 de B.Blanca gravado en el DVD).

    b) El diario “La Nación” de Capital Federal en su edición del día domingo 02/01/77 -según el ejemplar agregado en copia a fs. 53- bajo el título “Extremistas” informaba:

    “...En Bahía Blanca... Tres delincuentes subversivos fueron muertos en la madrugada del viernes último a ser atacadas... en las cercanías del barrio Villa Rosario, y fue lograda la identidad de una extremista abatida. Asimismo pudo establecerse el nombre de otro de los integrantes del grupo agresor que consiguió huir... Sobre este suceso fue emitido en la mañana del 31 último un comunicado oficial que expresa: “El Comando del Cuerpo de Ejército V (Subzona de Defensa 51) informa a la población que en la madrugada del viernes 31 fuerzas legales que efectuaban tareas de reconocimiento de población y búsqueda de elementos subversivos, sobre la base de información obtenida, sostuvieron un enfrentamiento en proximidades del barrio Villa Rosario, de la ciudad de Bahía Blanca, al ser atacados desde un vehículo. En el hecho fueron abatidos tres individuos pertenecientes a la banda de delincuentes subversivos, autotitulada Montoneros, siendo uno de ellos Susana Martinelli, procurándose la identificación de los otros dos. En la oportunidad lograron fugarse Carlos Alberto Oliva y otros desconocidos (ambos pertenecientes a la banda mencionada...” (v. ejemplar en la hemeroteca de la Biblioteca de la Asociación Bernardino Rivadavia sita en Avda. Colón 31 de B.Blanca gravado en el DVD)

    c) El diario “El Litoral” de la Provincia de Corrientes en su edición del sábado 22/01/77 -según el ejemplar agregado en copia a fs. 54- bajo el título “P.E. Dispuso expulsiones del País y liberó a varios detenidos” expresaba:

    “...El gobierno nacional, en el lapso comprendido entre el 14 del corriente y el día de la fecha, dispuso... el cése de la detención a disposición del Poder Ejecutivo de 21 personas... la nómina de las personas que dejaron de estar detenidas... comprende a... Laura Susana Martinelli de Oliva... Carlos Alberto Oliva...”

    d) El diario “La Nación” de Capital Federal en la primera página de su edición del sábado 22 de enero de 1977 bajo el título: “Libertades, arrestos y expulsiones” señalaba que:

    “...En dos comunicados, el Ministerio del Interior, informó que se dispuso... Veintiún ceses de arrestos: La nómina de liberados es la siguiente:... Laura Susana Martinelli de Oliva... Carlos Alberto Oliva...” (v. ejemplar en la hemeroteca de la Biblioteca de la Asociación Bernardino Rivadavia sita en Avda. Colón 31 de B.Blanca gravado en el DVD).

    3. Causa 107 “Martinelli, Laura Susana 2 N.N. masculinos s/ Homicidio”: Agregada a lacausa 317e iniciada el 31 de diciembre de 1976 ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca, surge:

    3.1. Cesación de servicios: En la Declaración jurada de certificación de servicios agregada a fs. 40 de esta causa se indica que la “...docente Martinelli Laura Susana Doc. Identidad Nº 10.590.800... prestó servicios en esta escuela ...M.Grado Titular desde 26/11/74 hasta 09/08/76...”.

    Lo anterior deja presumir que a los pocos días del secuestro se aplicó a la víctima el Decreto-Ley 8595/76 sancionado el 29/03/76 por el entonces Interventor Militar en la Provincia de Buenos Aires (v. art. 4 Ley 21260) cuyo art. 1º facultaba al Poder Ejecutivo, hasta el 31 de diciembre de 1976:

    “...a dar de baja, por razones de seguridad, al personal de planta permanente, temporario, transitorio, suplente, provisional, contratado o regulado por convenios colectivos de trabajo que preste servicios en la Administración Pública provincial dependiente del Poder Ejecutivo, organismos de la Constitución, descentralizados y/o autárquicos y Palacio Legislativo, que de cualquier forma se encuentre vinculado a actividades de carácter subversivo o disociadoras. Asimismo estarán comprendidos en la presente disposición, aquellos agentes que en forma abierta, encubierta o solapada preconicen o fomenten dichas actividades...”

    3.2. Testimonio de Lucía Natividad AQUINO: En el escrito de fs. 46/51 presentado en la causa 107 el 19/02/87 ante la Excma. Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca apurando “...esta denuncia para que los responsables no queden impunes...”, la nombrada -tía carnal de Laura Susana MARTINELLI- con el patrocinio letrado de la Dra. Mirtha MÁNTARAS, luego de relatar como un grupo fuertemente armado interrumpía en su domicilio de calle Corrientes 1753, Piso 4º Dpto. “E” de Mar del Plata “...que preguntaban por mis sobrinos...” señaló:

    “...Horas después secuestran a Laura MARTINELLI en el domicilio de Alberto Jorge PELLEGRINI... que se aproximaba a su casa cuando se produjo el operativo... Por otra parte, la suscripta y otros familiares hemos recibido personalmente informes del Coronel BARDA, del Capitán Esteban MALUGANI sobre la condición de “incomunicados” en que se hallaban nuestros sobrinos en la Base de Mar del Plata, e inclusive el informe de que ya habían sido trasladados pero continuaban bajo el dominio de la MARINA... El traslado... hacia la Base de Puerto Belgrano se produce en setiembre de 1976. PELLEGRINI, en la causa citada, expresa que posiblemente fueran trasladados OLIVA y MARTINELLI juntamente con él y otros cautivos en esa fecha. PELLEGRINI fue llevado a un buque anclado en la zona de Puerto Belgrano. Allí estuvo con... Fernando MOLINA... MOLINA expresa que oyó los interrogatorios de las víctimas de Mar del Plata y que se hallaban también los esposos en Puerto Belgrano...”

    3.3. Enfrentamiento, muerte y fuga: Consta en el acta de fs. 1bis/2 labrada el 31/12/76 por el Segundo Jefe a cargo de la Delegación Bahía Blanca de la Policía Federal Argentina -Subcomisario Félix Alejandro ALAIS-, que:

    “...siendo las horas 03,50, se recibió llamado telefónico procedente del Comando V Cuerpo de Ejército, debidamente constatado, en el cual el Teniente Coronel FERRETI, solicitaba la intervención de esta Delegación en la Avenida de Circunvalación, distante a cinco kilómetros de esta Ciudad, a raíz de haber abatido fuerzas conjuntas de la Armada Argentina y del V Cuerpo de Ejército a tres delincuentes subversivos, dos de ellos se encontraban en el interior de un vehículo marca Citroen 3CV, totalmente calcinados, en virtud de haberse incendiado el rodado; mientras que el restante era una persona de sexo femenino; todos ellos sin identificar. Constituída la Instrucción en el lugar, se hizo presente ante la misma, la persona que se identificó como el Teniente BOTO de la Armada Argentina, quien ratificó lo expuesto por el Teniente Coronel FERRETI, agregando que el lugar del hecho se encontraba bajo control y vigilancia militar...”.

    3.4. La autopsia: En los informes periciales de fs. 8/13vta. de la causa 107 -agregada a la 317-, realizados en la morgue del Hospital Municipal “Leónidas Lucero” de Bahía Blanca para determinar las causas del fallecimiento de los tres “abatidos” en la madrugada, el “...médico de la Justicia...” Dr. Julio SILVA de MURAT-previa aceptación del cargo de perito “ad hoc” a las 09:00 horas del 31/12/76-, dictaminó que:

    “...resulta damnificada una persona de sexo femenino N.N... a las 12 horas del día de la fecha, en la morgue... he procedido al exámen... Lesiones de carácter mortal las del tórax, todas han sido producidas por disparos de armas de fuego de grueso calibre, desde metros de distancia, con recorrido casi horizontal, causando la muerte en forma instantánea, estimando como causa de la misma la hemorragia interna por heridas múltiples por armas de fuego...”.

    “...resulta damnificada una persona N.N. calcinada... a las 30 horas del día de la fecha, en la morgue... he procedido al examen... cuerpo humano de un adulto completamente calcinado... presencia -carbonizados- de los restos de los órganos sexuales masculinos... causa de la muerte la carbonización por acción del calor...” y,

    “...resulta damnificada una persona N.N. calcinada... a las 45 horas del día de la fecha, en la morgue... he procedido al examen... cuerpo humano de un adulto o adulta, totalmente carbonizado... zona perineo-genital, sospechosamente femenina... causa de la muerte, la carbonización por acción del calor...”

    Interesa subrayar que el informe Pericial de fs. 7 y las siluetas de fs. 9 se corresponden con las instrucciones del PLACINTARA/75 para tales casos.

    3.5. El dictamen pericial que contradice la necropsia y revela otra verdad: En el escrito de fs. 27/27vta. elDr. Mariano N.A.J. CASTEX -Médico legista, profesor titular de la Universidad de Bs. As., miembro de número de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires-, basándose en la necropsia del Dr. Murat de fs. 8/13vta., señaló:

    “...de difícil aceptación...” la hipótesis del enfrentamiento con fuerzas militares la causa de muerte de Laura Susana Martinelli, por cuanto imaginándose a la “...occisa, desplazándose hacia la derecha, empuñando un arma únicamente con el brazo derecho, y cambiando de posición a velocidad...” exigiría “...una cuasi simultaneidad de descargas por parte de los tres tiradores: primero porque el impacto de la cabeza y algunos de los del tórax inmovilizan rápidamente a la víctima y segundo, porque el tirador ubicado frontalmente a ella y el que produce las heridas en la cara y el brazo izquierdo, estarían casi enfrentados...”, proponiendo -en cambio- al momento de los disparos “...a la víctima entregada, con los brazos en alto...” o que “...luego de haberse entregado... se la hubiera fusilado...” o, por último, “...acostada en el piso (inconsciente o muerta), con el brazo derecho extendido... En este caso puede hablarse de uno o de dos ejecutores...”.

    En lo que respecta a los otros dos cadáveres N.N., el único comentario que hizo el Dr. Castex fue que:

    “...para alcanzar el grado de calcinación que exhiben en las fotografías (fs. 21/22), obrantes en autos, es necesario una fuente calórica poderosa que, a juicio del suscripto, no puede producir un tanque de nafta “aún completo” del modelo automotor cuya fotografía se glosa a fs. 19. En este sentido, no pareciera haber relación entre la acción destructora del fuego en el automóvil y el grado de combustión de los cadáveres. Ello debería ser motivo de una investigación más extensa...”.

    4. Causa 4447 “MALUGANI Juan Carlos - PERTUSIO Roberto Luis - ORTIZ Justo Ignacio s/ Averiguación Homicidio Calificado”: Repitiendo lo enfatizado a fs. 3669/3735, de las constancias de esta causa en trámite por ante el Juzgado Federal N 3 de Mar del Plata, Secretaría Penal N 8 -que en copia auténtica corren agregadas a fs. 1284/1301 por disposición de fs. 1200- surge el secuestro del matrimonio formado por Carlos Alberto OLIVA y Laura Susana MARTINELLI en la Base Naval Mar del Plata (BNMP) a cargo del entonces Capitán de Navío (CN) Juan Carlos MALUGANI yparticularmente detenidos en las instalaciones de la Escuela de Suboficiales de Infantería de Mar (ESIM) -también conocida como “El Faro” de Punta Mogotes-, dirigida en ese tiempo por el Capitán de Navío Mario José Osvaldo FÓRBICE

    En esa época la ESIM -creada por Decreto del PEN Nº 63871/35 del 25/07/35 y Nº 1298/61 del 18/02/61, traspasada a esa localidad balnearia por Resolución del Comandante en Jefe de la Armada Nº 713/68 del 19/08/68- dependía funcionalmente de la Dirección de Instrucción Naval -sucesivamente a cargo del Contraalmirante (CL) Edgardo José SEGURA (junio 1976 a septiembre 1976) y del CL Roberto WULFF de la FUENTE (septiembre 1976 a enero 1977)- y se encontraba dentro del Area de la Fuerza de Tareas 6 de la A.R.A. que integraba la Subzona de Defensa 15 con asiento en la Agrupación de Artillería de Defensa Antiaérea 601 (G.A.D.A.) comandada por el Coronel Pedro Alberto BARDA y cuyo Jefe de Operaciones era el Teniente Coronel Alfredo Manuel ARRILLAGA (v. fs. 2918/2964vta. ap. 19).

    Claramente se expresó en el apartado 7.2.2. de la resolución fs. 2307/2311vta. que citó a prestar declaración indagatoria al Contralmirante (RE) Juan Carlos MALUGANI -Jefe de la Base Naval Mar del Plata (BNMP) desde el 24/02/76 hasta el 03/02/77-, que de los Legajos Nº 6888 y 6889 de la Comisión Nacional de Desaparición de las Personas que MARTINELLI Laura Susana y OLIVA Carlos Alberto fueron secuestrados el 05/08/76 y llevados “...al Centro Clandestino de Detención (CCD) que funcionaba en la Base Naval Mar del Plata (BNMP) y especialmente en la Escuela de Suboficiales de Infantería de Mar (ESIM)...”

    La existencia de estos CCD se afirma en el considerando 2do. de la resolución del 7 de agosto de 2007 en la causa 4447 -dictada por otros hechos ocurridos en Mar del Plata en la misma época del secuestro de OLIVA-MARTINELLI- con estas palabras:

    “...se encuentra suficientemente acreditado...: a) en la Base Naval de Mar del Plata, funcionaba un Centro Clandestino de detención, a los fines de la guerra antisubversiva, b) que a la fecha de los hechos ocurridos durante el año 1976 la Jefatura de la Base Naval de Mar del Plata se encontraba en cabeza de Juan Carlos Malugani, como comandante de las Fuerzas de Tareas N 6 y como subjefe se encontraba Justo Alberto Ignacio Ortiz... d) Que también se encuentra probado que el Capitán de Navío Mario José Fórbice, durante los años 1976/1977, estuvo a cargo de la Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina (ESIM), conforme los legajos personales que corren por cuerda al presente, e) Que la referida Fuerza de Tareas N 6, tenía una dependencia funcional por parte de la Subzona Militar N 15 con asiento en el G.A.D.A. 601, la cual se encontraba a cargo del Coronel Pedro Alberto Barda y como Jefe de Operaciones de la misma, se encontraba el entonces Teniente Coronel Alfredo Manuel Arrillaga...”.

    5. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y Legajos DIPBA de Susana Martinelli y Carlos Oliva, de fs. 3015/3033, cuerpo 16, Causa 04/07: La Perito del Archivo de la Ex-Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPBA), y del Centro de documentación y Archivo gestionado en la actualidad por la Comisión Provincial por la Memoria en su informe de fs. 3032/3033vta. del 22/08/08 señala y remite la documentación solicitada en relación a las siguientes víctimas de desaparición forzada:

    “...MARTINELLI SUSANA, CARLOS ANTONIO OLIVA.

    Respecto del matrimonio Oliva Martinelli, cabe destacar que ambos fueron secuestrados el día 5 de agosto de 1976 de acuerdo al testimonio brindado por Alberto Jorge Pellegrini en Juicio por la Verdad de Mar del Plata el 25 de junio de 2001 : “En esa época estaba hospedando en el taller al matrimonio integrado por Carlos Antonio Oliva y Susana Martinelli junto con su bebé de ocho meses... En el procedimiento se llevaron detenida a la pareja... “

    En el Archivo DIPPBA se encuentran las fichas personales correspondientes al matrimonio. Las mismas tienen fecha de elaboración el 2 de mayo de 1977.

    Respecto de Carlos Oliva se localizó una ficha personal con la siguiente
    Información: Apellido: OLIVA
    Nombres: CARLOS ALBERTO
    Localidad Bahía Blanca
    Fecha de elaboración de la ficha: 02-05-77

    Los legajos consignados en la ficha, con información anterior a 1983, y los localizados en base a la búsqueda en la documentación digitalizada hasta el momento, son los siguientes:

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo N 7.126, El Legajo se inicia con un Teleparte, remitido por DIPBA-Bahía Blanca a DIPBA-La Plata y al Comando de Operaciones, con fecha 31 de diciembre de 1976, indicando que por medio de un comunicado del 5 Cuerpo del Ejército, firmado por el Teniente Coronel FERRETI, se dio a conocer que durante un enfrentamiento sostenido en Villa Rosario, Bahía Blanca, “fueron abatidos tres delincuentes subversivos”. Entre ellos: Susana Martinelli. Según indica el comunicado, Carlos OLIVA se dieron a la fuga. Como consta en el Teleparte, el que envía la información es el Oficial Sub Inspector Juan José URQUIZU Delegación DIPBA Bahía Blanca y recibió el Comisario Inspector Fermín Américo ARMESTO de la Unidad Regional 5 de Mar del Plata.

    En la ficha personal se indica que Carlos OLIVA posee información en el Legajo N 2.703 de la Mesa “DS”, Carpeta Varios. Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo N 2.703, Tomo V, caratulado “Detenidos a disposición del PEN (Poder Ejecutivo Nacional)”. El legajo posee datos respecto de la detención de OLIVA, en la Base Naval Puerto Belgrano. El informe, completado por la Jefatura de Inteligencia Naval, señala que la disposición a cargo del PEN fue realizada el 28 de diciembre de 1976 y con posterioridad, por aplicación del Decreto N 56, fue liberado el 17 de enero de 1977.

    Respecto de Susana Martinelli se localizó una ficha personal con la siguiente información:
    Apellido: MARTINELLI
    Nombres: SUSANA
    Localidad Bahía Blanca
    Fecha de elaboración de la ficha: 02-05-77

    Los legajos consignados en la ficha, con información anterior a 1983, y los localizados en base a la búsqueda en la documentación digitalizada hasta el momento, son los siguientes:

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo N 7.126, cuya carátula no se comprende. El Legajo fue analizado en el caso de Carlos OLIVA.

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo N 2.703, Tomo V, caratulado “Detenidos a disposición del PEN (Poder Ejecutivo Nacional)”. El legajo posee datos respecto de la detención de Laura Susana MARTINELLI de OLIVA, en la Base Naval Puerto Belgrano. El informe, completado por la Jefatura de Inteligencia Naval, señala que la disposición a cargo del PEN fue realizada el 28 de diciembre de 1976 y con posterioridad, por aplicación del Decreto N 56, fue liberada el 17 de enero de 1977.

    En el libro de Registro de la Dirección de Inteligencia figura reconocido el acontecimiento con fecha 1ero. de enero de 1977 . “Bahía Blanca, enfrentamiento fuerzas conjuntas con *montoneros en villa rosario (murieron Susana Martinelli y 2 más fueron Carlos Oliva y otros)” Se adjunta copia.

    Cabe aclarar que el periodo que va desde agosto hasta diciembre del año 1976 Carlos Alberto y Laura Susana Martinelli de Oliva se encontraban secuestrados en la Base Naval Puerto Belgrano, como quedo sostenido por el testimonio de Pellegrini y demostrado por el documento DIPBA Legajo N 2703 elaborado por la Jefatura de Inteligencia Naval.

    De acuerdo al mismo legajo su detención fue legalizada poniéndolaa disposición del Poder Ejecutivo mediante decreto N 3462 del 28 de diciembre de 1976 y tres días después el 31 de diciembre de 1976 aparece involucrada en el supuesto enfrentamiento donde es asesinada, por personal del Cdo del Quinto Cuerpo de Ejército Sub-zona Defensa N 51 de acuerdo al legajo DIPBBA N 7126 Mesa DS” Varios, en las proximidades de Villa Rosario., a km. de la ciudad de Bahía Blanca.

    Se adjunta Declaración Testimonial del Sr. Alberto Jorge PELLEGRINI', realizada en el marco de los Juicios por la Verdad de Mar del Plata, quien indica haber compartido su estadía en el Centro Clandestino de Detención con Susana MARTINELLI y Carlos OLIVA....”

    En sintestis, de las constancias obrantes en autos se tiene por acreditado que Laura Susana Martinelli y Carlos Oliva, fueron privados ilegalmente de su libertad el 5 de agosto de 1976, de allí conducidos a la BNMdP, para ser posteriormente trasladados a la ciudad de Bahía Blanca, siendo ambos torturados constantemente. Laura Susana Martinelli fue hallada sin vida en un enfrentamiento fraguado, mientras que Carlos Oliva fue ejecutado desconociendose el medio o metodo empleado, ya que su cuerpo aun permanece desaparecido.


    III. 16. CASO DEL RIO, JORGE ELEODORO:

    Fue secuestrado de su domicilio el 08/09/76 en horas de la tarde, por un grupo compuesto por al menos tres personas con vestimenta de civil, fuertemente armados y actuando a cara descubierta. Fue llevado de su domicilio al centro clandestino de detención “Baterias” que funciono en la Base Naval de Puerto Belgrano, donde fue interrogado y sometido a tormentos. Aún permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación, lo que sumado a las numerosas evidencias, tratamientos similares que recibieron otras víctimas, lo probado en el resto de las causas que tramitan en el país y en el extranjero, nos lleva a la conclusión que estando privado ilegalmente de su libertad, fue ejecutado por sus captores utilizando algunos de los medios y métodos de los que habitualmente se valían, ocultando luego su cadáver en procura de la impunidad de sus autores.

    Vale destacar que para llevar adelante este tramo de su ilícito obrar, se valieron de lo que tenian a su alcance, participando de diferente forma varios integrantes de las fuerzas de tareas, grupos y unidades de tareas, últimándolo aprovechando la situación de indefensión que ellos mismos habían causado a partir de la forma en que lo tenían en cautiverio.

    .

    Lo narrado se encuentra acreditado por la siguiente prueba colectada:

    Testimonial:

    1. Causa 109(20) “Eraldo, Norberto Eduardo y Mantovani de Montovani Martha Nélida s/ Privación ilegal de la libertad, torturas”, Testimonio de Martha Nélida MANTOVANI de MONTOVANI, Denuncia fs. 136, haber compartido cautiverio junto a Del Rió, Carcedo, Russin, y Diana Diez:

    “….Estuve secuestrada desde el 18 de Noviembre de 1976 hasta el 30 de Diciembre de ese año... Cuando se retiraron los guardianes escuché la voz de una persona conocida (Diana Diez) que me preguntaba si era yo y al afirmarle romppió a llorar, identifiqué también la voz de un tal Rusin (hoy desaparecido) que era amigo de Diana. Durante los días de detención circularon por ese lugar varias decenas de personas y logré saber que estuvieron entre otros “Chiche” Garcedo (Concejal Peronista), otro muchacho que le decían “El Flaco” del Rio, alguien de sexo femenino que le decían “La Negra” y que era oriunda de Mar del Plata, un hombre mayor que le decían “El Viejo” y que se comentaba era empleado del Hotel Belgrano, una pareja de psicólogos (aparentemente no eran de la zona) y una chica asistente social que fue secuestrada en su domicilio de la calle Patricios de B. Blanca… En una ocasión Del Rio comenzó a quejarse diciendo que tenía un ataque de apendicitis y pidió un médico; pasó toda la noche quejándose, hasta que a la madrugada lo retiraron y nunca más volvió…”.

    Documental:

    1. Causa 53195 Legajo 1418 “Jorge Eleodoro Del Río s/ Privación ilegítima de la libertad” ante el Juzgado Penal Nº 2 Depto. Jud. Bahía Blanca, Secretaría Nº 3 por denuncia realizada por los padres de la víctima el 17/05/77 en la Comisaría Primera de Bahía Blanca de la Policía de la Pcia. de Bs. As., (v. fs. 2375, cuerpo 12, Causa 04/07);

    2. Causa “Del Río Jorge Eleodoro s/ Declaración de causahabientes” Expte. 39578 Letra XIV Fº 336 iniciado el 28/03/00 ante el Juzgado Federal de 1 Inst. Nº 2 de Bahía Blanca a cargo del Dr. Luis Ramón Dardanelli Alsina, Secretaría Nº 4;

    3. Causa “Del Río Jorge Eleodoro s/ Ausencia con presunción de fallecimiento” Expte. 27668 iniciado el 22/11/79 ante el Juzgado Federal Nº 2 BBca. a cargo del Dr. Jorge Francisco Suter, Secretaría Nº 4 del Dr. Nicolás María de la Cruz;

    4. Causa “Del Río Jorge Eleodoro s/ Recurso de Hábeas Corpus” 253/77 ante el Juzgado Federal Nº 2 de Bahía Blanca a cargo del Dr. Luis Ramón Dardanelli Alsina;

    5. Causa 53195 “Biutti de Del Río, María denuncia: Privación ilegítima de la libertad víctima: Jorge Eleodoro Del Río imputados: N.N. (4) en: Bahía Blanca” ante el Juzgado en lo Penal Nº 2 del Departamento Judicial Bahía Blanca a cargo del Dr. Francisco Bentivegna, Secretaría de la Dra. María Pía Fava.

    6. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM): La Perito del Archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) gestionado y desclasificado por la CPM a partir de la aplicación de la Ley Provincial 12642 -Claudia V. BELLINGERI-, a fs. 2593 y ss. del cuerpo 14, informa de las Mesas “DS” Delincuentes Subversivos:

    “...Respecto de Jorge Eleodoro Del Río se localizaron dos fichas personales con la siguiente información:... Fecha de elaboración de la ficha: 12-07-78... soltero Matrícula Nº 5.510.372 Domicilio Pje. Corrientes Nº 472 Localidad Bahía Blanca. Antecedentes Sociales: Secuestro. Fecha de elaboración de la ficha: 03-10-78... Los legajos consignados en la ficha y los localizados en base a la búsqueda en la documentación digitalizada hasta el momento, son los siguientes:

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo Nº 2.703, Tomo V, Anexo 1, caratulado: “Pedidos de Captura”, El legajo posee un Memorandum, procedente de Inteligencia Naval para la DIPBA, que remite un “LISTADO DELTA” “en el cual figuran personas buscadas por algún organismo de inteligencia como consecuencia de desarrollar actividades subversivas”. El Memorandum agrega: “Con respecto al mismo, solicito informe a este Servicio por cualquier medio, las novedades que surgan tanto en identificación de personas como en cualquier otro aspecto al sólo efecto de poder mantener la vigencia del presente listado”. El Memorandum que adjunta el mencionado listado es de fecha 19 de diciembre de 1977 y esta firmado por el Capitán de Fragata, Segundo Jefe a cargo de Jefatura, EDUARDO INVIERNO. En el listado se encuentran mencionado, con pedido de captura, Jorge DEL RÍO.

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo Nº 12.018, caratulado: “Privación ilegal de la libertad de Jorge Eleodoro Del Río en el año 1976.- R.I.D. de fecha 14 de agosto de 1978.” En el legajo se encuentra la denuncia efectuada por María BIUTTI de DEL RÍO acerca del secuestro de su hijo, Jorge DEL RÍO, por parte de varios NN el 14 de agosto de 1978.

    Mesa “DS” Carpeta Varios, Legajo Nº 17.983, caratulado: “Solicitud de Paradero de Buseto Osvaldo Enrique y dos más”. El legajo comprende la solicitud y las respuestas correspondientes de los organismos policiales, efectuadas entre junio y agosto de 1980. acerca del paradero de Jorge Eleodoro DEL RÍO. En todos los casos la respuesta es negativa.

    Resulta significativo, en el caso de Jorge Eleodoro DEL RÍO que en el Legajo Nº 2.703 se encuentre la solicitud de captura, hacia finales del año 1977. y que en agosto de 1978, como se observa en el Legajo Nº 12.018 se encuentre la denuncia efectuada por la madre acerca del secuestro de Jorge por varios N.N. Según lo indican los informes policiales, presumiblemente la detención haya sido efectuada por miembros de la fuerza de seguridad...”.

    7. Legajo DIPBA de Jorde Del Rió, fs. 2595/2618, cuerpo 14, Causa 04/07:

    a) Texto del memorandum de fs. 2599 arriba indicado:

    “...Buenos Aires, 19 de diciembre de 1977. INFORMATIVO PARA: DIRECCIÓN DE INTELIGENCIA DE LA POLICÍA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES - SIIN, DC1. Nº 121 “ESC”/77 Ejemplar Nº 01 - ORIGEN: SERVICIO DE INTELIGENCIA NAVAL - ASUNTO: R/Relación pedidos de captura - En cumplimiento a lo expuesto en el último párrafo del oficio SIIN , DC1 Nº 24 “ESC”/77, agregado remito un “LISTADO DELTA” actualizado (Ej. Nº 22), en el cual figuran personas buscadas por algún Organismo de Inteligencia, como consecuencia de desarrollar actividades subversivas. Con respecto al mismo, solicito informe a este Servicio por cualquier medio, las novedades que surgan tanto en identificación de personas como en cualquier otro aspecto al sólo efecto de poder mantener la vigencia del presente listado. AGREGADOS: Lo indicado en el texto. DISTRIBUCIÓN: Ej. 01: Destino - Ej. 02: Archivo SIN. Sello: Armada Argentina - Estado Mayor General de la Armada. - Jefatura de Inteligencia - Servicio de Inteligencia Naval. Firma: Eduardo O. Invierno - Capitán de Fragata - Segundo Jefe a cargo Jefatura..”

    b) Texto parcial del “Listado Delta” de fs. 2600 precedentemente relacionado:

    SERVICIO DE INTELIGENCIA NAVAL 20/10/77

    PERSONAS CON PEDIDO DE CAPTURA POR DESARROLLAR ACTIVIDADES SUBVERSIVAS






    APELLIDO Y NOMBRE

    LE/LC/DNI

    C.I.

    POL.EXP.

    ORGANIZACIÓN

    CUCCARO HECTOR LUÍS

    10591189

    3237426

    BUENOS AIRES

    D'UVA ALBERTO

    8525295

    MONT

    DAL FARRA VICTORIO S.

    7871070

    JUV GUEV

    DE LUPPI GUILLERMO R

    6553454

    ERP

    DEL RÍO JORGE

    DÍAZ EDUARDO NEMESIO

    875414

    OCPO

    En sintestis, de las constancias obrantes en autos, se tiene por acreditado que Jorge Del Rió fue secuestrado de su domicilio el 08/09/76 en horas de la tarde. Siendo posteriormente trasladado al centro clandestino de detención “Baterias” que funciono en la Base Naval de Puerto Belgrano, donde fue interrogado y sometido a tormentos; siendo luego ejecutado, desconociendose de que modo o con que medios lo hicieron, por permanecer aun desaparecido su cuerpo.


    III. 17.- CASOS LARREA, SILVIA HAYDEE Y LARREA, HÉCTOR NESTOR:

    Fueron secuestrados a la madrugada del 25/09/76, en su domicilio de la localidad de Argerich, partido de Villarino, provincia de Buenos Aires. Silvia Haydee LARREA llegó a su domicilio proveniente de Bahía Blanca. Al entrar en la casa se encontró con un grupo de personas encapuchadas y provistas de armas largas, que habían ingresado en la vivienda varias horas antes. Le colocaron esposas y una capucha, la golpearon y la adormecieron mediante la aplicación de una sustancia que podía ser éter, reteniéndola durante una hora aproximadamente. El grupo de secuestradores estaba compuesto por alrededor de 8 a 10 personas que se desplazaban en al menos tres vehículos.

    Luego llegó al domicilio, también proveniente de Bahía Blanca, Héctor Néstor LARREA -hermano de Silvia Haydee-, acompañado por su familia y la madre de ambos. Al entrar en la casa fueron sorprendidos por los secuestradores, quienes los golpearon y ataron. Luego, tras robar diversos elementos de valor, se llevaron del domicilio a Silvia y Néstor LARREA y los condujeron al centro clandestino de detención “Baterias” ubicado en dependencias de la Armada. Ambos fueron interrogados bajo tormentos y vejámenes diversos, incluyendo el paso de corriente eléctrica por el cuerpo. Silvia Haydee LARREA fue liberada aproximadamente seis días después de su secuestro, a las 02:00 hs., en la localidad de Cabildo. Héctor Néstor LARREA fue liberado el 02/10/76 en horas de la noche, en el paraje El Divisorio, partido de Coronel Pringles.

    Lo narrado se encuentra corroborado por la siguiente prueba colectada en la Causa:

    Testimonial:

    1. Declaraciones de Silvia Haydeé LARREA: En varias oportunidades y en diversas épocas y circunstancias prestó declaración testimonial sobre los hechos motivo de investigación.

    En particular:

    a) Fiscalía: Ante el Fiscal General Dr. Hugo Omar CAÑÓN – a fs. 837/839, cuerpo 5, Causa 04/07 - la nombrada el 23/08/07 expresó:

    Situación previa y secuestro:

    “....que en el mes de agosto, estima que del año 1973 o 1974, como ya ha declarado en otras oportunidades, en momentos en que se encontraba circulando en su automóvil por la ruta nacional 3 sur, fue baleado desde un auto Fiat 600 color gris, cuya patente comenzaba con los número 856, tripulado por 3 personas, a las que pudo reconocer como miembros de la Policía Bonaerense, de apellidos TOARMINA uno de ellos, FRANK el otro y tal vez BUSTOS el tercero, quienes revistaban en la Comisaría de Médanos. Recuerda la testigo que a raíz de ese hecho se iniciaron actuaciones administrativas, las que fueron instruidas por el Comisario REDIVO de la misma Comisaría, en las cuales la declarante era calificada como montonera, por su manera de actuar. Que como consecuencia de esas actuaciones administrativas, fueron sancionados los mencionados TOARMINA y FRANK. Que la declarante militaba en el sindicato de no docentes de la Universidad Nacional del Sur, institución en la que se desempeñaba como empleada administrativa rural…

    Secuestro:

    “… Que el 24 de septiembre de 1976, en circunstancias ya relatadas en su declaración de fecha 29 de septiembre de 1976, ante la Comisaría de Médanos, la que obra a fs. 15 de la causa N 143 CFABB, al entrar a su domicilio prendió la luz y fue sorprendida por un grupo de al menos 5 personas portando armas largas, quienes la encapucharon y luego de golpearla la introdujeron en el piso de la parte trasera del propio automóvil de la dicente, un Fiat 128, advirtiendo la declarante que pese a que los captores manifestaban que se dirigirían a Viedma, en verdad el automóvil tomó rumbo a Bahía Blanca, esto por el ruido característico que hacía su automóvil al girar hacia una dirección o la otra. Que durante ese trayecto, la declarante iba encapuchada, pese a lo cual pudo advertir que habían pasado por Bahía Blanca. Luego del viaje que duró un tiempo que la declarante no puede precisar, el automóvil se detuvo y la hicieron descender del auto, advirtiendo que cerca suyo se encontraba su hermano, de nombre Héctor Ernesto, que vivía junto con la testigo.

    CCD Base Naval Puerto Belgrano:

    “…Que por la textura de la capucha, pudo advertir que en el lugar al que habían llegado había montículos de tierra. También pudo percibir olor a mar, y luego percibiría el grito típico de gaviotas y el arrullo de palomas durante el día. Que luego de descender del automóvil, sintió que la hacían ascender por unos escalones, que no puede precisar si eran metálicos o de material, recordando que durante su cautiverio en ocasiones en que solicitaba que la lleven al baño, debía transitar por pasillos estrechos y entreverados, que cambiaban constantemente de dirección. Que durante su permanencia en dicho lugar, en una ocasión fue interrogada por una persona de buen vocabulario, quien empezó a preguntarle acerca de su actividad en el campo de la Universidad, en Argerich, y ante un comentario de la dicente de que se había incorporado a ese establecimiento un torno donado por la Base Naval, el interrogador dijo naturalmente “Ah, acá, Belgrano”.

    Torturas e Interrogatorios:

    “… Que en relación a las condiciones de detención, manifiesta que se encontraba en una especie de habitación en la cual permaneció siempre sola, advirtiendo en las ocasiones en las que la trasladaban hasta el baño, que había más gente a su alrededor, sintiendo que alguno de ellos se desplomaba, y recordando asimismo que alguno de ellos pedía con insistencia que le suministraran agua. Que en otra oportunidad pudo escuchar, al ser llevada al baño, que alguien decía en voz baja “tomá este pedacito de chocolate”, luego de que una mujer le hablara. Que también cuando era llevada al baño, podía percibir gemidos cercanos y gritos producto de golpes, provenientes de algún lugar más alejado, y también escuchaba ruidos de cadenas arrastrándose, lo cual la hacía pensar que se encontraba en el infierno. Luego, cuando le colocaron cadenas en los pies, advirtió que el sonido provenía de ese hecho. Que estando cautiva en el mismo lugar, era atormentada por los guardias, quienes le decían que la iban a violar entre 5 personas. Que una oportunidad uno de los guardias le hizo saber que le había tocado un interrogador bueno, por referencia a la persona más educada que antes mencionó, y que tenía suerte que no le había tocado “Carlitos”, que “era un hijo de puta”, que trabajaba con una víbora, y que el día anterior la había introducido en la vagina a una chica que no había querido hablar. Luego le decían que “Carlitos” quería hablar con ella. Que en otra ocasión, le soltaron un perro chico, el cual le lamió las manos y la cara. Que en otra oportunidad, uno de los interrogadores le preguntó a la dicente si sabía el tema del caballo de su hermano, el cual por ese entonces la dicente desconocía, pero luego se enteraría que su hermano había hecho ingresar su caballo a un bar en Argerich, cuya dueña tenía un yerno en la Base o relacionado con la Armada, teniendo esta última persona alguna participación en un hotel alojamiento. Que una noche le dijeron que la iban a matar y le preguntaron si quería escribirle a alguien, a lo cual la dicente dijo que no, tras lo cual le colocaron una inyección en el brazo, la llevaron a otra habitación y la colgaron atada de pies y manos, sin tocar el suelo, y le pasaban agua, tras lo cual comenzaron a aplicarle una picana eléctrica. Que luego de esa situación, le colocan cadenas en los pies, lo cual hizo pensar a la declarante que inevitablemente la matarían. Que más tarde apareció una persona de hablar muy pausado, por su voz una persona mayor, quien evidenciaba tratarse de una persona de mayor jerarquía, recordando la declarante que dicha persona fue anunciada por uno de los guardias. Que en la charla con esta persona, esta le manifestó que la liberarían, ante lo cual la declarante le manifestó llorando que no creía que la liberaran ya que había sido torturada y se encontraba encadenada, a lo cual la persona respondió que efectivamente la liberarían. Que en otra oportunidad, un guardia del lugar le manifestó en tono crítico que “acá hay personas que están averiadas y hace como dos meses que están”.

    Liberación:

    “… Que permaneció secuestrada en dicho lugar hasta el miércoles posterior a haber sido privada de su libertad. Que antes de liberarla, le manifestaron que la iban a dejar junto a un letrero, el cual debía seguir, y que debía rezar 100 padrenuestros antes de sacarse la capucha. Que el miércoles a la madrugada fue dejada en Cabildo, en su automóvil, en cuyo interior se encontraban distintos elementos que habían sido sustraídos a la dicente, tales como escrituras y un rifle, así como la capucha que le colocaban durante su cautiverio. Que en este estado de la declaración, le dicente manifiesta que estando detenida en el lugar descripto, pudo reconocer la voz de un Marino que se domiciliaba en Médanos, de apellido MENDOZA, cree que de nombre Juan, quien era esposo de una escribana de nombre Virginia, cree que de apellido Daireaux, el cual habría fallecido. Recuerda también que mientras la dicente se encontraba secuestrada, sus hermanos fueron a hablar con el entonces rector de la Universidad Nacional del Sur, Ingeniero Agrónomo Julio César LUCERO, quien les manifestó que esa zona, en referencia a Argerich, le correspondía a la Base Naval. Que los familiares de la dicente también le manifestaron que acudieron a Monseñor Mayer, quien les dijo que no podía hacer nada porque quedaba comprometido y no quería hacerlo. Agrega la dicente que en conversaciones que ha tenido, le han dicho que el lugar donde estuvo secuestrada podrían ser los Polvorines de la Base Naval Puerto Belgrano, que se encontrarían en cercanías de una caballeriza...”

    b) Juzgado: En la audiencia realizada en el Juzgado el 12/12/07 - luego de ratificar su declaración de fs. 15 del 29/09/76 efectuada en la Causa 143; de fs. 3 del 26/01/84 en la Causa 98 “Subsecretaría de Derechos Humanos s/ Denuncia Larrea, Silvia Haydeé s/ Privación ilegal de la libertad u homicidio” de la Cámara Federal de Bahía Blanca y la de fs. 137 del 23/08/07 ante el Ministerio Público Fiscal- señaló, a fs. 1245/1246, cuerpo 7, Causa 04/07:

    “...EXHIBIDA y leída su declaración de fecha 26/01/84, efectuada en la causa nro. 98 CFBB, obrante a fs. 3 es preguntada si la ratifica, CONTESTA si, respecto de la inyección que me pusieron, fue antes de pasarme la picana, y sobre la conversación con el que me cuidaba, el me dijo que allí había “gente averiada”, y que hacía como dos meses que estaba ahí. Cuando hablamos de un torno que la Base le había donado al campo de la UNS, me dijo “acá en Belgrano”. Era una persona de buen trato, nada que ver con los otros. A continuación se procede a EXHIBIR y dar lectura a su declaración efectuada el 29/09/76 en la causa nro. 143 CFBB, obrante a fs. 15 y es PREGUNTADA si la ratifica o rectifica, y CONTESTA eso lo declaré en la Comisaría de Médanos y no dije que me habían pasado la picana por miedo. EXHIBIDA su declaración ante la Fiscalía General obrante a fs. 137 de estos autos. Es PREGUNTADA si la ratifica y MANIFIESTA que si; cuando me devolvieron el Fiat 128, las patentes estaban corridas de lugar como si las hubieran cambiado por otras. Era de color beige. PREGUNTADA por el Sr. Juez en relación con la diligencia en la Base Naval Puerto Belgrano realizada el día 19 del mes de octubre de este año, sobre el sonido de las aves que es muy nítido en las grabaciones obtenidas en la diligencia efectuada en la Base Naval Puerto Belgrano CONTESTA yo recuerdo las palomas y las gaviotas PREGUNTADA por la comida CONTESTA comíamos muy poco. Una vez hubo asado y me dieron pero me dijeron “ahora viene carlitos” y no comí más. Sentía olor a acaroína. Cuando me torturaron yo pedía agua y me pasaban agua con el dedo sobre los labios. También hacían un ruido como de afilar un cuchillo y me decían que estaban “calentando un fierro”. El perro era chiquito pero igual fue muy desagradable. EXHIBIDO el croquis de la localidad de Algarrobo obrante a fs. 4 y vta. del expte 143 CFBB es PREGUNTADA para que diga por los lugares donde fue secuestrada, la dicente señala la estación de ferrocarril en la que veía grandes luces cuando volvía a su casa de la fiesta de casamiento de su hermana, y MANIFIESTA cuando llegué a mi casa, las luces estaban apagadas y el perro no ladraba, era raro porque habíamos dejado las luces prendidas. Cuando entré me agarraron. Me pusieron una venda y me pegaron cuando me la quise sacar. Me revisaron todo. Tenía muchas cartas de EEUU donde había vivido, y eso les llamó la atención. También tenía muchos libros y una pistola porque me gustaba tirar al blanco, un 45 recortado que estaba escondido y un rifle que estaban todos declarados. Las armas se las llevaron y después me las devolvieron en el auto cuando me largaron. También la escritura de la casa. No me devolvieron la plata que eran nuestros ahorros. Cuando me largan yo pensé que en la caminera me iban a detener por tener las armas en el auto. PREGUNTADA para que diga sobre detalles del vehículo en que fue liberada CONTESTA era gasolero. El camino fue corto, no fue tan largo como cuando me llevaron. Es la impresión que tengo. PREGUNTADA si conocía la Base con anterioridad CONTESTA no, recuerdo que cuando nos bajaron arrastraban a alguien y dijeron que al que hablaba le daban un tiro en la cabeza. Fue un operativo de varios autos. PREGUNTADA si fue el único episodio en Argerich CONTESTA si, fue muy notable porque nosotros trabajábamos en la UNS. El jefe de Agronomia era Ferrejans y actualmente es el jefe de todas las barreras sanitarias en Mendoza. Era militante de la Juventud Tendencia peronista. Los secretarios eran Hugo Díaz y Hugo Ziliani a quienes se los acusaba en rumores de haber matado al comisario Ramos. En el sindicato teníamos mucha conexión. Yo pintaba murales. Nos ligaron al grupo montonero. El Comisario Ramos fue a mi casa después del golpe, y me preguntó por los hombres que hay en la casa y me ordenó que buscara a todos los que estaban en la estancia. Atrás de unos tamariscos había dos patrulleros. Estaban durmiendo estudiantes que estaban haciendo las pasantías en Agronomía. Los hizo salir a todos y nos tuvieron dos horas parados. Mi secuestro fue cinco o seis meses después. Los tiros en el auto fueron un año antes más o menos. PREGUNTADA por qué dijo su nombre cuando la secuestraron CONTESTA yo creía que buscaban a Silvia Chavero que había pintado un mural en una escuela que había sido muy comentado. Cuando lo vio un coronel se armó un escándalo y voló la directora. PREGUNTADA por qué cree que fue secuestrada CONTESTA por una conjunción de hechos, mi manera de ser, los murales que yo pintaba, yo soy muy conocida. Cuando me soltaron me dijeron “no te juntes más con los zurdos”. Creo que quisieron dejar un ejemplo...”

    2. Declaraciones de Héctor Ernesto LARREA: En varias oportunidades y en diversas épocas y circunstancias prestó declaración testimonial sobre los hechos motivo de investigación.

    En particular:

    a) Fiscalía: Ante el Fiscal General Dr. Hugo Omar CAÑÓN – a fs. 947/951, cuerpo 5, Causa 04/07 - el nombrado el 09/10/07 expresó:

    Situación previa:

    “...Que toda su vida transcurrió en la localidad de Argerich, desempeñándose desde 1964 como empleado en los campos de la Universidad Nacional del Sur que quedan en las inmediaciones de esa localidad, cumpliendo tareas típicamente rurales. Que en el año 1973 hubo una renovación de autoridades que le propusieron reasumir algunas tareas que había dejado de hacer con posterioridad al golpe de estado de Onganía. Que a partir de ese año, la gente que desde la Universidad iba al campo expresaba un mayor compromiso político, recuerda el testigo que el director del programa hasta fines de 1974 de campos era de apellido Ferrohams y otro de los que estaba en esa época era Lauretti. Que a fines de 1974, aproximadamente, en una ocasión, luego de que Ferrohams había sido sacado de su puesto, personal policial de Médanos le revisó su domicilio, aunque los que dirigían el operativo no eran de Médanos. Que nuevamente en el año 1975, se hizo presente en el campo personal una comisión de militares, al mando del Subteniente Fuster, que procedió a revisar su domicilio y a contar la hacienda que había en el campo. Recuerda el testigo que le preguntó a ese Subteniente si no necesitaban orden de allanamiento y le respondió, tomando un arma que llevaba en la cintura “esta es la orden de allanamiento”, también recuerda el testigo que le preguntó acerca de los motivos de la revisación del domicilio, obteniendo como respuesta que dada la cercanía con el mar, sospechaban que grupos bajaban armas. En la entrada del campo de Chapalcó recuerda que los muchachos universitarios que iban a trabajar a los campos, habían puesto un cartel que decía “Establecimiento Mariano Pujadas”, cartel que después del golpe de estado de 1976 fue sacado por las nuevas autoridades. Que estima el declarante que con fecha aproximada de fines de 1974 o inicio de 1975 el declarante fue enviado a la localidad de Cinco Saltos a buscar frutales para traerlos hasta el campo de la Universidad Nacional del Sur de Ascasubi. En dicho viaje conoció al Ingeniero Prádanos, quien vivía en la localidad de Gómez junto a su familia. Este Ingeniero luego se radicó en Ascasubi, y ocasionalmente lo volvió a ver dos o tres veces más, enterándose luego que faltaba y que finalmente se había identificado un cuerpo que había aparecido en La Adela junto con el de Riganti durante el año 1976. Que durante este año 1976 el declarante era encargado de los campos de la Universidad en Argerich y Chapalcó. Entre el personal que trabajaba en los campos estaba el señor Salvador Alfonso, David Garay, Anibal Garay y Oscar Garay, estos dos últimos se encuentran con vida en el presente. Que un hecho que el dicente considera intrascendente, pero que le fue mencionado a su hermana Silvia Haydee Larrea durante el cautiverio que sufrió, es que el 4 de septiembre de 1976, por una apuesta el declarante hizo entrar a un bar de Argerich un caballo, para demostrar que el mismo era manso, pero se trató de un hecho sin mayor trascendencia…

    Secuestro:

    “… Que el 24 de septiembre de 1976, luego de culminar la fiesta el casamiento de su hermana Celia el que se celebró en Bahía Blanca, se dirigió junto a su mujer de nombre María Lucía García, su madre y su hijo de tres años de nombre Héctor Pablo a su domicilio en Argerich, en tanto que su hermana Silvia lo hizo en su automóvil Fiat 1500 arribando antes al domicilio. Al llegar al lugar, se sorprendió porque estaban las luces de la casa apagadas pese a que le había encargado a un peón de apellido Elosegui que las mantuviera prendidas. Al intentar el declarante prender una luz de la galería semicubierta, se aparecen cuatro personas encapuchadas y fuertemente armadas que procedieron a revisar al declarante y a preguntarle quién era, en tanto que a su mujer, hijo y madre los condujeron hacia el interior de la casa. Luego podrá advertir que había más de cuatro personas participando del procedimiento. Tras revisarlo, el dicente es conducido a una habitación de su domicilio y comienzan a golpearlo sobre todo con las culatas de las armas al tiempo que lo interrogaban acerca de dónde venía, dónde había estado, qué hacía y demás circunstacias, incluso preguntaban sobre las armas que el dicente no tenía. En el mismo domicilio las personas que lo golpeaban le colocaron una capucha oscura en la cabeza, que permitía el paso de la luz por la textura de la tela, y lo ataron las piernas con cadenas y también los manos, siendo muy doloroso por tratarse de cadenas. Tras inmovilizarlo, fue introducido en el asiento trasero del Citroen de su madre, recordando que al lado suyo iba un ruso grandote con mucho olor a vino o alcohol, de unos cincuenta años, de pelo corto, que vestía ropa militar que el declarante no distinguió si era azul o verde. El militar que manejó el Citroen y estaba al parecer al mando del grupo era de tez blanca, gordito, de contextura fuerte, de unos veintiocho años. Recuerda el dicente que aproximadamente a los tres años de hacer sido secuestrado, en ocasión en que el declarante transitaba por calle Alsina casi llegando a la esquina con San Martín, en la vereda de enfrente a la Farmacia Pasteur, en el hall de un edificio pudo ver que esta persona estaba allí como haciendo guardia y al sorprenderse el declarante y comenzar a observarlo, el militar que estaba de uniforme también se sobresaltó, aunque el declarante se alejó rápidamente del lugar. A bordo del Citroen recuerda que pudo percibir que el auto tomó el camino sesquicentenario, y al llegar al cruce de este camino con la ruta 33, lo golpearon fuertemente en la cabeza y el auto comenzó a girar en redondo lo que desorientó al declarante...

    CCD Base Naval Puerto Belgrano:

    “… A partir de ese momento, el declarante viajó tirado en el piso del auto y en menos de media hora, el auto se detuvo y lo hicieron descender del mismo en un lugar donde había un ruido muy fuerte de motores como de camiones funcionando a pleno, la impresión que le causó al declarante era que se encontraba en los terrenos del Quinto Cuerpo de Ejército donde hizo el servicio militar, más precisamente en la parte posterior de las cisternas y por el poco trecho que recorrieron desde el cruce con la ruta que mencionó. En ese lugar era conducido por el militar rubio, en tanto que el otro más gordo descendió también del automóvil alcanzando a divisar el testigo a través de la capucha que había tres personas más apuntando con fusiles. En ese lugar, empiezan a decir que hubo un error y comienza a hablar el que conducía el Citroen con los que estaban esperando allí. Luego apareció una camioneta grande, cerrada, en cuya caja fue introducido el declarante siendo amenazado de que si se movía le rompían la cabeza, iniciando allí nuevamente un viaje de por lo menos media hora, recordando el declarante que antes de terminar el nuevo recorrido el vehículo pasó un paso a nivel ferroviario y tres puestos de guardias ante los cuales se detenía antes de seguir. Quien permanecía al lado del dicente era el militar de descendencia rusa que describió en primer término. Al terminar el recorrido la camioneta se detuvo e hicieron descender al declarante ante una construcción con una puerta doble, la que daba a un pasillo a cuya derecha había una habitación muy grande, a la que se accedía por una arcada sin puerta, las paredes de la habitación eran ladrillo sin revocar, y piso de porland. En dicho lugar al declarante le quitaron la capucha para vendarle los ojos y en esa oportunidad pudo ver que en ese lugar había ocho personas, los dos que lo llevaron hasta allí y seis militares más vestidos de fajina (borceguíes, pantalones anchos, y podría ser camisa)….

    Torturas e Interrogatorios:

    “… En esa habitación el declarante fue fuertemente golpeado, en reiteradas oportunidades, obligado a desnudarse y revisado en sus partes íntimas. Luego de que dijeran los militares que continuaban golpeandolo “no tiene marcas” le devolvieron la ropa y lo hicieron vestir nuevamente. De allí, fue conducido caminando, sin poder advertir nada ya que tenía los ojos vendados. La impresión que le dio al declarante es que salió por una puerta opuesta a la de ingreso. Una vez en el exterior, lo volvieron a encadenar en las piernas y manos, y fue atado a un árbol o palo. A cada rato mientras estaba allí atado, pasaba alguien que lo puteaba y lo pegaba patadas y golpes de puño. Esto ocurría cada cinco minutos y podría haber ocurrido de día, sintiendo el declarante mucho sol y sonido de pájaros. El declarante estuvo todo el día en ese lugar atado. Luego fue sacado de ese árbol e introducido en una especie de galpón grande al que se accedía descendiendo aunque sin haber escalones, por un pendiente de tierra, del tipo de los garajes subterráneos. Para que el declarante pueda dormir le ataron las manos delante de su cuerpo y le dieron una colchoneta y un manta que parecía tener brea o sangre ya que el olor era fuertísimo. La impresión que le da al declarante era que allí había más gente, y que hablaban entre ellos. Recuerda el dicente haber escuchado alguna conversación en la que personas con voz masculina decían “te acordás cuando hicimos tal cosa o tal otra” y “yo no dije nada de eso” y otra noche escuchó una discusión y el ruido de un cuerpo que caía. Sin embargo el declarante supone que esto no ocurría allí sino que era grabado y reproducido con un tocadisco, ya que pudo en una oportunidad correrse un poco la venda y pudo ver que se encontraba en un galpón con las paredes de material y techo de hormigón, siendo el techo con una curvatura circular tipo parabólico, pero de material. Al correrse la venda no pudo ver si allí había más detenidos, advirtiendo que allí había un militar y muy joven, de tez blanca, sobre una tarima el que se encontraba leyendo y en un rincón más alejado había un militar morocho con ropa azul y de bigotes, el que al advertir que lo estaba mirando lo agarró a patadas al declarante. En algunas oportunidades iban más militares a ese lugar y comentaban que tenía que ir a algún lado. Cuando el declarante pedía ir al baño era conducido a un rincón donde había un inodoro con un tirante tirado antes que los captores presentaban como una puerta, lo cual no podía el dicente distinguir ya que tenía los ojos vendados. Recuerda el declarante que en una oportunidad se desmayó y apareció luego una persona que dio la impresión de ser un médico joven que le colocó una inyección y que le ordenó a los otros que el declarante debía permanecer acostado. Durante su permanencia en dicho lugar, luego del segundo día le llevaba algo de comido estimando que sería carne o pollo. Que durante los ocho a diez días que permaneció allí el declarante nunca lo dejaron bañarse. En ocasiones venían los militares y le preguntaban, siempre golpeándolo, si en su casa había una mujer grande y un pibito, en alusión a su madre e hijo y le decían “a esos los matamos”. En una ocasión le preguntaron qué quería y le insistieron para que diga qué le gustaría comer, tras lo cual el declarante dijo que prefería asado y vino, y le contestaron que esa noche le darían lo que quisiera porque después lo iban a matar. Esta situación, originaba en el declarante el deseo de que finalmente lo maten ya que pensaba que le habían matado a toda la familia. Recuerda el declarante que había un cambio de guardia y los del turno de noche eran más contemplativos. Había uno al que trataban como jefe, que era el que ordenaba “si el paisano pide agua, denle orín” y si hace tal cosa métanle picana. Uno de los guardias se quejaba de que el jefe era un hijo de puta, “pero no diría el nombre porque si uno de ustedes sale lo va a ir a buscar”. El declarante en forma esporádica sentía el paso de camiones y de algún auto, pero no de trenes. Cada hora o dos horas había sonidos de silbatos, similar a los que se utilizan en las guardias para controlar que los que están apostados no se duerman. Se escuchaba en las cercanías ruidos de pájaros y de plantas. Durante las mañanas lo llevaban al declarante a una especie de glorieta que podría estar rodeada de tamariscos, donde había una cama de hierro a la que lo ataban con grilletes. Una vez atado en esa cama, movían alguna especie de mecanismo que hacía surgir desde debajo de la cama unas especies de pinches que se le clavaban en el cuerpo y empezaban a pegarle con un palo en el abdomen. Al moverse era peor ya que sentía más fuerte los pinches en el cuerpo. El día en que le habían dicho que lo iban a matar lo pusieron contra una pared y empezaron a tirarle tiros alrededor cayéndole pedazos de mampostería sobre el cuepro. Luego de esto, otro retaba a los que tiraban tiros y les decía “son unos inútiles no lo mataron, ahora lo voy a tener que matar yo”, tras lo cual, gatillaba un arma en la cabeza del declarante. Luego de eso fue introducido nuevamente al galpón. Durante los interrogatorios le preguntaban sobre personas que no conocía pero que eran conocidas como Abal Medina, Firmenich, Arrostito y nombres por el estilo. En otra ocasión le fueron a decir que su hermana se había descompuesto y que escuchara que se llevaban a su hermana Silvia y pudo escuchar al auto Fiat de su hermana que arrancaba. En una oportunidad recuerda que lo llevaron a otra dependencia donde había un escritorio y un banquillo, al que fue siempre vendado y atado. En ese lugar había alguien de más rango ya que todos se cuadraban ante él y esa persona le estuvo hablando mucho tiempo, formado, que lo interrogó acerca de por qué trabajaba en el campo, para qué quería hacer producir los campos y demás. Al terminar de hablar y retirarse esta persona se quejó ante los otros diciéndoles, no me hagan hacer tanto viaje por este, por este pobre paisano…

    Liberación:

    “… Luego de hablar con esta persona, le dijo que lo largarían y que después iban a ir a comer ovejas al campo. Desde el galpón lo llevaron hasta el Citroen de su madre, pidiendo el declarante que dado el estado en que se encontraba que lo dejaran cerca de su domicilio, a lo que le respondieron que si, aunque fue liberado cerca de El Divisorio, vendado. Cuando pudo sacarse la venda, anduvo unos dos kilómetros en el Citroen y llegó hasta un cartel que decía “El Divisorio”. Recuerda el declarante que luego fue a Argerich y permaneció como treinta días en cama, con los huesos estropeados y se encontraba muy golpeado...”

    b) Juzgado: En la audiencia realizada en el Juzgado el 12/12/07 -luego de ratificar su declaración de fs. 22 efectuada en la Causa 143 y la de fs. 942 del 09/10/07 ante el Ministerio Público Fiscal- señaló a fs. 1247/1248, cuerpo 7, Causa 04/07:

    “...EXHIBIDO que le es el croquis de la localidad de Algarrobo efectuado en la comisaría de Médanos obrante a fs. 4 y vta. del expte 143 CFBB MANIFIESTA entré al pueblo por la ruta, pasé el paso a nivel del FFCC y agarré la calle para entrar a la casa. Lo que observé es que parecía que había gente y un auto atrás de los árboles de la entrada. Como no tenia llaves en las puertas, dejé a un muchacho para que se quede y prenda las luces. PREGUNTADO para que diga si tenía militancia política o gremial o había expresado alguna crítica al gobierno, CONTESTA no quería al gobierno de Isabel. Yo voy a trabajar ahí en el año 64 cuando fallece mi padre. Antes era mecánico. Los campos los administraba la cooperadora de la universidad. Me llamaron para arreglar las camionetas y me dieron el cargo de encargado de los campos, un porcentaje en el trigo, las vacas y la leche y todo lo que producía el campo. Puse también un criadero de chanchos. También ahí también me casé. Cuando entra Onganía, en el año 68 borra todas las cooperadoras y los campos pasan al departamento de Agronomia. En Argerich, aparte de la producción, Agronomía hacía ensayos. Entonces me pasan a tractorista, cosa que yo no quería y empezó mi gran desconformidad. Me mandaba un capataz que no admitía. Esperaba que cambiara la situación y me fui adaptando, amansaba caballos, y con eso y algunas changas me arreglaba. Yo siempre hablaba en contra de los militares aunque no tenía la aprobación de la gente que me escuchaba. En el año 73 ponen de rector a Víctor Benamo y en Agronomía a Ferrohans y a Lauretti de Secretario. Vinieron a verme los dos últimos a verme porque se habían vendido todos los animales, para ver qué se podía hacer, y también con el campo de Chapalcó, a unos 55 km. de Argerich- que se había dejado de alquilar y Agronomía no se había hecho cargo. Cuando fuimos a ver el campo de Chapalcó nos dijeron que la hacienda que había ahí era robada y que no fuéramos más. Entonces Ferrohans fue a ver al comisario Cuadierno o algo así. Al mes se organizó todo para ir con la policía a juntar la hacienda que resulto ser de los chacareros de la zona. Agronomía les dice que le tienen que pagar por el pastoreo de esa hacienda por unos cinco años. Los dueños de la hacienda eran clientes de Benamo y lo van a ver, y por la gestión de Benamo, se acuerda que los ocupantes se vayan y nada más. El administrador era Jorge Curi, y él me mando a pedir animales para ese campo. El campo lindaba con la laguna de Chapalcó y no tiene forma de llegar desde el mar. Eso de que traían armas por mar hasta los campos era una mentira. En ese entonces el grupo de los estudiantes de agronomía, y Ferrohans, al establecimiento de Chapalcó lo nombraron “Mariano Pujada”, uno de los que mataron en Trelew. Creo que Ferrohans era comunista. Estamos hablando de los años 73/74. Ese cartel no gustó y lo sacamos, por el malestar que causó. Lo sacaron los mismos que lo habían puesto. PREGUNTADO si durante el período anterior a su secuestro tuvo durante el proceso alguna molestia CONTESTA solamente esa vez que fueron PREGUNTADO qué le preguntaban en su cautiverio CONTESTA por qué iba a trabajar a Chapalcó. Yo contestaba que me daban el vehículo, viáticos y horas extras. PREGUNTADO si lo interrogaban por quiénes iban a ese campo CONTESTA si, iban alumnos. PREGUNTADO para que diga cómo era el trato de la gente de Agronomía CONTESTA era siempre igual, me trataban bien. PREGUNTADO para que diga si las personas allegadas le hicieron algún comentario luego de su secuestro y siguió trabajando CONTESTA nadie me dijo nada. Estuve dos meses sin trabajar por mi salud. El Dr Pezzutti me autorizó la licencia para justificar esos días que no trabajé y pude seguir trabajando. PREGUNTADO para que diga qué vio cuando le sacaron la capucha y lo vendaron CONTESTA la subida a la escalera, el piso de hormigón del parabólico. No vi construcciones, era un lugar muy aislado, se escuchaban pasar autos y camiones, que se oía un rebaje como en una subida. Parecía descampado. Toreaba un perro. PREGUNTADO por la comida que le dieron CONTESTA los primeros días nada. Comía del plato, con la mano. Presas de pollo. Un día me dieron guiso de arroz. PREGUNTADO si los utensilios tenían alguna identificación CONTESTA no pude ver nada...”

    Documental:

    1. Causa 143 “Larrea, Héctor Ernesto y Larrea, Silvia Hadyée - Víctimas de secuestro y robo - Imputados: N.N.”: Iniciada el 25/09/76 ante el Juzgado en lo Penal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Francisco Bentivegna, Secretaría del Dr. Hugo Angel Cavallaro, su instrucción estuvo a cargo del Subcomisario Horacio PALMIERIde la Comisaría de Médanos, Partido de Villarino.

    Ante la instrucción policial se presentaron los testigos siguientes que dieron cuenta de los hechos ocurridos en el Establecimiento Rural de Argerich dependiente de la UNS, en estos términos:

    a) El 30 de septiembre de 1976, Eleuterio MOLINA y dijo:

    “...Que suele concurrir al negocio de Camilo García, el que se halla en el mismo Argerich, frente a la estación del ferrocarril. Que estuvo presente en este lugar el día viernes 24 del mes en curso, cuando a eso de las nueve de la noche, entraron dos personas, las que vestían de civil y estaban armadas. Que les ordenaron a los presentes que no se movieran, preguntando por el dueño de la camioneta colorada que se hallaba afuera. Que José Elosegui, dijo que el vehículo era de él, ordenándole estas dos personas al último que vaya con ellos. Que a los demás les dijeron que para su propia seguridad permanecieran en el lugar por no menos de media hora. Que continuaron jugando a las cartas y estuvieron en el bar durante 35 minutos, y que finalizado este tiempo García cerró el negocio y cada uno de los presentes se retiró a su casa. Que el declarante permaneció en su domicilio hasta el otro día en la tarde, no habiendo observado ningún otro acontecimiento, no recordando tampoco el aspecto de los forasteros que llegaron el día anterior al bar, ignorando también todo otro detalle. Que recién al otro día se enteró de lo acontecido, sabiendo que se habían llevado a Silvia y Héctor Larrea, a quienes conoce desde chicos, no teniendo idea del motivo por el cual fueron secuestrados...”

    b) El 28 de septiembre de 1976 Antonio Héctor BARRO dijo:

    “...Que el día viernes próximo pasado, se hallaba en el almacén y bar de Camilo García, ubicado frente a la estación ferroviaria de Argerich. Que a eso de las 20,30 hs.se encontraba jugando a las cartas con varios amigos, entre ellos José Eulogio Elosegui, quien habría entrado hacía unos minutos y comentaba que había estado anteriormente con algunos forasteros que buscaban a una familia del lugar. Que momentos después ingresaron sorpresivamente al bar dos personas armadas, las que ordenaron a los presentes a ponerse contra la pared y preguntaron por el dueño de la camioneta colorada que se hallaba afuera. Que José Elosegui dijo que el citado vehículo era de él, ordenándole estas dos personas que vaya con ellos, y a los que estaban en el lugar que no se movieran de allí por espacio de media hora. Que el declarante no recuerda las caras y el aspecto físico de estas dos personas, ignorando también el vehículo en que viajaban. Que continuaron jugando a las cartas, y al cabo de media hora cada cual de los presentes se dirigió a su casa. Que recién al otro día se enteró por comentarios, que varias personas habían estado en la chacra experimental de la Universidad del Sur y se habían llevado a Silvia Larrea y al hermano Héctor Larrea, ignorando el declarante el motivo y quiénes pudieron haberlo hecho. Que no puede aportar ningún otro dato, siendo todo por cuanto tiene que declarar...”.

    c) El 29 de septiembre de 1976 Camilo GARCÍA y dijo:

    “...Que es propietario del almacén y bar ubicado en la localidad de Argerich, frente a la estación del ferrocarril. Que el día viernes próximo pasado, hallándose en este lugar trabajando, es decir sirviendo una copa a uno los presentes, fueron interrumpidos por dos personas armadas, los que ordenaron que nadie se moviera y que se pusieran contra la pared. Que esto ocurría a eso de las nueve de la noche, preguntando estos individuos por el propietario de la camioneta colorada que se hallaba estacionada afuera. Que uno de los clientes del declarante, “chochi” Elosegui, dijo que el vehículo era de él, motivo por el cual estas dos personas le dijeron que los acompañara, cosa que hubo de hacer Elosegui. Que antes de retirarse, ordenaron además a todos los presentes, que por el bien de ellos, ninguno se moviera del lugar por espacio de media hora. Que pasado este tiempo, los parroquianos se retiraron cada cual a su casa, cerrando inmediatamente su comercio el declarante. Que en el momento que habían ingresado al bar estas personas, el declarante se hallaba en una posición en que no podía verlos, ignorando completamente el aspecto físico que presentaban, como así también otros detalles en cuanto a vestimenta o armamento que llevaban. Que conoce a las víctimas Silvia Larrea y Héctor Larrea desde hace muchos años, mereciéndoles un buen concepto, ignorando el declarante que pudo haber motivado este hecho, del que se enteró al otro día por los comentarios de los vecinos...”

    d) El 27 de septiembre de 1976 José Eulogio ELOSEGUI dijo:

    “...Que conoce a Silvia Haydeé Larrea y a Héctor Ernesto Larrea desde hace algún tiempo, debido a que al igual que el declarante son empleados de la chacra experimental existente en la localidad de Argerich, dependiente de la Universidad Nacional del Sur. Que el día 24 próximo pasado siendo aproximadamente las 21,30hs. observó algunos vehículos que llegaron a la mencionada chacra, donde el declarante tenía conocimiento que en ese momento no había nadie de la familia Larrea, ya que habían ido a un casamiento a la ciudad de Bahía Blanca. Que suponiendo que estas personas tenían interés en en ver a la citada familia, que vive en la misma chacra, el declarante se llegó hasta allí a preguntar si necesitaban algo, a lo que le respondieron negativamente. Que el declarante se trasladó en su camioneta hasta el bar ubicado frente a la estación Argerich, donde al cabo de algunos minutos se hicieron presentes dos o tres personas armadas y encapuchadas que les ordenaron a los presentes a levantar las manos y ponerse contra la pared, preguntando por el vehículo que se hallaba afuera, respondiendo el deponente que era de él, por lo que lo llevaron nuevamente a la chacra experimental. Que una vez allí, le preguntaron por la familia Larrea, a quienes explicó donde se hallaban. Que le hicieron abrir la puerta de la casa, donde el que declara fue encapuchado y atado a una silla y a una mesa. Que quedó de esta manera durante unas cuantas horas, ignorando lo que ocurría a su alrededor. Que a eso de las 04,00 de la mañana fue desatado por la Sra. María de Larrea, cuando momentos antes se habían retirado estas personas, las que se habían llevado a Silvia Larrea y a Héctor Larrea. Que se llevaron también los dos automóviles que había en la chacra, un Citroën y un Fiat. Que calcula el número de los secuestradores entre ocho y diez personas, a los que no podría reconocer a ninguno, ya que algunos llevaban capuchas y no dejaban que los mirara.Que viajaban en tres vehículos a los que el declarante tampoco les prestó atención, ignorando de que rodados se trataban. Que estas personas revisaron toda la casa dejándola toda desordenada; habiendo tenido conocimiento el declarante que se llevaron también algunas armas y dinero en efectivo. Que en este acto hace entrega a esta instrucción de la capucha y de las vendas que utilizaron con el declarante...”

    e) El 30 de septiembre de 1976 Faustino PETROCH dijo:

    “...Que el deponente concurrió, como lo hace habitualmente, al almacén y bar de Camilo García, en el pueblo de Argerich, el día 24 próximo pasado en horas de la tarde. Que siendo aproximadamente las 21,00 horas, se hallaba en el lugar jugando al truco con varios amigos, en oportunidad que llegó Chochi Elosegui. Que momentos después se hicieron presentes en el bar dos personas armadas, los que ordenaron a todos que no se movieran y se pusieran contra la pared. Que acto seguido preguntaron por el conductor de la camioneta colorada que se hallaba estacionada afuera, respondiendo Elosegui que era de él, motivo por el cual le dijeron a este último que los acompañara. Que habiendo salido Elosegui, una de estas personas les dijo a los presentes que por bien de ellos, por espacio de media hora no se retirara ninguno del lugar porque estaban custodiados. Que permanecieron por este tiempo en el bar, al cabo del cual cada uno se retiró a su casa. Que no pudo observar muy bien a estos dos sujetos, no recordando el aspecto físico, como así también otros detalles. Que recién al otro día se enteró por los comentarios del pueblo, que esa noche habían tenido atado a Elosegui en la chacra de la Universidad y que se habían llevado secuestrados a Silvia Larrea y Héctor Larrea, a quienes conoce desde hace mucho tiempo, ignorando los motivos que pudieron ocasionar este hecho...”

    f) El 26 de septiembre de 1976 María Lucía GARCÍA de LARREA dijo:

    “...Que hace unos once años que vive en el domicilio citado (establecimiento rural de Argerich, dependiente de la Universidad Nacional del Sur), con su esposo, Héctor Ernesto Larrea, argentino, de 40 años de edad y empleado mecánico; y con su cuñada, Silvia Haydeé Larrea, argentina, de 35 años, soltera y empleada administrativa de la citada Universidad.-Que en el día viernes 24 próximo pasado todos los nombrados, asistieron a un casamiento en la ciudad de Bahía Blanca, retornando a Argerich el día sábado 25 en horas de la madrugada. Que al ingresar al domicilio fueron sorprendidos por varias personas armadas, las que ataron y se llevaron a su esposo y a su cuñada, ignorando la denunciante el motivo y el destino. Que tiene conocimiento que los secuestradores habrían ingresado a la casa unas cuantas horas antes, habiendo procedido a revisar todo, y habiéndose llevado además, dos cuchillos de plata, cinco mil pesos en efectivo, dos revólveres SMIH Vesson, números 2588 y 257919, una carabina Rubí n 42654.Que partieron en varios automóviles, entre los cuales estaban un Citroën 2 CV, modelo 1972, patente B 035752, propiedad de una cuñada de la que denuncia, Celia Beatriz Larrea y un Fiat 128, modelo 1973, color beig, propiedad de la secuestrada Silvia Haydeé Larrea. Que tanto el esposo de la denunciante Héctor Ernesto Larrea y su cuñada Silvia Haydeé Larrea, de los cuales hasta el momento ignora su paradero, son empleados de la Universidad Nacional del Sur, trabajando actualmente en la chacra experimental existente de la localidad de Argerich...”

    g) El 28 de septiembre de 1976 María MORETTI de LARREA dijo:

    “...Que la dicente es madre de Silvia Larrea y Héctor Larrea, los que fueron secuestrados por personas desconocidas el día sábado en la madrugada del interior de su domicilio. Que la dicente conjuntamente con su familia el día viernes 24 había concurrido a la ciudad de Bahía Blanca con motivo del casamiento de otra de sus hijas. Que aproximadamente a las 3,30 horas de la madrugada del día sábado, la deponente conjuntamente con su hijo Héctor y la nuera, es decir la esposa de su hijo, regresaron de la ciudad de Bahía Blanca, en el automóvil Citroën propiedad de su hija Celia Beatriz Larrea. Que al ingresar a la parte interna vieron el auto Fiat propiedad de su hija Silvia, que estaba en la cochera, es decir que la misma había regresado mucho antes. Que observaron que la casa estaba a oscuras, cosa que les llamó la atención, y al bajar su hijo Héctor para encender la luz se encontraron con varias personas de civil, fuertemente armadas y encapuchadas algunos de ellos. Que de inmediato observó que su hijo Héctor era encapuchado y maniatado y llevado contra la pared, mientras que a la dicente y a su nuera, la introducían al interior de la vivienda. Dado a las severas órdenes que recibían y el tono, la dicente y su hija política permanecieron en silencio. Que de inmediato recibieron órdenes de permanecer en esa posición por espacio de 15 minutos, escuchando en ese interín ruido de motores de autos, lo que entendió eran los desconocidos que se alejaban del lugar. Que pasado un tiempo prudencial, conjuntamente con su nuera, visaron el interior de la casa en busca de sus hijos, con resultados negativos, encontrando sí, maniatado y encapuchado al empleado Elosegui. Que constató un total desorden en la mayoría de las habitaciones de la casa y al revisar dos carteras de su propiedad que estaban en el suelo, constató la suma de cinco mil pesos ley. Que asimismo, observó que faltaban armas propiedad de su hija Silvia, armas éstas declaradas legalmente esta Policía. Que también constató la desaparición del coche Citroën propiedad de su hija Beatriz y el Fiat 128 propiedad de su hija Silvia, al igual que la falta de dos cuchillos. Que no puede decir si los que secuestraron a sus hijos eran policías o militares o civiles...”.

    2. Universidad Nacional del Sur: A fs 1889/1893 corre agregado el informe de la UNS corroborando la relación de empleo de los hermanos LARREA y del campo de experimentación de Chapalcó.

    “Que el señor Héctor Larrea se desempeño en el Departamento de Agronomia – Establecimiento Rural Argerich – en el año 1976, dejando de prestar servicios el 28 de febrero de 2003 por jubilación…”.

    “Que la Sra. Silvia Larrea se desempeño en el departamento de Agronomia – Establecimiento Rural Argerich – en el año 1976, dejando de prestar servicios el 31 de marzo de 1987 por retiro voluntario regimen decreto 2193/86…”.

    3. Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y Legajo DIPBA de Larrea Silvia y Larrea Héctor, de fs. 2691/2699, cuerpo 14, Causa 04/07: De los informes obrantes a fs. 3032/3033vta., 3165/3169 3524/3525 y copias certificadas de los documentos de fs. 3015/3164; fs. 3401/3523 y fs. 4701/494 -grabados en el “DVD 2 Prefectura Naval Argentina Greestone 2.72” remitido por la CPM- surgen autenticadas las imágnes TIF números 0081 y 0083 por parte de la Perito del Archivo de la Ex-Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPBBA), y del Centro de documentación y Archivo gestionado en la actualidad por la Comisión Provincial por la Memoria:

    “....se encuentran depositados y registrados los originales del material que esa secretaria, enviara en formato papel y CD, ambas versiones correspondientes a documentación obtenida de archivos de la Prefectura Naval Argentina, vinculados con la actuación de esa institución entre los años 1973-1990 en Bahía Blanca... Por lo expuesto, procedo a enviar copia certificada de la documentación que se detalla a continuación:...

    1. Impreso del archivo de imagen TIF número 0081 que contiene los listados de miembros de la Comisión Directiva de la Asociación de Trabajadores de la Universidad Nacional del Sur (ATUNS) electos en los comicios del 20/06/85 y del 20/06/85 donde LARREA Silvia Haydée obtiene el cargo de Vocal en la primera convocatoria,

    2. Impreso del archivo de imagen TIF número 0083 que contiene un recorte del diario La Nueva Provincia en su edición del 20/05/85 informando que dentro de la Lista Azul y Blanca para la renovación de la Comisión Directiva de la ATUNS se encuentra propuesta LARREA Silvia Haydée para el cargo de Vocal Titular...”.

    4. Inspección ocular a la Base Naval Puerto Belgrano, de fs. 964/065, cuerpo 5, Causa 04/07:

    Se ingresa a la Base Naval Puerto Belgrano por el Puesto Nº 12… nos trasladamos hasta el Puesto Nº 1… Se ingresa en un salon que posee numerosos cuadros en que los testigos Izarra y Carracedo relatan con el Sr. Hugo Giorno y la Sra. Larrea sus experiencias… Se continua a las 15.00 hs. nuevamente en los vehiculos arribando a Baterias Historicas Nº 6 a las 15.15 hs. donde la testigo Mantovani y el testigo Larrea Héctor efectuan declaraciones y reconocimientos… La sra. Mantovani observo similitudes con el sitio donde estuvo detenida. A las 16.05 hs. se arriba a la Baterias Nº 3, donde la Sra. Mantovani encuentra otras similitudes con el lugar donde estuvo en cautiverio, tales como una rampa de acceso, clavos en forma de gancho en la pared, donde considera que pudo estar atada, teniendo en cuenta la altura y distancia entre ellos…”.

    En síntesis, de las constancias obrantes en autos, se encuentra acreditado que los hermanos Larrea fueron privados ilegalmente de su libertad el 25 de septiembre de 1976, en su domicilio ubicado en el Establecimiento Rural de Argerich, en el Partido de Villarino. Posteriormente, y luego de sustraer elementos de valor de la vivienda, fueron trasladados hasta el CCD “Baterias” ubicado en dependencias de la Base Naval de Puerto Belgrano, allí fueron interrogados y sometidos a todo tipo de tratos crueles, inhumanos y degradantes, para ser posteriormente liberados.


    III. 18.- CASO AGUILAR, GUILLERMO ANIBAL:

    En septiembre de 1976, se encontraba realizando el servicio militar en el Batallón de Infantería de Marina N 1, de donde debían darle la baja a fin de ese mes. En el momento en que se iba de baja, AGUILAR fue llamado por personal militar, según sus compañeros Rutti y Sarmiento lo llamo el S-1 (Jefe de Personal) TF Carlos Enrique Lacoste, quien se lo llevo con el y lo condujo dentro de una unidad. Desapareció entre el 29 de septiembre y el 1 de octubre del mismo año, situación en la que aún permanece, sin que se haya acreditado su liberación.

    Como se dijo, aún permanece desaparecido, lo que sumado a las numerosas evidencias, tratamientos similares que recibieron otras víctimas, lo probado en el resto de las causas que tramitan en el país y en el extranjero, nos lleva a la conclusión que estando privado ilegalmente de su libertad, fue ejecutado por sus captores utilizando algunos de los medios y métodos de los que habitualmente se valían, ocultando luego su cadáver en procura de la impunidad de sus autores.

    Vale destacar que para llevar adelante este tramo de su ilícito obrar, se valieron de lo que tenian a su alcance, participando de diferente forma varios integrantes de las fuerzas de tareas, grupos y unidades de tareas, últimándolo aprovechando la situación de indefensión que ellos mismos habían causado a partir de la forma en que lo tenían en cautiverio.

    Lo narrado se encuentra acreditado por la siguiente prueba recolectada:

    Documental:

    1. Causa 324 caratulado: “Aguilar Guillermo Aníbal s/ Recurso de Hábeas Corpus”: Iniciado el 25/11/77 por su madre Teresa Matilde CINALLI de AGUILAR ante el Juzgado Nacional de 1º Instancia en lo Criminal y Correccional Federal Nº 5 de Capital Federal a cargo del Dr. Montoya Ramón A, Secretaría de Instrucción a cargo del Dr. Piaggio Julio Amancio y remitida al Juzgado a fs. 1623.

    2. Causa 456913/99 “Aguilar Guillermo Aníbal s/ Ausencia por Desaparición Forzada”: En la sentencia dictada a fs. 69/69vta. el 15 de junio de 1999 se resolvió:

    “....A fs. 26 se presentan Osvaldo Hugo Aguilar Cinalli y Lucrecia Yolanda Aguilar por derecho propio promoviendo acción para que se declare la ausencia por desaparición forzada de Guillermo Aguilar.

    Acredita el vínculo invocado con los certificados de nacimiento del causante (fs. 17) quien nació el día 19 de enero de 1954 en Unquillo, Departamento de Colón, Pcia. de Córdoba...

    Expresa que en el mes de octubre de 1976 encontrándose cumpliendo el servicio militar en la Cía de Infantería de Marina 1, Puerto Belgrano Bahía Blanca, Pcia. de Buenos Aires, y según relatos de dos compañeros de conscripción de su hijo, éste fué visto por última en oportunidad en fue retirado por un Oficial. A requerimientos del padre, personal de la Marina le informó que el ausente había sido dado de baja el día 29 de septiembre de 1976 y amenazado en varias oportunidades por su insistencia en recabar datos...

    Por ello, encontrándose cumplido el procedimiento determinado en la ley 24321 y en atención a lo dictaminado a fs. 67 por el Sr. Defensor Oficial y a fs. 68 por el Sr. Fiscal, RESUELVO: Declarar la ausencia por desaparición forzada de Guillermo Aníbal AGUILAR, nacido el 19 de enero de 1954 con último domicilio en Compañía de Infantería de Marina 1, de Puerto Belgrano, Bahía Blanca,Pcia. de Buenos Aires, argentino, soltero, hijo de Guillermo Osvaldo Aguilar y de Teresa Matilde Cinalli....”

    Mediante resolución del 8 de julio de 1999 de fs. 74 se expresó:

    “...Amplíase la sentencia de fs. 69 en el sentido que se declara como fecha de desaparición del causante la del 1ro. de octubre de 1976...”

    A fs. 1727/1731 de autos, el Registro del Estado Civil y Capaciadad de las Personas de la Provincia de Buenos Aire certifica la inscripción de la sentencia antedicha.

    3. NUNCA MÁS: El capítulo II Víctimas, “f” Conscriptos del Informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) “Nunca más” -editorial Eudeba, Universidad de Buenos Aires, 8º edición, 5º reimpresión, marzo de 2009, pág. 364/370), se indica:

    “Mi hijo prestó su Servicio Militar en el cargo de furriel, en la Compañía de Comandos y Servicios 'Baterías', del Batallón de Infantería de Marina I con sede en la Provincia de Buenos Aires -dice Guillermo Osvaldo Aguilar (Legajo N 4041), En el mes de septiembre de 1976 recibí su última carta desde la unidad donde prestaba servicio anunciando su próxima salida y reintegro al hogar.

    Transcurrido un tiempo prudencial y careciendo de toda noticia de él, los padres escribimos a la Unidad Militar y las cartas nos fueron devueltas con la aclaración que había sido dado de baja el 29-9-76, lo que más adelante fue confirmado por mi esposa que viajó expresamente allá para corroborar la suerte corrida por nuestro hijo. Según informes de los soldados que hicieron la conscripción con él, ambos de Córdoba, mi hijo no salió licenciado junto con ellos....

    Ahora bien, Guillermo Aníbal Aguilar como la mayoría de los jóvenes de su edad que hacían el servicio militar, mantenía asidua correspondencia con sus padres. ¿Cómo puede suponerse que estando de licencia no se haya comunicado con ellos, que no haya hecho llegar la menor noticia sobre su paradero, que jamás haya escrito una línea a un amigo, a sus hermanos? ¿Cómo puede suponerse que después de prescripta la acción legal por deserción ni él ni ninguno de los presuntos “desertores” se hayan presentado para realizar los trámites tendientes a recuperar su documentación personal retenida por la autoridad?...”.

    En la página 27 del Tomo I Anexos del Informe de la CONADEP “Nunca Más” Víctimas de Desaparición Forzada y Ejecución Sumaria 24/03/1976 - 10/12/1983 Listado Alfabético A-N -editorial Eudeba, Universidad de Buenos Aires, 1º edición, abril 2006- se indica:

    Desaparición Forzada CONADEP 4229

    AGUILAR CINALLI GUILLERMO ANÍBAL LE 11425805 22 años Argentina

    1º/10/1976 Batallón de Infantería de Marina 1 Punta Alta Cnel de Marina Rosales Bs. As.

    4. “El Escuadrón Perdido... La verdad sobre los 129 soldados secuestrados y desaparecidos durante el gobierno militar”:

    En este libro de la editorial Planeta Argentina SA (Bs. As. 1998) su autor -el Ex-Capitán del Ejército Argentino José Luis D'ANDREA MOHR, entre los soldados desaparecidos en la “Zona 5” menciona, en la pág. 260, a las víctimas de la causa 04/07: MELLINO Helvio Alcides, SAUBIETTE Leonel Eduardo y AGUILAR Guillermo Aníbal.

    En relación a éste último -pág. 276- afirma lo siguiente:

    “...Soldado: AGUILAR Guillermo Aníbal - Nació: 19 de enero de 1954 - Desapareció: 1 de octubre de 1976 - Unidad: Batallón de Infantería de Marina 1 - Comandante de operaciones navales: Contraalmirante Luis María MENDÍA - Comandante en jefe de la Armada: Almirante Emilio E. MASSERA - Jefe de Inteligencia Naval: Capitán de navío Lorenzo de MOUNTMOULLIN - Director de Justicia Naval: Capitán de navío Julio O. GARAVALGLI - Comandante de Zona: General Osvaldo R. AZPITARTE - Comandante de Subzona: General Andrés FERRERO - En septiembre de 1976 los padres de Guillermo Aníbal AGUILAR, soldado conscripto del Batallón de Infantería de Marina 1, recibieron en Córdoba una carta del hijo con el anuncio de la baja a fin de mes. Pero pasó la fecha y el muchacho no regresó ni se comunicó por correspondencia, como era habitual; debido a eso, su padre viajó a la unidad naval. Allí le informaron que su hijo había sido dado de baja el 29 de septiembre de 1976, junto con sus compañeros, razón por la cual la Armada carecía de responsabilidad: el desaparecido era un civil. Ninguna de las gestiones realizadas por los padres de Guillermo Aníbal obtuvo resultado. Recién cuatro meses después de la desaparición del hijo y por medio de ex conscriptos compañeros de Guillermo Aníbal supieron que, en el momento en que se iban de baja, el joven fue llamado por el Teniente de Fragata Carlos LACOSTE, quien lo llevó adentro de la unidad. Los habeas corpus presentados en Córdoba el 12 de abril de 1977 y en Capital Federal el 24 de noviembre de 1977 fueron rechazados y Guillermo Aníbal AGUILAR continúa desaparecido...”.

    5. Informe de la Armada Argentina: A fs. 1724 y con el sello y firma del Jefe del Estado Mayor General de la Armada -Almirante Jorge Omar GODOY- se informa en la causa:

    “...que el entonces Teniente de Fragata Infantería de Marina Carlos Enrique LACOSTE (grado actual CFCDIM (RE)), durante el año 1976 revistó por el BATALLÓN DE INFANTERÍA DE MARINA Nº 1, desempeñándose como Jefe de S-1 (Personal), según consta en su legajo de servicios....”.

    6. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y Legajo DIPBA de Aguilar Guillermo, de fs. 2619/2662, cuerpo 14, Causa 04/07:

    La Perito del Archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) gestionado y desclasificado por la CPM -Claudia V. BELLINGERI-, a fs. 2619/2662 remite al Juzgado la ficha y el Legajo 19531 que comprende los pedidos de paradero y de habeas corpus de AGUILAR en estos términos:

    “...Respecto de Guillermo Aníbal Aguilar se localizaron dos fichas personales con la siguiente información: Apellido: AGUILAR Nombres: GUILLERMO ANÍBAL Matrícula: Nº 11.425.800 Antecedentes Sociales: Sol Paradero Fecha de elaboración de la ficha: 15-09-82 Los legajos consignados en la ficha y los localizados en base a la búsqueda en la documentación digitalizada hasta el momento son los siguientes: Mesa “DS”Carpeta Varios, Legajo Nº 19.531, caratulado: “Solicitud de Paradero de Aguilar Guillermo Aníbal”. El legajo comprende la solicitud y las respuestas correspondientes de los organismos policiales, efectuadas entre abril y mayo de 1982, acerca del paradero de Guillermo Aníbal AGUIRRE. En todos lo casos la respuesta es negativa...”

    7. Archivos de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires:

    Entre los archivos encontrados en la Mesa “DS” Delincuentes Subversivos de la Ex-DIPPBA, la nombrada Perito envió el que se agregó a fs. 2628/2628vta. que contiene la denuncia efectuada en la localidad cordobesa de Unquillo el 11 de agosto de 1979 por el Suboficial Mayor (RE) Guillermo Osvaldo AGUIRRE en estos términos:

    “...PROFESIÓN: ESTUDIANTE UNIVERSITARIO - LUGAR DE TRABAJO: INCORPORADO AL SERVICIO MILITAR - FECHA DE DESAPARICIÓN: 1 de OCTUBRE de 1976. LUGAR: Mi hijo prestó su servicio militar en el cargo de Curriel en la Compañía Comando y Servicios “BATERÍAS” del Batallón de Infantería de Marina 1, con sede en la Pcia. de Bs. As., no pudiendo precisar el lugar de desaparición ya que no regresó a su hogar y según informes de los soldados que hicieron la conscripción con el JOSÉ RUTTI y LUIS MARIO SARMIENTO, ambos de córdoba mi hijo no salió licenciado junto con ellos, manifestaron que antes de salir lo llamó el Teniente de Fragata de Infantería de Marina CARLOS... Jefe de Personal Sol 1 y lo llevó con él, no lo vieron desde entonces… Consulta ante Guarnición Córdoba del Comando del... de Ejército. Consulta y solicitud de intervención... Ecuménico por los Derechos Humanos. JUDICIALES: Hábeas Corpus ante el Juez Federal Córdoba.... de abril 1977. Hábeas Corpus ante Juez Federal... el 24 de noviembre de 1977. NACIONALES: Ante el Comando General de la Armada... Libertad el 4 de marzo de 1977...”.

    En síntesis, de las constancias obrantes en autos se encuentra acreditado que Guillermo Aguilar, fue privado ilegítimamente de su libertad en las inmediaciones de la Base Naval Puerto Belgrano, justo cuando egresaba del servicio militar obligatorio, entre el 29 de septiembre y el 1 de octubre de 1976. Siendo ejecutado con posterioridad, desconociendo el modo o los medios empleados porque su cuerpo desde entonces y hasta la actualidad está desaparecido.


    III.19.- CASOS RUSSIN, BARTOLOME HORACIO y GASTALDI, PATRICIA MAGDALENA:

    Fueron secuestrados el 2 de octubre de 1976, en horas de la madrugada, en su domicilio de la calle Donado N 96, piso 6, dpto. D de Bahía Blanca, por un grupo de 5 o 6 personas vestidas de civil que se movilizaba en al menos dos automóviles Torino, aparentemente disfrazadas (boinas de color, cabello largo), quienes portaban armas largas y se identificaron como pertenecientes a “Coordinación Federal”. Ambos fueron esposados y encapuchados, luego los sacaron del departamento, primero a RUSSIN y luego a GASTALDI, y los introdujeron en vehículos separados.

    Ambos fueron conducidos al centro clandestino de detención “Baterias” ubicado en dependencias de la Base Naval de Puerto Belgrano, donde fueron interrogados y sometidos a tormentos.

    El 16/11/76 a la noche le aplicaron a Patricia Magdalena GASTALDI una inyección que la adormeció. Luego la introdujeron atada y vendada en un automóvil y la abandonaron en una ruta, cercana a la localidad de San Cayetano, provincia de Bs. As.

    Horacio RUSSIN habría sido retirado del CCD la noche del 22/11/76. Aún permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación, lo que sumado a las numerosas evidencias, tratamientos similares que recibieron otras víctimas, lo probado en el resto de las causas que tramitan en el país y en el extranjero, nos lleva a la conclusión que estando privado ilegalmente de su libertad, fue ejecutado por sus captores utilizando algunos de los medios y métodos de los que habitualmente se valían, ocultando luego su cadáver en procura de la impunidad de sus autores.

    Vale destacar que para llevar adelante este tramo de su ilícito obrar, se valieron de lo que tenian a su alcance, participando de diferente forma varios integrantes de las fuerzas de tareas, grupos y unidades de tareas, últimándolo aprovechando la situación de indefensión que ellos mismos habían causado a partir de la forma en que lo tenían en cautiverio.

    Lo narrado se encuentra acreditado por las siguientes pruebas recolectadas en la Causa:

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial de Eduardo Eraldo: El 17/10/97 en la Subsecretaría de Derechos Humanos y Sociales del Ministerio de Interior, ERALDO padre bajo juramento de decir verdad manifestó haber compartido cautiverio en el CCD Baterias de la BNPB junto a Gastaldi, Russin, Carcedo y su novia, Grill, Diez y Mantovani:

    “…Yo en esa época tenía 46 años pero me decían EL VIEJO… Había mucha gente, veo a Patricia Gastaldi, que ha sobrevivido, se me habían aflojado las vendas, ella tenía 24 o 25 años igual que su marido Horacio Russin, que estaba desaparecido. A Patricia Gastaldi la liberan antes que a mí, estaba embarazada y me contó que la dejaron en una ruta cerca de Torquinst. Le decíamos LA TIERNA. Yo escuchaba y pregunté a uno de los guardias que le decíamos EL TIERNO que donde estaba Horacio y me dijo que lo habían trasladado de estancia. Luego supe que era que los tiraban al mar… De los que estaban allí al único que conocía era un concejal que lo mataron a golpes, era de barbita, el me decía cómo te fue y me dijo me están matando a golpes. Se llamaba GERARDO GARCEDO. De Garcedo me dijeron lo mismo que de Horacio. A su novia también la habían secuestrado y después la liberaron. También estaba un muchacho de nombre Néstor y de apellido Grill. El apellido me lo dijo después Patricia Gastaldi. También liberaron a una chica que había sido militante cristiana que era amiga de Patricia Gastaldi y se llamaba Diana Diez, le decían LA VIRGEN, ella murió hace unos años pero su padre sigue viviendo en Bahía Blanca. Estaba otra chica, Marta Montovani…. Yo a todos los oía y así los describo, a los únicos que ví fue a GASTALDI y a RUSSIN porque se me habían aflojado las vendas y escuché que decían vení y dale un beso a tu marido. Había pasado más de un mes que yo estaba allí. Yo levanto la cabeza y alcanzo a ver a Patricia de espaldas yendo hacia un muchacho joven, lindo mucho, apoyado a la pared. Ella estaba a un metro del marido para darle un beso. No ví si se lo dio porque me asusté. Cuando me encuentro con ella 19 años después y le pregunto sobre esa escena y ella me dice que cuando está casi cerca del marido la agarran de los pelos y la tiran para atrás. Era una broma…. A Patricia la sacaron de allí como 10 días antes que a mí; ella no se animó a decirle a mi mujer que yo estaba. Los guardias le habían dicho que yo iba a salir pronto….”.

    2. Declaración testimonial en el Juzgado, en la audiencia realizada el 24/10/09 a fs. 978/979, cuerpo 5, Causa 04/07, de Martha Nélida MANTOVANI, en la misma manifiesta haber compartido cautiverio en el CCD Baterias de la BNPB junto a Diez, Carcedo, Pioli, Russin, y Eraldo Padre:

    “…PREGUNTADA si reconocio a otros detenido CONTESTA especialmente a Diana porque la trataba, a Carcedo y a Cora Pioli y a Russin no. Sabía de la relación de Diana con ellos, que son amigos… En estos días supe que el obispo De Nevares fue a la casa de los Diez, y como el padre de Diana trabajaba en la Base en la parte de Talleres de Espora, es castigado sacándole el personal que tenía a cargo y trasladándolo a los talleres propios de la Base. Esto me lo comentó Perla, la hermana de Diana Diez… Después de los primeros días el único varón que se nota en el grupo era Eraldo padre; lo escuché en el patio, porque decía que sufría del corazón y el sol le hacía mal. Le decían El Viejo. Yo era La Vieja. A Diana le decía La Virgen porque rezaba el rosario….”.

    2.1. Causa 109(20) “Eraldo, Norberto Eduardo y Mantovani de Montovani Martha Nélida s/ Privación ilegal de la libertad, torturas”, Testimonial de Martha Nélida MANTOVANI de MONTOVANI, Denuncia de fs. 136:

    “….Estuve secuestrada desde el 18 de Novembre de 1976 hasta el 30 de Diciembre de ese año... Cuando se retiraron los guardianes escuché la voz de una persona conocida (Diana Diez) que me preguntaba si era yo y al afirmarle romppió a llorar, identifiqué también la voz de un tal Rusin (hoy desaparecido) que era amigo de Diana. Durante los días de detención circularon por ese lugar varias decenas de personas y logré saber que estuvieron entre otros “Chiche” Garcedo (Concejal Peronista), otro muchacho que le decían “El Flaco” del Rio, alguien de sexo femenino que le decían “La Negra” y que era oriunda de Mar del Plata, un hombre mayor que le decían “El Viejo” y que se comentaba era empleado del Hotel Belgrano, una pareja de psicólogos (aparentemente no eran de la zona) y una chica asistente social que fue secuestrada en su domicilio de la calle Patricios de B. Blanca… En una ocasión Del Rio comenzó a quejarse diciendo que tenía un ataque de apendicitis y pidió un médico; pasó toda la noche quejándose, hasta que a la madrugada lo retiraron y nunca más volvió…”.

    3. Declaración de Diana Silvia Diez, en Causa Nº 229, del 22 de octubre de 1987, en la misma manifiesta haber compartido cautiverio en el CCD Baterias de la BNPB junto a Russin, Gastaldi, Mantovani, Grill, Carcedo y Eraldo:

    “…PREGUNTADA para que diga si conoció a Horacio Russin, CONTESTO: -Si, mas o menos desde unos diez años antes.- Éramos amigos pero sin llegar a ser íntimos.- PREGUNTADA para que diga cómo reconoce a Russin en su cautiverio, CONTESTO: -No puedo precisar si fue la noche de mi llegada al lugar de detención o al día siguiente, es que escucho preguntar por Patricia, si había sido liberada y es cuando pregunto si se refieren a Patricia Gastaldi, es cuando una voz masculina que se identifica como Horacio, pregunta quien soy, y cuando le digo que soy Diana uno de los guardias nos expresó que no podíamos hablar por lo que nos callamos.- En los días siguientes seguimos conversando en algunas oportunidades, pero quiero dejar constancia que desde la primera vez yo había identificado la voz de Horacio Russin, el esposo de Patricia Gastaldi.- Para saber que ambos estábamos en el lugar había adoptado la clave de toser y escuché la tos del mismo hasta el martes siguiente al día de mi detención.- Ese día escuché que alguien estaba declarando por la tarde y como yo tosía y Horacio no me respondía en el momento en que nos llevaban al lugar común donde dormíamos, le pregunté a uno de los guardias por Horacio y me contestó que como necesitaban el lugar había sido liberado con urgencia.- A la mañana siguiente escuché comentarios de la gente que estaba detenida, pudiendo identificar a Marta Mantovani entre ellos, que faltaban tres personas, es decir Néstor Grill, Gerardo Carcedo y Horacio Russin y al decirles yo lo que me había informado uno de los guardias, me expresaron que ello era imposible, por cuanto lugar no faltaba y en el supuesto de que así no fuera lo más lógico era que se hubieran llevado a Eraldo, que se encontraba enfermo.- Por otra parte me expresaron que los habían sacado el martes por la noche y que temían por la vida de de ellos por cuanto se los habían llevado a los tres juntos.- Quiero dejar constancia de que pese a lo que expresara el guardia, no ingresó más gente detenida en esos días, sino solamente una persona al jueves siguiente.- PREGUNTADA para que diga si tiene conocimiento que Russin desarrollara alguna actividad política, gremial o estudiantil, CONTESTO: -No me consta.- PREGUNTADA para que diga si puedo en algún momento identificar el lugar donde estuvo detenida junto a Russin, CONTESTO: -Por comentarios de otros detenidos sabíamos que nos tenía Marina…”.

    Documental:

    1. Causas: Causa 452 “Subsecretaría de Derechos Humanos s/ Denuncia (Russin, Horacio)” iniciada el 10/09/87; Causa 30 “Russin, Horacio s/ Recurso de hábeas corpus” y Causa 775 “Russin, Horacio s/ Privación ilegítima de su libertad” agregadas en autos.

    2. Memorándum 8687 IFI Nº 107 “ESC”/976 - “Estrictamente Secreto y Confidencial” firmado con un valor “A-1” por el Prefecto Mayor Félix Ovidio CORNELLI y el Subprefecto Francisco M. MARTÍNEZ LOYDI remitido el 23/09/76 al Jefe del Servicio de Informaciones de la Prefectura Naval (SIPNA) -Perfecto Mayor Maximiliano César ARCE- y elevado a la Central de Inteligencia de Puerto Belgrano dependiente del Comando de Operaciones Navales: “…el 04-09-76 a las 23:30 horas cuatro sediciosos -integrantes de la OPM MONTONEROS- fueron abatidos por fuerzas del Ejército durante un enfrentamiento registrado en calle Catriel Nº 321 de Bahía Blanca, los cuales fueron identificados como Pablo Francisco FORNAZARI, Juan José CASTILLO, Manuel TARCHITZKY y Zulema Raquel MATZKIN…

    Entre los nombres que el citado Mem. 107 señalaba como integrantes del Destacamento de Montoneros asentado en Bahía Blanca, prófugo -y cuya localización procuraban los servicios- figuraba:

    “...RUSSIN Horacio: argentino, domiciliado en Donado Nº 97 Piso 6º Dpto. “D” Bahía Blanca. Está relacionado con Graciela JULIA, Cristina GUTIÉRREZ, Tomás MÓNACO y Zulma IZURIETA...”.

    3. Declaraciónes testimoniales de Patricia Magdalena GASTALDI:

    a) En la causa 349 “Actuaciones remitidas por el Sr. Juez Federal de Bahía Blanca (declaraciones de Patricia Gastaldi y Diana S. Diez) en la causa 452/87 “Subsecretaría de Derechos Humanos s/ Denuncia (Russin, Horacio)” el 21 de octubre de 1987, la Sra. Gastaldi manifiesta:

    “...Me comprenden por cuanto la víctima es mi esposo, don Horacio Russin, no obstante lo cual juro decir la verdad a cuanto se me pregunte y supiere… Exhibida que le es a la declarante su declaración corriente a fs. 16/18 del expte. nro. 8910 del Juzgado en lo Penal nro. 3 de este Departamento Judicial, agregado por cuerda y PREGUNTADA para que diga si la ratifica o rectifica y si alguna de las firmas que la suscribe le pertenece, CONTESTO: La ratifico en todas sus partes y reconozco como propia una de las firmas que la suscribe.- EXHIBIDA que le es su declaración prestada a fs. 144/152 y PREGUNTADA para que diga si la ratifica o rectifica y si la firma que la suscribe le pertenece, CONTESTO: Ratifico en todas sus partes la declaración que se me exhibe y he dado lectura y reconozco como propia la firma que la suscribe…. CONTESTO: Cuando me tomaron la declaración ante el Juzgado del Dr. Silva Acevedo lo hizo un empleado a quien yo conocía de la calle y del Tribunal y en la conversación que mantuve con él en la audiencia le manifesté que por miedo -que era lo que yo sentía en ese momento- no quería dar más detalles y además no lo consideraba necesario.- En otra declaración ante la Comisión de Derechos Humanos y dado que la situación general del país se había modificado y se vislumbraba la posibilidad de hacer justicia decidí explayarme en el tema.- PREGUNTADA si puede describir con la mayor precisión posible la vestimenta de las personas que irrumpieron en su vivienda, CONTESTO: -No lo puedo precisar, pero recuerdo que estas personas vestían de sport, pero no normalmente sino como si estuvieran disfrazados, con gorras o boinas; recuerdo que había uno con una polera color rojo. Se que llevaban armas largas porque así me lo expresó mi marido en el momento de abrir la puerta, pero no alcancé a verlas por cuanto -en verdad- cerré los ojos.- PREGUNTADA si, con posterioridad, vio a alguno de los integrantes de este grupo en la calle o en otro lugar, CONTESTO: -No, mientras estuve detenida, no los volví a ver por cuanto en todo momento estuve con los ojos vendados, salvo cuando me curaban los mismos y en ese momento me hacían mirar hacia una pared.- Tampoco reconocí sus voces mientras duró mi cautiverio, como así también no los volví a ver luego de que me dejaran en libertad.- PREGUNTADA si puede identificar el vehículo en que fuera transportada, luego que es detenido, CONTESTO: Solamente puede decir que se trataba de un coche grande y de andar muy suave, debiendo agregar que yo viajé en un auto y mi marido en otros vehículo que no ví.- PREGUNTADA si recuerda cuantas personas viajaban en el vehículo que fue transportada, CONTESTO: -Cuatro, dos adelante, dos atrás y yo en el medio de éstas, debiendo aclarar que me encontraba ya encapuchada.- El tiempo que tardamos hasta mi lugar de detención fue muy largo, pero estimo que ello se debió a que dimos muchas vueltas en la ruta.- Recuerdo que a veces se paraban en las banquinas, arrancaban y luego daban marcha atrás.- También recuerdo que luego pasamos una barrera o algo similar y uno de ellos expresó algo así como “aquí hay un puesto” o “la policía” y fue entonces cuando me hicieron tirar en el piso para que no me vieran.- PREGUNTADA si ha podido individualizar a alguna de las personas que la trataron o torturaron en el lugar de detención, CONTESTO: -No, ni aún por la voz.- PREGUNTADA para que diga si puede recordar algún otro detalle que pueda servir a la investigación, CONTESTO: -Solamente puedo decir que en una oportunidad escuchamos ruido de autos de carrera, bastante cercana.- Luego de mi liberación mi padre me confirmó que se había corrido una carrera de autos en la ruta a la ciudad de Punta Alta.- También recuerdo que estábamos próximos al mar , ya que se escuchaba el ruido que produce la gente cuando se baña en la playa, es decir, se escuchaban risas, gritos y el chapoteo en el agua.- PREGUNTADA para que diga si puede describir el lugar donde estuvo detenida, CONTESTO: -Recuerdo que estábamos en un lugar aparentemente abandonado, ya que cuando llovía entraba agua por los techos.- Los pisos eran de portland o cemento, no lo puedo precisar; el patio aparentemente era de piedra y había unas vías angostas.- También a veces algunos de los detenidos me decían que estábamos cerca del mar, ya que se percibía el olor, aunque recuerdo que cuando mis interrogadores me preguntaban si sabía quienes me habían detenido, yo invariablemente sostenía que era el Ejército, ignorando por qué motivo.- PREGUNTADA por lo que quiera agregar, quitar o enmendar contestó que no.- En este estado S.S. concede la palabra a la Dra. Mántaras, quien expresa su deseo de formular algunas preguntas, a lo que se accede.- Primera: -Para que diga si el grupo que la secuestró era numeroso, en su caso indique el número de personas, como así también el movimiento de gente que hubo en su departamento, mientras duró el operativo, CONTESTO: -En el interior de mi casa entraron cinco o seis personas, las que tenían unas radios con las que hablaban con gente que estaba en la calle, por lo que suponíamos que era mucho más la gente que intervenían en el operativo que la que estaba en el departamento.- Segunda: -Para que diga cuanto tiempo duró el operativo en su domicilio, CONTESTO: -Entre una y dos horas.- Tercera: -Para que diga si la actitud del grupo denotaba apuro o se movía con tranquilidad, seguridad, CONTESTO: -Se movían con total tranquilidad, tal es así que entraban y salían e incluso bajaban por el ascensor hasta la calle.- La hora en que se produjo este operativo fue aproximadamente a la una de la madrugada.- Cuarta: -Para que diga si el grupo tenía organización, es decir si había alguien que daba órdenes y el resto cumplía las mismas, CONTESTO: -Aparentemente había uno que daba órdenes y tal es así que recuerdo que era la persona que ordenó que me buscaran en el dormitorio, ya que yo estaba en la cama.- Quinta: -Para que diga si en el lugar de su secuestro el grupo que interrogaba daba órdenes al personal que se encontraba presente, CONTESTO: -Aparentemente durante el día éramos cuidados por guardias con acento provinciano pero, a la mañana, llegaban otras personas, los interrogadores, que eran quienes ordenan qué detenido iba a ser interrogado.- En una oportunidad que un guardia me dejó acercar una noche a mi marido, mientras estábamos conversando, luego de un rato, expresó “bueno, ahora a tu lugar porque si vienen la voy a pasar mal yo”, como si se refiriera a los interrogadores.- En este estado S.S. procede a formular las siguientes preguntas: -PREGUNTADA para que diga si había habitaciones separadas para los detenidos, CONTESTO: -Cuando entraba un prisionero nuevo, lo ponían en una habitación aparte, para luego de unos días llevarlo con el resto en un lugar amplio, donde no había distinción de sexos, es decir que pasábamos todo el día juntos hombres y mujeres. También ocurría el aislamiento cuando se producían torturas fuertes, es decir si el prisionero había sido muy maltratado se lo aislaba durante unos días, para luego volver al régimen anterior.- Quiero dejar constancia que incluso dormíamos en el mismo recinto hombres y mujeres.- Mientras duró mi cautiverio solamente me dejaron bañar en dos o tres oportunidades y siempre estuve con la misma ropa que me llevaron, la que lavé en contadas oportunidades, como así también ropa de otros detenidos.- Mientras duró mi cautiverio creo que hubo detenidas unas diez a doce personas aproximadamente...”

    b) En el testimonio prestado ante la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos -APDH- Bahía Blanca, que obra en el legajo de Horacio RUSSIN agregado en esta causa 04/07 declaró:

    “...Tengo la convicción de que estuvimos en la Base Naval de Puerto Belgrano… Pese a haber llevado la venda siempre ceñida sobre los ojos, tengo la impresión de que se trataba de un edificio antiguo. Todo él olía a humedad, no solamente porque se llovía por los techos, sino también porque estábamos con toda seguridad en un lugar cercano al mar, ya que toda la atmósfera y lo que nuestros sentidos captaban del ambiente, indicaban esa proximidad. El inmueble era de grandes dimensiones. Mi deambular por los pasillos o por el hall de entrada me lleva a afirmar que no se trataba de una casa-habitación, sino de otro tipo de edificio, construido originariamente para funciones diferentes a las de vivienda familiar. El piso de todos los ambientes era de portland alisado....”

    4. Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, (DIPPBA):

    En razón de lo ordenado la Perito del Archivo de la CPM a fs. 3321/3325, cuerpo 17, el 11/08/08 , señaló:

    “...Respecto de Patricia Magdalena Gastaldi y Bartolomé Horacio Russin no se localizó ficha personal, pero se encontró información referida a su persona en la información digitalizada que posee el archivo: Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo N 6.495, caratulado “Presunta privación ilegal de la libertad de Horacio Russin, en la localidad de Bahía Blanca, el día 2-10-1976, y su esposa Patricia Gastaldi”. En el Legajo se encuentra un Memorandum, rubricado por el Oficial Inspector José Alberto URQUIZU, el 7 de octubre de 1976, en el que se adjunta la denuncia realizada por Consuelo BARTOLOMÉ de RUSSIN sobre la desaparición de su hijo, Horacio RUSSIN, y su esposa, Patricia GASTALDI...”

    5. Declaración de Casimira Cosuelo BARTOLOME de RUSSIN: En un tono afín con aquella denuncia del año 1976, de la causa 82/86 que tramitó ante la Cámara Federal de Bahía Blanca -actualmente causa 225/79 de este Juzgado- caratulada: “RUSSIN, Horacio s/ Desaparición”, la madre de RUSSIN y suegra de GASTALDI narró los hechos de la siguiente manera:

    “...Horacio RUSSIN y su esposa Patricia Magdalena GASTALDI fueron secuestrados en la madrugada del día 2 de octubre de 1976 por un grupo de cinco o seis personas disfrazadas que hacían ostentación con armas largas y se comunicaban con el exterior por medio de una radio, lo que indica que el operativo era numeroso y también estaban apostados otros partícipes en las inmediaciones. Ello ocurrió en el domicilio de los esposos, sito en Donado 96, piso 6 “D” de Bahía Blanca...

    Los captores no se identificaron y tampoco exhibieron órdenes de allanamiento alguna. El poder de convicción lo depositaron exclusivamente en la prepotencia de la fuerza, reforzada por la portación de armas de grueso calibre y el número de intervinientes…

    Arrancado el esposo del edificio, llevan luego a la mujer, la obligan a subir a un automóvil y después de un trayecto de más de una hora dando vueltas la introducen a una habitación donde la desnudan y revisan minuciosamente para luego colocarle esposas y engrillarla mantenida en cautiverio durante 45 días…

    Cautiverio en la Base Naval de Puerto Belgrano.

    Es elocuente el relato de Patricia GASTALDI de RUSSIN, tal como surge del testimonio prestado ante la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, que en original adjunto a la presente.

    Lo peor no ha sido yacer sin alimentos durante 48 horas, sino la presencia de un perro que al menos movimiento gruñía, le lamía el rostro y las manos y permaneció en movimiento constante durante la vigilancia para lo que se le adiestrara.

    Escuchó en el lugar muchas voces, quejidos y órdenes, reconociendo la de su esposo Horacio RUSSIN que también había sido conducido allí.

    Reconoció su tos, a la que contestó siempre en señal de permanencia en el mismo lugar. Oyó la sesión de brutales tormentos a los que fue sometido, conversó con él para brindarse consuelo mutuo y en medio de tanto martirio pudo anunciarle que esperaba un hijo confirmando el hecho, supuesto antes del secuestro de ambos.

    El 16 de noviembre, concretamente, los esposos mantienen una conversación que sería la última, pues luego no son ubicados más en el mismo ámbito.

    Otros presos ilegalmente recluidos.

    Patricia GASTALDI conversó varias veces con Eduardo ERALDO, quien tenía un hijo desaparecido (Norberto) y se hallaba en el lugar antes de su ingreso y permaneció allí cuando fue liberada.

    También conversó con otras personas que conocía anteriormente: Diana DIEZ, Néstor GRILL, entre otros.

    Diana DIEZ no sólo oye a quienes eran sus conocidos, Patricia GASTALDI, Horacio RUSSIN, Néstor GRILL, Gerardo CARCEDO, llamado así por los guardias, Eduardo ERALDO, Marta MANTOVANI, Cora PIOLI y Daniel CARRA, sino que se le exhibe para su reconocimiento la fotografía de Patricia GASTALDI en el acto de su graduación (testimonio extrajudicial ante la A.P.D.H. que se adjunta).

    Martha MANTOVANI de MONTOVANI (Expte. 109/86 “Subsecretaría de Derechos Humanos s/ denuncia”) vio a Diana DIEZ, oyó cuando llamaban a CARCEDO, relata la situación de Jorge Eleodoro DEL RÍO, la presencia del “el viejo” que era empleado del Hotel Belgrano (ERALDO) y de una joven secuestrada en su domicilio de calle patricios (PIOLI).

    La descripción del C.C.D. ubicado en las Baterías de la Base Naval Puerto Belgrano.

    Los testigos están contestes en la descripción del lugar donde fueron víctimas de cautiverio y tormentos.

    MANTOVANI vio los platos metálicos grabados con un escudo de la Marina de Guerra (causa 109/86); Diana DIEZ sostuvo en sus manos el frasquito de “colirio naval” mientras su carcelero le hacía curación para que la venda no le enferme los ojos (testimonio que se adjunta).

    Las tres coinciden en la descripción del lugar: Edificio viejo, húmedo que se inundaba cuando arreciaba la lluvia, piso de pórtland, niveles a los cuales se ascendía por una escalera externa (DIEZ). Lugar cercano del mar, humedad, atmósfera marina, techos que se llovían, piso de Pórtland alisado, plantas con escalera de mampostería, patio, caballo, riel de trocha angosta, lajas en parte del terreno (GASTALDI). Lugar cercano al mar, niveles en la construcción, gaviotas, suelo con arena gruesa (MANTOVANI).

    Modalidades de trato.

    Coinciden las víctimas en el funcionamiento del Centro Clandestino de Detención: todas reiteran la música ensordecedora. Eran los discos de Cora PIOLI que junto con una valija de ropa y otros objetos los captores robaron de su casa cuando la secuestraron (Expte. 93/86). Diana DIEZ relata su desesperación por su suerte porque los carceleros repartían su ropa entre las presas como si ya se hubiera muerto.

    Es coincidente también el relato acerca de la presencia de un médico y/o enfermero, la exhibición de fotografías y la modalidad del tormento de colgar de las muñecas a los presos.

    Los tormentos.

    Patricia GASTALDI relata los brutales tormentos a que fue sometido el hijo de mi representada y el estado de deterioro físico en que se hallaba cuando habló con él el 16 de noviembre de 1976. Los demás cautivos oyeron sus quejas al ser atormentado.

    Los demás fueron todos víctimas de la picana eléctrica y Patricia GASTALDIconoció la modalidad de irradiación de electricidad por medio de electrodos colocados en la boca.

    Todos padecieron los tormentos psicológicos del miedo ante el arribo de los torturadores y la espera para ingresar al lugar donde se aplicaba picana y “submarino”. Entre burlas y risas de los guardias hacían sus evacuaciones en un inodoro situado en el pasillo (GASTALDI, MANTOVANI, para quien se trataría de un depósito químico), eran obligados a permanecer varias horas de pie en el patio hasta llegar al desvanecimiento, fueron amenazados de muerte y se les hacía simulacro de fusilamiento (MANTOVANI).

    Los represores.

    Marta MANTOVANI señala a “Viejo”, “Laucha”, “Tierno”, “Turco”, García, “Tornillo”, “Jimmy”, “Pájaro”, “Carlitos”, “Legui” era obedecido y recibía trato de oficial, “Leona” aplicaba la picana, y otros torturadores eran “Jaime” y “Negro”.

    Patricia GASTALDI agrega a “Rubio”, y percibe como jefe a “Cacho”. El inefable MANCINI le dijo cuando ya estaba libre y concurrían ambos a la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, que efectivamente había estado en la Base Naval de Puerto Belgrano.

    Diana DIEZ, también custodiada por un perro que pertenecía a sus captores, señala los mismos apodos, y por el trato que se le dispensaba estima que uno de los jefes se hacía llamar “García”.

    El sistema.

    Los presos permanecieron durante varios meses en la Batería de la Base Naval de Puerto Belgrano habilitada para la represión clandestina e ilegal.

    La premura de la instrucción de V.E. nos lleva a efectuar esta presentación para continuar agregando pruebas conocidas pero pendientes de concreción, que las arrimaremos a la brevedad.

    Pero ya en el mes de agosto de 1976 estuvo en el lugar el señor Eduardo ERALDO, uno de los dos cautivos considerados viejos por el resto de jóvenes presos, pues contaba por entonces con alrededor de 50 años de edad. Ya se hallaba en el C.C.D., cuando arribaron Diana DIEZ y Martha MANTOVANI de MONTOVANI, Jorge Eleodoro DEL RÍO, secuestrado el 8 de setiembre de 1976.

    Cuando ingresan Patricia GASTALDI y Horacio RUSSIN el 2 de octubre de 1976, ya se encontraba con la mujer llamada “Gigia” a la que decían La Gorda, un jovencito llamado Pablo, una joven que trabajaba en el Hospital Municipal de Bahía Blanca, entre muchos otros que superaban los diez y a los que se sumaron quienes ingresaron con posterioridad, sin perjuicio de los alojados en dependencias contiguas.

    Luego llegan CARCEDO, GRILL, PIOLI, CARRA, DIEZ, MANTOVANI, María Cristina ERRAZU -compañera de CARCEDO- que es liberada a los pocos días (conf. su declaración en Expte. 80/86 JFBB 274/79).

    El equipamiento del lugar, la casilla móvil con ducha, la habitación con los instrumentos de tortura, el camión aguatero, el ingreso de comida y los grupos de guardias e interrogadores, dan clara idea del funcionamiento de un centro ilegal de reclusión de detenidos alejado de constituir un depósito transitorio de personas.

    A través de la suma de datos los presos cobraron conciencia de que se hallaban en la base naval y la descripción del lugar coincide totalmente con la que realizaron varias personas que por años trabajaron en las Baterías y efectuaron croquis ilustrativos....”

    6. Sección Informaciones de la Prefectura Naval Zona Atlántico Norte:

    La Perito informó a fs. 3032/3033vta., 3165/3169 3524/3525 en la sede de la CPM -Calle 54 Nº 487 de La Plata- se encuentra los originales de los documentos impresos a fs. 3015/3164; fs. 3401/3523 previamente extraídos del material digitalizado en el “DVD 2 Prefectura Naval Argentina Greestone 2.72”, vinculados a la actuación -entre los años 1973/1990- de la PZAN:

    a) Archivo impreso de la imágen TIF números 20081; 20083; 20084; 20085 y 20086 que contiene las conclusiones de la Delegación Bahía Blanca de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) fechada el 04/09/84 con las listas de los muertos y los desaparecidos dentro y fuera de esta ciudad (Anexos A, B, C y D) nombrando -entre otros- aMARTINELLI Susana y OLIVA en el primer grupo y a CARCEDO Gerardo Víctor; DEL RÍO Jorge Eleodoro; PIOLI Cora María; RUSSIN Horacio; ERALDO Norberto E. y SAUBIETTE Leonel E. en el último.

    b) Archivo impreso de la imágen TIF números 20132; 20141 y 20142 que contiene la carátula del Jefe Servicios Inteligencia Prefectura Zona Mar Argentino Norte (Sección Información) continuación del MEN PZAN IFI 09/984 “ESC” y ampliación del MEN PZAZ IFI 147/983 “ESC” punto 15.8 Items E fuente Propia, relacionado con Organizaciones de Derechos Humanos y los domicilios de familiares de DDTT presuntamente desaparecidos figurando entre otros CARRA Héctor Osvaldo y PEREYRA Mercedes Leónida de; CARCEDO Gerardo y Felisa S. de CARCEDO; GRILL Néstor y Juana M. de; PIOLI Ana María SANTARELLI de y RUSSINI Gregorio y Consuelo BARTOLOME de.

    c) Archivo impreso de la imágen TIF números 20150 y 20151 que contiene una nota firmada en Bahía Blanca por el Perfecto Mayor Francisco María José SCUGLIA Perfecto de Zona del Atlántico Norte -con sello de la PNA- de fecha 07/10/83 (Nº 132/83 “ESC” Letra PZAN - IFI) solicitando antecedentes policiales, judiciales y/o ideológicos a la Div. Contrainteligencia. B.N.P.B; Dest. Icia. Mil. 181; Deleg. S.I.D.E.; Deleg. Pol. Fed., Deleg. D.G.I.P.B.A. ; Gend. Nacional; Brig. Investigaciones y al Archivo de Sección de integrantes de Organizaciones de Derechos Humanos de Bahía Blanca, mencionando -entro otros- a B. de RUSSIN, Casimira C.; L de CARRA Mercedes; SANTARELLI de PIOLI Ana María y S. de CARCEDO Felisa

    d) Archivo impreso de la imágen TIF número 20177 que contiene el Men PZAN IFI 130/83 “ESC” de identificación de los principales dirigentes, militantes, simpatizantes, colaboradores, etc. de la APDH BBlanca mencionando a S. de CARCEDO, Felisa; L. de CARRA Mercedes; B. de RUSSIN, Casamira C.; SANTARELLI de PIOLIAna María

    e) Archivo impreso de la imágen TIF número 30777 que contiene una solicitada de las Madres de la Zona de Bahía Blanca publicada en el diario Clarín de Buenos Aires el 24/12/81 con el título “Navidad 1981 ¿Dónde están?” figurando entre los “detenidos-desaparecidos” PIOLI Cora María y RUSSIN Horacio

    f) Archivo impreso de la imágen TIF números 40312 y 40313 que contiene la nota 268 “ESC”/977 fechada en Puerto Belgrano el 30/06/77 y firmada por el Capitán de Navío Juan Alberto PEREYRA del Departamento de Inteligencia Estado Mayor B.N.P.B. enviada a los Señores Jefes del Destacamento de Inteligencia de Ejército 181; de la Delegación Regional SIDE Bahía Blanca; del Comando Región Sur de Gendarmería Nacional; Perfecto de la Prefectura de Zona del Atlántico, de la Delegación DIPBA Bahía Blanca y de la Delegación Bahía Blanca de la Policía Federal “...solicitando antecedentes de toda índole de las personas... RUSSIN Alberto Carlos...” contestada el 14/07/77 por la Sección Información de la Prefectura de Zona Atlántico Norte mediante oficio 8687-IFI Nº 57 “ESC”/77 firmado y sellado por el Perfecto Mayor Pedro YSALAS DEL MÉDICO Perfecto de la ZAN

    g) Archivo impreso de la imágen TIF números 70712; 70713 y 70714 que contiene la información obtenida del Expte. S-46/983 PZAN IF nota 74/983 “ESC” PZAN IFI fechado el 18/05/83 y firmado por el Perfecto Mayor Francisco María José SCUGLIA y el Subperfecto Osvaldo Gaspar SIEPE como Jefe Sección Informaciones para conocimiento de la “Comunidad Informativa Local” listando la nómina de personas que solicitaron recurso de “Habeas Corpus” ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca y por presuntos “desaparecidos”, mencionando -entre otros- a Felisa S. de CARCEDO; Mercedes L. de CARRA, Casimira C. B. de RUSSIN, Ana María SANTARELLI de PIOLI; Cora María PIOLI; Horacio RUSSIN.

    7. Informe de la Municipalidad de Bahía Blanca:

    A fs. 1882/1883, cuerpo 10, Causa 04/07, la Municipalidad local remite cesantía de RUSSIN.

    8. Juventud Universitaria Católica de Bahía Blanca: Se solicitó al Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina la siguiente información:

    “...si en el año 1976 Patricia GASTALDI de RUSSIN; Carlos RIVERA y Horacio RUSSIN eran laicos católicos según así se señala en Comunicado de Prensa Nº 126/06 publicado en el sitio oficial http://www.mrecic.gov.ar del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la República Argentina; y si los nombrados pertenecían a ese misma época a la Juventud Universitaria Católica de Bahía Blanca como lo afirma el columnista Lic. Álvaro Pino Coviello en su nota publicada en el sitio de Radio Salta AM840 (FM 96.9 MHz) ubicada en calle Dean Funes 28 de la ciudad de Salta (Tel: 387-4313233) www.radiosalta.com/columnista.php?idn=46230 bajo el título “Acerca del maniqueísmo histórico” relacionada con la Carta de los Obispos “Una Luz para reconstruir la Nación” emitida por la 90ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina, reunida en la localidad de Pilar el 11 de noviembre de 2005, que fuera difundida por la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA) en su sito www.aica.org....”

    El 01/04/08 el Pbro. Eduardo PÉREZ del LAGO en su condición de Subsecretario Ejecutivo de la C.E.A. contestó a fs. 1796/1797 lo siguiente:

    “...que la Conferencia Episcopal Argentina no tiene ningún registro de “laicos católicos ni nóminas de los integrantes de las instituciones de la Iglesia....”.

    9. Laicos católicos: Pese a lo anterior, el Comunicado de Prensa Nº 126/06, publicado en el sitio oficial www.mrecic.gov.ar del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Nación, señala -según el informe de fs. 1628/1629- que el Canciller Jorge TAIANA en la mañana del 21/03/06 presidió, junto al Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis DUHALDE -organizada en forma conjunta con el Gobierno de la ciudad autónoma de Buenos Aires-, una ceremonia en la cual se descubrió, en la Plaza San Martín, una placa de mármol que evocaba a religiosas y religiosos de diversos credos que resultaron víctimas del terrorismo de Estado, encontrándose en el listado de los homenajeados a Patricia Gastaldi de Russin (laica católica); Carlos Rivera (laico católico) y Horacio Russin (laico católico), (V. fs. 2129/2130, cuerpo 11, Causa 04/07).

    El texto del comunicado es el siguiente:

    “...El Canciller Taiana homenajeó a religiosos víctimas de la dictadura…Ellos nos estimulan para trabajar por una Argentina con justicia social… Hoy a la mañana, el Canciller Jorge Taiana presidió, junto al Secretario de Derechos Homanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde, una ceremonia en la cual se descubrió, en la Plaza San Martín, una placa de mármol que evoca a religiosas y religiosos de diversos credos que resultaron víctimas del terrorismo de Estado, los cuales, de acuerdo con evaluaciones realizadas por diversos organismos de derechos humanos, superan el centenar… Estamos aquí –comenzó el canciller Taiana en la apertura de la ceremonia– para rendirle homenaje a tantos sacerdotes, pastores, catequistas y laicos que a través de su labor pastoral y su ejemplo de vida nos enseñaron y nos estimulan a trabajar por una Argentina con justicia social, respetuosa de la diversidad y defensora de los derechos humanos”. Y agregó que estos religiosos “con su prédica y accionar, fueron fieles exponentes de la transmisión de determinados valores que perduran en el tiempo y que tienen vigencia en una Argentina que mancomuna esfuerzos para salir de la crisis más profunda de su historia. Me estoy refiriendo al valor de la solidaridad, de la convivencia, del pluralismo y de la democracia”.

    “Entre las víctimas que hoy recordamos –dijo Taiana- quiero hacer una especial mención a Pablo Gazzarri, un amigo, un compañero de militancia. Pablo fue ordenado sacerdote en 1971. Además de la labor pastoral, Pablo también tuvo un compromiso político intenso, compromiso que lo llevó a ingresar al grupo Descamisados, donde pude apreciar su gran calidez humana, su preparación teórica y sus capacidades didácticas. Pablo era perfectamente consciente del riesgo que corría por su militancia, pero esto no lo detuvo en su compromiso político. Se preocupó por proteger, dentro de sus posibilidades, la vida y la libertad de sus compañeros perseguidos. El 27 de noviembre de 1976, quinto aniversario de su ordenación sacerdotal, Pablo fue secuestrado frente al domicilio de sus padres. Un grupo de hombres se lanzó sobre él, lo llevaron a la ESMA y en 1977 fue arrojado al mar. Tenía 32 años”.

    Luego habló el Secretario Eduardo Luis Duhalde y, a continuación, se descubrió la placa y se procedió a la lectura de los nombres de los religiosos homenajeados. También hablaron el Obispo metodista Aldo Echegoyen, el Rabino Daniel Goldman, el Dignatario musulmán Emir Jarnub y el Padre Domingo Bresci.

    El acto fue organizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, a través de la Secretaría de Culto de la Nación, en forma conjunta con la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y se enmarca dentro del conjunto de actividades que se efectuarán a lo largo del año, tanto desde el ámbito oficial como de diversas organizaciones no gubernamentales, al cumplirse 30 años del golpe militar.

    En este sentido, el Canciller Taiana afirmó que “el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto considera un compromiso con la verdad y la justicia honrar a esas religiosas y religiosos que por dar testimonio de su fe y compromiso padecieron persecuciones, sufrieron torturas y perdieron la vida. Y por eso en el día de hoy, nos parece importante hacer una reivindicación histórica del ejemplo de vida que nos dejaron como legado”.

    Listado de los religiosos asesinados y/o desaparecidos que fueron homenajeados: ... Patricia Gastaldi de Russin (laica católica)... Carlos Rivera (laico católico)... Horacio Russin (laico católico)...”.

    10. Documentación en Causa 05/07: Entre la documentación presentada por el Gral VILAS y agregada en la causa 05/07 se encuentra este detalle:

    Listado de domicilios, casas operativas y enfrentamientos en Bahía Blanca

    Nro. Orden

    Fecha

    Domicilio

    Obervaciones

    16

    02-Mar-77

    Berutti 979

    Domicilio de RUSSIN HORACIO. Facilita su vivenda para realizar reuniones y oculta a CERDA HÉCTOR RUBEN. 17 May 78 presunto desaparecido. (MONTONEROS

    En sintestis, de las constancias obrantes en autos se tiene por acreditado que Horacio Russin y Patricia Gastaldi fueron privados ilegalmente de su libertad el 2 de octubre de 1976 en su domicilio. De allí trasladados a la Base Naval de Puerto Belgrano donde fueron interrogados y brutalmente torturados. Patricia fue liberada el 16 de noviembre de 1976, luego de ser abandonada en una ruta cercana a la localidad de San Cayetano, mientras que Horacio Russin fue ejecutado, desconociendose el modo o los medios utilizados ya que su cuerpo permanece, hasta el día de hoy, desaparecido.


    III. 20.- CASOS CARCEDO, GERARDO VÍCTOR Y ERRAZU, MARIA CRISTINA:

    Fueron secuestrados en la vía pública el 17/10/76 alrededor de las 03:00 hs., al salir de una confitería ubicada en la calle Colón N 220 de Bahía Blanca. Fueron interceptados por dos personas armadas y vestidas de civil, quienes mediante amenazas los obligaron a subir a un automóvil. Luego fueron vendados y encapuchados, y trasladados al centro clandestino de detención “Baterias” ubicado en dependencias de la Base Naval de Puerto Belgrano,donde fueron interrogados y sometidos a tormentos, incluyendo –en el caso de CARCEDO– la aplicación de corriente eléctrica. ERRAZU fue liberada entre el segundo y el cuarto día posteriores a su secuestro. CARCEDO habría sido retirado del centro de detención la noche del 22/11/76.

    Aún continúa desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación, lo que sumado a las numerosas evidencias, tratamientos similares que recibieron otras víctimas, lo probado en el resto de las causas que tramitan en el país y en el extranjero, nos lleva a la conclusión que estando privado ilegalmente de su libertad, fue ejecutado por sus captores utilizando algunos de los medios y métodos de los que habitualmente se valían, ocultando luego su cadáver en procura de la impunidad de sus autores.

    Vale destacar que para llevar adelante este tramo de su ilícito obrar, se valieron de lo que tenian a su alcance, participando de diferente forma varios integrantes de las fuerzas de tareas, grupos y unidades de tareas, últimándolo aprovechando la situación de indefensión que ellos mismos habían causado a partir de la forma en que lo tenían en cautiverio.

    Todo lo narrado se encuentra acreditado por la siguiente prueba colectada:

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial de Eduardo Eraldo: El 17/10/97 en la Subsecretaría de Derechos Humanos y Sociales del Ministerio de Interior, ERALDO padre bajo juramento de decir verdad manifestó haber compartido cautiverio en el CCD Baterias de la BNPB junto a Gastaldi, Russin, Carcedo y su novia, Grill, Diez y Matovani:

    “…Yo en esa época tenía 46 años pero me decían EL VIEJO… Había mucha gente, veo a Patricia Gastaldi, que ha sobrevivido, se me habían aflojado las vendas, ella tenía 24 o 25 años igual que su marido Horacio Russin, que estaba desaparecido. A Patricia Gastaldi la liberan antes que a mí, estaba embarazada y me contó que la dejaron en una ruta cerca de Torquinst. Le decíamos LA TIERNA. Yo escuchaba y pregunté a uno de los guardias que le decíamos EL TIERNO que donde estaba Horacio y me dijo que lo habían trasladado de estancia. Luego supe que era que los tiraban al mar… De los que estaban allí al único que conocía era un concejal que lo mataron a golpes, era de barbita, el me decía cómo te fue y me dijo me están matando a golpes. Se llamaba GERARDO GARCEDO. De Garcedo me dijeron lo mismo que de Horacio. A su novia también la habían secuestrado y después la liberaron. También estaba un muchacho de nombre Néstor y de apellido Grill. El apellido me lo dijo después Patricia Gastaldi. También liberaron a una chica que había sido militante cristiana que era amiga de Patricia Gastaldi y se llamaba Diana Diez, le decían LA VIRGEN, ella murió hace unos años pero su padre sigue viviendo en Bahía Blanca. Estaba otra chica, Marta Montovani…. Yo a todos los oía y así los describo, a los únicos que ví fue a GASTALDI y a RUSSIN porque se me habían aflojado las vendas y escuché que decían vení y dale un beso a tu marido. Había pasado más de un mes que yo estaba allí. Yo levanto la cabeza y alcanzo a ver a Patricia de espaldas yendo hacia un muchacho joven, lindo mucho, apoyado a la pared. Ella estaba a un metro del marido para darle un beso. No ví si se lo dio porque me asusté. Cuando me encuentro con ella 19 años después y le pregunto sobre esa escena y ella me dice que cuando está casi cerca del marido la agarran de los pelos y la tiran para atrás. Era una broma…. A Patricia la sacaron de allí como 10 días antes que a mí; ella no se animó a decirle a mi mujer que yo estaba. Los guardias le habían dicho que yo iba a salir pronto….”.

    2. Declaración testimonial en el Juzgado, en la audiencia realizada el 24/10/09 a fs. 978/979, cuerpo 5, Causa 04/07, de Martha Nélida MANTOVANI, en la misma manifiesta haber compartido cautiverio en el CCD Baterias de la BNPB junto a Diez, Carcedo, Pioli, Russin, y Eraldo Padre:

    “…PREGUNTADA si reconocio a otros detenido CONTESTA especialmente a Diana porque la trataba, a Carcedo y a Cora Pioli y a Russin no. Sabía de la relación de Diana con ellos, que son amigos… En estos días supe que el obispo De Nevares fue a la casa de los Diez, y como el padre de Diana trabajaba en la Base en la parte de Talleres de Espora, es castigado sacándole el personal que tenía a cargo y trasladándolo a los talleres propios de la Base. Esto me lo comentó Perla, la hermana de Diana Diez… Después de los primeros días el único varón que se nota en el grupo era Eraldo padre; lo escuché en el patio, porque decía que sufría del corazón y el sol le hacía mal. Le decían El Viejo. Yo era La Vieja. A Diana le decía La Virgen porque rezaba el rosario….”.

    2.1. Causa 109(20) “Eraldo, Norberto Eduardo y Mantovani de Montovani Martha Nélida s/ Privación ilegal de la libertad, torturas”, Testimonial de Martha Nélida MANTOVANI de MONTOVANI, Denuncia de fs. 136:

    “….Estuve secuestrada desde el 18 de Novembre de 1976 hasta el 30 de Diciembre de ese año... Cuando se retiraron los guardianes escuché la voz de una persona conocida (Diana Diez) que me preguntaba si era yo y al afirmarle romppió a llorar, identifiqué también la voz de un tal Rusin (hoy desaparecido) que era amigo de Diana. Durante los días de detención circularon por ese lugar varias decenas de personas y logré saber que estuvieron entre otros “Chiche” Garcedo (Concejal Peronista), otro muchacho que le decían “El Flaco” del Rio, alguien de sexo femenino que le decían “La Negra” y que era oriunda de Mar del Plata, un hombre mayor que le decían “El Viejo” y que se comentaba era empleado del Hotel Belgrano, una pareja de psicólogos (aparentemente no eran de la zona) y una chica asistente social que fue secuestrada en su domicilio de la calle Patricios de B. Blanca… En una ocasión Del Rio comenzó a quejarse diciendo que tenía un ataque de apendicitis y pidió un médico; pasó toda la noche quejándose, hasta que a la madrugada lo retiraron y nunca más volvió…”.

    3. Declaración de Diana Silvia Diez, en Causa Nº 229, del 22 de octubre de 1987, en la misma manifiesta haber compartido cautiverio en el CCD Baterias de la BNPB junto a Russin, Gastaldi, Mantovani, Grill, Carcedo y Eraldo:

    “…PREGUNTADA para que diga si conoció a Horacio Russin, CONTESTO: -Si, mas o menos desde unos diez años antes.- Éramos amigos pero sin llegar a ser íntimos.- PREGUNTADA para que diga cómo reconoce a Russin en su cautiverio, CONTESTO: -No puedo precisar si fue la noche de mi llegada al lugar de detención o al día siguiente, es que escucho preguntar por Patricia, si había sido liberada y es cuando pregunto si se refieren a Patricia Gastaldi, es cuando una voz masculina que se identifica como Horacio, pregunta quien soy, y cuando le digo que soy Diana uno de los guardias nos expresó que no podíamos hablar por lo que nos callamos.- En los días siguientes seguimos conversando en algunas oportunidades, pero quiero dejar constancia que desde la primera vez yo había identificado la voz de Horacio Russin, el esposo de Patricia Gastaldi.- Para saber que ambos estábamos en el lugar había adoptado la clave de toser y escuché la tos del mismo hasta el martes siguiente al día de mi detención.- Ese día escuché que alguien estaba declarando por la tarde y como yo tosía y Horacio no me respondía en el momento en que nos llevaban al lugar común donde dormíamos, le pregunté a uno de los guardias por Horacio y me contestó que como necesitaban el lugar había sido liberado con urgencia.- A la mañana siguiente escuché comentarios de la gente que estaba detenida, pudiendo identificar a Marta Mantovani entre ellos, que faltaban tres personas, es decir Néstor Grill, Gerardo Carcedo y Horacio Russin y al decirles yo lo que me había informado uno de los guardias, me expresaron que ello era imposible, por cuanto lugar no faltaba y en el supuesto de que así no fuera lo más lógico era que se hubieran llevado a Eraldo, que se encontraba enfermo.- Por otra parte me expresaron que los habían sacado el martes por la noche y que temían por la vida de de ellos por cuanto se los habían llevado a los tres juntos.- Quiero dejar constancia de que pese a lo que expresara el guardia, no ingresó más gente detenida en esos días, sino solamente una persona al jueves siguiente.- PREGUNTADA para que diga si tiene conocimiento que Russin desarrollara alguna actividad política, gremial o estudiantil, CONTESTO: -No me consta.- PREGUNTADA para que diga si puedo en algún momento identificar el lugar donde estuvo detenida junto a Russin, CONTESTO: -Por comentarios de otros detenidos sabíamos que nos tenía Marina…”.

    Documental:

    1. Causas agregadas:

    a) Causa 527 (947/88) “Carcedo, Gerardo Víctor s/ Desaparición” iniciada el 02/12/88 ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Alcindo Alvarez Canale, Secretaría en lo Criminal 2 del Dr. Daniel José Labastía;

    b) Causa 235 “Carcedo, Agustín denuncia Privación de la libertad y robo víctima Carcedo Gerardo Víctor” iniciada 18/10/76 ante el Juzgado en lo Penal 3 del Depto. Jud. Bahía Blanca a cargo del Dr. Elsio Tarabelli, Secretaría 6 del Dr. Juan A. Fossati Expte. 9527 (Legajo archivo 215);

    c) Causa 967 L11 F440 “Carcedo, Gerardo Víctor s/ Recurso de hábeas corpus solicitada por Gerardo Agustín Carcedo” iniciada el 11/11/76 ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Federico Madueño, Secretaría en lo Criminal del Dr. Hugo Mario Sierra;

    d) Causa 274 L13 F49 “Carcedo, Gerardo Víctor s/ Desaparición” iniciada el 04/07/79 ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Jorge Francisco Suter, Secretaría en lo Criminal de la Dra. Gloria Girotti (CFABB 90 - CSJN Comp. 208 - XXI 1987) y,

    e) Causa 86(17) “Subsecretaría de Derechos Humanos s/ Denuncia (Carcedo, Gerardo Víctor)” iniciada el 02/02/84 ante la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca.

    2. Municipalidad de Bahía Blanca: En la resolucion del 14/03/08 se ordenó librar oficio a la Municipalidad de Bahía Blanca para que informe:

    a) si el Sr. GERARDO VÍCTOR CARCEDO, L.E. 5.497.126, nacido el 08/08/43, hijo de Gerardo Agustín y Felisa Saralegui de Carcedo, era en el año 1976. Presidente de la bancada del Justicialismo en el Consejo Deliberante de esa Municipalidad y,

    b) si el otrora Intendente Municipal, Dr. Rodolfo Lópes al inagurar el viernes 1 de abril de 2005 el período ordinario de sesiones del Concejo Deliberante, recordó en el recinto de ese cuerpo deliberativo la figura de Gerardo Víctor Carcedo, quién ocupó la titularidad de la bancada del Justicialismo en el año 1976 y fue secuestrado durante el golpe militar de ese año; y en su caso el texto de la alocución.

    A fs. 1841, cuerpo 10, el Consejo Deliberante de la MBB remite Diario de Sesiones 1era. Reunión 1ra. Sesión Ordinaria 1º de Abril de 2005 con homenaje que el Intendente Municipal Dr. Rodolfo LÓPES rindió a Gerardo Víctor CARCEDO.

    “…Antes de comenzar mi discurso, siempre que vuelvo al Consejo Deliberante traigo a mi memoria todo el tiempo que ha transcurrido en esta historia de esta Bahía Blanca, y hay un tiempo que para los peronistas ha sido muy duro, y precisamente fue aquel del 17 de Octubre de 1976, cuando levantaron de su casa a quién era presidente de nuestra bancada y nunca más apareció. Quiero entre todos que hagamos un homenaje a Gerardo Víctor Carcedo. Cuando me tocó pasar por este cuerpo, todos los 17 de Octubre traté de recordarlo, porque tuve con él , siendo yo muy chico , una relación militante y de aprendizaje , y realmente era una voz que más allá de los disensos se hacía sentir , se hacía notar Era un joven, como tantos otros que no volvieron Yo pediría que hagamos un minuto de silencio en homenaje a Gerardo Víctor Carcedo –Se ponen de pie los señores concejales y el público presente…”

    En el cuerpo 10: se agrega la siguiente respuesta:

    “...Me es grato dirigir a Ud. la presente, en respuesta al Oficio de fecha 14 de marzo de 2008, por el que se solicita información de una manifestación del Dr. Rodolfo Lópes, quien fuera Intendente Municipal en el año 2005, sobre la figura del Sr. Gerardo Víctor CARCEDO, ex - presidente del Bloque Justicialista.

    A tales efectos se acompaña Diario de Sesiones de fecha 1 de abril de 2005, donde el Dr. Rodolfo Lópes, en su discurso de inauguración de las Sesiones Ordinarias, (Pág. 29971), en su discurso rinde homenaje al Sr. Gerardo Víctor CARCEDO.

    Para mayor abundamiento, se acompaña Diario de Sesiones del 30 de mayo de 1973, donde se constata que el Sr. CARCEDO, era presidente del Bloque Justicialista (Pág. 12) y del 8 de enero de 1976 (Pág. 762), continuando con la presidencia del Bloque mencionado...”

    3. Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, (Legajo DIPPBA), fs. 3401/3525, cuerpo 18, Causa 04/07:

    El 28/07/08 la Perito de la Comisión Provincial por la Memoria informó al Juzgado:

    “...Respecto de Gerardo Víctor Carcedo se localizaron dos fichas personales con la siguiente información:

    Apellido: CARCEDO Nombres: GERARDO VÍCTOR Hijo de Gerardo y Felisa Saralegui Nacido el 8 de agosto de 1943 Provincia Capital federal Matrícula N 5.497.126

    Domicilio: Fitz Roy N 122 o 722 Localidad: B. Blanca Profesión: estudiante universitario

    Antecedentes Sociales: Peronista Nacionalista.Fecha de elaboración de la ficha: 26-04-68...

    Los legajos consignados en la ficha y los localizados en base a la búsqueda en la documentación digitalizada hasta el momento, son los siguientes:

    Mesa “REFERENCIA”, Legajo N 14.902, sin caratular. El legajo se inicia solicitando información, el 29 de febrero de 1968, referente a los responsables de los “Campamentos Universitarios de Trabajo”. La respuesta, enviada el 28 de febrero de 1968 en un Memorandum firmado por el Oficial Principal Juan NELO TRUJILLO, en el que se indica que el representante en Bahía Blanca de los “Campamentos” es Gerardo CARCEDO.

    Mesa “REFERENCIA 7880”, Legajo N 5, Carpeta N 3, que no ha podido ser encontrado.

    Mesa “A”, Legajo N 1, Sección Primera, Bahía Blanca, no se ha encontrado.

    Mesa “A”, Estudiantil, Legajo N 1, Rubro N 14, Bahía Blanca, caratulado “Universidad Nacional del Sur (Año 1971)”. En el Legajo se encuentra información que menciona la adhesión de Gerardo CARCEDO en diversos actos realizados por el movimiento estudiantil universitario de Bahía Blanca.

    Mesa “REFERENCIA”, Legajo N” 10.777, caratulado “Actos realizados el día 17 de octubre de 1970”. El legajo posee un Memorandum, de fecha 19 de octubre de 1970, rubricado por el Sub Comisario Juan Nelo TRUJILLO, en el que se adjunta información sobre el acto realizado el 17 de octubre del mismo año por miembros del Movimiento Justicialista. Durante el desarrollo del mismo hizo uso de la palabra, según el registro policial, Gerardo CARCEDO.

    Mesa “C”, Legajo N 438, Carpeta N 17, Bahía Blanca, caratulado “Encuentro Nacional de los Argentinos” En el Legajo se encuentra un informe del 29 de mayo de 1971 en el que se destaca la participación de varios oradores integrantes del Encuentro Nacional de los Argentinos. Entre los “activistas” identificados por el el agente DIPBA, se encuentra Gerardo CARCEDO.

    Mesa “A”, Estudiantil, Legajo N” 68, Bahía Blanca, que no ha podido ser encontrado.

    Mesa “B, Legajo N 123, Carpeta N 126, caratulado “Gremios y agrupaciones del peronismo combativo”. El legajo posee un Memorandum, de fecha 14 de enero de 1972, rubricado por el Sub Comisario Juan Nelo TRUJILLO, en el que se adjunta información sobre la realización de un viaje, por parte de Gerardo CARCEDO, a un Congreso de Gremios Combativos que se desarrolla en Capital Federal.

    Mesa “REFERENCIA”, Legajo N 7.642, caratulado “Aleani, Gabriela y otros”. El legajo posee un Memorandum, de fecha 21 de mayo de 1972, rubricado por el Sub Comisario Juan Nelo TRUJILLO, en el que se adjunta información acerca de las detenciones efectuadas sobre varios integrantes de la Federación Juvenil Comunista de Bahía Blanca. En el informe se señala que estos se reunían en la sede sindical de la Asociación Empleados de Comercio; donde también se daba lugar a los encuentros del Movimiento Nacional Peronista liderado por Gerardo CARCEDO.

    Mesa “B”, Legajo N” 29, Carpeta N” 12, que no pudo ser encontrado. Mesa “B”, Legajo N” 45, Carpeta N 14, que no pudo ser encontrado.

    Mesa “A”, Legajo N 7, Carpeta N” 13, que no pudo ser encontrado

    Mesa “A”, Legajo N 271, Carpeta N” 37, caratulado “Juventud Peronista de Bahía Blanca”. El legajo posee información referida a las divergencias en el seno de la Juventud Peronista de Bahía Blanca, entre los sectores encabezados por Mario MEDINA y Gerardo CARCEDO.

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo N 6.619, caratulado “Secuestro a Gerardo Víctor Carcedo”. En el legajo se encuentra la denuncia efectuada por Agustín CARCEDO del secuestro, por parte de varios NN, de su hijo Gerardo CARCEDO, el día 18 octubre de 1976.

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo N 13.246, caratulado “Paradero de Enrique Marino y 4 más”. El legajo comprende la solicitud y las respuestas correspondientes de los organismos policiales, efectuadas entre mayo y junio de 1979, acerca del paradero de Gerardo CARCEDO. En todos los casos la respuesta es negativa.

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo N 15.792, caratulado “S/Paradero de Gerardo Víctor Carcedo”. El legajo comprende la solicitud y las respuestas correspondientes de los organismos policiales, efectuadas entre mayo y junio de 1980, acerca del paradero de Gerardo Víctor CARCEDO. En todos los casos la respuesta es negativa.

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo N” 17.313, caratulado “S/Paradero de Gerardo Víctor Carcedo”. El legajo posee el expediente judicial done se tramita el pedido de Habeas Corpus de Gerardo Víctor CARCEDO...”

    4. Prefectura Zona Atlántico Norte Sección Información: Estos archivos se encontraban archivados originalmente en la PZAN:

    a) Impreso de los archivos de imágen TIF números 20081; 20083; 20084; 20085 y 20086 que contiene las conclusiones de la Delegación Bahía Blanca de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) fechada el 04/09/84 con las listas de los muertos y los desaparecidos dentro y fuera de esta ciudad (Anexos A, B, C y D) nombrando -entre otros- aMARTINELLI Susana y OLIVA en el primer grupo y a CARCEDO Gerardo Víctor; DEL RÍO Jorge Eleodoro; PIOLI Cora María; RUSSIN Horacio; ERALDO Norberto E. y SAUBIETTE Leonel E. en el último.

    b) Impreso de los archivos de imágen TIF números 20132; 20141 y 20142 que contiene la carátula del Sr. Jefe Servicios Inteligencia Prefectura Zona Mar Argentino Norte (Sección Información) continuación del MEN PZAN IFI 09/984 “ESC” y ampliación del MEN PZAZ IFI 147/983 “ESC” punto 15.8 Items E fuente Propia, relacionado con Organizaciones de Derechos Humanos y los domicilios de familiares de DDTT presuntamente desaparecidos figurando entre otros CARRA Héctor Osvaldo y PEREYRA Mercedes Leónida de; CARCEDO Gerardo y Felisa S. de CARCEDO; GRILL Néstor y Juana M. de; PIOLI Ana María SANTARELLI de y RUSSINI Gregorio y Consuelo BARTOLOME de.

    c) Impreso de los archivos de imágen TIF números 20150 y 20151 que contiene una nota firmada en Bahía Blanca por el Perfecto Mayor Francisco María José SCUGLIA Perfecto de Zona del Atlántico Norte -con sello de la PNA- de fecha 07/10/83 (Nº 132/83 “ESC” Letra PZAN - IFI) solicitando antecedentes policiales, judiciales y/o ideológicos a la Div. Contrainteligencia. B.N.P.B; Dest. Icia. Mil. 181; Deleg. S.I.D.E.; Deleg. Pol. Fed., Deleg. D.G.I.P.B.A.; Gend. Nacional; Brig. Investigaciones y al Archivo de Sección de integrantes de Organizaciones de Derechos Humanos de Bahía Blanca, mencionando -entro otros- a B. de RUSSIN, Casimira C.; L de CARRA Mercedes; SANTARELLI de PIOLI Ana María y S. de CARCEDO Felisa.

    d) Impreso del archivo de imágen TIF número 20177 que contiene el Men PZAN IFI 130/83 “ESC” de identificación de los principales dirigentes, militantes, simpatizantes, colaboradores, etc. de la APDH BBlanca mencionando a S. de CARCEDO, Felisa; L. de CARRA Mercedes; B. de RUSSIN, Casamira C.; SANTARELLI de PIOLI Ana María

    e) Impreso del archivo de imágen TIF número 41267 y 41270 que contiene la nota 164 “ESC”/78 Letra 8687 IFI fechada el 20/10/78 enviada al Sr. Jefe Destacamento Inteligencia Militar 181 sobre los antecedentes del conjunto artístico “Teatro Alianza” “...que en distintas fechas integraron el cuerpo artístico por:... todos sindicados como elementos comunistas locales..” destacando la presentación de la obra “Puerto de Ingeniero White 1907 - Historia de una Pueblada” realizada el 19/08/73 bajo el auspicio de la Comisión de Homenaje “Héroes de Trelew” “...con una concurrencia aproximada de 400 personas... pudiéndose identificar al Concejal por el FREJULI, GERARDO CARCEDO... era estudiante de la UNS, donde era activista de izquierda... Después del 24-03-76, desapareció de los lugares que frecuentaba...”

    f) Impreso del archivo de imágen TIF número 70250 que contiene el Men 8687 IF-I Nº 125 “ESC”/979 de la Prefectura Zona Atlántico Norte (Secc. Inf.) correspondiente a la primera mitad del año 1979 y que, bajo el título “Factor Insurreccional” informa: “...En el período que abarca el presente informe no se registraron novedades con respecto a la insurrección armada. Los únicos hechos registrados, relacionados con este factor, son los que protagonizan los familiares de los DT desaparecidos. En el mes de junio, sobre la comisión de padres de DT desaparecidos, se pudo comprobar que están efectuando algunas reuniones en domicilios particulares y que continúan recolectando dinero (el que depositan a interés en algún lugar) para abonar una solicitada que próximamente publicarán en un diario de la Capital Federal... Otro hecho, relacionado con el accionar de esta comisión, lo llevó a cabo MARTA SUSANA MARTI, prometida del DT desaparecido GERARDO VÍCTOR CARCEDO, quien intentó entrevistas, sin audiencia, al Gobernador Bonaerense, General (RE) IBÉRICO SAINT JEAN, cuando éste, el 29 de junio ppdo., brindaba una conferencia de prensa a los periodistas de Bahía Blanca en el palacio municipal, para reclamarle sobre el desaparecido y exponerle “que fue llevado por la Marina”. No logró concretar la intención... La Comisión de Padres y Familiares de DT desaparecidos continúa bregando por alcanzar el objetivo propuesto: proclamar la violación de los derechos humanos por parte del actual proceso de reorganización y que se de trámite legal a las denuncias de los desaparecidos... La comisión de padres de DT desaparecidos ... redoblará esfuerzos a medida que se acerca la fecha en que la Comisión Interamericana por los Derechos Humanos (CIDH), visite nuestro país...”

    g) Impreso de los archivos de imágen TIF números 70712; 70713 y 70714 que contiene la información obtenida del Expte. S-46/983 PZAN IF nota 74/983 “ESC” PZAN IFI fechado el 18/05/83 y firmado por el Perfecto Mayor Francisco María José SCUGLIA y el Subperfecto Osvaldo Gaspar SIEPE como Jefe Sección Informaciones para conocimiento de la “Comunidad Informativa Local” listando la nómina de personas que solicitaron recurso de “Habeas Corpus” ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca y por presuntos “desaparecidos”, mencionando -entre otros- a Felisa S. de CARCEDO; Mercedes L. de CARRA, Casimira C. B. de RUSSIN, Ana María SANTARELLI de PIOLI; Cora María PIOLI; Horacio RUSSIN

    h) Impreso de los archivos de imágen TIF números 70715 y 70716 que contiene la información obtenida del Expte. S-45/983 PZAN IF nota 73/983 “ESC” PZAN IFI fechado el 18/05/83 y firmado por el Perfecto Mayor Francisco María José SCUGLIA y el Subperfecto Osvaldo Gaspar SIEPE como Jefe Sección desde la fuente de la “Comunidad Informativa Local” listando las personas que integran la filial Bahía Blanca de “Madres de Plaza de Mayo”, mencionando a CARCEDO Felisa G. de y PIOLI Ana María S

    i) Impreso del archivo de imágen TIF número g0034 que contiene la nota 62 “S”/975 Letra 8687 IF-I fechada en Bahía Blanca el 30/08/75 por la Prefectura Naval Argentina al Señor Comandante Fuerza Tarea 4 “Objeto: c/ Información Política Anexo “ALFA” Placintara” transcribiendo los telegramas enviados a la Presidenta de la Nación, señora María Estela MARTÍNEZ de PERÓN y al Secretario General del Consejo Nacional del Partido Justicialista y firmados -entre otros- por Gerardo CARCEDO por el Movimiento de la Verticalidad.

    En síntesis, de las constancias obrantes en auto se tiene por acreditado que Gerardo Carcedo y Maria Cristina Errazu, fueron interceptados en la via pública el 17 de octubre de 1976 y privados ilegalmente de su libertad. Siendo trasladados al CCD “Baterias” ubicado en las dependencias de la Base Naval de Puerto Belgrano, donde fueron interrogados y sometidos a toda clase de tormentos. Cristina Errazu fue puesta en libertad en los días posteriores a su secuestro, mientras que Carcedo fue ultimado por sus captores, desconociendo el modo o los medios utilizados ya que su cuerpo permanece, hasta el día de hoy, desaparecido.


    III. 21.- CASO GRILL, NESTOR RUBEN:

    Fue secuestrado de su domicilio ubicado en Darregueira N 441 de Bahía Blanca el 04/11/76 a la 01:30 hs., por varias personas encapuchadas y armadas. Previo revisar toda la casa, los individuos se retiraron, llevándose a Néstor Rubén GRILL, ante la presencia de su padre y su hermano. Fue trasladado al centro clandestino de detención “Baterias” ubicado en dependencias de la Base Naval de Puerto Belgrano, donde fue sometido a tormentos. Habría sido retirado de dicho centro la noche del 22/11/76.

    Aún permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación, lo que sumado a las numerosas evidencias, tratamientos similares que recibieron otras víctimas, lo probado en el resto de las causas que tramitan en el país y en el extranjero, nos lleva a la conclusión que estando privado ilegalmente de su libertad, fue ejecutado por sus captores utilizando algunos de los medios y métodos de los que habitualmente se valían, ocultando luego su cadáver en procura de la impunidad de sus autores.

    Vale destacar que para llevar adelante este tramo de su ilícito obrar, se valieron de lo que tenian a su alcance, participando de diferente forma varios integrantes de las fuerzas de tareas, grupos y unidades de tareas, últimándolo aprovechando la situación de indefensión que ellos mismos habían causado a partir de la forma en que lo tenían en cautiverio.

    Lo narrado se encuentra acreditado por la siguiente prueba recolectada:

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial de Eduardo Eraldo: El 17/10/97 en la Subsecretaría de Derechos Humanos y Sociales del Ministerio de Interior, ERALDO padre bajo juramento de decir verdad manifestó haber compartido cautiverio en el CCD Baterias de la BNPB junto a Gastaldi, Russin, Carcedo y su novia, Grill, Diez y Mantovani:

    “…Yo en esa época tenía 46 años pero me decían EL VIEJO… Había mucha gente, veo a Patricia Gastaldi, que ha sobrevivido, se me habían aflojado las vendas, ella tenía 24 o 25 años igual que su marido Horacio Russin, que estaba desaparecido. A Patricia Gastaldi la liberan antes que a mí, estaba embarazada y me contó que la dejaron en una ruta cerca de Torquinst. Le decíamos LA TIERNA. Yo escuchaba y pregunté a uno de los guardias que le decíamos EL TIERNO que donde estaba Horacio y me dijo que lo habían trasladado de estancia. Luego supe que era que los tiraban al mar… De los que estaban allí al único que conocía era un concejal que lo mataron a golpes, era de barbita, el me decía cómo te fue y me dijo me están matando a golpes. Se llamaba GERARDO GARCEDO. De Garcedo me dijeron lo mismo que de Horacio. A su novia también la habían secuestrado y después la liberaron. También estaba un muchacho de nombre Néstor y de apellido Grill. El apellido me lo dijo después Patricia Gastaldi. También liberaron a una chica que había sido militante cristiana que era amiga de Patricia Gastaldi y se llamaba Diana Diez, le decían LA VIRGEN, ella murió hace unos años pero su padre sigue viviendo en Bahía Blanca. Estaba otra chica, Marta Montovani…. Yo a todos los oía y así los describo, a los únicos que ví fue a GASTALDI y a RUSSIN porque se me habían aflojado las vendas y escuché que decían vení y dale un beso a tu marido. Había pasado más de un mes que yo estaba allí. Yo levanto la cabeza y alcanzo a ver a Patricia de espaldas yendo hacia un muchacho joven, lindo mucho, apoyado a la pared. Ella estaba a un metro del marido para darle un beso. No ví si se lo dio porque me asusté. Cuando me encuentro con ella 19 años después y le pregunto sobre esa escena y ella me dice que cuando está casi cerca del marido la agarran de los pelos y la tiran para atrás. Era una broma…. A Patricia la sacaron de allí como 10 días antes que a mí; ella no se animó a decirle a mi mujer que yo estaba. Los guardias le habían dicho que yo iba a salir pronto….”.

    2. Declaración de Diana Silvia Diez, en Causa Nº 229, del 22 de octubre de 1987, en la misma manifiesta haber compartido cautiverio en el CCD Baterias de la BNPB junto a Russin, Gastaldi, Mantovani, Grill, Carcedo y Eraldo:

    “…PREGUNTADA para que diga si conoció a Horacio Russin, CONTESTO: -Si, mas o menos desde unos diez años antes.- Éramos amigos pero sin llegar a ser íntimos.- PREGUNTADA para que diga cómo reconoce a Russin en su cautiverio, CONTESTO: -No puedo precisar si fue la noche de mi llegada al lugar de detención o al día siguiente, es que escucho preguntar por Patricia, si había sido liberada y es cuando pregunto si se refieren a Patricia Gastaldi, es cuando una voz masculina que se identifica como Horacio, pregunta quien soy, y cuando le digo que soy Diana uno de los guardias nos expresó que no podíamos hablar por lo que nos callamos.- En los días siguientes seguimos conversando en algunas oportunidades, pero quiero dejar constancia que desde la primera vez yo había identificado la voz de Horacio Russin, el esposo de Patricia Gastaldi.- Para saber que ambos estábamos en el lugar había adoptado la clave de toser y escuché la tos del mismo hasta el martes siguiente al día de mi detención.- Ese día escuché que alguien estaba declarando por la tarde y como yo tosía y Horacio no me respondía en el momento en que nos llevaban al lugar común donde dormíamos, le pregunté a uno de los guardias por Horacio y me contestó que como necesitaban el lugar había sido liberado con urgencia.- A la mañana siguiente escuché comentarios de la gente que estaba detenida, pudiendo identificar a Marta Mantovani entre ellos, que faltaban tres personas, es decir Néstor Grill, Gerardo Carcedo y Horacio Russin y al decirles yo lo que me había informado uno de los guardias, me expresaron que ello era imposible, por cuanto lugar no faltaba y en el supuesto de que así no fuera lo más lógico era que se hubieran llevado a Eraldo, que se encontraba enfermo.- Por otra parte me expresaron que los habían sacado el martes por la noche y que temían por la vida de de ellos por cuanto se los habían llevado a los tres juntos.- Quiero dejar constancia de que pese a lo que expresara el guardia, no ingresó más gente detenida en esos días, sino solamente una persona al jueves siguiente.- PREGUNTADA para que diga si tiene conocimiento que Russin desarrollara alguna actividad política, gremial o estudiantil, CONTESTO: -No me consta.- PREGUNTADA para que diga si puedo en algún momento identificar el lugar donde estuvo detenida junto a Russin, CONTESTO: -Por comentarios de otros detenidos sabíamos que nos tenía Marina…”.

    3. Jacobo Hock, Celia Viturini, Norberto Esteban Grill y Juana Mafarell vda. de Grill en la Causa 453/87 “Subsecretaría de Derechos Humanos s/ Denuncia Grill, Néstor Rubén” agregada en autos.

    Documental:

    1. Causas agregadas:

    a) Causa 252 “Grill, Néstor Rubén víctima de Privación ilegítima de su libertad en Bahía Blanca” iniciada el 11/11/76 ante el Juzgado en lo Penal 1 del Dpto. Judicial de Bahía Blanca cargo del Dr. Jorge Félix Conget, Secretaría 1 del Dr. Jorge Alberto Tarayre, originalmente causa 51043 (Legajo archivo 1344) y la instrucción policial a cargo de la Seccional Primera de Bahía Blanca, Subcomisario Rubén Omar Piatti;

    b) Causa 480 “Grill, Néstor Rubén S/ Recurso de hábeas corpus” Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Guillermo Federico Madueño, Secretaría 2 de la Dra. Gloria Girotti (07/12/78);

    c) Causa 104 “Grill, Néstor Rubén S/ Recurso de hábeas corpus” Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Jorge Francisco Suter, Secretaría 3 del Dr. Hugo M. Sierra (04/09/79);

    d) Causa 319 “Murafell vda. de Grill, Juana S/ Recurso de hábeas corpus en favor de Néstor Rubén Grill” Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Jorge Francisco Suter, Secretaría 3 del Dr. Hugo M. Sierra (19/12/83);

    e) Causa 54 “Grill - Urquiza s/ Presunta privación ilegítima de la libertad” originalmente causa 54/84 ante el Juzgado Federal de Santa Rosa Provincia de La Pampa a cargo del Dr. Roberto Diego Carranza, Secretaría en lo Criminal y Correccional del Dr. Carlos Walter Lema (17/02/84);

    f) Causa 260 L.12 F: 469 “Grill, Néstor Rubén S/ Recurso de hábeas corpus” Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Guillermo Federico Madueño, Secretaría 2 de la Dra. Gloria Girotti (23/05/77);

    g) Causa 669 L.12 F: 515 “Grill, Néstor Rubén S/ Recurso de hábeas corpus” Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Guillermo Federico Madueño, Secretaría del Dr. Hugo Mario Sierra (05/12/77);

    h) Causa 969 L.11 F: 440 “Grill, Néstor Rubén S/ Recurso de hábeas corpus solicitado por su padre Esteban Grill” Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Guillermo Federico Madueño, Secretaría del Dr. Hugo Mario Sierra (15/11/76);

    i) Causa 301 L.12 F: 30vta “Grill, Néstor Rubén S/ Recurso de hábeas corpus interpuesto por su padre Esteban Grill” Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Guillermo Federico Madueño, Secretaría en lo Criminal y Correccional 3 del Dr. Hugo Mario Sierra (31/05/78);

    j) Causa 453/87 “Subsecretaría de Derechos Humanos s/ Denuncia Grill, Néstor Rubén” Juzgado Federal 1 de Bahía Blanca a cargo del Dr. Alcindo Alvarez Canale, Secretaría del Dr. José Labastía (08/01/87).

    k) Causa 378041/95 “Grill, Néstor Rubén s/ Sucesión Ab Intestato” en trámite por ante el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil Nº 96 de Capital Federal

    2. Cáritas Argentina: Ante el pedido

    “...si el Sr. Néstor Rubén GRILL... en el año 1976 pertenecía -activa y comprometidamente- a su voluntariado, ayudando a la misión de Cáritas junto a los más pobres, a través de las acciones que informa el sitio www.caritas.org.ar/htm/acciones01.htm. y en caso afirmativo, labores que desempeñaba en ese momento, como así también la fecha y causa del cese de su voluntariado, y cualquier otra circunstancia relativa al nombrado...”

    Bajo el recuadro “Cáritas junto a los pobres en tiempo de jubileo” a fs. 1834, cuerpo 10, Causa 04/07, el Director de Cáritas Arquídiocesana Bahía Blanca -Eduardo José OLMEDO- indicó:

    “...Para el año 1972/73 y en vistas a la obtención de recursos genuinos, en un momento en que no se podían conseguir subsidios oficiales (y tampoco privados) Caritas Arquídiocesana implementó un Departamento de confección de Apuntes.

    Puntualmente, como se acababa de crear la Carrera de Psicología en Juan XXIII y su Biblioteca no tenía material bibliográfico actualizado, los profesores que dictaban apuntes, los visaban y en Caritas un equipo de jóvenes estudiantes de secundario y primeros años universitarios escribía los esténciles y los imprimía en un mimeógrafo.

    La venta de los apuntes era un recurso genuinocon el que se pagaba la cuenta de la farmacia, ya que los remedios que teníamos no alcanzaban a cubrir la demanda y había que comprar lo que no se podía conseguir con los laboratorios o con los visitadores médicos.

    En ese equipo, entre los que manejaban el mimeógrafo estaba Néstor Grill quien trabajó como voluntario desde 1972 hasta noviembre de 1976 cuando “al parecer”, el entonces Vicario General, Mons. Ogñenovich, decidió que Caritas debía cerrarse...”.

    3. Estudiante de Ingeniería Mecánica UTN: A fs. 1836/1837, cuerpo 10, Causa 04/07, corre agregado el informe redactado y firmado por el Secretario Legal y Técnico de la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Bahía Blanca -Dr. Egidi Airel Fernando- en estos términos:

    “....La presente tiene por objeto contestar el oficio recibido el día 28 de Marzo, informándole lo siguiente: El Sr. Grill, Néstor Rubén de acuerdo a nuestros registros figura inscripto en cursados del año 1976 en la carrera Ingeniería Mecánica.”

    4. Archivos de la Prefectura Zona Atlántico Norte Sección Informaciones:

    a) Impreso de los archivos de imágen TIF números 20132; 20141 y 20142 que contiene la carátula del Sr. Jefe Servicios Inteligencia Prefectura Zona Mar Argentino Norte (Sección Información) continuación del MEN PZAN IFI 09/984 “ESC” y ampliación del MEN PZAZ IFI 147/983 “ESC” punto 15.8 Items E fuente Propia, relacionado con Organizaciones de Derechos Humanos y los domicilios de familiares de DDTT presuntamente desaparecidos figurando entre otros CARRA Héctor Osvaldo y PEREYRA Mercedes Leónida de; CARCEDO Gerardo y Felisa S. de CARCEDO; GRILL Néstor y Juana M. de; PIOLI Ana María SANTARELLI de y RUSSINI Gregorio y Consuelo BARTOLOME de.

    b) Impreso del archivo de imágen TIF número 50014 que contiene el radiograma 25368 del 25/02/80 enviado por el Destacamento Inteligencia 181 Bahía Blanca al ejecutivo B.N.P.B. (Dpto. Icia.) Puerto Belgrano; P.Z.A.N. (Sec. Inf.) Bahía Blanca; Cdo. Reg. Sur G.N. (Sec. Icia) Bahía Blanca; Delg. Reg. S.I.D.E. Bahía Blanca; Deleg. Po. Fed. Bahía Blanca; Unidad Regional UR Pol. Pcia. Bs. As. (DGIPBA) Bahía Blanca; Deleg. Pol. Fed. Viedma y Pol. Pcia. Río Negro (D.I.P.) Viedma solicitando “...todo tipo de antecedentes que posean de...” GRILL Néstor Rubén recibido en la Mesa de Entradas de la Prefectura de Zona del Atlántico Norte (Sección Información) el 26/02/80

    5. Archivos de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Legajo DIPBA de Nestor Grill: A fs. 2663/2690, cuerpo 14, la Comisión Provincial de la Memoria remitó las fichas y los legajos 6843; 14429 y 14938 de Néstor Rubén GRILL hallados en los archivos de la DIPPBA resumidos a fs. 2663/2664 por la Perito del Archivo de la DIPPBA de la siguiente manera:

    “...Mesa “DS” Capreta Varios, Legajo Nº 6843, caratulado: “Secuestro a Néstor Rubén Grill (Bahía Blanca)”. En el legajo se encuentra la denuncia efectuada por Esteban GRILL respecto del secuestro, por parte de varios NN , de su hijo Néstro GRILL, el día 4 de noviembre de 1976. El legajo prosigue con un memorandum de DIPBA-Bahía Blanca para DIPB-La Plata, rubricado por el Oficial Inspector José Alberto URQUIZU, informando sobre la denuncia efectuada por Esteban GRILL, Asimismo, el Oficial Inspector URQUIZU adjunta “antecentes” de Néstor GRILL en los que indica que “Habría integrado el grupo CARITAS ARGENTINAS” que dirigía el Padre Néstor NAVARRO, sito en calle Rodíguez Nº 78 de B.Bca., dependiente de la Curia Eclesiástica, teniendo a su cargo el mimeógrago con el que habría realizado trabajos para el Instituto Juan XXIII y encargos de estudiantes secundarios. Podría haber pertenecido a la JUP. Recientes interrogatorios lo dan como actuando con la imprenta de la OPM Montoneros o por lo menos “conocería actividades”. Resulta interesante esta última observación, pues se indica, en la planilla “antecedentes”, que los interrogatorios ocurrieron el 5 de noviembre de 1976, el día posterior a su detención. Es de hacer notar, a partir de los datos encontrados en el Legajo, que la DIPBA poseía informaciones sobre Néstor GRILL el día después de su detención y, asimismo, que existieron interrogatorios, mediante los cuales se extrajo información sobre su militancia.

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo Nº 14.429, caratulado: “Directivas emanadas del Ministerio del Interior referente a la campaña de desprestigio que realiza la Comisión de Desaparecidos y Detenidos por causas políticas”. El Legajo se inicia con una comunicación realizada desde el Minsiterio del Interior, rubricada por el General de División Albano HARGUINDEGUY, con fecha 22 de junio de 1979, en el que indica que no deben “actuar directamente contra los familiares, siempre y cuando no violen las disposiciones del Código Penal”. Posteriormente, el Legajo posee informaciones sobre disersas Comisiones radicadas en la Provincia de Buenos Aires. Sobre Baía Blanca se informa de la participación de diversos familiares, entre ellos los padres de Néstor GRILL.

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo Nº 14.938, caratulado: “Paradero de Grill Néstor Rubén y Otros”. El legajo comprende la solicitud y las respuestas correspondientes de los organismos policiales, efectuadas entre agosto de 1979 y enero de 1980, acerca del paradero de Néstor GRILL. En todos los casos la respuesta es negativa.

    Resulta significativo destacar que el Legajo Nº 6843 muestra que la DIPBA poseía datos sobre Néstor GRILL obtenidos por “interrogatorios” un mes antes de su detención...”.

    En síntesis, de las constancias obrantes en autos se tiene por acreditado que Nestor Grill, fue secuestrado el 4 de noviembre de 1976 en su domicilio, trasladado al CCD “Baterias” ubicado en la Base Naval de Puerto Belgrano, donde fue interrogado y sometido a tormentos. Posteriormente fue ejecutado por sus captores, desconociendose el modo y los medios empleados, en tanto y en cuanto y pese a las incansables gestiones realizadas por la familia, el cuerpo de Nestor permanece al día de hoy desaparecido.


    III. 22.- CASO DIEZ, DIANA SILVIA:

    Era empleada de ENTEL. Fue secuestrada el 18/11/76 aproximadamente a las 15:30 hs., tras retirarse en automóvil de su lugar de trabajo, en compañía de su cuñado y de una compañera de trabajo. En la intersección de las calles Darregueira y Donado de Bahía Blanca, el vehículo en que viajaban fue interceptado por varias personas que viajaban en tres automóviles, quienes los hicieron descender y les pidieron documentos de identidad.

    Diana DIEZ fue obligada a subir a uno de los vehículos, donde le hicieron respirar un algodón o trapo con algún tipo de somnífero, quedando semiadormecida.

    Fue conducida al centro clandestino de detención “Baterias” en la Base Naval de Puerto Belgrano, donde fue sometida a todo tipo de vejámenes, siendo golpeada y torturada mediante la aplicación de corriente eléctrica, al tiempo que era interrogada. Fue liberada el 04/02/77.

    Lo narrado se encuentra corroborado por la siguiente prueba recolectada en la Causa:

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial de Eduardo Eraldo: El 17/10/97 en la Subsecretaría de Derechos Humanos y Sociales del Ministerio de Interior, ERALDO padre bajo juramento de decir verdad manifestó haber compartido cautiverio en el CCD Baterias de la BNPB junto a Gastaldi, Russin, Carcedo y su novia, Grill, Diez y Mantovani:

    “…Yo en esa época tenía 46 años pero me decían EL VIEJO… Había mucha gente, veo a Patricia Gastaldi, que ha sobrevivido, se me habían aflojado las vendas, ella tenía 24 o 25 años igual que su marido Horacio Russin, que estaba desaparecido. A Patricia Gastaldi la liberan antes que a mí, estaba embarazada y me contó que la dejaron en una ruta cerca de Torquinst. Le decíamos LA TIERNA. Yo escuchaba y pregunté a uno de los guardias que le decíamos EL TIERNO que donde estaba Horacio y me dijo que lo habían trasladado de estancia. Luego supe que era que los tiraban al mar… De los que estaban allí al único que conocía era un concejal que lo mataron a golpes, era de barbita, el me decía cómo te fue y me dijo me están matando a golpes. Se llamaba GERARDO GARCEDO. De Garcedo me dijeron lo mismo que de Horacio. A su novia también la habían secuestrado y después la liberaron. También estaba un muchacho de nombre Néstor y de apellido Grill. El apellido me lo dijo después Patricia Gastaldi. También liberaron a una chica que había sido militante cristiana que era amiga de Patricia Gastaldi y se llamaba Diana Diez, le decían LA VIRGEN, ella murió hace unos años pero su padre sigue viviendo en Bahía Blanca. Estaba otra chica, Marta Montovani…. Yo a todos los oía y así los describo, a los únicos que ví fue a GASTALDI y a RUSSIN porque se me habían aflojado las vendas y escuché que decían vení y dale un beso a tu marido. Había pasado más de un mes que yo estaba allí. Yo levanto la cabeza y alcanzo a ver a Patricia de espaldas yendo hacia un muchacho joven, lindo mucho, apoyado a la pared. Ella estaba a un metro del marido para darle un beso. No ví si se lo dio porque me asusté. Cuando me encuentro con ella 19 años después y le pregunto sobre esa escena y ella me dice que cuando está casi cerca del marido la agarran de los pelos y la tiran para atrás. Era una broma…. A Patricia la sacaron de allí como 10 días antes que a mí; ella no se animó a decirle a mi mujer que yo estaba. Los guardias le habían dicho que yo iba a salir pronto….”.

    2. Declaración testimonial en el Juzgado, en la audiencia realizada el 24/10/09 a fs. 978/979, cuerpo 5, Causa 04/07, de Martha Nélida MANTOVANI, en la misma manifiesta haber compartido cautiverio en el CCD Baterias de la BNPB junto a Diez, Carcedo, Pioli, Russin, y Eraldo Padre:

    “…PREGUNTADA si reconocio a otros detenido CONTESTA especialmente a Diana porque la trataba, a Carcedo y a Cora Pioli y a Russin no. Sabía de la relación de Diana con ellos, que son amigos… En estos días supe que el obispo De Nevares fue a la casa de los Diez, y como el padre de Diana trabajaba en la Base en la parte de Talleres de Espora, es castigado sacándole el personal que tenía a cargo y trasladándolo a los talleres propios de la Base. Esto me lo comentó Perla, la hermana de Diana Diez… Después de los primeros días el único varón que se nota en el grupo era Eraldo padre; lo escuché en el patio, porque decía que sufría del corazón y el sol le hacía mal. Le decían El Viejo. Yo era La Vieja. A Diana le decía La Virgen porque rezaba el rosario….”.

    2.1. Causa 109(20) “Eraldo, Norberto Eduardo y Mantovani de Montovani Martha Nélida s/ Privación ilegal de la libertad, torturas”, Testimonial de Martha Nélida MANTOVANI de MONTOVANI, Denuncia de fs. 136:

    “….Estuve secuestrada desde el 18 de Noviembre de 1976 hasta el 30 de Diciembre de ese año... Cuando se retiraron los guardianes escuché la voz de una persona conocida (Diana Diez) que me preguntaba si era yo y al afirmarle romppió a llorar, identifiqué también la voz de un tal Rusin (hoy desaparecido) que era amigo de Diana. Durante los días de detención circularon por ese lugar varias decenas de personas y logré saber que estuvieron entre otros “Chiche” Garcedo (Concejal Peronista), otro muchacho que le decían “El Flaco” del Rio, alguien de sexo femenino que le decían “La Negra” y que era oriunda de Mar del Plata, un hombre mayor que le decían “El Viejo” y que se comentaba era empleado del Hotel Belgrano, una pareja de psicólogos (aparentemente no eran de la zona) y una chica asistente social que fue secuestrada en su domicilio de la calle Patricios de B. Blanca… En una ocasión Del Rio comenzó a quejarse diciendo que tenía un ataque de apendicitis y pidió un médico; pasó toda la noche quejándose, hasta que a la madrugada lo retiraron y nunca más volvió…”.

    Documental:

    1. Causa 229 “Ferraro, Roberto Horacio denuncia privación ilegal de la libertad Víctima: Diana Silvia Diez en Bahía Blanca”:

    Surge de esta causa iniciada el 18/11/76 en razón de la denuncia efectuada por Roberto FERRARO en la Seccional Primera de Bahía Blanca de la Policía de la Pcia. de Bs. As. ante el Subcomisario Rubén Omar PIATTI -radicada en el Juzgado en lo Penal Nº 1 del Departamento Judicial de Bahía Blanca a cargo del Dr. Jorge Félix CONGET, Secretaría Nº 2 del Dr. Juan Leopoldo VELÁZQUEZ -originalmente causa 51135 (Legajo de archivo 1119)- lo siguiente:

    a) Denuncia de Roberto FERRARO a fs. 1:

    ...a los dieciocho días del mes de noviembre de mil novecientos setenta y seis... siendo las 14.10 horas aproximadamente, en circunstancias en que el denunciante circulaba con el vehículo propiedad de su cuñada Diana Silvia Diez... encontrándose circulando en el mismo, la nombrada al igual que la señorita Silvia Chia... otro vehículo que circulaba detrás del vehículo del declarante, marca Chevrolet, color ladrillo, en el que circulaban cuatro jóvenes con el rostro descubierto, se le cruzó delante del vehículo del denunciante, haciendo que éste se detuviera, descendiendo los cuatro desconocidos, quienes no se identificaron, pero sí le pidieron documentos, luego de lo cual, se llevaron a su cuñada Diana Silvia Diez, sin manifestar el porqué de lo ocurrido. Que los desconocidos no mostraron arma alguna. Que luego de subirla al vehículo, le dijeron al denunciante, que circulara...”

    b) Testimonio de Silvia Nora CHIA a fs. 6:

    “...conoce a la señorita Diana Silvia Diez desde su infancia... que asimismo hace seis años a la fecha aproximadamente, de que tanto la declarante como la nombrada Diez, comenzaron a trabajar juntas en ENTEL... generalmente, al salir de su trabajo, tanto la declarante como la víctima de autos, salían juntas, en virtud de que Diana Diez, generalmente, la iban a buscar a su trabajo, los padres, o como en el último caso su cuñado... el día 18 de noviembre ppdo, siendo aproximadamente las 14,00 hs. al salir de su trabajo, juntamente con la nombrada y en compañía del cuñado de la víctima, en circunstancias en que circulaban en un vehículo Citroen, propiedad de su amiga... otro vehículo que circulaba casi a la par... les cerró el paso, obligando de esta forma a que se detuvieran. Que cuatro personas circulaban en dicho rodado, siendo el mismo, un automóvil marca Chevrolet ignorando la declarante demás características, los que descendieron del mismo, y se aproximaron al vehículo pidiéndole uno de los desconocidos a la declarante sus documentos identificándose los mismos como policías. Que luego de ello, los desconocidos obligaron a su compañera Silvia Diez, a subir al rodado Chevrolet, dándose a la fuga. Que junto con la declarante, la víctima y su cuñado Roberto Ferraro, iba también la hija de éste último nombrado de aproximadamente ocho meses. Que no puede describir a los desconocidos en virtud de que todo ocurrió muy rápido, y la declarante, no descendió del rodado, pero si que los mismos iban con el rostro descubierto y uno de ellos portaba arma corta...”

    c) Testimonio de Diana Silvia DIEZ, a fs. 10:

    “...la declarante se desempeñaba como empleada de la empresa ENTEL... recuerda, el día 18 de noviembre del año ppdo. siendo las 14,15 horas, en circunstancias en que la declarante, momentos antes había salido de su trabajo y circulaba con vehículo citroen propiedad de la declarante, el que lo conducía el cuñado de la declarante, Roberto Horacio Ferraro, y asimismo, se encontraba en dicha oportunidad, su compañera de trabajo llamada Silvia Nora Chia, circulando por calle Darregueira al llegar a la intercepción de dicha arteria con calle Donado fue interceptado su vehículo por otro vehículo mayor, no recuerda la marca, del que descendieron dos personas, las que solicitando a la declarante y sus acompañantes sus respectivos documentos, y luego obligaron a la declarante a subir al rodado, colocándole una capucha, la que le tapaba completamente el rostro, y posteriormente, con algún producto extraño, que le colocaron con un algodón en la nariz la durmieron. Que los desconocidos, de los cuales no puede indicar dato alguno, en virtud de que no vio nada, se encontraban armados, despertando ya cuando se encontraba en un lugar del cual cree se trataría de ua casa, aclara que la declarante estaba encapuchada. Que de esa forma y hasta la fecha, permaneció con los ojos vendados, o sea que no vio nada en absoluto. Que recuerda la interrogaron en diversas oportunidades, preguntándole sobre personas que la declarante desconocía pero que según manifestaciones de los desconocidos, los mismos estudiaban en la Universidad del Sur. Que no la maltrataron ni acosaron, y asimismo, quiere dejar aclarado que en ningún momento se aprovecharon de la declarante... “.

    A fs. 15: “...ratifica su denuncia ante la instrucción y que obra agregada a fs. 10. Que asegura no recordar con exactitud la cantidad de personas que descendieron del vehículo que, momentos antes había interceptado el rodado en que la víctima de autos viajaba acompañada de su cuñado, de la srta. Chía, compañera de trabajo y del hijo de corta edad del primero. Es así que no recuerda si eran dos o más, ya que en ese momento... cree que fueron dos personas las que descendieron del vehículo, del que no recuerda modelo ni marca, o bien pudieron ser más. Que dichas personas actuaron cara descubierta y portaban armas cortas, presumiblemente, ya que la declarante no es idónea en ello. Que no recuerda si el automóvil al que ascendió rodó algunas cuadras antes de que le fuera colocada ua capucha que le cubrió el rostro, y luego fue dormida o anestesiada con una solución que impregnaba un trozo de algodón. Que cuando despertó ya se encontraba en el interior de lo que presume, habría sido una casa... la declarante vio que se hallaba mirando hacia una pared, por lo que no puede precisar las características de dicho claustro. Luego fue vendada y permaneció así el resto de su cautiverio. Que la declarante no puede precisar si había personas con ella, en el cuarto, pero sí escuchaba voces, no sabiendo si provenían de otra habitación o eran de allí... Que sólo se movía para bañarse, asearse o dirigirse al baño, o bien, cuando le hacían preguntas, siempre en otra habitación y la dicente vendada. Con respecto a los interrogatorios a que fue sometida, durante la primera semana y media, eran seguidos, pero luego, más o menos cree que siguieron unos diez más. Los mismos se basaban en las mismas preguntas, se le hacía conocer una lista de nombres, que la dicente no recuerda por resultarles totalmente desconocidos; algunos de ellos, por manifestaciones de sus mismos secuestradores, pertenecían a la Universidad Nacional del Sur. Que no fue en ningún momento maltratada, ni física ni moralmente. Que el día 4 de febrero del corriente año, fue dejada en libertad a las 1,15 horas... de la misma manera que cuando fue secuestrada, sólo que sus ojos los tenía vendados; al darle a conocer que iba a ser puesta en libertad, se le manifestó que, cuando hubiese descendido del rodado, debía esperar a que el mismo iniciara su marcha y, calculando más o menos cuando éste diera vuelta la esquina, recién podría proceder a descubrirse los ojos. Que la dicente no se explica los motivos por los cuales fuera secuestrada, ya que no militó nunca en actividad política alguna, y el Único gremio que pertenece es al de ENTEL...”

    d) el 22 de octubre de 1987, declara:

    “...Bahía Blanca, 22 de octubre de 1987, compareció ante S.S. una persona, la que, previo juramento de ley e impuesta que es de las penas en que incurren quienes se producen con falsedad, dice llamarse DIANA SILVIA DIEZ, acreditando su identidad con C.I.P.F. 10.623.122, ser de nacionalidad argentina, de 38 años de edad, de estado civil soltera, de profesión docente, que si lee y si escribe, domiciliado en calle Ing. Luiggi 432 de esta ciudad. A preguntas relativas al conocimiento que tiene del asunto y sus partes y si con respecto a las mismas le comprenden las disposiciones generales de la ley, que se le explican, dice: No me comprenden. A otras preguntas de S.S. la compareciente respondió: En este estado se hace presente la Dra. MIRTHA ELIZABETH MÁNTARAS, en su carácter de apoderada de la querellante Casimira Consuelo Bartolomé de Russin, conforme mandato obrante a fs. 135/137, quien acredita su inscripción ante la C.S.J.N. al tomo 16, folio 280, quien solicita presenciar el acto a lo cual S.S. accede.- EXHIBIDA que le es a la declarante la declaración prestada en el expte. Nro. 51.135 del Juzgado en lo Penal nro. 1de este Departamento Judicial, agregado por cuerda, fs.10, y PREGUNTADA para que diga si la ratifica o rectifica y si alguna de las firmas que la suscribe le pertenece, CONTESTO: -Ratifico en todas sus partes la declaración que se me exhibe y doy lectura y reconozco como propia una de las firmas que la suscribe.- EXHIBIDA que le es su declaración prestada ante la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos, corriente a fs. 138/143 y PREGUNTADA para que diga si la ratifica o rectifica y si la firma que la suscribe le pertenece, CONTESTO: -La ratifico en todas sus partes y reconozco como propia una de las firmas que la suscribe. PREGUNTADA para que diga cómo explica la contradicción existente entre ambas declaraciones, en lo que se refiere al trato recibido durante su cautiverio, CONTESTO: -La primera declaración que he ratificado, fue efectuada el mismo día de la liberación y ante autoridad policial.- En esos momentos aún estaba shockeada, por lo sucedido y el día antes de mi liberación, recuerdo que llegó una persona al lugar de mi cautiverio, quien me expresó que me iban a liberar.- Esta persona llegó de afuera, es decir que no se trataba de alguien que estaba en el lugar sino que era la primera vez que escuchaba su voz, ya que yo me encontraba con los ojos vendados y la entrevista se llevó a cabo en la enfermería del lugar.- En esa oportunidad me expresó que no debía contar nada de lo que me había pasado , por menor que fuera el detalle, además de recordarme que no viera a mis amigos o a la gente que frecuentaba anteriormente y que si no cumplía la próxima vez no me iba a salvar.- Quiero dejar constancia de que el día anterior a esta entrevista, ya el mismo señor me había hecho las mismas recomendaciones, por cuanto me iban a liberar ese día, pero no sé por qué motivo no se cumplió.- A raíz de esto es que la declaración efectuada en la Policía careció de todos los datos o detalles que luego doy ante la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos, esto en razón de que me encontraba profundamente atemorizada.- PREGUNTADA para que diga si conoció a Horacio Russin, CONTESTO: -Si, mas o menos desde unos diez años antes.- Éramos amigos pero sin llegar a ser íntimos.- PREGUNTADA para que diga cómo reconoce a Russin en su cautiverio, CONTESTO: -No puedo precisar si fue la noche de mi llegada al lugar de detención o al día siguiente, es que escucho preguntar por Patricia, si había sido liberada y es cuando pregunto si se refieren a Patricia Gastaldi, es cuando una voz masculina que se identifica como Horacio, pregunta quien soy, y cuando le digo que soy Diana uno de los guardias nos expresó que no podíamos hablar por lo que nos callamos.- En los días siguientes seguimos conversando en algunas oportunidades, pero quiero dejar constancia que desde la primera vez yo había identificado la voz de Horacio Russin, el esposo de Patricia Gastaldi.- Para saber que ambos estábamos en el lugar había adoptado la clave de toser y escuché la tos del mismo hasta el martes siguiente al día de mi detención.- Ese día escuché que alguien estaba declarando por la tarde y como yo tosía y Horacio no me respondía en el momento en que nos llevaban al lugar común donde dormíamos, le pregunté a uno de los guardias por Horacio y me contestó que como necesitaban el lugar había sido liberado con urgencia.- A la mañana siguiente escuché comentarios de la gente que estaba detenida, pudiendo identificar a Marta Mantovani entre ellos, que faltaban tres personas, es decir Néstor Grill, Gerardo Caicedo y Horacio Russin y al decirles yo lo que me había informado uno de los guardias, me expresaron que ello era imposible, por cuanto lugar no faltaba y en el supuesto de que así no fuera lo más lógico era que se hubieran llevado a Eraldo, que se encontraba enfermo.- Por otra parte me expresaron que los habían sacado el martes por la noche y que temían por la vida de de ellos por cuanto se los habían llevado a los tres juntos.- Quiero dejar constancia de que pese a lo que expresara el guardia, no ingresó más gente detenida en esos días, sino solamente una persona al jueves siguiente.- PREGUNTADA para que diga si tiene conocimiento que Russin desarrollara alguna actividad política, gremial o estudiantil, CONTESTO: -No me consta.- PREGUNTADA para que diga si puedo en algún momento identificar el lugar donde estuvo detenida junto a Russin, CONTESTO: -Por comentarios de otros detenidos sabíamos que nos tenía Marina.- Por otra parte, en una oportunidades que me cambiaban la venda sobre los ojos, ya que estuve siempre vendada, el guardia me hizo tener un frasco que decía colirio naval.- Asimismo recuerdo que se trataba de un lugar viejo, que se llovía y cercana al mar, ya que cuando salíamos al patio, aunque estábamos vendados, se escuchaban gritos o algarabía como de personas jugando a la pelota en la playa.- También recuerdo que el día que me iban a liberar y se suspendió, nunca me enteré porqué, aún cuando se decía por falta de vehículos, llovió torrencialmente.- Luego de mi liberación al día siguiente, tomé conocimiento de que en Punta Alta y zona aledaña había llovido torrencialmente, mientras que en Bahía Banca no llovió para nada.- A pesar de encontrarme vendada y por el tiempo que duró mi detención, más de dos meses, he podido reconstruir aproximadamente la ubicación de los lugares por donde transitábamos o mejor dicho llevados por los guardias, sin poder precisar si los edificios estaban unidos y la correcta distancia entre unos y otros. He confeccionado un croquis que si S.S. lo considera conveniente puedo agregar a esta causa.- En este estado S.S. ordena agregar el croquis en cuestión en hoja separada y previa suscripción de la testigo y Secretario Actuante, lo que se cumple en este acto.- PREGUNTADA por lo que quiera agregar, quitar o enmendar contestó que no.- En este estado se le concede la palabra a la Dra. Mántaras, quien expresa que formulará las siguientes preguntas: -Primera: -Para que diga si en el lugar que estuvo secuestrada pudo percibir que había quienes daban órdenes y quienes las cumplían, si había jefes y se realizaban inspecciones periódicas, CONTESTO: -Había dos grupos, los guardias y los interrogadores.- Entre los guardias había un Jefe que apodaban García y un segundo que no recuerdo el apodo en este momento.- Luego venía un grupo de seis u ocho guardias, los que cumplían las guardias de a dos y eran cambiados pero manteniendo los apodos.- El grupo de los interrogadores quienes eran los que decidían quien tenía que interrogado y se veía como los mismos guardias respetaban a os mismos, lo que denotaba que eran superiores.- En cuanto a las inspecciones recuerdo una sola durante el tiempo que estuve detenida.- Se percibían las botas o calzado pesado y hacían preguntas tratando de averiguar o percibir el estado psíquico de cada uno de los detenidos.- Cuando se habló de esta inspección, recuerdo que se limpió todo y la anunciaron como para que colaboremos para hacerlos quedar bien y a la vez que nos portaramos correctamente.- Ahora recuerdo que en una oportunidad pude divisar porque se movía la venda, un camión con agua y que la persona que se encontraba en el lugar lucía ropa color verde, como si fuera un uniforme de fajina.- PREGUNTADA para que diga si la ubicación de las colchonetas para dormir era siempre la misma, CONTESTO: -No, todas la noches las cambiaban de lugar, los que eran indicados por los guardias.- PREGUNTADA nuevamente la declarante si quiere agregar, quitar o enmendar algo, contestó que no.- Con lo que no siendo para más, se da por finalizado el acto y, previa lectura que da la compareciente por sí de la presente, la ratifica y firma conjuntamente con la Dra. Mántaras, después de S.S. y por ante mí, de lo que doy fe...”

    2. Archivos de la Prefectura Zona Altántico Norte Sección Informaciones:

    Ante lo ordenado el 24/09/08 (Cuerpo 19) la nombrada Perito informó a fs. 3032/3033vta., 3165/3169 3524/3525 que en la sede de la CPM -Calle 54 Nº 487 de La Plata- se encuentran los originales de los documentos impresos a fs. 3015/3164; fs. 3401/3523 previamente extraídos del material digitalizado en el “DVD 2 Prefectura Naval Argentina Greestone 2.72”, vinculados a la actuación -entre los años 1973/1990- de Oficiales y Suboficiales de la PZAN de calle Moreno 244 de la ciudad de Bahía Blanca y en relación a las víctimas -o sus familiares- mencionadas en el apartado 4 de la resolución de fs. 2039:

    a) Impreso del archivo de imágen TIF número 20013 que contiene el PI correspondiente al Men PZNA IFI 57/987 “S” de fuente propia, detallando que el 30/05/987 a las 10:30hs. en la marcha contra la “impunidad” organizada por las Madres de la Plaza de Mayo y la APDH locales y congregada en la Plaza Rivadavia de Bahía Blanca “...Entre los manifestantes se pudo detectar un grupo perteneciente al Peronismo Revolucionario, dentro de los cuales se identificó a la Sra. MANTOVANI MARTHA NÉLIDA... La causante en el año 1976 se desempeñó como operadora de ENTEL, siendo subdelegada de operadoras, junto a otras operadoras se interesaba por las llamadas de las FF.AA., FF.SS y FF.PP. En el año 1976 actuó en el teatro “ESTUDIO” -de tendencia izquierdista- de Bahía Blanca (Men 8687 IFI Nº 54 “R”/978)...”

    b) Impreso de los archivos de imágen TIF números 50345; 50346 y 50347 que contiene la nota del Destacamento Inteligencia 181 del Ejército Argentino fechada en Bahía Blanca el 12/10/79 número 90268 135 y enviada al Sr. Jefe de la Prefectura Zona Atlántico Norte (Secc. Inf.) Perfecto Mayor Armando Luis PARINI solicitando “...antecedentes que posean sobre...” Diana Silvia DIEZ y Marta Nélida MONTOVANI de MANTOVANI y contestada el 17/10/79 mediante oficio 8687-IFI Nº 179 “ESC”/979.

    c) Impreso de los archivos de imágen TIF números 50964 y 50965 que contiene la foja 6 y 7 del Anexo 2 del Destacamento de Inteligencia 181 de Antecedentes de MONTOVANI Marta Nélida informando que: “...Trabaja en ENTEL (Operadora Nº 160) - Simpatizante de la BDTM “MONTONEROS”... se interesa por hacer escuchas clandestinas cuando hay llamadas de larga distancia para las FF.AA., FF.SS. y FF.PP... Se tiene conocimiento pero sin confirmar, que juntamente con la causante, efectuarían escuchas clandestinas, otras operadoras y serían... DIANA DIEZ... SET 76: (Orig. PZA): La causante trabaja en “SIRINGA LIBROS” cuyo propietario es GRIMBERG KUNE, comunista...”.

    3. Archivos de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires: A fs. 2710/2744 la Comisión Provincial de la Memoria remitó la ficha y los Legajos 6838 y 1816 de DIEZ hallados en los archivos de la DIPPBA resumidos a fs. 2710 por la Perito del Archivo de la DIPPBA de la siguiente manera:

    “...Se localizó una ficha personal con la siguiente información DIEZ... DIANA SILVIA... 27 años Fecha de elaboración de la ficha: 28-04-77.

    Los legajos consignados en la ficha y los localizados en base a la búsqueda en la documentación digitalizada hasta el momento, son los siguientes:

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo Nº 6.838, caratulado: “Secuestro de Diana Silvia Diez, empleada de ENTEL (Bahía Blanca) 18/XI/76”. En el Legajo se encuentra la denuncia efectuada por Roberto Horacio Serrano acerca del secuestro de Diana Silvia DIEZ el 18 de noviembre de 1976, efectuado por varios NN cuando circulaban en el automóvil perteneciente a Roberto Serrano. El Legajo prosigue con un memorandum de DIPBA-Bahía Blanca para DIPBA-La Plata, rubricado por el Oficial Inspector José Alberto URQUIZU, informando sobre la denuncia efectuada por Roberto Serrano. Asimismo, el Oficial Inspector URQUIZU adjunta “antecedentes” de Diana Silvia DIEZ en los que indica que “Con ese nombre y sin ninguna otra circunstancia personal, figura una persona como integrante de la Agrupación MONTONEROS”

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo Nº 18.162, caratulado: “Paradero de Barberis, Elena de Testa y Otros”. El Legajo comprende la solicitud y las respuestas correspondientes de los organismos policiales, efectuadas entre julio y septiembre de 1981, acerca del paradero de Diana Carmen DIEZ de RENTANI. En todos los casos la respuesta es negativa.

    Resulta significativo que, en el caso de los Legajos consignados en la ficha personal de Diana Silvia DIEZ se consignan un Legajo que se refiere a una persona homónima. No obstante, el destino de esa seguna persona es el mismo. La desaparición forzada. Presumiblemente, las fuerzas represivas hayan confundido a ambas víctimas...”

    4. Página 12: En su edición de papel y en su sitio www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-69959-2006-07-15.html publicó bajo el título: Detuvieron al interrogador del centro clandestino La Escuelita - La Justicia de Bahía Blanca ordenó la detención del suboficial Santiago Cruciani, torturador del campo de concentración del Cuerpo V de Ejército. Su historia y los testimonios de sus víctimas” la siguiente nota firmada por el periodista Diego MARTÍNEZ:

    “¡Dale de nuevo, Laucha!”, ordenaba con voz ronca al pie de la mesa de torturas. El Laucha apoyaba la picana sobre cuerpos desnudos, vendados, atados de pies y manos, que se arqueaban por el paso de la corriente. El recuerdo pertenece a Oscar Meilán, ex detenido - desaparecido del campo de concentración del Cuerpo V. La voz, “el Tío” o “mayor Mario Mancini”, alias e identidad de encubrimiento del suboficial de inteligencia Santiago Cruciani, principal interrogador de La Escuelita de Bahía Blanca, detenido el sábado por orden del juez federal Alcindo Alvarez Canale y alojado desde el lunes en un calabozo de la Policía Federal bahiense.

    Su voz retumba en la memoria de los sobrevivientes. “Tenía una risa sarcástica y hacía gala de un gran manejo político”, recuerda Oscar Bermúdez. Su trabajo en Bahía comenzó a un año del golpe, cuando llegó al Destacamento de Inteligencia 181 y se vinculó con matones sindicales y militantes de la Concentración Nacionalista Universitaria. Los últimos dos meses de 1975 participó del Operativo Independencia, en Tucumán, y ya en los días previos al golpe interrogó bajo tortura a los primeros secuestrados de la ciudad. Pero lo suyo no se limitó al cuartel: también recibió en su oficina a familiares de desaparecidos, con los cuales mantuvo contacto epistolar cuando lo trasladaron a la Agregaduría Militar en Lima, a fines de 1977.

    Hombre de convicciones religiosas, no dudó en acercarse a la parroquia Nuestra Señora del Carmen, donde oficiaba misa el sacerdote Néstor Hugo Navarro, actual obispo de Alto Valle, considerado por algunos sobrevivientes “el pastor que nos contuvo, la única voz de la Iglesia en Bahía Blanca”. Ante la Justicia, Navarro declaró que en junio de 1976 el falso Mancini “se presentó como suboficial del Ejército en el colegio La Inmaculada”. Trataron temas “de neto corte pastoral y espiritual”, incluso “se mostraba partidario sobre todo aspecto renovador de la Iglesia”. Con los meses el tema cambió: el sacerdote consultaba al torturador sobre “personas desaparecidas de mi conocimiento”. Le confesó que a Carlos Rivera lo tenía el Ejército (que días después lo fusiló en un tiroteo fraguado), que al desaparecido Horacio Russín “lo tiene la Armada”, y le anticipó la liberación de Diana Diez, secuestrada por la Marina, una semana antes de que se concretara.

    El actual diácono de la parroquia, Alberto Migliorici, quien compartió un grupo pastoral con el torturador, recuerda el caso de Elizabeth Frers, militante católica formada en el centro pastoral La Pequeña Obra y en la Juventud Universitaria Católica, vista en La Escuelita y ejecutada en La Plata: “Estaba fascinado. Decía que era la síntesis perfecta entre catolicismo y marxismo. Un día dijo 'vamos a tratar de sacarla a flote'.

    Después dejó de nombrarla”. Consultado sobre los enfrentamientos fraguados, Cruciani “daba a entender que al Ejército no le interesaba mostrar grandes carnicerías sino pequeños enfrentamientos. Usaba el término 'noticia falopa', es decir información para justificar lo que hacían”.

    El 31 de mayo de 2000, en el marco del Juicio por la Verdad, la Cámara Federal bahiense se trasladó a Mendoza para escucharlo. La acompañaron ex detenidos-desaparecidos que conocían su voz pero no su rostro. Encontraron a un hombre alto, calvo, pelo blanco, anteojos, bigote, cejas gruesas, jean y campera verde. “Se hacía el viejito decrépito, disfrazado de abuelito, no lo podía creer –recuerda la sobreviviente Patricia Chabat–. Sentí asco, ganas de preguntarle ¿dónde están los demás?, pero sólo atiné a gritar 'Tío, Tío', lo único que me salía.”

    Cruciani dio sus datos personales y dijo “no voy a seguir declarando”. Los jueces le informaron que lo consideraban “uno de los ejecutores con mayor intervención en los interrogatorios” y ordenaron su arresto, domiciliario por su salud, hasta que se dignara a hablar. Su esposa Yolanda Pozzi denunció al tribunal bahiense por “privación ilegal de la libertad y torturas” (sic). Estuvo 36 días detenido hasta que la Corte Suprema ordenó a la Cámara Federal bahiense que remitiera el expediente a Casación Penal, que paralizó el juicio y ordenó liberarlo. Tras un escrache de HIJOS Mendoza se mudó a San Juan, pagos de los Pozzi, y luego a Mar del Plata, donde vive una de sus hijas. Hasta el sábado estuvo escondido en una casa del barrio 2 de Abril.

    5. Certificado de nacimiento de Diana Silvia Diez y de Pedro Matias Aballay, de fs. 765/766, cuerpo 4, Causa 04/07.

    6. Copias de la Causa Nº 14606, caratulada “Aballay, Pedro Matias S/ Guarda en Bahía Blanca”, de fs. 741:

    Testimonio de fecha 8 de junio de 1995: Debido al fallecimiento de su madre Diana Diez, en el mismo se resuelve disponer la permanencia del menor Pedro Matias Aballay bajo la guarda de sus abuelos, Santiago Matias Diez y Juana Esther Jiménez.

    Asimismo a fs. 742, consta el certificado de defunción de Diana Silvia Diez, de fecha 31 de marzo de 1995.

    En síntesis, de las constancias obrantes en autos se encuentra acreditado que Diana Diez, fue secuestrada el 18 de noviembre de 1976, alrededor de las 15.30 hs. cuando regresaba del trabajo en su vehiculo. Fue conducida al CCD “Baterias” de la Base Naval de Puerto Belgrano, donde fue sometida a interrogatorios y todo tipo de tormentos. Siendo posteriormente liberada el 4 de febrero de 1977.


    III. 23.- CASO MANTOVANI de MONTOVANI, MARTHA:

    Era empleada de ENTEL. Fue secuestrada en la vía pública el 18/11/76 a las 23:30, luego de retirarse junto con otras personas de la librería donde trabajaba, ubicada en Chiclana al 300 de Bahía Blanca. Fueron interceptados por un automóvil Ford Falcon color negro del que descendieron cuatro personas con las caras ocultas con medias de mujer y vestidos de civil pero con borceguíes de tipo militar. La introdujeron violentamente en el auto, le pegaron un culatazo en la cabeza y la colocaron en el piso del vehículo. Luego fue encapuchada y trasladada al centro clandestino de detención “Baterias” ubicado en dependencias de la Base Naval de Puerto Belgrano, donde fue sometida a vejaciones diversas, golpeada y atormentada mediante la aplicación de electricidad en el cuerpo y simulacros de fusilamiento, al tiempo que era interrogada.

    El 30/12/76 fue liberada a las 02:00 hs., en un camino empedrado, camino a la localidad de Ingeniero White.

    Lo narrado se encuentra acreditado por las siguientes pruebas colectadas:

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial en el Juzgado, en la audiencia realizada el 24/10/09 a fs. 978/979, cuerpo 5, Causa 04/07, de Martha Nélida MANTOVANI, en la misma manifiesta:

    “...EXHIBIDAS y leídas sus declaraciones, efectuadas en las causas 109(20) (del 16/04/84 y 02/02/87), 349 (del 13/10/87) y 93 (08/05/2006) obrantes en secretaría, es PREGUNTADA la compareciente si desea agregar algún otro dato que recuerde, MANIFIESTA respecto de su última declaración, que no coincide la fecha de su captura, siendo el 18 y no el 21 de noviembre como está expresado en esa oportunidad. A continuación PREGUNTADA por el Sr. Juez en relación con la diligencia en la Base Naval Puerto Belgrano realizada el día 19 de este mes, por la estación de servicio que menciona en una de sus declaraciones, el giro a la derecha y los rieles del ferrocarril sobre el que pasó el automóvil en que estaba siendo trasladada CONTESTA deduje posteriormente al hacer la visita ocular, me dio la impresión que habíamos entrado por el Puesto N 2, que había como una barrera, que me era normal, pero entonces yo me estoy desdiciendo que después de los cigarrillos doblan a la derecha. Yo me pregunto si cercano al Puesto 12 hay un lugar donde doblar a la derecha, que lleva a Villa del Mar. Yo tenía claro un lugar donde ellos pedían autorización para entrar, pero no ubicaba en el momento de la diligencia, al entrar por el Puesto N 2. Ahora se me aclara que si en ese camino que lleva a Polvorines y que lleva a Villa del Mar, hay una guardia, fue por ahí. Yo después de toda esta tragedia, tenía unos amigos que tenían una casa en Villa del Mar, e iba a pasar muchos fines de semana, por eso tengo muy presente ese ingreso. PREGUNTADA por el Sr. Juez sobre si hablaron los captores en el vehículo cuando se detiene en la estación de servicio CONTESTA hablaban de si me mataban en ese momento PREGUNTADA por el Sr. Juez si el trayecto fue muy largo CONTESTA yo estoy segura que estuve ahí por el eucaliptos, el piso, el olor y el ruido del mar PREGUNTADA si los utensilios tenían alguna identificación CONTESTA comían con la mano. Los platos eran de aluminio con el escudito y los vasos eran como jarritos. PREGUNTADA si podría dibujar ese logo, la declarante efectúa un dibujo en un papel en blanco, que el S.S. ordena sea agregado a esta declaración. PREGUNTADA si vio ese escudo en algún lado cuando estuvo en la Base Naval Puerto Belgrano CONTESTA lo ví en todos lados PREGUNTADA si reconocio a otros detenido CONTESTA especialmente a Diana porque la trataba, a Carcedo y a Cora Pioli y a Russin no. Sabía de la relación de Diana con ellos, que son amigos. PREGUNTADA si la hicieron salir fuera de su encierro CONTESTA fui al patio externo, el paisaje era el mismo que vimos en la inspección ocular en Baterías. A continuación la dicente efectúa un esquema describiendo el lugar donde se encontraba y el patio, y MANIFIESTA: lo que no me coincide es el espacio físico adentro de las Baterías, me coinciden los rieles, por ejemplo, pero el lugar adentro era mucho más grande. El tamaño del lugar era tan grande como el que visitamos primero, un ancho pasillo, habitaciones, pero no podría haber sido ese lugar. En ese mes de noviembre llovió mucho, y yo escuchaba lluvia en el techo. PREGUNTADA si reconoció en ese lugar -presuntamente las Baterías- a las personas mencionadas y no reconoce haber estado en un buque CONTESTA no ví el mar. Se presentía que no había edificaciones. Otra de las cosas que busqué en los lugares que fuimos, era una cocina, porque ellos traían la comida hecha. Toda la piedra me coincide. La última que vimos, tiene unas aberturas tapiadas con ladrillos, y otra con una chapa y material. Se me ocurrió que ahí era donde ponían la casilla para bañarnos. Las dos baterías a donde fuimos, tienen ese hueco taponado. Esas duchas químicas donde nos bañábamos que traían con un tractorcito, las tenían que poner en algún lugar hueco. Otra cosa que me fijé, fue que una sola tiene instalación eléctrica por fuera. Cuando estaba detenida había electricidad, porque andaba un tocadiscos por ejemplo. El jefe de la base respondió a una pregunta que le hice, que si se necesitaba electricidad en las baterías, se hacía llegar. PREGUNTADA si siempre estuvo en el mismo edificio, del que refiere que tenía tres niveles, CONTESTA siempre estuve en el mismo edificio, tenía escalones que subíamos y bajábamos, con desniveles con escalones, no tenía escaleras. PREGUNTADA si su familia sabía donde se encontraba CONTESTA ellos acudieron a la Curia, les dijeron que recen mucho, se hizo un Habeas Corpus en la policia del Barrio Noroeste, y preguntando a través de amigos llegaron a pensar que había sido secuestrada por la Armada. En estos días supe que el obispo De Nevares fue a la casa de los Diez, y como el padre de Diana trabajaba en la Base en la parte de Talleres de Espora, es castigado sacándole el personal que tenía a cargo y trasladándolo a los talleres propios de la Base. Esto me lo comentó Perla, la hermana de Diana Diez. PREGUNTADA por los nombres que usaban sus captores CONTESTA todos eran Laucha, Negro, Pajarito, Carlitos, Tigre; la gente que torturaba era otro grupo que la que cuidaba. Los torturadores eran superiores en el sentido que usaban desodorante, perfume, no tenían olor a whisky, tenían olor a cigarrillo bueno, pero el trato era más severo y más respetuoso. Daban órdenes que se cumplían. Tenían otra forma de hablar distinta que los que estaban con nosotros, que cuando llegaban los otros se comportaban subordinadamente. Este grupo de superiores interrogaba y torturaba y a mí me daba la impresión que estaban solos cuando lo hacían. El interrogatorio era dirigido por alguien que daba ordenes que evaluaba lo que se hacía. Eran siempre iguales. Cuando los oficiales se retiraban los otros los acompañaban hacia afuera. No torturaban, salvo psicológicamente con amenazas. Los interrogadores venían todos los días menos sábados o domingos. Quedábamos con los guardias. PREGUNTADA si sufrió alguna persecución luego de su liberación CONTESTA yo tuve la visita de ese personaje que declaré, que se me aparece diciéndome su nombre, me trae ropa, dice que sabe que voy a trabajar a Punta Alta y me dice que no vaya más. Después de liberarme, pedí ir a trabajar a Punta Alta para ver si reconozco a alguien. No lo logré. Este hombre tocó el timbre en la puerta de mi casa en Bahía Blanca. Yo lo eché y le dije que no me molestara más. Volvió una vez más. Me dejó la impresión de que era el enfermero que nos curaba las piernas, por la contextura física, y la forma de hablar. Su voz me resultaba familiar. Nunca lo ví, porque cuando me ponía las gotas en los ojos estaba atrás mío. Cuando nos bañábamos había más de una persona que se mofaban de ver mujeres desnudas. Después de los primeros días el único varón que se nota en el grupo era Eraldo padre; lo escuché en el patio, porque decía que sufría del corazón y el sol le hacía mal. Le decían El Viejo. Yo era La Vieja. A Diana le decía La Virgen porque rezaba el rosario. PREGUNTADA si en el uso de los apodos pudo advertir una jerarquía CONTESTA no, pero para mí El Tigre tenía más incidencia que El Pajarito. Pero la jerarquía se diferenciaba más por la voz de mando. Se podría deducir que en los apodos había una jerarquía. Había un Rubio. Otro que nos cuidaba a la noche nos pasaba recetas de cocina. Deduzco que era del norte porque nos enseñaba tamales, empanadas de choclo; su acento era más cantado. PREGUNTADA sobre la diligencia del día 19 próximo pasado, si considera que hay algo que ha faltado, CONTESTA fue muy útil. Quisiera que lleguemos a vislumbrar quiénes fueron los que hicieron esto. PREGUNTADA si le efectuaron simulacros de fusilamiento CONTESTA si, nos llevaban al patio y hacían sonar las armas. PREGUNTADA si cuando se llevaban a algún detenido mencionaban un aeropuerto CONTESTA no, no sabíamos. Generalmente llegaban de noche. No se sabía por qué traían o llevaban a la gente...”

    2. Declaración testimonial de Eduardo Eraldo: El 17/10/97 en la Subsecretaría de Derechos Humanos y Sociales del Ministerio de Interior, ERALDO padre bajo juramento de decir verdad manifestó haber compartido cautiverio en el CCD Baterias de la BNPB junto a Gastaldi, Russin, Carcedo y su novia, Grill, Diez y Matovani:

    “…Yo en esa época tenía 46 años pero me decían EL VIEJO… Había mucha gente, veo a Patricia Gastaldi, que ha sobrevivido, se me habían aflojado las vendas, ella tenía 24 o 25 años igual que su marido Horacio Russin, que estaba desaparecido. A Patricia Gastaldi la liberan antes que a mí, estaba embarazada y me contó que la dejaron en una ruta cerca de Torquinst. Le decíamos LA TIERNA. Yo escuchaba y pregunté a uno de los guardias que le decíamos EL TIERNO que donde estaba Horacio y me dijo que lo habían trasladado de estancia. Luego supe que era que los tiraban al mar… De los que estaban allí al único que conocía era un concejal que lo mataron a golpes, era de barbita, el me decía cómo te fue y me dijo me están matando a golpes. Se llamaba GERARDO GARCEDO. De Garcedo me dijeron lo mismo que de Horacio. A su novia también la habían secuestrado y después la liberaron. También estaba un muchacho de nombre Néstor y de apellido Grill. El apellido me lo dijo después Patricia Gastaldi. También liberaron a una chica que había sido militante cristiana que era amiga de Patricia Gastaldi y se llamaba Diana Diez, le decían LA VIRGEN, ella murió hace unos años pero su padre sigue viviendo en Bahía Blanca. Estaba otra chica, Marta Montovani…. Yo a todos los oía y así los describo, a los únicos que ví fue a GASTALDI y a RUSSIN porque se me habían aflojado las vendas y escuché que decían vení y dale un beso a tu marido. Había pasado más de un mes que yo estaba allí. Yo levanto la cabeza y alcanzo a ver a Patricia de espaldas yendo hacia un muchacho joven, lindo mucho, apoyado a la pared. Ella estaba a un metro del marido para darle un beso. No ví si se lo dio porque me asusté. Cuando me encuentro con ella 19 años después y le pregunto sobre esa escena y ella me dice que cuando está casi cerca del marido la agarran de los pelos y la tiran para atrás. Era una broma…. A Patricia la sacaron de allí como 10 días antes que a mí; ella no se animó a decirle a mi mujer que yo estaba. Los guardias le habían dicho que yo iba a salir pronto….”.

    3. Declaración de Diana Silvia Diez, en Causa Nº 229, del 22 de octubre de 1987, en la misma manifiesta haber compartido cautiverio en el CCD Baterias de la BNPB junto a Russin, Gastaldi, Mantovani, Grill, Carcedo y Eraldo:

    “…PREGUNTADA para que diga si conoció a Horacio Russin, CONTESTO: -Si, mas o menos desde unos diez años antes.- Éramos amigos pero sin llegar a ser íntimos.- PREGUNTADA para que diga cómo reconoce a Russin en su cautiverio, CONTESTO: -No puedo precisar si fue la noche de mi llegada al lugar de detención o al día siguiente, es que escucho preguntar por Patricia, si había sido liberada y es cuando pregunto si se refieren a Patricia Gastaldi, es cuando una voz masculina que se identifica como Horacio, pregunta quien soy, y cuando le digo que soy Diana uno de los guardias nos expresó que no podíamos hablar por lo que nos callamos.- En los días siguientes seguimos conversando en algunas oportunidades, pero quiero dejar constancia que desde la primera vez yo había identificado la voz de Horacio Russin, el esposo de Patricia Gastaldi.- Para saber que ambos estábamos en el lugar había adoptado la clave de toser y escuché la tos del mismo hasta el martes siguiente al día de mi detención.- Ese día escuché que alguien estaba declarando por la tarde y como yo tosía y Horacio no me respondía en el momento en que nos llevaban al lugar común donde dormíamos, le pregunté a uno de los guardias por Horacio y me contestó que como necesitaban el lugar había sido liberado con urgencia.- A la mañana siguiente escuché comentarios de la gente que estaba detenida, pudiendo identificar a Marta Mantovani entre ellos, que faltaban tres personas, es decir Néstor Grill, Gerardo Carcedo y Horacio Russin y al decirles yo lo que me había informado uno de los guardias, me expresaron que ello era imposible, por cuanto lugar no faltaba y en el supuesto de que así no fuera lo más lógico era que se hubieran llevado a Eraldo, que se encontraba enfermo.- Por otra parte me expresaron que los habían sacado el martes por la noche y que temían por la vida de de ellos por cuanto se los habían llevado a los tres juntos.- Quiero dejar constancia de que pese a lo que expresara el guardia, no ingresó más gente detenida en esos días, sino solamente una persona al jueves siguiente.- PREGUNTADA para que diga si tiene conocimiento que Russin desarrollara alguna actividad política, gremial o estudiantil, CONTESTO: -No me consta.- PREGUNTADA para que diga si puedo en algún momento identificar el lugar donde estuvo detenida junto a Russin, CONTESTO: -Por comentarios de otros detenidos sabíamos que nos tenía Marina…”.

    Documental:

    1. Causa 150 “Mantovani de Montovani Martha Nélida s/ Recurso de hábeas corpus”: Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Madueño Guillermo Federico, Secretaría 2 de la Dra. Gloria Girotti, expte. 896 (07/12/76);

    2. Causa 109(20) “Eraldo, Norberto Eduardo y Mantovani de Montovani Martha Nélida s/ Privación ilegal de la libertad, torturas”: Iniciada el 15/06/87 ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Alvarez Canale, Secretaría 2 del Dr. Daniel José Labastía (Expte. 297/87 “Eraldo Norberto Eduardo, Mantovani de Montovani, Martha M. s/ Investigación Privación Ilegal de la libertad, tormentos, etc.” agregado por cuerda a la causa 318)

    a) Testimonio de Martha Nélida MANTOVANI de MONTOVANI:

    Denuncia de fs. 136: “...Estuve secuestrada desde el 18 de Noviembre de 1976 hasta el 30 de Diciembre de ese año... Siendo las 23,30 hs. del día 18 , en circunstancias en que... me dirigía a mi casa acompañada por otras persoans, fui interceptada por cuatro individuos que descendieron de un automóvil Ford Falcon color negro y que ocultaban al cara con medias de mujer, vestían ropas civiles, pero calzaban borceguíes tipo militar. Rápidamente me introdujeron en el automóvil, me dieron un culatazo en la cabeza, me tiraron al piso del vehículo y me cubrieron con una manta... Las personas que me acompañaban no atinaron a reaccionar... Durante el trayecto, me dieron reiterados golpes de culata y patadas, decían que se dirigían a Rio Colorado y cambiaban ideas sobre la forma de matarme, mientras se pasaban una botella de whisky de la cual tomaban abundantemente. Al llegar a las afueras de la ciudad me pusieron una capucha negra. El camino que comenzamos a recorrer a partir de allí ofrecía saltos reiterados y periódicos, como los que se producen en los caminos pavimentados con planchas de cemento unidas por juntas asfálticas. Por esas circunstancias y por el echo de haber cruzado un paso a nivel de características tan inconfundibles como el que está a la altura de Grumbein, así como por otros elementos que experimente a posteriori, no cabe dudas que fui conducida a un lugar situado en las proximidades de Punta Alta. Luego de viajar unos veinte minutos detuvieron el automóvil, se preguntaron si me matarían en ese mismo lugar mientras dos de los captores bajaron a comprar cigarrillos, según manifestaron... Continuaron la marcha algunos minutos más por donde creo que es el camino de acceso a Villa del Mar. Llegamos a un lugar donde el automóvil se detuvo e ingreso por un declive... como el de una cochera. En ese lugar me bajaron del auto, me sacaron la manta, (siempre encapuchada). Había 4 o 5 personas de custodis en ese lugar. Me requisaron propinándome ultrajes y otros malos tratos (a partir de ese momento me golpearon por cualquier motivo). Iluminaron una pared, me sacaron la capucha y pude ver pintado en las paredes del recinto el escudo peronista, la foto de Eva Perón y diversas inscripciones realizadas con pintura en aerosol referentes al ERP y a Montoneros, me vistieron y salieron... llegamos a otra habitación, me pusieron grilletes y cadenas sujetándome del cuerpo y esposas en las manos. El lugar tenía piso de cemento y había una persona en el mismo que me engrilló a la pared colgada de los pies con la cabeza hacia abajo, así comenzó el primer interrogatorio referido a mis compañeros de trabajo y a una supuesta militancia política mía y permanecí en esa posición durante tres horas aproximadamente, hasta que me engrillaron cabeza arriba y pasé así toda la noche. Me habían cambiado la capucha por vendas. Posteriormente me trasladaron a una abrraca con los pies engrillados y las manos esposadas, en ese lugar había boxes construídos con bloques...Propalaban música contínuamente muy fuerte, con temas de los Quilapayun, los hermanos Parra, otros compositores considerados de izquierda y especialmente un tema de Nino Bravo que se llama “Libre” y hace referencia a alguien que se escapa de su cautiverio. La música no cesó en ningún momento durante los días en que estuve presa. Me hicieron descalzar y utilizar los zapatos como almohada. Cuando se retiraron los guardianes escuché la voz de una persona conocida (Diana Diez) que me preguntaba si era yo y al afirmarle romppió a llorar, identifiqué también la voz de un tal Rusin (hoy desaparecido) que era amigo de Diana. Durante los días de detención circularon por ese lugar varias decenas de personas y logré saber que estuvieron entre otros “Chiche” Garcedo (Concejal Peronista), otro muchacho que le decían “El Flaco” del Rio, alguien de sexo femenino que le decían “La Negra” y que era oriunda de Mar del Plata, un hombre mayor que le decían “El Viejo” y que se comentaba era empleado del Hotel Belgrano, una pareja de psicólogos (aparentemente no eran de la zona) y una chica asistente social que fue secuestrada en su domicilio de la calle Patricios de B. Blanca. Los captores se esforzaban por cambiar la noción del tiempo y espacio de los prisioneros apelando para ello a múltiples recursos. Periódicamente, un enfermero limpiaba las úlceras ocasionadas por los grilletes. Fui sometida a interrogatorios varias veces, en los cuales se me aplicó picana eléctrica y brutales golpes. El interrogatorio era llevado a cabo por otros personajes distintos de los guardis cotidianos. Se me preguntaba por mi participación en una organización subversiva y preguntaban datos sobre algunos compañeros de trabajo en Entel. Los captores se denominaban entre sí “compañeros”. En el tercer piso o nivel del edificio se hallaba la sala de torturas. En el segundo nivel se realizaban interrogatorios y en el primer nivelestaba ubicado el dormitorio y la enfermería. El edificio tenía un frente de piedra... Las afueras del mismo era u espacio amplio, muy arbolado con eucaliptos de gran talla... y el suelo era de arena muy gruesa como la de Villa del Mar. Además se escuchaban gaviotas y también el pasaje de aviones, helicópteros y camiones. Los guardias eran quince y normalmente estaban en estado de ebriedad, dado que tomaban abundante whisky. Los que practicaban el interrogatorio eran cinco, todos se identificaban con sobrenombres, entre los cuales recuerdo: “Jaime”, “Negro”, “Legui” (evidentemente era un oficial por el respeto con el que lo trataban los demás), “Tierno, ““Laucha”, “Turco”, “García”, “Leona” (éste último era quien aplicaba la picana), “Tornillo”, “Jimmy”, “Viejo”, “Pájaro” (con acento y costumbre norteñas), “Carlitos. Estas personas eran todas adultas y solo una de ellas, durante todos lso días de cautiverio, manifestó dudas por los actos que estaban realizando. Normalmente se comía en el patio, con platos de lata y vasos metalicos que tenían grabado el Escudo de la Marina de Guerra. Los baños eran de tipo químico. Las duchas se realizaban dentro de una caja metálica que era transportada por un carrito. Periódicamente se desinfectaban todos los lugares con acaroína; también con habitualidad se cambiaban las vendas y se ponían gotas en los ojos a los prisioneros. En las cercanías se escuchaban pasar muchos autos y hasta un tren por la mañana y uno por la tarde. Cuando había torturas, se transmitían por los parlantes los gritos de los torturados, para que todos los prisioneros los escucharan. Normalmente entegaban aquellos medicamentos que los prisioneros solicitaban... En una ocasión Del Rio comenzó a quejarse diciendo que tenía un ataque de apendicitis y pidió un médico; pasó toda la noche quejándose, hasta que a la madrugada lo retiraron y nunca más volvió. Para Navidad y Nochebuena hubo un agasajo del que participamos guardias y prisioneros, con abundante sidra, vino y comida especial. La picana la aplicamos sobre un elástico de flejes y en el recinto parecía haber varias personas que se mantenían en silencio. Entre las personas que me interrogaban parecía haber alguien que conocía mucho sobre ENTEL. Solían realizar simulacros de fusilamiento, en la parte exterior del edificio solía haber caballos sueltos... El día 30 de diciembre me anunciaron que me iban a liberar, me entregaron mis efectos personales, me encapucharon, me subieron a un auto donde había 3 personas y me dejaron en el camino empedradoque va a Ing. White, a las 2 de la mañana, a escasas cuadras de la casa de mis padres...”

    Ratficación de fs. 333: ...la denuncia presentada a fs. 136/138... la ratifico en todas sus partes... su denuncia corriente a fs. 314/317... la ratifico en todas sus partes... las personas que la acompañaban en oportunidad en que fue secuestrada... una era mi hija, mayor, Claudia Marisda Mantovani de Pappa... otra persona era el encargado de la librería, hijo de Kune Grimberg... estas eran las dos personas que presenciaron mi secuestro... Ahora recuerdo y quiero dejar constancia que a los pocos días de estar detenida y pese a estar vendada pude ver que el candado que poseía mi grillete de los pies, tenía el escudo de la Armada Argentina y cuando fui llevada a declarar, le pregunté a mi interrogador, desde cuando Marina quería sentarse en el sillón de Rivadavía, lo que me valió una tremenda golpiza... Yo estimo que mi detención se produce a raíz de la relación laboral que tenía con una compañera de apellido Maggi y otro compaeñero de apellido Gómez, ahora recuerdo su nombre Eduardo. La primera yo tenía que presentimiento que militaba en alguna organización rara y tal es así que dejó el trabajo de un día para el otro, diciendo que se casaba con un muchacho de Bs. Aires y recuerdo que un día antes de mi secuestro pasó por la librería y yo le regalé un poster de Salvador Gaviota. En cuanto a Gómez, sé que Marina le dio vuelta la casa buscando no sé que cosa, pero nunca fue detenido...”

    b) Testimonio de la hija de la víctima a fs. 344:

    “...El día 18 de noviembre de 1976, siendo aproximadamente las 2300 hs., en oportunidad en que salimos con mi madre y el encargado de la librería Siringa, hijo del dueño... cuyo propietario es el señor Grinber aunque su hijo se apellida Mungo, cuando vimos un vehículo grande, de color oscuro, no pudiendo precisar otros datos, estacionado en la mano de la librería y del cual descendieron dos personas, creyendo que una iba armada, con la cara cubierta con medias de mujer, no pudiendo dar detalles sobre la vestimenta porque fueron sorprendidos por dichas personas, y preguntaron ¿Quién es Martha? y al responder mi madre soy yo, la arrinconaron contra la pared, manifestándoles a la declarante y mi acompañante que no miráramos para posteriormente introducir a mi madre en el vehículo, en la parte de atrás y de inmediato partieron...”

    c) Testimonio de Enrique MUNGO a fs. 382:

    “...ese día eran después de las 22.00 hs., el dicente cierra el local, y junto con su compañera se dirigen caminando hacia el centro por calle Chiclana, que recuerda que una de las hijas de su compañera la estaba esperando a la salida del trabajo. Que a los 25 mts. aproximadamente, un Falcon de color claro... se aproximó a toda velocidad, que una persona alta se bajó, lo encañonó y lo puso contra la pared... no recuerda cuantos eran uno o dos, que todo sucedió muy rápido... el Falcon que había ingresado a Chiclana en sentido contrario, dobló en la calle paralela a Fitz Roy. Que no sabe si tenía o no chapa patente... únicamente puede describir medianamente al que lo encañonó al dicente, que del otro no puede precisar cómo vestía o algún otro tipo de detalle. Que la persona que lo apuntó con un arma era de 1.90 mts. aproximadamente, tenía bigotes anchos y gordos, una gorra común de visera, vestía una campera común de calle, de color oscuro. Que portaba un revolver, que no puede precisar el calibre... que no era muy grande... la persona que lo apuntaba con el arma le dijo que se quedara quieto y ahí que no le iba a pasar nada, que no recuerda cuanto tiempo estuvo así, cuando el individuo sube al vehículo y se van...”

    3. Archivos de la Prefectura Zona Altántico Norte Sección Informaciones: Ante lo ordenado el 24/09/08 (Cuerpo 19) la nombrada Perito informó a fs. 3032/3033vta., 3165/3169 3524/3525 que en la sede de la CPM -Calle 54 Nº 487 de La Plata- se encuentran los originales de los documentos impresos a fs. 3015/3164; fs. 3401/3523 previamente extraídos del material digitalizado en el “DVD 2 Prefectura Naval Argentina Greestone 2.72”, vinculados a la actuación -entre los años 1973/1990- de Oficiales y Suboficiales de la PZAN de calle Moreno 244 de la ciudad de Bahía Blanca y en relación a las víctimas -o sus familiares- mencionadas en el apartado 4 de la resolución de fs. 2039:

    a) Impreso del archivo de imágen TIF número 20013 que contiene el PI correspondiente al Men PZNA IFI 57/987 “S” de fuente propia, detallando que el 30/05/987 a las 10:30hs. en la marcha contra la “impunidad” organizada por las Madres de la Plaza de Mayo y la APDH locales y congregada en la Plaza Rivadavia de Bahía Blanca “...Entre los manifestantes se pudo detectar un grupo perteneciente al Peronismo Revolucionario, dentro de los cuales se identificó a la Sra. MANTOVANI MARTHA NÉLIDA... La causante en el año 1976 se desempeñó como operadora de ENTEL, siendo subdelegada de operadoras, junto a otras operadoras se interesaba por las llamadas de las FF.AA., FF.SS y FF.PP. En el año 1976 actuó en el teatro “ESTUDIO” -de tendencia izquierdista- de Bahía Blanca (Men 8687 IFI Nº 54 “R”/978)...”

    b) Impreso de los archivos de imágen TIF números 50345; 50346 y 50347 que contiene la nota del Destacamento Inteligencia 181 del Ejército Argentino fechada en Bahía Blanca el 12/10/79 número 90268 135 y enviada al Sr. Jefe de la Prefectura Zona Atlántico Norte (Secc. Inf.) Perfecto Mayor Armando Luis PARINI solicitando “...antecedentes que posean sobre...” Diana Silvia DIEZ y Marta Nélida MONTOVANI de MANTOVANI y contestada el 17/10/79 mediante oficio 8687-IFI Nº 179 “ESC”/979

    c) Impreso de los archivos de imágen TIF números 50964 y 50965 que contiene la foja 6 y 7 del Anexo 2 del Destacamento de Inteligencia 181 de Antecedentes de MONTOVANI Marta Nélida informando que: “...Trabaja en ENTEL (Operadora Nº 160) - Simpatizante de la BDTM “MONTONEROS”... se interesa por hacer escuchas clandestinas cuando hay llamadas de larga distancia para las FF.AA., FF.SS. y FF.PP... Se tiene conocimiento pero sin confirmar, que juntamente con la causante, efectuarían escuchas clandestinas, otras operadoras y serían... DIANA DIEZ... SET 76: (Orig. PZA): La causante trabaja en “SIRINGA LIBROS” cuyo propietario es GRIMBERG KUNE, comunista...”

    4. “Asunto: Estudio y antecedentes sobre la librería “Siringa Libros de Bahía Blanca”: La transcripción del Memorando 8687 IFI Nº 97”ESC”/976 elevado el 26 de agosto de 1976 al Jefe del Servicio de Inteligencia de la Prefectura Naval (S.I.P.N.A.) y producido con fuente propia y de “Comunidad Informativa” -valor “A-1”- por el Subprefecto Francisco M. MARTÍNEZ LOYDIa cargo de la Sección Información de la Prefectura de Zona Atlántico (PZAN) muestra el lugar de trabajo de MANTOVANI al tiempo de su secuestro en la inmediaciones:

    “...Para conocimiento de ese Servicio, informo que, en la calle Chiclana nº 344 de la ciudad de Bahía Blanca, se ha instalado un negocio de librería, la que se desempeña bajo el nombre de “SIRINGA LIBROS”. En oportunidad de su inaguración y días subsiguientes, un alto porcentaje de la bibliografía que en sus vidrieras exhibía y que a la venta se encontraba, respondía a la tendencia de izquierda.

    Los antecedentes que se han podido recoger de su propietario KUNE GRIMSBERT, grupo familiar y actividades pasadas se remiten en dos (dos) fojas, las cuales se adjuntan al presente.

    DISTRIBUCIÓN: (S.I.P.N.A.)

    Firma y Sello Francisco M. MARTÍNEZ LOYDI Subprefecto Jefe Sección Informaciones Prefectura Zona Atlantico Norte...”

    “...ANTECEDENTES DE “SIRINGA LIBROS”

    KUNE GRIMSBERG: M.I. Nº 1.893.280, clase 1919, hijo de Bernardo y Paulina PERRER, comerciante, librero, siendo propietario de la Librería ubicada en la Galería “Española” de la localidad de Neuquén, Provincia de Neuquén. Sindicado como simpatizante comunista.

    De acuerdo a averiguaciones practicadas e informaciones suministradas por un organismo afín, se ha podido establecer que el nombrado es socio del comunista JOAQUÍN ANTONIO AMBROSIO, quien fuera detenido el 22 de octubre de 1969 por desarrollar actividades comunistas. Asimismo se pudo establecer que tenían un vendedor que se dedicaba a la venta de libros marxistas en las localidades de la Provincia de Neuquén y Río Negro, el mismo se llamaba OMAR PRÓSPERO BARRERA (elemento comunista ferroviario con antecedentes en ese organismo siendo oriundo de Bahía Blanca).

    En el año 1969, se deja sin efecto la concesión de un local de librería en la Universidad de Neuquén, otorgada a GRIMSERG, dada su ideología Comunista y su contacto con activistas universitarios manteniendo contactos con dirigentes izquierdistas y activistas en el ámbito gremial y político. En el mencionado año el nombrado es detenido por sus actividades.

    Al estar por las informaciones recibidas por el Organismo afín, en el Chocón, un vendedor se dedicaba a la venta de libros de tendencia izquierdista, al ser interrogado manifiesta que los libros le eran entregados por el mencionado GRIMSBERG, entre los mismos se encontraban “Bolivia bajo el Che” - ““Ensayo Latinoamericano” - “El Socialismo Utópico” - “Problemas Actuales del Marxismo”, etc. También ese año se inicia un movimiento denominado “Asociación de Escritores y Amigos de las Letras de Río Negro y Neuquén”, dentro del ámbito cultural, estimándose que se trataba de un movimiento para infiltrar elementos izquierdistas en el ámbito.

    En el año 1972, el causante viaja a países sudamericanos con integrantes del Grupo Teatral “El Grillo”. En la oportunidad no se descartó la posibilidad de ser este contacto de una organización, ya que sus actividades en teatros, recitales, etc. le sirven como pantalla para participar clandestinamente. En documentos secuestrados por la Policía de la Provincia de Neuquén al activista (probable militante del ERP) JAVIER SEMINARIO RAMOS, infractor a la ley nº 17.401, figura la dirección y teléfono de KUNE GRIMBERG.

    En el año 1972, asimismo se establece que figuran como integrantes del grupo de jóvenes cristianos de Neuquén ENRIQUE JACINTO y RICARDO OSCAR MUNGO, integrantes del Teatro “El Grill”. Los hermanos MUNGO son hijos de ALICIA FERNÁNDEZ REGO y LIBORIO MUNGO. Alicia Fernández Rego es separada de Liborio MUNGO y actualmente sería concubina de GRIMSBERG. Con relación a la misma se sabe que es directora de varios conjuntos teatrales de la zona de Neuquén y Río Negro, participó como integrante de varios viajes a países sudamericanos del grupo teatral “El Grillo”.

    ENRIQUE JACINTO MUNGO, Hijo de Liborio y de Alicia Fernández Rego, soltero, nacido en la Capital Federal el 26 de febrero de 1950, LE Nº 7.687.842, domiciliado en calle Vieytes nº 614 de Bahía Blanca, RICARDO OSCAR MUNGO, hermano del anterior, argentino, de 17 años, con mismo domicilio del anterior

    Con fecha 20-2-1976, personal del Comando Radioeléctrico local procedió a la detención de ambos hermanos, oportunidad en que se les secuestró el siguiente material ideológico:

    “EL CAPITAL” DE Carl Marx, Tomos I, II y III de Editorial Cartago.

    “ELEMENTOS FUNDAMENTALES PARA LA CRITICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA” (borrador), 1857-1858 de Karl Marx , Tomos I y II ediciones Siglo XXI Argentina Editores SA

    “LA BATALLA DE PANAMÁ” del Gral. Omar Torrijos de editorial EUDEBA

    “LA REVOLUCIÓN PERONISTA” de Héctor J. Cámpora de Editorial EUDEBA.

    “LA REVOLUCIÓN CHILENA “ por Salvador Alende de editorial EUDEBA.

    “PROCESO A LA EXPLOTACIÓN Y A LA REPRESIÓN EN LA ARGENTINA” Por el foro de Buenos Aires para la vigencia de los Derechos Humanos.

    “TEORÍA Y POLÍTICA DEL DESARROLLO ECONÓMICO” de Celso Furtado de la Editorial Siglo XXI.

    “LA DEPENDENCIA POLÍTICA ECONÓMICA DE AMÉRICA LATINA” de Helio Jaugaride, Aldo Ferrer, Miguel S. Wionczek, Teontonio Dos Santos de la editorial Siglo XX.I

    “URUGUAY Y AHORA QUE” Cuaderno de la Revista “Crisis”

    “CONTRIBUCIÓN A LA CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA”.POR karl Marx, de la editorial “Ediciones Estudio”.

    “APUNTES PARA LA MILITANCIA” de Jhon William Cooke, de Schapire Editor Colección Mira.

    “LA GUERRA DE GUERRILLAS” de Ernesto “Che” Guevara, de la Editorial “Güemes”.

    “ESCRITOS ECONÓMICOS” de Ernesto “Che” Guevara, Colección Cuadernos del Pasado y Presente.

    Del interrogatorio ha que fueron sometidos los hermanos MUGNO expresaron que algunas de las obras mencionadas les pertenecían y que eran parte de las que exigían en la carrera de Economía en la Universidad Nacional del Sur y otras eran de compañeros de pieza. Tratándose de CARLOS MARÍA GONZÁLEZ SOLER, estudiante de Ingeniería Química y al parecer en esa fecha residía en Cipoletti, donde podría estar cumpliendo con las obligaciones del Servicio Militar y de GUGLIELMON CLAUDIO, Licenciado en Economía con residencia en Neuquén; ambos pertenecientes a la Universidad Nacional del Sur (UNS). Los hermanos MUNGO en la oportunidad manifestaron que carecían de ideología política.

    Ambos recuperaron su libertad con fecha 31 de marzo del año en curso, en virtud de que se encontraban detenidos en averiguación de antecedentes...”.

    5. Tendencia Revolucionaria Peronista: Como se indicó en la resolución de fs. 4876/4890, en el Memorándum 8687 IFI Nº 107 “ESC”/976 - “Estrictamente Secreto y Confidencial” firmado con un valor “A-1” por el Prefecto Mayor Félix Ovidio CORNELLI y el Subprefecto Francisco M. MARTÍNEZ LOYDI remitidoel 23/09/76 al Jefe del Servicio de Informaciones de la Prefectura Naval (SIPNA) -Perfecto Mayor Maximiliano César ARCE- y elevado a la Central de Inteligencia de Puerto Belgrano dependiente del Comando de Operaciones Navales, en razón de lo explicado precedentemente, el 04-09-76 a las 23:30 horas cuatro sediciosos -integrantes de la OPM MONTONEROS- fueron abatidos por fuerzas del Ejército durante un enfrentamiento registrado en calle Catriel Nº 321 de Bahía Blanca, los cuales fueron identificados como Pablo Francisco FORNAZARI, Juan José CASTILLO, Manuel TARCHITZKY y Zulema Raquel MATZKIN.

    Entre los nombres que citado Mem. 107 señalaba como integrantes del Destacamento de Montoneros asentado en Bahía Blanca, prófuga -y cuya localización procuraban los servicios- figuraba:

    “...MONTOVANI, Ana: Operadora de ENTEL, soltera, sin otros datos filiatorios. Sería simpatizante de la “Tendencia”...”

    “...MONTOVANI, Marta: Sin otros datos filiatorios. Operadora de ENTEL se interesa mucho en las llamadas que efectúan las FFAA, FFSS y FFPP. Pertenecería a la “Tendencia”...”

    6. Archivos de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires: La Comisión Provincial de la Memoria remitó la ficha y los Legajos 6838 y 1816 de DIEZ hallados en los archivos de la DIPPBA resumidos a fs. 2710 por la Perito del Archivo de la DIPPBA de la siguiente manera:

    6.1. Página 12: En su edición del domingo 25/06/06 en papel y en www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-69018-2006-06-25.html bajo el título: “UN CAMPO DE CONCENTRACI0N EN EL CORAZON DE LA ARMADA - Memorias de Puerto Belgrano En la mayor base naval del país funcionó un centro clandestino. Treinta años después, mientras en Bahía Blanca y Punta Alta se ignora su historia, Página/12 publica por primera vez el testimonio de una sobreviviente” escrito por el periodísta Diego MARTÍNEZ:

    “...Puerto Belgrano, anochecer del 24 de diciembre de 1976. Los guardias del centro clandestino deciden celebrar Navidad con un grupo de secuestradas. Son unos quince marinos. Hay vino abundante y vitel thonné de entrada. De fondo suena un tocadiscos a todo volumen. Las cautivas se sientan a la mesa con vendas en los ojos y grilletes en los talones. Por caridad cristiana les quitan las esposas. A medianoche los represores escuchan los petardos de Punta Alta, descorchan sidra y las obligan a bailar. Mujeres cautivas, con vendas y cadenas, obligadas a danzar con sus verdugos, soldados de la Armada Argentina que no ocultan sus carcajadas por la dificultad de sus víctimas para moverse en ese infierno. La tortura psicológica complementa a la física. Sólo dos mujeres sobrevivieron para contarlo y una murió tiempo después. La otra confiesa: “Cada Navidad me quiero morir”. Y por primera vez en treinta años acepta hacer público su testimonio.

    Puerto Belgrano, a 30 kilómetros de Bahía Blanca, es el mayor asentamiento naval del país. Cuna de los conspiradores que bombardearon Plaza de Mayo en 1955, símbolo de persecución ideológica durante el último medio siglo, no parece casual que su historia permanezca inédita. A diferencia de otros emblemas del terrorismo de Estado como la ESMA (reinaugurada en Puerto Belgrano el mes pasado, ahora como E.S.A., Escuela de Suboficiales de la Armada) o la base de Mar del Plata, sobre los cuales existen infinidad de testimonios y represores identificados, nunca hasta hoy trascendió el relato de un sobreviviente de Puerto Belgrano. Tampoco la justicia parece cercana. Pese a la declaración de inconstitucionalidad de las leyes de impunidad y tras una presentación de H.I.J.O.S. Capital como querellante, el juez federal Alcindo Alvarez Canale se excusó por su parentesco con un marino investigado y el conjuez Francisco Gros, elegido por el primero sin el sorteo que exige el Consejo de la Magistratura, lleva dos meses sin resolver un pedido de recusación en su contra.

    En el pago chico apenas se sabe que en los días posteriores al golpe varios dirigentes peronistas fueron interrogados en el buque “9 de Julio”. Nada se conoce sobre otro barco, desmantelado, copado por ratas pero custodiado por marinos, que durante meses alojó a cautivos trasladados desde la ESMA y Mar del Plata. Mucho menos sobre el centro clandestino que funcionó en la séptima casamata (bóveda donde se guarda material bélico) de Baterías, la vecina base de los infantes de marina. Allí transcurre esta historia.

    La foto de Evita

    Martha Mantovani fue secuestrada en noviembre de 1976, en pleno centro bahiense, por una patota de marinos que ocultaron sus rostros con los cancanes de sus esposas. “Había caminado media cuadra desde la librería donde trabajaba cuando sentí un culatazo en la cabeza. Iba con mi hija y un muchacho, que quedaron paralizados. Me tiraron en el piso de un Falcon negro, me cubrieron con una manta y me pisotearon con borceguíes”, recuerda. Además de terror sintió risotadas y una botella de whisky que pasaba de mano en mano. Luego, capucha y media hora de viaje.

    Al llegar a destino percibió un declive, una especie de cochera subterránea. “Me desnudaron y me llevaron a un corredor largo. Antes de sacarme la capucha encendieron una luz potente. Me hicieron abrir los ojos y entonces vi sobre una pared el escudo peronista, la foto de Evita y graffitis del ERP y Montoneros. Después volvieron a encapucharme, me colgaron con grilletes de los pies, cabeza abajo, y en esa posición me interrogaron durante tres horas.”

    Al día siguiente reconoció la voz aterrada de Diana Diez, su compañera de trabajo en ENTEL y colaboradora de Cáritas, la otra sobreviviente de aquella Navidad. Ambas habían integrado un grupo de empleados que el año anterior había desplazado al histórico secretario de la FOETRA local. “Diana lloraba y rezaba todo el tiempo, le decían 'la virgen'. Murió poco después de salir y declarar ante la Justicia.”

    Desde el comienzo Martha supo que estaba en la base naval. “Por debajo de la venda pude ver las anclitas del escudo de la Marina de Guerra en los platos de lata, en los vasos, en los grilletes. También me dieron una 'aspirina naval', según leí en el sobre.” Reafirmaban su certeza las salidas al patio arbolado donde cada día se ensayaban simulacros de fusilamiento, o bien hacían parar a los secuestrados al sol hasta desvanecerse. “Era un espacio amplio, de arena gruesa, cascotitos y conchillas. Sentíamos el olor de los eucaliptos y el ruido de las hojas. Por el chillar de las gaviotas sabía que estábamos al lado del mar. Se sentía ruido de aviones, helicópteros y camiones. Pasaba un tren por la mañana y otro por la tarde.”

    El edificio, dedujo pese a la capucha, tenía al menos tres niveles. “En el primero había un corredor largo. Al costado, boxes de paredes bajas, precarias, intuyo que levantadas sólo para separar a los secuestrados. Había una enfermería y, al costado de la galería, el baño químico con la ducha, una gran caja metálica que traían con un tractor. En el segundo se realizaban los interrogatorios y en el tercero se torturaba. A esa sala, donde aplicaban submarino y picana sobre un elástico de flejes, se llegaba por una escalera externa”, recuerda.

    Misericordia dominical

    A los caracteres comunes a la mayor parte de los centros clandestinos (secuestrados tirados en el piso, con esposas, grilletes y vendas), los represores de Baterías agregaron sus toques de distinción. Por ejemplo, la misericordia dominical: en la base de los infantes de Marina se torturaba todos los días excepto los domingos, tal vez por ser el día que la feligresía católica reserva para la misa.

    Los distinguía también el esmero en confundir a los cautivos para que perdieran la noción del día, la noche y el paso del tiempo: “Al rato de dormirnos gritaban 'a levantarse, es la mañana'. Después se reían, volvíamos a dormirnos y otra vez lo mismo. Pasaron treinta años y todavía no puedo dormir tres horas seguidas”.

    Los guardias se intercambiaban los apodos para no ser reconocidos. Entre los interrogadores sobresalían Legui y Rubio, alias que ¿sólo en la ESMA? usaba Alfredo Astiz. Junto con Cacho (oficial culto con olor mezcla de perfume y tabaco fino), ambos tenían autoridad sobre el resto. Entre los torturadores se destacaban el Turco y Leona. “Los guardias eran unos quince y estaban siempre borrachos. Usaban alias como Jaime, Negro, Tierno, Laucha, García, Tornillo, Jimmy, Viejo, Pájaro y Carlitos. También iba un enfermero a limpiarnos las úlceras en los tobillos y a ponernos gotas en los ojos.”

    Otra peculiaridad de Baterías fue que la música no se usaba para silenciar las torturas sino para amplificarlas. “Transmitían los gritos de los torturados por los mismos parlantes del tocadiscos, para que todos escucháramos.” La música día y noche fue una constante hasta el último día de cautiverio. “Recuerdo a los Quilapayún, a los hermanos Parra y un tema de Nino Bravo llamado 'Libre'.” Esos discos eran parte del botín de guerra robado en la casa de Cora María Pioli, secuestrada días después de recibirse de profesora en Letras en la Universidad del Sur, aún desaparecida.

    La tortura psicológica en manos de la Armada no tuvo límites, incluso con aquellos enemigos a quienes resolvieron dejar con vida. “Una mañana lluviosa que nunca voy a olvidar, un guardia leyó en voz alta los avisos fúnebres del diario y entre los fallecidos incluyó a mi padre. Nombró a toda mi familia, sabía los nombres. Cuando salí comprendí que era pura saña: mi padre estaba vivo.”

    7. Inspección ocular a la Base Naval Puerto Belgrano, de fs. 964/065, cuerpo 5, Causa 04/07:

    Se ingresa a la Base Naval Puerto Belgrano por el Puesto Nº 12… nos trasladamos hasta el Puesto Nº 1… Se ingresa en un salon que posee numerosos cuadros en que los testigos Izarra y Carracedo relatan con el Sr. Hugo Giorno y la Sra. Larrea sus experiencias… Se continua a las 15.00 hs. nuevamente en los vehiculos arribando a Baterias Historicas Nº 6 a las 15.15 hs. donde la testigo Mantovani y el testigo Larrea Héctor efectuan declaraciones y reconocimientos… La sra. Mantovani observo similitudes con el sitio donde estuvo detenida. A las 16.05 hs. se arriba a la Baterias Nº 3, donde la Sra. Mantovani encuentra otras similitudes con el lugar donde estuvo en cautiverio, tales como una rampa de acceso, clavos en forma de gancho en la pared, donde considera que pudo estar atada, teniendo en cuenta la altura y distancia entre ellos…”.

    En síntesis, de las constancias obrantes en autos se encuentra acreditado que Martha Mantovani de Montovani, fue secuestrada el 18 de noviembre de 1976, alrededor de las 23.30 hs. en la via publica al salir del lugar donde trabajaba. Posteriormente trasladada al CCD “Baterias” ubicado en dependencias de la Base Naval Puerto Belgrano, siendo sometida a interrogatorios constantes y todo tipo de torturas. Fue liberada el 30 de diciembre de 1976, en horas de la madrugada, en un camino cerca de la localidad de Ingeniero White.


    III.24.- CASO PIOLI, CORA MARIA:

    Fue secuestrada el 25/11/76 alrededor de las 22:45 hs., en su domicilio ubicado en la calle Patricios N 743 de Bahía Blanca, por un grupo de 7 u 8 personas vestidas de civil y fuertemente armadas que dijeron pertenecer a la Policía Federal y se movilizaban en una camioneta Ford F-100 color verde.

    En el domicilio se hallaban presentes también su madre, una hermana con su hija de pocos meses, un amigo de la familia y un vecino. Todos fueron encapuchados y llevados a los dormitorios de la vivienda. Los individuos interrogaron a Cora PIOLI y luego se la llevaron de su domicilio, junto con ropa y efectos personales, previo haber robado también dinero en efectivo y un cheque.

    La víctima fue conducida al centro clandestino de detención “Baterias” ubicado en dependencias de la Base Naval de Puerto Belgrano donde fue interrogada y sometida a tormentos.

    Aún permanece desaparecida, sin que se haya acreditado su liberación, lo que sumado a las numerosas evidencias, tratamientos similares que recibieron otras víctimas, lo probado en el resto de las causas que tramitan en el país y en el extranjero, nos lleva a la conclusión que estando privado ilegalmente de su libertad, fue ejecutado por sus captores utilizando algunos de los medios y métodos de los que habitualmente se valían, ocultando luego su cadáver en procura de la impunidad de sus autores.

    Vale destacar que para llevar adelante este tramo de su ilícito obrar, se valieron de lo que tenian a su alcance, participando de diferente forma varios integrantes de las fuerzas de tareas, grupos y unidades de tareas, últimándolo aprovechando la situación de indefensión que ellos mismos habían causado a partir de la forma en que lo tenían en cautiverio.

    Todo lo narrado se encuentra acreditado por las siguientes pruebas recolectadas

    Testimonial:

    1. Declaración testimonial de Horacio Alberto MONTES de OCA, en audiencia del 28/09/09, en la misma expreso:

    “...Esa noche, no recuerdo exactamente la fecha y hora, pero yo vivía vecino medianera por medio con Cora, de la cual era amigo desde los 5 años. Estábamos de visita en el living, estaban Cora, Mabel que es la hermana, yo y la beba que era hija de Mabel, que es Julieta. Tocaron timbre, se levanto Cora y abrió la puerta, cuando se acercó a la puerta de afuera dijeron “abran policía”, y cuando abrió la puerta aparecieron 2 personas uniformadas de color azul, con armas, concretamente una PAM 2, a mi me gustaban las armas y las tenía bien vistas, y cuando entraron nos hicieron levantar y poner contra la pared. El que había entrado primero, fue hasta la cuna donde estaba Julieta, la apuntó con la ametralladora a la nena preguntando quien era la madre, sino decían la iban a matar. Todo sin gritar, en una forma casi coloquial. Mabel se levantó espantada, le dieron la beba en la mano y le dijeron que la hiciera callar porque lloraba. Mientras tanto entró mas gente, yo había quedado apoyado en la pared frente a un espejo, entonces vi cuando entro el no uniformado, un señor de traje gris de baja estatura, elegante. Cuando entro vio que yo estaba frente al espejo y que lo había visto entonces le dijo al que estaba cerca mió con la ametralladora que me tape porque lo había visto. En ese momento me pusieron una capucha como si fuera de corderoy o terciopelo, algo suave, en la cabeza, y me ataron las manos a la espalda. A partir de ahí hicieron silencio y nos dijeron que teníamos que hacer silencio. A mi me condujeron a la habitación que era de Cora y la hermana. Yo conocía muy bien la casa porque había estado ahí desde que era un nene, asi que aún tapado sabía muy bien donde estaba. Me acostaron en el piso boca abajo, con moderada violencia. Se escuchaba un silencio notable en la casa, no había nadie hablando fuerte, y escuché a Cora que estaba, casi con seguridad en la cocina, que lloraba y una voz de hombre le decía “metete acá”,y ella decía “no” y lloraba. Después se escuchó como un ligero forcejeo, y un ruido como a lona, una tela que hacía ruido, algo… En ese momento vino una persona de voz joven, se acuclillo al lado mió y en voz muy baja me preguntó quien era. Le explique que era el vecino de la casa de al lado, que mis padres estaban en la casa, que preguntaran ahí, me preguntaron porque estaba ahí, les explique que era amigo de la casa por vecino de muchos años. La persona que me entrevistaba escribía manuscrito, en algo. Hubo alguna otra pregunta que no recuerdo. Se alejó de mi y se sentía en la casa pasos de gente que caminaban en todas direcciones, bastantes, no se cuantos. Alguien entro en la habitación y me dijo que no nos podíamos mover, que ellos nos iban a estar vigilando, y se quedo en la habitación fingiendo irse, se escuchaba la respiración, pero hizo como que se iba. Después de unos minutos me pateó en las costillas y me amenazó. Y después de eso se fue. Se escuchó el ruido de algunos autos afuera que cerraban puertas, y también se escuchó uno que cerraba el baúl. Durante un tiempo permanecimos en silencio hasta que Mabel que no estaba atada porque estaba con Julieta en la habitación de la madre, vio que no había nadie afuera, levanto la persiana y salio a la calle y fue a buscar a mis padres. Cuando vinieron Mabel y mis padres, vieron que estábamos cada uno en una habitación incluyendo a Ana María Pioli y un Sr. Valerio que era la pareja de Ana María, ellos estaban en un auto afuera de la casa cuando empezó todo esto. Cuando hicimos el recuento de los que estábamos, Mabel y mi padre vieron que no estaba Cora y la fueron a buscar al patio de atrás, y no la encontraron por supuesto. Después pasa lo de siempre, viene gente, charla… pero se acabo. Habían desarmado la biblioteca, habían sacado libros y discos, y habían robado discos, apuntes, libros, y no se si mas cosas. Creo que es todo. En este estado SS le solicita al testigo confeccione a mano alzada un croquis del inmueble con todos los detalles que pueda recordar. PREGUNTADO por S.S. a que hora sucedió el ingreso de las personas CONTESTA nueve de la noche, aunque no puedo precisar. En ese momento no, pero después llovía, cuando la buscaban a Cora en el patio estaba lloviendo. Escribieron en una pared una leyenda que no recuerdo que decía, pero firmaron “Montoneros” y también dibujaron la estrella del ERP mal hecha. A continuación dibuja la estrella mencionada. Todo estaba escrito en rojo. PREGUNTADO por S.S. si supo si esta gente volvió y en su caso, como se presentaron CONTESTA ellos volvieron a la semana, porque mi padre me contó un mes después. Se que se llevaron mas cosas de la casa y que hicieron pozos en el patio, buscando cosas enterradas. No se ni quienes ni cuando ni como estaban vestidos, mi padre trato de no darme demasiada información: yo tenía 17 años. PREGUNTADO por S.S. si se realizaban reuniones de estudiantes en la casa de Cora CONTESTA Cora estudiaba letras y era común que hubiera 2 o 3 compañeros de la Universidad que estuvieran estudiando, yo conocí a varios. PREGUNTADO por S.S. si tenían alguna militancia política CONTESTA Cora nunca habló conmigo sobre cuestiones políticas, pero si lo putió mucho a Remus Tetu, porque ella se había recibido de profesora, y cuando ella estaba haciendo la Licenciatura se cerró la carrera. PREGUNTADO por S.S. si esa decisión del rector la perjudicaba personalmente CONTESTA si, suponían que no se iban a poder recibir porque no podían concurrir a clase, entonces era como si hubieran cerrado la carrera. PREGUNTADO por S.S. si Cora o sus amigos hicieron alguna manifestación o reclamo CONTESTA no, pero todos hablaban del tema, estaban revolucionados por el tema. PREGUNTADO por S.S. si este enojo de Cora era de la misma época de la irrupción que hicieron en su domicilio CONTESTA hacía poco tiempo, pero no se si una semana o seis meses. PREGUNTADO por S.S. en estas conversaciones llevaba Cora la voz cantante o era una mas CONTESTA no, tenía un perfil bajo. A ella le gustaba el latín, no se si esto la pinta. Ella me enseñó a leer, 2 veces, cuando tenía 5 años y después me mostró a Borges, Girondo. PREGUNTADO por S.S. para que diga si aparte de Cora conoce a otra persona que haya sido secuestrada o desaparecida CONTESTA una vez conocí a una chica en la casa de Cora, que no se como se llama, todos le decían “la corta” y se que esa chica apareció muerta en la zona de Cerri en un supuesto enfrentamiento. No se si la corta estudiaba letras, no era del grupo habitual de letras, era universitaria, pero la vi una sola vez, charlamos 2 minutos. Dos veces las vi. Este supuesto enfrentamiento fue antes de los hechos de Cora. PREGUNTADO por S.S. para que diga si hubo alguna relación entre Cora y la corta CONTESTA no se, yo era menor que ellos, era otra la relación. PREGUNTADO por S.S. si recuerda algunos de los otros estudiantes de letras CONTESTA una era Elena, no recuerdo el apellido, más o menos de la edad de Cora. Estudiaba letras. Otra era Silvia Graminia, que después fue mi cuñada, se recibió antes que Cora. No recuerdo los nombres de otros muchachos. No eran muchos, siempre estudiaban 2, 3 , 4. PREGUNTADO por S.S. para que diga si las dos personas que entraron con la PAM 2 tenían un aspecto militar o gestos o actitudes CONTESTA eran policías. Aparentemente de la policía de la provincia de Buenos Aires, porque recuerdo que en ese momento la Policía de la Provincia había cambiado la PAM 1 por la PAM 2. PREGUNTADO por S.S. si el hombre de traje gris dirigía el grupo era uno mas CONTESTA dirigía el grupo. Tenía un traje “bancario”, elegante. PREGUNTADO por S.S. para que diga cuanto duro todo CONTESTA 20 minutos, media hora. Se tomaban su tiempo, absolutamente. Preguntado al Sr. Fiscal Federal si tiene preguntas que formular, contesta que no. En este estado S.S. decide explorar en las páginas de Internet para recuperar bajo la expresión “Pioli Cora María” alguna fotografía, para que pueda reconocerla el testigo. Obteniendo seguidamente del sitio www.desaparecidos.org./arg./víctimas/p/pioli/ tres fotografías de la misma que impresas se le exhiben al testigo para que manifieste si se trata de la misma persona de la que estuvo declarando. El testigo MANIFIESTA que las fotos corresponden a Cora Pioli. El bebé que aparece en una de las fotos es Julieta, por el tamaño, fue uno o dos meses antes de que se la lleven a Cora. La foto de cuerpo entero fue sacada en el living de la cada. El testigo marca el lugar en el croquis con un círculo que se indica como “foto”. PREGUNTADO por S.S. para que diga si recuerda algún trámite que hayan hecho los familiares de Cora CONTESTA no se. PREGUNTADO por S.S. para que diga si se rumoreaba que fuerza pudo haber llevado a cabo el operativo CONTESTA quiero comentar una anécdota, al día siguiente por la mañana, yo fui a comprar leche a la despensa que esta en la parte de atrás de la manzana donde vivimos, y todos comentaban que Cora era guerrillera, que tenía armas, que había escapado por los techos de la estación de servicio de la esquina con otra persona y que como habían rodeado la manzanas las fuerzas de seguridad, la habían atrapado cuando intentaba bajarse de los techos de la casa de la Sra. Seret. Daban precisiones minuciosas de cómo había pasado todo. Fue un operativo visible, frente a todos los vecinos. Lo vio todo el barrio. PREGUNTADO por S.S. para que diga si cuando regresan la segunda vez efectúan el mismo despliegue, CONTESTA no. PREGUNTADO por S.S. si alguien supo a donde la habían llevado CONTESTA no se. PREGUNTADO por S.S. si la volvió a ver CONTESTA no. PREGUNTADO para que diga si tiene algo más que agregar, quitar o enmendar, CONTESTA que el ruido de la lona que sintió en el episodio, le hizo imaginar que pusieron una bolsa en el piso, la hicieron parar a Cora arriba, la embolsaron la cargaron al hombro y la metieron en un baúl, se sintió cuando cerraron el baúl. PREGUNTADO por S.S. para que diga si la amiga de Cora, pudo completar la carrera CONTESTA Cora se recibió de profesora, Silvia se recibió de profesora, pero no se si concretó la licenciatura. PREGUNTADO por S.S. si lo habían llamado antes a declarar CONTESTA hace más o menos dos años, declaré en la Fiscalía. No estaba el fiscal, así que tuve una charla mas corta, creo que con su Secretario...”

    2. Declaración testimonial de Aída Elena DI SARLI, en audiencia del 29/09/09, en la misma manifesto:

    “...a Cora la conocí en la Universidad, no recuerdo la fecha exactamente pero tiene que haber sido en el '74, más o menos. Cursamos algunas materias juntas en esa época, y el hito que marcó esa época fue el cierre de las carreras de Humanidades, con lo cual quedabamos un poco desvalidas. En el caso de Cora, yo sé que se movilizó bastante, y realizó reuniones en su casa para que se hiciera la apertura. Finalmente la apertura se logró y el primer cuatrimestre del ́75 fue muy atípico porque duro dos meses o algo más, y lo que recuerdo ademas era que los profesores no podían dictar clases, por lo menos en Letras. Eso significó que se nos indicaba a cada profesor, determinados contenidos para hacer investigaciones con la correspondiente bibliografía y en grupos de tres o cuatro personas, ibamos a la hora que se nos indicaba, a exponer esa investigació frente al profesor. Asi empezó mi relacion más cercana con Cora. A partir de ahí empezamos a estudiar en forma muy unida. Por supuesto teníamos que estudiar mucho más que lo habitual porque no había un dictado de la materia. Ademas habíamos decidido acelerar los tiempos, terminar cuanto antes la carrera. Por esa causa, desde ese momento, y hasta el 25 de octubre del '76 que fue el dia que nos recibimos de profesoras, rendimos la ultima materia juntas, prácticamente yo conviví con Cora en su casa. De allí hasta el mes siguiente, que fue el mes que la secuestraron, seguimos estudiando pero sin tanta intensidad, y de todas maneras, nos veíamos diariamente. El día que Cora desapareció habíamos programado una salida a ver un partido de básquet con el que era mi novio en ese momento, actualmente mi marido, y un amigo que teníamos en común que salía con Cora. Como habíamos rendido un parcial de Griego, no me acuerdo si esa mañana o la anterior, Cora decidió no ir porque se sentía cansada. De no haber sido así, yo hubiera estado en su casa al momento del allanamiento. Aproximadamente a la una de la madrugada, llamaron a mi casa, a la que había vuelto haría media hora, yo. Eran mi novio y la madre de Cora y su pareja. Allí me informaron que se habían llevado a Cora y me pidieron que fuera con ellos, para que no me quedara en mi casa, porque mi novio temía que me fueran a buscar a mí tambien, y pensó que el único lugar seguro era la casa de Cora, porque no iban a volver ahí. Cuando llegamos, ví por primera vez y única, una casa allanada. Sobre la mesa del comedor, habían vaciado algunos cajones del aparador, y la sensación que yo tenia era de que había pasado un ciclón por ahí. Fue mi sensación. La hermana de Cora, Mabel, fue la que me contó con lujo de detalles todo lo que había ocurrido. Ella hacia muy pocos días que estaba en BAHÍA BLANCA con su bebé de un año y uno o dos meses, Julieta, que apenas caminaba. Mabel estaba embarazada. Me contó que a ella la separaron del grupo, y la llevaron al dormitorio de su mamá, Ana María, y a amenazaban para que hiciera callar a la bebé a la que le pusieron un revólver en la cabeza. Le dijeron “hacela callar porque sino la matamos” porque la nena lloraba. Me contó que habían separado a los demas, que eran Cora, un vecino -Horacio-, que era un adolescente de 16, 17 años, y habían hecho entrar a la casa, y habían hecho entrar a la casa a un señor llamado Valerio Roldán, que en el momento en que llegó el grupo armado, estaban estacionados en la puerta de calle Ana María y Valerio. Los habían encapuchado a todos, las capuchas eran –lo recuerdo porque las ví al día siguiente y las dejaron ahi- los extremos de un pantalón de corderoy cosidos en la punta. Recuerdo que eran oscuros. Contó además que los habían separado en distintas habitaciones con las manos atadas en la espalda, salvo a Mabel que no la ataron. Y que al retirarse, les dijeron que esperaran unos quince minutos antes de desatarse. Cuando se desataron Mabel salió por la ventana del dormitorio de la mamá para pedir ayuda en la casa de los papás de Horacio. Cuando lograron entrar y abrir todas las puertas, Ana María insistía en que fueran a buscar a Cora, en el galpón o el lavadero, que eran construcciones que estaban al fondo de la vivienda, pensando que la habían llevado a alguno de esos lugares. Mabel me mostró además, en el garage, una inscripción hecha con lápiz de labio, en la que se leía “por traidora” como una amenaza dirigida hacia Cora, y abajo tenía la firma de “Montoneros” y “ERP”. Después de todo este relato, mi novio y su amigo decidieron ingenuamente, para no llamar por teléfono desde la casa de Cora, que deberían hacer la denuncia a un número telefónico que se pasaba continuamente por radio, para que la población avisara por cualquier suceso subversivo o algo por el estilo. Por esa causa fueron a una estación de servicio que se encontraba en la esquina de Almafuerte y Patricios e intentaron llamar a ese número pero contínuamente estaba ocupado. El resto de la noche lo pasamos tratando de consolar especialmente a Ana María, que tenía accesos de llanto, y hacíamos planes con Mabel para lo que haríamos la mañana siguiente. No recuerdo exactamente, sé que hicimos denuncias, pero no recuerdo dónde. Sí recuerdo que a los dos o tres días fuimos a la Curia y nos recibió el Obispo Emilio Ognenovich, estuvo atento, muy sonriente todo el tiempo, y nos dijo que nos quedáramos tranquilos, porque sea cual fuere la posible culpabilidad o no de Cora, esos sucesos se daban a diario y él los llamaba “cuarentenas”. Es decir, había que esperar cuarenta días para saber algo, si es que se sabía. Cuando nos despidió nos dio a cada uno, Ana Maria, mi actual marido y yo, una estampita de la Virgen para que rezáramos porque él iba a hacer lo propio. Después los días siguientes fueron de un gran desconcierto, de no saber qué hacer, con quién hablar, no sabíamos a quien dirigirnos, no teníamos mucha certeza. En lo que a mí respecta, mi suegro nos llevó al Batallón 181 para que hiciéramos la denuncia de lo ocurrido, con intención de protegerme, sin duda, especialmente porque se habían llevado de la casa de Cora una foto reciente en la que estábamos ambas con el diploma de egresadas en las escalinatas de la Universidad, de Colón 80. El personal del Batallón le prometió a mi suegro que a partir de ese momento y por 30 días iba a estar vigilada y protegida por ellos, y tenía que establecer un domicilio fijo. Por esa razón mi suegro decidió unilateralmente, que me iba a quedar en su casa, que era exactamente a la vuelta del domicilio de Cora. Ese es el hecho en sí. A continuación, se exhiben a la testigo, las fotografías obtenidas del sitio http://www.desaparecidos.org./arg./víctimas/p/pioli/ y que obran a fs. 9296 y vta. para que manifieste si se trata de la misma persona sobre la que estuvo declarando. La testigo MANIFIESTA en el momento de la desaparición estaba exactamente así con ese corte de cabello (en relación a la primera foto de fs. 9296 vta.) PREGUNTADA por S.S. si recuerda el nombre del Rector de la UNS que había dispuesto el cierre de la carrera de Humanidades CONTESTA en realidad todo lo que comprendía Humanidades: Historia, Sociología, Letras. Sociología no se volvió a abrir nunca. El Rector era el Profesor Remus Tetu. PREGUNTADA si las reuniones en la casa de Cora era algo muy conocido dentro del ambiente universitario CONTESTA los que eramos de letras unos veinte- sabíamos PREGUNTADA con que frecuencia contesta calculo que una vez por semana a la tarde. Yo trabajaba en un consultorio y cuando salia de ahí creo que fui una o dos veces. PREGUNTADA si se reabrió la carrera a raíz de esas reuniones CONTESTA yo supongo que no fue una consecuencia de las reuniones la reapertura. Me parece que el cierre fue una amenaza porque en Letras se habían hecho juicios políticos a algunos profesores y había un ambiente de movilización. Por ejemplo, se le había hecho juicio político a la profesora Fontanela de Weimberg, al profesor Alberto Dozzo, y habían habido directores de Departamento que se habían retirado y estaban exiliados. El departamento de Humanidades tenía gente a cargo que podía haber generado el cierre. PREGUNTADA qué eran los juicios politicos CONTESTA era el nombre que se le daba, tambien se decía juicio académico que eran enjuiciamiento a profesores a los que se les cuestionaba por su desempeño en la cátedra. PREGUNTADA quiénes enjuiciaban CONTESTA algunos grupos de alumnos. Yo sé que algunos alumnos pertenecían a la JUP, la Juventud Universitaria Peronista, que eran militantes. PREGUNTADA en qué epoca y lugar se hacian esos juicios CONTESTA en el 74 en las mismas aulas de la Universidad, en 12 de Octubre y Perú. Se les cuestionaba la ideología que trasuntaba la materia que dictaban. Dorso dictaba Pedagogía. Se cuestionaba que no se aggiornara en sus clases y que no tratara autores que vieran la realidad desde miras mas modernas. En su caso concreto, trabajaba con un autor Dewei, y la JUP pretendía que se trabajara con autores más modernos, Dorfman, por ejemplo. PREGUNTADA por el resultado de estos procesos CONTESTA se separaba del cargo y se ponía a otro profesor. En el caso de la profesora Waiberg la misma quedó a cargo de Miriam Nacht que había sido ayudante o adjunta. Entiendo que con el resto de los profesores pasó lo mismo. PREGUNTADA si contaban con el aval del Rectorado o el Departamento CONTESTA supongo que sí pero no recuerdo. Sé que se levantaba la mano y se resolvía de acuerdo a eso. PREGUNTADA si Cora había participado de estos debates CONTESTA si, recuerdo que íbamos a ver, pero no participábamos de las discusiones. Serían unas treinta personas. PREGUNTADA si algunas de esas personas fueron al domicilio de Cora CONTESTA alguna puede haber ido. Recuerdo concretamente a dos o tres compañeros de Letras, Jorge Luis Rabasi, María Eugenia Ciochini, Silvia Oyhamburo y otros que no me acuerdo. PREGUNTADA si conoció en las reuniones de la casa de Cora a una mujer que le decían La Corta CONTESTA yo no conocí a La Corta. Creo que era de Historia. Se que era La Corta Izurieta. Lo que sí recuerdo es que la mamá de Cora en algún momento, le avisaba a Cora que la había llamado La Corta. Ahora me acuerdo que a la semana del día que se llevaron a Cora, que creo que se llevaron a Cora, hubo una segunda visita a la casa de calle Patricios. Yo me enteré a la mañana siguiente, porque iba todas las mañanas, y allí ambas –Ana María y Mabel- me avisaron que habían entrado nuevamente, que habían pasado hasta el jardín del fondo de la casa y habían hecho un pozo al lado de una planta que era un jazmín para desenterrar un paquete de revistas Crisis envueltas en plástico que Cora había escondido ahí. En ese tiempo todos los estudiantes de Letras teníamos números de esa revista, y Cora tenía muchas. Esa misma noche tambien se llevaron, según me dijo Mabel, bastante ropa de Cora, sobre todo ropa interior. PREGUNTADA si supo de La Corta CONTESTA supe lo que se dijo oficialmente, que era que había muerto en un enfrentamiento, no recuerdo si la desaparición de la hermana fue en el mismo momento PREGUNTADA si esto fue antes o después del hecho de Cora CONTESTA recuerdo que yo lo supe después. No sé cuándo fue. Lo que sí supe después fue la desaparición de un matrimonio: Rivada. Beatriz Rivada había estudiado su ultima materia con Cora y yo sé que se había quedado el ultimo tiempo de preparación de la materia, en la casa de Patricios, porque ella estaba casada y vivía en Tres Arroyos. Y estaba embarazada. Yo supe después que tanto ella como su esposo fallecieron. PREGUNTADA por el Sr. Fiscal con la anuencia de S.S. cuál es el nombre de las dos personas que la acompañaron al partido esa noche CONTESTA Alberto Domínguez –mi marido- y Carlos Burovich. Ambos estudiantes de la carrera de Contador. PREGUNTADA por el Sr. Fiscal dónde residen CONTESTA creo que Carlos vive en BAHÍA BLANCA no lo ví mas. PREGUNTADA por el Sr. Fiscal si las reuniones tenían alguna medida de seguridad para evitar infiltraciones, CONTESTA no, eran reuniones para tomar mate y charlar. PREGUNTADA por el Sr. Fiscal cuál fue el comentario del grupo cercano cuando Cora desapareció CONTESTA lo que se hablaba era que entraba gente del Ejercito, de Marina o del Batallón. Siempre pensamos que eran ellos. Sobre todo por el despliegue que hubo en ese momento, que se llenó de vehículos. Se veía que era algo muy preparado PREGUNTADA por el Sr. Fiscal si recuerda el nombre de otros vecinos del lugar que pudieron haber conocido o percibido el hecho. CONTESTA conocía a la familia Montes de Oca vecinos de la casa colindante, a una señora que se llamaba Margarita, que vivía en la calle 9 de Julio y era enfermera, a mis suegros que vivían en el edificio de la calle 9 de julio que por supuesto se tuvieron que enterar sí o sí. PREGUNTADA por el Sr. Fiscal si durante el mes que estuvo protegida asistió al Batallón o tuvo custodia CONTESTA nunca había nadie. Jamás me sentí protegida PREGUNTADA por S.S. si volvieron a ver al Obispo CONTESTA no, porque nos sentimos muy ofendidos y decepcionados. No era una situación para que sonriera. Nos dio una estampita, parecía una cargada. Ningun gesto de compasión. No lo volvimos a ver. PREGUNTADA por S.S. si volvieron al Ejercito CONTESTA no. PREGUNTADA para que diga si tiene algo más que agregar, quitar o enmendar, CONTESTA no recuerdo nada que sea de utilidad. PREGUNTADA si anteriormente ya había declarado sobre este hecho CONTESTA no, como eran los cien años del Colegio Nacional, yo escribí una síntesis como homenaje a Cora, como se hablaba de la historia del país y de BAHÍA BLANCA. Lo puedo acercar. Se colocó una placa –la Cooperadora- el 16 de septiembre que es el día de la Noche de los Lápices, con el homenaje a los 27 exalumnos del Colegio Nacional desaparecidos. Ese día invitamos a los familiares y vinieron algunas personas de Madres. Fue un acto muy emotivo...”

    3. Declaración testimonial en el Juzgado, en la audiencia realizada el 24/10/09 a fs. 978/979, cuerpo 5, Causa 04/07, de Martha Nélida MANTOVANI, en la misma manifiesta haber compartido cautiverio en el CCD Baterias de la BNPB junto a Diez, Carcedo, Pioli, Russin, y Eraldo Padre:

    “…PREGUNTADA si reconocio a otros detenido CONTESTA especialmente a Diana porque la trataba, a Carcedo y a Cora Pioli y a Russin no. Sabía de la relación de Diana con ellos, que son amigos… En estos días supe que el obispo De Nevares fue a la casa de los Diez, y como el padre de Diana trabajaba en la Base en la parte de Talleres de Espora, es castigado sacándole el personal que tenía a cargo y trasladándolo a los talleres propios de la Base. Esto me lo comentó Perla, la hermana de Diana Diez… Después de los primeros días el único varón que se nota en el grupo era Eraldo padre; lo escuché en el patio, porque decía que sufría del corazón y el sol le hacía mal. Le decían El Viejo. Yo era La Vieja. A Diana le decía La Virgen porque rezaba el rosario….”.

    4.- Declaracion testimonial prestada por ante la APDH Bahía Blanca, que obra en el legajo de Horacio Russin agregado a esta causa) por Diana Silvia Diez –quien fuera detenida el 18-11-76- declaró haber compartido cautiverio con Cora Pioli en el CCD Baterías. Relató que Pioli permaneció detenida con vida, al menos hasta el 4 de febrero de 1977, fecha en la que Diez fue liberada.

    “Cora Pioli llegó a la Base una semana después que la declarante, es decir el jueves siguiente. Tuvo oportunidad de conversar con ella varias veces. Relató a la declarante las circunstancias de su secuestro, ocurrido en su domicilio, ante los ojos de su madre y hermana. Sus secuestradores trajeron a la Base una valija llena de ropa y efectos personales que le habían robado durante el procedimiento de su detención. Los discos eran utilizados en el tocadiscos ubicado en el pasillo, y los guardianes repartieron algunas prendas a otras detenidas, para que pudieran mudarse de ropa, circunstancia ésta que había angustiado muchísimo a Cora, quien manifestó a sus compañeras de cautiverio su temor de que no la devolvieran con vida a su hogar, por el hecho de haberse los captores apropiado definitivamente de sus pertenencias. En una conversación, Cora Pioli manifestó a la declarante que en caso de que ésta saliera en libertad antes, no informara de su situación a su familia, porque esto le producía gran temor, y que por otra parte ella actuaría de igual forma, en caso de ser liberada antes. Cuando la declarante salió, Cora permanecía en el centro clandestino” (énfasis agregado).

    Documental:

    1. Denuncias de Ana María SANTARELLi de PIOLI -madre de la desaparecida:

    a) Causa 179 “Pioli Cora María s/ Habeas Corpus”:

    Al realizar la denuncia (c. 297/87) dijo:

    “...El 25 de noviembre de 1976 se presentaron en el domicilio... varias personas vestidas de civil, fuertemente armadas, dándose a conocer como pertenecientes a la Policia Federal. Siendo las 22.30 horas... En ese mismo momento se cruzó... una camioneta Ford verde con doble cabina y toldo de lona en la parte trasera. Individuos que descendieron de la camioneta nos encañonaron con sus armas en la cabeza, obligándonos a entrar a la vivienda... Mi hija Cora María abrió la puerta, presentándose como Policía Federal, se introdujeron en mi casa, amenazaron a los presentes de muerte en caso de que gritáramos, luego nos encapucharon y nos colocaron mirando a una pared. Más tarde nos sacaron la capucha, nos vendan los ojos con algodón y tiras plásticas y nos hacen tirar al suelo... Durante una hora requisaron la casa y desarmaron el tubo del aparato telefónico para impedir que se solicitara ayuda. Al retirarse se llevaron efectos personales de la desaparecida (...). Siete días más tarde se presentaron nuevamente a las 0 horas. Volvierona identificarse como Policía Federal...” (fs. 51).

    “...mi hija Mabel me aconseja abrir. Se presento un joven rubio de aproximadamente 25 años, con el cabello prolijamente cortado, llevaba en la mano un walkie-talkie. Al abrir la puerta se introdujeron 3 personas más... Nos volvieron a encapuchar y nos ataron las manos atrás... llevaron a mi hija a otra habitación y le preguntaron: Cómo es tu hermana Cora, Qué compañías tenía? Ella respondió que Cora era demasiado buena... el hombre que la interrogaba, sumamente correcto en su trato, le dijo que no tenía de qué preocuparse, que el único fin que tenía era “limpiar el país de mugre”. En la otra habitación yo era interrogada a mi vez. Me preguntaron por una persona Graciela Izurieta... El señor que me interrogaba me dijo “Usted tiene escondido un regalo que le hicieron hace mucho a su marido (fallecido) verdad?”... luego caí en la cuenta que se refería a un revolver que le habían regalado a mi esposo en 1942 y que habíamos enterrado por una circunstancia fortuita. Habiéndonos presentado a declarar el arma... no pudimos hacerlo nunca porque se nos decía que no había planillas para dicho trámite. Luego... decidimos inocentemente enterrar el arma... Como yo sabía perfectamente donde se hallaba, lo acompañé hasta el jardín y allí... habían... otras tres personas con palas... Como la vez anterior nos dijeron que podíamos sacarnos las capuchas cuando sintiéramos ruidos de motores al marcharse...” (fs. 52)

    b) Causa 93 “Pioli, Cora María s/ Desaparición” iniciada el 21/08/79 ante el Juzgado Federal de Primera Instancia de Bahía Blanca a cargo del Dr. Jorge Francisco Suter, Secretaría 2 de la Dra. Gloria Girotti - originalmente Expte. 275/79:

    “...el día tres de diciembre de mil novecientos setenta y seis siendo la una y treinta de la madrugada llegaron a su domicilio cinco personas desconocidas para ella, uno de ellos, en forma muy correcta los interrogó en relación a cómo era su hija Cora, diciéndole la dicente que su hija era excelente en todo sentido. Que también en esta oportunidad fueron encapuchados y que los que llegaron en la madrugada se dirigieron antes al patio desenterrando varios ejemplares de la revista 'Crisis', que Cora coleccionaba, pero que en una oportunidad manifestaron, no sabe quien, que dichas revistas la podían comprometer, optando ésta por enterrarlas en el fondo de su casa. Que también la dicente había enterrado un revólver calibre 32, corto, marca Colt, que pertenecía a su esposo y que como no lo habían declarado por falta de formularios en la comisaría segunda, donde habían ido en varias oportunidades optó por enterrarlo para que no le trajera problemas tener un arma en su casa...”

    c) Causa 114 “Pioli, Cora María S/ Recurso de hábeas corpus”;

    d) Causa 916 “Santarelli de Pioli, Ana María S/ Denuncia privación ilegítima de la libertad, violación de domicilio”;

    e) Causa 109 (3) “Subsecretaría de Derechos Humanos S/ Denuncia (Pioli, Cora María)”;

    f) Causa 152 “Pioli, Cora María S/ Recurso de hábeas corpus”.

    2. Homenaje al Colegio Nacional en su Centenario: Bajo el título: “Nuevo libro sobre la historia del Colegio Nacional”, La Nueva Provincia el domingo 09/11/08 en papel y en el sitio www.lanueva.com/edicion_impresa/nota/9/11/2008/8b9126.html refería a sus lectores:

    “...Las profesoras Marisa Coldeira y Elena Di Sarli son autoras de una obra que recrea el primer siglo de vida de una institución educativa emblemática. El 17 de abril de 1906, el Colegio Nacional abrió sus puertas bajo el rectorado de Julio Molina y Vedia y recibió a sus primeros alumnos. Cien años más tarde los festejos por ese hito educacional comenzaron a concretarse y tuvieron su culminación el viernes pasado, con la presentación del libro “Homenaje al Colegio Nacional en su centenario” , escrito por las profesoras Marisa Coldeira y Elena Di Sarli. El acto se realizó en la sede de Sarmiento 168 con la presencia de autoridades, profesores y alumnos que se permitieron revivir no pocos momentos emotivos. Con tres décadas de trabajo en el Colegio Nacional, las docentes Coldeira y Di Sarli realizaron en dos años una exhaustiva tarea de recolección de documentos, fotografías y testimonios, para luego dar forma a esta obra. “Trabajamos con mucho cariño por todo lo que significa para nosotros el colegio. Ambas tenemos nuestra vida profesional allí y, en el caso de Elena, se suma que también fue alumna”, dijo Coldeira... Así, entre las 400 páginas de la obra se incluye material fotográfico --por caso la imagen del primer grupo de egresados y la antigua fachada sobre calle Rodríguez--, como, también, historias de vida de sus autoridades, profesores y alumnos...”

    Del libro de Elena Di Sarli y María Luisa Coldeira, 1ra. edición, octubre 2008, agregado en la causa surge:

    “...En el ámbito universitario local el 1 de marzo de 1975 se cerraron arbitrariamente aquellas carreras “potencialmente subversivas” pertenecientes a los departamentos de Economía y Humanidades. Dicha medida fue tomada por el entonces interventor, Prof. Remus Tetu, y los docentes de todas las categorías fueron declarados cesantes por aplicación de la ley de prescindibilidad...

    El 24 de marzo de ese año fue depuesto el gobierno de Isabel Martínez de Perón. A partir de ese momento se instaló en Argentina una época trágica caracterizada por persecuciones ideológicas, censuras, detención y “desaparición de personas”...

    El 17 de abril de 1976, cuando el Colegio Nacional festejaba su 60 aniversario mi amiga Cora Pioli había cumplido 23 años.

    No había pasado ni un mes del siniestro 24 de marzo y pese a que éramos muy consientes de la gravedad de la situación, éramos también muy ingenuas y creíamos que era posible construir un mundo más justo para todos.

    Entre 1966 y 1970 Cora había cursado su secundario en el Colegio Nacional y posteriormente había estudiado Letras en la Universidad Nacional del Sur. En la época del cierre de carreras humanísticas, por decisión del interventor Remus Tetu, levantó su voz, de protesta junto a la de muchos compañeros; y su casa fue el lugar de reunión de los estudiantes de Humanidades que reclamaban por sus derechos.

    Se había recibido de profesora de Letras el 25 de octubre de 1976 y continuaba los estudios de la licenciatura.

    Exactamente un mes más tarde, en un violento operativo realizado por fuerzas de seguridad no identificadas, Cora fue secuestrada de su domicilio de Patricios 742.

    Esa noche ella estaba en su casa junto a su mamá Ana María, su sobrinita Julieta que apenas empezaba a caminar, su hermana Mabel que estaba embarazada y un vecino amigo de la familia. Nadie atinó a hacer nada. No hubo tiempo de reaccionar. Todos fueron “encapuchados” y aislados en distintos cuartos de la casa. Alguien del grupo represor, les dijo antes de retirarse, que podrían sacarse las capuchas diez minutos más tarde. Cuando lo hicieron, se fueron reuniendo en el comedor y comprendieron que se habían llevado a Cora. Todos fueron conscientes de lo ocurrido menos su madre, que la buscó por todos los rincones de la casa y siguió haciéndolo en los días, meses y años posteriores hasta su fallecimiento.

    Yo la vi, llevando el pañuelo blanco de las Madres en más de una manifestación pública.

    A Cora no la olvidamos nunca, pero la recordamos especialmente cada 25 de noviembre, porque no tenemos otra fecha para hacerlo. La recordamos de este modo porque no tenemos una tumba. Sólo sabemos que estuvo en el centro clandestino de detención de Baterías en la Base Naval de Puerto Belgrano por testimonios de sobrevivientes. -

    Como tantos jóvenes de los años 70, Cora soñaba con viajes que nunca hizo, con hijos que nunca tuvo, con la posibilidad de un mundo mejor.

    Cora es una de los 30.000 desaparecidos. Una chica que fue alumna del Nacional al igual que otros jóvenes de Bahía que también desaparecieron.

    Al recordar a Cora, recordamos a los casi treinta exalumnos del Colegio Nacional que también integran las listas de desaparecidos...

    Nombrar a Cora es recordar lo inolvidable aunque ya hayan pasado treinta años (Homenaje de la prof. Elena Di Sarli a su entrañable compañera y amiga de estudios universitarios).

    En la mañana del 30 de abril de 1977 un grupo de mujeres solicitaron audiencia al presidente de facto, para saber el destino de sus hijos ilegalmente detenidos. Si bien no tuvieron éxito, dado que Videla no las recibió, este desencuentro fue el punto de partida para que naciera la Asociación Madres de Plaza de Mayo.

    El 5 de agosto de 1977 llegó al Colegio Nacional una lista remitida por el Comando del V Cuerpo de Ejército que contenía una bibliografía específica de libros censurados. Se prohibía la circulación de esas obras y se acordó que cada jefe de Departamento debía informar a los profesores de cada área del listado en cuestión. Así consta en el acta n 94 del Libro de Inspección, firmado por la entonces Rectora prof. Carmen F. de Palmeiro.

    En los actos patrios se convirtió en una constante la presencia de bandas militares que interpretaban el Himno Nacional y las canciones escolares de rigor mezcladas con marchas militares. También era habitual la presencia de representantes de las Fuerzas Armadas como se observó en los festejos de los 75 años del Colegio.

    El 31 de agosto de 1977 se dispuso la intervención del Colegio Nacional por Resolución n 285. La Sra Palmeiro fue separada de su cargo y se designó como Interventora a la Prof. Inés Castro...

    Las fluidas relaciones entre las máximas autoridades educativas y el régimen eran evidentes. Así la Inspectora Prof. Myriam B. de Forbice en una de sus supervisiones al establecimiento, en el año 1978, dejó constancia en el Libro de Inspección que interrumpía su labor en el mismo para realizar una visita protocolar y presentar sus saludos a las autoridades militares locales dada su condición de Inspectora de Zona y estando este Colegio en el área de influencia del V Cuerpo de Ejército...”.

    3. Expediente Nº 86(8) “Subsecretaria de DDHH s/ Denuncia (IZURIETA Maria Graciela) y la causa Nº 94 “IZURIETA Lidia C. de s/ Formula denuncia: Homicidio o presunta privación ilegítima de la libertad” agregados a la causa 05/07 “Investigación de Delitos de Lesa Humanidad cometidos bajo Control Operacional del Comando V Cuerpo de Ejército” en trámite por ante el Juzgado Federal Nº 1 de Bahía Blanca a cargo del Dr. Alcindo ÁLVAREZ CANALE.

    Surge de las mismas que el 23 de julio de 1976 a las 22.45 horas María Graciela IZURIETA -de 23 años- fue secuestrada junto a Ricardo GARRALDA en el domicilio en que vivían, ubicado en 11 de Abril Nº 331, Dpto. 10 de Bahía Blanca. Diversos testimonios dan cuenta que permaneció detenida estando embarazada en el Centro Clandestino de Detención “La Escuelita” donde también se encontraba secuestrada su hermana Zulma Araceli con quién había mitilado en la Juventud Universitaria Peronista.

    Distintos testimonios dan cuenta del cautiverio de María Graciela IZURIETA en ese centro clandestino. Lo declarado por Alicia Mabel PARTNOY -si bien ingresada con posterioridad por el contacto con otros detenidos-, María Felicitas BALIÑA -a quien mayor CERDÁ (ya fallecido) le exhibió una foto de María Graciela y la interrogó acerca del conocimiento que de ella tenía-, Pablo BOHOSLVASKI, Juan Carlos MONGE y María Cristina PEDERSEN permite tanto sostener aquella circunstancia como su condición de embarazada, lo propio acontece con las declaraciones de Oscar José MEILÁN y Vilma Diana RIAL de MEILÁN.

    En el mes de diciembre de 1976, cuando se acercaba la fecha del parto de su criatura, María Graciela IZURIETA fue retirada de “La Escuelita” y no la volvieron a ingresar.

    Desde entonces su cuerpo permanece desaparecido, y las pruebas que dan cuenta que fue ultimada, por tratarse de personas que compartieron su misma condición de víctimas en cautiverio, no han podido dar certera cuenta del destino que le dieron a sus restos,

    Tampoco se ha podido conocer hasta el momento el destino que los victimarios le dieron a su hijo tras el nacimiento y la apropiación.

    Durante el cautiverio, BOHOSLAVSKY escuchó que los guardias se referían al detenido HIDALGO, a RIVERA y a una mujer apodada “La Vasca” de apellido IZURIETA.

    Aquí se encuentran los motivos de las preguntas sobre la “vasca” Izurieta formuladas por los secuestradores a la madre de PIOLI y su reiterada mención por los testigos del caso.

    4. Sección Informaciones de la Prefectura Naval Zona Atlántico Norte: Ante lo ordenado el 24/09/08 (Cuerpo 19) la nombrada Perito informó a fs. 3032/3033vta., 3165/3169 3524/3525 en la sede de la CPM -Calle 54 Nº 487 de La Plata- se encuentra los originales de los documentos impresos a fs. 3015/3164; fs. 3401/3523 previamente extraídos del material digitalizado en el “DVD 2 Prefectura Naval Argentina Greestone 2.72”, vinculados a la actuación -entre los años 1973/1990- de la PZAN:

    a) Impreso de los archivos de imágen TIF números 20005; 20006; 20007; 20008 y 20009 que contienen el Parte de información (PI) Inf. 10/08/09 al SIPNA (Servicio de Informaciones Prefectura Naval Argentina) por MEN PZAN (Prefectura Zona Atlántico Norte) “FI -27/90 ESC sus antecedentes” de los miembros de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) Regional Bahía Blanca mencionándose -entre otros- a Ana María SANTARELLI “...casada con PIOLI (f)... Registra: 25-11-977: Se toma conocimiento de que la causante es madre de la DT CORA MARIA PIOLI,desaparecida en La Plata. 27-09-979: Integra la Comisión de Familiares Desaparecidos...”

    b) Impreso de los archivos de imágen TIF números 20081; 20083; 20084; 20085 y 20086 que contiene las conclusiones de la Delegación Bahía Blanca de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) fechada el 04/09/84 con las listas de los muertos y los desaparecidos dentro y fuera de esta ciudad (Anexos A, B, C y D) nombrando -entre otros- aMARTINELLI Susana y OLIVA en el primer grupo y a CARCEDO Gerardo Víctor; DEL RÍO Jorge Eleodoro; PIOLI Cora María; RUSSIN Horacio; ERALDO Norberto E. y SAUBIETTE Leonel E. en el último.

    c) Impreso de los archivos de imágen TIF números 20132; 20141 y 20142 que contiene la carátula del Sr. Jefe Servicios Inteligencia Prefectura Zona Mar Argentino Norte (Sección Información) continuación del MEN PZAN IFI 09/984 “ESC” y ampliación del MEN PZAZ IFI 147/983 “ESC” punto 15.8 Items E fuente Propia, relacionado con Organizaciones de Derechos Humanos y los domicilios de familiares de DDTT presuntamente desaparecidos figurando entre otros CARRA Héctor Osvaldo y PEREYRA Mercedes Leónida de; CARCEDO Gerardo y Felisa S. de CARCEDO; GRILL Néstor y Juana M. de; PIOLI Ana María SANTARELLI de y RUSSINI Gregorio y Consuelo BARTOLOME de.

    d) Impreso de los archivos de imágen TIF números 20150 y 20151 que contiene una nota firmada en Bahía Blanca por el Perfecto Mayor Francisco María José SCUGLIA Perfecto de Zona del Atlántico Norte -con sello de la PNA- de fecha 07/10/83 (Nº 132/83 “ESC” Letra PZAN - IFI) solicitando antecedentes policiales, judiciales y/o ideológicos a la Div. Contrainteligencia. B.N.P.B; Dest. Icia. Mil. 181; Deleg. S.I.D.E.; Deleg. Pol. Fed., Deleg. D.G.I.P.B.A; Gend. Nacional; Brig. Investigaciones y al Archivo de Sección de integrantes de Organizaciones de Derechos Humanos de Bahía Blanca, mencionando -entro otros- a B. de RUSSIN, Casimira C.; L de CARRA Mercedes; SANTARELLI de PIOLI Ana María y S. de CARCEDO Felisa.

    e) Impreso del archivo de imágen TIF número 20177 que contiene el Men PZAN IFI 130/83 “ESC” de identificación de los principales dirigentes, militantes, simpatizantes, colaboradores, etc. de la APDH BBlanca mencionando a S. de CARCEDO, Felisa; L. de CARRA Mercedes; B. de RUSSIN, Casamira C.; SANTARELLI de PIOLIAna María

    f) Impreso del archivo de imágen TIF número 30777 que contiene una solicitada de las Madres de la Zona de Bahía Blanca publicada en el diario Clarín de Buenos Aires el 24/12/81 con el título “Navidad 1981 ¿Dónde están?” figurando entre los “detenidos-desaparecidos” PIOLI Cora María y RUSSIN Horacio

    g) Impreso de los archivos de imágen TIF números 70712; 70713 y 70714 que contiene la información obtenida del Expte. S-46/983 PZAN IF nota 74/983 “ESC” PZAN IFI fechado el 18/05/83 y firmado por el Perfecto Mayor Francisco María José SCUGLIA y el Subperfecto Osvaldo Gaspar SIEPE como Jefe Sección Informaciones para conocimiento de la “Comunidad Informativa Local” listando la nómina de personas que solicitaron recurso de “Habeas Corpus” ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca y por presuntos “desaparecidos”, mencionando -entre otros- a Felisa S. de CARCEDO; Mercedes L. de CARRA, Casimira C. B. de RUSSIN, Ana María SANTARELLI de PIOLI; Cora María PIOLI; Horacio RUSSIN

    h) Impreso de los archivos de imágen TIF números 70715 y 70716 que contiene la información obtenida del Expte. S-45/983 PZAN IF nota 73/983 “ESC” PZAN IFI fechado el 18/05/83 y firmado por el Perfecto Mayor Francisco María José SCUGLIA y el Subperfecto Osvaldo Gaspar SIEPE como Jefe Sección desde la fuente de la “Comunidad Informativa Local” listando las personas que integran la filial Bahía Blanca de “Madres de Plaza de Mayo”, mencionando a CARCEDO Felisa G. de y PIOLI Ana María S.

    5. Universidad Nacional del Sur:

    A fs. 1892/1893, cuerpo 10, Causa 04/07, la UNS contesta oficio e informa:

    “Que Cora Maria Pioli… se graduo en la Universidad Nacional del Sur con el titulo de profesora de humanidades, Especialidad Letras, con fecha 6 de septiembre de 1976, habiendose expedido el diploma con fecha 6 de octubre de 1976, que se anoto en el Libro V folio 487, Acta 5469 del Registro de Titulos y Diplomas…”.

    6. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria y Legajo DIPBA de COra Maria Pioli, de fs. 3305/3318, cuerpo 17, causa 04/07:

    La CPM informa:

    “Respecto de Cora Maria Piolo no se localizo ficha personal, pero se encontro información referida a su persona en la información digitalizada que posee el archivo:

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo Nº 14496, caratulado “Paradero de Balestrino, Esther de García y otros”. El legajo comprende la solicitud y las respuestas correspondientes de los organismos policiales, efectuadas entre enero y febrero de 1980, acerca del paradero de Cora Maria Pioli. En todos los casos la respuesta es negativa.

    El legajo DIPBA contiene:

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo Nº 14966, caratulado “Paradero de Ricci Eduardo Luís y otros”. El legajo comprende la solicitud de paradero y las respuestas correspondientes de los organismos policiales, efectuadas entre enero y febrero de 1980, acerca del paradero de COra Maria Pioli… que habria sido detenida en su domicilio desde el 25/11/76. En todos los casos la respuesta es negativa…”.

    7. Copia de la nota de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos del 13 de abril de 1978, de fs. 7776/7782, cuerpo 38:

    En la misma seacredita la apertura del caso 2673 referido a Cora Maria Pioli.

    8. Copia del testimonio prestado por Ana Maria Santarelli de Pioli ante la organización Madres de Plaza de Mayo, de fs. 7783/7783vta., cuerpo 38, Causa 04/07.

    En la misma manifiesta:

    “el viernes 25 de noviembre de 1976, aproximadamente a las 20.30 hs. se presentan en el domicilio… personal de civil fuertemente armados… luego de encapucharnos y atarnos de mano nos tiraron al suelo… después… se alejaron llevandose con ellos a mi hija Cora Maria… al retirarse se llevaron efectos personales de la secuestrada…”.

    9. Copia del testimonio de la sentencia recaida en la Causa “Pioli Cora Maria, S/ Ausencia con presuncion de fallecimiento”, del 27 de febrero de 1992.

    “… Fallo: esta causa promovida por Mabel Alicia Pioli, haciendo lugar a la demanda y declarando el fallecimiento presunto de Cora Maria Pioli el 30 de noviembre de 1976…”.

    10. Legajo CONADEP Nº 1593 de Cora Maria Pioli, de fs. 7787/7792, cuerpo 38.

    11. Causas agregadas: a) Causa 93 “Pioli, Cora María s/ Desaparición” iniciada el 21/08/79 ante el Juzgado Federal de Primera Instancia de Bahía Blanca a cargo del Dr. Jorge Francisco Suter, Secretaría 2 de la Dra. Gloria Girotti - originalmente Expte. 275/79; b) Causa 179 “Pioli Cora María S/ Habeas corpus”; c) Causa 114 “Pioli, Cora María S/ Recurso de hábeas corpus”; d) Causa 916 “Santarelli de Pioli, Ana María S/ Denuncia privación ilegítima de la libertad, violación de domicilio”; e) Causa 109(3) “Subsecretaría de Derechos Humanos S/ Denuncia (Pioli, Cora María)”; a) Causa 152 “Pioli, Cora María S/ Recurso de hábeas corpus”.

    En sintestis, de las constancias obrantes en autos se tiene por acreditado que Cora Maria Pioli fue secuestrada el 25 de noviembre de 1976, alrededor de la medianoche, en su domicilio. Luego de sustraer de la vivienda efectos personales, Cora fue conducida a los CCD de detención “Baterias” ubicado en dependencias de la Base Naval de Puerto Belgrano, en el cual fue interrogada y sometida a toda clase de torturas y vejamenes. Luego fue ejecutada, desconociendo el modo y los medios empleados por sus captores, porque pese a las incansables gestiones realizadas por la familia de Cora en busca de su cuerpo, al día de hoy el mismo permanece desaparecido.


    III.25.- CASO CARRA, DANIEL OSVALDO:

    Fue secuestrado en el domicilio de sus padres, ubicado en la calle Alberdi N 70 de la ciudad de Punta Alta el 26/12/76, aproximadamente a las 4:00 hs, por un grupo de 5 personas que, vestidas de civil y fuertemente armadas, se identificaron como policías. Tres de los secuestradores se hallaban encapuchados y dos disfrazados con pelucas.

    Ante la presencia de su madre, su padre y su esposa, CARRA fue esposado y encapuchado, y luego trasladado al centro clandestino de detención “Baterias” ubicado en dependencias de la Base Naval de Puerto Belgrano, donde fue interrogado y sometido a tormentos.

    Aún permanece detenido, sin que se haya acreditado su liberación, lo que sumado a las numerosas evidencias, tratamientos similares que recibieron otras víctimas, lo probado en el resto de las causas que tramitan en el país y en el extranjero, nos lleva a la conclusión que estando privado ilegalmente de su libertad, fue ejecutado por sus captores utilizando algunos de los medios y métodos de los que habitualmente se valían, ocultando luego su cadáver en procura de la impunidad de sus autores.

    Vale destacar que para llevar adelante este tramo de su ilícito obrar, se valieron de lo que tenian a su alcance, participando de diferente forma varios integrantes de las fuerzas de tareas, grupos y unidades de tareas, últimándolo aprovechando la situación de indefensión que ellos mismos habían causado a partir de la forma en que lo tenían en cautiverio.

    Lo narrado se encuentra corroborado por las siguientes pruebas recolectadas:

    Documental:

    1. Causa 151 CFABB (Expte. 36/1977) “Carrá, Daniel Osvaldo S/ Recurso de hábeas corpus”: El 10/02/77 ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Guillermo Federico MADUEÑO, Secretaría Nº 2 de la Dra. Gloria GIROTTI, Mercedes Leónida PEREYRA de CARRA -con domicilio real en calle Alberdi 70 de Punta alta- interpuso un recurso de hábeas corpus con resultado negativo.

    En efecto:

    a) Denuncia: En el escrito de fs. 1/2. la madre de CARRA señaló:

    “...Vengo a interponer RECURSO DE HABEAS CORPUS en favor de mi hijo DANIEL OSVALDO CARRA, que actualmente se domicilia en Villa Regina, Pcia. de Río Negro.

    Mi hijo, que trabaja, en su caráctrer de viajante particular en la zona de Valle del Río Negro, en ocasión de las Fiestas Navideñas, se trasladó hasta la ciudad de Punta Alta.

    Siendo las 4 horas, del día 26 de diciembre de 1976, mientras descansabas, transcurridas las horas de la cena Navideña, sonó el timbre de la casa de Alberdi 70 de Punta Alta, y una persona, acompañada de otros 4, expresó que se abriera, porque eran de la Policía. Luego de entrar a la casa y hacer retirar a una habitación al padre y a un futuro yerno, hicieron levantar al detenido DANIEL OSVALDO CARRA, y luego de hacerlo poner “boca abajo” en el suelo, lo esposaron y encapucharon. Ante los reclamos que hice, en el sentido que por lo menos lo vistieran, se llevaron la ropa, y me manifestaron que en breve días tendría noticias y que no me preocupara.

    Una vez efectuado el procedimiento, reclamé la presencia pollicial de la Comisaría local y posteriormente el Destacamente de la Base Naval y en ambas Reparticiones me manifestaron desconocer todo procedimiento y que pasara a formular la denuncia al día siguiente.

    Así se hizo, y se formó expediente en el Juzgado de la Pcia. (Juzg. Penal nº 2, Secret. 4 de los Tribunales) ordenándose el archivo, por no haber imputados.

    Desde hace más de un mes he deambulado por distintas dependencias policiales y de las Fuerzas Armadas para requerir información y no se me dió ninguna clase de satisfacción, en el sentido de saber exactamente sobre la detención...”

    b) Informe del Comandante de Operaciones Navales: Entre otros certificados negativos, a fs. 12 corre agregado el informe Nº 10/77 Letra COOP, PFE - firmado en Puerto Belgrano el 24/02/77 por el Comandante de Operaciones Navales -Vicelamirante Antonio VAÑEK- que textualmente expresó:

    “...Tengo el agrado de dirigirme a Vuestra Señoría a los efectos de poner en su conocimiento y en relación a su nota fechada el 17 del corriente mes, que en jurisdicción de la Base Naval Puerto Belgrano no se encuentra detenido el ciudadano OSVALDO CARRA...”

    c) Desestimación del recurso: Por resolución del 16/03/77 de fs. 13, el otrora Juez Federal MADUEÑO desestimó el recurso de hábeas corpus de fs. 1/2. al tener en cuenta que:

    “..Atento el resultado negativo de los informes solicitados a la Delegación local de la Policía Federal (fs. 8); Unidad Regional 5ta. de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (fs. 9); y Comando 5to. Cuerpo de Ejército (fs. 10)...”

    2. Causa 104 CFABB (Expte. 38/1979) “Carrá, Daniel Osvaldo S/ Recurso de hábeas corpus”: El 29/03/79 ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Juan Francisco SUTER, Secretaría Nº 3 del Dr. Hugo Mario SIERRA, Mercedes Leónida PEREYRA de CARRA interpuso otro recurso con idéntico resultado..

    a) Denuncia: En el escrito de fs. 1/2vta. la madre de CARRA señaló:

    “...Vengo a interponer Recurso de Habeas Corpus en favor de mi hijo Daniel Osvaldo CARRA, de 26 años de edad, domiciliado en calle Urquiza Nº 343, de Villa Regina, Provincia de Río Negro. El nombrado fue aprendido el día 26 del mes de diciembre de 1976, por un grupo de personas que “prima facie” actuaban en ejercicio de alguna forma de autoridad y que ejercían en el momento del secuestro una fuerza material irresistible.

    Nuestro hijo viajó a Punta Alta, como es nuestra costumbre de familia sumamente cristina, reunirnos a pesar de los kilómetros en las Fiestas Navideñas y siendo las 4 horas del día 26-12-76 mientras descansábamos, escuchamos el timbre, al ser atendida la puerta, la persona que se presentó manifestó ser de la Policía, que se trataba de un procedimiento y que abriéramos la puerta, requerimos a su pedido, con gran asombro para nosotros al ver que a continuación se presentaban cuatro personas más, encapuchados y uno con la cara descubierta camuflados con peluca, todos armados con grandes armas, a pesar de que no llevaban uniforme, se encontraban perfectamente vestidos, registraron a los presentes, se desplazaron por la casa y cuando dieron con el dormitorio, donde mi hijo dormía con su esposa en estado avanzado de gravidez, lo hicieron levantar, poner las manos en alto y le preguntaron su nombre, el mismo respondió de inmediato, a partir de ese momento lo hicieron poner boca abajo, lo esposaron y encapucharon, dado que se encontraba falto de ropa al llevárselo, les rogamos por favor le llevaran un pantalón, camisa y zapatos, a partir de ese momento es retirado de nuestro domicilio, no permitiéndonos salir.

    Atinamos a dar aviso telefónicamente a la Seccional Policial de la localidad, quienes contestaron que no tenían orden de procedimiento, a continuación y siempre por la misma vía, a Vigilancia y Seguridad de la Base Naval de Puerto Belgrano, distante cincuenta metros de mi domicilio, recibiendo en contestación estas palabras “tranquilicese señora y venga a hacer la denuncia mañana a las 8 hs., que está el persona de Informaciones Navales”

    Todas las gestiones realizadas hasta el presente ante Autoridades Policiales, administrativas y judiciales han dado resultado negativo, desde que ellas informan sin más trámite que el beneficiario del presente recurso no consta registrado como detenido.

    Pese a ello, en ejercicio de un derecho irrenunciable y de imperativo de conciencia y alentada por recientes pronunciamientos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, vuelvo a los estrados de la Justicia en defensa de la vida y la integridad física del nombrado...”

    b) Informe del Departamento de Seguridad de la Base Naval Puerto Belgrano: Entre otros certificados negativos, a fs. 17 corre agregado el informe Nº 64/79 -Letra BNPB, SFJ N.I. 506/79 BNPB PPE- firmado el 11/04/79 por el Jefe del Departamento de Seguridad - División Policía - de la B.N.P.B. -Capitán de Coberta Leandro M. MOLOBERTI- que textualmente expresó:

    “...Tengo el agrado de dirigirme a V.S., por especial encargo del Señor Jefe de la Base Naval Puerto Belgrano, haciendo saber que en ninguna de las dependencias a cargo de la Jefatura de la Base Naval, se encuentra o ha estado detenido DANIEL OSVALDO CARRA...”

    c) Desestimación del recurso: Por resolución del 27/04/79 de fs. 19, el otrora Juez Federal SUTER desestimó el recurso de hábeas corpus de fs. 1/2vta. al tener en cuenta que de los informes:

    “...colectados en autos resulta que la persona en cuyo beneficio se peticiona no se encuentra detenida en ninguno de los organismos de seguridad de esta jurisdicción no habiendo tampoco el Poder Ejecutivo Nacional dispuesto medida alguna restrictiva de la libertad de Carra...”

    3. Otras causas: En la causa 166/1978 caratulada: “Carrá, Daniel Osvaldo S/ Recurso de hábeas corpus” iniciada el 05/06/78 ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Guillermo Federico MADUEÑO, Secretaría 2 de la Dra. Gloria GIROTTI, y en la causa 104 CFABB (Expte. 95/1982) caratulada: “Carrá Daniel Osvaldo S/ Habeas corpus” iniciada el 08/11/82 ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Juan Francisco SUTER, Secretaría Nº 3 del Dr. Carlos Octavio MALTA

    4. Causa 104 CFABB (Expte. 15/1986) “Subsecretaría de Derechos Humanos s/ Denuncia Privación ilegal de la libertad u homicidio de Carra Daniel Orlando”: iniciada el 07/01/88 ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca a cargo del Dr. Alcindo ALVAREZ CANALE, Secretaría Nº 2 del Dr. Daniel José LABASTÍA, tiene agregada a fs. 31/32 la resolución dictada la Corte Suprema de Justicia de la Nación en “Competencia 206 Libro XXI “Carrá, Daniel Osvaldo s/ Desaparición” que en la revista “Delitos de lesa humanidad: Secretaría de Jurisprudencia” (1ra. ed. - CSJN Julio 2009) publicada en www.csjn.gov.ar/data/lesahumanidad.pdf se comenta de esta manera:

    “...(53) Nota de Secretaría: en la causa “Carrá, Daniel Osvaldo s/ desaparición”, sentencia de fecha 17 de diciembre de 1987 (Fallos: 310:2746), la Corte Suprema resolvió un conflicto de competencias trabado en un sumario donde se investigaba la privación ilegítima de la libertad de que habría sido víctima Daniel Osvaldo Carrá.La Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires, se declaró incompetente por considerar que el hecho investigado habría tenido lugar en bases navales o buques de guerra que dependían del ex Comando en Jefe de la Armada, con sede esta Capital y la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal afirmó que los lugares donde se habrían cometido los delitos investigados dependían del comandante de Operaciones Navales, cuya sede de comando se hallaba en la Base Naval de Puerto Belgrano. La Corte Suprema sostuvo que correspondía ejercer la función de control prevista en el art. 10 de la ley 23.049 -de modificación del Código de Justicia Militar- a la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca Provincia de Buenos Aires, por entender que la circunstancia de que los hechos en cuestión pudieran ser de los que corrompan o afecten el buen servicio de los empleados públicos de la Nación, determina que este sumario, en cuanto se refiere a la investigación de los hechos ilícitos cometidos y su autoría directa, corresponda a la competencia de la justicia federal. En el considerando 5º, el Tribunal sostuvo que “Emilio Eduardo Massera fue absuelto de todos los delitos que integraron el objeto del decreto nº 158/83, acerca de los que no hubo acusación condena, en virtud de la sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada dictada en la causa nº 13/84 por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal, por lo cual las órdenes que aquellas personas investidas de mando superior pudieran haber impartido en el caso, habrían sido transmitidas desde la sede del Comando de Operaciones Navales, cuyo asiento se hallaba en Puerto Belgrano, Provincia de Buenos Aires...” (pie de la pág. 86)

    La cuestión fue motivo de comentario por la Asociación por los Derechos Civiles en su libro “La Corte y los Derechos - Un informe sobre el contexto y el impacto de sus decisiones durante el período 2003-2004” (1ª ed. - Bs As., Siglo XXI Editores Argentina - ADC, 2005. pág. 285/286):

    “...En el caso “Carra” se analizaba una cuestión de competencia entre la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca y la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal de la Ciudad de Buenos Aires. Para ello era preciso determinar desde dónde se había dado la orden de secuestrar a Daniel Osvaldo Carra, hecho que había tenido lugar en diciembre de 1976 en Punta Alta, Provincia de Buenos Aires. Si la desaparición se había producido en bases navales o buques de guerra por órdenes emanadas del ex Comando en Jefe de la Armada con sede en la ciudad de Buenos Aires, correspondía la intervención de la Cámara Federal de dicha localidad; por el contrario, si el hecho había ocurrido en dependencias del Comandante de Operaciones Navales por órdenes de la sede ubicada en la Base Naval de Puerto Belgrano, correspondía la intervención del tribunal de Bahía Blanca. La Corte resolvió que el tema era competencia de la Cámara de Bahía Blanca. (Voto de los jueces Severo Caballero, Belluscio, Fayt, Petracchi y Bacqué.) Y la decisión se fundamentó en que “el ex comandante Eduardo Emilio Massera fue absuelto de todos los delitos que integraron el objeto del decreto 158/83, acerca de los que no hubo acusación ni condena, en virtud de la sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada dictada en la causa 13/84 por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal”. De ello se derivó lógicamente que “las órdenes que aquellas personas investidas de cargo superior pudieran haber impartido en el caso, habrían sido transmitidas desde la sede del Comando de Operaciones Navales, cuyo asiento se hallaba en Puerto Belgrano” (CSJN, “Carra, Daniel Osvaldo s/ desaparición”, competencia Nº 206, XXI, del 17/12/1987)

    -. Causa 297/87 Denuncia realizada por la madre:

    “...Siendo las 4 hs. del día 26/12/76... la persona que se presentó manifestó ser de la policía, que abriéramos la puerta porque se trataba de un procedimiento...a continuación se presentaban cuatro personas más, todos vestidos de civil portando armas largas, tres encapuchadas y dos con la cara descubierta... al dar con el dormitorio de mi hijo... lo hicieron levantar, poner los brazos en alto sobre la pared y le preguntaron su nombre... lo hicieron tirar al suelo boca abajo, lo esposaron y encapucharon... es retirado de nuestro domicilio, no permitiéndonos salir...El día 26-12 hicimos la denuncia... recibiendo en respuesta la negativa sobre el paradero de nuestro hijo. Debo agregar que en el transcurso de estos años, nos hemos enterado que mi hijo estuvo en la Base Baterías, de Puerto Belgrano, compartiendo con una ex desaparecida cuyo nombre es Diana Diaz...”.

    5. Causa 214 CFABB (Expte. 53937) “Carrá, Héctor Osvaldo denuncia privación ilegítima de la libertad víctima Daniel Osvaldo Carra en Punta Alta” ante el Juzgado en lo Penal 2 del Departamento Judicial de Bahía Blanca a cargo del Dr. Francisco Bentivegna, Secretaría 4 del Dr. Enrique José Montironi

    6. Causahabientes: “Carrá, Daniel Osvaldo s/ Sucesión” Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, Minería y Sucesiones de la Segunda Circunscripción de General Roca Provincia de Río Negro a cargo de la Dra. Adriana Mariano. De estado civil casado tenía una hija que quedó al cuidado de su madre.

    7. Sección Informaciones de la Prefectura Naval Zona Atlántico Norte: Ante lo ordenado el 24/09/08 (Cuerpo 19) la nombrada Perito informó a fs. 3032/3033vta., 3165/3169, 3524/3525 en la sede de la CPM -Calle 54 Nº 487 de La Plata- se encuentra los originales de los documentos impresos a fs. 3015/3164; fs. 3401/3523 previamente extraídos del material digitalizado en el “DVD 2 Prefectura Naval Argentina Greestone 2.72”, vinculados a la actuación -entre los años 1973/1990- de la PZAN:

    a) Impreso de los archivos de imágen TIF números 20132; 20141 y 20142 que contiene la carátula del Sr. Jefe Servicios Inteligencia Prefectura Zona Mar Argentino Norte (Sección Información) continuación del MEN PZAN IFI 09/984 “ESC” y ampliación del MEN PZAZ IFI 147/983 “ESC” punto 15.8 Items E fuente Propia, relacionado con Organizaciones de Derechos Humanos y los domicilios de familiares de DDTT presuntamente desaparecidos figurando entre otros CARRA Héctor Osvaldo y PEREYRA Mercedes Leónida de

    b) Impreso del archivo de imágen TIF número 20148 que contiene una página de la edición del 20/08/83 del diario La Nueva Provincia que bajo el título “Manifestación en Bahía Blanca” en “...repudio a la sanción de la ley de amnistía y de rechazo a las “nuevas leyes represivas”...” señala que “...Algunas fotos de desaparecidos que pudieron observarse correspondían a Daniel Carrá...”

    c) Impreso del archivo de imágen TIF número 20177 que contiene el Men PZAN IFI 130/83 “ESC” de identificación de los principales dirigentes, militantes, simpatizantes, colaboradores, etc. de la APDH BBlanca mencionando a L. de CARRA Mercedes

    d) Impreso de los archivos de imágen TIF números 70712; 70713 y 70714 que contiene la información obtenida del Expte. S-46/983 PZAN IF nota 74/983 “ESC” PZAN IFI fechado el 18/05/83 y firmado por el Perfecto Mayor Francisco María José SCUGLIA y el Subperfecto Osvaldo Gaspar SIEPE como Jefe Sección Informaciones para conocimiento de la “Comunidad Informativa Local” listando la nómina de personas que solicitaron recurso de “Habeas Corpus” ante el Juzgado Federal de Bahía Blanca y por presuntos “desaparecidos”, mencionando -entre otros- a Mercedes L. de CARRA

    8. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria y Legajo DIPBA de Daniel Osvaldo Carra, de fs. 2781/2813, cuerpo 14, Causa 04/07:

    Respecto de Daniel Osvaldo Carra se localizo una ficha personal con la siguiente información:

    “… Antecedentes sociales: Sol Paradero. Fecha de elaboración de la ficha: 29/11/79:

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo Nº 14230, caratulado “Solicitud de Paradero de Baratti, Héctor Carlos y 4 mas”. El legajo comprende la solicitud y las respuestas correspondientes de los organismos policiales, efectuadas entre junio y octubre de 1979, acerca del paradero de Daniel Osvaldo Carra. En todos los casos la respuesta es negativa.

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajos Nº 7111, caratulado “Secuestro de Daniel Osvaldo Carra”. En el legajo se encuentra la denuncia efectuada por Héctor Osvaldo Carra acera del secuestro de su hijo, Daniel Osvaldo; por parte de varios NN el 24 de diciembre de 1976.

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo Nº 14230, caratulado “Solicitud de Paradero de Baratti, Héctor Carlos y 4 mas”. El legajo comprende la solicitud y las respuestas correspondientes de los organismos policiales, efectuadas entre abril y mayo de 1980, acerca del paradero de Daniel Osvaldo Carra. En todos los casos la respuesta es negativa…”.

    En síntesis, de las constancias obrantes en autos se encuentra acreditado que Daniel Carra fue secuestrado el 26 de diciembre de 1976 en el domicilio de sus padres, y en horas de la madrugada. Posteriormente trasladado al CCD “Baterias” ubicado en dependencias de la Base Naval de Puerto Belgrano, donde fue interrogado y sometido a todo tipo de vejamenes y torturas. A pesar de las gestiones realizadas por su madre en busca del paradero de Daniel, hasta el día de hoy permanece desaparecido.


    III.26.- CASO SAUBIETTE, LEONEL EDUARDO:

    Entre marzo y abril de 1977 se encontraba prestando el servicio militar en la Base Naval Puerto Belgrano. Había anunciado a sus padres que su baja definitiva se produciría el 05/04/77. Ante la llegada de esa fecha sin que retornara al hogar, sus padres se comunicaron con la Base, donde les informaron que SAUBIETTE había salido de allí en la fecha referida. Fue secuestrado el 05/04/77 en la confiteria de la Estacion de Ferrocarril General Roca de Bahía Blanca el mismo día que fue dado de baja del servicio militar obligatorio, según le contara a sus padres el Suboficial Juan Bautista De los Santos. Permanecio en cautiverio en el CCD ubicado en dependencias de la Base Naval de Puerto Belgrano, siendo sometido a todo tipo de vejamenes.

    Aun permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación, lo que sumado a las numerosas evidencias, tratamientos similares que recibieron otras víctimas, lo probado en el resto de las causas que tramitan en el país y en el extranjero, nos lleva a la conclusión que estando privado ilegalmente de su libertad, fue ejecutado por sus captores utilizando algunos de los medios y métodos de los que habitualmente se valían, ocultando luego su cadáver en procura de la impunidad de sus autores.

    Vale destacar que para llevar adelante este tramo de su ilícito obrar, se valieron de lo que tenian a su alcance, participando de diferente forma varios integrantes de las fuerzas de tareas, grupos y unidades de tareas, últimándolo aprovechando la situación de indefensión que ellos mismos habían causado a partir de la forma en que lo tenían en cautiverio.

    Lo narrado se encuentra acreditado por las siguientes pruebas colectadas en la causa:

    Documental:

    1. Expte. 81727 caratulado: “Barone Ricardo Esteban; Saubitte Leonel Eduardo y Otros s/ Infracción Ley 20.840 y art. 198 bis del C.P.)”: Iniciado el 08/10/75 ante el Juzgado Federal N 1 de La Plata Secretaría N 2 ubicado en Calle 8 entre 50 y 51 de esa ciudad :

    a) Declaración de Leonel Eduardo SUBIETTE: Al prestar declaración indagatoria el 29 de septiembre de 1975 a fs. 49/49vta. ante la Instrucción Policial dijo:

    “...ser hijo de Francisco Leonel y de Irma Petrona Iturburu, ser argentino de 19 años de edad, soltero, instruído, estudiante, con domicilio en la calle Darregueira 133, Dpto. 3, de Banfield; dice haber nacido el día 10 de octubre de 1955, en Lomas de Zamora... Que el dicente cursó sus estudios secundarios en el Colegio Normal Antonio Mentruyt, de Banfield; que junto al dicente en los últimos años de dicho curso, también lo hicieron Ricardo Barone, Clara Rita Giannelli, Rosa Noemí Martorella, Sergio Daniel Guitler y Ruben Caviglia, entre otros. Que luego de terminar el secundario, el dicente junto con Barone y Clara Giannelli, se anotaron en la Universidad, Facultad de Lomas de Zamora, para seguir Comunicación Social, especializándose en Periodismo. Que a partir del corriente año, quedo solamente el declarante estudiando dicha carrera, ya que sus dos compañeros que nombrara, decidieron abandonar por el momento, ya que Barone está cumpliendo con el servicio militar y Clara Rita es su novia. Que periódicamente, los nombrados anteriormente, o sea sus ex-compañeros de estudios, juntamente con otras personas, a las cuales el dicente prácticamente desconoce, se reunen en la casa de Clara Rita Giannelli, y casi siempre el tema que tocan, es el extemismo, ya que la dueña de casa, al igual que su novio, Barone y el nombrado Caviglia, son integrantes de la organización extremista E.R.P. y en las reuniones son llamados por sus nombres de combate, como ser: Barone “Luis”, Caviglia “Carlos” y Giannelli “Elena”. Que el material que se estudia tratan todos sobre la guerrilla, siendo los más leídos “Estrella Roja” y “El Combatiente”, amén de otros libros similares; que el dicente en algunas oportunidades, ha llegado a leer, en dichas reuniones, pero no ha participado en la organización, ya que es poco el tiempo que tiene, porque de día trabaja y de noche estudia. Que sabe perfectamente, que como Barone, se encuentra en la conscripción, él de la unidad en que está, extrae informaciones y la entrega a la organización a la cual pertenece. Que el día veintisiete del cte. El declarante se encontró con Clara Rita, y ésta le comentó que su novio Ricardo Barone, había desaparecido, presumiendo que por sus actividades estaba detenido; que de inmediato el declarante se ofreció acompañarla, para tratar de ubicarlo, cosa que resultó inútil; que cuando regresaron a la casa de Clara, en la misma se encontraba la Policía, quienes procedieron a detener al dicente y a otras personas, y además secuestraron material didáctico subversivo, de un sótano de la finca.- Que es todo cuanto tiene que declarar al respecto. Seguidamente se le exhibe el acta de fs. … ratificándola en todo su contenido y reconociendo como de su puño y letra una delas firmas que figuran al pie de la misma; también se le muestra el material secuestrado, reconociendo a partir del mismo como el que leían en las reuniones. Se le hace saber que se encuentra detenido e incomunicado por el término de Ley, por estar acusado de INFRACCIÓN A LA LEY 20.840, causa en la que interviene el sr. Juez Federal Dr. Jorge B. Aquino, Magistrado ante quien queda librada la situación....”

    b) Resolución: A fs. 586 y ss.

    “...RESULTA: I.- Que en el caso de autos se encuentra legalmente probado que le día 26 de septiembre del año 1975, siendo las cinco horas, personal policial perteneciente a la policía de la provincia de Buenos Aires, constituidos en la intersección de la calle Juan de Garay y Avenida Hipólito Irigoyen de Remedios de Escalada, detuvieron a una persona que vestía el uniforme del Ejército Argentino, el que resultó ser Ricardo Esteban Barone, quien a la sazón prestaba servicios como soldado conscripto en el Batallón de Construcciones 601 de Villa Martelli. Convenientemente interrogado y requisado en presencia de un testigo hábil, se le encontró en el interior de un bolsillo de su chaquetilla: un sobre abierto, dirigido a una persona de pseudónimo “Carlos”; en el interior del mismo había un plano de la Guarnición Militar a la que pertenecía el procesado Barone; e igualmente un papel copia, con membrete del “E.R.P.”, con el detalle manuscrito de nombres y apellidos de personal, de oficiales y suboficiales que revistaban en el mencionado batallón.

    Que ese sobre debía ser entregado al mencionado “Carlos”; después se supo que era el procesado Rubén Oscar Caviglia. A consecuencia de este procedimiento y en consonancia con las declaraciones de Barone se iniciaron una serie de procedimientos en cadena: uno de los cuales, en la morada sita en la calle Bynon 2767, de José Mármol, Pdo. De Almirante Brown, en donde habitaba la esposa de un guerrillero muerto en un procedimiento de fuerzas combinadas, Mabel Maldonado de Montoto, de donde se secuestró material de lectura subversiva y una escopeta, calibre 16. En otro procedimiento realizado en el establecimiento industrial “Metalúrgica Termex” se procedió a la detención de Juan Carlos Stevano, con nombre de guerra “Domingo”. Por indicaciones brindadas por Stevano, se destapó un pozo en el terreno de su propiedad, hallándose un cajón de madera conteniendo un fusil automático liviano (FAL), calibre 7,62, N18227, desarmado; y un fusil automático liviano (FAL), calibre 7,62, N 22857, desarmado. Ambos con sello e inscripción “Ejército Argentino”. En otro procedimiento en la finca de la calle Juan de Garay N 35, de Remedios de Escalada, partido de Lanús, se detuvo a Rubén Oscar Caviglia, con nombre de guerra “Carlos”. Este confesó ser el responsable del grupo o célula a la que pertenecen los procesados de autos, sabiéndose que en dicho domicilio se realizaban reuniones de adoctrinamiento, secuestrándose literatura subversiva en número superior al necesario para la propia información; planos, papeles con inscripciones sugerentes como: “levantar cita a las 20. Municiones”.

    Constituída el día 27 de septiembre de 1975, la comisión policial en la finca de la calle Avellaneda N 299 de la localidad de Temperley, se procedió al allanamiento y a la detención de varias personas, dentro de las cuales se encontraba la procesada Clara Rita Giannelli, con nombre de guerra “Elena o Petisa”, novia del procesado Barone y presuntamente “encargada de trío”; allí se procedió también, al secuestro de material subversivo, en cantidades que hacen presumir que los tenía para el adoctrinamiento y distribución.

    A indicación del procesado Juan Carlos Stevano, el día 29 de setiembre de 1975, una comisión policila se constituyó en una finca ubicada en las calles Perú y Florencio Sánchez, del barrio de “Altos de Monte Grande”, de Monte Grande; en donde a instancias de este procesado, se procedió a destapar un berretín hecho en el fondo de la casa, a uno veinticinco centímetros bajo tierra, de donde se secuestraron cuatro latas de pólvora, de 100 gr, cada una. Interrogado Stevano expresó que la pólvora serviría “para confeccionar cartuchos con munición posta para escopeta Itaka”.

    De la deposición ante la instrucción prestada por el procesado Ricardo Esteban Barone, surge que fue compañero de colegio secundario de Rubén Oscar Caviglia, Clara Rita Giannelli y otros y con ellos mantuvo frecuente trato aún después de finalizados los estudios secundarios, efectuando reuniones todas las semanas, en casa de su novia Clara Giannelli. Este confiesa que a partir del 22 de agosto de 1973, conmemorando la fecha de los “Muertos de Trelew”, realizó su primer contacto con la organización subversiva “E.R.P.”, conjuntamente con su compañera, la que poseía el nombre de combate de “Graciela”. Agregando después, que un compañero de organización de nombre “Maco”, le dijo, que como tenía que ingresar a la organización, no debía efectuar otra tarea que no fuera la de entrar en contacto con el “frente enemigo”, en donde luego de reclutados por el Ejército Argentino, debe recoger información de carácter militar, que debe ser pasada a la organización, cosa que hacía por intermedio de Caviglia...

    Si bien es cierto que el obrar del procesado Ricardo Barone, no se ha comprobado otras acciones que no sean las de: tomar parte en la organización E.R.P., las de pasar informaciones militares a dicha organización y la de realizar todas las actividades secretas que ello implica; estas, aunque no exterioricen violencia, como dice el sr. Defensor, demuestran una conducta insidiosa, viscosa y subrepticia. Y como consecuencia de ese obrar pudieron devenir males mayores como homicidio de personal militar, asalto a cuarteles, etc. Resulta, entonces, incontrastable su grado de peligrosidad. En otras épocas y bajo otras legislaciones hubiera merecido la pena máxima ejecutada, con el ceremonial correspondiente a los espías y traidores...” ((fs. 586vta./587 y fs. 593)

    2. Causa 13746 caratulada: “Saubiette Leonel Eduardo s/ Víctima Privación ilegítima de la libertad en Bahía Blanca”: que tramitó por ante el otrora Juzgado Penal Nº 3 del Departamento Judicial Bahía Blanca, Secretaría Nº 6 a cargo del Dr. Carlos Silva ACEVEDO;

    a) Declaración de Petrona Irma IRIBURU de SAUBIETTE: En la audiencia del 30/08/83 la madre de SAUBIETTE prestó el siguiente testimonio:

    “...Que en los primeros días de abril de 1977 su hijo debía ser dado de baja en la Base de Puerto Belgrano donde cumplía con su servicio militar.- Que lo esperaron y al no recibir noticias, llamaron por teléfono a la Base, siéndoles expresado que no podían darle información alguna en forma telefónica.- Que entonces su esposo se constituyó en Bahía Blanca y de allí fue a la base donde le fue informado que su hijo había sido dado de baja el día 5 de abril de 1977.- Que preguntó si no podían haberle retenido algunos días siéndole informado que no.- Que ante ello su esposo fue hasta Bahía Blanca y recorrió las Comisarías, los Hospitales y las Morgues de éstos, sin ubicar a su hijo.- Que regresó y fue hasta el Comando en Jefe de la Armada, donde se le exhibió la ficha correspondiente a su hijo expresándole que el mismo había sido un buen soldado durante su incorporación y que tenían la seguridad de su baja, dado que habían remitido su libreta para la devolución.- Que debe poner de manifiesto que su hijo se desempeñó durante el tiempo de su incorporación a la Marina, en la Sección Máquinas en el buque “Mocoví” y cuando su esposo estuvo en la Base el Jefe de su hijo, con quien el mismo solicitó hablar, no lo recibió.- Que aproximadamente a los dos meses de esto, se presentó en su domicilio el Cabo Principal Juan De los Santos, quien les manifestó que su hijo había estado con él y que por comentarios que escuchó en la base, el mismo al ser dado de baja se dirigió a la Estación de Bahía Blanca.- Que cuando se encontraba allí, se presentó un a comisión que titulándose perteneciente a la Policía Federal lo detuvo.- Que el suboficial les comentó que ello lo sabía por comentarios escuchados.-Que mientras su hijo prestaba servicios en la Marina, a mediados del año el barco “Mocoví” al que estaba asignado, en una oportunidad vino hasta Buenos Aires.- Que su hijo durante la estadía del buque iba a la mañana al barco y regresaba aproximadamente a las dos de la tarde.- Que uno de los días en que estaba y antes que llegara, se presentaron en su domicilio once hombres de civil con armas largas quienes se titularon policías y al no serles franqueado el acceso por la declarante, dado que se negaban a mostrar sus credenciales, tiraron abajo la puerta, ingresando a la casa por la fuerza.- Que revisaron íntegramente su domicilio y preguntaron por su hijo, llevándose una foto del mismo.- Que durante el año 1975, mientras su hijo cursaba la carrera de periodismo en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, se produjo la detención del mismo juntamente con otros compañeros por presunta infracción a la ley 20.840, tramitándose por tal motivo una causa ante el Juzgado Federal N 1 de La Plata, Secretaría N 2, en la cual su hijo fue sobreseído.- Que durante su vida estudiantil tuvo actuación política en la Universidad en la Juventud Peronista.- Que desde la fecha de su desaparición no ha tenido noticia alguna de su hijo....”.

    b) Declaración de Juan Bautista DE LOS SANTOS: En la audiencia del 4 de mayo de 1984 declaró:

    “...Conoce a Leonel Eduardo Saubiette y manifiesta que no le comprenden las generales de la ley que le son explicadas.- A preguntas formuladas por S.S. dijo: Que el compareciente ingresó en la Marina de Guerra como Suboficial en el mes de mayo de 1964, yéndose de baja el día 31 de Diciembre de 1.977.- Que en el año 1.976 ingresó como conscripto Leonel Eduardo Saubiette en el Departamento de Servicio Marítimo en la Base Naval de Puerto Belgrano.- Que durante casi todo el período de servicio militar el compareciente estuvo con Saubiette, subordiando del compareciente.- Que no recuerda la fecha exacta, en los primeros días del mes de Abril del año 1977 Saubiette fue dado de baja por licenciamiento total de la clase.- Que algunos días antes del licenciamiento el que expone se despidió de Saubiette con el cual había una cierta amistad, máxime que el declarante conocía a sus padres.- Que pasado más o menos un mes y medio de la baja de Saubiette, el dicente se entera por boca de unos compañeros de la Marina, que Saubiette había desaparecido, mejor dicho, había sido detenido encontrándose con el Cabo Segundo Electricista de apellido Pérez, en el bar de la Estación Sud de esta ciudad.- Que no recuerda los nombres de los camaradas que le expusieron este detalle.- Que el cabo Segundo Electricista de apellido Pérez, que revistaba en el Departamento Servicio Marítimo de la Base Naval de Puerto Belgrano en el año 1.977, hizo comentarios ente sus compañeros recordando en este momento al Suboficial Segundo Maquinista de Apellido Toñuti y Suboficial Principal Maquinista Esquivel, que en ocasión de encontrarse con Saubiette en el bar de la Estación fueron detenidos.- Que recuerda que sus compañeros le hicieron saber que Pérez decía que estando en el bar con Saubiette, llegaron dos personas, que se identificaron como policías y los llevaron detenidos.- Al llegar a un auto, dejaron en libertad a Pérez, llevándose detenido a Saubiette.- Que no escuchó ningún comentario acerca de las características físicas de los captores, como así tampoco el tipo de rodado que utilizaron.- A nuevas preguntas formuladas por S.S. dijo: Que el compareciente nunca habló con su ex-compañero Pérez.- A nuevas preguntas formuladas por S.S. dijo: Que no recuerda apellidos ni nombres de conscriptos compañeros de Saubiette.- Que no tiene conocimiento si en la Estación Sud al ocurrir la detención de Saubiette, se encontraban conscriptos compañeros del nombrado.-Que obviamente el declarante estima que el Suboficial Pérez puede aportar detalles concretos acerca del hecho que se investiga.- Se hace presente en el acto el Señor Fiscal Dr. Luis Alberto Kotter.- A preguntas formuladas por S.S. dijo: Que Saubiette prestaba servicios en el remolcador Mocoví, haciéndolo juntamente con cuatro o cinco conscriptos cuya identidad no recuerda.- Que recuerda a algunos sobrenombres como “pampeano”, “rosarino”, “misionero” y “entrerriano”.- Estos sobrenombres hacían referencia a su provincia natal.- Que el dicente era el superior dentro de la dotación permanente del remolcador.- Que en una oportunidad le comentó Saubiette que había sido detenido en el transcurso del año 1.975 y que su detención duró aproximadamente diez días, sufriendo esta en al ciudad de La Plata.- También por boca de Saubiette se enteró que entre los detenidos habían dos “subversivos”.- Que también se enteró por el mismo medio que durante su incorporación a la Marina, su domicilio en Banfield había sido allanado en dos oportunidades.- Que durante el período que Saubiette estuvo bajo bandera, no fue molestado para nada por sus superiores de la Marina, por lo menos así lo tiene entendido el exponente.- Que el declarante supone que al momento de producirse la incorporación de Saubiette, se debió haber conocido el antecedente policial a que hace referencia, pues se exige la presentación de los correspondientes certificados de buena conducta, todo esto lo supone.- Que cuando se da de baja al personal, son provistos de pasaje hasta el domicilio.- A nuevas preguntas formuladas por S.S. dijo: Que el Suboficial Pérez, que si mal no recuerda era de nombre “Marcelo” se trataba de una persona morocha, de contextura robusta, altura aproximada al metro setenta.- Que del grupo que pertenecía a la dotación del “Mocoví”, tiene entendido el que habla, que el único que fue dado de baja en los primeros días de Abril de 1.977, fue Saubiette.- A nuevas preguntas formuladas por S.S. dijo: Que según opinión del compareciente, Saubiette no tenía ningún tipo de relación con la subversión.- Que nada más desea agregar.- Con lo que terminó el acto y previa lectura que se dio de la presente, se ratifica íntegramente de su contenido, firmando después de S.S., juntamente con el Dr. Luis Alberto Kotter y por ante mí de lo que doy fe....”

    3. Causa 2/78 D caratulada: “Saubiette Leonel Eduardo s/ Hábeas corpus en su favor” Juzgado Nacional en lo Criminal de Capital Federal a cargo del Dr. César Marcelo Tarantino Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal Sala I (res. 30/04/79);

    4. Informe del Ministerio de Defensa: Por resolución de fs. 2354 del 22/07/08 se ordenó al Ministerio de Defensa de la Nación un informe sobre la fecha de ingreso, último destino y egreso al servicio militar obligatorio en la Armada Argentina de SAUBIETE con remisión -en copia auténtica- de toda la documentación relacionada con el mismo existente en la mencionada Fuerza Militar.

    A fs. 3597 con fecha 06/09/08 el Jefe del Estado Mayor General de la Armada -AL Jorge Omar GODOY- informó lo siguiente:

    “...CC55 MR 427333 SAUBIETTE Leonel Eduardo DNI 11.786.199 Ingresó: 04/03/76 Egresó: 01/04/77 Ultimo Destino: BASE NAVAL PUERTO BELGRANO (BNPB)...”

    5. “El Escuadrón Perdido... La verdad sobre los 129 soldados secuestrados y desaparecidos durante el gobierno militar”: En este libro de la editorial Planeta Argentina SA (Bs. As. 1998) su autor -el Ex-Capitán del Ejército Argentino José Luis D'ANDREA MOHR, entre los soldados desaparecidos en la “Zona 5” menciona, en la pág. 260, a las víctimas de la causa 04/07: MELLINO Helvio Alcides, SAUBIETTE Leonel Eduardo y AGUILAR Guillermo Aníbal:

    En relación a éste último -pág.275/276- afirma lo siguiente:

    “...Saubiette, Leonel Eduardo Nació: año 1956 Desapareció: 5 de abril de 1977 Unidad: Base Naval de Puerto Belgrano - Jefe: Capitán de navío Zenón Saúl BOLINO - Comandante de Zona: General Osvaldo R. AZPITARTE - Comandante de Subzona: General Abel Teodoro CATUZZI - Jefe de Area de secuestro: Teniente coronel J. MANSUETO SCHWEDEN - Jefe del Destacamento de Inteligencia 181: Teniente coronel Antonio LOSARDO - Leonel Eduardo fue destinado como soldado marinero al remolcador ARA Mocoví para cumplir con el servicio militar. Después de unos meses en el Apostadero Naval Buenos Aires, el buque fue trasladado a la Base Naval Puerto Belgrano. Desde los primeros días de mayo de 1977 y hasta el 13 de ese mes, Leonel estuvo en su casa de licencia y anunció a los padres que la baja definitiva sería el 5 de abril. Llegó la fecha esperada por la familia, pero el hijo no retornó. Sus padres llamaron por teléfono a Puerto Belgrano y les contestaron que el joven había sido licenciado definitivamente el 5 de abril de 1977 y que se le proveyó pasaje para llegar a su casa en Banfleld. (Años después, ante un requerimiento de la OEA, el Estado argentino respondió que la fecha no fue el 5 sino el 12 de abril de 1977.) El 13 de abril de 1977 el padre de Leonel viajó a Puerto Belgrano y pidió entrevistarse con algún responsable, pero lo atendió el jefe de guardia. Retornó a Buenos Aires y en el Comando en Jefe de la Armada tampoco obtuvo información sobre su hijo; para los marinos el muchacho era un civil. El 12 de julio de ese año se presentó en casa de la familia SAUBIETTE el suboficial Juan DE LOS SANTOS, superior inmediato del desaparecido. Este hombre narró a los padres de Leonel que el conscripto había sido detenido por varias personas de civil en la estación de Ferrocarril Roca, en Bahía Blanca. Esa fue la única noticia acerca de la desaparición de Leonel Eduardo SAUBIETTE...”

    6. Sección Informaciones de la Prefectura Naval Zona Atlántico Norte: Ante lo ordenado el 24/09/08 (Cuerpo 19) la nombrada Perito informó a fs. 3032/3033vta., 3165/3169 3524/3525 en la sede de la CPM -Calle 54 Nº 487 de La Plata- se encuentra los originales de los documentos impresos a fs. 3015/3164; fs. 3401/3523 previamente extraídos del material digitalizado en el “DVD 2 Prefectura Naval Argentina Greestone 2.72”, vinculados a la actuación -entre los años 1973/1990- de la PZAN:

    a) Impreso de los archivos de imágen TIF números 20081; 20083; 20084; 20085 y 20086 que contiene las conclusiones de la Delegación Bahía Blanca de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) fechada el 04/09/84 con las listas de los muertos y los desaparecidos dentro y fuera de esta ciudad (Anexos A, B, C y D) nombrando -entre otros- a SAUBIETTE Leonel E. en el último.

    7. Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA): En razón de la noticia publicada el 30/03/08 en Página/12 en su sitio de Internet que textualmente decía:

    “…Fueron rescatadas hace siete años por fotógrafos socios de ARGRA que recibieron un llamado que avisaba que el diario La Razón estaba tirando sus archivos fotográficos a la basura”, cuenta Lucila Quieto, desde la Fototeca de la Asociación. Lo mismo pasó en el diario El Cronista Comercial, que a su vez tenía el archivo del ya desaparecido Tiempo Argentino. Varias bolsas de consorcio llenas de sobres fueron recuperadas entonces y guardadas para una posterior visualización... La clasificación de las fotos llevó algunos años: había más de 500 sobres carcomidos por el tiempo y maltrechos por la humedad, con imágenes de diferentes momentos políticos, económicos y sociales, en un rango que va desde la década del '50 hasta el 2000. Dice Lucila: “En el trabajo de clasificación fuimos separando los sobres que nos llamaban la atención por el rótulo que tenían: 'Subversión', 'Terroristas', 'Extremistas'. Fuimos encontrando las piezas y uniendo las fotos con artículos periodísticos, reconstruyend esas historias...”

    Se solicitó al Director de ARGRA información sobre si el 24 de marzo de 2008 se había inaugurado en su sede de calle Venezuela 1433 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la muestra “Archivos incompletos”, quién remitió copia de toda documentación relacionada con el “...DESAPARECIDO. La foto de Leonel Saubiette iba directo al camión recolector cuando fue rescatada por los fotógrafos de ARGRA...”.

    8. La División Perdida:

    a) Escuela Nacional Normal Mixta Superior “Antonio Mentruyt”, (v. fs. 1174/1179, cuerpo 6, Causa 04/07): La Escuela de Educación Media Nº 21 ubicada en calle Manuel Castro 990 (altura Avda. H. Yrigoyen al 8000) de la ciudad de Banfield -Partido de Lomas de Zamora- informó que SAUBIETTE, Leonel Eduardo había cursado sus estudios secundarios en la Escuela Nacional Normal Mixta Superior “Antonio Mentruyt” que allí funcionaba, expidiéndose al mismo el Título de Bachiller mediante el Certificado Analítico del 15 de abril de 1974 (Copiador Bachillerato Folio 314-315 Libro Calif. Nº P-189)

    b) Obra Social para la Actividad Docente: En la página “Destacados del mes” del “Mundo Docente” del sito www.osplad.org.ar perteneciente a OSPLAD -nacida sobre la base de la antigua Dirección de Obra Social del Ministerio de Educación (DOSME)- conducida por un Consejo de Administración integrado por representantes de AMET, CTERA, SAEOEP y SOEME.

    Natalia Vinelli bajo el título “A 30 años del golpe” en http://www.osplad.org.ar/mundodocente/mundodocente2006/destacados/notas/abril_mayo_06/ladivisiondesaparecida.htm reseña:

    “...El jueves 23 de marzo, y con motivo de cumplirse 30 años del último golpe militar, se realizó un homenaje a los 29 compañeros desaparecidos y asesinados por el Terrorismo de Estado de la Escuela Normal Antonio Mentruyt de Banfield.

    Evangelina Carreira, Beatriz Quiroga, Guillermo Tamburini, Eduardo Streger, Osvaldo Plaul, Máximo Wettengel, Juan María Castro, José Ventura, Miguel Butrón, Alicia Chihee, Alicia Cerrota, María C. Pósperi, Raúl Ceci, Hugo Rizzo, Norma Cerrota, Sergio Cotter, Luján Papic, Patricia Ronco, Silvia Streger, Claudia Istueta, Julio Montoto, Mario Geffner, Beatriz Le Fur, Mabel Fernández Ochipinti, Víctor Galuz, Leonel Zabúllete, Margarita Ercole, Rubén Gerenschtein, Mónica Tressaco. Y los compañeros que aún no hemos podido ubicar. ¡PRESENTES!

    Fueron veintinueve compañeros que pasaron por estas aulas como mis viejos, mi tía, mis hermanos, mis primos y yo. Todos alumnos o egresados del ENAM de Banfield, desaparecidos y asesinados por el terrorismo de Estado. Veintinueve compañeros, casi un curso completo: una división desaparecida.

    El jueves 23, bajo un sol abrasador, la Comisión de Ex Alumnos y los familiares y amigos de las víctimas dieron comienzo a un emotivo acto de homenaje a los caídos. Apenas pasadas las 10 un grupo de chicos y chicas de 16 o 17 años se formó frente al escenario. Cada uno llevaba una pancarta con la foto de uno de los desaparecidos: “Ellos vienen erguidos porque se fueron dignos, altivos como alumnos... Ellos vienen, lo presiento con otros cuerpos y otras voces, y haremos otro mundo...”, señalaba la convocatoria.

    Tras ellos ingresaron la bandera y sus escoltas; el himno de Charly que en su momento causó polémica unificó las voces de los presentes. Después de treinta años, el encuentro de las generaciones conjugaba el repudio al golpe genocida, la pelea por la memoria y las formas de la institución escolar haciéndose cargo del pasado reciente.

    “Tenemos que incluir estos temas en la currícula”, expresó desde el micrófono una docente mientras la representante de la comisión organizadora destacaba que “un homenaje a nuestros compañeros merece mucho más que este acto, un mural o una escultura. Merece que se siga trabajando con los actuales docentes por la memoria de esos compañeros que es también la memoria histórica de la Argentina. Merece que los familiares y amigos de los muertos y desaparecidos que están aquí presentes sepan que no nos olvidamos de nuestros compañeros que lucharon por más igualdad y más oportunidades para todos. Merece que los compañeros acá presentes y que sufrieron detención y tortura sepan que tienen el abrazo y el cariño de nosotros para toda la vida. No es sólo el recuerdo lo que nos une. Es la memoria la que nos convoca. Memoria es la historia de los pueblos que no dejan de luchar por sus ideales, por sus convicciones, por sus semejantes”.

    La Escuela Normal Antonio Mentruyt (actualmente ENNSAM) abrió sus puertas hace casi 100 años. Es una de las más grandes de la zona sur, ocupa toda una manzana y tiene una importante tradición de organización estudiantil. Sus largos pasillos y amplias aulas fueron testigos de nuestros primeros gestos de rebeldía, en el invierno de 1984, cursando el séptimo grado, al cambiar el pulóver estrictamente azul sobre el guardapolvo blanco por un burma rojo estridente.

    El jueves daban vueltas por el patio Madres de Plaza de Mayo, Gustavo Lerer, dirigente de los trabajadores del Garraham; Víctor De Gennaro, de la CTA; Julio Bazán, periodista de Canal 13; el cantante popular Ignacio Copani, autoridades de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y del municipio. Diferentes promociones, profesores y familiares, amigos y compañeros, se mezclaron en abrazos una y otra vez.

    Entonces las chicas del Centro de Estudiantes, superando los nervios, subieron al escenario y vincularon el pasado con el presente. Recordaron la situación de militarización que se vive por estos días en el pueblo de Las Heras, en la provincia de Santa Cruz, y luego llamaron “a la lucha por aumento de sueldos, por una nueva ley de educación, por trabajos dignos y en blanco. No podemos ni debemos dejar que tantas vidas, tanta sangre, tanto dolor sea en vano. El pasado no se puede cambiar pero el futuro sí y depende de nosotros. Y no hay mejor forma de recordar y homenajear a los que dieron la vida luchando que no dejar que esa lucha muera”.

    En el gimnasio, después de escuchar la conmovedora participación musical de Pablo Geffner, me encontré con Roberto Pazos, profesor del secundario cuyas extraordinarias clases de geografía todavía recuerdo. En las paredes colgaban nuevamente las fotos de los compañeros desaparecidos; allí los familiares y los amigos colocaban las rosas que los estudiantes habían repartido durante la mañana. Beatriz Le Fur, como tantos otros, estaba llena de flores. Mi mamá se acercó y me pidió que le sacara fotos a Norma Cerrota y a su hermana Alicia. Estaban hermosas y llenas de vida.

    Sobre el final, en el hall del colegio al que asistí durante 12 años, estudiantes y alumnos inauguraron un mural colectivo por la memoria. Y me detuve a leer una frase al pie del afiche de la convocatoria: “Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que se le debe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas, y después de vacilar algún tiempo entre mil incertidumbres, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos, sin destruir la tiranía”. Mariano Moreno.

    Discurso leído durante el acto de homenaje a “La división perdida” de ENAM

    PALABRAS DE LA COMISIÓN DE EX ALUMNOS

    Nos gustaría contarles a todos -especialmente a ustedes, alumnos actuales de esta escuela- por qué este acto es diferente de otros.

    Hace unos meses comenzamos a reunirnos compañeros de muchas promociones que estudiaron en estas aulas. Nuestro objetivo era homenajear a los alumnos o egresados de esta escuela, nuestros compañeros, que fueron víctimas del Terrorismo de Estado.

    Mientras tratábamos de organizar este día surgía entre nosotros la pregunta: ¿Cómo transmitirles a ustedes jóvenes de hoy lo que fue una nefasta experiencia y que deseamos nunca más se repita?

    El tema se debatió hasta el más mínimo detalle en cada reunión. Esperamos poder expresarnos hoy de la manera más simple, transmitirles nuestra memoria, que es también la de ustedes, porque es una de las formas como se va construyendo la memoria, de generación en generación.

    Este grupo de alumnos y egresados que homenajeamos hoy vivió durante la época en que se instaló el Terrorismo de Estado. La última dictadura militar que empezó con el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, cuyo 30ª aniversario se cumple mañana, perpetró crímenes de “lesa humanidad”: secuestró, torturó y asesinó arrojando ciudadanos vivos al mar desde aviones militares en los llamados vuelos de la muerte, y así hizo desaparecer los cuerpos. Se apropió de bebés nacidos en cautiverio robándoles su identidad. Hoy son jóvenes buscados por las Abuelas y toda la sociedad.

    La excusa que dio la dictadura para ejecutar ese sangriento plan represivo fue la lucha contra los grupos guerrilleros, pese a que ya para 1976 éstos estaban muy debilitados y en retirada. En verdad, los militares aplicaron un plan sistemático de extermino de opositores de cara a imponer un plan económico cuya continuidad en los años posteriores aún seguimos sufriendo con todas sus consecuencias, instalando la Argentina de la desigualdad y la exclusión.

    Si bien la dictadura puso en práctica el terrorismo de Estado, éste no se inició en 1976. Hay muchos antecedentes históricos: los fusilamientos de Trelew en 1972; el accionar de la banda terrorista estatal “triple A”, que luego quedó incorporada al poder de facto. Solo con estas persecuciones y crímenes fue posible implantar un modelo económico que beneficiaría a unos pocos e incrementaría la pobreza y la desigualdad.

    Las Fuerzas Armadas no actuaron solas. Muchos partidos políticos y otras instituciones apoyaron y celebraron el golpe de Estado. La población en general, por ignorancia, por miedo o por indiferencia, colaboró en cierto modo, mirando hacia otro lado. Entonces se decía: “algo habrán hecho”, o se difundía el eslogan “el silencio es salud”. También después, ya instalada la democracia, se buscaba justificación con: “no sabíamos que esto pasaba”.

    Sin la complicidad civil esto no hubiera sido posible. De ahí la importancia de luchar contra el olvido y el silencio. La verdad como valor es parte de la memoria. Por eso el motivo que nos reúne hoy, NO ES UNA CELEBRACION sino un acto de REPUDIO. Repudiamos a los que usurparon el poder y produjeron miles de víctimas.

    Los repudiamos no solamente por los crímenes y las siniestras desapariciones sino porque los atropellos a todos los derechos humanos tuvieron consecuencias en nuestra vida cultural, social y política, produciendo además miles de exiliados y encarcelados.

    Queremos expresar nuestro repudio y recordar a nuestros compañeros desaparecidos con un homenaje a su memoria. Y un homenaje a nuestros compañeros merece mucho más que este acto, un mural o una escultura. Merece que se siga trabajando con los actuales docentes por la memoria de esos compañeros que es también la memoria histórica de la Argentina.

    Merece que los familiares y amigos de los muertos y desaparecidos que están aquí presentes sepan que no nos olvidamos de nuestros compañeros que lucharon por más igualdad y más oportunidades para todos.

    Merece que los compañeros acá presentes y que sufrieron detención y tortura sepan que tienen el abrazo y el cariño de nosotros para toda la vida.

    No es sólo el recuerdo lo que nos une.

    Es la memoria la que nos convoca.

    Memoria es la historia de los pueblos que no dejan de luchar por sus ideales, por sus convicciones, por sus semejantes. Como lo hicieron los compañeros de “La división perdida” de ENAM.

    ¿Por qué la DIVISIÓN PERDIDA de la ENAM? Porque tantos son los compañeros muertos y desaparecidos como para conformar una división entera de la escuela. Ellos fueron parte de esta escuela y de su historia.

    ¿Qué fue lo que se perdió y qué no? Perdimos a compañeros valiosos. Reconocemos en ellos su espíritu de lucha, su compromiso por una transformación social con mayor equidad y justicia. Precisamente hoy, cuando esos valores solidarios han sido reemplazados por el proyecto individual, el consumismo, la frivolidad, el afán de éxito a cualquier costo.

    Ellos no están pero su ejemplo de compromiso perdura en nosotros, no se ha perdido. Eran nuestros amigos, compañeros, hermanos. Hoy homenajeamos a 29 de nuestros compañeros sabiendo que hubo 30.000 desaparecidos en todo el territorio.

    Ellos amaban la justicia. Querían un país con educación, trabajo y salud para todos. Honrar la VIDA de estos compañeros queridos es hoy luchar contra la injusticia, la pobreza, las desigualdades, la impunidad, el autoritarismo. Es luchar por la DEMOCRACIA política y también económica, por la salud y la educación pública, obligatoria y gratuita, por el salario y la vivienda dignos.

    Es, en suma, pensar que hay otros caminos, otros futuros posibles que pueden encarnar en el compromiso que cada uno de nosotros queramos asumir.

    Gracias a todos por acompañarnos...”

    En síntesis, de las constancias obrantes en autos se tiene por acrditado que Leonel Saubiette, fue secuestrado el 5 de abril de 1977 el mismo día en que fue dado de baja del serivicio militar obligatorio cumplido en la Base Naval de Puerto Belgrano. Permanecio en cautiverio en el CCD Base Naval Puerto Belgrano, donde fue interrogado y sometido a todo tipo de tormentos; para luegos ser ejecutado, desconociendose el modo y los medios empleados por sus captores; ya que a pesar de las gestiones realizadas por su familia, el cuerpo de Saubiette permanece al día de hoy desaparecido.


    III.27.- CASO MELLINO, HELVIO ALCIDES:

    Ingresó al servicio militar el 02/03/76, siendo asignado a la Base Naval Puerto Belgrano. El 03/09/76 un grupo de civiles armados allanó la casa de sus padres en La Plata. En octubre del mismo año, MELLINO fue transferido de la Sección Imprenta a la Sección Baterías, donde no cubría guardias ni tenía puesto fijo. Tras largo tiempo sin recibir noticias del hijo, los padres de MELLINO viajaron a Puerto Belgrano, donde las autoridades les informaron que su hijo había salido de franco para cumplir con una comisión en la ciudad de La Plata, el 24 de mayo de 1977. Al no regresar fue declarado desertor. De la prueba recolectada se conoce que Mellino fue secuestrado el 2 de mayo de 1977, mientras se encontraba prestando servicio militar obligatorio en la Base Naval Puerto Belgrano, conducido al CCD siendo sometido a todo tipo de torturas y vejamenes.

    Aun permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación, lo que sumado a las numerosas evidencias, tratamientos similares que recibieron otras víctimas, lo probado en el resto de las causas que tramitan en el país y en el extranjero, nos lleva a la conclusión que estando privado ilegalmente de su libertad, fue ejecutado por sus captores utilizando algunos de los medios y métodos de los que habitualmente se valían, ocultando luego su cadáver en procura de la impunidad de sus autores.

    Vale destacar que para llevar adelante este tramo de su ilícito obrar, se valieron de lo que tenian a su alcance, participando de diferente forma varios integrantes de las fuerzas de tareas, grupos y unidades de tareas, últimándolo aprovechando la situación de indefensión que ellos mismos habían causado a partir de la forma en que lo tenían en cautiverio.

    Lo narrado se corrobora por las siguientes pruebas colectadas en la causa

    Documental:

    1. Causas agregadas:

    a) Expte. 18517 “Mellino Helvio Alcides s/ Recurso de Hábeas corpus interpuesto en su favor por Héctor Miguel Mellino” iniciado el 10/06/77 ante ante el Juzgado Federal de 1º Instancia. Nº 3 de La Plata a cargo del Dr. Hector Carlos Adamo Secretaria del Dr. Carlos J. Guerello

    b) Expte. 1363 “Mellino Helvio Alcides s/ Recurso de Hábeas corpus” iniciado el 29/06/77 ante ante el Juzgado Federal de 1º Instancia. Nº 3 de La Plata a cargo del Dr. Hector Carlos Adamo Secretaria del Dr. Carlos J. Guerello;

    c) Expte. 83872 “Mellino Helvio Alcides s/ Recurso de Hábeas corpus” iniciado el 28/10/77 ante ante el Juzgado Federal de 1º Instancia. Nº 1 de La Plata a cargo del Dr. Héctor Gustavo de la Serna Secretaria 2.

    d) Expte. 1643 “Mellino Helvio Alcides s/ Recurso de Hábeas corpus” iniciado el 24/02/78 ante ante el Juzgado Federal de 1º Instancia. Nº 3 de La Plata a cargo del Dr. Hector Carlos Adamo Secretaria del Dr. Carlos J. Guerello

    2. Informe del Ministerio de Defensa: Por resolución de fs. 2354 del 22/07/08 se ordenó al Ministerio de Defensa de la Nación un informe sobre la fecha de ingreso, último destino y egreso al servicio militar obligatorio en la Armada Argentina de MELLINO con remisión -en copia auténtica- de toda la documentación relacionada con el mismo existente en la mencionada Fuerza Militar.

    A fs. 3597 con fecha 06/09/08 el Jefe del Estado Mayor General de la Armada -AL Jorge Omar GODOY- informó lo siguiente:

    “...CC58 MR 426829 MELLINO Helvio Alcides DNI 11.839.614 Ingresó: --- Egresó: 01/07/77 Ultimo Destino: BATALLÓN COMANDO (BICO)...”.

    Extrañamente se omite en la respuesta transcripta indicar la fecha de ingreso de MELLINO al servicio militar obligatorio.

    Es útil también señalar que el Batallón de Comando (BICO) se encontraba asentado en la Base Naval de Infantería de Marina (BNIM) y que el mismo dependía orgánicamente de la Brigada de Infantería de Marina Nº 1 (BRIM1) según lo explicado en los apartados 9.3 y 9.5.

    Organismos y Unidades con sede en BNIM

      Comando de Infantería de Marina (COIM)

        Comando Brigada de Infantería de Marina Nº 1 (BRIM1)

          Brigada Infantería de Marina N 1 (BRIM1)

            Batallón Comando (BICO):

              Compañía de Comunicaciones
              Compañia de Policía Militar
              Compañía Comando y Servicios
              Compañía de Exploración
              Compañía Antitanque

    3. “El Escuadrón Perdido... La verdad sobre los 129 soldados secuestrados y desaparecidos durante el gobierno militar”:

    En este libro de la editorial Planeta Argentina SA (Bs. As. 1998) su autor -el Ex-Capitán del Ejército Argentino José Luis D'ANDREA MOHR, entre los soldados desaparecidos en la “Zona 5” menciona, en la pág. 260, a las víctimas de la causa 04/07: MELLINO Helvio Alcides, SAUBIETTE Leonel Eduardo y AGUILAR Guillermo Aníbal

    En relación a MELLINO -pág. 261- afirma lo siguiente:

    “...Mellino, Helvio Alcides - Nació: 6 de marzo de 1953 Desapareció: 25 de mayo de 1977 Unidad: Base Naval Puerto Belgrano Jefe: Capitán de navío Zenón Saúl BOLINO - Comandante de Zona: General Osvaldo R. AZPITARTE - Comandante de Subzona: General Abel Teodoro CATUZZI - Comandante de Zona del domicilio: General Carlos G. SUAREZ MASON - Comandante de Subzona del domicilio: General Juan Bautista SASIAIÑ - Jefe de Area del domicilio: Coronel Roque Carlos PRESTI - Helvio Alcides MELLINO ingresó al servicio militar el 2 de marzo de 1976 y lo asignaron a la Base Naval de Puerto Belgrano, donde fue destinado a la imprenta de Punta Alta. El 3 de septiembre de 1976 un grupo de civiles armados allanó la casa de la familia MELLINO, en La Plata. Revisaron minuciosamente el domicilio, anotaron datos de toda la familia, preguntaron por el hijo y se retiraron sin explicar la razón del operativo. En octubre el conscripto MELLINO fue retirado de la Sección Imprenta de Punta Alta, pese al interés de sus jefes por retenerlo, y transferido a la Sección Baterías. En el nuevo destino, por falta de instrucción, no cubría guardias ni tenía puesto fijo. Helvio Alcides narró eso a sus padres mientras gozaba de su licencia de fin de año. Después de retornar a la Base el muchacho mantuvo con su familia sólo relaciones epistolares, porque todos sus francos fueron rechazados sin explicación. Después de muchos días sin recibir noticias del hijo, los padres viajaron a Puerto Belgrano. Allí las autoridades navales les informaron que su hijo había salido franco el 24 de mayo para cumplir con una comisión ordenada por el teniente de navío José Abdala Figueroa en la Universidad de La Plata. Como no regresó, lo declararon desertor. Helvio Alcides MELLINO continúa desaparecido...”

    4. Militancia: La desaparición y militancia de MELLINO se afirma en www.desaparecidos.org/arg/victimas/m/mellino/ con estas palabras:

    “...Helvio Alcides Mellino “Yogurt” Tenía 22 años Detenido-Desaparecido el 24/5/77. Helvio militaba con la de la organizaciòn anarquista Resistencia Libertaria. Helvio ingresó al servicio militar el 2 de marzo de 1976 y lo asignaron a la Base Naval de Puerto Belgrano, donde fue destinado a la imprenta de Punta Alta. El 3 de septiembre de 1976 un grupo de civiles armados allanó la casa de la familia Mellino, en La Plata. Revisaron minuciosamente el domicilio, anotaron datos de toda la familia, preguntaron por el hijo y se retiraron sin explicar la razón del operativo. En octubre el conscripto Mellino fue retirado de la Sección Imprenta de Punta Alta, pese al interés de sus jefes por retenerlo, y transferido a la Sección Baterías. En el nuevo destino, por falta de instrucción, no cubría guardias ni tenía puesto fijo. Helvio Alcides narró eso a sus padres mientras gozaba de su licencia de fin de año. Después de retornar a la Base el muchacho mantuvo con su familia sólo relaciones epistolares, porque todos sus francos fueron rechazados sin explicación. Después de muchos días sin recibir noticias del hijo, los padres viajaron a Puerto Belgrano. Allí las autoridades navales les informaron que su hijo había salido franco el 24 de mayo para cumplir con una comisión ordenada por el teniente de navío José Abdala Figueroa en la Universidad de La Plata. Como no regresó, lo declararon desertor. Helvio Alcides Mellino continúa desaparecido...”

    Hugo MONTERO y Walter MARINI en el número 62 (octubre 2007) de la Revista Sudestada -Director Ignacio PORTELA, Saenz 271 Piso 1º Lomas de Zamora Tel: (011) 4292-1859- en la página del sito www.revistasudestada.com.ar/web06/article.php3?id_article=435 y bajo el título “Resistencia Libertaria: el anarquismo armado en los 70”señalan:

    “...Resistencia Libertaria era una organización que defendía la constitución de un poder obrero a partir de un clasismo que empujó a sus militantes a “proletarizarse”, que se definía como partido de cuadros y que adoptó como estrategia el concepto de “guerra popular y prolongada”. También, fue el espacio de pertenencia donde confluyeron jóvenes anarquistas con el objetivo de ser protagonistas de un cambio revolucionario... Conocían las diagonales platenses de memoria. Allí habían nacido, allí habían desandado su militancia y allí, ahora, se enfrentaban a la ofensiva policial... La vida (breve, pero intensa) de Resistencia Libertaria va pisando cada una de las marcas mencionadas, pero a las propias complejidades de un desarrollo político incipiente se agregaba, como dificultad extra, su raíz anarquista... A comienzos de la década del 70, grupos dispersos de jóvenes militantes de La Plata, Buenos Aires y Córdoba se reagrupan en la redacción del periódico La Protesta, longevo representante del ideario anarquista, pero en crisis y con serios problemas para garantizar su continuidad, por razones menos económicas que políticas. La convivencia en el periódico entre los viejos compañeros y los nuevos militantes, que llegan con una inserción concreta en el movimiento obrero y notoriamente empapados por el contexto de una izquierda cada vez más radicalizada, con organizaciones armadas como ERP, Tupamaros y la también uruguaya y anarquista Organización Popular Revolucionaria 33 Orientales (OP-33) ganando espacio en los medios por sus arriesgadas operaciones...A partir de marzo de 1971, la polémica comienza a ganar espacio en los artículos de La Protesta: “La guerrilla urbana es una respuesta insurreccional al proceso anulador y mortífero del mundo moderno. Como tal la juzgamos como positiva pero difícil. Desde dentro, o desde fuera de ella nuestros enemigos serán siempre los dos polos, el sistema al que debe destruirse y los métodos de acción que perpetúen las prácticas humanas que son obstáculo para el logro de una verdadera transformación revolucionaria. Si con esa meta clara avenimos a la brega, por una definición antitotalitaria de los procesos en marcha, no debemos vacilar en meternos en ellos como lo hacemos en todos los ámbitos donde la chispa del inconformismo ha prendido”...”

    5. Informe de la Comisión Provincial por la Memoria y Legajo DIPPBA de Helvio Alcides Mellino, de fs. 3350/3388, cuerpo 17, Causa 04/07:

    “Respecto de Helvio Alcides Mellino, no se localizo ficha personal, pero se encontro información referida a su persona en la información digitalizada que posee el archivo:

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo Nº 14279, caratulado “Paradero de Balestrino, Esther de García y otros”. El legajo comprende la solicitud de paradero y las respuestas correspondientes de los organismos policiales, efectuadas entre julio y octubre de 1979, acerca del paradero de Helvio Alcides Mellino, que habria desaparecido desde el 24/03/77. En todos los casos la respuesta es negativa.

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo Nº 15654, caratulado “Solicitud Paradero de Fernandez, Jesús Carlos Alberto y 6 mas”. El legajo comprende la solicitud de paradero y las respuestas correspondientes de los organismos policiales, efectuadas entre abril y mayo de 1980, acerca del paradero de Helvio Alcides Mellino, que habria desaparecido desde el 24/03/77. En todos los casos la respuesta es negativa.

    Mesa “DS”, Carpeta Varios, Legajo Nº 19426, caratulado “Burgueño Pereira, Ada Margaret y otros”. El legajo comprende la solicitud de paradero y las respuestas correspondientes de los organismos policiales, efectuadas entre febrero y noviembre de 1981, acerca del paradero de Helvio Alcides Mellino, que habria desaparecido desde el 24/03/77. En todos los casos la respuesta es negativa.

    En síntesis, de las constancias obrantes en autos se encuentra acreditado que Helvio Mellino, fue secuestrado mientras realizaba el servicio militar obligatorio, alojado en un centro clandestino de detención de la Base Naval Puerto Belgrano, donde fue interrogado y torturado, siendo posteriormente ejecutado, desconociendose el modo y los medios empleados por sus captores para darle muerte; dado que a pesar de las gestiones realizadas por su familia en busca del paradero de su cuerpo, el mismo permanece, al día de hoy, desaparecido.


    III.28.- CASO FERNANDEZ DIANA MIRIAM:

    Entre las 10.30 y las 14.30 hs. del 16 de julio de 1976, Diana Fernández fue privada de su libertad, en momentos en que se encontraba en el domicilio de sus padres, en la localidad de Ingeniero White, por parte de Hernán Lorenzo Payba y personal a su cargo, quienes interrogaron a Fernández y la habían colocado en dependencias de la prefectura, para luego, en horas de la noche, conducirla a dependencias del Comando Vto. Cuerpo de Ejército en Bahía Blanca, unidad desde la cual, Fernández habría sido liberada en la jornada siguiente tras interrogatorios que se le realizaron en dependencias militares.

    Lo narrado se encuentra acreditado por las siguientes pruebas recolectadas en la causa:

    Documental:

    Los documentos vinculados con su detención y liberación -cuyos originales se encuentran en la C.P.M.-, justifican "prima facie":

    a) Que el Prefecto Principal RISSO Oscar José Francisco se desempeñaba como Jefe de la Prefectura Bahía Blanca en el año 1976.

    b) Que los servicios de contrainteligencia advirtieron al Jefe de Prefectura Zona Atlántico Norte que el Jefe de Prefectura Bahía Blanca le había omitido informar la detención de una mujer "...supuestamente vinculada a la OPM MONTONEROS..." hermana de un Oficial Principal de una dotación subordinada,

    c) El rol de la Sección Informaciones del P.Z.A.N. como el Servicio de Inteligencia de la zona.

    d) La actuación del Capitán de Corberta PAYBA Hernán Lorenzo -Comandante del Batallón Comando (BICO) de la Brigada de Infantería de Marina Nº 1 (BRN1) de la Base Naval de Infantería de Marina "Baterías" (BNIM) (v. fs. 1866 y 3669/3735 ap. 7.2.1.)- en la detención de personas.

    e) La actuación del Capitán de Corberta MOLINA Ricardo J. -Jefe de la Subjefatura de Operaciones de la Base Naval Puerto Belgrano- en tareas de inteligencia.

    f) La coordinación de los servicios de inteligencia y contrainteligencia del Comando Vº Cuerpo de Ejército, la Base Naval Puerto Belgrano y la Prefectura Zona Atlántico Norte en la detención e interrogación de "DS" (delincuente subversivo) y,

    g) Las tareas de acumulación de información para la selección, detención e interrogación de "blancos" siguiendo la secuencia dispuesta por el PLACINTARA 75 explicada en la presente resolución y a fs. 2918/2964vta. ap. 11.2.6.; 14.6 y 14.7.

    1. PEDIDO DE INFORME SOBRE UNA DETENIDA: Advertido de la situación por Rt. Nº 102 W GFH 171719, el Jefe de la Prefectura Zona Atlántico Norte -Prefecto Mayor Félix O. CORNELLI- requirió el 17/07/76 por Nota Nº 55 "S"/976 Letra 8687 contenida en "...un sobre cerrado sellado y lacrado..." al Jefe de la Prefectura de Bahía Blanca información acerca de una detención.

    Estos eran los términos:

    "...Habiendo tomado conocimiento esta Jefatura, por FUENTES NO PROPIAS de la detención de DIANA FERNÁNDEZ, hermana del Oficial Principal D. Enrique FERNÁNDEZ, el día 16 del corriente en procedimiento efectuado por Infantería de Marina y que esa Unidad tomó contacto con el hecho, informará ampliamente y de inmediato al respecto, indicando motivos por los cuales no se comunicó hasta el presente dicha novedad, a efectos de la intervención que cabe al Servicio de Inteligencia, por intermedio de la Sección Informaciones de esta Prefectura de Zona..."

    2. EXCUSAS: Ante tal intimación el Prefecto Principal Oscar José F. RISSO -Jefe de la P.B.B-, respondió el 20/07/76 mediante Nota Nº 16/976"S" Letra: Z. Inf. 8054. RI.8. Nº 2"S"/976 de esta manera:

    "...Informo a Ud. que el día viernes 16 del corriente, aproximadamente a las horas 1030 se hizo presente en esta Dependenciapersonal de infantería de Marina a cargo del Capitán de Corbeta (IM) PAIVA, comunicándome que se instalarían con su fuerza en la calle Guillermo Torres, frente a la Unidad, con motivo de tener que llevar a cabo procedimientos anti-subversivos en Ingeniero White. Posteriormente siendo aproximadamente las 1430 horas dicho Capitán en mi despacho me puso en conocimiento que había detenido en el domicilio de los padres, a la señorita DIANA FERNÁNDEZ, hermana del OPCGGE ENRIQUE ALBERTO FERNÁNDEZ de esta dotación.

    En ese mismo instante, en forma telefónica, dicho Oficial me impuso del hecho y dispuse su presencia en la Dependencia cosa que así hizo posteriormente, conjuntamente con su hermana. A todo esto, el Capitán PAIVA me informó que tenía orden superior de proceder a la detención de la srta. FERNÁNDEZ y entregarla al Vto. Cuerpo de Ejército por suponerla relacionada con elementos subversivos (Montoneros).

    La señorita FERNÁNDEZ fue interrogada por un Oficial de la Armada a solas y luego el Capitán PAIVA hizo entrega de la misma al OPCG FERNÁNDEZ, quedando bajo su responsabilidad, manifestando que luego que aclarara la situación comunicaría.

    A hs. 2230 aproximadamente el Capitán PAIVA se hizo presente, informándome que necesitaba con carácter urgente entrevistar al OPCGGE ENRIQUE FERNÁNDEZ para llevar a su hermana por ser imprescindible su entrega en el Comando del Vto. Cuerpo de Ejército. El suscripto le indicó la dirección para dicho cometido. A horas 2320 aproximadamente me entrevisté con el OP FERNÁNDEZ, quién me informó que había entregado a su hermana.

    A la mañana siguiente fuí informado por el citado Oficial que su hermana había sido puesta en libertad luego de ser interrogada esa misma noche y se hallaba en su domicilio, sin imputársele ninguna acusación.

    El suscripto efectuó averiguaciones en forma personal y fue informado que era inocente; que posiblemente se trataba de una equivocación.

    Dejo constancia que no dí conocimiento a esa Jefatura de Zona por omisión y considerar que se trataba de un problema solucionado..."

    3. ARCHIVO DE LAS ACTUACIONES: A través del Memorándum 8687 - IFI Nº 73"ESC"/976 el Prefecto Mayor Félix O. CORNELLI remitió a la Dirección de Prefecturas de Zonas y al S.I.P.N.A. la respuesta del Prefecto Principal RISSO Oscar José F. con un Valor "A-1" y "...continuando con el Rt. Nº 102 W GFH 171719...", resolviendo el Subprefecto Francisco M. MARTÍNEZ LOYDI lo siguiente:

    "...///HÍA BLANCA, septiembre 30 de 1976. Tomando conocimiento, informado al S.I.P. por GFH-171719 y Men. 8687 IFI Nº 73 "ESC"/976 (también dado a DIZO), por disposición del señor Prefecto de Zona ARCHÍVESE..."

    4. PEDIDO DE AMPLIACIÓN DEL S.I.P.N.A.: Lo actuado no conformó al Jefe del Servicio de Inteligencia de la Prefectura Naval Argentina -Perfecto Mayor Maximiliano César ARCE- por cuanto a través del Memorando 8389 GN-1 Nº 257 "ESC" 76 de trámite preferencial, relacionado con el "...ASUNTO: R/Mdo. 8687, IFI Nº 73 "ESC"76...", requirió bajo su firma el 21/12/76 al Prefecto de Zona Atlántico (Sección Informaciones) lo siguiente:

    "...INFORMACIÓN: Relacionado con el Memorando del epígrafe y conforme expresara, solicito amplíe la información respectiva con especial mención de participación y/o vinculación de DIANA MIRIAN FERNÁNDEZ con la OPM MONTONEROS..."

    5. RESPUESTA AMPLIADA DEL P.Z.A.N.: El Prefecto Mayor Félix O. CORNELLI a través del Mem. 8687 IF-I Nº 5 "ESC"/977 del 14/01/77 ordenó "CUMPLIMENTAR" el Mem. 8399 GN-I Nº 257 "ESC"/976 del S.I.P.N.A., obteniendo estas respuestas:

    a) Planilla de Antecedentes:

    "...FERNÁNDEZ, Diana Mirian: Argentina, nacida el 27-8-54 en Bahía Blanca, M.I. 11.481.049, soltera, estudiante en Ciencias Biológicas de la UNS, hija de José Alberto y de María Antonia ARECHAVALA, Domiciliada en calle Nicolás Levalle 2371, Villa Rosas, Bahía Blanca.

    Con el nombre de DIANA FERNÁNDEZ (a) "PAMPI" se encuentra registrada una persona con los siguientes antecedentes:

    06-04-76: Podría ser amiga de Daniel BOMBARA (F).

    07-05-76: Con domicilio registrado en calle Villarino Nº 31, Dpto. 1. En el mismo domicilio pero en el Dpto. 3, vive su primo Fernando BUEZAS que no tiene actividad política ni dentro ni fuera de la UNS. Altura aproximada: 1,70 mts., cabello largo, castaño claro, tez clara, cara delgada, nariz pronunciada. Fué identificada como participante en el atentado a SOSA y CIA en el año 1975.

    Militante de J.U.P. dentro de la actividad universitaria. Se la ha visto entrar en el edificio de Irigoyen 444 de B.Blanca, con una mujer y una criatura (supuestos familiares), y también se la ha visto tomar la Línea 518 en la primera cuadra de la calle Donado.

    Integrante del Grupo RIGANTI.

    BAHÍA BLANCA, Enero 14 de 1977..."

    b) División Contrainteligencia B.N.P.B.:

    "...Cumplimentando... y ampliando... se informa que la citada DIANA MIRIAN FERNÁNDEZ, por intermedio de su ex-novio MÁXIMO CARGNELUTTI quien se encuentra prófugo, había estado vinculada a la OPM "MONTONEROS", ya que se tiene conocimiento que en el año 1972, se la vió repartiendo panfletos de la citada OPM en el barrio donde reside (Villa Rosas).

    La División Contrainteligencia de la Base Naval Puerto Belgrano, tiene registrada una tal DIANA MIRIAN FERNÁNDEZ (a) "PAMPI", sin datos de identidad, con el siguiente antecedentes;

    Fue identificada como participante en el atentado a la firma Sosa y Cía. (año 1975)

    Se la ha visto en reiteradas oportunidades en pareja con una persona a la cual no se pudo identificar, pero que era militante de la Juventud Universitaria Peronista (J.U.P.)

    Se requirió a la Comunidad Informativa local, los antecedentes que pudieran obrar sobre la causante, los que se remitirán de inmediato, una vez recepcionados..."

    c) Secretaría de Inteligencia del Estado:

    "...BAHÍA BLANCA, 19 de enero de 1977. Señor Jefe: Tengo el agrado de dirigirme a Ud. en contestación a su Nota Nº 5 "ESC"/77 Letra 8687, de fecha 14 de enero de 1977, llevando a su conocimiento que FERNÁNDEZ, Diana Mirian, no registra antecedentes en esta Delegación Regional. Cte. Carlos Alberto GOLLETTI WILKINSON Deleg. Reg. SIDE BAHÍA BLANCA..."

    d) Policía Federal Delegación Bahía Blanca:

    "....BAHÍA BLANCA, enero 20 de 1977. Señor JEFE: Tengo el agrado de dirigirme a Ud. en contestación a su nota nº 5 letra 8687 llevando a su conocimiento que Diana Mirian FERNÁNDEZ, no registra antecedentes en esta Unidad... Subcomisario José FRANCO..."

    e) Subjefatura Operaciones de la B.N.P.B.:

    "...ARMADA ARGENTINA - Estrictamente Secreto y Confidencial. - Nº 23/77 "ESC" Letra BNPB,CRH - PUERTO BELGRANO, 27 de enero de 1977. - OBJETO: I/ref. FERNÁNDEZ D. Mirian.

    AL SEÑOR JEFE DE LA SECCIÓN INFORMACIONES DE LA PREFECTURA DE ZONA DEL ATLÁNTICO NORTE.

    Referente a lo solicitado por Mem. Nº 5"ESC"/77 - 8687-IFI, informo que la persona mencionada registra los siguientes antecedentes:

    FERNÁNDEZ Diana Miriam: Con mismo nombre y apellido, DNI 11481049 registra en 1975: Estudiante de Bioquímica en la UNS. Pertenecería a la OPM "MONTONEROS", siendo un miembro importante dentro de la organización junto a su novio Máximo CARGNELUTTI. Estarían intimamente ligados a José GARZA, Jorge RIGANTI, Carlos DAVIT (a) "PELADO", Daniel VITA, "GRACIELA" (novia de DAVIT) y otros; todos de reconocida militancia en la organización subversiva. Los nombrados habrían sido los responsables de los atentados a los concesionarios FIAT, BRANDAWER, y GENERAL MOTORS en Bahía Blanca. V.I: B-2

    16-01-76: La causante fué localizada en el domicilio de Irigoyen 44 de Bahía Blanca, luego de adquirir víveres. A-1

    18-07-76: Detenida por la Brigada de Infantería de Marina Nº 1 y entregada al Comando del V Cuerpo para su interrogatorio, del que surgió que es hermana de un Oficial Principal de la Prefectura Naval Argentina con destino en Ing. WHITE. Reconoce tener amistad con Jorge RIGANTI y Carlos DAVIT, y que su novio vivía en Zelarrayán al 1100 de Bahía Blanca. V.I.: A-1.

    Quedaron dudas sobre la real identidad de la causante, ya que la misma manifestó que en la UNS hay otra persona llamada Diana María FERNÁNDEZ (a) "PAMPI" y que la confunden con ella. V.I.: B-2.

    DISTRIBUCIÓN: Original: Destinatario - Duplicado: Archivo. Base Naval Puerto Belgrano - Subjefatura Operaciones - Ricardo J. MOLINA - Capitán de Corbeta - Jefe..."

    f) División Contrainteligencia B.N.P.B. (26/05/77):

    "...Fecha: 26/5/77... ASUNTO: AMPLIAR INFORMACIÓN...

    FERNÁNDEZ, Diana Mirian: DNI 11.481.049, registra en 1975: Estudiante de Bioquímica en la UNS. Pertenecería a la OPM "MONTONEROS", siendo un miembro importante dentro de la organización junto a su ex-novio MÁXIMO CARGNELUTTI (C.I. 6..623.809, nacido el 28/5/52) actualmente prófugo y con captura recomendada. Ambos estaban ligados intimamente a JULIO GARZA (con único dato que sus padres viven en Balcarce 53 de Tres Arroyos), JORGE RIGANTI (antecedentes en ese Servicio, el que murió en La Plata al estallar un artefacto explosivo que llevaba consigo), CARLOS ALBERTO DAVIT (Men. 163/975), todos de reconocida militancia en la organización subversiva.

    18-07-76: Detenida por Brigada de Infantería Nº 1 y entregada al Comando del V. Cuerpo para su interrogatorio, del que surgió que es hermana de un Oficial Principal de la Prefectura Naval Argentina con destino en Ingeniero White de nombre ENRIQUE FERNÁNDEZ, reconociendo estar ligada a las personas nombradas en el primer párrafo., Posteriormente fue dejada en libertad, teniendo en cuenta que era familiar de un integrante de las FFSS., y que quedaban dudas sobre la real identidad de la causante, ya que la misma manifestó que en la Universidad Nacional del Sur hay otra persona llamada Diana MARÍA FERNÁNDEZ (a) "Pampi",, C.I. 2.557.312 -Legajo Universitario 10.339 y que la confunden con ella. A este respecto se estableció que la nombrada en último término, no tiene nada que ver con ninguna organización subversiva.

    26-05-77: Actualmente se encuentra en libertad y es muy vigilada por los Servicios.

    De surgir novedades sobre el accionar de la citada DIANA MIRIAN FERNÁNDEZ, se comunicará de inmediato..."

    6. NUEVO PEDIDO DE AMPLIACIÓN DEL S.I.P.N.A.: A tres años de lo actuado, el nuevo Jefe del Servicio de Inteligencia de la Prefectura Naval Argentina -Perfecto Mayor Juan Eduardo MOSQUERA- a través del Oficio Nº 12 - "C" Letra 8389 GT9 requirió bajo su firma el 06/05/80 al Prefecto de Zona Atlántico (Sección Informaciones) lo siguiente:

    "...Atento los Memorandos 8687 - IFI - Nros. 73 - "ESC"/76; 5 y 34 "ESC"/77, y con el fin de determinar fehacientemente si la referenciada Fernández, hermana del SPCGGESCCA Enrique Alberto FERNÁNDEZ, supuestamente vinculada a la OPM, realmente ha participado o colaborado con esa organización.

    Surge este requerimiento en razón de que la información suministrada no especifica terminantemente tal incursión, al indicarse expresiones tales como "habría estado vinculada a la OPM", "pertenecería a la OPM", etc., mientras que la valoración de la Fuente y de la Información sostiene que es "A-1".

    Se acusará recepción del presente mediante RT en claro. REFERENCIAS: Expte. Local A-2310-ESC/76..."

    7. RESPUESTA AL S.I.P.N.A.: La Sección Información de la Prefectura Zona Atlántico Norte por segunda vez a cargo del Subprefecto MARTÍNEZ LOYDI Francisco Manuel respondió el 16/07/80 por Memorándum 88"ESC"/980 8687/IFI al oficio precedente utilizando "...FUENTE: PROPIA Y COMUNIDAD INFORMATIVA LOCAL..."

    Señaló allí:

    "....ASUNTO: CUMPLIMENTAR OFICIO 9389 GT9 Nº 12"C"/980

    INFORMACIÓN: Para conocimiento de ese Servicio y cumplimentando el Oficio de epígrafe, se informa que:

    - DIANA MIRIAM FERNÁNDEZ, estuvo vinculada sentimentalmente con el DT MÁXIMO CARGNELUTTI (a) "TANO", integrante de la BDT "MONTONEROS". Dicha relación se inició en el año 1973. (Valoración "A-1").

    - Al margen de su efectiva relación sentimental, CARGNELUTTI la habría captado para integrar la Juventud Universitaria Peronista. (Valoración "B-2").

    - En el año 1974 habría concurrido al Campamento de la JUP realizado en Paso Piedras (Bs. As.) con los DDTT JORGE LUIS PERALTA (a) "ALCIDES"; HORACIO FORTUNATO MALLIMACCI (a) "YOYI"; MARÍA MARGARITA BALIÑA (a) "MARGA"; ANA INÉS CIOCCHINI (a) "NATI" o "ROSITA"; ALICIA BIDART; JORGE JUAN RIGANTI (a) "JUAN" o "ANTEOJO"; LUIS ALBERTO SOTUYO (a) "FITO"; MARÍA GRACIELA IZURIETA (a) "KELA"; SILVIA LAURA CASTILLA (a) "CHOLA"; NORBERTO MIGLIORICCI (a) "BETO"; LILIANA PIZA (a) "LECHUGA" o "LALALA"; BRUNO SUSANI (a) "FRANCÉS"; HEBER TAPATA; ANA CLARA OBLONDIENER; CARLOS MAGARIÑOS (a) "PAJARITO"; SILVIA ELENA MARILLA (a) "YUYO"; CLAUDIA JULIA CIOCCHINI (a) "POLENTA" o "SOLEDAD" y otros (Valoración "B-2").

    - Agosto/Diciembre de 1974, aparentemente participó en el acto relámpago realizado en la intersección de las calles Brown y O'Higgins de esta ciudad con los DDTT TEODORO ALFREDO BONFIGLIO (a) "RAMÓN" o "ESTEBAN"; (a) "JUAN" o "ANTEOJO"; ARTURO MIGUEL ROSES (a) "COQUITO"; ELIZABETH FRERS (a) "MARTA" o "ELY"; (a) "YOYI"; MARÍA GRACIELA IZURIETA (a) "CORTA"; MARÍA LUISA BUFFO (a) "PETISA" o "TOPO" y otros (Valoración "B-2")

    - 1974/75, presuntamente intervino en cortes de calles realizado en la intersección de Alsina y Dorrego de Bahía Blanca con los DDTT "RAMÓN" o "ESTEBAN"; MIGUEL ANGEL PÉREZ (a) "RATÓN"; MARIO RODOLFO CRESPO (a) "CACHO"; EDUARDO GONZÁLEZ (a) "LALO"; (a) "COQUITO"; JOSÉ LUIS ROBINSON (a) "NEGRO" O "ERNESTO"; MIGUEL ANGEL GARCÍA (a) "GALLEGOS"; JOSÉ ANTONIO GARZA (a) "PECOS" o "TINCHO" y otros; en la intersección de las calles Don Bosco y Charlone de esta ciudad con los DDTT (a) "PECOS" o "TINCHO"; (a) "COQUITO"; (a) "MARTA" o "ELY"; RICARDO GABRIEL DEL RÍO (a) "PROLIJO"; (a) "RAMÓN" o "ESTEBAN"; (a) "PETISA" o "TOPO"; MABEL LÍA TEJERINA (a) "RABA" o "ALICIA" y otros. (Valoración "B-2").

    - Enero de 1975, habríase desempeñado en la JUP en el ámbito de la Carrera Ingeniería Química con los DDTT (a) "FLEQUILLO"; ENRIQUE HORACIO SILVERI (a) "PIRRY"; ALBERTO ALFREDO SANTECCHIA (a) "CONEJO" y (a) "RAMÓN" o "ESTEBAN" como responsable (Valoración "B-2").

    - En la conmemoración de los hechos de TRELEW habría intervenido en un corte de puente llevado a cabo en la zona de Villa Mitre con los DDTT (a) "RAMÓN" o "ESTEBAN"; MARÍA ANGÉLICA FERRARI (a) "PIRUCHA": (a) "TANO"; JOSÉ ANTONIO CORTEZ (a) "MARTÍN" o "SALTEÑO"; (a) "RUDY"; (a) "RABA" o "ALICIA"; (a) "MARTA" o "ELY" y CARLOS ALBERTO PUSETTO (a) "JULIÁN" o "MONJE" como responsable (Valoración "B-2")

    - Agosto/setiembre 1975, proseguiría desempeñándose en la JUP, en el ámbito de Ingeniería Química con los DDTT (a) "FLEQUILLO"; (a) "PIRUCHA"; (a) "PIRRY"; (a) "RABA" o "ALICIA" y (a) "RAMÓN" o "ESTEBAN"como responsable (Valoración "B-2").

    Año 1975, es detenida por las FFLL recuperando su libertad (Valoración "A-1"). A fines de ese mismo año habría abandonado su militancia en la BDT "MONTONEROS" a pedido de su familia (Valoración "B-2").

    APRECIACIÓN: En base a los antecedentes obrantes en esta Sección y Comunidad Informativa Local y las investigaciones efectuadas en los años precedentes, se estima que DIANA MIRIAN FERNÁNDEZ, estuvo vinculada por lazos afectivos con el DDTT CARGNELUTTI, quién la habría captado aprovechándose de esa relación, siendo utilizada para realizar tareas de menor cuantía. Se aprecia que efectivamente y en base a las averiguaciones practicadas DIANA MIRIAN FERNÁNDEZ, habría abandonado su militancia después de recuperar su libertad durante el año 1975..."

    8. CONCLUSIÓN: Estos contradictorios memorandums como los enérgicos -y morosos- reclamos jerárquicos para depurarlos, ponen en evidencia tanto la discrecionalidad de los oficiales de inteligencia en la valoración de sus anotaciones como su real influencia en la suerte de los detenidos al cambiar -en la distribución y apreciación de esos datos- certeza por conjetura.


    IV.- AUTORIA, CALIFICACION LEGAL Y PARTICIPACION DE LOS IMPUTADOS

    Consideraciones generales.

    Los hechos que se imputan a los acusados fueron cometidos por tanto en el contexto de un plan sistemático y secreto de represión diseñado y ejecutado desde el aparato de poder. Sus intervenciones determinaron, ejecutaron, facilitaron y permitieron la materialización de los hechos de privación ilegal de la libertad de las víctimas mencionadas, el alojamiento en los CCD que funcionaban dentro de ese circuito represivo, la imposición de torturas así como el asesinato de algunas de ellas.

    No cabe duda que los imputados conocían la ilicitud del sistema y transmitieron, favorecieron o ejecutaron sin miramientos las órdenes que dieron lugar a las conductas que aquí se reprochan.

    IV.a.- calificación legal – Subsunción jurídica en el derecho internacional y en el derecho interno.

    IV.a.1.- Desde el derecho Internacional.

    Los crímenes cometidos durante la última dictadura militar argentina, en los cuales participaron los procesados, y tal cual se caratula en la presente causa, son crímenes contra la humanidad.

    El derecho internacional ha instituido claramente los crímenes contra la humanidad como cualesquiera de una serie de actos inhumanos, incluidos el homicidio intencional, el encarcelamiento, la tortura y la desaparición forzada, cometidos como parte de un ataque generalizado o sistemático contra cualquier población civil, tanto en tiempos de guerra como de paz.

    Entre tales actos inhumanos se encuentran pues: el asesinato, el exterminio, la tortura, el sometimiento a esclavitud, la deportación, la persecución por motivos políticos, raciales o religiosos, el encarcelamiento arbitrario, la desaparición forzada de personas y otros actos inhumanos.

    Es decir, cuando este tipo de actos se cometen de manera sistemática o a gran escala, dejan de ser crímenes comunes para pasar a subsumirse en la categoría más grave de crímenes contra la humanidad.

    El Secretario General de las Naciones Unidas explicó que los crímenes contra la humanidad contemplados en el artículo 5 del Estatuto del TPIY se referían a "actos inhumanos de naturaleza muy grave, cometidos como parte de un ataque extendido o sistemático" |1| . De igual modo, el Estatuto del Tribunal Penal Internacional para Ruanda ("TPIR”), confiere jurisdicción al Tribunal de Ruanda sobre crímenes contra la humanidad "cuando hayan sido cometidos como parte de un ataque generalizado o sistemático". |2|

    Según Doudou Thiam, Relator Especial de la Comisión de Derecho Internacional de la ONU (1983 - 1995): "Un acto inhumano cometido contra una sola persona podría constituir un crimen contra la Humanidad si se situara dentro de un sistema o se ejecuta según un plan, o si presenta un carácter repetitivo que no deja ninguna duda sobre las intenciones de su autor (...) un acto individual que se inscribiera dentro de un conjunto coherente y dentro de una serie de actos repetidos e inspirados por el mismo móvil: político, religioso, racial o cultural". |3|

    En el Proyecto de Código de Crímenes contra la Paz y Seguridad de la Humanidad (en adelante, "Código de Crímenes"), la Comisión de Derecho Internacional de las Naciones Unidas explica que "forma sistemática" quiere decir "con arreglo a un plan o política preconcebidos. La ejecución de ese plan o política podría llevar a la comisión repetida o continua de actos inhumanos. Lo importante de este requisito es que excluye el acto cometido al azar y no como parte de un plan o política más amplios". |4|

    La Comisión de Derecho Internacional entiende por "comisión en gran escala" que "los actos se dirijan contra una multiplicidad de víctimas. Este requisito excluye el acto inhumano aislado cometido por un autor por su propia iniciativa y dirigido contra una sola víctima" |5| . El Estatuto de Nuremberg tampoco incluía este requisito. No obstante, el Tribunal, al examinar los actos inhumanos como posibles crímenes de lesa humanidad subrayó también que la política de terror "se realizó sin duda a enorme escala" |6| .

    En el texto aprobado en primera lectura por la Comisión de Derecho Internacional se utilizó la expresión "de manera.... masiva" para indicar el requisito de una multiplicidad de víctimas. Esta expresión se sustituyó por la de "en gran escala" en el texto de 1996, por ser suficientemente amplia para comprender distintas situaciones que supongan una multiplicidad de víctimas, por ejemplo como consecuencia del efecto acumulativo de una serie de actos inhumanos o del efecto aislado de un solo acto inhumano de extraordinaria magnitud.

    Se trata de dos requisitos alternativos, en consecuencia, un acto podría constituir un crimen contra la humanidad si se diera cualquiera de esos dos requisitos.

    En el Proyecto de Código de Crímenes contra la Paz y la Seguridad de la Humanidad de 1996 (que contiene las directrices para esta cuestión desarrolladas por la Comisión de Derecho Internacional de las Naciones Unidas y que se tomó como base para formular el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional), artículo 18, se exige también una actuación "instigada o dirigida por un gobierno o por una organización política o grupo" |7| .

    La alternativa tiene por objeto, según la Comisión de Derecho Internacional, excluir el caso de que una persona cometa un acto inhumano por su propia iniciativa al realizar su plan criminal propio, pero sin que exista ningún estímulo ni dirección por parte de un gobierno, o de un grupo u organización.

    Baste recordar que el Tribunal de Nuremberg declaró el carácter criminal de varias organizaciones creadas con el fin de cometer, inter alia, crímenes contra la humanidad. El Estatuto de Nuremberg y las sentencias reconocieron la posibilidad de una responsabilidad penal basada en la pertenencia de una persona a una organización criminal de esa índole.

    Una conducta criminal aislada de una sola persona, explica la Comisión de Derecho Internacional, no constituiría un crimen contra la humanidad. "Sería sumamente difícil para una sola persona que actuase aislada cometer los actos inhumanos [crímenes contra la humanidad] previstos en el artículo 18". |8|

    Por último, y conforme a la redacción del artículo 18 del Código de Crímenes ya mencionado, la definición de crímenes contra la humanidad no incluye el requisito de que el acto se cometa en tiempo de guerra o en relación con crímenes contra la paz o con crímenes de guerra, tal cual exigía el Estatuto de Nuremberg.

    La autonomía de los crímenes contra la humanidad se reconoció en instrumentos jurídicos posteriores, que no incluyeron ese requisito. Ni la Ley No. 10 del Consejo Aliado de Control, aprobada poco después del protocolo de Berlín, ni la Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de los Crímenes de Lesa Humanidad de 1968 [artículo 1(b)], ni los Estatutos más recientes de los Tribunales Penales Internacionales para la ex Yugoslavia (artículo 5) y Ruanda (artículo 3), incluyen ningún requisito de conexión sustantiva con otros crímenes relacionados con un estado de guerra.

    IV.a.1. 1.- Elementos comunes a los crímenes contra la humanidad.

    La sentencia del TPIY de 27 de septiembre de 2006 recaída en el caso Prosecutor v. Momčilo Krajišnik |9| , define los elementos comunes de los crímenes contra la humanidad de una manera sintética y clara, recogiendo la doctrina que ha ido aplicando el tribunal a lo largo de los años en que ha funcionado. El único elemento que no es predicable respecto de los crímenes contra la humanidad en general, es el consistente en que éstos aparezcan ligados a la existencia de un conflicto armado.

    Este vínculo es, como aclara el propio TPIY, una limitación jurisdiccional que le viene impuesta a este tribunal por el propio Estatuto, pero no forma parte de la definición de crímenes contra la humanidad basada en el derecho consuetudinario. En el plano convencional, o de los tratados, la propia “Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes de lesa humanidad” |10| de las Naciones Unidas, señala en su artículo I:

    Los crímenes siguientes son imprescriptibles, cualquiera que sea la fecha en que se hayan cometido:

      . . .

      b) Los crímenes de lesa humanidad cometidos tanto en tiempo de guerra como en tiempo de paz, según la definición dada en el Estatuto del Tribunal Militar Internacional de Nuremberg, de 8 de agosto de 1945, y confirmada por las resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas 3 (I) de 13 de febrero de 1946 y 95 (I) de 11 de diciembre de 1946, aun si esos actos no constituyen una violación del derecho interno del país donde fueron cometidos.

    Efectuada esta aclaración, se transcriben a continuación los párrafos correspondientes de la sentencia Krajisnik a efectos de explicar cuáles son los elementos comunes a los crímenes contra la humanidad:

      702. El acta de acusación formula cinco cargos de crímenes contra la humanidad contra el Acusado al amparo del Artículo 5 del Estatuto del Tribunal. Se le acusa de exterminio (cargo 4) o, alternativamente, de asesinato (cargo 5), de conformidad con los Artículo 5 b) y 5 a) del Estatuto, respectivamente. Los crímenes de deportación (cargo 7) y “otros actos inhumanos (traslado forzoso)” (cargo 8) son formulados separada y acumulativamente siguiendo los Artículos 5 d) y 5 i) del Estatuto, respectivamente. Al procesado también se le acusa de persecución por motivos políticos, raciales o religiosos (cargo 3) de conformidad con el Artículo 5 h) del Estatuto.

      703. El Artículo 5 del Estatuto dispone: “El Tribunal Internacional estará facultado para enjuiciar a las personas responsables de los siguientes crímenes cuando hayan sido cometidos en el marco de un conflicto armado, de carácter internacional o interno, y dirigidos contra cualquier población civil”, a lo que le sigue un listado de los crímenes. El párrafo entrecomillado incorpora los requisitos generales de los crímenes contra la humanidad. La Sala procederá a considerar la interpretación judicial de estos requisitos.

      704. Cometidos en el marco de un conflicto armado. Ésta es una limitación jurisdiccional que pesa sobre el Tribunal y que no es parte del la definición de crímenes contra la humanidad establecida en derecho consuetudinario |11| . [...]

      705. Ataque generalizado y sistemático dirigido contra cualquier población civil. Para que los actos del perpetrador constituyan un crimen contra la humanidad han de formar parte de un ataque generalizado o sistemático dirigido contra cualquier población civil. Bajo este requisito general, han de distinguirse los siguientes elementos:

      (i) ha de existir un ataque;
      (ii) el ataque ha de ser generalizado o sistemático;
      (iii) el ataque ha de estar dirigido contra cualquier población civil;
      (iv) los actos del perpetrador han de ser parte del ataque;
      (v) el perpetrador ha de saber que existe un ataque generalizado o sistemático dirigido contra una población civil y que sus actos son parte de este ataque. |12|

      706. La Sala realiza también las siguientes observaciones jurídicas:

      (a) Ataque. La noción de “ataque” es diferente de la de “conflicto armado”, aún si el ataque y el conflicto armado pueden estar relacionados e incluso ser indistinguibles. |13| Un ataque lo conforma una conducta que causa un daño físico o mental, así como los actos preparatorios de esa conducta. |14|

      (b) Generalizado o sistemático. “Generalizado” se refiere a la naturaleza a gran escala del ataque. |15| “Sistemático” hace referencia al carácter organizado del ataque. |16| La prueba de la existencia de un plan o una política detrás del ataque constituye prueba relevante de este elemento, pero la existencia del plan o la política no es un elemento jurídico propio del crimen. |17|

      (c) Dirigido contra cualquier población civil. A la hora de determinar el alcance del término población “civil”, la Sala de Apelaciones ha considerado relevante el Artículo 50 del Protocolo I Adicional a las Convenciones de Ginebra de 1949, a pesar de que las Convenciones son fuentes primarias del derecho internacional humanitario. El protocolo define a un “civil” como a todo individuo que no es miembro de las fuerzas armadas o que, en todo caso, no sea un combatiente. Población civil engloba todas las personas que son civiles en ese sentido. El Artículo 3 común de las Convenciones de Ginebra es también una guía sobre el significado de “población civil” a los efectos de crímenes contra la humanidad. Esta disposición refleja “consideraciones elementales de humanidad” que son de aplicación bajo el derecho internacional consuetudinario a cualquier conflicto armado. |18| Fija un nivel mínimo de protección de las “personas que no participen directamente en las hostilidades.” De conformidad con la jurisprudencia sobre este asunto, la Sala entiende que “población civil”, a los efectos de crímenes contra la humanidad”, incluye no sólo a los civiles en sentido estricto, sino también a las personas que no participan directamente en las hostilidades. |19|

    La expresión “dirigido contra” indica que es la población civil la que ha de ser el objeto principal del ataque. No se requiere que el ataque se dirija contra la población civil de la totalidad del área en consideración. |20|

      (d) Los actos del perpetrador han de ser parte del ataque. Este elemento tiene como finalidad excluir los actos aislados. Un acto se consideraría como acto aislado cuando tiene que ver tan poco con el ataque, considerando el contexto y las circunstancias en que fue cometido, que no puede afirmarse razonablemente que haya sido parte del ataque. |21|

      (e) Conocimiento por parte del perpetrador. El perpetrador ha de saber que existe un ataque generalizado o sistemático dirigido contra cualquier población civil y que sus actos son parte de ese ataque. |22| No es necesario que el perpetrador tenga un conocimiento detallado del ataque. No son relevantes los motivos que inducen al perpetrador a tomar parte en ese ataque. No es necesario que el perpetrador comparta la finalidad del ataque, y puede cometer un crimen contra la humanidad por razones meramente personales. |23|

    Que el crimen en cuestión tiene que ser cometido directamente contra una población civil lo ha manifestado también el TPIY en sus sentencias Kunarac, Kovac and Vukovic (Trial Chamber) 22.02.2001; (Appeals Chamber) 12.06.2002. parr 90. A su vez, no es necesario que sea contra la totalidad de la población, pero si un número suficiente, representativo de ella [ICTY Kunarac, Kovac and Vukovic, (Appels Chamber) 12.06.2002, parr 90]. La exigencia de ataque contra la población civil viene a significar una actuación de conformidad con políticas de Estado o de una organización no estatal, pero que ejerce el poder político "de facto".

    Por su parte, la sentencia Núm. 16/2005, de la Audiencia Nacional de España, de 19 de abril de 2005, dictada en el caso Scilingo, lleva a cabo la siguiente sistematización de los elementos definidores del tipo de lesa humanidad a partir de la jurisprudencia del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (“TPIY”):

      “La definición del delito de lesa humanidad en nuestro Código penal viene establecida sobre la base de la comisión de un hecho concreto: homicidio; lesiones; detenciones ilegales, etc. (delito subyacente), dentro del contexto de un ataque generalizado o sistemático contra la población civil o contra una parte de ella, considerando que, en todo caso, se considerará delito de lesa humanidad la comisión de tales hechos: 1º Por razón de la pertenencia de la víctima a un grupo o colectivo perseguido por motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos, culturales, religiosos o de género u otros motivos universalmente reconocidos como inaceptables con arreglo al derecho internacional; 2º En el contexto de un régimen institucionalizado de opresión y dominación sistemáticas de un grupo racial sobre uno o más grupos raciales y con la intención de mantener ese régimen.

      (...) En cuanto a los elementos definidores del delito de lesa humanidad, la jurisprudencia del Tribunal de la Ex-Yugoslavia, a través de distintas sentencias de aplicación de su Estatuto, ha venido estableciendo una serie de elementos o puntos definidores del delito y su prueba, que por su utilidad y aplicabilidad al presente caso, sistematizamos a continuación:

      1) El crimen tiene que ser cometido directamente contra una población civil. ICTY Kunarac, Kovac and Vukovic (Trial Chamber) 22.02.2001; (Appels Chamber) 12.06.2002. parr 90.

      2) No es necesario que sea contra la totalidad de la población, pero si un número suficiente (representativo de ella) ICTY Kunarac, Kovac and Vukovic, (Appels Chamber) 12.06.2002, parr 90.

      3) La población ha de ser predominantemente civil. ICTY Kordic and Cerkez (Trial Chamber) 26.02.2001, parr. 180; Naletilic and Martinovic, (Trial Chamber) 31.03.2003, parr. 235; Jelisic, (Trial Chamber) 14.12.1999, parr. 54.

      4) La presencia de no civiles no priva del carácter civil a la población. Prosecutor v. Kupreskic et al. (Trial Chamber) 14.01.2000, para 549.

      5) Procede hacer una interpretación amplia del concepto de población civil. Jelisic, (Trial Chamber) 14.12.1999, parr. 54; Prosecutor